La descarga está en progreso. Por favor, espere

La descarga está en progreso. Por favor, espere

Lectura y redacción a través de la literatura. ¿Por qué y para qué leemos y escribimos?

Presentaciones similares


Presentación del tema: "Lectura y redacción a través de la literatura. ¿Por qué y para qué leemos y escribimos?"— Transcripción de la presentación:

1 Lectura y redacción a través de la literatura

2 ¿Por qué y para qué leemos y escribimos?

3 Aprendizaje basado en problemas vs. aprendizaje tradicional

4 Ejercicio de escritura Escribe una declaración de amor y una declaración de odio. Lean tres o cinco personas sus textos. Discutan qué semejanzas y diferencias advirtieron entre las declaraciones. El lenguaje estuvo bien empleado para resolver el problema planteado.

5 ¿Qué son los actos de habla? Se entiende por acto de habla la unidad básica de la comunicación lingüística, propia del ámbito de la pragmática, con la que se realiza una acción (orden, petición, aserción, promesa...).

6 ¿Qué son los actos de habla? Según Austin, al producir un acto de habla, se activan simultáneamente tres dimensiones: Un acto locutivo (el acto físico de emitir el enunciado, como decir, pronunciar, etc.). Este acto es, en sí mismo, una actividad compleja, que comprende, a su vez, tres tipos de actos diferentes: – acto fónico: el acto de emitir ciertos sonidos; – acto fático: el acto de emitir palabras en una secuencia gramatical estructurada; – acto rético: el acto de emitir las secuencias gramaticales con un sentido determinado. Un acto ilocutivo o intención (la realización de una función comunicativa, como afirmar, prometer, etc.) Un acto perlocutivo o efecto (la (re)acción que provoca dicha emisión en el interlocutor, como convencer, interesar, calmar, etc.) De este modo, al emitir un enunciado como [te prometo que lo haré] estamos, por un lado, diciendo algo (acto locutivo); prometiendo una acción (acto ilocutivo) y provocando un efecto (convencer de la promesa al interlocutor).

7 ¿Qué son los actos de habla? Searle agrupa los actos de habla en cinco categorías: los actos de habla asertivos dicen algo acerca de la realidad: [el teatro estaba lleno]; los directivos pretenden influir en la conducta del interlocutor: [no te olvides de cerrar con llave]; los compromisivos condicionan la ulterior conducta del hablante: [si tengo tiempo pasaré a saludarte]; en los expresivos el hablante manifiesta sus sentimientos o sus actitudes: [lo siento mucho, no quería molestarle] y los declarativos modifican la realidad [queda rescindido este contrato].

8 ¿Qué son los actos de habla? En una primera versión de su teoría, Searle establece una relación directa entre la forma lingüística de una expresión y la fuerza ilocutiva del acto de habla que se realiza al emitirla (siempre que ello se dé en las condiciones apropiadas); así, por ejemplo, con un imperativo se estaría dando órdenes, y con una interrogativa, solicitando información. Posteriormente, observa que en muchas ocasiones se da una discrepancia entre la forma lingüística y la fuerza ilocutiva: con una pregunta puede estar haciéndose una sugerencia, o dando un mandato. Ello lo lleva a establecer el concepto de acto de habla indirecto, para referirse a los casos en que el significado literal no coincide con la fuerza ilocutiva o intención, como ocurre ante un enunciado del tipo [¿puedes cerrar la ventana?], donde bajo la pregunta se esconde una intención de petición. Si se respondiera literalmente a este enunciado, la respuesta podría ser un [sí, puedo]. En cambio, al formularla, lo que esperamos es que el interlocutor cierre la ventana.

9 Funciones lingüísticas Con el término funciones lingüísticas se alude a un determinado tipo de unidades de la lengua que resultan de analizarla desde la perspectiva del uso que de ella se hace y no de la de su estructura formal. Así, con el enunciado [¿Por qué no venís a comer a casa este fin de semana?] un hablante puede estar haciendo una invitación.

10 Existen casi 140 funciones lingüísticas, pero como entre ellas algunas tienen coincidencias, han sido clasificadas en ocho grupos o categorías.

