La descarga está en progreso. Por favor, espere

La descarga está en progreso. Por favor, espere

1. ASPECTOS IMPORTANTES PARA EL CATEQUISTA DE PARA EL CATEQUISTA DE CONFIRMACIÓN CONFIRMACIÓN 2.

Presentaciones similares


Presentación del tema: "1. ASPECTOS IMPORTANTES PARA EL CATEQUISTA DE PARA EL CATEQUISTA DE CONFIRMACIÓN CONFIRMACIÓN 2."— Transcripción de la presentación:

1 1

2 ASPECTOS IMPORTANTES PARA EL CATEQUISTA DE PARA EL CATEQUISTA DE CONFIRMACIÓN CONFIRMACIÓN 2

3 1.Cómo relacionarse con los adolescentes? 2. Saciarse en la fuente de la fuerza del Espíritu. 3

4 ADOLESCENCIA poco respeto por sus superiores y pierden el tiempo yendo de un lado para otro, y están siempre dispuestos a contradecir a sus padres y tiranizar a sus maestros......Nuestros jóvenes de ahora aman el lujo, tienen pésimos modales y desdeñan la autoridad, muestran 4

5 NIÑEZ pequeño -Inmadurez -Irresponsabilidad -Dependencia ADULTEZ grande -Madurez -Responsabilidad -Independencia ADOLESCENCIA ¿Qué es la adolescencia? ¿Un problema? ¿Una enfermedad? ES UN PROCESO NORMAL 5

6 Definición adolescencia OMS Es una etapa de la vida humana en que: Biológicamente:...el individuo progresa desde la aparición inicial de las características sexuales secundarias hasta la madurez sexual... 6

7 Definición adolescencia OMS Es una etapa de la vida humana en que: Psicológicamente:... Los procesos psicológicos del individuo y las pautas de identificación evolucionan desde los del niño a las del adulto... 7

8 Definición adolescencia OMS Es una etapa de la vida humana en que: Socialmente:... Se realiza una transición del estado de dependencia socioeconómica total a una relativa independencia. 8

9 Adolescencia: 10 a 19 años (OMS) 3 etapas: -Adolescencia temprana: 10 a 13 años. -Adolescencia media: 14 a 16 años. -Adolescencia tardía: 17 a 19 años. 9

10 10

11 Conceptos Adolescencia: años 11

12 Conceptos Juventud: años 12

13 Conceptos Grupo joven: años 13

14 Conceptos Variabilidad normal 14

15 Adolescencia Normal 1.Adolescencia temprana: (10-13 años) a.Pubertad: crecimiento rápido, características sexuales secundarias, capacidad reproductiva. b.Adaptación al cuerpo nuevo. Imagen corporal. c.Comienza la separación de la familia. d.Interacción con pares del mismo sexo. e.Atracción por sexo opuesto: primeros enamoramientos. f.Familia: ambivalencia (afecto y rechazo; dependencia y autonomía), primeros conflictos y peleas, rebeldía y obstinación. g.Impulsividad h.Cambios de humor i.Pensamiento concreto aún. 15

16 16

17 Adolescencia Normal 2. Adolescencia media: (14-16 años) a.Se completan cambios puberales. b.Intensa preocupación por la apariencia física. c.Búsqueda de la propia identidad: diferente a la del adulto (lenguaje, ropa). d.Aumenta distanciamiento con la familia. e.Grupo de amigos: mixtos. Amistad con mayor intimidad y grupos de pertenencia (positivos o negativos). f.Proceso de Identidad de la personalidad y definición de la orientación sexual. g.Primeros pololeos. h.Aparecen conductas nuevas. 17

18 18

19 Continuación Adolescencia media: (14-16 años) i.Fluctuaciones emocionales extremas. j.Mayores conflictos con los padres y otros adultos: caída de los ídolos. k.Cuestionamiento de las conductas y valores. l.Hipercríticos de los adultos. m.Pensamiento más abstracto e hipotético deductivo. n.Desarrollo cognitivo: aumenta la capacidad de razonamiento y las exigencias escolares. o.Aparición de las conductas de riesgo. p.Egocéntricos. q.Necesidad de mayor autonomía: Distanciamiento (libertad) vs. Acompañamiento (límites y contención). Adolescencia Normal 19

