La descarga está en progreso. Por favor, espere

La descarga está en progreso. Por favor, espere

Lesiones de Miembro Inferior. Lesiones oseas Arrancamiento de la tuberosidad isquiática Fracturas por estrés de la diáfisis del fémur Fracturas de rótula.

Presentaciones similares


Presentación del tema: "Lesiones de Miembro Inferior. Lesiones oseas Arrancamiento de la tuberosidad isquiática Fracturas por estrés de la diáfisis del fémur Fracturas de rótula."— Transcripción de la presentación:

1 Lesiones de Miembro Inferior

2 Lesiones oseas Arrancamiento de la tuberosidad isquiática Fracturas por estrés de la diáfisis del fémur Fracturas de rótula Fracturas de la espina de la tibia Fractura de Segund de la parte lateral de la meseta tibial

3 Fracturas del tubérculo de la tibia Fracturas de la meseta de la tibia Fracturas por estrés : tibia; de la parte anterior de la corteza de la tibia; del maléolo medial; de peroné.

4 Lesiones óseas de pié Sesamoiditis Fractura del 5to metatrsiano Fracturas por estrés.

5 Lesiones de rodilla Rotura de meniscos Lesiones de LCA Lesiones de LCP

6 Lesiones patelofemorales Síndrome patelofemoral Inestabilidad rotuliana aguda Tendinitis rotuliana Lesión de Osgood Schlatter

7

8 En resumen: Para llevar a cabo un programa de rehabilitación de rodilla eficaz, el terapeuta deportivo debe entender a fondo la naturaleza de la lesión, la función de las estructuras dañadas y la técnica de reparación o reconstrucción. La amplitud de movimiento puede estar restringida por carencia de movimiento fisiológico, que puede corregirse por medio de ejercicios de estiramiento, o por carencia de movimientos accesorios, que pueden corregirse por medio de técnicas de movilización. El movimiento pasivo constante puede utilizarse después de la intervención quirúrgica para ayudar al atleta a recuperar la amplitud de movimiento.

9 Las técnicas de potenciación que implican ejercicios isocinéticos, isotónicos o isométricos de cadena cinética cerrada se recomiendan tras la lesión de rodilla por su seguridad y porque son más funcionales que los ejercicios de cadena abierta. El procedimiento quirúrgico actual más utilizado para la reconstrucción de LCA es el injerto de tendón rotuliano extraarticular. Las recientes técnicas en la rehabilitación después de la reconstrucción de LCA apuntan hacia un programa acelerado y agresivo que hace hincapié en el movimiento precoz, el soporte de peso inmediato, los ejercicios de potenciación de cadena cinética cerrada y la pronta reincorporación a la actividad.

10 Las lesiones de LCP, LLI, LLE se tratan por regla general sin recurrir a la cirugía. El atleta se reincorpora a la actividad rápida pero progresivamente y siempre dentro de sus limitaciones. La tendencia actual en el tratamiento de los desgarros de menisco consiste en reparar quirúrgicamente el defecto, se es posible, o realizar una meniscectomía parcial mediante artroscopia. El menisco reparado debe estar inmovilizado sin soportar peso durante 3 a 4 semanas.

11 Es esencial evaluar la mecánica de la articulación femororrotuliana en términos de alineación estática, alineación dinámica y orientación rotuliana para determinar que es lo que está causando el dolor. La rehabilitación del dolor femororrotuliano se concentra en la potenciación del cuadriceps a través de ejercicios de cadena cinética cerrada, la recuperación de la posición y el movimiento rotulianos normales y la recuperación del control neuromuscular para mejorar la mecánica de la extremidad inferior.

12 Tobillo:

13 Tobillo

14 Esguinse de tobillo 1er grado o leve: lesión mínima de fibras ligamentarias. sensibilidad local (duele debajo del peroné, si duele el peroné puede haber fractura del peroné). Sin inestabilidad (sigue en la competencia pero con dolor).

15 2do grado: cuando ya hay lesión de fibras ligamentarias. Reacción articular (la articulación se pone tumefacta). Pérdida funcional (no puede hacer la flexoextensión). Sin inestabilidad ( puede marchar pero no jugar).

16 3er grado disrupción completa de ligamentos. Perdida funcional importante. Hay inestabilidad ( no puede apoyar porque no tolera el dolor).

17 Datos clínicos: dolor espontáneo o provocado. Crujido ( cuando hay crujido articular hay rotura ligamentaria, generalmente rotura completa. Signo del hematoma inmediato ( patognomónico de la ruptura del ligamento peroneoastragalino anterior, desaparece a la hora. Equimosis submaleolar (aparece equimosis enseguida porque está muy cerca de la superficie, generalmente con la ruptura capsular) Derrame articular (tobillo tumefacto).

18 Tratamiento: hielo, reposo, fisioterapia en los leves. Ejercicios, propiocepción. En los medianos, inmovilización con férula, fisioterapia, ejercicios, propiocepcion. En los considerados graves es quirúrgico.

19 Pubalgia Factores predisponentes: intrínsecos: anteversión pélvica. Extrínsecos: excesivos e inadecuados procesos de entrenamiento ( volumen, carga, siempre hay algo que lo arremete. Hay que educar sobre lo que pueden hacer, trabajo bilateral).

20 Pubalgia

21 Pubialgia: Presentación Clínica r -Dolor inguinal, testicular o en los adductoes al finalizar el entrenamiento -Dolor al realizar el gesto deportivo -Contractura de adductores predominante del lado hábil -Dolor a la palpación pubiana: inserción abdominal o adductores uni o bilateral -Dolor a maniobras de elongación o contrarresistencia -Dolor ante bloqueo de tórax: tos, estornudo, etc.

22 Evaluación observación postural estática. Observación postural dinámica. Puntos dolorosos por palpación y contracción. Clasificación en alta, baja, uni o bilateral. Movilidad articular. Tono muscular.

23 Tratamiento Disminuir dolor: fisioterapia ( magnetoterapia, láser, ultrasonido, tens, etc.) Presoterapia en puntos dolorosos Relajar y flexibilizar la musculatura de la cintura pélvica Baños de inmersión, hielo local de 10 a 15 minutos, vida higiénica (correr y nadar crowl para mantener capacidad aeróbica)

24 Trabajo de campo: flexibilidad general estática y dinámica. Resistencia aeróbica incorporando progresivamente cambios de velocidad e intensidad. Ejercicios coordinativos con y sin elementos. No abusar desplazamientos laterales, zig-zag y giro brusco. Pegada con borde interno de pié y peloteos prolongados.


Descargar ppt "Lesiones de Miembro Inferior. Lesiones oseas Arrancamiento de la tuberosidad isquiática Fracturas por estrés de la diáfisis del fémur Fracturas de rótula."

Presentaciones similares


Anuncios Google