La descarga está en progreso. Por favor, espere

La descarga está en progreso. Por favor, espere

ESCUELA INGLESA WILFRED R. BION (1897 - 1979) TEORIAS PSICOLOGICAS II Prof. Lic. Leandro M. Sánchez.

Presentaciones similares


Presentación del tema: "ESCUELA INGLESA WILFRED R. BION (1897 - 1979) TEORIAS PSICOLOGICAS II Prof. Lic. Leandro M. Sánchez."— Transcripción de la presentación:

1 ESCUELA INGLESA WILFRED R. BION ( ) TEORIAS PSICOLOGICAS II Prof. Lic. Leandro M. Sánchez

2 PANORAMA GENERAL La teoría del vínculo madre-niño como base de la estructuración mental infantil Teoría del desarrollo del pensamiento Teoría del conocimiento

3 La teoría del pensamiento Es a partir de la clínica con pacientes graves que Bion comienza a detectar perturbaciones en la comunicación con el analista, que lo llevan a inferir trastornos en los procesos de pensamiento. De allí surgirán sus teorizaciones acerca de la construcción del pensamiento normal y patológico.

4 Toma como punto de partida de la actividad de pensar, la frustración de las necesidades básicas que le es impuesta al lactante. La capacidad del yo del bebé para tolerar el odio resultante de esas frustraciones, cumplirá para Bion una función esencial. Determinará un intento de fuga en relación con la frustración, o una posibilidad de modificarla a través de los procesos mentales. El otro elemento en juego será el sostén ofrecido por la función continente de la madre.

5 Bion postula en el origen, la existencia de un pensamiento sin pensador. Así, habría pensamientos previos a la capacidad para pensar. La actividad de pensar derivará de dos procesos mentales: en primer lugar el desarrollo de pensamientos y luego el desarrollo del aparato de pensar, impuesto por la presión de los pensamientos.

6 El bebé posee una preconcepción innata del pecho. Las experiencias emocionales resultantes de frustraciones de la omnipotencia del lactante, lo obligan a volverse hacia el mundo real, y serán denominadas por Bion como realizaciones. Tomando como modelo el vínculo del bebé con la madre que lo amamanta, definirá las realizaciones como positivas o negativas.

7 En la realización positiva hay una confirmación de que el objeto está realmente presente y atiende a sus necesidades. En la realización negativa, el lactante no encuentra un pecho disponible para la satisfacción, y esa ausencia es vivenciada como la presencia de un pecho ausente y malo dentro de sí, puesto que para Bion todo objeto necesitado es sentido como malo, de modo que su ausencia provoca privación y sufrimiento.

8 De aquí surge una clasificación de los pensamientos, de acuerdo- a la naturaleza de su desarrollo, en: preconcepciones, concepciones, pensamientos y conceptos. Preconcepción : es una expectativa innata. El ejemplo clásico será la preconcepción del pecho para el bebé. Concepción : se produce por la conjunción entre una preconcepción y una realización positiva. Esta corresponde a la experiencia de satisfacción.

9 Pensamiento: se genera por la conjunción de una preconcepción con una frustración o realización negativa. Esto sucede en el caso de un bebé con buena tolerancia a la frustración y por lo tanto con la capacidad de modificarla. Si la capacidad innata de un bebé para tolerar las frustraciones es suficiente, la experiencia de no pecho se toma un elemento del pensamiento, y se desarrolla un aparato psíquico para pensarlo.

10 Concepto : implica un mayor nivel de abstracción. Según Bion es un derivado de la concepción que ha sido sometida a un proceso que la depura de los elementos que obturan su posibilidad de esclarecimiento o expresión de la verdad.

11 Para la exploración y categorización de los diferentes procesos y niveles del pensamiento, Bion propuso la creación de una tabla. Esta tabla es un sistema cartesiano compuesto de dos ejes. Uno vertical con seis hileras denominado genético porque permite la anotación de la evolución secuencial del pensamiento desde los protopensamientos hasta la más alta abstracción científica.

12 El otro eje, horizontal, compuesto por ocho columnas, posibilita el reconocimiento y la notación de cómo es la utilización de los distintos niveles de pensamiento en cada individuo. La tabla es utilizada por el psicoanalista después de cada sesión para caracterizar el pensamiento operante en ese paciente en dicha sesión.