11 Ofrecer o pedir información IdentificaciónDescripciónNarración Expresar y comprobar actitudes intelectuales Acuerdo y desacuerdo Aceptar o declinar una invitación Expresar y comprobar actitudes emocionales GustoSorpresaMiedo Expresar y comprobar actitudes morales AprobaciónDisculpaAprecio Persuadir Sugerir comportamientos o actividades AconsejarPrevenir Usos sociales de la lengua Saludar y despedirse Felicitar Estructurar el discurso Introducir temas en la conversación Indicar el final del discurso Controlar la comunicación Solicitar la repetición de información Comprobar que uno haya sido comprendido

12 Modos discursivos

13 Narración

14 Descripción

15 Argumentación

16 Modo discursivoTemaLengua NarraciónHechos en el tiempoAdverbios de tiempo Verbos perfectivos: pasado remoto y pasado reciente Conectores temporales DescripciónHechos en el espacioAdverbios de lugar Verbos imperfectivos: tiempo presente e imperfecto Adjetivos calificativos Sustantivos con precisión léxica ArgumentaciónIdeas y manifestaciones del hablante Verbos del tipo decir, creer, opinar, etcétera. Oraciones subordinadas: causales, consecutivas, adversativas. Conectores causales, adversativos. Relación entre tesis y argumentos.

17 Texto / Modos discursivos AdecuaciónNivel cultoLéxico variadoOrtografía Cohesión: morfosintaxis Oraciones completasPuntuaciónConectoresSustitutos textualesCoherencia: semántica Unidad temática global e ideas principales por párrafo Rasgos lingüísticos del modo discursivo

18 Texto y propiedades textuales

19 ¿Qué es un texto? Los textos, dependiendo de su extensión, son precisamente una o varias oraciones gramaticales, que a su vez son formadas por un conjunto de palabras. Los textos no necesariamente son escritos. También se les llama textos a mensajes íntegros que se forman con sonidos (verbales y no verbales) o con imágenes. Un texto es un mensaje íntegro que posee cohesión, coherencia y adecuación, en el que cada uno de sus elementos contribuye a formar un significado total con una intención comunicativa específica. Tiene un qué (tema) y un para qué (objetivo).

20 Texto / Modos discursivos AdecuaciónNivel cultoLéxico variadoOrtografía Cohesión: morfosintaxis Oraciones completasPuntuaciónConectoresSustitutos textualesCoherencia: semántica Unidad temática global e ideas principales por párrafo Rasgos lingüísticos del modo discursivo

21 Propiedades textuales: adecuación Además de conocer el tema y el propósito del emisor, determinar para quién estará dirigido el mensaje resulta relevante pues de ello depende en gran medida el tipo de lenguaje que se utilizará. A esto se le llama adecuación.

22 Adecuación y niveles del habla No hablamos nuestra lengua de la misma forma en diferentes situaciones comunicativas. Esto se debe a la variación de la norma lingüística y del habla en los diversos estratos sociales.

23 El habla Habla: Acto individual del ejercicio del lenguaje, producido al elegir determinados signos, entre los que ofrece la lengua, mediante su realización oral o escrita. Esto es, la utilización que cada uno de los hablantes hace de la lengua, que cada quien utiliza de manera muy parcial. Hay tres grandes formas en que actualizamos nuestra lengua al usarla.

24 Niveles del habla Vulgar CultaColoquial

25 Niveles del habla Un mismo mensaje puede ser expresado en distintos niveles del habla.

26 Ya chole chango chilango que chafa chamba te chutas no checa andar de tacuche y chale con la charola. Si choco saco chipote la chota no es muy molacha chiveando a los que machucan se va en morder su talacha.

27 Nivel vulgar Uso de pleonasmos: repetición de una misma idea: Volver a repetir / Mas pero sin embargo Alteración consonántica: ahuja por aguja / guevo por huevo. Desplazamiento consonántico: murciégalo por murciélago / pediórico por periódico. Reducción de diptongos: pos por pues / ¿Vas a ir? por ¿Vas ir?

28 Nivel vulgar Alteración vocálica: tiatro por teatro / yerba por hierba. Aumento de sonidos finales: agarraste por agarrastes. Supresión de sonidos finales: ciudá por ciudad. Formación incorrecta de plurales: gentes por gente. Uso incorrecto de formas verbales: haiga por haya / vaigamos por vayamos.

