La descarga está en progreso. Por favor, espere

La descarga está en progreso. Por favor, espere

31 También fue dicho: Cualquiera que repudie a su mujer, dele carta de divorcio. 32 Pero yo os digo que el que repudia a su mujer, a no ser por causa.

Presentaciones similares


Presentación del tema: "31 También fue dicho: Cualquiera que repudie a su mujer, dele carta de divorcio. 32 Pero yo os digo que el que repudia a su mujer, a no ser por causa."— Transcripción de la presentación:

1

2

3 31 También fue dicho: Cualquiera que repudie a su mujer, dele carta de divorcio. 32 Pero yo os digo que el que repudia a su mujer, a no ser por causa de fornicación, hace que ella adultere; y el que se casa con la repudiada, comete adulterio. 31 También fue dicho: Cualquiera que repudie a su mujer, dele carta de divorcio. 32 Pero yo os digo que el que repudia a su mujer, a no ser por causa de fornicación, hace que ella adultere; y el que se casa con la repudiada, comete adulterio.

4 Es un tema complejo Porque toca en los sentimientos de las personas Porque las familias tienden a la disfuncionalidad en nuestra generación más que en cualquier otra Porque hay discusiones en abierto sobre la postura bíblica en las varias faces de la iglesia evangélica Así que vamos tratar del tema como parte del discurso de Jesús y no como un tema especifico sobre eso

5 El tema del divorcio esta en secuencia con el de la concupiscencia Está dentro de la sección en que Jesús explica la ley, contra las invenciones de los fariseos Jesús está hablando dentro del contexto de Mt :

6 El texto de la ley: Dt : reglamentación del caos En la ley no hay divorcio por adulterio Los hombres poseían las mujeres, solamente ellos podrían divorciarse Establecía 3 cosas: Limitaba las causas del divorcio Necesidad de la carta de divorcio Los divorciados no podrían volver a casarse

7 La interpretación de los fariseos La ley mandaba divorciarse Interpretación literal y manipulada Shammay: rígido y estricto Hillel: relativo y permisivo La interpretación facilitaba el divorcio Importaba solamente con la carta

8 La interpretación de Jesús: Mt5 con Mt19 Santidad del matrimonio: una sola carne, indisoluble: en Adán La ley no manda divorciarse, solamente reglamenta la situación El adulterio disuelve los lazos matrimoniales: fornicación – porneia Por eso el divorcio sin ese motivo lleva al adulterio

9 La enseñanza de Jesús El foco tiene que estar en la permanencia en el matrimonio como propósito de Dios La ley ofreció una solución pasajera para la cuestión del divorcio Se permitió el divorcio por adulterio, ya que nadie muere por adulterar Por la dureza de nuestros corazones Pero, un cristiano que es manso y humilde, tiene condiciones de buscar siempre la reconciliación

10

11 Al lado del adulterio y otros pecados sexuales, la cuestión de la mentira parece que no tiene ninguna fuerza Nos escandalizamos con los adictos y adúlteros, pero no tanto con los mentirosos La mentira es la raíz de los males

12 Además habéis oído que fue dicho a los antiguos: No perjurarás, sino cumplirás al Señor tus juramentos. 34 Pero yo os digo: No juréis en ninguna manera; ni por el cielo, porque es el trono de Dios; 35 ni por la tierra, porque es el estrado de sus pies; ni por Jerusalén, porque es la ciudad del gran Rey. 36 Ni por tu cabeza jurarás, porque no puedes hacer blanco o negro un solo cabello. 37 Pero sea vuestro hablar: Sí, sí; no, no; porque lo que es más de esto, de mal procede.

13 ¿Un cristiano puede jurar? ¿Qué es un juramento? m. Afirmación o negación de una cosa, poniendo por testigo a Dios, o en sí mismo o en sus criaturas: (juramento de fidelidad a su esposa). Juramento, o voto, es básicamente cuando una persona invoca a Dios como testigo de un voto para que le penalice si no lo cumples

14 El Antiguo Testamento permitía el juramento pero prohibía el perjuro Frenar el crecimiento de la mentira Restringir a asuntos graves e importantes Testimonio por medios de las palabras … Seréis santos porque Yo soy santo Éxodo 20:7 7 No tomarás el nombre de Jehová tu Dios en vano; porque no dará por inocente Jehová al que tomare su nombre en vano. Levítico 19:12 12 Y no juraréis falsamente por mi nombre, profanando así el nombre de tu Dios. Yo Jehová. Números 30:2 2 Cuando alguno hiciere voto a Jehová, o hiciere juramento ligando su alma con obligación, no quebrantará su palabra; hará conforme a todo lo que salió de su boca. Deuteronomio 23: Cuando haces voto a Jehová tu Dios, no tardes en pagarlo; porque ciertamente lo demandará Jehová tu Dios de ti, y sería pecado en ti. 22 Mas cuando te abstengas de prometer, no habrá en ti pecado. 23 Pero lo que hubiere salido de tus labios, lo guardarás y lo cumplirás, conforme lo prometiste a Jehová tu Dios, pagando la ofrenda voluntaria que prometiste con tu boca.

