La descarga está en progreso. Por favor, espere

La descarga está en progreso. Por favor, espere

PLAN GLOBAL JUANISTA FUNDAMENTACIÓN TEOLOGICO – PASTORAL Encuentro de formación y coordinación de Equipos de Animación Juanista. Bogotá, 30 de Junio de.

Presentaciones similares


Presentación del tema: "PLAN GLOBAL JUANISTA FUNDAMENTACIÓN TEOLOGICO – PASTORAL Encuentro de formación y coordinación de Equipos de Animación Juanista. Bogotá, 30 de Junio de."— Transcripción de la presentación:

1 PLAN GLOBAL JUANISTA FUNDAMENTACIÓN TEOLOGICO – PASTORAL Encuentro de formación y coordinación de Equipos de Animación Juanista. Bogotá, 30 de Junio de 20089

2 ¡BIENVENIDOS! EQUIPOS DE: ANIMACIÓN, ELABORACIÓN, PROPUESTA DECISIÓN, ACCIÓN...

3 Para comenzar, hagamos memoria y compartamos a manera de lluvia de ideas, fundamentos teológico- pastorales que sustentan nuestro ser y que hacer Juanista. Dialoguemos y pongamos en común

4 Hemos compartido elementos muy importantes, Vamos ahora a remontarnos a las bases teológico-pastorales que fundamentan el Plan Global Juanista. Esas raíces que han dado origen a nuestra identidad cristiana y Juanista y en las que se inspira la metodología prospectiva que nos proponemos en el Plan Global.

5 Como fuente de nuestra espiritualidad y también que está en la base de toda otra espiritualidad específica, encontramos: LA ESPIRITUALIDAD DE COMUNIÓN inspiración y fundamento del Plan Global. Espiritualidad común a todos los cristianos. ¡En ella nos hacemos uno! Nos lleva a pasar de un itinerario de santidad personal, con un proyecto de vida personal, a un itinerario comunitario - con proyectos de vida comunitaria, en los cuales se integran los proyectos personales.

6 Objetivo de esta espiritualidad: Hacer de la Comunidad una casa, escuela y taller de comunión, participación y solidaridad Criterio general: Promover una espiritualidad de la comunión, proponiéndola como principio educativo en todos los lugares donde se educan las personas consagradas y los agentes pastorales. (Cf N.M.I. n. 43 II Párrafo) Identidad de la espiritualidad de comunión: significa ante todo una mirada del corazón hacia el misterio de la Trinidad que habita en nosotras, cuya luz ha de ser reconocida también en las demás hermanas y en otras personas. Capacidad de sentir al hermano como uno que me pertenece, para saber compartir sus alegrías y sus sufrimientos, para intuir sus deseos y atender a sus necesidades. Capacidad de ver ante todo lo que hay de positivo en el otro, para acogerlo y valorarlo, para crecer y madurar juntos en lo humano y en la fe. Saber dar espacio a la autentica fraternidad, la ayuda mutua, la confianza, la coherencia entre fe y vida.

7 LA COMUNIÓN TRINITARIA SE EXPRESA COMO: A.ACONTECIMIENTO. Que es necesario ver, leer, acoger y contemplar. (Dimensión profética) B. VOCACIÓN. Que es preciso sentir en comunidad y responder en la santidad para que el mundo crea. (Dimensión sacerdotal) C. MISIÓN Y TESTIMONIO. Que es necesario impulsar dando espacio a la actuación, iniciativas y participación de todas las hermanas y demás agentes de pastoral (Dimensión real) Profundicemos un poco más en estos tres aspectos:

8 A. LA COMUNIÓN COMO ACONTECIMIENTO- (Vocación profética) La actuación de esta dimensión nos exige: 1. Conocer y comprender el mundo en que vivimos, en especial el mundo del trabajo, a través de: a.La descripción, a manera de radiografía, de cuál es su realidad para tener una visión de conjunto de los múltiples y complejos factores que intervienen en el. b.La comprensión dinámica de esa misma realidad desde la historia pasada (visión retrospectiva) y desde su posible evolución en el futuro (Pronóstico) c.La identificación de los desafíos del momento histórico, los cuales exigen nuestra responsabilidad traducida en opciones concretas.

