La descarga está en progreso. Por favor, espere

La descarga está en progreso. Por favor, espere

1. 2 PRIMER NIVEL DE CATEQUESIS DE ADULTOS VIDA NUEVA VIDA NUEVA.

Presentaciones similares


Presentación del tema: "1. 2 PRIMER NIVEL DE CATEQUESIS DE ADULTOS VIDA NUEVA VIDA NUEVA."— Transcripción de la presentación:

1 1

2 2 PRIMER NIVEL DE CATEQUESIS DE ADULTOS VIDA NUEVA VIDA NUEVA

3 3 Agenda Retiro de Vida Nueva (Un día completo) Presentación y Oración -(suficiente espacio para la oración)- Bloques 1 y 2: Bases cristianas – Palabra de Dios Pastoreo por comunidad. Descanso. Bloques 3 y 4: Oración y culto – Mi cuerpo eclesial local Pastoreo por comunidad. Almuerzo. Bloques 5 y 6: Mi comunidad – Testigos y evangelizadores Pastoreo por comunidad. Plenario: evaluación de los tres pastoreos Preparación a la Eucaristía. Solemne celebración eucarística.

4 4 En este retiro no se va a repetir lo que ya en la Pequeña Comunidad se conoció y se compartió, aquí se revisa y se proporciona una experiencia profundamente vivencial con base a los contenidos de cada tema; por tanto, conviene hacer énfasis en los siguientes aspectos y pastoreo apropiado. Cada catequista podrá enriquecer este retiro, desde la Palabra de Dios y experiencia que el Señor Jesús le ha dado en su vida personal a través de la Nueva Evangelización. Esta catequesis parte de la doctrina cristiana, para que en la pequeña comunidad, se encarne en la práctica de la vida diaria y éste quehacer de todos los días, sea transformado en verdadera vida cristiana con criterios, actitudes y comportamientos, con su vinculación propia a la Iglesia como testigos de la fe y apóstoles de la construcción del Reino.

5 5 Bloques 1 y 2: Bases Cristianas Conversión permanente. Transformación en Cristo. Señorío de Jesús. Docilidad al Espíritu. Palabra de Dios La Biblia en las manos. El Dios vivo me habla hoy a través de su Palabra. Escrita por hombres y en lenguaje humano Cómo estudiar la Biblia de forma personal.

6 6 CONVERSIÓN PERMANENTE: La conversión supone primero un cambio interior hecho por Dios y en referencia a Él. Convertirse es siempre volverse de … para volverse a Jesús como Salvador, para tener salvación y Vida Nueva. La conversión implica siempre un salir, dejar, morir al hombre viejo, al pecado, a la carne; y caminar hasta la total transformación en Jesús. Sólo el Espíritu Santo da conciencia de pecado, es decir, que sólo Él puede hacer que reconozcamos nuestra situación real, actual y lo que necesitamos cambiar, y sólo Él nos puede indicar hacia dónde debemos dirigirnos.

7 7 TRANSFORMACIÓN EN CRISTO: El seguimiento de Jesús empieza con un acto de la voluntad que da una adhesión, que expresa claramente una aceptación de Jesús, que entra a nuestra vida como Salvador, se le reconoce como Señor, y entonces el Espíritu Santo produce experiencia de encuentro con Cristo. Sólo Dios es santo y la santidad se pega por contagio, en la comunión con Él sobre todo en la oración con Dios, ejercicio de las virtudes teologales (Fe, Esperanza, Caridad), donde se logra la transformación en el Señor. Condiciones para la transformación en Cristo: - Agradar en todo al padre y cumplir su voluntad. - Seguir a Jesús y ser su discípulo fiel - Ser dócil y no contristar al Espíritu Santo.

8 8 SIERVOS DEL SEÑOR: Sepa con certeza toda la casa de Israel que Dios ha constituido Señor a Jesús, a quien ustedes han crucificado (Hch 2, 36). ¿Es Jesús tu Señor?, ¿Quién o qué está en el centro de tu vida y de tus intereses? ¿Qué lugar tiene el Señor y sus cosas en tu vida? Tres áreas importantes de aplicación del Señorío de Jesús: Tiempo, Trabajo y Dinero.

9 9 DÓCILES AL ESPÍRITU: Ser dóciles al Espíritu significa e implica: Abrirnos, dejarnos mover y conducir por Él en todas sus intervenciones de su amplia y rica acción transformadora en nosotros. Ser dóciles al Espíritu, es ser hombre espiritual y no hombre carnal (1 Cor 2-3; Rom 8, Gal 5), es decir, ser lleno, ungido y gobernado en todo por el Espíritu, de tal manera que todo su pensar, juzgar, desear, actuar y reaccionar sea en el Espíritu y no en la carne, con criterios evangélicos y no mundanos. El Reino de Dios, el Señorío de Jesús y el Reinado del Espíritu Santo debe ser el centro de su vida, lo único absoluto y primario, y todo lo demás relativo y secundario.

10 10 LA BIBLIA EN LAS MANOS: Libro que no se cae de las manos, que ojalá al dormirnos, lo último que hagamos y lo último que tengamos entre manos sea la Palabra de Dios. Lectura personal y continuada, por orden, es decir, tomar un libro, leerlo por orden completo, y al terminarlo, tomar otro libro y leerlo, también completo, en clima de oración, en aquel diezmo diario que debemos tener. Enviaré hambre a la tierra, pero no hambre de pan, ni sed de agua, sino de escuchar la palabra de Dios Am 8, 11 … Pero lo más importante es encarnarla, llevarla y aplicarla a la vida, pidiendo al Espíritu Santo la gracia de que siempre sea viva y eficaz.

11 11 DIOS ME HABLA HOY: Dios me habla interiormente, además por los acontecimientos. Dios me habla cuando yo escucho la Palabra, especialmente en la Asamblea litúrgica, fundamentalmente en la Eucaristía, aunque en todos los sacramentos hay lectura; me habla cuando se lee en la comunidad y los demás escuchan; cuando la leo, la estudio y la medito personalmente. Toda la Biblia es Palabra de Dios, como dice San Pablo: … fue hecha para nuestra enseñanza, y toda es Palabra de Dios 1 Tim 2,13 Dios también inspiró el Antiguo Testamento y no sólo el Nuevo, como dice el Credo, que el Espíritu Santo habló por los profetas. Dios permanentemente sigue hablando en su Palabra: la Biblia, la Sagrada Escritura. Si tomamos conciencia de que es Dios el que habla en su Palabra, nuestra actitud, escucha y receptividad, cuando la escuchamos en la Asamblea Litúrgica o cuando la leemos la consideraremos como una carta personalmente dirigida a nosotros.

12 12 EN LA HISTORIA Y LENGUAJE HUMANO: Dice la Constitución conciliar Dei Verbum n. 13 sobre la divina revelación: escrita por hombres y en lenguaje humano Eso quiere decir que, aunque en el fondo Dios es el autor de la Biblia, fue escrita por personas humanas, no por ángeles; en una época determinada, en un momento concreto de la historia de Israel y del primer siglo de la Era cristiana; con una cosmovisión del momento. En la historia y lenguaje humano, lenguaje en el sentido global de la palabra, no sólo idioma, hebreo, arameo, griego; hay unos que usan un lenguaje muy bien hecho, muy perfecto como un buen literato y hay uno muy vulgar, muy pobre literariamente, pero atrás de todo eso está Dios dándonos un mensaje espiritual.

13 13 INTERPRETACIÓN, APLICACIÓN, TRANSMISIÓN Y OBSERVACIÓN: Interpretación: Responde a la pregunta ¿Qué significa ese pasaje?, ¿Cómo se interpreta?, ¿Qué dice? Aplicación: Es descubrir cómo se lleva a la vida, responde a la pregunta: ¿Qué significa para mí personalmente?, ¿Qué verdades puedo yo poner en práctica, qué cambios tengo que hacer en mi vida a partir de esta palabra? Transmisión: Es comunicarla a otros a través de la enseñanza, catequesis, evangelización … Observación: Es desmenuzar el texto, leer tratando de encontrar el propósito con el que fue escrito el texto, descubrir quien habla, a quién, qué dice, dónde, cuándo, por qué, y cómo; identificar expresiones de tiempo, hoy, ayer, hace un mes, dentro de un año; descubrir lecciones para tu vida; orar e invocar al Espíritu Santo para que nos guíe, ilumine y enseñe.

14 14 PASTOREO: BLOQUES 1 Y 2 I. Cada catequista con su pequeña comunidad inicia el pastoreo con un momento de oración. I. En orden hace las preguntas para reflexión y diálogo. III. Termina el pastoreo con un momento de oración. (ordinariamente el pastoreo se programa para 30 minutos) En tu experiencia de encuentro con Cristo ¿Qué frutos de cambio y transformación has visto en tu vida? ¿Tiene la Palabra de Dios en tu realidad actual poder transformador?. Comparte

15 15 Bloques 3 y 4: Oración y culto Religiosidad popular y devociones. En Espíritu y en verdad. Comunión directa con Dios. Vida sacramental. Mi cuerpo eclesial Mi parroquia a la que pertenezco. Integración en mi sector. Construir la comunidad parroquial. En comunión diocesana.

16 16 RELIGIOSIDAD Y DEVOCIONES: En la religiosidad hay que distinguir la comunión interior con Dios y el rito exterior. Lamentablemente hay una disociación muy frecuente entre fe y religión, entre actitud interior de comunión con el Dios vivo, y el rito exterior. Muchas devociones y poca vida cristiana seria. Hay mucha gente que tiene multitud de devociones, pero no le interesan los mandamientos, ni la presencia de Dios en su vida, sólo como actos mágicos. Viven la religiosidad, pero la fe, que es de comunión viva con el Señor y congruencia de esa comunión no se nota gran cosa. La religiosidad, no impulsada y animada por la fe viva y la caridad, no tiene ningún valor cuando rezan con las manos extendidas, aparto mis ojos para no verlos; aunque multipliquen sus plegarias, no las escucho Is 1,15

17 17 EN ESPÍRITU Y EN VERDAD: La verdad se define como la adecuación de la mente con la realidad exterior, debe corresponder el concepto y la palabra con la realidad, lo exterior con lo interior; que es comunión con Dios vivo; que el rito exterior corresponda a la mente y al corazón; que haya una interioridad y no sólo el rito puramente material exterior. Que la mente y el corazón atiendan al significado de las palabras o de los signos, eso quiere decir verdad: atender a lo que se está haciendo; poniendo el corazón, el ser entero, en lo que se hace en cada palabra, en cada signo, en cada actitud; uno debe actuarse en lo que hace, saber que estoy hablando con una persona que es Dios y que me está oyendo. El Espíritu Santo es quien anima toda nuestra vida de oración y culto El Espíritu mismo se une a nuestro espíritu para dar testimonio de que somos hijos de Dios Rom 8, 16

18 18 COMUNIÓN DIRECTA CON DIOS: En ocasiones hacemos rezos, como un Salmo, el Rosario, o una oración ya establecida que conocemos de memoria o que leemos. Pero en este tema se quiere subrayar la comunión personal con Dios, por propia iniciativa, sin esquemas, ritos, ni oraciones hechas. A la oración vamos a amar no a discurrir (Santa Teresa), porque unas veces meditamos intelectualmente sobre temas religiosos, pero eso no es oración, porque es nuestra mente dándole vueltas a una idea religiosa, profundizándola quizá para que se clarifique mejor, pero orar es dialogar, y un diálogo, comunión de amor. Comunión con Dios es la meta del ser humano, en esta vida y en la otra. Es el sentido más profundo de la existencia humana, donde se encuentra la mayor plenitud personal, y por la que el mundo recibe el mayor beneficio, porque Dios es la fuente de toda vida.

19 19 CENTRALIDAD SACRAMENTAL: En la Liturgia están en el núcleo los sacramentos, y en los sacramentos, como cumbre, eje y fuente, la Eucaristía (Sacrosanctum Concilium). La Liturgia, y sobre todo la Eucaristía, no podrá ser centro, cumbre y fuente si la gente no está evangelizada, si no tiene experiencia de un Dios vivo, con una fe viva; si no es una comunidad que celebra, y si no tiene una catequesis específica sobre los sacramentos, para que la gente entienda el misterio que está ahí encerrado, y el rito mismo, para que sepa participar en él de manera consciente, viva y activa. Debemos recobrar la importancia del día del Señor, el Domingo. Lamentablemente en este mundo secularizado el domingo es simplemente un día de descanso, día que no se trabaja, día en que se pasea, cuando debe ser día para intensificar la vida familiar, día para permitir a todo el Pueblo de Dios la celebración de fe, día centrado en la Eucaristía, el estudio de la Palabra y la oración más intensa.

20 20 MI PARROQUIA A LA QUE PERTENEZCO: La parroquia es una determinada comunidad de fieles, constituida de modo estable en la Iglesia particular (Diócesis); cuya cura pastoral, bajo la autoridad del Obispo, se encomienda a un párroco como Pastor propio CIC 515. Todos deben vincularse vitalmente, comprometidamente a una parroquia, normalmente donde está su domicilio, a menos que esa parroquia no esté funcionando y sea una simple estación de servicios religiosos, buscarán una parroquia evangelizadora, donde se integren como verdadero cuerpo, y ahí será mi comunidad a la que pertenezco. Todo cristiano debe pertenecer a una parroquia, no sólo en plan territorial, no solo en plan institucional, sino en plan vital; que cada uno pueda decir Esta es mi parroquia a la que pertenezco y en la que me comprometo apostólicamente.

21 21 INTEGRACIÓN EN MI SECTOR: Sectorizar en los últimos documentos de la Iglesia, se refiere a la división territorial; antes, la palabra sector, más bien se refería a personas, no a territorio, personas con una cierta semejanza u homogeneidad en su profesión, en su estado de vida. En las parroquias tradicionales se espera que la gente venga al templo a los servicios sacramentales. En la parroquia misionera la situación es a la inversa, es ir hasta el último rincón, a cada manzana, a cada calle, a cada casa, a cada persona. La sectorización es para el trabajo diario, no basta tenerla en el papel, o sólo para la misión anual, es para una función concreta, es para cumplir integralmente el Plan Misionero y Pastoral. Así se entienden los slogans de ir a todos, dando todo, y para eso involucrados todos.

22 22 CONSTRUIR LA COMUNIDAD PARROQUIAL: La Iglesia es comunión por definición, por naturaleza más íntima: Pueblo de Dios, Cuerpo de Cristo, Comunión en el Espíritu; por lo tanto, la parroquia debe ser comunión de comunidades. Construir la comunidad es un objetivo, una tarea importante, esencial, pero se debe tener primero la convicción de que así debe ser, por lo tanto debe haber cauces, medios que nos conduzcan a construir la comunidad parroquial. Comunidad parroquial son sólo personas: que han vivido el retiro Kerigmático, que están en una comunidad vinculada a la parroquia y que tienen un compromiso apostólico en ella. Los demás son sólo feligresía; no son todavía comunidad. Los que son comunidad se sienten familia, tienen un compromiso serio de pertenencia y participación.

23 23 EN COMUNIÓN DIOCESANA: La Iglesia particular es la Diócesis, no la parroquia. Así como los sectores son divisiones prácticas de la parroquia, la parroquia es una división de la Diócesis, la parroquia es la célula de la Diócesis AA 10. La parroquia es el lugar de cumplimiento, y la instancia misionera y pastoral directa más importante, pero no aislada, ni autónoma, sino en comunión efectiva diocesana. Debemos tener sentido de Diócesis y reconocer al Obispo como Pastor, como el principio de unidad y de cohesión, en sus funciones de Pastor, que congrega, une y conduce; de impulsor y animador de la misión evangelizadora; responsable último de la doctrina y de la enseñanza, y culminantemente pontífice en la celebración eucarística.

24 24 PASTOREO: BLOQUES 3 Y 4 I. Cada catequista con su pequeña comunidad inicia el pastoreo con un momento de oración. I. En orden hace las preguntas para reflexión y diálogo. III. Termina el pastoreo con un momento de oración. (ordinariamente el pastoreo se programa para 30 minutos) ¿Has notado que la oración personal y la Eucaristía fortalecen tu vida cristiana? Comparte. ¿Tu experiencia parroquial te hace sentir Iglesia y miembro activo de ella? ¿Cómo?

25 25 Bloques 5 y 6: Mi Comunidad Hermanos que el Señor me ha dado. Recién nacidos que crecen juntos. Proceso de grupo a comunidad. Testimonio corporativo. Testigos y Evangelizadores Irradiar y contagiar con la vida. Testificar con la palabra. Acción apostólica semanal en la parroquia. Fermento y agente de cambio social.