29 Nivel coloquial Abuso de diminutivos: chiquito, niñito Abuso de aumentativos: grandote, perrote Sobrenombres o apodos: El Güero, el Taza Uso de refranes y frases idiomáticas: Más vale pájaro en mano que cien volando; Harina de otro costal; A otro perro con ese hueso. Términos humorísticos e imprecisos: campana. Apócopes: Ceci por Cecilia; ma por mamá; pa por papá.

30 Nivel culto Vocabulario amplio Gran apego a las normas gramaticales de la academia: concordancia…

31 Breve repaso sobre ortografía

32 Criterios de adecuación léxico formal: utiliza un registro culto (preciso, sin dobles sentidos) corrección morfosintáctica: evitar – abuso de diminutivos y aumentativos: chiquita, grandota – adición o supresión de sonidos finales: agarrastes, ciudá – reducción de diptongos: pos, ¿vas ir? – queísmos: Me di cuenta que llegó – dequeísmos: Te voy a contar de que nos fue mal – anacolutos: El emperador que vio sus ropas rojas y remendadas… – ultracorrecciones: bacalado léxico variado: evitar repeticiones buena ortografía

33 Texto / Modos discursivos AdecuaciónNivel cultoLéxico variadoOrtografía Cohesión: morfosintaxis Oraciones completasPuntuaciónConectoresSustitutos textualesCoherencia: semántica Unidad temática global e ideas principales por párrafo Rasgos lingüísticos del modo discursivo

34 Propiedades textuales: cohesión Asimismo, los textos deben tener cohesión. La cohesión es el conjunto de procedimientos léxicos y gramaticales que permiten relacionar correctamente las oraciones e ideas de un texto.

35 Propiedades textuales: cohesión Para asegurar la cohesión, un texto escrito recurre fundamentalmente a los conectores (enlazan elementos y establecen relaciones en los textos, pueden marcar la entrada de los párrafos en un orden determinado, unir una oración con otra mostrando causas, consecuencias, adiciones, oposiciones, etcétera); las anáforas o sustitutos textuales (también sirven para señalar relaciones en la construcción del texto, desde el momento en que se refieren a algo ya mencionado o por mencionarse mediante algún recurso como pronombres, sinónimos, etcétera) y la puntuación.

36 Propiedades textuales: cohesión Para comprender mejor la cohesión hay que recuperar algunos aspectos morfosintácticos, como el de la oración, las funciones sintácticas, las categorías léxicas, los circunstanciales y los conectores, los pronombres, los verbos, los adverbios, las anáforas. ¿Qué es la morfología y la sintaxis? Su objetivo: estructurar bien la oración y el texto es estructurar bien el pensamiento.

37 La oración y sus elementos ¿Qué necesitamos para formar una oración en español? ¿En cuál de las siguientes opciones podríamos tener algo parecido a una oración? ¿Por qué? 1.asdfghjklñ mnbvcxz poiuytrewq 2.vigilante pasar obra 3.gato rasguñar cara perro 4.insectos alas no tener

38 La oración y sus elementos Podría ser cualquiera de las tres últimas. Porque, para empezar, necesitamos palabras; y para esto, necesitamos articular sonidos y morfemas con base en algunas reglas.

39 La oración y sus elementos Ahora bien, en nuestras para que nuestras opciones puedan considerarse oraciones, sus palabras deben establecer algún tipo de relación. Pero no podemos unir aleatoriamente las palabras entre sí, puesto que cada palabra tiene algunas funciones y usos específicos. Por eso, no podríamos formar una oración uniendo las palabras gato perro o pasar rasguñar.

40 La oración y sus elementos Pero sí podríamos formar una oración uniendo las palabras gato rasguñar cara perro. Aunque, claro está que nos faltaría hacer cambios para que la oración termine de cobrar su sentido pleno: El gato rasguñó la cara del perro. Pero, ¿el significado de una oración depende únicamente del significado de las palabras que la formen?

41 La oración y sus elementos Disponiendo las mismas palabras en otro orden también tenemos una oración aunque con un sentido completamente distinto: El perro rasguñó la cara del gato. Por lo cual, tenemos que concluir que una oración (esto es, la forma más pequeña de mensaje) tiene significado tanto por las palabras que contiene como por el orden en que se estructura la oración.

42 La oración y sus elementos Ahora bien, más allá de interrogarnos por el significado de las palabras, ¿qué preguntas hace nuestra mente para comprender el significado que tiene el orden de las palabras en una oración?

43 Pensemos en nuestra oración, con algunos cambios: El gato amarillo de mi tía rasguñó la cara del perro ayer en el parque. Para comprenderla, inconscientemente nos preguntamos lo siguiente: – ¿De quién habla el mensaje? – ¿Qué características tiene ese ser del que se habla? – ¿Qué hace? – ¿Qué objeto o ser es afectado por su acción? ¿Sobre quién recae la acción? – ¿Para quién va dirigida la acción? – ¿En qué circunstancias (de tiempo, de lugar, de modo, de causa, de compañía, etcétera) ocurrió?

44 ¿Qué palabras dan respuesta a las preguntas que se hace nuestra mente para interpretar una oración? A la palabra o grupo de palabras que dan respuesta a esas preguntas les llamamos funciones sintácticas.

45 PreguntaRespuestaFunción sintáctica ¿De quién habla el mensaje? gato Sujeto Núcleo de sujeto ¿Qué características tiene ese ser del que se habla? el, amarillo, de mi tíaModificador directo y modificador indirecto ¿Qué hace?rasguñó Predicado Núcleo del predicado ¿Qué objeto o ser es afectado por su acción? la cara del perroObjeto o complemento directo ¿Para quién va dirigida la acción? Objeto o complemento indirecto ¿En qué circunstancias ocurre la acción? ayer, en el parqueComplementos circunstanciales

46 Como podemos darnos cuenta, las palabras de nuestras oraciones se refieren a dos temas: – el ser del que trata la oración – la acción que este ser realiza Todas las palabras que se refieren al primero forman el sujeto. Todas las palabras que se refieren al segundo constituyen el predicado.

47 Dentro del sujeto encontramos la funciones sintácticas de: – Núcleo de sujeto – Modificador directo – Modificador indirecto Dentro del predicado encontramos las funciones sintácticas de: – Núcleo del predicado – Objeto o complemento directo – Objeto o complemento indirecto – Complemento circunstancial

48 Elgatoamarill o demitíarasguñ ó lacaradelperro M.D.N.S.M.D.M.I.N.P.O.D. SujetoPredicado ayeren el parque C.T.C.L. Predicado

49 Formulándonos esas preguntas, hagamos el análisis oracional de dos oraciones más: – El primo de Isabel compró un anillo para su novia el sábado pasado. – La cumbre del Monte Everest ha sido una prueba difícil para los alpinistas durante muchos años.

50 ¿Cómo se organizan las palabras en una oración para poder responder a dichas preguntas y adquirir determinadas funciones sintácticas?

51 Veamos otros ejemplos de oración: – El vigilante de la obra no nos dejó pasar. – No todos los insectos tienen alas. – El gobierno ha sido inflexible ante el fraude. – La ocurrencia de Juan nos hizo reír a todos.

52 Su estructura: núcleo verbo y núcleo sustantivo En la oración, las palabras se polarizan en torno a dos núcleos. Veamos la oración 1: – El vigilante de la obra no nos dejó pasar. La palabra dejó cambiará de forma si la hacemos acompañar de yo, tú, él, nosotros, ustedes o ellos: – Yo no los dejé pasar. – Tú no nos dejaste pasar. – Él no nos dejó pasar. – Nosotros no los dejamos pasar. – Ustedes no nos dejaron pasar. – Ellos no nos dejaron pasar.

53 Su estructura: núcleo verbo y núcleo sustantivo En las oraciones: – No todos los insectos tienen alas; – El gobierno ha sido inflexible ante el fraude; – La ocurrencia de Juan nos hizo reír a todos A las palabras tienen, ha sido e hizo les pasará lo mismo si las hacemos acompañar de yo, tú, él, nosotros, ustedes o ellos.

54 Su estructura: núcleo verbo y núcleo sustantivo Las palabras que, como dejó, tienen, ha sido e hizo, tienen condicionada su forma por la presencia alternativa de yo, tú, él, nosotros, ustedes o ellos pertenecen a la categoría de verbos. Uno de los dos núcleos de la oración es siempre una palabra perteneciente a esta categoría. Así pues, son núcleos del predicado en nuestros cuatro ejemplos los verbos dejó, tiene, ha sido, hizo.