13 Estructuración Mental Infantil La teoría del vínculo madre-niño como base de la estructuración mental infantil Partamos de imaginar un bebé recién nacido. Un bebé que grita o llora, una madre que busca sosegarlo aupándolo o dándole de mamar y consiguiendo, con su intervención, calmarlo, tranquilizarlo. En este sencillo ejemplo Bion ubica las experiencias emocionales, el espacio mental, los elementos beta, los elementos alfa, la función alfa, la capacidad de réverie materna, la identificación proyectiva, el continente y el contenido.

14 Las experiencias emocionales Las experiencias emocionales siempre implican un vínculo: entre dos personas o dos partes de una personalidad. Estas experiencias son las que van conformando el aparato mental del bebe. Bion selecciona tres grandes grupos de emociones presentes siempre en la experiencia emocional entre dos objetos

15 L (love-amor) H (hate-odio) K (knowledge-conocimiento). (Depende la traducción también son llamados A –H – C )

16 Espacio Mental Para definir el espacio mental Bion toma la definición geométrica de la noción de espacio, en tanto cualquier lugar en el que antes hubo algo. Es decir que para que se pueda crear espacio, algo que ocupa lugar debe previamente salir.

17 Pensado kleinianamente, cuando el bebe nace, con su primer grito, expulsa mediante un mecanismo de identificación proyectiva instinto de muerte, permitiendo que en aquel lugar en el que antes hubo Muerte, ahora se genere el espacio adecuado para contener Vida (instinto de Vida) que debe ser capaz de entrar.

18 A esto que el bebe expulsa, Bion lo llama elementos beta, y los define como aquello que la mente es incapaz de procesar, son experiencia emocional pura sin metabolizar e imposible de metabolizar. Elementos Beta

19 Dice de ellos en Elementos de Psicoanálisis: Este término representa la más temprana matriz de la que se puede suponer surgen los pensamientos. Tiene al mismo tiempo la calidad de un objeto inanimado y la de un objeto psíquico sin ningún tipo de diferenciación entre los dos. Los pensamientos son cosas, las cosas son pensamientos; […].

20 Esta cosificación de los pensamientos los hace inasequibles a articulación alguna, del mismo modo que dos objetos no podrían ser articulados, a lo sumo serían acercados o apilados. Pero con la expulsión de los elementos beta, se produce el espacio vacío necesario para ser llenado con pensamientos que puedan ser pensados y tolerados. Ahora bien, ¿cómo consigue incorporarlos?

21 Bion alude a la capacidad de reverie, al estado mental requerido en la madre para estar en sintonía con las necesidades del bebé. Se define como la aptitud de la madre de devolverle al bebe, transformada, aquella experiencia emocional sin metabolizar (elementos beta).

22 Esa metamorfosis los convierte en pensamientos adecuados para ser contenidos y pensados por él; esto es, elementos alfa. Son los pensamientos que traen el material para la vida (mental, anímica).

23 Elementos Alfa - Función Alfa En Elementos de Psicoanálisis los define como sigue: Este término {elementos alfa} representa el resultado del trabajo realizado por la función- alfa sobre las impresiones sensoriales. No son objetos en el mundo de la realidad externa pero son productos del trabajo realizado sobre las impresiones sensoriales que se cree se relacionan con dichas realidades. Posibilitan la formación y uso de los pensamientos oníricos.

24 Éstos se originan en las impresiones sensoriales y las experiencias emocionales transformadas predominantemente en imágenes visuales y son utilizadas por la mente para la formación de sueños, recuerdos, y para las funciones de simbolizar y pensar.

25 Y de la función alfa expresa: La función-alfa es la función por la cual las impresiones sensoriales se transforman en elementos capaces de ser acumulados para ser empleados en el sueño y en otros pensamientos.

26 La función alfa es entonces aquella que, si funciona adecuadamente (y esto va a depender especialmente de la capacidad innata de tolerar las frustraciones) va a transformar las impresiones sensoriales (visión. audición, tacto) y las primeras experiencias emocionales (placer o dolor) en elementos alfa. Incluye los procesos del pensamiento y sus distintos productos finales: gestos, palabras, formulaciones abstractas. Es esencial que exista una adecuada función alfa en la madre para que el bebé pueda desarrollarla.

27 Bion hablará también de una barrera de contacto resultante del conjunto formado por los elementos alfa, la que marca el contacto y la separación entre consciente e inconsciente, funcionando como una membrana permeable que impide que la fantasía prevalezca sobre la realidad.

28 Capacidad de RÉVERIE Por lo tanto, la capacidad de reverie materna depende de la función alfa y actúa como un continente de las emociones que el niño evacua mediante la identificación proyectiva, a la vez que permite el desarrollo en el niño de la tolerancia a la frustración, digiriendo la no-cosa, la ausencia del objeto.

