La descarga está en progreso. Por favor, espere

La descarga está en progreso. Por favor, espere

EL PENSAMIENTO DE MARX La Crítica a la Razón ilustrada y a los ideales de la Ilustración.

Presentaciones similares


Presentación del tema: "EL PENSAMIENTO DE MARX La Crítica a la Razón ilustrada y a los ideales de la Ilustración."— Transcripción de la presentación:

1 EL PENSAMIENTO DE MARX La Crítica a la Razón ilustrada y a los ideales de la Ilustración

2 Entender el planteamiento de Marx, sobre todo desde la perspectiva filosófica y su influencia en los cambios en la historia del pensamiento occidental, supone remitirlo al pensamiento liberal e ilustrado, en el que se afirmaba tanto el triunfo de la razón moderna, como factor de progreso, como los derechos naturales de la persona y, en concreto, el derecho a la propiedad privada. Entender el planteamiento de Marx, sobre todo desde la perspectiva filosófica y su influencia en los cambios en la historia del pensamiento occidental, supone remitirlo al pensamiento liberal e ilustrado, en el que se afirmaba tanto el triunfo de la razón moderna, como factor de progreso, como los derechos naturales de la persona y, en concreto, el derecho a la propiedad privada.

3 Si la filosofía con Kant había llevado el método crítico a los dogmatismos de la metafísica y del uso de la razón y Si la filosofía con Kant había llevado el método crítico a los dogmatismos de la metafísica y del uso de la razón y Hegel lo había aplicado a la comprensión especulativa del mundo, Hegel lo había aplicado a la comprensión especulativa del mundo, Marx va a extenderla al mundo real e histórico, buscando descubrir las condiciones materiales y el soporte histórico de todo pensamiento. Marx va a extenderla al mundo real e histórico, buscando descubrir las condiciones materiales y el soporte histórico de todo pensamiento.

4 Intenta repensar el proceso de emancipación defendido por la Ilustración y su fracaso al abocar a un momento histórico en el que predomina la explotación del hombre por el hombre y la incapacidad de autorealización del ser humano Intenta repensar el proceso de emancipación defendido por la Ilustración y su fracaso al abocar a un momento histórico en el que predomina la explotación del hombre por el hombre y la incapacidad de autorealización del ser humano Para Marx, el concepto fundamental que debe aclararse es el de la alineación o enajenación. Para Marx, el concepto fundamental que debe aclararse es el de la alineación o enajenación.

5 La Noción de Persona Alienada Si la definición de persona remite a ser dueño de sí mismo, a tener una naturaleza que nos es propia, el problema fundamental del ser humano, de la persona, será ser propietario de sí mismo, poseerse o ser su propio dueño. Si la definición de persona remite a ser dueño de sí mismo, a tener una naturaleza que nos es propia, el problema fundamental del ser humano, de la persona, será ser propietario de sí mismo, poseerse o ser su propio dueño. Pero justamente, lo que caracteriza al ser humano, a la mayoría de las personas, es no ser dueñas de sí mismas, es el estar alienadas. Pero justamente, lo que caracteriza al ser humano, a la mayoría de las personas, es no ser dueñas de sí mismas, es el estar alienadas.

6 ¿Qué entiende Marx por alienación? ¿Qué entiende Marx por alienación? La circunstancia en la que vive toda persona que no es dueña de sí misma, que no puede ser responsable última de sus acciones ni de su pensamiento. La circunstancia en la que vive toda persona que no es dueña de sí misma, que no puede ser responsable última de sus acciones ni de su pensamiento. Estar alienado significa perder la posibilidad de actuar como persona, de ser libre y responsable de tus propios actos Estar alienado significa perder la posibilidad de actuar como persona, de ser libre y responsable de tus propios actos Se puede decir que, de alguna manera, la filosofía propuesta por Marx tiene como objetivo fundamental: intentar comprender las causas de la alineación y el sufrimiento humano y de proponer respuestas o maneras de eliminarla. Se puede decir que, de alguna manera, la filosofía propuesta por Marx tiene como objetivo fundamental: intentar comprender las causas de la alineación y el sufrimiento humano y de proponer respuestas o maneras de eliminarla.

