La descarga está en progreso. Por favor, espere

La descarga está en progreso. Por favor, espere

Introducción a la sociología Jorge Riechmann. 15/11/2013introducción a la sociología2 ¿Todos somos sociólogos? Puesto que somos animales radicalmente.

Presentaciones similares


Presentación del tema: "Introducción a la sociología Jorge Riechmann. 15/11/2013introducción a la sociología2 ¿Todos somos sociólogos? Puesto que somos animales radicalmente."— Transcripción de la presentación:

1 Introducción a la sociología Jorge Riechmann

2 15/11/2013introducción a la sociología2 ¿Todos somos sociólogos? Puesto que somos animales radicalmente sociales, y capaces de autorreflexión, en cierto sentido todos somos sociólogos. Pero cabe pasar de esa sociología espontánea a una actitud más crítica y consciente...

3 15/11/2013introducción a la sociología3 Antonio Gramsci enseña, a este respecto La posición de la filosofía de la práctica [el marxismo] es antitética de la católica: la filosofía de la práctica no tiende a mantener a los sencillos en su filosofía primitiva del sentido común, sino, por el contrario, a llevarlos a una superior concepción de la vida. Afirma la exigencia del contacto entre los intelectuales y los sencillos, pero no para limitar la actividad científica y mantener una unidad al bajo nivel de las masas, sino precisamente para construir un bloque moral-intelectual que haga políticamente posible un progreso intelectual de masa, y no sólo de reducidos grupos intelectuales. Antonio Gramsci, Antología preparada por Manuel Sacristán, Siglo XXI, México DF 1977, p Para el pensador y político sardo, se trata de crear una unidad entre lo alto y lo bajo, entre los sencillos y los intelectuales (p. 369).

4 15/11/2013introducción a la sociología4 En el inicio: Herodoto... Herodoto (siglo V AEC --Antes de la Era común), el padre de la historia (de la historiografía), puede ser llamado igualmente el padre de la sociología. En los nueve libros de su Historia articula precisamente los dos aspectos fundamentales de toda investigación sociológica: el reconocimiento de que toda sociedad es distinta de cualquier otra, pero que todas ellas son, al mismo tiempo, variantes de una naturaleza humana universal. W.G. Runciman, El animal social, Taurus, Madrid 1999, p. 30.

5 15/11/2013introducción a la sociología5...y Aristóteles Hace más de dos milenios, Aristóteles (Política, 1253a) dijo que un ser humano capaz de vivir fuera de la sociedad en realidad mo era humano, sino una bestia salvaje o un dios. Somos animales sociales (o mejor sociopolíticos, zoon politikon): muy intensamente sociales...

6 15/11/2013introducción a la sociología6 Significado de la creación de la historiografía en Grecia Situar el comienzo de la filosofía y las ciencias sociales (historiografía, sociología) hace 25 siglos, en la antigua Grecia, no es poco significativo. Castoriadis: La creación de un tiempo público no reviste menos importancia que la creación de un espacio público. (...) [Me refiero] al surgimiento de una dimensión en la que la colectividad pueda contemplar su propio pasado como el resultado de sus propias acciones y donde se abra un futuro indeterminado como ámbito de sus actividades. Tal es el sentido de la creación de la historiografía en Grecia.

7 15/11/2013introducción a la sociología7 Es curioso comprobar que la historiografía, hablando con rigor, sólo ha existido en dos períodos de la historia: en la antigua Grecia y en la Europa moderna, es decir, en las dos sociedades donde se ha desarrollado un cuestionamiento de las instituciones existentes. Las otras sociedades sólo conocen el reinado indiscutido de la tradición y/o el simple registro por escrito de los acontecimientos realizado por los sacerdores o por los cronistas de los reyes. Heródoto, en cambio, declara que las tradiciones de los griegos no son dignas de crédito. De ahí se sigue la ruptura con la tradición y la búsqueda crítica de las causas verdaderas. Cornelius Castoriadis, La pólis griega y la creación de la democracia, en Escritos políticos (ed. De Xavier Pedrol), Los Libros de la Catarata, Madrid 2005, p. 115.

8 15/11/2013introducción a la sociología8 En el inicio: también Ibn Jaldún... Ibn Jaldún, primero y uno de los más grandes sociólogos de la historia. Richard Sennett, El artesano, Anagrama, Barcelona 2009, p. 79. (...)