20 Adolescencia Normal 3. Adolescencia tardía: (17-19 años) a.Maduración biológica completa. b.Aceptación de la imagen corporal. c.Consolidación de la identidad: ¿quién soy? ¿qué haré con mi vida? d.Definición de la vocación y lo necesario para lograrlo. e.Relaciones de pareja más estables. f.Mayor capacidad de intimar en sus relaciones interpersonales: relaciones más maduras, los amigos influyen menos. g.Identidad sexual estructurada. h.Nivel de pensamiento adulto. i.Familia: vuelven relaciones con los padres más cercanas, menos conflictos. j.Formación escala de valores propios, desarrollo moral consolidado. 20

21 Familia y Adolescencia Muchos padres aguardan con lúgubres presentimientos la adolescencia de sus hijos. Este período es considerado como una fase del desarrollo que hay que SOPORTAR y no que disfrutar, y que es preciso ENFRENTAR y no compartir... Cuando en realidad para muchos padres puede ser también una oportunidad de renovación, y una fértil y maravillosa etapa de la vida. 21

22 Ciclo Vital Familiar I.Formación de la pareja (sin hijos) II.Crianza inicial de los hijos (2 a 3 años) III.Familia con hijos preescolares (6 años) IV.Familia con niños escolares (6 a 13 años) V.Familia con hijos adolescentes (20 años) VI.Familia en plataforma de lanzamiento (salida del último hijo) VII.Familia en la edad media (fin período laboral) VIII.Familia anciana (muerte de uno de los miembros de la pareja) -Crisis Normativas -Crisis Accidentales 22

23 Familia y Adolescencia Cuando yo tenía 14 años mi padre era tan tonto que apenas me era soportable el tenerle cerca. A los 21 años me quedé asombrado de los mucho que él había aprendido durante los siete años anteriores. 23

24 Padres Niños Adolescente - preocupación normal - Problemas pequeños - menos peligros - consecuencias menores - coinciden intereses - menor stress - padres son el centro - Niño conocido, dócil y cariñoso - mayor preocupación - Problemas mayores - mayor peligro - peores consecuencias - intereses no coinciden - mayor stress - separación de los padres - Hijo cambia, es un extraño, rebelde y contestador 24

25 Admito que es normal para un adolescente tener durante largo tiempo un comportamiento incoherente e imprevisible... De amor a sus padres y de odiarles, de rebelarse contra ellos y depender de los mismo. Estar profundamente avergonzado de su madre o de su padre delante de los pares y de forma inesperada desear hablarles con orgullo y franqueza. Pienso que debe dejársele tiempo y libertad para encontrarse a sí mismo y su camino. A menudo son los padres los que tienen necesidad de ayuda y consejos para soportarlo. 25

26 26

27 Padres - Adolescentes Puntos de conflicto: -Amistades -Horarios de llegada y permisos -Deberes de la casa -Tiempo dedicado al estudio -Rendimiento académico -Dinero-mesada -Tiempo dedicado al computador -Pololeo-sexualidad -Sistema de valores, religiosidad -Futuro vocacional y profesional 27

28 Recomendaciones - NO hay recetas -Crianza personalizada -Recordar mi adolescencia -Debo comenzar antes -Soy modelo siempre -Mi amor es incondicional -Debo ser competente y estimulador -Cómo enfrento yo la adversidad -Debo tener el control de mi vida -No soy perfecto -Debo ser optimista -Debo usar el humor -Ambiente familiar: cálido y de confianza -Cohesión y flexibilidad familiar -Relaciones emocionales estables -Debo ser soporte emocional -Debo respetar la individualidad -Cultivar la buena COMUNICACIÓN: abierta, efectiva, afectiva y empática -Mostrar capacidad de adaptación 28