7 Aunque Marx no niegue que existe una naturaleza humana, considera, sin embargo, que ésta se limita a funciones básicas de supervivencia, es decir, relativas a su condición física y biológica, tales como la alimentación, la reproducción. Aunque Marx no niegue que existe una naturaleza humana, considera, sin embargo, que ésta se limita a funciones básicas de supervivencia, es decir, relativas a su condición física y biológica, tales como la alimentación, la reproducción. En el tomo I de El Capital distingue entre la naturaleza humana en general y la naturaleza humana históricamente condicionada por cada época. En el tomo I de El Capital distingue entre la naturaleza humana en general y la naturaleza humana históricamente condicionada por cada época. El ser humano posee algunas características naturales, dependientes de nuestra estructura biológica y fisiológica y que determinan ciertos impulsos o apetitos que no están directamente condicionados por el momento histórico y social. El ser humano posee algunas características naturales, dependientes de nuestra estructura biológica y fisiológica y que determinan ciertos impulsos o apetitos que no están directamente condicionados por el momento histórico y social.

8 En cada momento, la sociedad y su tipo de organización podrá encauzarlos y establecer normas o disposiciones para que estos impulsos se realicen en determinadas condiciones, pero no podrá eliminarlos ni abolirlos, pues son de carácter natural, es decir universal. En cada momento, la sociedad y su tipo de organización podrá encauzarlos y establecer normas o disposiciones para que estos impulsos se realicen en determinadas condiciones, pero no podrá eliminarlos ni abolirlos, pues son de carácter natural, es decir universal. Frente a estos rasgos naturales y universales, en cada época se constituyen unos rasgos o elementos socialmente establecidos, pero sin carácter natural y universal. Frente a estos rasgos naturales y universales, en cada época se constituyen unos rasgos o elementos socialmente establecidos, pero sin carácter natural y universal. El ser humano es lo que él, tanto como especie como individualmente, se ha hecho a sí mismo, como se ha transformado y construido. La persona es el resultado del obrar en sociedad. El ser humano es lo que él, tanto como especie como individualmente, se ha hecho a sí mismo, como se ha transformado y construido. La persona es el resultado del obrar en sociedad.

9 El ser humano es fundamentalmente un ser en acción y continua transformación, no es meramente el resultado de la herencia o de su carga genética, de cómo se ha producido. El ser humano es fundamentalmente un ser en acción y continua transformación, no es meramente el resultado de la herencia o de su carga genética, de cómo se ha producido. El ser humano es productivo y el trabajo, como actividad, no es más que la manera en que el hombre se enfrenta a la naturaleza para transformarla y lograr de esta lo que precisa para satisfacer sus necesidades. Pero al transformar la naturaleza, transforma la realidad y se transforma a sí mismo, se da nuevos derechos y formas de organizarse. El ser humano es productivo y el trabajo, como actividad, no es más que la manera en que el hombre se enfrenta a la naturaleza para transformarla y lograr de esta lo que precisa para satisfacer sus necesidades. Pero al transformar la naturaleza, transforma la realidad y se transforma a sí mismo, se da nuevos derechos y formas de organizarse.

10 Para cultivarse espiritualmente con mayor libertad, un pueblo necesita estar exento de la esclavitud de sus propias necesidades corporales, no ser ya siervo del cuerpo. Se necesita, pues, que ante todo le quede tiempo para poder crear y gozar espiritualmente. Los progresos en el organismo del trabajo ganan este tiempo. (MARX. Manuscritos Económicos y Filosóficos, Manuscrito n.º 1). Para cultivarse espiritualmente con mayor libertad, un pueblo necesita estar exento de la esclavitud de sus propias necesidades corporales, no ser ya siervo del cuerpo. Se necesita, pues, que ante todo le quede tiempo para poder crear y gozar espiritualmente. Los progresos en el organismo del trabajo ganan este tiempo. (MARX. Manuscritos Económicos y Filosóficos, Manuscrito n.º 1). Pero la evolución histórica de la Humanidad, lejos de lograr este tiempo libre o para sí mismo, ha ido siendo alienado. Pero la evolución histórica de la Humanidad, lejos de lograr este tiempo libre o para sí mismo, ha ido siendo alienado.