29 Bion afirma que él no atribuye al lactante una captación de necesitar el pecho como fuente de leche o amor, pero sí le atribuye una captación de una necesidad no satisfecha.

30 Dice en Aprendiendo de la Experiencia: Como analista que trato a un paciente adulto, yo puedo ser consciente de algo de lo cual el paciente no es consciente. Del mismo modo, la madre puede discernir un estado anímico en su bebe antes que él pueda ser consciente del mismo, como por ejemplo cuando el bebe da signos de necesitar comida antes de darse cuenta de ello.

31 […] La necesidad del pecho es un sentimiento y ese sentimiento mismo es un pecho malo; el lactante no siente que quiere un pecho bueno, pero sí siente que quiere evacuar un pecho malo. Supongamos que el bebé es alimentado; el incorporar leche, amor, calor, puede ser sentido como el incorporar un pecho bueno.

32 Entonces, lo que el bebé siente en un principio no es la ausencia del pecho bueno, sino la presencia del pecho malo, entendido este como la no existencia de esa leche, ausencia del objeto, no-cosa. Dicho de otro modo, cosifica la ausencia. Solo más adelante el pecho deseado es vivido como una idea de un pecho ausente y no como un pecho malo presente; y este pecho bueno pasa a estar asociado con la leche real que satisface el hambre.

33 Para Bion, la capacidad de reverie materna es un modo de expresar el amor, que se agrega a los canales físicos de comunicación. Entra en relación principalmente con los sentimientos de amor y odio del bebé. Ofreciéndose como continente de ellos, transforma exitosamente el hambre en satisfacción, el dolor en placer, la soledad en compañía, el miedo a estar muriendo en tranquilidad

34 Esta teoría vincular permite dar cuenta de la metabolización de los contenidos evacuados por el bebé en la madre, a través de la identificación proyectiva; […]. La función reverie que cumple la madre, los transforma en aptos para ser soñados, pensados o fantaseados, y se constituyen de este modo en elementos alfa. Estos conforman la barrera de contacto, separación entre lo consciente y lo inconsciente, entre el dormir y el despertar; separación anulada en la psicosis. Adela Costas Antola

35 El espacio mental formado en el lugar en el que antes hubo beta, será el continente de alfa. Ahora bien, estos elementos alfa son previos a cualquier aparato destinados a pensarlos, por lo cual -dice Bion-, son pensamientos sin pensador. De modo tal que no es el pensar lo que origina los pensamientos sino a la inversa. Podemos preguntarnos entonces ¿cómo surge este aparato y en qué consiste?

36 Los elementos beta son protopensamientos, o sea, experiencias sensoriales y emocionales muy primitivas que adquieren una naturaleza de cosas concretas, porque no pudieron ser pensadas hasta un nivel de conceptualización o de abstracción como es el destino de los elementos alfa. Función Beta

37 Cuando la función alfa es deficitaria, las sensaciones y emociones permanecerán como estaban en su estado naciente, constituyendo los elementos beta, los cuales se prestan sólo a ser evacuados por medio de la hipertrofia de las identificaciones proyectivas.

38 Cuando las impresiones sensoriales y experiencias emocionales no pueden ser transformadas, deben ser expulsadas hacia fuera. Bion describe también una pantalla de elementos beta. Al contrario de la barrera de contacto, compuesta por elementos alfa, la pantalla de elementos beta está constituida por elementos beta aglomerados y no organizados, sin capacidad de establecer vínculos entre sí. Esto no le permite cumplir la función de límite entre consciente e inconsciente.

39 En los pacientes psicóticos, prevalece la formación de una pantalla de elementos beta en lugar de la barrera de contacto de elementos alfa, también prevalece la posición esquizoparanoide sobre la posición depresiva. Por lo tanto, la formación de símbolos no se procesa adecuadamente y éstos son sustituidos por ecuaciones simbólicas.

40 Para la formación y utilización de los pensamientos son necesarias interacciones dinámicas del modelo continente-contenido, como así también las que se producen entre las posiciones esquizoparanoide y depresiva. Que los pensamientos sean utilizados de un modo integrativo y estructurante o de una forma desintegrativa del yo, dependerá básicamente del modo de pasaje de la posición esquízo-paranoide a la posición 'depresiva. Así se desprende que la esencia de la formación de los pensamientos depende no sólo de la capacidad de tolerancia a las frustraciones sino también de la capacidad de soportar las pérdidas y duelos.