55 Su estructura: núcleo verbo y núcleo sustantivo El otro núcleo de la oración es aquella palabra en la que un determinado cambio de forma impone un determinado cambio de forma en el verbo. Si en la oración 1 sustituimos vigilante (que denota un vigilante) por vigilantes (que denota varios), automáticamente el verbo dejó habrá de convertirse en dejaron: – Los VIGILANTES de la obra no nos DEJARON pasar. Lo mismo ocurrirá en las otras oraciones.

56 Su estructura: núcleo verbo y núcleo sustantivo Estas palabras que, dentro de la oración, imponen al verbo una determinada forma según aparezcan ellas en la forma que corresponde a uno (singular) o a varios plural, pertenecen a la categoría de sustantivos. Así como uno de los núcleos es siempre un verbo, el otro núcleo es siempre un sustantivo.

57 Concordancia Algunas palabras de la oración cambian su forma como consecuencia del cambio de forma del núcleo sustantivo. – EL (vigilante, gobierno) se convierte en LOS (vigilantes, gobiernos). – TODOS (los insectos) se convierte en TODO (insecto). – INFLEXIBLE (gobierno) se convierte en INFLEXIBLES (gobiernos). – LA (ocurrencia) se convierte en LAS (ocurrencias).

58 Concordancia Esta acomodación formal de unas palabras a otras, llamada concordancia, es manifestación entre otras de la fuerza de cohesión que une las palabras dentro de la oración y que constituye uno de los caracteres de ésta. Hay dos tipos de concordancia: nominal y verbal.

59 Concordancia nominal Hay concordancia nominal: coincidencia de género y número entre sustantivo, artículo y adjetivo: la paloma blanca, unos libros viejos. pronombre y antecedente o consecuente: A tus hijas las vi ayer; Les entregué el dinero a tus hermanos. sujeto y complemento predicativo: Ella estaba cansada; Sus pantalones estaban rotos.

60 Concordancia verbal Hay concordancia verbal: coincidencia de número y persona entre verbo y sujeto: El vigilante de la obra no nos dejó pasar; Los vigilantes de la obra no nos dejaron pasar.

61 Sujeto y predicado Las palabras se adhieren primariamente a uno de los dos núcleos que hemos señalado. Las palabras que se agrupan alrededor del núcleo sustantivo constituyen con él el sujeto; las que se agrupan alrededor del núcleo verbo forman con él el predicado.

62 Sujeto y predicado SujetoPredicado El vigilante de la obrano nos dejó pasar No todos los insectostienen alas El gobiernoha sido inflexible ante el fraude La ocurrencia de Juannos hizo reír a todos

63 ¿Cuáles son las otras palabras que se adhieren como partes del sujeto y del predicado?

64 El sujeto y sus elementos Elemento o función sintáctica Tipo de palabra o categoría léxica Ejemplo Núcleo del sujeto Sustantivo -El vigilante de la obra no nos dejó pasar. -Juan no nos dejó pasar. Pronombre-Tú no nos dejaste pasar. Modificadores directos o adjuntos Artículo -El vigilante de la obra no nos dejó pasar. -No todos los insectos tienen alas. Adjetivo -No todos los insectos tienen alas. Modificadores indirectos o sustantivos complementos Sustantivo con preposición -El vigilante de la obra no nos dejó pasar.

65 El predicado y sus elementos Elemento o función sintáctica Tipo de palabra o categoría léxica Ejemplos Núcleo de predicadoVerbo -El vigilante de la obra no nos dejó pasar Complementos circunstanciales Adverbios (con o sin preposición) -El vigilante de la obra no nos dejó pasar hoy/antes -El vigilante de la obra no nos dejó pasar para allá. Sustantivos (con artículo, adjetivo o preposición) -El vigilante de la obra no nos dejó pasar al cuarto de máquinas. -El vigilante de la obra no nos dejó pasar cinco minutos después. Objeto directoSustantivo (con o sin preposición a + artículo) -El vigilante de la obra no dejó pasar alimentos. -Una hembra de mosquito mata a una persona cada doce segundos. -El gato rasguñó la cara del perro. Pronombre con preposición -María le llamó a él. -El gobierno nos convocó a nosotros para el festejo. Objeto indirectoSustantivo con o sin preposición -El vigilante de la obra no dejó pasar al niño. -El vigilante de la obra no dejó pasar a Pedro. Pronombre-Juan compró un regalo para ella. -Juan te compró un regalo a ti. PredicativoAdjetivo-Ella estaba cansada. -Sus pantalones estaban rotos.