29 -Prevenir la disfunción familiar y buscar apoyo -Debo mantener mi rol parental -Buenas relaciones sociales -Tener una red de apoyo -Desarrollar la autonomía progresiva -NO a la sobreprotección -Ser modelo adecuado para la resolución de conflictos -Tener pautas de crianza claras -Revisar y ser creativo -Entregar valores activamente -Debo ser consecuente en la entrega de valores y desarrollo moral -Mostrar fuerza espiritual Continuación Recomendaciones 29

30 Leyes del rol parental I Ley de la EJEMPLARIDAD II Ley del AMOR INCONDICIONAL III Ley de la DISCIPLINA IV Ley de la ESPIRITUALIDAD 30

31 31

32 32

33 Tomar conciencia de que estamos ungidos con Espíritu Santo, de que el Espíritu está en nosotros, es descubrir su Fuerza en la confirmación, es lo mismo que vivir según el Espíritu. Pero, ¿Qué quiere decir vivir según el Espíritu de Dios? 33

34 34 La experiencia más importante de los que viven según el Espíritu es, para Pablo, la libertad: «Ya no pesa, por tanto, condenación alguna sobre los que viven en Cristo Jesús. La ley del Espíritu vivificador te ha liberado por medio de Cristo Jesús de la ley del pecado y de la muerte». El Espíritu Santo nos libera de las cadenas de nuestra psique, en las que volvemos a caer una y otra vez. VIVIR SEGÚN LA LIBERTAD DEL ESPÍRITU

35 35 El Papa Juan Pablo II decía que nos movemos en una Cultura de muerte. Esta dependencia nos conduce a malograr nuestra vida. Pecado quiere decir fallar la meta, salirme del reino, y caer en esclavitudes, no acertar con nuestros esfuerzos al logro de nuestras esperanzas, no acertar en el blanco. Estos esquemas de vida significan la muerte. Nos apartan de la auténtica vida. Dejarse guiar por el Espíritu nos libera por dentro. Esta sería la experiencia más intensa de Pablo en su encuentro con Jesucristo: «Porque el Señor es Espíritu; y donde está el Espíritu del Señor, allí hay libertad» (2Cor 3,17).

36 36 Quien constantemente tiene que satisfacer las expectativas de los demás para sentirse plenamente persona, es un esclavo. Confiere a los demás poder sobre él. Quien vive según el Espíritu no da poder a los demás. El Espíritu que está dentro de nosotros mismos, nos libera del poder de aquellos que nos quieren infiltrar escrúpulos de conciencia, que nos quieren hacer dependientes de ellos, que nos quieren oprimir bajo la imagen que ellos se han hecho de nosotros.

37 37 VIVIR SEGÚN LA FUERZA DEL ESPÍRITU Reflexionemos un pequeño fragmento de los Hechos para mostrar cómo se puede configurar nuestra vida en concreto según la dynamis, la fuerza del Espíritu. Los discípulos hacen esta oración: «"Y ahora, Señor, mira sus amenazas y concede a tus siervos anunciar tu palabra con toda libertad. Manifiesta tu poder para que se realicen curaciones, señales y prodigios en el nombre de tu santo siervo Jesús". Al terminar su oración, el lugar en que estaban reunidos tembló; todos quedaron llenos del Espíritu Santo y se pusieron a anunciar la palabra de Dios con toda valentía» (He 4,29-31). La palabra griega valentía / osadía es parresía. Parresía es la libertad de hablar, el valor para decir con libertad lo que siento en el corazón.

38 38 Muchas veces, en nuestro hablar, nos dejamos condicionar por las expectativas de los demás. No decimos lo que tenemos dentro, sino lo que va a gustar a los otros, lo que nos hace amables a los ojos de los demás, lo que nos hace aparecer bajo una luz favorable. Por esto, nuestras palabras han perdido su fuerza. Nuestras palabras no obran nada, únicamente se adaptan. Vivir según la fuerza del Espíritu significaría decir aquello que siente nuestro corazón, lo que Dios nos inspira, sin un falso respeto ante la opinión de los demás.

