La descarga está en progreso. Por favor, espere

La descarga está en progreso. Por favor, espere

B. LOS PRINCIPIOS DE INTERPRETACIÓN (LA HEURÍSTICA BÍBLICA) Los principios principales están en la DV 12 Habiendo hablado Dios en la Sda. Escritura por.

Presentaciones similares


Presentación del tema: "B. LOS PRINCIPIOS DE INTERPRETACIÓN (LA HEURÍSTICA BÍBLICA) Los principios principales están en la DV 12 Habiendo hablado Dios en la Sda. Escritura por."— Transcripción de la presentación:

1 B. LOS PRINCIPIOS DE INTERPRETACIÓN (LA HEURÍSTICA BÍBLICA) Los principios principales están en la DV 12 Habiendo hablado Dios en la Sda. Escritura por hombres y a la manera humana, para que el intérprete de la Sda. Escr. comprenda lo que El quiso comunicarnos, debe investigar con atención lo que preten- dieron expresar realmente los hagiógrafos y plugo a Dios manifestar con las palabras de ellos.

2 Para descubrir la intención de los hagiógrafos, entre otras cosas hay que atender a los géneros literarios. Siguen los principios de la DV 12: Y como la Sagrada Escritura hay que leerla e interpretarla con el mismo Espíritu con que se escribió, para descubrir con exactitud el sentido de los textos sagrados, hay que atender no menos diligentemente al contenido y a la unidad de toda la Sagrada Escritura, teniendo en cuenta debidamente la Tradición viva de toda la Iglesia y la analogía de la fe.

3 CAPÍTULO I: LOS DOS PRINCIPIOS FUNDAMENTALES 1. Estructura orgánica de los principios de interpretación En la DV12 vimos tres párrafos. El 2º es un desarrollo del 1º. Así que los dos principios fundamentales de interpretación estaban en el primer y tercer párrafo. Sobre estos dos pilares se apoyan los demás criterios metodológicos. 1 Principio: Deus in sacra Scriptura per homines more hominum locutus est.

4 2. Principio: Sacra Scriptura eoden Spiritu quo scripta est etiam legenda et interpretanda est. La 1ª fórmula es de un texto de san Agustín (De civitate Dei 16,2). La 2ª es de san Jerónimo (Comentario a Gal 5,19-21). Esta 2ª estaba ya en la Spiritus Paraclitus. De estos dos principios proceden dos grupos de criterios, unos conside- rando que han intervenido autores humanos, y otros considerando al autor divino. Los dos están entrelazados y esta fuerte unión entre los dos la establece la Dei Verbum.

5 La frase de la Dei Verbum: se debe tener en cuenta con no menor diligencia, une y crea una relación entre los criterios del primer y tercer párrafos. Pero en la forma como se enuncian hay una clara referencia al origen divino de la Sagrada Escritura. Dos frases importantes en la DV: Dios ha hablado y con su Espíritu han sido escritos los libros sagrados Por lo tanto subraya que los textos bíblicos tienen un origen divino.

6 El primer principio: Dios ha hablado a los hombres en lenguaje humano. Aquí se marcan tres principios: -Origen divino de la Escritura. -Autoría del escritor inspirado -Principio de intencionalidad. Sobre la importancia de indagar en la intencionalidad divina y humana la Dei Verbum hace referencia para la comprensión del texto. La intencionalidad divina y humana se entrelazan hasta formar una única intencionalidad, aunque haya diferencias.

7 Para comprender mejor la intencionalidad del hagiógrafo, el 2º párrafo que vimos de la DV12 se refiere a que atendamos al estudio de los géneros literarios El segundo principio: la lectura en el Espíritu Distinguimos dos órdenes de criterios: -Respecto a la actitud del intérprete: La S.Escritura hay que leerla e interpretarla con el mismo Espíritu con que se escribió: DV Respecto al objeto de estudio: Se debe tener en cuenta el contenido y la unidad de toda la Escritura, y también la Tradición viva de toda la Iglesia y la analogía de la fe.