41 Sólo a través de la elaboración exitosa de la posición depresiva, los pensamientos sufren sucesivas modificaciones pasando por las preconcepciones, las concepciones, el concepto, el sistema deductivo científico, hasta alcanzar el alto grado de abstracción del cálculo algebraico. De la misma forma, es el éxito de la posición depresiva el que posibilita la formación de símbolos, los cuales sustituyen y representan todas las pérdidas inevitables en el curso del desarrollo.

42 Esta formación de símbolos es la que permite la capacidad de generalización, de abstracción y la creatividad. Recapitulando, las experiencias de realización negativa son inherentes e indispensables a la vida humana y pueden seguir dos modos de desarrollo. Si el odio resultante de la frustración no fue excesivo y la capacidad del yo del lactante es suficiente para soportarlo, el resultado será una formación de pensamiento a través de lo que Bion denomina función alfa, la cual integra las sensaciones que provienen de los órganos de los sentidos con las respectivas emociones.

43 En el caso contrario, los protopensamientos que se forman, denominados por Bion como elementos beta no se prestan para la función de ser pensados, porque son tan abrumadores que precisan ser inmediatamente aliviados y descargados. Esto se realiza a través de una agitación motora (o en caso de los pacientes adultos por medio de actings) o por la vía de somatizaciones, pero siempre con un exagerado uso expulsivo de identificaciones proyectivas.

44 Bion postuló una tercera posibilidad que denominó reversión de la función alfa. En éste caso la función alfa ya comenzó a actuar pero el bebé enfrentó tal dolor psíquico que debió regresar a modos más primitivos de funcionamiento, produciendo elementos beta. Estos elementos beta son diferentes de los originales y configurarán los llamados objetos bizarros.

45 Clínicamente los elementos beta resultantes de la reversión de la función alfa siguen tres destinos: o se descargan dentro del cuerpo como somatizaciones, o por los órganos de los sentidos llegan bajo forma de alucinaciones, o bien por la acción, en actings o delirios.

46 La Identificación Proyectiva El Continente El Contenido La Identificación Proyectiva El Continente El Contenido Continente ( ) es por excelencia algo en cuyo interior se puede proyectar y, lo proyectado, pasa a ser definido como contenido ( ). La madre funciona como continente de las necesidades evacuadas por el bebé por medio del mecanismo de identificación proyectiva; y estas necesidades constituyen el contenido que el bebé necesita descargar, a partir de su propia incapacidad de contenerlas.

47 La identificación proyectiva es pensada por Bion como una fantasía omnipotente de desprendimiento de partes indeseables y colocadas en un objeto. En la función reverie la identificación proyectiva permite, por un lado, un canal comunicante entre la madre y los propios estados mentales del bebé, esperando recibir de ella el alimento mental necesario; por el otro, es un modo de deshacerse de contenidos mentales. Por lo cual, la identificación proyectiva cumpliría dos funciones: nutritiva y desintoxicante.

48 Solo a medida que se desarrolla, el niño va siendo capaz de hacerse cargo de contener sus propios sentimientos y sensaciones, los cuales serían el contenido que debe alojar. Esto significa la internalización del modelo vincular continente-contenido primitivamente establecido entre él y su madre.

49 Pero este modelo también tiene injerencia en el desarrollo del pensamiento. Al ser introyectado, se convierte en un aparato que le permite elaborar por si solo la ausencia del objeto. Bion propone representar este aparato por el signo.

50 De este modo, los pensamientos forjan continente, al mismo tiempo que éste forja contenido; y se diferencia así el desarrollo de los pensamientos de la creación del pensar. Lo que antes era metabolizado por la madre (L, H y K), al ser internalizada esta función, pasa a formar parte de la propia función alfa del sujeto.

51 Ahora bien, ¿cuál sería el alimento mental necesario que mencionamos más arriba? Este alimento mental es para Bion la Verdad. No se puede tener un conocimiento directo de ella. Bion llama O a esta Verdad desconocida e incognoscible Si bien dejaremos el desarrollo de este tema para otra ocasión, señalaremos un punto.

52 El proceso mediante el cual diversas dimensiones de O evolucionan de manera de poder ser captadas por nuestras mentes recibe el nombre de Transformación. Bion describe tres tipos básicos de transformaciones: transformación en pensamiento, transformación en alucinosis y transformación en sabiduría. […] Llamamos transformaciones en pensamiento a aquellas transformaciones que guardan amor y respeto por la Verdad como alimento mental. Son aquellas que nos permiten construir modelos, armar analogías, pensar pensamientos abstractos y desarrollar la capacidad figurativa.