39 39 Vivir según la fuerza del Espíritu quiere decir que nos dejemos impregnar por el Espíritu Santo. Cuando me preparo para un diálogo con una persona que viene a pedir consejo, no tengo que exigirme el acierto en mis consejos ni tengo que pretender solucionar los problemas del otro con mi inteligencia. Escucho al otro y confío en que el Espíritu me indicará cómo tengo que reaccionar y qué tengo que decir. Esto me libera de la opresión de «acertar» y de «rendir». Esto me lleva una y otra vez a la constatación de auténticos milagros de sanación.

40 40 El recuerdo de nuestra confirmación, SU FUERZA, nos tiene que animar a dar espacio a la fuerza del Espíritu dentro de nosotros. También hoy se realizan signos y prodigios, más de los que a veces creemos: cuando un encuentro resulta verdaderamente positivo, cuando algo nos toca el corazón, cuando el afligido percibe el consuelo del que le asiste, cuando uno que se desprecia a sí mismo descubre su propia dignidad y vuelve a experimentar la alegría de vivir. Con todo, el Espíritu Santo no sólo obra a través de nuestras capacidades, sino del mismo modo obra a través de nuestras debilidades.

41 41 Cuando el Espíritu nos hace vibrar, también se mueven dentro de nosotros los viejos esquemas mentales. La rigidez cede y nace nueva vida. Somos sacudidos y nos despiertan de nuestro sueño. Descubrimos que nos habíamos instalado en la superficie de nuestra vida. La vibración provocada por el Espíritu Santo dentro de nosotros, nos pone en contacto con nuestras profundidades interiores. Y nos damos cuenta, de que esta vibración, alcanza a los demás.

42 42 VIVIR SEGÚN LOS DONES DEL ESPÍRITU SANTO La tradición, apoyada en Pablo y en la promesa del Espíritu en Isaías 11,2ss., ha considerado siete dones del Espíritu: el espíritu de sabiduría, de entendimiento, de consejo, de ciencia, de fortaleza, de temor de Dios y de piedad. Siete es siempre el número de transformación, el que transforma lo terrenal en divino. Estos siete dones describen a la persona humana que vive según el Espíritu Santo.

43 43 Cada persona tiene su propio don. Para saber cuál es mi don personal basta con contemplar mi historia existencial. Mis heridas se pueden convertir en dones. Me hacen sensible ante los demás. Mis cualidades pueden mostrarme mis dones. Uno sabe escuchar, otro toma la iniciativa, tiene ideas, es creativo, mueve algo. Otro sabe aguantar interiormente, es fiel, se puede contar siempre con él. Otro sabe dar nombre a los conflictos y resolverlos. Otro, en fin, es capaz de reconciliar las dos partes en litigio y unir lo que estaba dividido.

44 44 Podemos estar seguros de que es el Espíritu Santo quien nos confía un don concreto. Él nos pondrá en contacto con nuevas posibilidades y cualidades. Y después de un tiempo podemos mirar hacia atrás con agradecimiento por lo que el Espíritu ha obrado en nosotros

45 45 DEJARSE CONDUCIR POR EL ESPÍRITU Para Pablo, vivir según el Espíritu quiere decir orientarse según las exigencias del Espíritu: «Si vivimos gracias al Espíritu, procedamos también según el Espíritu. No seamos vanidosos, provocándonos y envidiándonos unos a otros» (Gál 5,25ss). Vivir según el Espíritu tiene consecuencias para nuestro comportamiento. Entrenarse en nuevas actitudes es un auténtico desafío. Pablo habla de los frutos del Espíritu Santo.

46 46 Los frutos son un criterio importante a la hora de saber si vivo según el Espíritu de Dios. Nos muestran dónde se ha infiltrado el espíritu del maligno. Incluso nuestra vida religiosa puede quedar afectada por el mal espíritu, en forma de miedo, estrechez, dureza y auto justificación. Hace falta un largo camino de transformación hasta que toda nuestra existencia irradie amor, amabilidad, bondad y mansedumbre.

47 47 La confirmación es la iniciación a la vida adulta. El recuerdo de la confirmación quiere evitar que caiga en actitudes infantiles y cargue sobre otros la responsabilidad de mis problemas. El recuerdo de la confirmación me invita a vivir mi vida yo mismo, en lugar de sentirme víctima de mi educación o de la situación social.