26 26 HERMANOS QUE EL SEÑOR ME HA DADO: Los hermanos de sangre y los hermanos de comunidad no se eligen, son hermanos que el Señor me ha dado. Si partimos del principio que uno no escoge a sus hermanos de comunidad, eso ya nos ayudará a no empeñarnos en querer tener a determinada persona en la comunidad, y a no molestarme porque hay una o varias personas que no me gustan, o no me caen bien. La comunidad es fruto de la evangelización, por lo tanto la integran gente evangelizada, centrados en Cristo y movidos por el Espíritu, el eje y el centro de convergencia es la centralidad en Jesús como Señor, no son motivos humanos o naturales lo que hace que yo me una con estas personas. La comunidad es una exigencia cristiana básica. Sin la pequeña comunidad no habrá crecimiento espiritual ni humano, la comunidad es una necesidad absoluta.

27 27 RECIEN NACIDOS QUE CRECEN JUNTOS: Todo recién nacido, como los niños en su familia, necesitan de alguien que los cuide, los alimente, los enseñe, los acompañe en su crecimiento y desarrollo. Así el recién nacido a la Vida Nueva necesita la familia, que es la Pequeña Comunidad. Más allá de la familia, todos necesitamos un ámbito mayor, más enriquecedor. La familia nuclear no es suficiente para nuestra relacionalidad personal y comunitaria. La comunidad complementa la familia, la enriquece, la consolida; y nos lleva a soportar conflictos en la familia misma. Por eso, hay que ser realistas ante diversos tipos de tensiones y de conflictos en el primer año de la comunidad, para no desilusionarse o frustrarse y abandonar la comunidad. Es necesario estar consciente que la construcción de la comunidad implica un proceso. Construir comunidad no es fácil, bajo ningún aspecto. Pero si el Señor está vivo en las vidas de los miembros, y el Espíritu Santo activo en ellos, hay que tener esperanza de construir algo que es de la misma voluntad de Dios.

28 28 DE GRUPO A COMUNIDAD: A los grupos que se forman después de la evangelización, desde el principio los llamamos comunidades, pero realmente todavía no merecen llamarse así. Es como la diferencia entre pasar de amigo a novio, y de novio a esposo, donde hay un momento explícito de expresión exterior, de compromiso, habiendo cumplido ciertas condiciones, para pasar de una situación a otra, de un estado a otro. En las comunidades es algo semejante. Se les llama comunidad porque quieren llegar a serlo, y van hacia allá. Algunos grupos no lo merecen nunca, porque no tienen idea clara de lo que es una comunidad y por lo tanto no saben hacia donde van. De esta manera un grupo de sólo oración no es comunidad; un grupo de estudio bíblico no es una comunidad tan sólo por eso; porque la comunidad es aquello por lo que se vinculan entre sí las personas, no por lo que hacen. La vida de comunidad comprende las cuatro dimensiones del ser y de la misión de la Iglesia: Orar y celebrar la fe juntos en la Eucaristía, estudiar la Palabra juntos, edificarse espiritualmente y enfrentar sus necesidades materiales en fraterna solidaridad.

29 29 TESTIMONIO CORPORATIVO DE NUEVOS MODELOS DE VIDA: El cristiano que es auténtico, debe ser testigo, primero con su testimonio de vida, porque ser cristiano es igual a ser testigo; si no se es testigo no se es cristiano; testimonio de vida por el hecho de ser de determinada manera, pero ahora estamos hablando de testimonio corporativo, no sólo de testimonio de cada individuo sino del testimonio de las comunidades en los sectores y en la parroquia. Testimonio corporativo. En eso conocerán que son mis discípulos, si se aman unos a otros, y en la última cena, les doy un mandamiento nuevo, que se amen unos a otros como Yo los he amado, y con el lavatorio de los pies, está añadiendo también el mutuo servicio. Jesús lavó los pies de sus discípulos, y eso lo hacían sólo los esclavos, y dice: ¿comprenden lo que he hecho con ustedes?, ustedes me llaman Maestro, Señor, y dicen bien porque lo soy: Pues si Yo, el Señor y el Maestro, les he lavado los pies, ustedes también deben lavarse los pies unos a otros, en servicio mutuo, como esclavos unos de otros. La comunidad cristiana debe compartir en Edificación Espiritual y Solidaridad Social, así lograremos un testimonio corporativo de nuevos modelos de vida.

30 30 IRRADIAR CON LA VIDA: Será sobre todo mediante su conducta, mediante su vida, como la Iglesia evangelizará al mundo, es decir, mediante un testimonio vivido de fidelidad al Señor Jesús, de pobreza y desapego de los bienes materiales, de libertad frente a los poderes del mundo, en una palabra: de santidad EN 41. ¿Creen realmente lo que ustedes anuncian?, ¿Viven lo que creen?, ¿Predican lo que viven?. Más que nunca el testimonio de vida se ha convertido en una condición esencial en la eficacia profunda de la predicación EN 76. Un cristiano por su sólo testimonio de vida está dando luz a los que no le encuentran sentido a las cosas, calienta lo que está frío, enciende lo que está apagado, un auténtico cristiano es como fuego.

31 31 TESTIFICAR CON LA PALABRA: Testificar aprovechando toda oportunidad, pero sin manipular, tengamos en cuenta que es la acción de Dios a la respuesta libre de la persona, y no obra nuestra. Hay que ser prudente y sabio en la testificación de la palabra, pensando y cuidando el momento oportuno, porque hay personas que por su imprudencia echan a perder la oportunidad de que alguien conozca al Señor. Hay que estar atento, pendiente, para percibir los signos o señales en los demás, tener celo misionero. Como en lo secular los buenos vendedores, siempre están atentos a donde pudiera brotar una venta. Recordemos que para testificar hay mil oportunidades, lo más importante es que tengamos ese fuego interior para contagiar permanentemente, tener en cuenta esa tarea misionera con el testimonio de vida y testificación de palabra.

32 32 ACCIÓN APOSTÓLICA SEMANAL: Todo evangelizado debe tener una acción apostólica explícita, individual y asociada. La vocación al apostolado se tiene por el mismo hecho de la vocación bautismal, por la que se es ya miembro de Cristo sacerdote, profeta y rey; y el sacramento de la Confirmación es para recibir el Don del Espíritu, para cumplir justamente esa misión apostólica, en ese Pueblo sacerdotal y ministerial todo él y cada uno de sus miembros. Cada evangelizado, además de su testimonio de vida y la testificación de palabra, necesita dar un diezmo de su tiempo laboral cada semana, por lo menos unas cuatro (4) horas, para colaborar en la construcción de la comunidad eclesial con el sacerdote.

33 33 FERMENTO Y AGENTE DE CAMBIO SOCIAL: El campo propio de los seglares es lo secular, es decir, en las estructuras temporales, estructuras civiles y estructuras sociales. Los seglares, cuya vocación específica los coloca en el corazón del mundo y a la guía de las más variadas tareas temporales, deben ejercer por lo mismo una forma singular de evangelización. Su tarea primera e inmediata no es la institución y el desarrollo de la comunidad eclesial -esa es la función específica de los Pastores- sino el poner en práctica todas las posibilidades cristianas y evangélicas, escondidas pero a su vez ya presentes y operantes en las cosas del mundo. El campo propio de su actividad evangelizadora, es el mundo vasto y complejo de la política, lo social, la economía, la cultura, las ciencias, las artes, la vida internacional, los medios de comunicación, entre otros.

34 34 PASTOREO: BLOQUES 5 Y 6 I. Cada catequista con su pequeña comunidad inicia el pastoreo con un momento de oración. I. En orden hace las preguntas para reflexión y diálogo. III. Termina el pastoreo con un momento de oración. (ordinariamente el pastoreo se programa para 30 minutos) ¿Encuentras en tu comunidad un espacio para establecer comunión de amor con Dios y tus hermanos? Comparte ¿Cómo puedes ser testigo de Jesucristo en el mundo de hoy?

35 35 PLENARIO EVALUACIÓN DE LOS TRES PASTOREOS: El catequista que dirige el retiro agrupa a los participantes en la dinámica de mesa redonda, para que algunos miembros de las Pequeñas Comunidades, compartan en forma reflexiva con todos, lo que más les ha llamado la atención o aportes que han encontrado para su crecimiento en la vida cristiana y madurez en la fe.

36 36 … Después del Plenario, los catequistas y participantes comenzarán con la PREPARACIÓN A LA SOLEMNE EUCARISTÍA (la preparación en ambiente de oración) Con la que finalizará el RETIRO DE VIDA NUEVA para pasar al siguiente nivel PUEBLO DE DIOS

37 37

38 38 SEGUNDO NIVEL DE CATEQUESIS DE ADULTOS PUEBLO DE DIOS PUEBLO DE DIOS

39 39 Agenda Retiro de Pueblo de Dios (Un día completo) Presentación y Oración -(suficiente espacio para la oración)- Bloques 1 y 2: Pueblo de Dios – Cuerpo orgánico y jerárquico Pastoreo por comunidad. Descanso. Bloques 3 y 4: En la fuerza del Espíritu – Institución jerárquica Pastoreo por comunidad. Almuerzo. Bloques 5 y 6: Reintegración de la unidad – María Madre y Modelo Pastoreo por comunidad. Plenario: evaluación de los tres pastoreos Preparación a la Eucaristía. Solemne celebración eucarística.

40 40 En este retiro no se va a repetir lo que ya en la Pequeña Comunidad se conoció y se compartió, aquí se revisa y se proporciona una experiencia profundamente vivencial con base a los contenidos de cada tema; por tanto, conviene hacer énfasis en los siguientes aspectos y pastoreo apropiado. Cada catequista podrá enriquecer este retiro, desde la Palabra de Dios y experiencia que el Señor Jesús le ha dado en su vida personal a través de la Nueva Evangelización. Esta catequesis fundamenta el ser de la Iglesia y su misión, la Iglesia como comunión cristiana. La comunidad descubre que ella es Iglesia y redescubre a María como prototipo de Iglesia en su ser, en su misión y en su vida de discípula de Jesús.

41 41 Bloques 1 y 2: Pueblo de Dios Iglesia, comunión misionera. Pueblo de Dios. Cuerpo de Cristo. Comunión en el Espíritu. Cuerpo orgánico y jerárquico Todos, miembros de un mismo cuerpo. Todos, miembros vivos y activos. Todos, necesarios y complementarios. Algunos, personificando a Cristo cabeza y pastor.

42 42 IGLESIA, COMUNIÓN MISIONERA: La comunión de los cristianos con Jesús tiene por modelo, fuente y fin, la comunión misma del Hijo con el Padre en el Don del Espíritu: unidos al Hijo en el vínculo de amor del Espíritu, los cristianos se unen al Padre. ChL 18. Yo soy la Vid … permanezcan en Mí. (Jn 15, 1-4). Por estas palabras se nos revela la comunión misteriosa que vincula en una perfecta unidad el Señor y sus discípulos, Cristo y los bautizados ChL 18. La comunión engendra comunión, y se presenta esencialmente como COMUNIÓN MISIONERA ChL 32. SANTIDAD + COMUNIÓN + MISIÓN

43 43 PUEBLO DE DIOS: Pueblo de Dios es la expresión primaria para la Iglesia en referencia a Éxodo 19. pueblo de su propiedad, linaje escogido, Reino de sacerdotes, Nación Santa. En Abraham y con los patriarcas el Pueblo es todavía promesa; como Pueblo de Dios se forma en el Sinaí, a través de Moisés, en la alianza con Dios, con la fórmula de la alianza: Yo seré tu Dios y tú serás mi Pueblo Yo seré Dios para ti = garantizo mi presencia y protección; tú serás mi Pueblo = cumpliendo bien mis mandamientos Hay una continuidad del Antiguo al Nuevo Testamento, continuidad no sólo histórica, sino en el plan de Dios, que quiso elegirse un pueblo, el pueblo de Israel, como pueblo suyo, y no ha dejado de serlo, sólo lo amplía, no lo substituye.

44 44 CUERPO DE CRISTO: La Iglesia es Cuerpo de Cristo, frase típica y propia del N.T, fundamentalmente en San Pablo, sobre todo en las cartas de Corintios, Romanos, Efesios y Colosenses. Así como el cuerpo es uno, aunque tiene muchos miembros, y todos los miembros del cuerpo, no obstante su pluralidad, no forman más que un cuerpo, así también Cristo. 1 Cor 12. Así como nuestro cuerpo en su unidad posee muchos miembros y no desempeñan todos la misma función, así también nosotros siendo muchos no formamos más que un solo cuerpo en Cristo siendo cada uno por su parte los unos miembros de los otros Rm 12.

45 45 COMUNIÓN EN EL ESPÍRITU: La comunión de los cristianos con Cristo, y de los cristianos entre sí, tiene como modelo, fuente de esa comunión, y finalidad, la comunión intra- trinitaria del Hijo en el Don del Espíritu Santo, unidos al Hijo en el vínculo de amor del Espíritu los cristianos se unen al Padre ChL 18. El Espíritu Santo vínculo de la trinidad una e indivisa unen indisolublemente la carne humana de Jesús y este mismo Espíritu es la fuente ininterrumpida e inagotable de la comunión en la Iglesia y de la Iglesia ChL 19. El fiel laico vive el compartir continuamente con los demás en una fraternidad, el Espíritu del Señor le da a él como a los otros carismas múltiples y los llama a diversos ministerios y diversos cargos; no es un suplemento de dignidad sino una habilitación especial y complementaria al servicio, así los carismas, ministerios, cargos y servicios del laico existen en la comunión ChL 20.

46 46 TODOS, MIEMBROS DE UN MISMO CUERPO: Por su regeneración en Cristo, se dan entre todos los fieles una verdadera igualdad en la dignidad y acción, en virtud de la cual todos, según su propia condición y oficio, cooperan a la edificación del Cuerpo de Cristo CIC 208. Las mismas diferencias que el Señor quiso poner entre los miembros de su Cuerpo sirven a su unidad y a su misión. A los Apóstoles y sucesores les confirió Cristo la misión de enseñar, santificar y gobernar en su propio Nombre y autoridad CIC 208. Pero los laicos, partícipes de la función sacerdotal, profética y real de Cristo, cumplen en la Iglesia y en el mundo la parte que les corresponde en la misión del Pueblo de Dios CIC 208. Como conclusión y en síntesis, debemos partir de que todos somos miembros de un mismo cuerpo, con igual dignidad, y sólo con responsabilidades, tareas y funciones diferentes.

47 47 TODOS, MIEMBROS VIVOS Y ACTIVOS: Los seglares deben ir descubriendo en su mente, en su actitud y en su actuación en la Iglesia, que todos somos miembros vivos y activos en el Pueblo de Dios. Que debemos superar la eclesiología preconciliar en donde el seglar se ve sólo como destinatario de la misión de la Iglesia. Se es miembro vivo y activo, y todo él es Pueblo Sacerdotal, con participación activa al interior del mismo cuerpo, y en la misión hacia afuera. Todos somos destinatarios de la Iglesia, todos recibimos algo de ella, pero todos debemos ser agentes, todos debemos hacer algo; con diversidad de tareas y ministerios, porque no todos hacen todo. Hay que potenciar y cualificar a los laicos para toda acción misionera y pastoral, para lo que no se requiere el orden sacerdotal Juan Pablo II.

48 48 TODOS, NECESARIOS Y COMPLEMENTARIOS: El cuerpo necesita de todos los miembros y todas sus funciones. Se necesitan unos a otros, Ningún miembro puede decir a otro que no le necesita San Pablo. Todos deben conjugar su acción para el bien del mismo cuerpo del que forman parte. Somos miembros de un cuerpo, no de un club. Todos son necesarios y todos deben ser complementarios: Seglares + Consagrados: laicos, religiosos, sacerdotes. Todos deben ubicarse en su lugar, cumplir su función y conocer la función de los demás, respetándola trabajando juntos ordenadamente; sin competencias, conociendo lo que le toca hacer a uno y otro, para que no haya lagunas o discrepancias.

49 49 ALGUNOS, PERSONIFICANDO A CRISTO, CABEZA Y PASTOR En la estructura jerárquica de la Iglesia están los que tienen el orden sacerdotal, y los que no lo tienen. Los religiosos, religiosas y laicos consagrados no pertenecen a la jerarquía, pero sí a su santidad, es decir, son cauces específicos de santidad, pero no pertenecen al ámbito jerárquico. ¿Qué caracteriza al Orden Sagrado? Los que pertenecen al Orden Sagrado son: Obispo, Sacerdote y Diácono; los tres niveles esenciales, lo demás (cardenal, monseñor…) son títulos de mérito o de premio, o funciones accidentales. El Concilio da una definición de lo propio del Orden Sagrado: Su lugar y su función en el cuerpo: en Nombre de, y personificando a Cristo Cabeza y Pastor DIOS LLAMA, EQUIPA Y ENVÍA. Es Dios quien escoge, es el sentido de vocación, Dios pensó en nosotros desde toda la eternidad, nos amó, con una figura y misión concreta. A los sacerdotes los llamó, los equipó y los envió a una misión concreta.