9 15/11/2013introducción a la sociología9...y Rousseau Un destacado sociólogo como Ralf Dahrendorf afirma que la sociología como ciencia social empieza con el Discurso sobre los orígenes y fundamentos de la desigualdad entre los hombres. Un hecho social (la desigualdad) se explica a partir de un hecho económico (la propiedad privada). Se descartan explicaciones basadas en características naturales o en designios divinos. Inmanencia...

10 15/11/2013introducción a la sociología10 Excurso: una antropología de la sociabilidad Por cierto que Rousseau, en esta misma obra (Discours sur lorigine de linégalité…), formula una pionera antropología de la sociabilidad. El ser humano necesita de los otros para ser humano. Nuestro acceso a la humanidad depende de la mirada que nos dirigimos unos a otros.

11 15/11/2013introducción a la sociología11 Todorov sobre Rousseau Desde el momento en que viven en sociedad (pero esto quiere decir, en relación con el tiempo histórico, siempre), los hombre sienten la necesidad de atraer la mirada de los otros. El órgano específicamente humano son los ojos: Todos comenzaron a mirar a los otros y a querer ser mirados. Por lo tanto, el otro ya no ocupa una posición comparable a la mía, sino contigua y complementaria: es necesario para mi propia completud. (…) Queremos ser mirados, buscamos la estima pública, intentamos interesar a los otros en nuestra suerte; la diferencia es que se trata de una necesidad constitutiva de la especie, tal como podemos conocerla, y no de un vicio [como sugerían los moralistas del tipo de La Rochefoucauld].

12 15/11/2013introducción a la sociología12 La innovación de Rousseau no consiste en destacar que los hombres pueden ser movidos por el deseo de gloria o prestigio –eso todos los moralistas lo saben– sino en hacer de este deseo el umbral más allá del cual sólo se puede hablar de humanidad. La necesidad de ser mirado, la necesidad de consideración, estas propiedades del hombre descubiertas por Rousseau, tienen una extensión sensiblemente más grande que la aspiración al honor. Tzvetan Todorov, La vida en común, Taurus, Madrid 1995, p

13 15/11/2013introducción a la sociología13 Kant: la insociable sociabilidad del ser humano El pensador de Königsberg, en su Idea de una historia universal en sentido cosmopolita (1784), habla de la insociable sociabilidad del ser humano: Entiendo en este caso por antagonismo la insociable sociabilidad de los hombres, es decir, su inclinación a formar sociedad que, sin embargo, va unida a una resistencia constante que amenaza perpetuamente con disolverla. Esta disposición reside, a las claras, en la naturaleza del hombre. El hombre tiene una inclinación a entrar en sociedad; porque en tal estado se siente más como hombre, es decir, que siente el desarrollo de sus disposiciones naturales.

14 15/11/2013introducción a la sociología14 Ni contigo ni sin ti... Pero también tiene una gran tendencia a aislarse; porque tropieza en sí mismo con la cualidad insocial que le lleva a querer disponer de todo según le place y espera, naturalmente, encontrar resistencia por todas partes, por lo mismo que sabe hallarse propenso a prestársela a los demás. Pero esta resistencia es la que despierta todas las fuerzas del hombre y le lleva a enderezar su inclinación a la pereza y, movido por el ansia de honores, poder o bienes, trata de lograr una posición entre sus congéneres, que no puede soportar pero de los que tampoco puede prescindir. Ni contigo ni sin ti/ tienen mis males remedio..., dice la copla popular...

15 15/11/2013introducción a la sociología15 ¿Qué quiere decir exactamente...? Somos animales sociales. Pero ¿qué quiere eso decir exactamente? Somos en primer lugar organismos: criaturas vivas nacidas de un progenitor femenino y otro masculino, de los cuales hemos heredado nuestros genes. En segundo lugar somos organismos con cerebro y por ello con mente: estos son los más complejos de todos los animales que conocemos.