48 48 Para introducirnos en el Espíritu de Jesús que se expresa en los dones del Espíritu necesitamos de la meditación diaria. Para esto, «la oración de Jesús» se puede volver un camino muy importante para ejercitarnos en las actitudes de Jesús. Ante nuestros enfados, nuestra inquietud, nuestra dureza, nuestros prejuicios, intentar pronunciar la palabra: «Señor Jesucristo, Hijo de Dios, ten piedad de mí». Así, muchas veces, experimentaremos cómo nuestro espíritu malo se deshace y sentimos dentro de nosotros algo de la misericordia y del amor de Jesús.

49 49 El recuerdo de la confirmación nos llena de confianza en que el Espíritu de Dios es más fuerte que el espíritu del mundo. No vivimos a merced de nuestro pasado. No estamos condenados a repetir todas las heridas de nuestra infancia. El Espíritu nos puede transformar. Únicamente tenemos que abrirnos a Él constantemente y presentarle todos nuestros aspectos no salvados todavía, para que él los penetre y los transforme.

50 50 CUANDO RECORDAMOS NUESTRA CONFIRMACIÓN Para todos nosotros, la fiesta de Pentecostés es siempre una ocasión para recordar que estamos confirmados y que queremos vivir según la fuerza del Espíritu. Si celebramos Pentecostés como recuerdo de nuestra confirmación, sería un buen ritual el de escoger una tarjeta con un don del Espíritu. Este don nos acompañaría hasta la próxima fiesta de Pentecostés. Nos podríamos fijar qué nos sugiere este don, cómo influye en nuestra forma de ver la realidad y cómo nos sugiere actitudes que hasta ahora habían quedado en el olvido.

51 51 El gesto de exponernos al viento es un ritual que nos recuerda al Espíritu Santo. Según la fuerza del viento nos podemos abrir para que el Espíritu de Dios saque todo el polvo acumulado en nosotros, que se lleve todo espíritu de vaciedad, de formulismo, que se ha anidado en nuestro interior, y nos refresque, o bien nos dejaremos acariciar por el Espíritu suave que nos comunica su amor, tan profundo y transformante como la voz de Dios a Elías (cfr. 1Re 19,12).

52 52 Vivir abiertos a la confirmación significa tomar en serio la realidad del Espíritu Santo. Si tomamos conciencia, en todo lo que hacemos, de que el Espíritu está con nosotros, en nuestra respiración, en nuestro pensamiento, en nuestra palabra, en nuestra acción, nos liberamos del peso de tener que «rendir», de sentirnos solos en nuestros afanes. Y nos da la convicción de vivir desde otra realidad más alta.

53 53 La fe en el Espíritu Santo que nos ha sido otorgado en la confirmación, con el que hemos sido ungidos y sellados, nos regala la confianza y la certeza de que lograremos nuestra vida. Tal vez no responderá a las expectativas de nuestro entorno ni a la escala de valores del mundo. Pero será una vida lograda. Porque el Espíritu es prenda de la herencia prometida (cfr. Ef 1,14), es promesa de que Dios no me dejará de su mano protectora, de que soy posesión suya y cantaré para siempre «un himno de alabanza a su gloria» (cf. Ef 1,14).

54 54 Quien da espacio al Espíritu de Dios en su vida, experimentará cómo el Espíritu le fecunda, le vivifica y le otorga la verdadera libertad. Esta libertad es la que hoy tanto necesitamos todos, porque todos estamos condicionados por mil dependencias. Nuestra confirmación nos quiere recordar una y otra vez la palabra de Pablo: «Porque el Señor es Espíritu, y donde está el Espíritu del Señor allí hay libertad» (2Cor 3,17).