50 50 PASTOREO: BLOQUES 1 Y 2 I. Cada catequista con su pequeña comunidad inicia el pastoreo con un momento de oración. I. En orden hace las preguntas para reflexión y diálogo. III. Termina el pastoreo con un momento de oración. (ordinariamente el pastoreo se programa para 30 minutos) ¿Cómo puedo ser discípulo de Jesús dentro de la Iglesia? ¿Con espíritu de servicio y obediencia colaboro con mi párroco en la construcción de una comunidad mejor? Comenta.

51 51 Bloques 3 y 4: En la fuerza del Espíritu Apostolicidad y ministerialidad de todo el cuerpo. Carismas para la edificación de la comunidad. Ministerios para el servicio de la Iglesia. No apagar la acción del Espíritu, y discernirla. Institución Jerárquica Pastores ordenados para el pueblo de Dios. Construir y presidir la comunión. Función de los pastores. Estructura jerárquica.

52 52 APOSTOLICIDAD Y MINISTERIALIDAD DE TODO EL CUERPO: La Iglesia es apostólica porque está fundamentada en los Apóstoles, pero lo que hizo de ellos el ser apóstoles fue la misión apostólica dada por el Señor. Caminando, hagan discípulos a todas las gentes, bautizándolas en el Nombre del Padre y del Hijo y del Espíritu Santo, y enseñándoles a guardar todo lo que yo les he mandado. Mt 28,19 Ese envío misionero es en la fuerza del Espíritu, por lo tanto, consideremos el envío misionero en referencia a la acción del Poder del Espíritu Santo, la Fuerza con la que fueron revestidos en Pentecostés. La Iglesia es apostólica, es evangelizadora, y al cumplir su tarea está haciendo una diakonía, está cumpliendo un ministerio, está dando un servicio. En el N.T. el término ministerio es un servicio dado a la comunidad cristiana, y eso se aplica a cualquier miembro del Pueblo de Dios, no sólo a los ministros ordenados.

53 53 CARISMAS PARA EDIFICACIÓN DE LA COMUNIDAD: Carisma se puede traducir por gracia, regalo, don gratuito. Es el amor benevolente de Dios hacia nosotros, y también lo que produce en nosotros. Es aquello que el Espíritu Santo realiza tomándome a mí como instrumento para beneficio de otro, para la edificación del cuerpo. En los carismas la causa principal es Dios, y yo soy causa instrumental. Todo Carisma es para edificación de la comunidad. Los carismas no son causa, ni signo de santidad, no son para beneficio del instrumento. Lo cual quiere decir que el que aparezca un carisma a través de alguien, no quiere decir que es más santo, ni el que pase por él, por ese carisma se santifica más. Los carismas aparecerán, como en la primera comunidad cristiana, en personas evangelizadas, que han recibido la efusión del Espíritu, que perseveran en comunidad de alabanza, de mutua edificación y de compromiso misionero.

54 54 MINISTERIOS PARA EL SERVICIO DE LA IGLESIA: A diferencia del Carisma que es un don genérico, don gratuito de Dios, y que es transitorio; el Ministerio es estable, más permanente, en esta línea se distinguen dos tipos de ministerio: los carismáticos y los establecidos oficialmente por el cuerpo eclesial y sus autoridades. Ministerios carismáticos: en estos no hay señalamiento de una autoridad eclesiástica, es el Espíritu Santo quien utiliza a una persona repetidas veces en la línea de un carisma específico y la persona responde y lo respalda con un mayor crecimiento espiritual (ministerio de profecía, de sanación …) Ministerios establecidos: -se distinguen en ordenados, instituidos, o conferidos- son establecidos por una autoridad de diverso nivel, para acciones esenciales y permanentes, a personas idóneas y preparadas (Obispo, sacerdote, diácono, lector, acólito, ministro extraordinario de la comunión …)

55 55 NO APAGAR LA ACCIÓN DEL ESPÍRITU Y DISCERNIRLA Los pastores tienen el deber de discernimiento pero sin frenar la acción del Espíritu, pero también deben ubicar lo que no es; los profetas están sometidos a los pastores. Una comunidad no debe ser dirigida por profetas sino por pastores, y por eso los pastores tienen la gran responsabilidad de discernir la autenticidad de la presencia del Espíritu en los carismas. Tener cuidado y prudencia con los extremos. FRENAR o ingenuamente ACEPTAR TODO SIN DISCERNIMIENTO; hay comunidades que se dejan guiar por mensajes sin que haya nadie que sepa dar un sano discernimiento. Cuando se ha tenido una experiencia real de encuentro con Jesús, en conversión y fe viva, un rendimiento al Señorío de Jesús, y recibido el Don del Espíritu, solo es necesaria una formación adecuada, bíblica y catequética, una apertura sin prejuicios, y entonces los carismas aparecerán de la misma manera que en la primera comunidad cristiana.

56 56 PASTORES ORDENADOS PARA EL PUEBLO: Toda la Iglesia es pueblo sacerdotal, apostólico y ministerial, en cierta forma el sacerdocio de los seglares también es ministerial, porque la ministerialidad es propia de todo el Pueblo de Dios. Es más propio decir SACERDOTE ORDENADO. Hablamos de Pastores Ordenados para el Pueblo, antes del Concilio se identificaba al Ministro Ordenado con el aspecto cultual sacramental, especialmente la misa. La Liturgia, el culto, los sacramentos y sobre todo la Eucaristía, son el culmen, no lo único ni lo primero. Para celebrar la Eucaristía hacen falta cristianos evangelizados y en comunidad. Por eso primero hay que evangelizar, luego formar comunidades, darles una catequesis mistagógica o sacramental, y entonces esas verdaderas comunidades celebrarán su fe en la Eucaristía. Obispos, Sacerdotes y Diáconos son los MINISTROS ORDENADOS que cumplen esa ministerialidad, ese servicio en y para el Pueblo de Dios. Son sacerdotes de un pueblo sacerdotal en las dimensiones: profética, comunión, catequesis, litúrgica-sacramental y social.

57 57 CONSTRUIR Y PRESIDIR LA COMUNIÓN: Los ministros ordenados son constructores de la comunión; por eso la primera tarea del obispo, del sacerdote no es la misa ni los sacramentos, sino construir la comunión, y antes que esto, evangelizar para poder pastorear. Las funciones de los pastores que describe Ezequiel 34 son: Buscar a la oveja perdida, retornar a la descarriada. Congregar el rebaño y mantenerlo unido. Sanar a la oveja herida. Llevar a las ovejas a aguas limpias y alimentarlas con verdes pastos. Evitar que las ovejas se lastimen entre sí. Pastoreo significa: acompañamiento, seguimiento, alimentación, cuidado. Los jefes de sector, los miembros del consejo pastoral, los supervisores externos y animadores de la pequeña comunidad son una forma de pastoreo.

58 58 FUNCIONES DE LOS PASTORES: PASTOR es un término genérico que se da especialmente a los ministros ordenados. Papa, Obispos y Sacerdotes párrocos. Hay que ubicar sus funciones en las diversas dimensiones de la misión de la Iglesia: Profética. Sacerdotal. Regia. Cristo Pastor que congrega y constituye la comunión. Cristo Rey que establece la justicia, que es la dimensión social.

59 59 ESTRUCTURA JERÁRQUICA: En el orden sacerdotal sólo hay tres grados básicos: Obispos, sacerdotes y diáconos, lo demás son títulos de honor o que se otorgan por la función que desempeñan. En otro nivel están los párrocos, son los responsables de una porción territorial con un número determinado de familias. En la línea de las estructuras, la Santa Sede está conformada por las congregaciones Romanas (de fe, de obispos, del clero, de religiosos, de evangelización, de los pueblos, del culto divino). La Parroquia, es la última localización de Iglesia, luego Decanatos, Zonas pastorales, Diócesis y Santa sede.

60 60 PASTOREO: BLOQUES 3 Y 4 I. Cada catequista con su pequeña comunidad inicia el pastoreo con un momento de oración. I. En orden hace las preguntas para reflexión y diálogo. III. Termina el pastoreo con un momento de oración. (ordinariamente el pastoreo se programa para 30 minutos) ¿Con qué apostolado concreto participo activamente en la parroquia y cómo lo desempeño? ¿Cómo puedes vivir la comunión con el obispo de tu Diócesis?

61 61 Bloques 5 y 6: Reintegración de la unidad Rupturas en la comunión. Iglesias e Iglesia de Cristo. Ecumenismo prudente y valiente. Caminos y campo de unidad. María, Madre y Modelo Madre de Dios. Asociada a Cristo. Modelo de discípulo de Jesús. Cuello del cuerpo de Cristo.

62 62 RUPTURAS EN LA COMUNIÓN: La realidad de las rupturas, las hubo desde el principio como se pueden apreciar en el Nuevo Testamento: En 1 Corintios, 1 Juan, y Evangelio, donde se señalan herejías de tipo cristológico, negando o debilitando uno de los dos aspectos de Jesús, su humanidad o divinidad. Hereje es el que elige una interpretación diferente o un aspecto de doctrina, y rechaza otros, desde el inicio de la Iglesia. Ejemplo 1: Los Gnósticos pretendían tener conocimiento por revelación directa de Dios, iluminación tal que no necesitaban ser enseñados por otros, ni seguir la doctrina de la Iglesia. Ejemplo 2: El Arrianismo que negaba la divinidad de Jesús y que duró casi tres siglos.

63 63 IGLESIAS E IGLESIA DE CRISTO: Hay iglesias y hay Iglesia de Cristo. Es la Iglesia, Pueblo de Dios, Cuerpo de Cristo, que Jesús quiso una y única, Jesús no quiso muchas iglesias, y el que haya varias es un pecado del hombre por culpa de ambas partes. Una sola Iglesia quiso Jesús. La Iglesia actual Católica Romana, es el tronco original, y no sabemos como será la unidad futura, sobre todo en la función disciplinar y estructural, cuando las diversas iglesias se congreguen en un solo rebaño con un solo pastor. La unidad futura no quiere decir que ortodoxos y protestantes vuelvan al Catolicismo, sino que los tres busquen una unidad nueva. Esta unidad querida por Jesús se irá dando en la medida en que aprendamos a respetar a los demás, y que junto con ellos busquemos caminos y campos de unidad.

64 64 ECUMENISMO PRUDENTE Y VALIENTE: Ecumenismo es el camino y el proceso hacia la unidad de las diversas iglesias cristianas, iglesias que hay que ir conociendo, con las que hay que ir dialogando, respetando y valorando, luego con acciones concretas para llegar a la unidad. Como decía Pablo VI en Evangelii Nuntiandi 77: Dar un testimonio común ante el mundo evangelizando juntos Ecumenismo prudente: terreno difícil para todos, muchos son muy resistentes no sólo a actividades conjuntas, sino al mismo diálogo. Prudente porque hay que tener en cuenta ciertos principios y aspectos sin los cuales habrá un irenismo fácil, hecho con base a concesiones en lo doctrinal. Ecumenismo valiente: es más fácil cerrar la puerta, retroceder, o volver a una actitud pre-conciliar de tipo apologético, so pretexto de defensa de la fe católica, como lamentablemente está pasando con algunas personas y grupos. La auténtica defensa de la fe católica son las parroquias intensamente misioneras y evangelizadoras, con comunidades unidas fraternalmente, con seria y completa formación doctrinal, con una liturgia viva y participada, y fuerte compromiso misionero de todos.

65 65 CAMINOS Y CAMPOS DE UNIDAD: Camino es un proceso, un recorrido más o menos largo, donde, además del ecumenismo espiritual, que es reforma y renovación de cada iglesia, y conversión interior de cada cristiano, hay que buscar de colaboración concreta. En esta colaboración hay campos importantes: reuniones de jerarquías o representantes de diversas iglesias, o teólogos especializados, para compartir sus diversas visiones cristianas y tratar de encontrar plataformas de unidad. Además hay una cooperación en la práctica, que se puede tener en dos campos importantes: la evangelización a nivel de primer anuncio o kerigma, y en la transformación social. El Papa dice en las últimas encíclicas sociales que es tan grave el problema social del mundo, que habría que unirse, no solo con las otras iglesias, sino con cualquier hombre de buena voluntad.

66 66 MARÍA, MADRE DE DIOS: El título por excelencia de María es Madre de Dios, todo lo demás brota de ahí. Porque es madre fue inmaculada desde su concepción, fue llena de gracia, fue asociada a Jesús en su obra de Salvación y fue asunta a los cielos en cuerpo y alma. Todo porque es Madre de Dios. Dios es trinidad de personas y unidad en naturaleza. Jesús es una persona y dos naturalezas, divina y humana. En Jesús está la mente, voluntad, psicología humanas, y la mente y voluntad divinas que es una y la misma con el Padre y el Espíritu Santo. María es madre de Jesús en su dimensión humana, no de la parte divina, porque evidentemente dio sólo el cuerpo, y no modificó en nada la divinidad. Pero, como le da el cuerpo al Verbo de Dios, el sujeto de acción y atribución es la Persona, no la naturaleza, con todo derecho se llama MADRE DE DIOS. En la práctica muchos católicos, por falta de evangelización y catequesis, dan una centralidad a María en donde Jesús no aparece. Son tan devotos de María, que Jesús queda en segundo término y esa devoción se reduce muchas veces a un botiquín y a un comercio espiritual.

67 67 ASOCIADA A CRISTO: Los Padres de la Iglesia, llamaron a María Socia Christi, la socia de Cristo. Asociada a Jesús, la más íntima, en la obra de la Salvación. Él quiso asociar a su madre de forma íntima e inseparable, pero subordinada a Él, no a la misma altura y nivel. El cuerpo de Cristo, que es la Iglesia, no tiene dos cabezas, una Jesús y otra María. Ubicamos a María al interior de ese cuerpo que es la Iglesia, pero sólo Jesús es la cabeza, María no. Ella ocupa el lugar más cercano, privilegiado e inseparable de la cabeza como el cuello. Dicen los Santos Padres: Ya por la encarnación sola, antes del ministerio público y de la Cruz, el Salvador vino por ella, con su respuesta fiel, hizo posible la presencia de Jesús para nosotros y para toda la humanidad. María es entonces asociada, porque en primer lugar, el Salvador viene por ella.

68 68 MODELO DE DISCÍPULO DE JESÚS: Los Padres de la Iglesia llamaban a la Virgen María Typus Eclessia, prototipo, modelo. En la devoción a la Virgen, además de reconocerla, de venerarla, de agradecer su maternidad espiritual para nosotros, debe ser, ante todo, modelo de discípulo de Jesús. La devoción a María debe ser en primer lugar conocimiento, imitación, entrega y escuela de discipulado de Jesús. ¿Qué aspectos característicos de la Virgen debemos imitar? R/. Comunión directa con Dios como persona: en fe viva, esperanza firme, caridad ardiente. Atención y escucha, disponibilidad a Dios. Sometimiento a la voz y a la Palabra de Dios. Fidelidad en lo que Dios manda decir. Unión perfecta con Jesús.

69 69 CUELLO DEL CUERPO DE CRISTO: En la Iglesia, como cuerpo de Cristo, Jesús es la cabeza, y María es el cuello. En ese cuerpo, donde Jesús es la cabeza, nosotros somos los miembros, los Santos Padres de la Iglesia, con mucha lógica, dijeron que María es el cuello. No está fuera del cuerpo, no es una segunda cabeza, es el miembro más cercano y unido a ella, como el cuello, es decir, mediadora. María es una gran mediadora, como buena madre acoge e intercede por los hijos, pero no debemos pedirle sólo favores materiales o de salud, sino ante todo una mayor fidelidad a Jesús y una mayor semejanza con ella. MARÍA ES MADRE, ES CUELLO, Y ES TAMBIÉN EL PROTOTIPO Y MODELO DE DISCÍPULO DE JESÚS.

70 70 PASTOREO: BLOQUES 5 Y 6 I. Cada catequista con su pequeña comunidad inicia el pastoreo con un momento de oración. I. En orden hace las preguntas para reflexión y diálogo. III. Termina el pastoreo con un momento de oración. (ordinariamente el pastoreo se programa para 30 minutos) ¿Qué significa para ti esta expresión de S.S. Pablo VI: dar un testimonio común ante el mundo, evangelizando juntos? ¿Qué virtudes de María me invita la Iglesia a vivir hoy? Comenta.

71 71 PLENARIO EVALUACIÓN DE LOS TRES PASTOREOS: El catequista que dirige el retiro agrupa a los participantes en la dinámica de mesa redonda, para que algunos miembros de las Pequeñas Comunidades, compartan en forma reflexiva con todos, lo que más les ha llamado la atención o aportes que han encontrado para su crecimiento en la vida cristiana y madurez en la fe.