9 2. Interpretar el mundo a la luz de la fe, desde: El Plan comunitario de Salvación revelado por Dios. El sentido que da el mundo del trabajo a la vida, al trabajo, a las relaciones, a la sociedad, al amor, al dolor, a la muerte...desde una óptica religiosa. Desde Cristo, principio, centro y fin de la historia. 3. Discernir la presencia de Dios, lo cual significa: Penetrar con la sabiduría del Evangelio, los dinamismos históricos para percibir e identificar en ellos la acción salvífica de Dios, o signos de su presencia como también las manifestaciones de resistencia o rechazo a tal acción. Acoger y escuchar a Cristo presente en el mundo del trabajo. La comunión con Jesús es un encuentro con la conciencia profunda del mundo del trabajo, porque en ella está Dios presente. En los trabajadotes y trabajadoras, Jesús nos habla, nos llama y nos desafía. Acoger y vivir las llamados a la conversión para entrar en comunión con Jesús y con los hermanos.

10 VIVIR NUESTRA VOCACION PROFÉTICA DESDE EL CARISMA JUANISTA IMPLICA ENTONCES...

11 LEER LOS SIGNOS DE LOS TIEMPOS (UNA NUEVA MANERA DE VER) Realizamos nuestra misi ó n evangelizadora mediante la acci ó n social en el mundo del trabajo, preferencialmente con la juventud, en un compromiso por la justicia, seg ú n las exigencias del evangelio y atentas a los signos de los tiempos. Const. N° 76

12 RECONOCER A CRISTO PRESENTE EN LOS SIGNOS DE LOS TIEMPOS Leer lo signos de los tiempos abrió una nueva y renovada relación, cargada de esperanzas, entre la Iglesia y el mundo, hasta el punto de convertirse en un elemento fundamental para entender la renovación querida por el Concilio V. II Nuestra Comunidad debe siempre re-familiarizarse con esta categoría y con su lectura. De esta manera expresamos nuestra fe en la presencia de Cristo operante en la historia, damos razón de la esperanza y colaboramos en la realización del Plan de Dios, construyendo aquello que se espera. (Heb 11). Para profundizar mejor en ello veamos los siguientes referencias doctrinales: Mt 16,1-4 y los textos más explícitos de la Gaudium et Spes que se refieren al tema (nos. 4,11,44) en el contexto de la comprensión cristiana del mundo (GS 2), los signos de los tiempos incluyen los siguientes componentes:

13 1. El reconocimiento de hechos o fenómenos cargados de significado que caracterizan e identifican un momento o época de la historia. Son significativos en cuanto evidencian los anhelos de la humanidad, y son acontecimientos porque indican la tensión de la humanidad hacia futuros mejores (Signos de los tiempos en sentido sociológico) 2. Jesús alaba la capacidad de sus contemporáneos para captar los signos de los tiempos del cielo, pero les llama la atención porque no saben percibirlos signos de los signos mesiánicos. El desafío es saberlo hacer: leer con los ojos de la fe la historia, discernir los signos de su presencia, e interpretar el sentido cristológico de la historia. 3. La historia es entonces lugar teológico en el que Dios habla a los hombres y mujeres de un tiempo y los invita a dar una respuesta de fe. En realidad Dios ha creado al ser humano con una capacidad obediencial respecto al Evangelio. La historia humana es historia de salvación.