55 CREZCO EN TU AMOR NIÑOS 7 AÑOS

56 PSICOLOGÍA DEL NIÑO

57 LINGÜÍSTICA: capacidad para emplear y comprender las palabras. LINGÜÍSTICA: capacidad para emplear y comprender las palabras. LÓGICA: capacidad para manipular números. LÓGICA: capacidad para manipular números. MUSICAL: capacidad para percibir patrones de tono. MUSICAL: capacidad para percibir patrones de tono. ESPACIAL: capacidad para encontrar el camino ESPACIAL: capacidad para encontrar el camino

58 CINESTÉSICA: capacidad para moverse con precisión. CINESTÉSICA: capacidad para moverse con precisión. INTERPERSONAL: capacidad de comunicación. INTERPERSONAL: capacidad de comunicación. INTRAPERSONAL: capacidad para comprender el yo INTRAPERSONAL: capacidad para comprender el yo NATURALISTA: capacidad para reconocer las especies. NATURALISTA: capacidad para reconocer las especies.

59 LA FAMILIA EJE CENTRAL DE LA SOCIEDAD

60 A los siete años, el Yo está en proceso de A los siete años, el Yo está en proceso de maduración. Va teniendo mayor conciencia de si mismo, pero este proceso lo lleva a centrarse en su Yo, que se vuelve el eje de su psiquismo. Los siete años es la edad de la inquietud: atender y mantener la atención se les dificulta enormemente. Los siete años es la edad de la inquietud: atender y mantener la atención se les dificulta enormemente. Aprecian exageradamente sus habilidades físicas. Aprecian exageradamente sus habilidades físicas. A esta edad tienen una especial necesidad de afecto, son cariñosos y afectivos. A esta edad tienen una especial necesidad de afecto, son cariñosos y afectivos. Les encanta recibir regalos porque los percibe como manifestaciones de amor y los hacen sentir importantes. Les encanta recibir regalos porque los percibe como manifestaciones de amor y los hacen sentir importantes. No tienen clara distinción moral, confunden lo esencial con lo accidental. No tienen clara distinción moral, confunden lo esencial con lo accidental. Se relacionan con Dios como el ser que los ama y les regala todo. Se relacionan con Dios como el ser que los ama y les regala todo.

61 IMPORTANCIA DE LA CATEQUESIS

62 Catequesis: Etimológicamente viene de la palabra griega Katejein: pronunciar en voz alta, provocar un eco. De ahí que la enseñanza catequística debe ser viva, intuitiva, variada, potente como para despertar un eco, una respuesta en el catequizando.

63 ¿Qué es la catequesis? ¿Qué es la catequesis? Es la educación sistemática y progresiva de la fe (cf Ef 18 y P977. Es la educación sistemática y progresiva de la fe (cf Ef 18 y P977. Un proceso dinámico y gradual, permanente de educación en la fe (cf P 984). Un proceso dinámico y gradual, permanente de educación en la fe (cf P 984). todo bautizado, por el hecho mismo del bautismo, tiene el derecho de recibir de la Iglesia la enseñanza y una formación que le permita iniciar una vida verdaderamente cristiana (CT 14). todo bautizado, por el hecho mismo del bautismo, tiene el derecho de recibir de la Iglesia la enseñanza y una formación que le permita iniciar una vida verdaderamente cristiana (CT 14).

64 ENFOQUE DEL CATEQUISTA La catequesis es aquella actividad eclesial que conduce a la madurez de la fe, tanto a la comunidad como a cada cristiano. La catequesis es aquella actividad eclesial que conduce a la madurez de la fe, tanto a la comunidad como a cada cristiano. La catequesis asegura y exige la iluminación de la existencia humana, por medio de la Palabra de Dios en todas las edades y en todas las circunstancias históricas. La catequesis asegura y exige la iluminación de la existencia humana, por medio de la Palabra de Dios en todas las edades y en todas las circunstancias históricas.

65 La catequesis como educación de la fe debe estar activa en las celebraciones litúrgicas (cf SC 4). La catequesis como educación de la fe debe estar activa en las celebraciones litúrgicas (cf SC 4). El papa Juan Pablo II insiste en el cuidado que debe tener la catequesis de no omitir sino iluminar como es debido, en su esfuerzo de educación en la fe, las realidades: como la acción del hombre por la liberación integral, la búsqueda de una sociedad más solidaria y fraterna, las luchas por la justicia y la construcción de la paz (CT 29). El papa Juan Pablo II insiste en el cuidado que debe tener la catequesis de no omitir sino iluminar como es debido, en su esfuerzo de educación en la fe, las realidades: como la acción del hombre por la liberación integral, la búsqueda de una sociedad más solidaria y fraterna, las luchas por la justicia y la construcción de la paz (CT 29).