15 No perjurarás, sino cumplirás al Señor tus juramentos: no es una citación exacta Cambio de énfasis: Lo que la ley realmente prohibía no era tomar el nombre del Señor en vano, sino tomar el nombre del Señor en vano. La cuestión no era perjuro sino profanación Por eso crearon diversas formulas para hacer votos, porque para ellos, el pecado estaba en la formula, y no en el cumplimiento de lo que se juraba Solamente los juramentos que incluían el nombre de Dios hacia obligatoria el cumplimiento

16 ¿Jesús enseña a no jurar? Cuáqueros Abraham, Jacob, Jonathan Mt.26.63, 64: Jesús respondió al juramento Jesús enseña que la cuestión no está en las formulas La referencia o no a Dios es absurda, porque todo pertenece a Dios Lo que importa es la verdad: por eso no se jura: sí, sí; no, no. En lugar de crear reglas para mentir, sean honestos y verdaderos, así no necesitan jurar por nada 34 Pero yo os digo: No juréis en ninguna manera; ni por el cielo, porque es el trono de Dios; 35 ni por la tierra, porque es el estrado de sus pies; ni por Jerusalén, porque es la ciudad del gran Rey. 36 Ni por tu cabeza jurarás, porque no puedes hacer blanco o negro un solo cabello. 37 Pero sea vuestro hablar: Sí, sí; no, no; porque lo que es más de esto, de mal procede. 34 Pero yo os digo: No juréis en ninguna manera; ni por el cielo, porque es el trono de Dios; 35 ni por la tierra, porque es el estrado de sus pies; ni por Jerusalén, porque es la ciudad del gran Rey. 36 Ni por tu cabeza jurarás, porque no puedes hacer blanco o negro un solo cabello. 37 Pero sea vuestro hablar: Sí, sí; no, no; porque lo que es más de esto, de mal procede. 16 ¡Ay de vosotros, guías ciegos! que decís: Si alguno jura por el templo, no es nada; pero si alguno jura por el oro del templo, es deudor. 17 ¡Insensatos y ciegos! porque ¿cuál es mayor, el oro, o el templo que santifica al oro? 18 También decís: Si alguno jura por el altar, no es nada; pero si alguno jura por la ofrenda que está sobre él, es deudor. 19 ¡Necios y ciegos! porque ¿cuál es mayor, la ofrenda, o el altar que santifica la ofrenda? 20 Pues el que jura por el altar, jura por él, y por todo lo que está sobre él; 21 y el que jura por el templo, jura por él, y por el que lo habita; 22 y el que jura por el cielo, jura por el trono de Dios, y por aquel que está sentado en él. 16 ¡Ay de vosotros, guías ciegos! que decís: Si alguno jura por el templo, no es nada; pero si alguno jura por el oro del templo, es deudor. 17 ¡Insensatos y ciegos! porque ¿cuál es mayor, el oro, o el templo que santifica al oro? 18 También decís: Si alguno jura por el altar, no es nada; pero si alguno jura por la ofrenda que está sobre él, es deudor. 19 ¡Necios y ciegos! porque ¿cuál es mayor, la ofrenda, o el altar que santifica la ofrenda? 20 Pues el que jura por el altar, jura por él, y por todo lo que está sobre él; 21 y el que jura por el templo, jura por él, y por el que lo habita; 22 y el que jura por el cielo, jura por el trono de Dios, y por aquel que está sentado en él.

17 La enseñanza básica de ese texto es la importancia de se decir la verdad Jurar es una confesión patética de nuestra deshonestidad Stott La pregunta no debe ser si se puede o como se puede jurar, sino que como no mentir La honestidad personal es el mayor desafío que podemos enfrentar


Descargar ppt "31 También fue dicho: Cualquiera que repudie a su mujer, dele carta de divorcio. 32 Pero yo os digo que el que repudia a su mujer, a no ser por causa."

Presentaciones similares


Anuncios Google