53 Cuando la Transformación se da en pensamiento (es decir, con amor por la Verdad y utilizando elementos alfa) el vínculo que se entabla con la Verdad se llama de Conocimiento Así reencontramos el vínculo K (knowledge- conocimiento) mencionado en el inicio. Uno de los tres grandes grupos de emociones presentes siempre en la experiencia emocional entre dos objetos, que a su vez sostiene un vínculo con la verdad.

54 Y para finalizar este apartado, mencionaremos sucintamente la función PS D. Es la relación entre las posiciones paranoide- esquizoide y depresiva tal como fueron descritas por M. Klein. Establece una oscilación entre momentos de fragmentación y dispersión característicos de la etapa paranoide-esquizoide (PS) y momentos de integración peculiares de la posición depresiva (D). Esta función puede operar tanto con elementos alfa como con elementos beta.

55 […] Hablamos de articulación, integración o conjunción cuando en la función PS D intervienen elementos alfa; en cambio, hablamos de aglutinamiento cuando la función opera con elementos beta, no pasibles de articulación alguna; […] Cuando la mente es capaz de sostener una idea nueva, tolerando la ansiedad catastrófica que despierta, desde una escala de valores esquizoparanoides hacia una orientación depresiva (PSD), se posibilitará el crecimiento de la idea.

56 Teoria del conocimiento Las ideas de Bion acerca del proceso del conocimiento están vinculadas con sus conceptos sobre el desarrollo del pensamiento y su teoría de los vínculos. El conocimiento, o vínculo K (K: Knowledge, conocimiento), es uno de los factores presentes en la personalidad, junto con otros dos: L (love, amor), y H (hate, odio).

57 Una de las funciones del vínculo K es proporcionar una relación entre dos objetos, que pueden ser el mismo individuo con sus aspectos desconocidos, u otra persona con quien necesita o desea vincularse. En este tipo de vínculo el deseo es conocer, y Bion considera que este impulso al conocimiento y a la verdad es un alimento para la mente. Cuando por un exceso de envidia o voracidad este vínculo está perturbado, se produce un estado de inanición mental que puede llevar a la psicosis o a la estupidización.

58 Él afirma que el aparato mental, o aparato para pensar, necesita de la verdad como el cuerpo el alimento. Plantea también, que K está ligado a la experiencia dolorosa que en determinados momentos implica no saber. Cuando la frustración y el proceso necesario para acceder a la verdad no se toleran, el desconocimiento se obtura con teorías propias que impiden el acercamiento al conocimiento más auténtico. El conocimiento auténtico sólo puede estar relacionado con las experiencias emocionales.

59 Llama función psicoanalítica de la personalidad al aspecto de la misma que permite el conocimiento de sí mismo y de los otros, a través de las emociones. Esta función se desarrollará según los mecanismos Ps D (posición esquizoparanoide-depresiva) y (continente contenido). Este tipo de notación es utilizado con frecuencia por Bion en un intento por formalizar sus conceptos, con el objeto de encontrar una manera de transmitir las ideas psicoanalíticas por medio de un código fácilmente reconocible. Estos símbolos se refieren a mecanismos que intentan explicar estados emocionales.

60 Cuando un individuo se encuentra invadido por un exceso de mecanismos paranoides, o funcionando desde la posición esquizo- paranoide, tiene seriamente dificultadas sus posibilidades de un vinculo K. Del mismo modo, se puede entender la idea referida a (continente-contenido): si las emociones del bebé son adecuadamente contenidas por la capacidad de réverie de la madre, podrá tolerar la frustración de no conocer y estará en condiciones de emprender el proceso de aprendizaje y conocimiento.

61 Antes hablamos de omnisciencia. Podemos agregar que para Bion, este estado de la mente que en su arrogancia cree conocerlo todo, es un vínculo -K (menos K). Este impide el conocimiento, porque utiliza las teorías para soslayar el dolor que produce el proceso de ir de un conocimiento menor a uno mayor.

62 Algunas implicancias teórico técnicas En los pacientes más regresivos, se hace relevante la persona del psicoanalista, tanto en lo que se refiere a su función de ser continente como a la de ayudar al paciente a pensar con elementos alfa.