11 ¿Cómo y por qué se produce la alienación? Para Marx, varias son las formas de alienarse, de perder el control de la propia vida y de la voluntad ¿Cómo y por qué se produce la alienación? Para Marx, varias son las formas de alienarse, de perder el control de la propia vida y de la voluntad alineación religiosa, alineación religiosa, alineación política, alineación política, alineación intelectual, etc.. alineación intelectual, etc.. Pero todas remiten y tienen su causa última en una: Pero todas remiten y tienen su causa última en una: En la alineación económica. En la alineación económica.

12 La alineación económica Se produce cuando se da la explotación del hombre por el propio hombre. Se produce cuando se da la explotación del hombre por el propio hombre. Se da en el trabajo y se refiere al hecho de que en esta actividad el sujeto productivo sufre una expoliación o apropiación indebida del producto de su trabajo por parte de otro hombre, de su trabajo y de su actividad y, en definitiva, de sí mismo. Se da en el trabajo y se refiere al hecho de que en esta actividad el sujeto productivo sufre una expoliación o apropiación indebida del producto de su trabajo por parte de otro hombre, de su trabajo y de su actividad y, en definitiva, de sí mismo. Retomando la misma noción de ser humano y las formas de organización social que se ha dotado, explica el origen de los DERECHOS. Retomando la misma noción de ser humano y las formas de organización social que se ha dotado, explica el origen de los DERECHOS.

13 Entre estos derechos se encuentra el derecho a la propiedad privada, derecho socialmente establecido y que no tiene ni carácter natural ni universal. Entre estos derechos se encuentra el derecho a la propiedad privada, derecho socialmente establecido y que no tiene ni carácter natural ni universal. Para Marx, el ser humano es por naturaleza libre, dueño de sí mismo e igual a todos los demás y la explotación del hombre por el hombre no tiene justificación natural pues atenta contra la propia naturaleza humana. Para Marx, el ser humano es por naturaleza libre, dueño de sí mismo e igual a todos los demás y la explotación del hombre por el hombre no tiene justificación natural pues atenta contra la propia naturaleza humana. La relación del trabajador con el trabajo engendra la relación de éste con el del capitalista o como quiera llamarse al patrono del trabajo. La relación del trabajador con el trabajo engendra la relación de éste con el del capitalista o como quiera llamarse al patrono del trabajo.

14 La propiedad privada es, pues, el producto, el resultado, la consecuencia necesaria del trabajo enajenado, de la relación externa del trabajador con la naturaleza y consigo mismo. (MARX. Manuscritos Económicos y Filosóficos, n.º 1). La propiedad privada es, pues, el producto, el resultado, la consecuencia necesaria del trabajo enajenado, de la relación externa del trabajador con la naturaleza y consigo mismo. (MARX. Manuscritos Económicos y Filosóficos, n.º 1). Pertenece al resto de las características que nos definen como seres humanos o como personas en un momento histórico concreto y que son producto de la organización y de la estructura social en que nos desarrollamos. Pertenece al resto de las características que nos definen como seres humanos o como personas en un momento histórico concreto y que son producto de la organización y de la estructura social en que nos desarrollamos.

15 El problema es que la actividad del trabajo, en vez de autorrealizar al ser humano logrando su plenitud como persona, se convierte en una actividad de sufrimiento y de limitación de sus facultades físicas, intelectuales y creativas. El problema es que la actividad del trabajo, en vez de autorrealizar al ser humano logrando su plenitud como persona, se convierte en una actividad de sufrimiento y de limitación de sus facultades físicas, intelectuales y creativas. De esto resulta que el hombre (el trabajador) sólo se siente libre en sus funciones animales, en el comer, beber, engendrar, y todo lo más en aquello que toca a la habitación y al atavío, y en cambio en sus funciones humanas se siente como animal. Lo animal se convierte en lo humano y lo humano en lo animal. ( MARX. Manuscritos Económicos y Filosóficos, n.º 1) De esto resulta que el hombre (el trabajador) sólo se siente libre en sus funciones animales, en el comer, beber, engendrar, y todo lo más en aquello que toca a la habitación y al atavío, y en cambio en sus funciones humanas se siente como animal. Lo animal se convierte en lo humano y lo humano en lo animal. ( MARX. Manuscritos Económicos y Filosóficos, n.º 1)