16 15/11/2013introducción a la sociología16 En tercer lugar somos un organismo con mente compleja que vive en contacto regular con otros organismos con mentes complejas, y por consiguiente tenemos una vida social donde nos relacionamos con otras personas, relaciones a las que nosotros y esas otras personas dotamos de significado. W.G. Runciman, El animal social, Taurus, Madrid 1999, p. 9. Una tripartición semejante a esta la propone Todorov: ser/ vivir/ existir (cf. Tzvetan Todorov, La vida en común, Taurus, Madrid 1995, p. 83 y ss.)

17 15/11/2013introducción a la sociología17 Sociología La sociología es el estudio científico (lo que quiere decir sobre todo: públicamente contrastable) del comportamiento humano en la tercera de esas circunstancias: la interacción social. Es la interacción (la Wechselwirkung de Simmel) la que hace posible la sociedad.

18 15/11/2013introducción a la sociología18 De manera más informal... La sociología, el estudio de las cosas corrientes, recurrentes y predecibles de la vida, es en esencia el estudio de los estereotipos. No es por ello sorprendente que las clases altas se opongan a ella sin concesiones. Es la respuesta de las clases medias a la excentricidad de las clases altas. El hecho de que las colas de los supermercados en las cajas sean aproximadamente de la misma longitud es una cuestión sociológica; decir te quiero es sociología pura, al margen de la sinceridad con que se diga.

19 15/11/2013introducción a la sociología19 (...) Una vez oí a un sociólogo contar que, al entrar en el seminario de su facultad, se había encontrado con su secretaria llorando. La consoló como pudo y salió al pasillo para encontrarse que en otro seminario había otra secretaria llorando. Una secretaria llorando --observó-- es una tragedia, dos es sociología. Terry Eagleton, El portero, Debate, Madrid 2004, p. 176.

20 15/11/2013introducción a la sociología20 Interacción La interacción es la sociedad o la vida social. La sociedad, si se encuentra en algún lugar, no está ni en las intenciones de sus miembros individuales ni en las estructuras en las que moran, sino en el proceso de interacción que a todos envuelve. Salvador Giner, Intenciones humanas, estructuras sociales: para una lógica situacional, en Manuel Cruz (coord.), Acción humana, Ariel, Barcelona 1997, p. 98.

21 15/11/2013introducción a la sociología21 Sociología como ciencia La sociología presupone la biología y la psicología (y también las neurociencias, y otros saberes), pero no se reduce a ella. Y a menudo resulta difícil de deslindar respecto a otras ciencias sociales (historia, antropología, psicología social...). No es absurda la idea de una ciencia social unificada.

22 15/11/2013introducción a la sociología22 ¿Qué es ciencia? La sociología es ciencia. ¿Pero qué es una ciencia? La ciencia (galileana, para entendernos) propone hipótesis y las somete a prueba experimental. Se trata de un procedimiento públicamente contrastable: cualquiera puede recorrer los razonamientos y repetir los pasos del experimento para contrastarlos. Esto se aplica tanto a las ciencias naturales como a las ciencias sociales (el caso de las ciencias formales es algo diferente).

23 15/11/2013introducción a la sociología23 Los científicos auténticos......están comprometidos con valores como la verdad el comunismo epistémico y el escepticismo organizado. Mario Bunge, Crisis y reconstrucción de la filosofía, Gedisa, barcelona 2002, p. 32. El científico le hace preguntas a la realidad, dialoga con ella. (El diálogo puede ser más o menos respetuoso, claro está.) Otras formas de conocimiento son mucho más solipsistas.

24 15/11/2013introducción a la sociología24 El objeto de estudio de la sociología Si hay una única pregunta que puede resumir el objeto de estudio de la sociología es la de por qué diversos grupos humanos, comunidades, instituciones y sociedades que son y han sido en el mundo son y han sido como se nos presentan. W.G. Runciman, El animal social, Taurus, Madrid 1999, p. 10. Parafraseemos: por qué la vida social de ese zoon politikon es como es.

25 15/11/2013introducción a la sociología25 Dicho de otra forma La sociología es una de las ciencias sociales. Su objeto primordial de estudio es la sociedad humana y, más concretamente, las diversas colectividades, asociaciones, grupos e instituciones sociales que los hombres forman. Salvador Giner, Sociología, Península, Barcelona 1988, p. 9. La función de la ciencia social es muy diferente de la de las ciencias naturales. Consiste en proporcionar a la sociedad un órgano que le permita tomar conciencia de sí misma. