La descarga está en progreso. Por favor, espere

La descarga está en progreso. Por favor, espere

NUEVA POLÍTICA: EL BIEN COMÚN NUEVA POLÍTICA: EL BIEN COMÚN.

Presentaciones similares


Presentación del tema: "NUEVA POLÍTICA: EL BIEN COMÚN NUEVA POLÍTICA: EL BIEN COMÚN."— Transcripción de la presentación:

1 NUEVA POLÍTICA: EL BIEN COMÚN NUEVA POLÍTICA: EL BIEN COMÚN

2 El Bien Común es un concepto complejo, que en general puede ser entendido como aquello de lo que se benefician todos los ciudadanos. También podríamos definirlo como los sistemas sociales, instituciones y medios socioeconómicos de los cuales todos dependemos que deberían funcionar de manera que beneficien a toda la gente. Es responsabilidad de todos definirlo y construirlo. Es un bien y es auténticamente común. Que sea bien quiere decir que da satisfacción a las necesidades del ser humano en su entera naturaleza espiritual, moral y corporal, proporcionándole la paz, la cultura y todo lo necesario para el desenvolvimiento pleno de su existencia; es común porque es un bien de la sociedad entera. El Bien Común es un concepto complejo, que en general puede ser entendido como aquello de lo que se benefician todos los ciudadanos. También podríamos definirlo como los sistemas sociales, instituciones y medios socioeconómicos de los cuales todos dependemos que deberían funcionar de manera que beneficien a toda la gente. Es responsabilidad de todos definirlo y construirlo. Es un bien y es auténticamente común. Que sea bien quiere decir que da satisfacción a las necesidades del ser humano en su entera naturaleza espiritual, moral y corporal, proporcionándole la paz, la cultura y todo lo necesario para el desenvolvimiento pleno de su existencia; es común porque es un bien de la sociedad entera.

3 No puede excluirse a nadie de los beneficios del bien común argumentando pertenencia a nación, religión, sexo, raza, convicción política o posición social. Nadie, ni los aún no nacidos ni las siguientes generaciones deberán ser excluidos de tales bienes. Esta generación debe cuidar responsablemente los bienes y recursos necesarios para las generaciones. Tiene prioridad, porque ocupa una posición superior a los intereses particulares de los individuos, como miembros o parte de la comunidad. No puede excluirse a nadie de los beneficios del bien común argumentando pertenencia a nación, religión, sexo, raza, convicción política o posición social. Nadie, ni los aún no nacidos ni las siguientes generaciones deberán ser excluidos de tales bienes. Esta generación debe cuidar responsablemente los bienes y recursos necesarios para las generaciones. Tiene prioridad, porque ocupa una posición superior a los intereses particulares de los individuos, como miembros o parte de la comunidad.

4 Es perfectible y dinámico, porque siempre es mejorable y parcialmente realizado, pero jamás perfectamente alcanzado. Al lograr metas, surgen de inmediato nuevos retos; trabajar y hacer política de bien común en Acción Nacional es tarea permanente. Es perfectible y dinámico, porque siempre es mejorable y parcialmente realizado, pero jamás perfectamente alcanzado. Al lograr metas, surgen de inmediato nuevos retos; trabajar y hacer política de bien común en Acción Nacional es tarea permanente. La protección del ser y la vida son condiciones necesarias y mínimas para la realización del Bien Común. La protección del ser y la vida son condiciones necesarias y mínimas para la realización del Bien Común.

5 No puede haber Bien Común sin valores e instituciones comunes indivisibles, que faciliten al ser humano su vida provechosa, ordenada, justa y libre en sociedad. No puede haber Bien Común sin valores e instituciones comunes indivisibles, que faciliten al ser humano su vida provechosa, ordenada, justa y libre en sociedad. Este es específico de cada comunidad, se determina de acuerdo a su tarea y finalidad específica, llegándose a un orden armónico en los bienes que va del bien común de la familia, al bien de la comunidad internacional, pasando por el bien común de sindicatos, asociaciones, escuelas, municipios y gobiernos estatales, dándose así la subsidiaridad total que lo define. Este es específico de cada comunidad, se determina de acuerdo a su tarea y finalidad específica, llegándose a un orden armónico en los bienes que va del bien común de la familia, al bien de la comunidad internacional, pasando por el bien común de sindicatos, asociaciones, escuelas, municipios y gobiernos estatales, dándose así la subsidiaridad total que lo define.