16 Con la aparición de la propiedad privada se produce una circunstancia social totalmente nueva y que sólo podrá eliminarse con la abolición de dicha forma de propiedad. Con la aparición de la propiedad privada se produce una circunstancia social totalmente nueva y que sólo podrá eliminarse con la abolición de dicha forma de propiedad. Tomando, por ejemplo, la sociedad esclavista en la que el ser humano que es considerado como esclavo no se pertenece, no es dueño de sí mismo, ni de su cuerpo, ni de su espíritu, mente o personalidad. No decide que hacer ni con quién. Tomando, por ejemplo, la sociedad esclavista en la que el ser humano que es considerado como esclavo no se pertenece, no es dueño de sí mismo, ni de su cuerpo, ni de su espíritu, mente o personalidad. No decide que hacer ni con quién. Según Marx, en el sistema capitalista se produce una situación, una situación de esclavismo, no legalmente reconocida, pero socialmente admitida. Según Marx, en el sistema capitalista se produce una situación, una situación de esclavismo, no legalmente reconocida, pero socialmente admitida.

17 En la sociedad capitalista la persona es convertida en objeto, en cosa o mercancía que es utilizada por los propietarios de los medios de producción como un instrumento más dentro de la cadena de producción. En la sociedad capitalista la persona es convertida en objeto, en cosa o mercancía que es utilizada por los propietarios de los medios de producción como un instrumento más dentro de la cadena de producción. La existencia de la propiedad privada, lejos de considerarse un derecho natural definitorio de la persona, es un privilegio histórico y social que genera desigualdades y, sobre todo, es un factor de deshumanización y despersonalización: convierte al ser humano, a la persona, en objeto o mercancía de cambio y producción. La existencia de la propiedad privada, lejos de considerarse un derecho natural definitorio de la persona, es un privilegio histórico y social que genera desigualdades y, sobre todo, es un factor de deshumanización y despersonalización: convierte al ser humano, a la persona, en objeto o mercancía de cambio y producción.

18 La demanda de hombres regula necesariamente la producción de hombres, como ocurre con cualquier otra mercancía. Si la oferta es mucho mayor que la demanda, una parte de los obreros se hunde en la mendicidad o muere por inanición. La existencia del obrero está reducida, pues, a la condición de existencia de cualquier otra mercancía. El obrero se ha convertido en una mercancía y para él es una suerte poder llegar hasta el comprador (K. MARX. Manuscritos Económicos y Filosóficos Manuscrito n.º 1). La demanda de hombres regula necesariamente la producción de hombres, como ocurre con cualquier otra mercancía. Si la oferta es mucho mayor que la demanda, una parte de los obreros se hunde en la mendicidad o muere por inanición. La existencia del obrero está reducida, pues, a la condición de existencia de cualquier otra mercancía. El obrero se ha convertido en una mercancía y para él es una suerte poder llegar hasta el comprador (K. MARX. Manuscritos Económicos y Filosóficos Manuscrito n.º 1). Retomando la terminología Kantiana, se toma al ser humano como medio no como fin último. Retomando la terminología Kantiana, se toma al ser humano como medio no como fin último.