14 Cómo educar en la lectura de los signos de los tiempos Es deber permanente de nuestra Comunidad, escrutar los signos de los tiempos, educar y educarnos para esta lectura; leerlos es ejercer nuestra dimensión profética. Es deber permanente de nuestra Comunidad, escrutar los signos de los tiempos, educar y educarnos para esta lectura; leerlos es ejercer nuestra dimensión profética. La lectura de los signos de los tiempos exige que se nos eduque por una parte en el conocimiento profundo y directo del Dios - Trinidad (oración- Contemplación), como también en el conocimiento del mundo del cual habla la Gaudium et Spes (n 2). Sólo conociéndolo a fondo se pueden encontrar las huellas de Dios siempre encarnado. Y también es necesario educar y educarnos en los lenguajes: comprenderlos y usarlos, para poder hacer de puente. En efecto, y en nuestro caso, la pastoral es el arte de permitir que Dios se comunique con el mundo del trabajo y al mundo del trabajo que se comunique con Dios. La lectura de los signos de los tiempos exige que se nos eduque por una parte en el conocimiento profundo y directo del Dios - Trinidad (oración- Contemplación), como también en el conocimiento del mundo del cual habla la Gaudium et Spes (n 2). Sólo conociéndolo a fondo se pueden encontrar las huellas de Dios siempre encarnado. Y también es necesario educar y educarnos en los lenguajes: comprenderlos y usarlos, para poder hacer de puente. En efecto, y en nuestro caso, la pastoral es el arte de permitir que Dios se comunique con el mundo del trabajo y al mundo del trabajo que se comunique con Dios.

15 La lectura de los signos de los tiempos debe convertirse en un estilo de vida de la Comunidad, de modo tal que periódicamente se reúna para interpretar su situación y a sí misma a la luz de la fe, para poder reaccionar ante los acontecimientos de conciencia colectiva que indican los signos de la presencia de Dios. De esta manera, habiéndolos interpretado a la luz e la fe, los podrá anunciar como llamados a la conversión y como respuestas a la vocación comunitaria y como pueblo de Dios a la santidad. Creer en la presencia de Cristo en la historia y reconocerlo en la oscuridad y complejidad de los tiempos es fuente de esperanza y motiva para comprometernos en la renovación comunitaria y eclesial. Nos pide incluso purificar la imagen que la comunidad tiene de sí misma en el tiempo presente para que sea un signo cada vez más claro y creíble para el mundo contemporáneo.

16 En este dinamismo de conversión y renovación se hace necesario: Superar el dualismo entre persona y comunidad. La persona es tal, sólo en relación, y por lo mismo su horizonte es la Comunidad, la cual no es una suma de personas, sino la interacción y la intercomunicación de las personas entorno a un mismo fin. Superar el dualismo entre persona y comunidad. La persona es tal, sólo en relación, y por lo mismo su horizonte es la Comunidad, la cual no es una suma de personas, sino la interacción y la intercomunicación de las personas entorno a un mismo fin. El agente de la acción pastoral es la Comunidad, y el sujeto el pueblo trabajador, reunido por Cristo en su Espíritu, llamado a dar testimonio del Resucitado. En clave teológica debemos decir que somos Comunidad porque tenemos un fin común- la santidad, y Hacer que Cristo reine en el Mundo del trabajo- tenemos medios comunes para realizar este fin - la Palabra, los sacramentos, la Doctrina Juanista, los equipos de animación, una metodología pastoral... Y tenemos un espíritu de fraternidad y de familia vivido en la fe, con sencillez y alegría, en el amor y el sacrificio. El agente de la acción pastoral es la Comunidad, y el sujeto el pueblo trabajador, reunido por Cristo en su Espíritu, llamado a dar testimonio del Resucitado. En clave teológica debemos decir que somos Comunidad porque tenemos un fin común- la santidad, y Hacer que Cristo reine en el Mundo del trabajo- tenemos medios comunes para realizar este fin - la Palabra, los sacramentos, la Doctrina Juanista, los equipos de animación, una metodología pastoral... Y tenemos un espíritu de fraternidad y de familia vivido en la fe, con sencillez y alegría, en el amor y el sacrificio.

17 PASOS PARA LA LECTURA DE LOS SIGNOS DE LOS TIEMPOS 1.VER La realidad Hechos – Acontecimientos Aspiraciones - desafíos 2. ILUMINAR Plan de Dios Experiencia del Pueblo de Dios 3. DISCERNIR Los signos de gracia o de pecado en ella 4. RESPONDER -Respuesta de la Comunidad -Nuestro Compromiso (opciones)

18

19 JESÚS ES EL GRAN PRÓFETA Conoce bien la realidad (Marcos 6,34; Mateo 9,35-38). Conoce a Dios (Juan 11,8-11; 17,24-26). Anuncia el Reino de Dios y se compromete con él. Marcos 1,14-1 5; Mateo 11,25-30 Denuncia lo que está contra el Plan de Dios. Mateo 21,33-46; 23,13-33 Jesús vive hasta la muerte lo que anuncia.