66 APARECIDA. La parroquia ha de ser el lugar donde se asegure la iniciación cristiana y tendrá como tareas irrenunciables: iniciar en la vida cristiana a los adultos bautizados y no suficientemente evangelizados; educar en la fe a los niños bautizados en un proceso que los lleve a completar su iniciación cristiana; iniciar a los no bautizados que, habiendo escuchado el kerygma, quieren abrazar la fe.

67 ID A ANUNCIAR LA BUENA NUEVA

68 METODOLOGÍA CATEQUÉTICA Conocer la realidad de la familia. Conocer la realidad de la familia. Conocer la realidad sociocultural. Conocer la realidad sociocultural. Catequesis didácticas (sopa de letras, crucigramas, frases para completar). Catequesis didácticas (sopa de letras, crucigramas, frases para completar). Carteleras con pocas palabras. Carteleras con pocas palabras. Más imaginación. Más imaginación.

69 METODOLOGÍA CATEQUÉTICA Evitar una catequesis pregunta y respuesta. Evitar una catequesis pregunta y respuesta. Pedagogía del dibujo Pedagogía del dibujo Espontaneidad del catequista. Espontaneidad del catequista. Elementos de video. Elementos de video. Utensilios (revistas, pegante, tijeras). Utensilios (revistas, pegante, tijeras).

70 RESPUESTA DEL NIÑO QUE EL NIÑO COMPRENDA QUE ES TEMPLO DEL ESPÍRITU SANTO, Y QUE A TRAVÉS DE SU CUERPO PUEDE ENTRAR EN RELACIÓN CON LOS OTROS NIÑOS

71 Al acto de comunicación. Al catequista como educador del hombre y de su propia vida (Cf.. DGC 238)

72

73 LA REALIZACIÓN CONCRETA DE LA ACCIÓN CATEQUIZADORA DE TODOS LOS ELEMENTOS QUE LA COMPONEN

74 Le caracteriza la mutua interacción y la integración de todos sus elementos Se corresponde su extensión con un tema, no con una sesión de catequesis La palabra de Dios y la experiencia (humana y cristiana) imprescindible Nunca se identifica con el método que lo activa

75 Sabiduría acumulada por los mayores Ni conocimiento que se adquiere con la práctica diaria de una ocupación Todas las realidades, aconte- cimientos o situaciones que afectan a las personas y despiertan ellas aspiraciones, deseos, necesidades, interrogantes, sentimientos. siendo vividas e interpretadas con hondura y significativas para su persona

76

77 Es verse implicado en la experiencia sentirse aludido por ella Es tomar conciencia de lo que hay de fondo, de sus raíces, de sus aspiraciones, y actitudes Es el cambio o crecimiento nacido de la experiencia vivida Son las diversas formas: (palabra, Gestos, rito) que utilizamos para expresar lo vivido

78 Ilumina todo el Acto catequético Es elemento que da conexión a todos los demás Resonar la Palabra en el... - A Dejarse interpelar para conocerla en profundidad -Y para orientar su vida CC 228 CA 226

79 Actitud previa, idea con que me acerco a un texto como respuesta Encuentro con el texto. Su historia y cultura. Su lenguaje. Su sentido vital Enlazar la experiencia La consecuencia que surge

80 Interpretación literalista de la Biblia Quedarse en la historia del texto y su lenguaje sin descubrir su sentido ni actualizarlo a los destinatarios Utilizar la Biblia para probar afirmaciones dogmáticas, morales ideológicas La invitación a cada uno a expresar lo que le sugiere el texto, sin preocuparse de lo que dice

81 Es sacar a fuera lo que llevamos por dentro Que es un acto humano, inteligente, y libre -De creación (aporta algo nuevo) -De encarnación (lo espiritual toma Cuerpo)

82

83 Las diversas respuestas que el sujeto hace de corazón, con su inteligencia y voluntad El grupo celebra su fe por la salvación del Señor en sus vidas Lo descubierto y celebrado se hace vida compartiéndolo con otros y construyendo el reino de Dios.