66 Coordinación de elementos Como podemos ver también tenemos palabras que nos permiten enlazar palabras dentro de la oración y también oraciones distintas. Son las preposiciones y las conjunciones. Veamos, en la anterior diapositiva, cómo funcionan. Estas también nos permiten construir oraciones subordinadas o proposiciones.

67 Además de los sustantivos y de los verbos, hay otros siete tipos de palabras que, dependiendo de su uso, pueden formar parte o del sujeto o del predicado o de ambos.

68 OraciónSujetoNúcleoSustantivoPronombreModificadores Modificador directo ArtículoAdjetivo Modificador indirecto Sustantivo con o sin preposición AdjetivoProposiciones Oraciones subordinadas que tienen otra función dentro de ella PredicadoNúcleoVerboModificadoresObjeto directo Sustantivo con o sin preposición Pronombre con o sin preposición Objeto indirecto Sustantivo con o sin preposición Pronombre con o sin preposición Complemento circunstancial Adverbio con o sin preposición TiempoLugarModoProposiciones Oraciones subordinadas que tienen otra función dentro de ella

69 Así, en total, tenemos nueve categorías léxicas: sustantivos, pronombres, artículos, adjetivos, verbos, adverbios, preposiciones, conjunciones e interjecciones, que dependiendo de la forma en que se organizan responden a una u otra de las preguntas con las que interpretamos las oraciones y, por tanto, tienen una u otra función sintáctica. Ejercicio: completar las oraciones con el tipo de palabra que se requiera en determinadas funciones.

70 El gato amarillo de mi tía rasguñó la cara del perro. El primo de Isabel compró un anillo para su novia el sábado pasado. La cumbre del Monte Everest ha sido una prueba difícil para los alpinistas durante muchos años.

71 Una hembra de mosquito mata a una persona cada doce segundos. El banco de ojos es demasiado pequeño para sus muebles. Sara y yo hicimos tiempo en torno al escritorio del doctor Garmendia.

72 Texto / Modos discursivos AdecuaciónNivel cultoLéxico variadoOrtografía Cohesión: morfosintaxis Oraciones completasPuntuaciónConectoresSustitutos textualesCoherencia: semántica Unidad temática global e ideas principales por párrafo Rasgos lingüísticos del modo discursivo

73 Conectores del discurso

74 Las anáforas o sustitutos textuales Anáfora: referencia entre un elemento del texto y otro aparecido antes o después.

75 AnáforasGramaticalesElipsisPronombresProadverbiosLéxicas Para sustantivos Para verbos

76 Anáforas gramaticales Pronombres: palabras especializadas en sustituir el nombre o segmentos mayores. – Pronombres personales de tercera persona: Lo traje a la fiesta; Le vendí los muebles. – Pronombres reflexivos: Juan se baña. – Pronombres demostrativos: Pedro y Juan son distintos; éste es…. – Pronombres relativos: El libro que dejé en el comedor. – Posesivos de tercera persona: He visto a Carmen. Su cara… – Pronombres indefinidos: Todos estaban allí: su padre, su madre…; Mis amigos reprobaron Matemáticas; algunos no podrán inscribirse. – Pronombres interrogativos: ¿Quién ha venido? Juan.

77 Anáforas gramaticales Proadverbios: Especializados en sustituir adverbios o complementos circunstanciales. Fui al parque y allí encontré a mi primo. Elipsis: se trata de una forma especial de sustitución en la que no se menciona el sustituto. Ejemplo: Tengo un coche y tú no.