19 Desde esta perspectiva, el ser humano vive la actividad personal o el trabajo como una actividad que le enajena, que no le es propia o que no le pertenece a sí mismo. Desde esta perspectiva, el ser humano vive la actividad personal o el trabajo como una actividad que le enajena, que no le es propia o que no le pertenece a sí mismo. Y mientras que el ser humano sufre está enajenación o extrañamiento, el trabajo se va convirtiendo en un objeto ajeno que lo domina y provoca su alineación. Y mientras que el ser humano sufre está enajenación o extrañamiento, el trabajo se va convirtiendo en un objeto ajeno que lo domina y provoca su alineación. Esta alineación económica se manifiesta, fundamentalmente, en tres factores: Esta alineación económica se manifiesta, fundamentalmente, en tres factores:

20 1) La alineación de la actividad: el ser humano no vive su actividad como algo que le pertenezca realmente, que forme parte de su vida y de su realización personal. 1) La alineación de la actividad: el ser humano no vive su actividad como algo que le pertenezca realmente, que forme parte de su vida y de su realización personal. Se trabaja no para uno mismo, para lograr un fin personal último, sino que se trabaja para sobrevivir y el trabajo satisface o beneficia al fin último de otro, del propietario. Se trabaja no para uno mismo, para lograr un fin personal último, sino que se trabaja para sobrevivir y el trabajo satisface o beneficia al fin último de otro, del propietario. El trabajo es externo al trabajador, es decir, no pertenece a su ser; (…) se niega; (…) no desarrolla una libre energía física y espiritual, sino que mortifica su cuerpo y arruina su espíritu (MARX). El trabajo es externo al trabajador, es decir, no pertenece a su ser; (…) se niega; (…) no desarrolla una libre energía física y espiritual, sino que mortifica su cuerpo y arruina su espíritu (MARX).

21 2) La alienación del objeto: El resultado del trabajo de la persona tampoco le pertenece, el objeto que se produce revierte en otro, no los vive como propios, le son ajenos. 2) La alienación del objeto: El resultado del trabajo de la persona tampoco le pertenece, el objeto que se produce revierte en otro, no los vive como propios, le son ajenos. El ser humano se convierte en un mero instrumento en la producción de dicho objeto, pero no es el parte del proyecto mismo, no forma parte del fin último de la propia persona. El ser humano se convierte en un mero instrumento en la producción de dicho objeto, pero no es el parte del proyecto mismo, no forma parte del fin último de la propia persona. La sociedad capitalista, degrada absoluta al ser humano y no tratan a las personas como fines sino como medios, en ellas el trabajador es un instrumento para producir mercancías y se convierte en una mercancía, perdiendo su condición de persona. La sociedad capitalista, degrada absoluta al ser humano y no tratan a las personas como fines sino como medios, en ellas el trabajador es un instrumento para producir mercancías y se convierte en una mercancía, perdiendo su condición de persona.

22 3) La alineación social: la persona, al sufrir la explotación económica, sufre una alienación social que genera el establecimiento de clases sociales, la discriminación y marginación. 3) La alineación social: la persona, al sufrir la explotación económica, sufre una alienación social que genera el establecimiento de clases sociales, la discriminación y marginación. Al ser explotado el producto de su actividad y revertir éste en otro, en el propietarios de los medios de producción, se va creando una escisión en el seno de la sociedad. Al ser explotado el producto de su actividad y revertir éste en otro, en el propietarios de los medios de producción, se va creando una escisión en el seno de la sociedad. Se producen dos grupos o clases sociales antagónicas: la de los propietarios o clase opresora y la de los proletarios productores o clase oprimida. Se producen dos grupos o clases sociales antagónicas: la de los propietarios o clase opresora y la de los proletarios productores o clase oprimida.

23 si el producto del trabajo es la enajenación, la producción misma ha de ser la enajenación activa, la enajenación de la actividad; la actividad de la enajenación. En el extrañamiento del producto del trabajo no hace más que resumirse el extrañamiento, la enajenación en la actividad del trabajo mismo (MARX)si el producto del trabajo es la enajenación, la producción misma ha de ser la enajenación activa, la enajenación de la actividad; la actividad de la enajenación. En el extrañamiento del producto del trabajo no hace más que resumirse el extrañamiento, la enajenación en la actividad del trabajo mismo (MARX) Una consecuencia inmediata del hecho de estar enajenado el hombre del producto de su trabajo, de su actividad vital, de su ser genérico, es la enajenación del hombre respecto del hombre. Si el hombre se enfrenta consigo mismo, se enfrenta también al otro. (MARX) Una consecuencia inmediata del hecho de estar enajenado el hombre del producto de su trabajo, de su actividad vital, de su ser genérico, es la enajenación del hombre respecto del hombre. Si el hombre se enfrenta consigo mismo, se enfrenta también al otro. (MARX)