72 72 … Después del Plenario, los catequistas y participantes comenzarán con la PREPARACIÓN A LA SOLEMNE EUCARISTÍA (la preparación en ambiente de oración) Con la que finalizará el RETIRO DE PUEBLO DE DIOS para pasar al siguiente nivel SEGUIMIENTO DE JESÚS

73 73

74 74 TERCER NIVEL DE CATEQUESIS DE ADULTOS SEGUIMIENTO DE JESÚS SEGUIMIENTO DE JESÚS

75 75 Agenda Retiro de Seguimiento de Jesús (Un día completo) Presentación y Oración -(suficiente espacio para la oración)- Bloques 1 y 2: Dios uno y trino – Bajo la mirada del Padre Pastoreo por comunidad. Descanso. Bloques 3 y 4: Discípulos fieles de Jesús – Templos del Espíritu Santo Pastoreo por comunidad. Almuerzo. Bloques 5 y 6: No contristar al Espíritu – Sacramento de la Reconciliación Pastoreo por comunidad. Plenario: evaluación de los tres pastoreos Preparación a la Eucaristía. Solemne celebración eucarística.

76 76 En este retiro no se va a repetir lo que ya en la Pequeña Comunidad se conoció y se compartió, aquí se revisa y se proporciona una experiencia profundamente vivencial con base a los contenidos de cada tema; por tanto, conviene hacer énfasis en los siguientes aspectos y pastoreo apropiado. Cada catequista podrá enriquecer este retiro, desde la Palabra de Dios y experiencia que el Señor Jesús le ha dado en su vida personal a través de la Nueva Evangelización. Esta catequesis Nos asoma a la relación trinitaria y nos facilita los medios para realizarla desde la relación personal con cada una de las personas divinas.

77 77 Bloques 1 y 2: Dios uno y trino Creo en un solo Dios. Mi nombre, YAHVEH. Amor y fidelidad. En el nombre del Padre y del Hijo y del Espíritu Santo. Bajo la mirada del Padre Fuente y origen de todo. Padre todo poderoso, creador. Divina Providencia. Como hijos confiados.

78 78 CREO EN UN SOLO DIOS: Dios habla y se revela a los hombres como amigo para invitarlos a la comunicación consigo y recibirlos en su compañía. Por la fe el hombre somete su inteligencia y su voluntad a Dios. La fe es un don gratuito, pero podemos perderlo. Para vivir, crecer y perseverar hasta el fin en la fe, hay que alimentarla con la Palabra de Dios, pedirle al Señor que la aumente, actuar por la caridad, ser sostenida por la esperanza, enraizada en la fe de la Iglesia. No se puede creer en Jesús sin tener parte en su Espíritu… Nosotros creemos en el Espíritu Santo porque es Dios. La Iglesia no cesa de confesar su fe en un solo Dios, Padre, Hijo y Espíritu Santo.

79 79 MI NOMBRE, YAHVEH YO SOY: Yahveh da su nombre a Moisés en la Zarza. Cfr. Ex 3, 1-15 Yo soy el que soy, Dios hablando de sí mismo: Yo soy el existente, el único verdaderamente existente. Dios fue revelándose progresivamente y bajo diversos nombres a su pueblo, pero la revelación del Nombre Divino hecha a Moisés en la zarza ardiendo, es la de un Dios verdadero y vivo, el Dios de sus padres. Dios se define no por lo que Él es en sí, sino lo que es hacia nosotros: el que es, el que realmente es verdadero, el Dios único. el que va a estar ahí protegiendo y guardando a su Pueblo.

80 80 AMOR Y FIDELIDAD: En todas sus obras Dios muestra benevolencia -quiere el bien- bondad, gracia y amor; pero también fiabilidad: constancia, fidelidad, verdad. Amor benevolente, que quiere el mejor bien para las personas que ama; pero, como Él es Dios y yo soy criatura, Él es Santo y yo pecador, el amor de Dios es siempre un amor de misericordia, amor compasivo, de piedad, y amor gratuito. Él libremente escoge y ama, amor que no cesa de salvar al Pueblo y perdonarle su infidelidad y su pecado.

81 81 EN EL NOMBRE DEL PADRE, Y DEL HIJO Y DEL ESPÍRITU SANTO: La Trinidad es un misterio de fe misterio escondido en Dios, que no puede ser conocido si no es revelado desde lo alto. Dios ha dejado huellas de su ser trinitario en la creación y en su revelación a lo largo del Antiguo Testamento. Pero la intimidad de su ser como Trinidad santa, constituye un misterio inaccesible a la sola razón, e incluso a la fe de Israel antes de la encarnación del Hijo de Dios y el envío del Espíritu Santo. La Trinidad es una. No confesamos tres dioses, sino un solo Dios en tres personas: Trinidad consubstancial. Las personas divinas no se reparten la única divinidad, sino que cada una de ellas es enteramente Dios: el Padre es lo mismo que es el Hijo, el Hijo lo mismo que es el Padre, el Padre y el Hijo lo mismo que es el Espíritu Santo, es decir, un solo Dios por naturaleza. Cada una de las tres Personas es esta realidad, es decir, la substancia, la esencia o la naturaleza divina.

82 82 FUENTE Y ORIGEN DE TODO: En Dios todo es uno, igual e idéntico, excepto las relaciones opuestas: paternidad, filiación, espiración activa, y espiración pasiva. El Padre y el Hijo son diferentes en que el Padre engendra y el Hijo es engendrado, todo lo demás es idéntico, y luego, de los dos procede el Espíritu Santo. El Padre en la Trinidad, es fuente y origen, no es causa. El Padre revelado por el Hijo, es origen primero de todo, autoridad trascendente, amorosa, paternal y maternal. El origen eterno del Espíritu se revela en su misión temporal. El Espíritu Santo es enviado a la Iglesia por el Padre en nombre del Hijo, y por el Hijo una vez que vuelve junto al Padre. El envío del Espíritu, tras la glorificación de Jesús, revela en plenitud el misterio de la Santísima Trinidad. Se ve al Padre como el principio absoluto, sin inferioridad o posterioridad de tiempo. No hay tiempo, son eternos. una misma adoración y gloria. Los tres son igualmente eternos. Siempre han existido, no hay momento en el que alguno de ellos haya empezado a existir.

83 83 PADRE CREADOR TODOPODEROSO: Cuando Jesús enseña la oración por excelencia el Padre nuestro, nos muestra que el matiz de la relación con la primera persona es con un Padre amoroso, cuidadoso y tierno, y nuestra respuesta como hijos confiados. Creador de cielo y tierra, de lo visible y de lo invisible, de la materia, del alma humana y de los seres angélicos. Todopoderoso: es una omnipotencia universal, porque ha creado todo, rige todo y lo dirige todo, lo puede todo. Es una omnipotencia amorosa porque Dios es nuestro Padre. Todo lo que Él quiere lo hace. Nada es imposible para Dios Cfr. Lucas 1, 37

84 84 DIVINA PROVIDENCIA: La Divina Providencia es Dios mismo. Dios siempre atento a todas nuestras necesidades. Relación confiada de un hijo con su Padre providente, un Papá que está pendiente de los que ama. Llamamos Divina Providencia a las disposiciones por las que Dios conduce la obra de su creación hacia esta perfección. La solicitud de la Divina Providencia es concreta e inmediata, tiene cuidado de todo, de las cosas más pequeñas hasta los grandes acontecimientos del mundo y de la historia. Es Dios de cielos y tierra, todo cuanto le place lo realiza Cfr. Salmo 115, 3

85 85 COMO HIJOS CONFIADOS: Si Él es Padre amoroso, tierno, providente, reconocerlo como Padre, y relacionarme como hijo; Padre que ama con ternura. Lamentablemente proyectamos en nuestra relación con Dios nuestros problemas humanos: la relación con nuestros padres, nuestros daños en la sociedad. La falta de autoestima, el que los demás no nos entienden, no nos estimulan, no contamos para nadie y como consecuencia, no nos hemos sentido valorados, estimados, reconocidos, tomados en cuenta por los demás. Dios no es un personaje lejano, sino una Persona viva con la que me he encontrado y como consecuencia de ese encuentro, hay salvación y vida nueva por la acción vivificadora del Espíritu Santo, por la experiencia de nuevo nacimiento. La Palabra de Dios, además de conocerla, contemplarla, meditarla y profundizarla agradecidamente, es para vivirla. Nos dice por dónde caminar, cómo vivir, cómo responder, cómo volver a la casa Paterna.

86 86 PASTOREO: BLOQUES 1 Y 2 I. Cada catequista con su pequeña comunidad inicia el pastoreo con un momento de oración. I. En orden hace las preguntas para reflexión y diálogo. III. Termina el pastoreo con un momento de oración. (ordinariamente el pastoreo se programa para 30 minutos) ¿De qué manera ves la presencia de Dios Padre, Hijo y Espíritu Santo en tu vida? ¿Cómo descubres en tu vida que Dios es providente?

87 87 Bloques 3 y 4: Discípulos fieles de Jesús Jesús es Señor. El verbo se hizo carne. Solo Jesús salva. Seguir e imitar a Cristo. Templos del Espíritu Santo Señor y dador de vida. Santificador – Caminar en el Espíritu. Comunión en el Espíritu. En el poder del Espíritu.

88 88 JESÚS ES SEÑOR: En el centro de la catequesis encontramos esencialmente una persona, la de Jesús de Nazareth, unigénito del Padre, que ha sufrido y muerto por nosotros y que ahora, resucitado, vive para siempre con nosotros. Catequizar es descubrir en la persona de Cristo el designio eterno de Dios. El fin de la catequesis: conducir a la comunión con Jesucristo: solo Él puede conducirnos al amor del Padre en el Espíritu y hacernos partícipes de la vida de la Santísima Trinidad. Sepa con certeza toda la casa de Israel que Dios ha constituido Señor y Mesías a éste Jesús a quienes ustedes han crucificado Cfr. Hch 2, 36

89 89 EL VERBO SE HIZO CARNE: El verbo se hizo carne, y puso su morada entre nosotros, y hemos visto su gloria, gloria que recibe del Padre como Hijo único, lleno de gracia y de verdad Cfr. Jn 1, 14 El YO profundo de Jesús es el YO del verbo de Dios, la naturaleza divina de Jesús es la misma que la del Padre y del Espíritu Santo; pero como Personas el Padre y el Espíritu Santo no se unieron a la humanidad de Jesús, sólo el verbo. Las tres Personas decidieron el proyecto salvífico de la encarnación, pero sólo Jesús es Dios – Hombre. Fue concebido por obra del Espíritu Santo y nació de Santa María virgen. El Verbo se hizo carne.

90 90 SÓLO JESÚS SALVA: Jesús – hombre es la mano extendida de Dios para salvar. Como hombre es uno de nosotros, cerca de nosotros, con nosotros. Y para salvar Dios quiso que se encarnara, que se hiciera hombre como nosotros. Jesús murió por nuestros pecados: en nuestro lugar y a favor nuestro. Por nosotros los hombres y por nuestra salvación. Jesús se ofreció libremente por nuestra salvación. Él es la oblación, ofrenda de sí mismo; antes se ofrecían animales y el sacerdote era el único oferente, Jesús es sacerdote y víctima, es Él quien ofrece, y se ofrece a sí mismo. Él mismo es la víctima. Jesús, único y suficiente Salvador, ha querido unir en el proceso salvador a la Iglesia y los sacramentos, como canalización de su salvación.

91 91 SEGUIR E IMITAR A CRISTO: Seguir e imitar a Jesús es lo mismo que: ver con sus ojos, oír con sus oídos, sentir con su corazón, hablar con su boca, actuar con sus manos y sus pies, vivir como Él vivió. Todo el seguimiento posterior a la Evangelización Kerigmática se llama de forma global DISCIPULADO. Fidelidad, ir de cerca, significa intimidad con Jesús, la calidad de discípulo es la comunión personal con Él. A San Juan no le interesa ser apóstol ni pastor, le interesa ante todo ser discípulo de Jesús, la intimidad personal con Jesús. Ser discípulo es la primera cualificación del cristiano. La vida y la moral cristiana es primariamente respuesta de fidelidad y de comunión a un Dios personal, al Dios trino a través de Jesús, la moral cristiana es moral de seguimiento de Jesús, es moral de imitación de Cristo, es moral de respuesta al Padre.

92 92 SEÑOR Y DADOR DE VIDA: El Espíritu Santo coopera con el Padre y el Hijo desde el comienzo del designio de nuestra salvación y hasta su consumación, pero por la encarnación del Hijo, es cuando el Espíritu Santo se revela como persona, y nos es dado. La Iglesia comunión viviente en la fe de los apóstoles, es lugar de nuestro conocimiento del Espíritu. En la Iglesia, en la comunidad eclesial, descubrimos al Espíritu Santo como persona: En las Escrituras que Él mismo ha inspirado En la Tradición sobre todo en los Padres de la Iglesia En el Magisterio de la Iglesia En la Liturgia sacramental En la Oración en la que Él intercede por nosotros En los Carismas y Ministerios con los que se edifica la Iglesia.

93 93 SANTIFICADOR CAMINAR EN EL ESPÍRITU: El Espíritu Santo es santificador, porque prepara para la vida nueva, la da y luego la acrecienta. Prepara para la vida nueva, porque: Nos capacita para el reconocimiento objetivo del pecado y para reconocernos necesitados de salvación, produciendo el arrepentimiento, y el propósito de enmienda. Hace descubrir y reconocer a Jesús como Salvador. Junta al pecador con el Salvador, y produce la justificación, la salvación y la vida nueva por un nuevo nacimiento. Da la vida, a través de: Un nuevo nacimiento por el agua y el Espíritu. Acrecienta la vida, en: Crecimiento espiritual y santificación.

94 94 COMUNIÓN EN EL ESPÍRITU: La Iglesia, es por definición, comunión en el Espíritu. Por eso el Espíritu Santo es el factor de unidad y de comunión, y el espíritu no santo es el factor de división y de separación. El Espíritu Santo une. Satanás divide. No contristar al Espíritu Santo se refiere a actitudes de comunión y de amor entre la comunidad. Se contrista al Espíritu Santo sobre todo por los pecados contra el amor y contra la unidad del cuerpo de la comunidad cristiana, con todo aquello que afecta y rompe la comunión. La comunión de los Santos es fruto inmediato del Espíritu, y esto es la comunidad cristiana unida y solidaria. Sólo el Espíritu Santo congrega la comunidad y la mantiene unida.

95 95 EN EL PODER DEL ESPÍRITU: El Espíritu Santo en Pentecostés viene como Espíritu de verdad y fuerza de lo alto. y yo pediré al Padre y os dará otro Paráclito, para que esté con vosotros para siempre, el Espíritu de la verdad, a quien el mundo no puede recibir, porque no le ve ni le conoce. Pero vosotros le conocéis, porque mora con vosotros. (Jn 14, ) Es un nuevo modo de presencia, ya no sólo como vivificador, sino como Poder; no sólo como huésped que mora en los que tienen fe en Jesús y ya son sus discípulos, sino como poder de Dios para ser testigos. Espíritu de Verdad: Cuando venga el Paráclito, que yo os enviaré de junto al Padre, el Espíritu de la verdad, que procede del Padre, él dará testimonio de mí. Pero también vosotros daréis testimonio, porque estáis conmigo desde el principio. (Jn 15, 26-27)

96 96 PASTOREO: BLOQUES 3 Y 4 I. Cada catequista con su pequeña comunidad inicia el pastoreo con un momento de oración. I. En orden hace las preguntas para reflexión y diálogo. III. Termina el pastoreo con un momento de oración. (ordinariamente el pastoreo se programa para 30 minutos) ¿Cómo descubres la presencia salvadora de Jesús en tu vida? ¿Cómo ser templo del Espíritu Santo en el mundo de hoy?

97 97 Bloques 5 y 6: No contristar al Espíritu Obediencia, fidelidad y amistad. Gracia y pecado. Caída, rebelión e infidelidad. Debilitamiento y muerte. Sacramento de la Reconciliación Vuelta y orientación total. Reconocimiento de pecado. Arrepiéntete y vuelve al Señor. Confesar los pecados.