20 Los PROFETAS también tenían una profunda EXPERIENCIA de DIOS. ¿La tenemos? ¿La buscamos? ¿Con quién? ¿Cómo? ¿La tenemos? ¿La buscamos? ¿Con quién? ¿Cómo? Por eso sabían Quién era y lo que quería.

21 B. LA COMUNIÓN COMO VOCACIÓN. (Una nueva manera de SER) Somos una Comunidad llamada a la santidad y por lo mismo está siempre en camino, en proceso; se sabe discípula de Cristo, en proceso de maduración permanente. Conciente de un Proyecto común que conlleva planear, planificar y programar pero sobretodo unidad y organicidad que no disminuye para nada la identidad y la participación singular, del cada una, más bien contribuye a que dicha identidad y participación se fortalezcan precisamente para hacer posible la organicidad. t

22 Llamadas a vivir relaciones de unidad en la fe, la esperanza y la caridad Llamadas a vivir relaciones de unidad en la fe, la esperanza y la caridad Que sean uno. Queridos, amémonos unos a otros porque el amor viene de Dios. Y todo el que ama es hijo de Dios y conoce a Dios. Quien no tiene amor no conoce a Dios, puesto que Dios es amor (....) Queridos, si así nos amó Dios, también nosotros debemos amarnos unos a otros. Nadie vio jamás a Dios, pero si nos amamos unos a otros, Dios habita en nosotros y su caridad es consumada en nosotros ( 1 Jn 4, 7 -8 y )

23 SER DISTINTOS PERO COMPLEMENTARIOS

24 DISTINTAS PERO COMPLEMENTARIAS

25 Jóvenes trabajadores Distintos pero complementarios

26 No es simplemente estar junto a los otros (como en un bus), ni simplemente querer estar juntos, sino que es querer juntos porque surge de una voluntad común, identificada por un mismo sentir, expresado en objetivos comunes, a cuyo logro confluyen solidariamente todos, en una trama de relaciones interpersonales a fin de dilatar en el mundo el Reino de Dios.

27 Es un llamado a vivir relaciones fundamentadas en la fe, la esperanza y la caridad: Relaciones armónicas consigo misma, con las demás personas, con Dios, con la naturaleza.

28 Reflexionemos: La Unidad es la expresión máxima de la Eucaristía. ¿En qué medida soy obstáculo para la unidad en mi comunidad? ¿En que medida soy obstáculo para la unidad en mi vida eclesial? ¿En qué medida soy obstáculo para la unidad en el mundo del trabajo? ¿En qué es necesario crecer como equipo y como comunidad para asemejarnos cada vez más a la Trinidad?

29 Esta motivación espiritual encierra el sentido de la comunión como misión: dar testimonio de Cristo como Iglesia; de lo que hemos oído, visto con nuestros ojos y contemplado y palpado con nuestras manos acerca del Verbo de la vida (1Jn 1,1). En una sociedad poco fraternal, dada al consumismo y que se propone como fin último el desarrollo de sus fuerzas productivas materiales, los religiosos tienen que ser testigos de una real austeridad de vida, de comunión con los hombres y de intensa relación con Dios Cristo es la Buena Nueva que anunciamos con la vida y la palabra. El doble motivo de nuestro apostolado es Cristo Luz y Cristo vida. Consientes del compromiso en la liberación integral del hombre, anunciamos sobre todo con nuestra vida consagrada, el Reino de Amor, de justicia, de Paz y vivimos en profundidad la riqueza de nuestro carisma. Const. N° 73 C. COMUNIÓN COMO MISION Y TESTIMONIO - SER TESTIGOS