24 DE LA ALIENACIÓN ECONÓMICA A LAS ALIENACIONES DEL SER HUMANO. DE LA INFRAESTRUCTURA A LAS SUPERESTRUCTURAS.

25 LA INFRAESTRUCTURA (SOCIO-ECONÓMICA) COMO MOTOR DE LA HISTORIA LA SUPERESTRUCTURA (CULTURAL E IDEOLÓGICA) COMO JUSTIFICACIÓN DE LOS CAMBIOS HISTÓRICOS. LA SUPERESTRUCTURA (CULTURAL E IDEOLÓGICA) COMO JUSTIFICACIÓN DE LOS CAMBIOS HISTÓRICOS. Aunque, según Marx, la explotación del trabajo y la alienación económica es una constante histórica, las condiciones económico-sociales y la confluencia de factores ideológicos, filosóficos y religiosos, han llevado a la sociedad capitalista a constituirse el momento de mayor enajenación y explotación tanto económica como personal. Aunque, según Marx, la explotación del trabajo y la alienación económica es una constante histórica, las condiciones económico-sociales y la confluencia de factores ideológicos, filosóficos y religiosos, han llevado a la sociedad capitalista a constituirse el momento de mayor enajenación y explotación tanto económica como personal.

26 ¿Cuáles son Los factores que han favorecido el auge de una clase dominante y la explotación? Los factores desencadenantes del desarrollo de la sociedad capitalista fueron los cambios en el sistema de producción, el auge y desarrollo de la burguesía, y la concentración del capital en unos reducidos grupos sociales. Los factores desencadenantes del desarrollo de la sociedad capitalista fueron los cambios en el sistema de producción, el auge y desarrollo de la burguesía, y la concentración del capital en unos reducidos grupos sociales. Estos cambios no hubieran sido posible sin la justificación y el respaldo de un sistema ideológico y religioso que garantizasen y diesen cierta legitimidad y, sobre todo, legalidad a tal organización socio-económica. Estos cambios no hubieran sido posible sin la justificación y el respaldo de un sistema ideológico y religioso que garantizasen y diesen cierta legitimidad y, sobre todo, legalidad a tal organización socio-económica.

27 Por ello es importante comprender como, para Marx, al mismo tiempo que se da una alienación económica, la persona sufre una alineación religiosa, intelectual e ideológica Por ello es importante comprender como, para Marx, al mismo tiempo que se da una alienación económica, la persona sufre una alineación religiosa, intelectual e ideológica

28 La alienación religiosa Considera que la religión no es más que la proyección del ser del hombre en un mundo ilusorio y en un sujeto trascendente. Considera que la religión no es más que la proyección del ser del hombre en un mundo ilusorio y en un sujeto trascendente. Parte Marx del rechazo de la existencia de algo más allá de la naturaleza material, del mundo material y de la existencia de Dios y de cualquier naturaleza trascendente, sea humana (el espíritu o alma) sea divina. Parte Marx del rechazo de la existencia de algo más allá de la naturaleza material, del mundo material y de la existencia de Dios y de cualquier naturaleza trascendente, sea humana (el espíritu o alma) sea divina.

29 La alienación religiosa supone que el ser humano inventa un ser suprahumano, Dios, en quien deposita todas las perfecciones y frente al cual el hombre es imperfecto, es decir, se rebaja su naturaleza. La alienación religiosa supone que el ser humano inventa un ser suprahumano, Dios, en quien deposita todas las perfecciones y frente al cual el hombre es imperfecto, es decir, se rebaja su naturaleza. Además, esta invención es un freno al cambio y a la eliminación de las situaciones de injusticia y de sufrimiento, al plantear que este mundo es transitorio y que hay que aceptarlo, depositando las esperanzas de justicia y felicidad en un mundo irreal e ilusorio. Además, esta invención es un freno al cambio y a la eliminación de las situaciones de injusticia y de sufrimiento, al plantear que este mundo es transitorio y que hay que aceptarlo, depositando las esperanzas de justicia y felicidad en un mundo irreal e ilusorio.