98 98 OBEDIENCIA, FIDELIDAD, AMISTAD: La Biblia habla de tres aspectos muy importantes de la comunión con Dios y con el Espíritu Santo como santificados obediencia, fidelidad y amistad. Obediencia: Dichosos los que van por camino perfecto, los que proceden en la ley de Yahveh. Dichosos los que guardan sus dictámenes, los que le buscan de todo corazón, y los que, sin cometer iniquidad, andan por sus caminos. Tú tus ordenanzas promulgaste, para que sean guardadas cabalmente. ¡Ojalá mis caminos se aseguren para observar tus preceptos! Entonces no tendré vergüenza alguna al mirar a todos tus mandamientos. (Sal 119) Fidelidad: En cambio el fruto del Espíritu es amor, alegría, paz, paciencia, afabilidad, bondad, fidelidad, mansedumbre, dominio de sí; contra tales cosas no hay ley. (Gal 5, 22-23) Amistad: Y alcanzó pleno cumplimiento la Escritura que dice: Creyó Abraham en Dios y le fue estimado como justicia y fue llamado amigo de Dios.» (Stgo 2,23)

99 99 GRACIA Y PECADO: Gracia es lo mismo que amor benevolente, que quiere decir amor que Dios me tiene, el camino de amor de Dios hacia mí, amor misericordioso para mi beneficio. Pecado es el debilitamiento o rompimiento de la relación personal con Dios. Todo comienza en el interior, cuando hay un rompimiento no se da de la noche a la mañana. El que ama no puede ofender conscientemente a la persona amada. Si se llega a ofender voluntariamente es porque ya interiormente hace mucho tiempo se ha debilitado y perdido el amor. Actos pequeños incongruentes al amor van preparando el rompimiento; actos incongruentes con la gracia, -pecados veniales- van preparando el rompimiento total -pecado mortal-

100 100 CAÍDA, REBELIÓN E INFIDELIDAD: En los capítulos 2-3 de Génesis, se describe el pecado en términos de caída, de rebelión, a ejemplo de Satanás y de infidelidad En la Evangelización fundamental se habla de la conversión de pecado, de resentimientos, y de las obras de Satanás. Pecado como un NO a Dios, rechazo de su luz, y querer realizarse uno mismo sin Dios, construir el mundo prescindiendo de su presencia y de su acción. Pecado es no querer agradar al Padre, contristar al Espíritu Santo que habita en nosotros, y no ser discípulos de Jesús, ese es el sentido bíblico, auténtico de pecado; en el fondo de todo pecado hay siempre algo que ponemos en lugar de Dios, situaciones, personas, cosas, y en último término, nosotros mismos. El pecado se ubica en pensamientos y planes, conscientemente promovidos y mantenidos, deseos voluntariamente fomentados y sostenidos, palabras, acciones, y omisiones.

101 101 DEBILITAMIENTO Y MUERTE: Debilitamiento o muerte se asocia a lo que tradicionalmente se llama pecado venial y leve, o pecado grave y mortal. Pecado leve o venial es una incongruencia con la comunión de amor que quiero y digo tener con Dios, pero manteniendo el estado de gracia. Si estoy en gracia, si quiero mantener la comunión de amor con Dios, se supone que cada uno de mis actos deberían ser congruentes con ese amor; por lo tanto, lo que hago, y no es totalmente congruente con el amor, sin romper la comunión, es una incongruencia, y esas pequeñas o medianas incongruencias van debilitando la comunión, y ese debilitamiento, tarde o temprano, lleva al rompimiento y a la muerte de la vida, o sea, al pecado mortal. El pecado grave o mortal es porque la materia de suyo es grave, hay normas manifestadas en la Palabra de Dios, en la Doctrina moral de la Iglesia que nos dice tales cosas son pecado grave, suponiendo que se hacen con suficiente conocimiento y consentimiento libre.

102 102 VUELTA Y ORIENTACIÓN TOTAL: En la conversión hay varios pasos sucesivos Reconocimiento de pecado. Arrepentimiento. Propósito de enmienda. Confesión de los pecados. Reparación y reconciliación. Conversión significa volverse, (versio – vertere); lo que se tiene que revisar es mi relación con un Dios vivo. La comunión con Dios en términos de gracia que se mantiene y se promueve, y pecado en términos de debilitamiento o de rompimiento con esa Persona viva que es Dios, por lo tanto, cuando estoy analizando como está mi vida en relación con Dios, primero nos preguntamos si Dios está vivo en mi vida en general, y si la globalidad de mi vida está orientada a Él.

103 103 RECONOCIMIENTO DE PECADO: Conversión, es la exigencia inicial del Reino, El tiempo se ha cumplido y el Reino de Dios está cerca; conviértanse y crean en la Buena Nueva (Mc 1,15) Cambio interior primero, hecho por Dios y en referencia a Él, para luego cambio exterior de vida, de actitudes, de obras, con proyección y compromiso con los demás. Cambio interior: arrepentimiento, transformación del corazón y de la mente; de lo interior a lo exterior, de lo personal a lo social. Sólo el Espíritu Santo, si lo invito, con su luz puede darme conciencia de pecado, de otra manera se reduce a un mero sentimiento de culpabilidad, o remordimiento, o a la simple confrontación de mis acciones con la lista de pecados. Necesitamos invitarlo e invocarlo.

104 104 ARREPIÉNTETE Y VUELVE AL SEÑOR: El arrepentimiento es sentirse mal por romper la unión de amor con Dios, no por lo que me afecta a mí, sino porque amo a la persona que lastimé; la verdadera contrición, el verdadero arrepentimiento es dolerse del pecado, dolerse por ofender a la persona que se ama. Analizar hasta qué punto nosotros reconocemos el pecado como tal, pecado como el rompimiento de la comunión de amor con un Dios vivo, y qué tan grande o tan leve es, qué tanto lesiona, debilita o rompe la comunión con Dios. Un verdadero arrepentimiento implica necesariamente voluntad decidida de romper con toda situación de pecado, lo que tradicionalmente se conoce como firme propósito de enmienda y de cambio.

105 105 CONFESAR LOS PECADOS: Necesitamos acudir al sacerdote y confesar cada pecado grave, para recibir la expresión y ratificación del perdón de Dios por la absolución, en el sacramento de la Reconciliación. Confesaos, pues, mutuamente vuestros pecados y orad los unos por los otros, para que seáis curados. La oración ferviente del justo tiene mucho poder. (Stgo 5,13) La gracia sacramental no es solo perdón de culpa, limpieza de la mancha, la confesión sin pecados mortales sería para sanación de la raíz del pecado, y fortalecimiento de parte de Dios para la corrección futura. Los evangelizados deberán buscar un buen confesor, que sea el mismo y que los conozca, para que pueda dar una orientación continuada en el marco de la confesión.

106 106 PASTOREO: BLOQUES 5 Y 6 I. Cada catequista con su pequeña comunidad inicia el pastoreo con un momento de oración. I. En orden hace las preguntas para reflexión y diálogo. III. Termina el pastoreo con un momento de oración. (ordinariamente el pastoreo se programa para 30 minutos) ¿Cómo descubro en mi vida que el Espíritu Santo me da conciencia de pecado? ¿Cómo he descubierto el amor misericordioso del Padre en el Sacramento de la Reconciliación?

107 107 PLENARIO EVALUACIÓN DE LOS TRES PASTOREOS: El catequista que dirige el retiro agrupa a los participantes en la dinámica de mesa redonda, para que algunos miembros de las Pequeñas Comunidades, compartan en forma reflexiva con todos, lo que más les ha llamado la atención o aportes que han encontrado para su crecimiento en la vida cristiana y madurez en la fe.

108 108 … Después del Plenario, los catequistas y participantes comenzarán con la PREPARACIÓN A LA SOLEMNE EUCARISTÍA (la preparación en ambiente de oración) Con la que finalizará el RETIRO DE SEGUIMIENTO DE JESÚS para pasar al siguiente nivel CAMINAR EN EL ESPÍRITU

109 109

110 110 TERCER NIVEL DE CATEQUESIS DE ADULTOS SEGUIMIENTO DE JESÚS SEGUIMIENTO DE JESÚS

111 111 Agenda Retiro de Seguimiento de Jesús (Un día completo) Presentación y Oración -(suficiente espacio para la oración)- Bloques 1 y 2: Dios uno y trino – Bajo la mirada del Padre Pastoreo por comunidad. Descanso. Bloques 3 y 4: Discípulos fieles de Jesús – Templos del Espíritu Santo Pastoreo por comunidad. Almuerzo. Bloques 5 y 6: No contristar al Espíritu – Sacramento de la Reconciliación Pastoreo por comunidad. Plenario: evaluación de los tres pastoreos Preparación a la Eucaristía. Solemne celebración eucarística.

112 112 En este retiro no se va a repetir lo que ya en la Pequeña Comunidad se conoció y se compartió, aquí se revisa y se proporciona una experiencia profundamente vivencial con base a los contenidos de cada tema; por tanto, conviene hacer énfasis en los siguientes aspectos y pastoreo apropiado. Cada catequista podrá enriquecer este retiro, desde la Palabra de Dios y experiencia que el Señor Jesús le ha dado en su vida personal a través de la Nueva Evangelización. Esta catequesis Nos asoma a la relación trinitaria y nos facilita los medios para realizarla desde la relación personal con cada una de las personas divinas.

113 113 Bloques 1 y 2: Dios uno y trino Creo en un solo Dios. Mi nombre, YAHVEH. Amor y fidelidad. En el nombre del Padre y del Hijo y del Espíritu Santo. Bajo la mirada del Padre Fuente y origen de todo. Padre todo poderoso, creador. Divina Providencia. Como hijos confiados.

114 114 CREO EN UN SOLO DIOS: Dios habla y se revela a los hombres como amigo para invitarlos a la comunicación consigo y recibirlos en su compañía. Por la fe el hombre somete su inteligencia y su voluntad a Dios. La fe es un don gratuito, pero podemos perderlo. Para vivir, crecer y perseverar hasta el fin en la fe, hay que alimentarla con la Palabra de Dios, pedirle al Señor que la aumente, actuar por la caridad, ser sostenida por la esperanza, enraizada en la fe de la Iglesia. No se puede creer en Jesús sin tener parte en su Espíritu… Nosotros creemos en el Espíritu Santo porque es Dios. La Iglesia no cesa de confesar su fe en un solo Dios, Padre, Hijo y Espíritu Santo.

115 115 MI NOMBRE, YAHVEH YO SOY: Yahveh da su nombre a Moisés en la Zarza. Cfr. Ex 3, 1-15 Yo soy el que soy, Dios hablando de sí mismo: Yo soy el existente, el único verdaderamente existente. Dios fue revelándose progresivamente y bajo diversos nombres a su pueblo, pero la revelación del Nombre Divino hecha a Moisés en la zarza ardiendo, es la de un Dios verdadero y vivo, el Dios de sus padres. Dios se define no por lo que Él es en sí, sino lo que es hacia nosotros: el que es, el que realmente es verdadero, el Dios único. el que va a estar ahí protegiendo y guardando a su Pueblo.

116 116 AMOR Y FIDELIDAD: En todas sus obras Dios muestra benevolencia -quiere el bien- bondad, gracia y amor; pero también fiabilidad: constancia, fidelidad, verdad. Amor benevolente, que quiere el mejor bien para las personas que ama; pero, como Él es Dios y yo soy criatura, Él es Santo y yo pecador, el amor de Dios es siempre un amor de misericordia, amor compasivo, de piedad, y amor gratuito. Él libremente escoge y ama, amor que no cesa de salvar al Pueblo y perdonarle su infidelidad y su pecado.

117 117 EN EL NOMBRE DEL PADRE, Y DEL HIJO Y DEL ESPÍRITU SANTO: La Trinidad es un misterio de fe misterio escondido en Dios, que no puede ser conocido si no es revelado desde lo alto. Dios ha dejado huellas de su ser trinitario en la creación y en su revelación a lo largo del Antiguo Testamento. Pero la intimidad de su ser como Trinidad santa, constituye un misterio inaccesible a la sola razón, e incluso a la fe de Israel antes de la encarnación del Hijo de Dios y el envío del Espíritu Santo. La Trinidad es una. No confesamos tres dioses, sino un solo Dios en tres personas: Trinidad consubstancial. Las personas divinas no se reparten la única divinidad, sino que cada una de ellas es enteramente Dios: el Padre es lo mismo que es el Hijo, el Hijo lo mismo que es el Padre, el Padre y el Hijo lo mismo que es el Espíritu Santo, es decir, un solo Dios por naturaleza. Cada una de las tres Personas es esta realidad, es decir, la substancia, la esencia o la naturaleza divina.

118 118 FUENTE Y ORIGEN DE TODO: En Dios todo es uno, igual e idéntico, excepto las relaciones opuestas: paternidad, filiación, espiración activa, y espiración pasiva. El Padre y el Hijo son diferentes en que el Padre engendra y el Hijo es engendrado, todo lo demás es idéntico, y luego, de los dos procede el Espíritu Santo. El Padre en la Trinidad, es fuente y origen, no es causa. El Padre revelado por el Hijo, es origen primero de todo, autoridad trascendente, amorosa, paternal y maternal. El origen eterno del Espíritu se revela en su misión temporal. El Espíritu Santo es enviado a la Iglesia por el Padre en nombre del Hijo, y por el Hijo una vez que vuelve junto al Padre. El envío del Espíritu, tras la glorificación de Jesús, revela en plenitud el misterio de la Santísima Trinidad. Se ve al Padre como el principio absoluto, sin inferioridad o posterioridad de tiempo. No hay tiempo, son eternos. una misma adoración y gloria. Los tres son igualmente eternos. Siempre han existido, no hay momento en el que alguno de ellos haya empezado a existir.

119 119 PADRE CREADOR TODOPODEROSO: Cuando Jesús enseña la oración por excelencia el Padre nuestro, nos muestra que el matiz de la relación con la primera persona es con un Padre amoroso, cuidadoso y tierno, y nuestra respuesta como hijos confiados. Creador de cielo y tierra, de lo visible y de lo invisible, de la materia, del alma humana y de los seres angélicos. Todopoderoso: es una omnipotencia universal, porque ha creado todo, rige todo y lo dirige todo, lo puede todo. Es una omnipotencia amorosa porque Dios es nuestro Padre. Todo lo que Él quiere lo hace. Nada es imposible para Dios Cfr. Lucas 1, 37

120 120 DIVINA PROVIDENCIA: La Divina Providencia es Dios mismo. Dios siempre atento a todas nuestras necesidades. Relación confiada de un hijo con su Padre providente, un Papá que está pendiente de los que ama. Llamamos Divina Providencia a las disposiciones por las que Dios conduce la obra de su creación hacia esta perfección. La solicitud de la Divina Providencia es concreta e inmediata, tiene cuidado de todo, de las cosas más pequeñas hasta los grandes acontecimientos del mundo y de la historia. Es Dios de cielos y tierra, todo cuanto le place lo realiza Cfr. Salmo 115, 3

121 121 COMO HIJOS CONFIADOS: Si Él es Padre amoroso, tierno, providente, reconocerlo como Padre, y relacionarme como hijo; Padre que ama con ternura. Lamentablemente proyectamos en nuestra relación con Dios nuestros problemas humanos: la relación con nuestros padres, nuestros daños en la sociedad. La falta de autoestima, el que los demás no nos entienden, no nos estimulan, no contamos para nadie y como consecuencia, no nos hemos sentido valorados, estimados, reconocidos, tomados en cuenta por los demás. Dios no es un personaje lejano, sino una Persona viva con la que me he encontrado y como consecuencia de ese encuentro, hay salvación y vida nueva por la acción vivificadora del Espíritu Santo, por la experiencia de nuevo nacimiento. La Palabra de Dios, además de conocerla, contemplarla, meditarla y profundizarla agradecidamente, es para vivirla. Nos dice por dónde caminar, cómo vivir, cómo responder, cómo volver a la casa Paterna.

122 122 PASTOREO: BLOQUES 1 Y 2 I. Cada catequista con su pequeña comunidad inicia el pastoreo con un momento de oración. I. En orden hace las preguntas para reflexión y diálogo. III. Termina el pastoreo con un momento de oración. (ordinariamente el pastoreo se programa para 30 minutos) ¿De qué manera ves la presencia de Dios Padre, Hijo y Espíritu Santo en tu vida? ¿Cómo descubres en tu vida que Dios es providente?

123 123 Bloques 3 y 4: Discípulos fieles de Jesús Jesús es Señor. El verbo se hizo carne. Solo Jesús salva. Seguir e imitar a Cristo. Templos del Espíritu Santo Señor y dador de vida. Santificador – Caminar en el Espíritu. Comunión en el Espíritu. En el poder del Espíritu.

124 124 JESÚS ES SEÑOR: En el centro de la catequesis encontramos esencialmente una persona, la de Jesús de Nazareth, unigénito del Padre, que ha sufrido y muerto por nosotros y que ahora, resucitado, vive para siempre con nosotros. Catequizar es descubrir en la persona de Cristo el designio eterno de Dios. El fin de la catequesis: conducir a la comunión con Jesucristo: solo Él puede conducirnos al amor del Padre en el Espíritu y hacernos partícipes de la vida de la Santísima Trinidad. Sepa con certeza toda la casa de Israel que Dios ha constituido Señor y Mesías a éste Jesús a quienes ustedes han crucificado Cfr. Hch 2, 36

125 125 EL VERBO SE HIZO CARNE: El verbo se hizo carne, y puso su morada entre nosotros, y hemos visto su gloria, gloria que recibe del Padre como Hijo único, lleno de gracia y de verdad Cfr. Jn 1, 14 El YO profundo de Jesús es el YO del verbo de Dios, la naturaleza divina de Jesús es la misma que la del Padre y del Espíritu Santo; pero como Personas el Padre y el Espíritu Santo no se unieron a la humanidad de Jesús, sólo el verbo. Las tres Personas decidieron el proyecto salvífico de la encarnación, pero sólo Jesús es Dios – Hombre. Fue concebido por obra del Espíritu Santo y nació de Santa María virgen. El Verbo se hizo carne.