8 2. El substrato teológico de los principios de la hermenéutica bíblica. El método exegético. Por los principios presentados, derivados de la DV 12, vemos que la exégesis debe ser considerada una verdadera ciencia teológica. Esto es porque la teología se ocupa de la verdad revelada, sobre lo que nos ha manifestado Dios. Por lo tanto la hermenéutica debe adoptar los métodos propios de la teología, aunque manteniendo su peculiaridad de ciencia positiva para examinar los textos.

9 El método teológico busca fundamentar sus afirmaciones en la autoridad de Dios que revela, y penetra en el contenido de la revelación con la razón iluminada por la fe. Los pilares del método teológico son: la fe, la autoridad de Dios y la razón iluminada por la fe. La teología distingue entre los criterios: -Los específicos o dogmáticos de la ciencia teológica. Por ellos es posible conocer la autoridad de Dios que revela. -Los que pertenecen al ámbito de la razón, respetando las exigencias de la fe: razón iluminada por la fe.

10 El método exegético debe desarrollar la propia investi- gación con una adhesión constante a la verdad salvífica. Como ciencia teológica requiere criterios que permitan establecer el querer y la intencionalidad divina. Como ciencia específica, la exégesis debe utilizar los me- dios que el progreso científico pone a disposición del hom- bre: estudio textual, literario e histórico, a la luz de la fe. La exégesis, ciencia teológica positiva, debe integrar técnicas del análisis textual en una vi- sión de fe que tenga en cuenta la unidad de la Biblia, la Tra- dición y la analogía de la fe.

11 Una metodología única y un único acto hermenéutico. En la hermenéutica católica hay reglas propias y reglas comunes de interpretación. Se pueden llamar: reglas específicas y racionales. Las propias provienen de que la Escritura es de origen divino y tiene un contenido sobrenatural. Las comunes viene de que es un libro que tiene autor humano y se presenta de modo humano. Por eso es común como cualquier otro libro escrito por hombres. Estas reglas se llaman racionales, porque la razón ejerce una función proporcionada a ella.

12 Las reglas de interpretación propias y comunes no pueden considerarse de modo separado, con tareas independientes. Esto es porque es un libro divino-humano: inspirado por Dios y escrito por medio de los hagiógrafos. Las reglas de interpretación deben seguir las exigencias del objeto de investigación y la relación que la teología establece entre fe y razón. Las reglas comunes se deben aplicar a la Biblia de modo peculiar: la razón debe intervenir en el campo de la fe, sin perder su propia autonomía, pero guiada por la fe. Contribuye a conocer la verdad salvífica, que supera la capacidad humana.

13 Metodología exegética e inspiración bíblica. Como el hagiógrafo es un autor inspirado, el contenido intencional de sus escritos corresponde al contenido intencional de Dios. Por eso las reglas para conocer las intencionalidades sirven una para la otra. El texto de la Biblia es inspirado. No es un texto simplemente arqueo- lógico, sino un texto vivo, enraiza- do en la Tradición viva de la Igle- sia, que exige una actitud de escu- cha para abrirse a la comprensión. Esto se debe tener en cuenta en las tareas de tipo filológico, literario, histórico...

14 Esta actitud hermenéutica no elimina el esfuertzo intelectual de búsqueda, pues la fe requiere siempre el ejercicio de la razón, según el adagio: fides quaerens intellectum. Así pues, la exégesis requiere que el intérprete aplique en una única perspectiva las reglas y criterios hermenéuticos que corresponden tanto al ámbito de la razón como de la fe.

15 No es admisible para una visión católica la división, a partir de Gabler, de exégesis dogmática y crítica. Por el hecho de que ni con sola la fe ni con sola la razón se puede hacer teología. La única metodología adecuada es: Deus in sacra Scriptura, per homines, more hominum, locutus est. Esta fórmula reclama la unidad de la Biblia y la unidad del método a seguir para conocerla.


Descargar ppt "B. LOS PRINCIPIOS DE INTERPRETACIÓN (LA HEURÍSTICA BÍBLICA) Los principios principales están en la DV 12 Habiendo hablado Dios en la Sda. Escritura por."

Presentaciones similares


Anuncios Google