6 El Bien Común facilita el despliegue de la persona y el establecimiento de espacios culturales para el ser humano. El Bien Común facilita el despliegue de la persona y el establecimiento de espacios culturales para el ser humano. La máxima expresión del mismo, es un orden social cooperativo y solidario en el que las personas vivan a plenitud el bien ser, el bien hacer y el bien estar, garantizando que las generaciones por venir que también tengan acceso a estas posibilidades planificadoras. La máxima expresión del mismo, es un orden social cooperativo y solidario en el que las personas vivan a plenitud el bien ser, el bien hacer y el bien estar, garantizando que las generaciones por venir que también tengan acceso a estas posibilidades planificadoras.

7 Los ciudadanos situados en el mismo plano, no pueden ser privilegiados frente a otros, ante el bien común y en la misma escala de valores. Se condenan favoritismos y se defiende la igualdad de oportunidades y de derechos. Los ciudadanos situados en el mismo plano, no pueden ser privilegiados frente a otros, ante el bien común y en la misma escala de valores. Se condenan favoritismos y se defiende la igualdad de oportunidades y de derechos. Este principio condena el tráfico de influencias y mantiene la igualdad de todos los ciudadanos ante a ley. Dice el Concilio " Los partidos políticos deben promover todo lo que crean que es necesario para el bien común; pero nunca es lícito anteponer el propio interés al bien común." Este principio condena el tráfico de influencias y mantiene la igualdad de todos los ciudadanos ante a ley. Dice el Concilio " Los partidos políticos deben promover todo lo que crean que es necesario para el bien común; pero nunca es lícito anteponer el propio interés al bien común."

8 La justicia es dar a cada quien lo suyo, lo que le pertenece según sus fines existenciales. Por lo tanto, los bienes comunes han de generarse y disfrutarse con equidad. Cuando la política no está orientada al Bien Común pierde su rostro humano. La justicia es dar a cada quien lo suyo, lo que le pertenece según sus fines existenciales. Por lo tanto, los bienes comunes han de generarse y disfrutarse con equidad. Cuando la política no está orientada al Bien Común pierde su rostro humano. Se afirma la responsabilidad de quienes en primer lugar procuran el bien común. El bien común al afectar la vida de todos, exige la prudencia por parte de cada uno, y más aún por la de aquellos que ejercen la autoridad. Se afirma la responsabilidad de quienes en primer lugar procuran el bien común. El bien común al afectar la vida de todos, exige la prudencia por parte de cada uno, y más aún por la de aquellos que ejercen la autoridad.

9 NUEVA POLÍTICA: EL BIEN COMÚN La persona humana está ordenada directamente a Dios, como su último fin absoluto, ésta ordenación directa a Dios trasciende todo BIEN COMUN creado. La persona humana está ordenada directamente a Dios, como su último fin absoluto, ésta ordenación directa a Dios trasciende todo BIEN COMUN creado. El fin de la sociedad no es el bien individual, ni el conjunto de los bienes individuales de cada una de las personas que la constituyen. El fin de la sociedad no es el bien individual, ni el conjunto de los bienes individuales de cada una de las personas que la constituyen. El fin de la sociedad es el bien de la comunidad, el bien del cuerpo social. El fin de la sociedad es el bien de la comunidad, el bien del cuerpo social. La nueva política debe ir encaminada a conseguirlo. La nueva política debe ir encaminada a conseguirlo.

10 RESPONSABLES DEL BIEN COMÚN El bien común, se realiza y verifica más completamente en la comunidad política. Corresponde al Estado defender y promover el bien común de la sociedad civil, de los ciudadanos y de las instituciones intermedias. El bien común, se realiza y verifica más completamente en la comunidad política. Corresponde al Estado defender y promover el bien común de la sociedad civil, de los ciudadanos y de las instituciones intermedias. Participar al bien común es un deber de los miembros de la sociedad de acuerdo a su capacidad, exige pleno servicio, sin reduccionismos y en plena corresponsabilidad. Participar al bien común es un deber de los miembros de la sociedad de acuerdo a su capacidad, exige pleno servicio, sin reduccionismos y en plena corresponsabilidad.