126 126 SÓLO JESÚS SALVA: Jesús – hombre es la mano extendida de Dios para salvar. Como hombre es uno de nosotros, cerca de nosotros, con nosotros. Y para salvar Dios quiso que se encarnara, que se hiciera hombre como nosotros. Jesús murió por nuestros pecados: en nuestro lugar y a favor nuestro. Por nosotros los hombres y por nuestra salvación. Jesús se ofreció libremente por nuestra salvación. Él es la oblación, ofrenda de sí mismo; antes se ofrecían animales y el sacerdote era el único oferente, Jesús es sacerdote y víctima, es Él quien ofrece, y se ofrece a sí mismo. Él mismo es la víctima. Jesús, único y suficiente Salvador, ha querido unir en el proceso salvador a la Iglesia y los sacramentos, como canalización de su salvación.

127 127 SEGUIR E IMITAR A CRISTO: Seguir e imitar a Jesús es lo mismo que: ver con sus ojos, oír con sus oídos, sentir con su corazón, hablar con su boca, actuar con sus manos y sus pies, vivir como Él vivió. Todo el seguimiento posterior a la Evangelización Kerigmática se llama de forma global DISCIPULADO. Fidelidad, ir de cerca, significa intimidad con Jesús, la calidad de discípulo es la comunión personal con Él. A San Juan no le interesa ser apóstol ni pastor, le interesa ante todo ser discípulo de Jesús, la intimidad personal con Jesús. Ser discípulo es la primera cualificación del cristiano. La vida y la moral cristiana es primariamente respuesta de fidelidad y de comunión a un Dios personal, al Dios trino a través de Jesús, la moral cristiana es moral de seguimiento de Jesús, es moral de imitación de Cristo, es moral de respuesta al Padre.

128 128 SEÑOR Y DADOR DE VIDA: El Espíritu Santo coopera con el Padre y el Hijo desde el comienzo del designio de nuestra salvación y hasta su consumación, pero por la encarnación del Hijo, es cuando el Espíritu Santo se revela como persona, y nos es dado. La Iglesia comunión viviente en la fe de los apóstoles, es lugar de nuestro conocimiento del Espíritu. En la Iglesia, en la comunidad eclesial, descubrimos al Espíritu Santo como persona: En las Escrituras que Él mismo ha inspirado En la Tradición sobre todo en los Padres de la Iglesia En el Magisterio de la Iglesia En la Liturgia sacramental En la Oración en la que Él intercede por nosotros En los Carismas y Ministerios con los que se edifica la Iglesia.

129 129 SANTIFICADOR CAMINAR EN EL ESPÍRITU: El Espíritu Santo es santificador, porque prepara para la vida nueva, la da y luego la acrecienta. Prepara para la vida nueva, porque: Nos capacita para el reconocimiento objetivo del pecado y para reconocernos necesitados de salvación, produciendo el arrepentimiento, y el propósito de enmienda. Hace descubrir y reconocer a Jesús como Salvador. Junta al pecador con el Salvador, y produce la justificación, la salvación y la vida nueva por un nuevo nacimiento. Da la vida, a través de: Un nuevo nacimiento por el agua y el Espíritu. Acrecienta la vida, en: Crecimiento espiritual y santificación.

130 130 COMUNIÓN EN EL ESPÍRITU: La Iglesia, es por definición, comunión en el Espíritu. Por eso el Espíritu Santo es el factor de unidad y de comunión, y el espíritu no santo es el factor de división y de separación. El Espíritu Santo une. Satanás divide. No contristar al Espíritu Santo se refiere a actitudes de comunión y de amor entre la comunidad. Se contrista al Espíritu Santo sobre todo por los pecados contra el amor y contra la unidad del cuerpo de la comunidad cristiana, con todo aquello que afecta y rompe la comunión. La comunión de los Santos es fruto inmediato del Espíritu, y esto es la comunidad cristiana unida y solidaria. Sólo el Espíritu Santo congrega la comunidad y la mantiene unida.

131 131 EN EL PODER DEL ESPÍRITU: El Espíritu Santo en Pentecostés viene como Espíritu de verdad y fuerza de lo alto. y yo pediré al Padre y os dará otro Paráclito, para que esté con vosotros para siempre, el Espíritu de la verdad, a quien el mundo no puede recibir, porque no le ve ni le conoce. Pero vosotros le conocéis, porque mora con vosotros. (Jn 14, ) Es un nuevo modo de presencia, ya no sólo como vivificador, sino como Poder; no sólo como huésped que mora en los que tienen fe en Jesús y ya son sus discípulos, sino como poder de Dios para ser testigos. Espíritu de Verdad: Cuando venga el Paráclito, que yo os enviaré de junto al Padre, el Espíritu de la verdad, que procede del Padre, él dará testimonio de mí. Pero también vosotros daréis testimonio, porque estáis conmigo desde el principio. (Jn 15, 26-27)

132 132 PASTOREO: BLOQUES 3 Y 4 I. Cada catequista con su pequeña comunidad inicia el pastoreo con un momento de oración. I. En orden hace las preguntas para reflexión y diálogo. III. Termina el pastoreo con un momento de oración. (ordinariamente el pastoreo se programa para 30 minutos) ¿Cómo descubres la presencia salvadora de Jesús en tu vida? ¿Cómo ser templo del Espíritu Santo en el mundo de hoy?

133 133 Bloques 5 y 6: No contristar al Espíritu Obediencia, fidelidad y amistad. Gracia y pecado. Caída, rebelión e infidelidad. Debilitamiento y muerte. Sacramento de la Reconciliación Vuelta y orientación total. Reconocimiento de pecado. Arrepiéntete y vuelve al Señor. Confesar los pecados.

134 134 OBEDIENCIA, FIDELIDAD, AMISTAD: La Biblia habla de tres aspectos muy importantes de la comunión con Dios y con el Espíritu Santo como santificados obediencia, fidelidad y amistad. Obediencia: Dichosos los que van por camino perfecto, los que proceden en la ley de Yahveh. Dichosos los que guardan sus dictámenes, los que le buscan de todo corazón, y los que, sin cometer iniquidad, andan por sus caminos. Tú tus ordenanzas promulgaste, para que sean guardadas cabalmente. ¡Ojalá mis caminos se aseguren para observar tus preceptos! Entonces no tendré vergüenza alguna al mirar a todos tus mandamientos. (Sal 119) Fidelidad: En cambio el fruto del Espíritu es amor, alegría, paz, paciencia, afabilidad, bondad, fidelidad, mansedumbre, dominio de sí; contra tales cosas no hay ley. (Gal 5, 22-23) Amistad: Y alcanzó pleno cumplimiento la Escritura que dice: Creyó Abraham en Dios y le fue estimado como justicia y fue llamado amigo de Dios.» (Stgo 2,23)

135 135 GRACIA Y PECADO: Gracia es lo mismo que amor benevolente, que quiere decir amor que Dios me tiene, el camino de amor de Dios hacia mí, amor misericordioso para mi beneficio. Pecado es el debilitamiento o rompimiento de la relación personal con Dios. Todo comienza en el interior, cuando hay un rompimiento no se da de la noche a la mañana. El que ama no puede ofender conscientemente a la persona amada. Si se llega a ofender voluntariamente es porque ya interiormente hace mucho tiempo se ha debilitado y perdido el amor. Actos pequeños incongruentes al amor van preparando el rompimiento; actos incongruentes con la gracia, -pecados veniales- van preparando el rompimiento total -pecado mortal-

136 136 CAÍDA, REBELIÓN E INFIDELIDAD: En los capítulos 2-3 de Génesis, se describe el pecado en términos de caída, de rebelión, a ejemplo de Satanás y de infidelidad En la Evangelización fundamental se habla de la conversión de pecado, de resentimientos, y de las obras de Satanás. Pecado como un NO a Dios, rechazo de su luz, y querer realizarse uno mismo sin Dios, construir el mundo prescindiendo de su presencia y de su acción. Pecado es no querer agradar al Padre, contristar al Espíritu Santo que habita en nosotros, y no ser discípulos de Jesús, ese es el sentido bíblico, auténtico de pecado; en el fondo de todo pecado hay siempre algo que ponemos en lugar de Dios, situaciones, personas, cosas, y en último término, nosotros mismos. El pecado se ubica en pensamientos y planes, conscientemente promovidos y mantenidos, deseos voluntariamente fomentados y sostenidos, palabras, acciones, y omisiones.

137 137 DEBILITAMIENTO Y MUERTE: Debilitamiento o muerte se asocia a lo que tradicionalmente se llama pecado venial y leve, o pecado grave y mortal. Pecado leve o venial es una incongruencia con la comunión de amor que quiero y digo tener con Dios, pero manteniendo el estado de gracia. Si estoy en gracia, si quiero mantener la comunión de amor con Dios, se supone que cada uno de mis actos deberían ser congruentes con ese amor; por lo tanto, lo que hago, y no es totalmente congruente con el amor, sin romper la comunión, es una incongruencia, y esas pequeñas o medianas incongruencias van debilitando la comunión, y ese debilitamiento, tarde o temprano, lleva al rompimiento y a la muerte de la vida, o sea, al pecado mortal. El pecado grave o mortal es porque la materia de suyo es grave, hay normas manifestadas en la Palabra de Dios, en la Doctrina moral de la Iglesia que nos dice tales cosas son pecado grave, suponiendo que se hacen con suficiente conocimiento y consentimiento libre.

138 138 VUELTA Y ORIENTACIÓN TOTAL: En la conversión hay varios pasos sucesivos Reconocimiento de pecado. Arrepentimiento. Propósito de enmienda. Confesión de los pecados. Reparación y reconciliación. Conversión significa volverse, (versio – vertere); lo que se tiene que revisar es mi relación con un Dios vivo. La comunión con Dios en términos de gracia que se mantiene y se promueve, y pecado en términos de debilitamiento o de rompimiento con esa Persona viva que es Dios, por lo tanto, cuando estoy analizando como está mi vida en relación con Dios, primero nos preguntamos si Dios está vivo en mi vida en general, y si la globalidad de mi vida está orientada a Él.

139 139 RECONOCIMIENTO DE PECADO: Conversión, es la exigencia inicial del Reino, El tiempo se ha cumplido y el Reino de Dios está cerca; conviértanse y crean en la Buena Nueva (Mc 1,15) Cambio interior primero, hecho por Dios y en referencia a Él, para luego cambio exterior de vida, de actitudes, de obras, con proyección y compromiso con los demás. Cambio interior: arrepentimiento, transformación del corazón y de la mente; de lo interior a lo exterior, de lo personal a lo social. Sólo el Espíritu Santo, si lo invito, con su luz puede darme conciencia de pecado, de otra manera se reduce a un mero sentimiento de culpabilidad, o remordimiento, o a la simple confrontación de mis acciones con la lista de pecados. Necesitamos invitarlo e invocarlo.

140 140 ARREPIÉNTETE Y VUELVE AL SEÑOR: El arrepentimiento es sentirse mal por romper la unión de amor con Dios, no por lo que me afecta a mí, sino porque amo a la persona que lastimé; la verdadera contrición, el verdadero arrepentimiento es dolerse del pecado, dolerse por ofender a la persona que se ama. Analizar hasta qué punto nosotros reconocemos el pecado como tal, pecado como el rompimiento de la comunión de amor con un Dios vivo, y qué tan grande o tan leve es, qué tanto lesiona, debilita o rompe la comunión con Dios. Un verdadero arrepentimiento implica necesariamente voluntad decidida de romper con toda situación de pecado, lo que tradicionalmente se conoce como firme propósito de enmienda y de cambio.

141 141 CONFESAR LOS PECADOS: Necesitamos acudir al sacerdote y confesar cada pecado grave, para recibir la expresión y ratificación del perdón de Dios por la absolución, en el sacramento de la Reconciliación. Confesaos, pues, mutuamente vuestros pecados y orad los unos por los otros, para que seáis curados. La oración ferviente del justo tiene mucho poder. (Stgo 5,13) La gracia sacramental no es solo perdón de culpa, limpieza de la mancha, la confesión sin pecados mortales sería para sanación de la raíz del pecado, y fortalecimiento de parte de Dios para la corrección futura. Los evangelizados deberán buscar un buen confesor, que sea el mismo y que los conozca, para que pueda dar una orientación continuada en el marco de la confesión.

142 142 PASTOREO: BLOQUES 5 Y 6 I. Cada catequista con su pequeña comunidad inicia el pastoreo con un momento de oración. I. En orden hace las preguntas para reflexión y diálogo. III. Termina el pastoreo con un momento de oración. (ordinariamente el pastoreo se programa para 30 minutos) ¿Cómo descubro en mi vida que el Espíritu Santo me da conciencia de pecado? ¿Cómo he descubierto el amor misericordioso del Padre en el Sacramento de la Reconciliación?

143 143 PLENARIO EVALUACIÓN DE LOS TRES PASTOREOS: El catequista que dirige el retiro agrupa a los participantes en la dinámica de mesa redonda, para que algunos miembros de las Pequeñas Comunidades, compartan en forma reflexiva con todos, lo que más les ha llamado la atención o aportes que han encontrado para su crecimiento en la vida cristiana y madurez en la fe.

144 144 … Después del Plenario, los catequistas y participantes comenzarán con la PREPARACIÓN A LA SOLEMNE EUCARISTÍA (la preparación en ambiente de oración) Con la que finalizará el RETIRO DE SEGUIMIENTO DE JESÚS para pasar al siguiente nivel CAMINAR EN EL ESPÍRITU

145 145

146 146 QUINTO NIVEL DE CATEQUESIS DE ADULTOS ESTÁN EN EL MUNDO ESTÁN EN EL MUNDO

147 147 Agenda Retiro de Están en el mundo (Un día completo) Presentación y Oración -(suficiente espacio para la oración)- Bloques 1 y 2: Vocación de parte de Dios – El seglar en el mundo Pastoreo por comunidad. Descanso. Bloques 3 y 4: Trabajo humano – Relacionalidad. Pastoreo por comunidad. Almuerzo. Bloques 5 y 6: Matrimonio - Familia Pastoreo por comunidad. Plenario: evaluación de los tres pastoreos Preparación a la Eucaristía. Solemne celebración eucarística.

148 148 En este retiro no se va a repetir lo que ya en la Pequeña Comunidad se conoció y se compartió, aquí se revisa y se proporciona una experiencia profundamente vivencial con base a los contenidos de cada tema; por tanto, conviene hacer énfasis en los siguientes aspectos y pastoreo apropiado. Cada catequista podrá enriquecer este retiro, desde la Palabra de Dios y experiencia que el Señor Jesús le ha dado en su vida personal a través de la Nueva Evangelización. Ayuda a descubrir que aunque estamos en el mundo, no somos del mundo y que estamos en permanente batalla espiritual, en constante lucha para permanecer en gracia de Dios.

149 149 Bloques 1 y 2: Vocación de parte de Dios Dios llama, equipa y envía. Obstáculos que impiden el llamado. Condiciones para descubrir el llamado. Descubrir, Discernir y Confirmar. El Seglar en el mundo Laico y seglar. El seglar está en el mundo. Ciudadano responsable. Vida social y familiar.

150 150 BLOQUE I: La vocación es iniciativa de Dios. Se nace con la vocación, con el equipamiento y con la misión que Dios quiso para cada persona. Vegetar (instalamiento – inercia), vida de pecado y mundanidad, son obstáculos que impiden el llamado del Señor en la persona. Estado de Gracia, conversión, adhesión a Jesús, Señorío de Jesús, apertura al Espíritu, medios de crecimiento espiritual son condiciones para descubrir el llamado La Pequeña Comunidad, es el lugar de ayuda, para el discernimiento vocacional, pero también hay otros medios, pues, si Dios dio una vocación lo muestra en múltiples signos interiores y exteriores.

151 151 BLOQUE II: Todo seglar es un laico, los seglares son laicos dado que pertenecen al Pueblo de Dios y participan en la misma misión de la Iglesia. El seglar está en el mundo, vive en el mundo y participa de las estructuras ordinarias del mundo: Matrimonio, familia, trabajo… El seglar es fiel en la Iglesia y ciudadano en el mundo. Todo ser humano es social por naturaleza, la familia es la célula básica de la sociedad. La primera comunidad humana, natural, en el orden creacional.

152 152 PASTOREO: BLOQUES 1 Y 2 I. Cada catequista con su pequeña comunidad inicia el pastoreo con un momento de oración. I. En orden hace las preguntas para reflexión y diálogo. III. Termina el pastoreo con un momento de oración. (ordinariamente el pastoreo se programa para 30 minutos) ¿De qué manera has descubierto el llamado que Dios ha hecho en tu vida? ¿Por qué la familia es célula básica de la sociedad?