30 La religión es una forma de alineación para el ser humano por tres razones fundamentales: La religión es una forma de alineación para el ser humano por tres razones fundamentales: 1) Porque supone una desvalorización del propio ser humano. 1) Porque supone una desvalorización del propio ser humano. 2) provoca el conformismo al posponer la justicia y bienestar a un mundo ficticio. 2) provoca el conformismo al posponer la justicia y bienestar a un mundo ficticio. 3) Porque la iglesia y su jerarquía toma partido por las clases opresoras y no por las oprimidas. 3) Porque la iglesia y su jerarquía toma partido por las clases opresoras y no por las oprimidas.

31 Porque supone una desvalorización del propio ser humano. La religión es una experiencia de algo irreal e inventado por el hombre, pero que afirma lo contrario, que Dios creo al hombre, que la persona es un producto de la gracia divina. La religión es una experiencia de algo irreal e inventado por el hombre, pero que afirma lo contrario, que Dios creo al hombre, que la persona es un producto de la gracia divina. Para Marx: El ser humano toma lo que considera mejor de sí mismo, lo que en él es más perfecto o valioso y define su humanidad (su comprensión, su bondad, su voluntad,..) y lo proyecta fuera de sí, lo transpone a un ser ideal, a un ser por él inventado. Para Marx: El ser humano toma lo que considera mejor de sí mismo, lo que en él es más perfecto o valioso y define su humanidad (su comprensión, su bondad, su voluntad,..) y lo proyecta fuera de sí, lo transpone a un ser ideal, a un ser por él inventado.

32 Pero, a continuación, se niega a si mismo, se rebaja como ente y rebaja el mundo humano, al mundo material. Pero, a continuación, se niega a si mismo, se rebaja como ente y rebaja el mundo humano, al mundo material. Por ello, supone una perdida de sí mismo, de su ser o naturaleza. Por ello, supone una perdida de sí mismo, de su ser o naturaleza.

33 Provoca el conformismo al posponer la justicia y bienestar a un mundo ficticio Al inventar un ser superior, un ser perfecto y una realidad o mundo ideal, el paraíso o el cielo, se devalúa o niega valor al mundo real, el mundo material, Al inventar un ser superior, un ser perfecto y una realidad o mundo ideal, el paraíso o el cielo, se devalúa o niega valor al mundo real, el mundo material, Este es el único mundo dónde, según Marx, el ser humano puede encontrar su felicidad, puede hallar salvación alguna, puede cambiar de situación y eliminar las situaciones de sufrimiento e injusticia. Este es el único mundo dónde, según Marx, el ser humano puede encontrar su felicidad, puede hallar salvación alguna, puede cambiar de situación y eliminar las situaciones de sufrimiento e injusticia.

34 La religión se convierte en un factor de inmovilismo, de contrarrevolución y, al evitar o boicotear todo cambio terrenal remitiéndose al otro mundo para lograr la salvación, la persona sufre una alineación tanto religiosa como económica, pues no lucha para cambiar sus condiciones de explotación. La religión se convierte en un factor de inmovilismo, de contrarrevolución y, al evitar o boicotear todo cambio terrenal remitiéndose al otro mundo para lograr la salvación, la persona sufre una alineación tanto religiosa como económica, pues no lucha para cambiar sus condiciones de explotación.

35 La religión, la iglesia y su jerarquía toma partido por las clases opresoras y no por las oprimidas. Toma de partido que justifica la situación de explotación y exhorta al oprimido a resignarse y a aceptar el orden social establecido. Toma de partido que justifica la situación de explotación y exhorta al oprimido a resignarse y a aceptar el orden social establecido. Legitimiza el orden social y presta justificaciones teológicas al dominio y explotación de un grupo social sobre otro. Legitimiza el orden social y presta justificaciones teológicas al dominio y explotación de un grupo social sobre otro.