30 EVANGELIZACION PRIMER SERVICO DE LA IGLESIA Como congregación, conscientes de nuestra pertenencia a la Iglesia y de nuestra misión de establecer el Reino de Dios entre los hombres, realizamos la misión apostólica en el mundo del trabajo preferencialmente con la juventud. Según las exigencias del Evangelio y de nuestro carisma, trabajamos con el pueblo, en una acción pastoral que partiendo de la realidad, dé participación y apoyo a sus iniciativas de organización cristiana, suscite conversión en las personas y en las estructuras y los lleve a ser gestores de su propio desarrollo (Const. N° 68)

31 COMUNIÓN COMO MISIÓN Y TESTIMONIO (Una nueva manera de actuar) En fidelidad al Evangelio y al carisma de la congregación, nos comprometemos en una permanente búsqueda de formas renovadas de servicio y de inserción en los medios populares Const. N°75

32 Crear una conciencia social cristiana en todos los trabajadores impulsando la necesidad en cada uno hacia un sentido comunitario, abierto, creativo y de progreso por una justicia social ( Aportes para una biografía pág. 102)

33 Atentas al carisma de nuestro fundador en la promoción y misión de los laicos, convencidas de su papel decisivo en la transformación de la sociedad y en la renovación de la iglesia, trabajamos con ellos en su formación integral para que lleguen a ser agentes de pastoral que promuevan el cambio hacia una sociedad mas justa. Const. N° 70

34 PLANEACIÓN PASTORAL CON VISIÓN PROSPECTIVA La IV Conferencia Episcopal Latinoamericana, reunida en Santo Domingo en 1992, constató una vez más que a pesar del camino recorrido en los últimos años en materia de organización pastoral, muchas de nuestras Diócesis "aún no poseen una clara y verdadera planificación pastoral" (Nº 56). Por eso es indispensable..."Impulsar procesos globales, orgánicos y planificados que faciliten y procuren la integración de todos los miembros del pueblo de Dios, de las comunidades y de los diversos carismas, y los oriente a la Nueva Evangelización. (Nº 57). Compromiso que implica a nuestra Comunidad.

35 "La pastoral planificada es la respuesta específica, consciente e intencional a las necesidades de la evangelización" (Puebla 1307). La Palabra de Dios, puesta en práctica, es lo que da sentido a la planificación en comunidad. Planificar y llevar a la práctica lo planificado constituyen un estilo de vida conforme al Evangelio. No hay santidad personal sin la búsqueda, determinación y realización de lo que "aquí y ahora" exige la voluntad de Dios.

36 Conservemos, pues, el fervor espiritual. Conservemos la dulce y confortadora alegría de evangelizar, incluso cuando hay que sembrar entre lágrimas… hagámoslo con un ímpetu interior que nadie ni nada sea capaz de extinguir. Sea esta la mayor alegría de nuestras vidas entregadas. Y ojala que el mundo actual que busca con angustia, a veces con esperanza, pueda así recibir la Buena Nueva, no a través de evangelizadores tristes y desalentados, impacientes o ansiosos, sino a través de ministros del evangelio, cuya vida irradia el fervor de quienes han recibido, ante todo en si mismos, la alegría de Cristo y aceptan consagrar su vida a la tarea de anunciar el Reino de Dios (E.N. N° 80)

37 VIVIR LA ESPIRITUALIDAD DE COMUNIÓN, PARTICIPACIÓN Y SOLIDARIDAD, ESTAR ATENTAS A LOS SIGNOSDE LOS TIEMPOS Y ACTUAR CON VISIÓN PROSPECTIVA ES VIVIR CON FIDELIDAD NUESTRA ALIANZA CON DIOS. No podemos entonces olvidar que...

38 ¡Caminemos con esperanza! Un nuevo milenio se abre ante la Iglesia como un océano inmenso en el cual hay que aventurarse. Juan P II

39 Juanistas en comunión, juventud trabajadora en acción


Descargar ppt "PLAN GLOBAL JUANISTA FUNDAMENTACIÓN TEOLOGICO – PASTORAL Encuentro de formación y coordinación de Equipos de Animación Juanista. Bogotá, 30 de Junio de."

Presentaciones similares


Anuncios Google