153 153 Bloques 3 y 4: El trabajo humano Sentido y valor del trabajo. Persona, trabajo, capital y producción. El fin del trabajo. Responsabilidad, testimonio y solidaridad. Relacionalidad Ser social, comunitario, relacional. Compañeros, hermanos y amigos. Relaciones interpersonales: yo - tú. Amor de intimidad.

154 154 BLOQUE III: El trabajo está ordenado al hombre, esta actividad desarrolla a la persona humana y hay prioridad de los valores morales sobre el progreso simplemente económico. La norma reguladora de la actividad es cooperar al bien de la humanidad y realizar la vocación del hombre, el cual vale más por lo que es, que por lo que tiene. Las últimas encíclicas subrayan que no es el capital ni el trabajo en sí mismos como medio de producción, sino la persona, y no de manera individual, sino en comunidad. El trabajo es una bendición. Es la capacidad que Dios le da al hombre de desarrollarse así mismo y a los recursos naturales. En todo lo que el hombre crea y desarrolla la presencia de Dios está en la materia prima que Dios mismo ha creado y en la sabiduría y creatividad humanas, que también son obras de Dios. El buen cristiano debe ser el trabajador más responsable, el que hace bien las cosas, lo mejor posible, el que llega a tiempo, el que trabaja con la mayor calidad, con la mayor atención y con el mayor cuidado.

155 155 BLOQUE IV: En el plan de Dios el hombre está hecho para ser un SER social por naturaleza, el ser humano es comunitario y además relacional o inter-individual en grupo grande como la sociedad, el pequeño es comunidad y la pareja (dos personas en relación). Todos debemos ser hermanos y compañeros de todos en la parroquia, no solo en la Pequeña Comunidad. El mandamiento nuevo del Evangelio de San Juan, es un amor de fraternidad les doy un mandamiento nuevo, que se amen unos a otros como YO los he amado

156 156 PASTOREO: BLOQUES 3 Y 4 I. Cada catequista con su pequeña comunidad inicia el pastoreo con un momento de oración. I. En orden hace las preguntas para reflexión y diálogo. III. Termina el pastoreo con un momento de oración. (ordinariamente el pastoreo se programa para 30 minutos) ¿Tus proyectos laborales han correspondido al Plan que Dios tiene acerca del trabajo humano? ¿Consideras que el estar en los caminos de Dios te ha ayudado a mejorar tus relaciones interpersonales?.

157 157 Bloques 5 y 6: Matrimonio Pareja humana en el plan de Dios. Nivel natural creacional. Sacramentalidad ministerial. Amor fecundo. Familia Procreación responsable. Regulación por medios lícitos y eficaces. Educación integral. Familia cristiana integral.

158 158 BLOQUE V: La pareja humana en el orden natural y sobrenatural es voluntad de Dios creador y redentor. La complementariedad es voluntad de Dios. Así como el hombre no se humaniza sino frente al ser humano, se hace persona frente a otras personas; el varón no se hace varón sino frente a la mujer y la mujer no se hace mujer sino frente al varón. La alianza matrimonial por la que el hombre y la mujer constituyen un consorcio de toda la vida, ordenado por su misma índole natural al bien de los cónyuges y a la generación y educación de la prole, fue elevada por Cristo nuestro Señor a la dignidad de sacramento (CIgC ) El amor es el núcleo del matrimonio, con el amor del Creador y del Salvador los esposos tienen el deber de transmitir la vida humana y de educarla, lo que hay que considerar como su propia misión.

159 159 BLOQUE VI: La fecundidad es una de las características esenciales de la institución matrimonial, el matrimonio es por razón de los hijos. La vida desde su concepción ha de ser salvaguardada con el máximo cuidado. El aborto y el infanticidio son crímenes abominables. La educación integral además de lo académico, ha de ser en los valores religiosos, éticos, culturales y estéticos más importantes. En la educación los padres de familia son los primeros educadores, la escuela es subsidiaria. Testimonio de vida, testificación de palabra y acciones concretas apostólicas en la línea familiar y conyugal constituyen la familia cristiana ejemplar.

160 160 PASTOREO: BLOQUES 5 Y 6 I. Cada catequista con su pequeña comunidad inicia el pastoreo con un momento de oración. I. En orden hace las preguntas para reflexión y diálogo. III. Termina el pastoreo con un momento de oración. (ordinariamente el pastoreo se programa para 30 minutos) ¿Consideras que tenías la suficiente madurez y comprendías el significado del matrimonio cuando celebraste ese sacramento? ¿Como persona evangelizada consideras que has defendido siempre la vida humana, es decir desde su concepción hasta la muerte?

161 161 PLENARIO EVALUACIÓN DE LOS TRES PASTOREOS: El catequista que dirige el retiro agrupa a los participantes en la dinámica de mesa redonda, para que algunos miembros de las Pequeñas Comunidades, compartan en forma reflexiva con todos, lo que más les ha llamado la atención o aportes que han encontrado para su crecimiento en la vida cristiana y madurez en la fe.

162 162 … Después del Plenario, los catequistas y participantes comenzarán con la PREPARACIÓN A LA SOLEMNE EUCARISTÍA (la preparación en ambiente de oración) Con la que finalizará el RETIRO DE ESTÁN EN EL MUNDO para pasar al siguiente nivel NO SON DEL MUNDO

163 163

164 164 SEXTO NIVEL DE CATEQUESIS DE ADULTOS NO SON DEL MUNDO NO SON DEL MUNDO

165 165 Agenda Retiro de No son del mundo (Un día completo) Presentación y Oración -(suficiente espacio para la oración)- Bloques 1 y 2: Caminar por el desierto – Oprimidos en Egipto Pastoreo por comunidad. Descanso. Bloques 3 y 4: Resistir firmes en la fe – Esclavos en Babilonia. Pastoreo por comunidad. Almuerzo. Bloques 5 y 6: No son del mundo – Liberados para ser liberadores Pastoreo por comunidad. Plenario: evaluación de los tres pastoreos Preparación a la Eucaristía. Solemne celebración eucarística.

166 166 En este retiro no se va a repetir lo que ya en la Pequeña Comunidad se conoció y se compartió, aquí se revisa y se proporciona una experiencia profundamente vivencial con base a los contenidos de cada tema; por tanto, conviene hacer énfasis en los siguientes aspectos y pastoreo apropiado. Cada catequista podrá enriquecer este retiro, desde la Palabra de Dios y experiencia que el Señor Jesús le ha dado en su vida personal a través de la Nueva Evangelización. Es la catequesis de la libertad. Libertad para caminar en otra línea diferente a la propuesta por el mundo. Encontrar en la relación y diálogo con Dios los medios para no ser esclavos del mundo, ser liberados para ser canal de liberación de otros.

167 167 Bloques 1 y 2: Caminar por el desierto en la esperanza Pueblo peregrino en marcha. El nombre de Dios. Esperanza en su fidelidad y en su poder. Desierto y lucha, enemigos. Oprimidos en Egipto Tu adversario el Diablo. Soberbia, rebelión, odio y envidia. Tentación para pecado. Daños múltiples.

168 168 BLOQUE I: Somos un pueblo peregrino, en marcha, en camino hacia la Tierra, que es nuestra meta definitiva. Consiguientemente todo lo temporal y secular, todo lo material es relativo y no podemos ni debemos absolutizarlos, y sólo usarlos sin enfrascarnos en ellos como si fueran definitivos. El nombre de Dios YAHVEH significa: El que sí es, el que sí existe, el que es Dios verdadero y único. El fundamento de la esperanza es la fidelidad y el poder de Dios, y la fidelidad supone su amor, y el poder supone su omnisciencia y omnipresencia. Una de las principales victorias del demonio en este tiempo es que se piense que no existe o no actúa.

169 169 BLOQUE II: La existencia de Satanás se conoce por la fe y también por la razón en la experiencia diabólica. Para los cristianos la existencia de los demonios es un dato de la revelación tanto del Antiguo como del Nuevo Testamento, y una experiencia de veinte siglos. La soberbia y el orgullo es el pecado satánico por excelencia, por lo tanto en nosotros el pecado más grave será el de soberbia. No todas las tentaciones son de forma directa e inmediata del demonio, aunque a Satanás se le llame el tentador por excelencia; de el mundo y de la carne vienen muchas tentaciones. Cualquier cosa puede ser dañada por el Enemigo: el universo mineral, las plantas, los animales, el clima, inundaciones, terremotos, pueden ser provocados por Satanás, pero hay que discernir que sea él quien lo provocó directamente, porque pueden ser otras causas. El hombre es capaz de hacer cualquier clase de maldad, por lo tanto no debemos quitarnos la responsabilidad, y responsabilizar de todo a Satanás.

170 170 PASTOREO: BLOQUES 1 Y 2 I. Cada catequista con su pequeña comunidad inicia el pastoreo con un momento de oración. I. En orden hace las preguntas para reflexión y diálogo. III. Termina el pastoreo con un momento de oración. (ordinariamente el pastoreo se programa para 30 minutos) Cómo hombre de esperanza ¿Cómo descubres la acción de Dios en tu vida y en la historia? Comenta Como cristiano evangelizado ¿Cómo combates las acechanzas del mal?

171 171 Bloques 3 y 4: Resistir firmes en la fe Tentación: ataque, prueba y oportunidad. Armadura de Dios. Resistir firmes en la fe. Príncipe de este mundo. Esclavos y desterrados en Babilonia La ciudad campo de batalla. Jerusalén y Babilonia. Amigos del mundo, enemigos de Dios. Secularismo y humanismo ateo.

172 172 BLOQUE III: Las tentaciones son un ataque del Enemigo en la batalla contra él, pero también es prueba para nosotros pasarla o superarla y oportunidad para fortalecimiento, consolidación y crecimiento. Tomad las armas de Dios, para que podáis resistir en el día malo, y después de haber vencido todo, manteneros firmes. ¡En pie!, pues; ceñida vuestra cintura con la Verdad y revestidos de la Justicia como coraza, calzados los pies con el Celo por el Evangelio de la paz, embrazando siempre el escudo de la Fe, para que podáis apagar con él todos los encendidos dardos del Maligno. Tomad, también, el yelmo de la salvación y la espada del Espíritu, que es la Palabra de Dios. (Ef 6, 13-17) Es la fe la que nos hace capaces de resistir. La fe es percibir la presencia de Dios en mí, esa presencia le da sentido a todo lo que sucede, porque Dios se acerca, y yo soy capaz de sentirlo. El hombre era el príncipe de este mundo, pero perdió su lugar al romper la comunión con Dios, porque ese título se tenía mientras mantuviera su comunión con Dios en fidelidad a Él; en el momento que se rebela contra Dios, lo pierde y lo cede a Satanás, príncipe de este mundo.

173 173 BLOQUE IV: Debemos ubicarnos en un desafío en este mundo nuevo que emerge, Dios está llamando a la Iglesia en y a la ciudad, nuestro mundo se está convirtiendo en urbano y es una tendencia irreversible, y ahí la Iglesia tiene un potencial sin precedente para la evangelización del mundo. Todas nuestras ciudades tienen las dimensiones de ciudad de Dios (Jerusalén) y de ciudad de Baal (Babilonia), toda ciudad contiene el poder y la influencia de ambas fuerzas dentro de sus muros. Jesús no dice sálganse del mundo para que puedan vivir la vida cristiana, están en el mundo pero no son del mundo, pero para ese mundo deben ser luz que ilumine de tal manera que, al ver las buenas obras, glorifiquen al Padre. Los falsos valores del mundo están en nosotros tan incrustados que, aun sin darnos cuenta, tenemos actitudes, palabras, comportamientos y reacciones congruentes con el secularismo (buscar el desarrollo del hombre negando a Dios), pero incongruentes con una vida cristiana.

174 174 PASTOREO: BLOQUES 3 Y 4 I. Cada catequista con su pequeña comunidad inicia el pastoreo con un momento de oración. I. En orden hace las preguntas para reflexión y diálogo. III. Termina el pastoreo con un momento de oración. (ordinariamente el pastoreo se programa para 30 minutos) ¿Cómo puedes descubrir que en la tentación podemos ser más fuertes y firmes? Como apóstol de Jesucristo ¿Qué significa para ti estar en el mundo, sin ser del mundo?

175 175 Bloques 5 y 6: No son del mundo Poseer. Poder. Placer. Parecer. Liberados para ser liberadores Para ser libres nos liberó Cristo. Libres de… para ser libres para... Enviados para salvar al mundo y a la ciudad. Liberadores de los oprimidos.

176 176 BLOQUE V: El Evangelio nos invita a la pobreza, la primera bienaventuranza. Pobreza no en el sentido de carecer de lo necesario, sino relativizar los bienes materiales, las posesiones y el dinero. Hay que distinguir entre autoridad y poder. No todo el que ejerce el poder tiene autoridad, porque ésta es la búsqueda, y la promoción del bien común y su garante. Sólo tiene autoridad el que la pone al servicio de los demás. Dios nos creó para el paraíso, es decir, para una vida de plenitud y felicidad, gozando de la maravillosa creación que hizo para nosotros. Dios no nos creó para el dolor, sino para el gozo y la paz, el problema es que desordenemos el plan de Dios, por eso ser cristiano no es el no poder buscar o tener ningún placer, sino el orden, la disciplina, y la jerarquización de valores. El cristiano auténtico busca ante todo el SER, no tanto el parecer. Y sobre todo un auténtico ser a la luz de Dios y de los valores eternos y trascendentales.

177 177 BLOQUE VI: La salvación de Jesús nos ha dado una liberación de todo lo que oprime al hombre, en primer lugar del Pecado y del Maligno y luego de la esclavitud de la ley. En la línea de liberación necesitamos tomar conciencia de que estos llamados a liberar a los demás, en todas las áreas, pero no podemos liberar a otros, si nosotros primero no estamos liberados y libres, ante todo de las opresiones y ataduras interiores espirituales. En la Evangelización de la ciudad hay que evangelizar a las personas, porque no hay mundo nuevo sin hombres nuevos, pero hay que cambiar también las estructuras y los sistemas. El cristiano debe tener una animación explícita de fe para ver las cosas a la luz de Dios y de caridad para la expresión de amor fraterno.

178 178 PASTOREO: BLOQUES 5 Y 6 I. Cada catequista con su pequeña comunidad inicia el pastoreo con un momento de oración. I. En orden hace las preguntas para reflexión y diálogo. III. Termina el pastoreo con un momento de oración. (ordinariamente el pastoreo se programa para 30 minutos) Qué te dice este pasaje bíblico: Buscad el Reino de Dios y su justicia, lo demás viene por añadidura. ¿Qué significa para ti ser cristiano adulto en la fe? Explica.

179 179 PLENARIO EVALUACIÓN DE LOS TRES PASTOREOS: El catequista que dirige el retiro agrupa a los participantes en la dinámica de mesa redonda, para que algunos miembros de las Pequeñas Comunidades, compartan en forma reflexiva con todos, lo que más les ha llamado la atención o aportes que han encontrado para su crecimiento en la vida cristiana y madurez en la fe.

180 180 … Después del Plenario, los catequistas y participantes comenzarán con la PREPARACIÓN A LA SOLEMNE EUCARISTÍA (la preparación en ambiente de oración) Con la que finalizará el RETIRO DE NO SON DEL MUNDO para pasar al siguiente nivel MISIÓN EN LA IGLESIA

181 181

182 182 SÉPTIMO NIVEL DE CATEQUESIS DE ADULTOS MISIÓN EN LA IGLESIA MISIÓN EN LA IGLESIA

183 183 Agenda Retiro de Misión en la Iglesia (Un día completo) Presentación y Oración -(suficiente espacio para la oración)- Bloques 1 y 2: Iglesia comunión – Integralidad de la misión Pastoreo por comunidad. Descanso. Bloques 3 y 4: Irradiación y salida misionera – Cimiento Kerigmático. Pastoreo por comunidad. Almuerzo. Bloques 5 y 6: Pastoral de seguimiento – Estructura pastoral Pastoreo por comunidad. Plenario: evaluación de los tres pastoreos Preparación a la Eucaristía. Solemne celebración eucarística.

184 184 En este retiro no se va a repetir lo que ya en la Pequeña Comunidad se conoció y se compartió, aquí se revisa y se proporciona una experiencia profundamente vivencial con base a los contenidos de cada tema; por tanto, conviene hacer énfasis en los siguientes aspectos y pastoreo apropiado. Cada catequista podrá enriquecer este retiro, desde la Palabra de Dios y experiencia que el Señor Jesús le ha dado en su vida personal a través de la Nueva Evangelización. Visión y fundamento de la misión de que nos invita al compromiso de vida permanente para crear nuevos modelos de vida.

185 185 Bloques 1 y 2: Iglesia, comunión misionera Iglesia misterio y sacramento de comunión. Parroquia comunión de comunidades. Iglesia apostólica y ministerial. Salida misionera y cuidado pastoral. Integralidad de la misión Ir a todos. A todo el hombre. Involucrados todos. Dando todo.