11 DOCTRINA SOCIAL DE LA IGLESIA El principio del Bien Común es la clave de la doctrina social de la Iglesia; subordinado a dos realidades: una trascendente y mediata, Dios; otra inminente e inmediata, la persona humana. Si la dignidad de la persona humana es el centro de las enseñanzas, este principio es la esencia sobre el que gira la concepción de la vida social del hombre. El principio del Bien Común es la clave de la doctrina social de la Iglesia; subordinado a dos realidades: una trascendente y mediata, Dios; otra inminente e inmediata, la persona humana. Si la dignidad de la persona humana es el centro de las enseñanzas, este principio es la esencia sobre el que gira la concepción de la vida social del hombre. El Bien Común fundamenta el derecho a la legítima defensa individual y colectiva. El Bien Común fundamenta el derecho a la legítima defensa individual y colectiva. La persona humana está ordenada directamente a Dios, como su último fin absoluto, ésta ordenación directa a Dios trasciende todo bien común creado. La persona humana está ordenada directamente a Dios, como su último fin absoluto, ésta ordenación directa a Dios trasciende todo bien común creado.

12 LA CORRUPCIÓN COMO OBSTÁCULO AL BIEN COMÚN Dentro de los beneficios que produce la sociedad se encontraran aún individuos que procuren destruir dichos beneficios a fin de continuar con sus intereses individuales a costa del bien de los demás miembros de la sociedad. Dentro de los beneficios que produce la sociedad se encontraran aún individuos que procuren destruir dichos beneficios a fin de continuar con sus intereses individuales a costa del bien de los demás miembros de la sociedad. El Estado debe impedir los abusos de quienes pretenden enriquecerse a costa de los más pobres, humildes y marginados. El Estado debe impedir los abusos de quienes pretenden enriquecerse a costa de los más pobres, humildes y marginados. La respuesta de las instituciones debe ser a nivel de educación en la legalidad, a través de una la legislación que reduzca los riesgos e intervenga sobre los abusos, principalmente a través de una efectiva supervisión en orden a la transparencia de los procesos que desarrollan La respuesta de las instituciones debe ser a nivel de educación en la legalidad, a través de una la legislación que reduzca los riesgos e intervenga sobre los abusos, principalmente a través de una efectiva supervisión en orden a la transparencia de los procesos que desarrollan

13 La conciencia moral no es suficiente si al mismo tiempo no implica una conciencia religiosa. Sus armas son la justicia real y concreta, la fuerza, la perspicacia y la prudencia. Si permanecen fieles a mi palabra, ustedes serán verdaderamente mis discípulos; así conocerán la verdad y la verdad los hará libres. La conciencia moral no es suficiente si al mismo tiempo no implica una conciencia religiosa. Sus armas son la justicia real y concreta, la fuerza, la perspicacia y la prudencia. Si permanecen fieles a mi palabra, ustedes serán verdaderamente mis discípulos; así conocerán la verdad y la verdad los hará libres. La democracia es fundamentalmente un ordenamiento, y como tal, un instrumento y no un fin. Su carácter moral no es automático, sino que depende de su conformidad con la ley moral a la que, como cualquier otro comportamiento humano, debe someterse; esto es, depende de la moralidad de los fines que persigue y de los medios de que se sirve. La democracia es fundamentalmente un ordenamiento, y como tal, un instrumento y no un fin. Su carácter moral no es automático, sino que depende de su conformidad con la ley moral a la que, como cualquier otro comportamiento humano, debe someterse; esto es, depende de la moralidad de los fines que persigue y de los medios de que se sirve.

14 Todos Por El Bien Común Realizado por: Realizado por: Mª del Mar Moreno Quesada Mª del Mar Moreno Quesada Miguel Ángel Maestra Sánchez Miguel Ángel Maestra Sánchez Jennifer María Ruiz Cano Jennifer María Ruiz Cano Tutora: Tutora: Mª del Carmen García Martínez Mª del Carmen García Martínez


Descargar ppt "NUEVA POLÍTICA: EL BIEN COMÚN NUEVA POLÍTICA: EL BIEN COMÚN."

Presentaciones similares


Anuncios Google