84 La necesaria atención a las distintas y variadas situaciones de las personas, impulsa a la catequesis a recorrer múltiples caminos para salir a su encuentro y adaptar el mensaje cristiano y la pedagogía de la fe a sus diversas necesidades DGC 165

85 El objetivo es aquello que se quiere conseguir. Pueden ser: Conocimiento(mensaje) interiorización (Adhesión Palabra de Dios) Actitud (Compromiso o actitudes a suscitar)

86 Precisar bien el Mensaje que se quiere transmitir y que va iluminar la situaciones o experiencias del grupo

87 El ser del Catequista hace referencia, a su Dimensión humana y Cristiana (Cf.. DGC 238)

88

89

90

91

92

93 Atento e implicado en todo lo que ocurre a su alrededor Siendo fermento del Evangelio en medio de la masa Reivindicando la dignidad de toda persona Comprometido con el mundo

94 Preocupado por la conversión al Señor: testimonio y anuncio Con mirada de fe sobre nuestro mundo En diálogo afectivo y lleno de humanidad con los que buscan Contagiando Esperanza, Paciencia, Alegría interior Convencido en recuperar la fe de los que no creen

95

96

97

98 ESCUCHO A MI CONCIENCIA NIÑOS 11 AÑOS

99 PSICOLOGÍA DEL NIÑO

100 ES IMPORTANTE: Darle al niño importancia en la casa, como pequeños encargos. Darle al niño importancia en la casa, como pequeños encargos. a esta edad el niño se va perfilando y en algunos momentos de su vida quiere actuar como adulto. a esta edad el niño se va perfilando y en algunos momentos de su vida quiere actuar como adulto. Es importante valorar al niño por lo que dice y por sus apreciaciones. Es importante valorar al niño por lo que dice y por sus apreciaciones.

101 Inicio de la adolescencia: es de vital importancia que se vaya perfilando el hombre que va a fortalecer su existencia en un plano sólido de vida. A esta edad el joven de hoy ya tiene más de dos vicios, la Escuela de la Fe viene a forjar un futuro con el mismo futuro: los niños. A esta edad es propicio que los niños que empiezan la adolescencia, descubran la relidad de su yo como una identidad para formar y descubrir. Necesidad de la implementación de los procesos de vida

102 A los once años ya se distingue el psicólogo y el juez que todos llevamos dentro, pues su capacidad crítica se va desarrollando rápidamente. Es por lo tanto más realista, tiene más capacidad de aplicar sus ideas a su vida y a la de los otros. Entienden mucho con comparaciones y semejanzas. Son prácticos, no teóricos. Para ellos saber es recordar. El catequista debe desarrollar la valoración del niño como guía de su conducta, pero en la libertad. Captan a Dios como el que tiene una voluntad concreta que se manifiesta en su conducta, por lo tanto, su conciencia es la voz de Dios. A los once años ya se distingue el psicólogo y el juez que todos llevamos dentro, pues su capacidad crítica se va desarrollando rápidamente. Es por lo tanto más realista, tiene más capacidad de aplicar sus ideas a su vida y a la de los otros. Entienden mucho con comparaciones y semejanzas. Son prácticos, no teóricos. Para ellos saber es recordar. El catequista debe desarrollar la valoración del niño como guía de su conducta, pero en la libertad. Captan a Dios como el que tiene una voluntad concreta que se manifiesta en su conducta, por lo tanto, su conciencia es la voz de Dios.

103 DOCUMENTOS ECLESIALES

104 ¿PARA QUÉ LA CATEQUESIS? SEGÚN EL DGC. Tiene como meta final llevar al cristiano a la educación y maduración en la fe – a una fe adulta. Tiene como meta final llevar al cristiano a la educación y maduración en la fe – a una fe adulta.


Descargar ppt "1. ASPECTOS IMPORTANTES PARA EL CATEQUISTA DE PARA EL CATEQUISTA DE CONFIRMACIÓN CONFIRMACIÓN 2."

Presentaciones similares


Anuncios Google