186 186 BLOQUE I: Ser comunión es el SER de la Iglesia, la primera responsabilidad de los pastores (Papa, Obispos y Párrocos), es construir la comunión del Pueblo de Dios encargado a su cuidado. La parroquia es la primera comunidad eclesial, la última localización de Iglesia, la primera y más inmediata visibilidad de la Iglesia para los fieles, el primer órgano de la acción pastoral. La apostolicidad es una de las notas esenciales de la Iglesia. Apostolicidad que significa ser fundada en los Apóstoles, y en la misión apostólica de Jesús y de los Doce. Después de la misión sigue la pastoral, después de pescar hay que apacentar.

187 187 BLOQUE II: Los destinatarios de la Evangelización son indicados por el mismo Señor Jesús: ¡a todo el mundo!, ¡a toda creatura!, ¡hasta los confines de la tierra!. A todo el hombre; es decir, cuerpo, alma y espíritu. Sólo involucrados todos, se puede ir a todos y dar todo. Se quiere real y efectivamente abarcar todo el territorio parroquial, y para eso ir a donde ellos viven y trabajan, y no esperar a que ellos vengan. Todo lo esencial debe ser dado por la parroquia, a toda la feligresía, a título de vida cristiana básica y a título de Iglesia.

188 188 PASTOREO: BLOQUES 1 Y 2 I. Cada catequista con su pequeña comunidad inicia el pastoreo con un momento de oración. I. En orden hace las preguntas para reflexión y diálogo. III. Termina el pastoreo con un momento de oración. (ordinariamente el pastoreo se programa para 30 minutos) ¿Cómo entender que la Comunión te lleva a la Misión y la Misión te conduce a la Comunión? ¿Cómo entiendes que el cristiano evangelizando es evangelizado y, a la vez, evangelizador?

189 189 Bloques 3 y 4: Irradiación y salida misionera Testimonio de vida radiante. Testificación de palabra. Salida misionera permanente. Misiones evangelizadoras intensivas. Cimiento Kerigmático Prioridad en la misión. Laguna más grave y más grande. Metas vivenciales. Mensaje del Kerigma.

190 190 BLOQUE III: La primera forma de evangelización es el testimonio. El testimonio de vida cristiana es la primera e insustituible forma de misión. La primera forma de testimonio es la vida misma del misionero, que vive con sencillez según el modelo de Cristo, la de la familia cristiana y de la comunidad eclesial. Todos en la Iglesia pueden y deben dar ese testimonio (RM 42). El mejor testimonio de vida debe ser esclarecido con la palabra para las personas impactadas por la acción interior del Espíritu Santo. La salida misionera debe ser la consigna de la Iglesia en las Diócesis y Parroquias para llegar realmente a todos. Las puertas de nuestros hermanos alejados están esperando que vayan a tocar a sus puertas (Santo Domingo). Con misiones intensivas que se hacen en una semana o un mes y luego el Visiteo Integral Permanente.

191 191 BLOQUE IV: El anuncio tiene la prioridad permanente en la misión. La Buena Nueva de que son amados por Dios y salvados por Él. Porque la evangelización tiene como base, centro y cumbre de su dinamismo una clara proclamación de que en Jesucristo se ofrece la salvación a todos RM 44 El Kerigma no se está dando de forma sistemática, y a todos, por eso se dice que el Kerigma ha desaparecido por dieciséis siglos y aún hoy para muchos sigue desaparecido. Las metas del Kerigma son cuatro: Conversión, adhesión a Jesús como Salvador, Confesión de Jesús como Señor y efusión del Espíritu Santo como poder de Dios. El contenido del anuncio kerigmático es muy específico, siempre igual en todos los tiempos y en todas las iglesias, pues está centrado en la persona de Jesús y en sus hechos de salvación.

192 192 PASTOREO: BLOQUES 3 Y 4 I. Cada catequista con su pequeña comunidad inicia el pastoreo con un momento de oración. I. En orden hace las preguntas para reflexión y diálogo. III. Termina el pastoreo con un momento de oración. (ordinariamente el pastoreo se programa para 30 minutos) ¿Cómo podemos llegar a ser SANTOS, HERMANOS Y APÓSTOLES, y a la vez, ayudar a los demás a serlo?. ¿Cuál es el contenido del Anuncio de la Evangelización?

193 193 Bloques 5 y 6: Pastoral de seguimiento Todos y todo en comunidad. Profundizar en la Palabra. Centralidad sacramental. Cambio social. Estructura pastoral Sectores y ministerios. División territorial y atención de personas. Visiteo Integral Permanente. Campos ministeriales básicos.

194 194 BLOQUE V: La comunidad no es un elemento estructural de un sistema, sino una necesidad humana y eclesial verdaderamente esencial. El Ministerio de la Palabra es un proceso dinámico en etapas, las básicas son: Kerigma, Catequesis, Teología y Homilía (en el marco litúrgico) La Liturgia, los sacramentos y sobre todo la Eucaristía son el eje o centro de toda la vida cristiana y eclesial en donde todo debe girar. La dimensión social es parte de la misión integral de la Iglesia, no lo único ni lo primero, ni lo inmediato, porque su finalidad es de orden religioso, pero el hombre real a quien sirve es un hombre concreto: individuo, en familia y en estructuras sociales.

195 195 BLOQUE VI: Para poder llevar bien y completo el plan pastoral y misionero de la parroquia se requieren tener muy definidas las estructuras de SECTORES Y MINISTERIOS. En las estructuras de los sectores: los subsectores, calles o manzanas para lograr ir a TODOS. Se cumple con la integralidad de los elementos de la misión y de la pastoral de la parroquia, a través del Visiteo Integral Permanente. … y de los Ministerios: Evangelización, Comunidades, Catequesis de Adultos, Escuela de Formación Básica en la Fe, Liturgia, Pastoral Social, Familia, Jóvenes, Salud y Rehabilitación.

196 196 PASTOREO: BLOQUES 5 Y 6 I. Cada catequista con su pequeña comunidad inicia el pastoreo con un momento de oración. I. En orden hace las preguntas para reflexión y diálogo. III. Termina el pastoreo con un momento de oración. (ordinariamente el pastoreo se programa para 30 minutos) ¿Qué significa que no hay que separar, ni tampoco identificar Evangelización y Catequesis? ¿Por qué es importante la estructura pastoral de la Parroquia en Sectores y Ministerios?

197 197 PLENARIO EVALUACIÓN DE LOS TRES PASTOREOS: El catequista que dirige el retiro agrupa a los participantes en la dinámica de mesa redonda, para que algunos miembros de las Pequeñas Comunidades, compartan en forma reflexiva con todos, lo que más les ha llamado la atención o aportes que han encontrado para su crecimiento en la vida cristiana y madurez en la fe.

198 198 … Después del Plenario, los catequistas y participantes comenzarán con la PREPARACIÓN A LA SOLEMNE EUCARISTÍA (la preparación en ambiente de oración) Con la que finalizará el RETIRO DE MISIÓN EN LA IGLESIA para pasar al siguiente nivel MISIÓN EN EL MUNDO

199 199

200 200 OCTAVO NIVEL DE CATEQUESIS DE ADULTOS MISIÓN EN EL MUNDO MISIÓN EN EL MUNDO

201 201 Agenda Retiro de Misión en el mundo (Un día completo) Presentación y Oración -(suficiente espacio para la oración)- Bloques 1 y 2: Llamados a hacer un mundo nuevo – Constructores de la sociedad Pastoreo por comunidad. Descanso. Bloques 3 y 4: Nuevas relaciones sociales – El mundo del trabajo. Pastoreo por comunidad. Almuerzo. Bloques 5 y 6: Utopía cristiana sobre los bienes – Nuevas y renovadas estructuras. Pastoreo por comunidad. Plenario: evaluación de los tres pastoreos Preparación a la Eucaristía. Solemne celebración eucarística.

202 202 En este retiro no se va a repetir lo que ya en la Pequeña Comunidad se conoció y se compartió, aquí se revisa y se proporciona una experiencia profundamente vivencial con base a los contenidos de cada tema; por tanto, conviene hacer énfasis en los siguientes aspectos y pastoreo apropiado. Cada catequista podrá enriquecer este retiro, desde la Palabra de Dios y experiencia que el Señor Jesús le ha dado en su vida personal a través de la Nueva Evangelización. Esta catequesis hace eco a lo pregonado por el Papa Juan Pablo II en su exhortación apostólica Christifideles Laici n. 15 y fundamenta la práctica de la doctrina social de la Iglesia

203 203 Bloques 1 y 2: Llamados a hacer un mundo nuevo Dios llama, equipa y envía. Disponibilidad para ser enviado. Obstáculos por la mundanidad. Descubrir la misión personal. Constructores de la sociedad Mundo: Lo secular y lo temporal. Luz del mundo y fermento en la masa. Agente de cambio social. Compromiso político del cristiano.

204 204 BLOQUE I: Porque Dios nos dio una misión nos equipó para eso, luego nos envía a una misión concreta, por eso la vocación es inseparable de la misión, se nace con ella, no se crea ni se inventa, se descubre. La condición es disponibilidad, apertura, búsqueda, atención para detectar los signos de la voluntad de Dios. Hay obstáculos que provienen de la mundanidad e impiden que yo descubra, reconozca y cumpla la misión en el mundo, es imposible que ya pretenda tener la misión de transformación del mundo si yo mismo vivo los falsos valores del mundo. Pero también necesito descubrir mi misión, entenderla, asumirla y cumplirla.

205 205 BLOQUE II: Lo secular que pertenece a las estructuras del mundo en general y lo temporal que es lo que sucede en esta vida, son realidades que tiene que tratar la Nueva Evangelización. El cristiano tiene que ser luz para el mundo, sal de la tierra y fermento en la masa. El campo de la evangelización del seglar son las estructuras sociales. La Buena Nueva es la salvación integral de Jesús en nosotros, todo el plan de Dios en todas las dimensiones del ser humano, a todo el hombre y a todas las situaciones del hombre. Para ser agente de cambio social se necesita un involucramiento político, de otra manera no se logrará llegar a transformar la macro- estructura ni llegar a la raíz de los problemas, porque lo político es para la transformación global de la sociedad.

206 206 PASTOREO: BLOQUES 1 Y 2 I. Cada catequista con su pequeña comunidad inicia el pastoreo con un momento de oración. I. En orden hace las preguntas para reflexión y diálogo. III. Termina el pastoreo con un momento de oración. (ordinariamente el pastoreo se programa para 30 minutos) En este contexto histórico, ¿has descubierto la misión que el Señor te ha dado, cómo la estás asumiendo? ¿Cómo puedes ser Sal y Luz en tu comunidad, en tu familia, en tu trabajo y en el mundo actual?

207 207 Bloques 3 y 4: Nuevas relaciones sociales Actuar con solidaridad. Respetar la subsidiaridad. Verdadera interdependencia. Juntos y organizados se puede todo. El mundo del trabajo Derecho al trabajo y justa remuneración. Empresa comunidad de personas. Trabajar con otros y para otros. Comunidad territorial organizada.

208 208 BLOQUE III: Actuar con solidaridad es la determinación firme y perseverante de empeñarse en el bien común de todos y de cada uno, para que todos seamos verdaderamente responsables de todos (ChL 42) La solidaridad implica la subsidiaridad que es respeto de un nivel a otro, y que cada uno asuma responsablemente su campo de competencia. No solo en sentido horizontal, como igualdad de responsabilidades, sino vertical reconociendo la función de cada nivel. Sólo con visión cristiana de las cosas, partiendo del campo interior, la persona es capaz de entender, asumir y querer cumplir las condiciones de la solución social. Cuando hay unión y organización se puede hacer todo, cuando faltan estas dos cosas no se puede hacer nada, cualquier problema social es imposible de resolver.

209 209 BLOQUE IV: Todos tenemos el deber y el derecho al trabajo, cosa que las estructuras sociales, económicas y políticas deben respetar y promover con una justa remuneración, que no es lo mismo que un salario mínimo. Si el centro y el fin del trabajo es la persona, entonces la empresa, como estructura que organiza el trabajo y la producción, es comunidad de personas (Personas, no máquinas). Si tenemos un sentido de solidaridad familiar, comunitaria y social, descubrimos que el trabajo es con otros y para otros (sentido servicial y diaconal). La empresa es un grupo humano en vistas de un beneficio, pero también es comunidad de personas, y no solo por el beneficio financiero y económico. Juntos y organizados se puede todo.

210 210 PASTOREO: BLOQUES 3 Y 4 I. Cada catequista con su pequeña comunidad inicia el pastoreo con un momento de oración. I. En orden hace las preguntas para reflexión y diálogo. III. Termina el pastoreo con un momento de oración. (ordinariamente el pastoreo se programa para 30 minutos) ¿En qué ha servido en mi vida y cómo he proyectado a los demás el principio de solidaridad, subsidiaridad e independencia? ¿Cómo puedes hacer para que tu trabajo se efectúe siempre en la comunión y en el servicio desinteresado para con los demás?

211 211 Bloques 5 y 6: Utopía cristiana sobre los bienes Destino universal y propiedad privada. No robarás. Productividad y distribución. Consumismo y crecimiento espiritual. Nuevas y renovadas estructuras Conciencia de las estructuras injustas. Ir a la raíz y no solo a los efectos. Honestidad, responsabilidad y testimonio. Sanear y transformar las estructuras.

212 212 BLOQUE V: El derecho a poseer una parte de bienes, suficiente para sí mismos y para sus familias, es un derecho que a todos corresponde. (GS 69) El séptimo mandamiento prohíbe el robo, es decir, la usurpación del bien ajeno contra la voluntad razonable del dueño. Entre productividad y distribución debe la empresa tener un punto de equilibrio, para que los dos extremos de los sistemas económicos no afecten la integridad de los valores humanos. El crecimiento personal, en los fines del hombre no es sólo lo económico, lo material, sino los valores integrales; lo cultural, lo intelectual, lo religioso y lo ético.

213 213 BLOQUE VI: Para tener conciencia hay que conocer la situación, por un análisis de la realidad, buscando las causas profundas y no sólo las inmediatas, no solo las personas injustas sino las estructuras mismas generadas de la injusticia. La acción social como parte del plan pastoral comprende dos dimensiones: Ad intra (al interior de la parroquia: asistencial, promocional y micro-estructural) y Ad extra (fuera de la parroquia: expresión de genuinas comunidades cristianas, que no solo se reúnen a orar sino que comparten lo que tienen). En la escuela, en el trabajo, en la calle, en la vida social, un cristiano evangelizado debe caracterizarse por la honestidad, responsabilidad y testimonio. El criterio es sanear y transformar las estructuras, y para eso hay que ir a la raíz, a la macro-estructura que es la política.

214 214 PASTOREO: BLOQUES 5 Y 6 I. Cada catequista con su pequeña comunidad inicia el pastoreo con un momento de oración. I. En orden hace las preguntas para reflexión y diálogo. III. Termina el pastoreo con un momento de oración. (ordinariamente el pastoreo se programa para 30 minutos) ¿Qué importancia tiene el bien común en personas evangelizadas como nosotros, que implicación tiene este principio en el hoy de nuestra realidad? ¿Cómo evangelizado católico, qué frutos de hombre nuevo estas dando para la consecución de un mundo más justo, equitativo y ecuánime?

215 215 PLENARIO EVALUACIÓN DE LOS TRES PASTOREOS: El catequista que dirige el retiro agrupa a los participantes en la dinámica de mesa redonda, para que algunos miembros de las Pequeñas Comunidades, compartan en forma reflexiva con todos, lo que más les ha llamado la atención o aportes que han encontrado para su crecimiento en la vida cristiana y madurez en la fe.

216 216 … Después del Plenario, los catequistas y participantes comenzarán con la PREPARACIÓN A LA SOLEMNE EUCARISTÍA (la preparación en ambiente de oración) Con la que finalizará el RETIRO DE MISIÓN EN EL MUNDO para pasar al siguiente nivel CREO CREEMOS

217 IMPORTANTE: DESPUÉS DEL OCTAVO NIVEL DE CATEQUESIS PARA ADULTOS EN PEQUEÑAS COMUNIDADES (Misión en el mundo), EL MINISTERIO DE CATEQUESIS DE ADULTOS DE LA PARROQUIA ELABORARÁ EL RETIRO CORRESPONDIENTE, DE ACUERDO AL MATERIAL QUE SE ENCUENTRA EN CADA LIBRO DE NIVEL, QUE ES MUY SUFICIENTE, PORQUE CONTIENE ÉNFASIS EN SAGRADA ESCRITURA Y CATECISMO DE LA IGLESIA CATÓLICA. Nivel 9° = Creo creemos Nivel 10° = Creo en Jesucristo… 217


Descargar ppt "1. 2 PRIMER NIVEL DE CATEQUESIS DE ADULTOS VIDA NUEVA VIDA NUEVA."

Presentaciones similares


Anuncios Google