36 Si la religión es el efecto espiritual producto de la miseria real del ser humano en una sociedad opresiva, la superación de la religión no podrá darse sin cambiarse las condiciones materiales de vida del ser humano que le hacen buscar una salida enajenante hacia un mundo ficticio e ilusorio. La lucha contra la religión es, por tanto, indirectamente, la lucha contra aquel mundo que tiene en la religión su aroma espiritual. Si la religión es el efecto espiritual producto de la miseria real del ser humano en una sociedad opresiva, la superación de la religión no podrá darse sin cambiarse las condiciones materiales de vida del ser humano que le hacen buscar una salida enajenante hacia un mundo ficticio e ilusorio. La lucha contra la religión es, por tanto, indirectamente, la lucha contra aquel mundo que tiene en la religión su aroma espiritual.

37 La alienación ideológica La persona está alienada al aceptar un discurso intelectual, filosófico y político que no le es propio, que pertenece a una clase dominante y opresora, como que el orden social tiene una justificación natural y racional y que la propiedad privada no es un privilegio sino un derecho legitimo y natural, fundado en la racionalidad (El Liberalismo). La persona está alienada al aceptar un discurso intelectual, filosófico y político que no le es propio, que pertenece a una clase dominante y opresora, como que el orden social tiene una justificación natural y racional y que la propiedad privada no es un privilegio sino un derecho legitimo y natural, fundado en la racionalidad (El Liberalismo).

38 El Estado burgués en el que la soberanía real del pueblo, el gobierno del pueblo por sí mismo, es sustituido por la soberanía arbitraria del monarca constitucional y se abandona la relación política real del pueblo a favor de una ficticia figura de monarca como representante de la voluntad del pueblo. El Estado burgués en el que la soberanía real del pueblo, el gobierno del pueblo por sí mismo, es sustituido por la soberanía arbitraria del monarca constitucional y se abandona la relación política real del pueblo a favor de una ficticia figura de monarca como representante de la voluntad del pueblo. Es decir, se produje una alineación de la voluntad política e ideológica y una perdida de identidad y de ser de los individuos concretos, de los seres humanos. Es decir, se produje una alineación de la voluntad política e ideológica y una perdida de identidad y de ser de los individuos concretos, de los seres humanos.

39 La alienación filosófica La alienación filosófica La filosofía es alienante porque, aunque el filósofo puede desvelar alguna de las acciones explotadoras que se dan contra el ser humano, en lugar de reclamar una acción contra éstas, se limita a trasplantarlas o trasladarlas al mundo de las ideas y busca una conciliación ilusoria que no cambia la situación real, el mundo de los hechos. La filosofía es alienante porque, aunque el filósofo puede desvelar alguna de las acciones explotadoras que se dan contra el ser humano, en lugar de reclamar una acción contra éstas, se limita a trasplantarlas o trasladarlas al mundo de las ideas y busca una conciliación ilusoria que no cambia la situación real, el mundo de los hechos. Para poder superarla hay que invertir los términos de manera que prime la acción y la práctica sobre la pura teoría, de ahí la apuesta por la praxis Para poder superarla hay que invertir los términos de manera que prime la acción y la práctica sobre la pura teoría, de ahí la apuesta por la praxis

40 CONCLUSIÓN Para lograr los cambios sociales no basta con el cambio de la superestructura sino que, principalmente, hay que cambiar la estructura económica, el tipo de sistema de producción y de redistribución de la riqueza, de volver a hacer que el ser humano sea dueño de su actividad, de su trabajo y de los medios de producción. Para lograr los cambios sociales no basta con el cambio de la superestructura sino que, principalmente, hay que cambiar la estructura económica, el tipo de sistema de producción y de redistribución de la riqueza, de volver a hacer que el ser humano sea dueño de su actividad, de su trabajo y de los medios de producción.


Descargar ppt "EL PENSAMIENTO DE MARX La Crítica a la Razón ilustrada y a los ideales de la Ilustración."

Presentaciones similares


Anuncios Google