78 Breve repaso sobre puntuación

79 ¡Buena suerte, señor Gorsky! El 20 de julio de 1969, Neil Armstrong se convirtió en el primer hombre que pisaba la superficie lunar, al tiempo que decía: Este es un pequeño paso para el hombre, pero un gran paso para la humanidad. A su regreso al interior de la nave Apolo XI, antes de cruzar la compuerta, dijo: ¡Buena suerte, señor Gorsky!, frase que puso a orbitar a millones de mentes a su alrededor por más de 25 años. Comunicadores de todo el mundo le preguntaron qué significaban aquellas palabras, pero Armstrong sólo se limitaba a sonreír misteriosamente. Se dice que, finalmente, el 5 de julio de 1995, en una conferencia de prensa en Tampa, Florida, el astronauta accedió a despejar la incógnita, habido el deceso del personaje en cuestión. Lo que Neil Armstrong relató fue que, siendo niño cuando no imaginaba que volaría más allá de la frontera terrestre jugaba beisbol con sus amigos y una bola fue a dar a la ventana lateral de la casa de sus vecinos, los señores Gorsky. Al acercarse a recoger su pelota, el pequeño escuchó a su vecina, muy molesta, diciendo: ¡¿Sexo oral?! ¿Quieres sexo oral? ¡Lo tendrás el día que el hijo del vecino se pasee por la Luna!

80 Criterios de cohesión

81 Propiedades textuales: coherencia La coherencia es la propiedad de los textos que permite identificar el tema, las ideas principales y secundarias y las relaciones lingüísticas (sobre todo semánticas), lógicas, temporales y culturales que se establecen en un texto para que éste tenga progresión temática.

82 Propiedades textuales: coherencia La coherencia, por su parte, implica el orden en que se exponen las ideas; las distintas partes que componen el mensaje deben estar relacionadas entre sí y darle unidad de sentido al texto. Esto se consigue, sobre todo, mediante la construcción de relaciones semánticas y lógicas en el texto.

83 Campos semánticos e isotopías Son el conjunto de palabras que se relacionan por su significado Color: azul, pintar, luz, rojo Basura: suciedad, desperdicio, cesto, recolección, reciclaje Deporte: canchas, entrenadores, jugadores, futbol, árbitros, temporadas, entrenamiento, fanáticos, squash, salud.

84 ¡Buena suerte, señor Gorsky! El 20 de julio de 1969, Neil Armstrong se convirtió en el primer hombre que pisaba la superficie lunar, al tiempo que decía: Este es un pequeño paso para el hombre, pero un gran paso para la humanidad. A su regreso al interior de la nave Apolo XI, antes de cruzar la compuerta, dijo: ¡Buena suerte, señor Gorsky!, frase que puso a orbitar a millones de mentes a su alrededor por más de 25 años. Comunicadores de todo el mundo le preguntaron qué significaban aquellas palabras, pero Armstrong sólo se limitaba a sonreír misteriosamente. Se dice que, finalmente, el 5 de julio de 1995, en una conferencia de prensa en Tampa, Florida, el astronauta accedió a despejar la incógnita, habido el deceso del personaje en cuestión. Lo que Neil Armstrong relató fue que, siendo niño cuando no imaginaba que volaría más allá de la frontera terrestre jugaba beisbol con sus amigos y una bola fue a dar a la ventana lateral de la casa de sus vecinos, los señores Gorsky. Al acercarse a recoger su pelota, el pequeño escuchó a su vecina, muy molesta, diciendo: ¡¿Sexo oral?! ¿Quieres sexo oral? ¡Lo tendrás el día que el hijo del vecino se pasee por la Luna!

85 ¿Qué implica leer bien?

86 ¿Qué competencias o habilidades exige la lectura?

87 Aplicaciones prácticas para la cohesión Expresar ideas semejantes utilizando categorías gramaticales distintas y formular nuevos mensajes basándose en estructuras sintácticas conocidas. Concordancia nominal y verbal en tus oraciones. Evitar anacolutos. – Consiste en la falta de rigor o consecuencia sintáctica al construir una frase o periodo: El empleado de quien te hablé, lo han ascendido. –> Forma incorrecta. Para que la frase tenga sentido, el empleado de quien te hablé debería ser el sujeto de una oración pasiva: El empleado de quien te hablé ha sido ascendido.o bien, el complemento directo de la oración principal, cambiando el por la contracción al: Al empleado de quien te hablé lo han ascendido. El anacoluto suele producirse cuando se hacen incisos largos y quedan demasiado alejados los términos que deberían concordar.


Descargar ppt "Lectura y redacción a través de la literatura. ¿Por qué y para qué leemos y escribimos?"

Presentaciones similares


Anuncios Google