63 Para Bion el pensar es sobre todo una función creadora de significados y de establecer correlaciones en un mundo de significados. Enseñar a pensar consiste en una función del psicoanalista para ayudar a su paciente a cambiar la necesidad de evacuar un pecho malo por la presencia de un pecho bueno y pensante: cambiar la identificación proyectiva excesiva por la capacidad de contener y pensar.

64 A partir de los trabajos de Bion, los psicoanalistas están más atentos al nivel de pensamiento y de lenguaje utilizados no sólo por el paciente sino por ellos mismos. Más allá del objetivo de hacer consciente el conflicto inconsciente, el interés se centra en el intercambio comunicativo entre esas dos instancias psíquicas y en la necesidad del paciente de pasar de un modo de funcionamiento de proceso primario, a otro de proceso secundario.

65 La reversión de la perspectiva El concepto bioniano de reversión de la perspectiva, se basa en el fenómeno de figura y fondo de la Gestalt. Bion dice que en un análisis puede suceder que el analista crea que el paciente entiende sus palabras. Pero en realidad el paciente, a través de este proceso de reversión de la perspectiva, escucha al analista de otra manera, desde su propia perspectiva, sin poder ponerse en el punto de vista del analista.

66 Lo contrario ocurriría cuando el paciente, que hasta ese momento había mirado solamente el fondo, por ejemplo, puede ver la figura (representada por la interpretación del analista). Este cambio en la perspectiva, este poder ver los fenómenos desde otro punto de vista, sería un insight, que permite el crecimiento mental. La reversión de la perspectiva está ligada con el temor al dolor psíquico.

67 La relación analítica Las ideas de Bion acerca del conocimiento tienen una importancia fundamental en sus concepciones sobre la relación analítica. Cuando lo que predomina es el vínculo K. se produce una relación que él llama comensal: ambos se benefician y hay acercamiento mutuo a través de una serie de transformaciones en la mente de cada uno. El paciente puede ir estableciendo nombres, enunciados, hechos seleccionados que han derivado de conjunciones constantes, es decir, situaciones vívidas repetidamente y comprendidas emocionalmente, que facilitarán el pasaje al momento D (posición depresiva).

68 Esto se hace posible cuando entre paciente y analista se establece una situación emocional de continente-contenido, a través de la cual el analista logra la capacidad de réverie necesaria. Cuando predomina este proceso, el paciente realizará insights que irán imprimiendo un crecimiento emocional a su Vida mental, tomará consciencia de que conocer no es equivalente a conocer la materialidad de los objetos. Se trata de un proceso de enriquecimiento y aprendizaje en el que todos estos elementos están interrelacionados.

69 Otro concepto relacionado es el estado de no saturación (duda tolerada). Es el que permite que el pensamiento se vaya complejizando, que el conocimiento se pueda desarrollar de lo más cercano a los sentidos a lo más abstracto, promoviendo un universo en expansión dentro del individuo. Bion habla de penumbra de asociaciones, en el sentido de no cerrar los conocimientos con certezas que puedan llegar a convertirse en omnisciencia y arrogancia.

70 Como vemos, estos procesos podrían darse tanto en el paciente como en el analista. Así como el paciente no sabe a dónde lo llevarán sus asociaciones, y cuándo se dará el proceso del insight, tampoco el analista sabe en qué momento el material adquirirá la coherencia que le permitirá entender e interpretar. El exceso de ansiedad paranoide o de identificación proyectiva es comparable al terror que siente el niño cuando sus sentimientos voraces o envidiosos le impiden aceptar lo bueno de la madre. En estos casos predomina el vínculo -K.

71 Cambio catastrófico Afirma que en ciertos momentos de crecimiento mental se produce una situación emocional particular con vivencias de cambio catastrófico.

72 El crecimiento mental implica que si bien ciertos fenómenos se mantendrán invariantes, se producirá inevitablemente una desestructuración del sistema; es en ese momento que puede producirse la vivencia de cambio catastrófico. Lo invariante es aquello que hará que reconozcamos en la nueva estructura algo de la original. Da un ejemplo de una pintura que representa un paisaje.

73 Nosotros reconocemos el paisaje, aunque los elementos que se utilizaron para representarlo son diferentes del paisaje original. Estas ideas están relacionadas con las transformaciones que se producen en la mente, a través de los diferentes procesos de conocimiento, aprendizaje y experiencias emocionales.


Descargar ppt "ESCUELA INGLESA WILFRED R. BION (1897 - 1979) TEORIAS PSICOLOGICAS II Prof. Lic. Leandro M. Sánchez."

Presentaciones similares


Anuncios Google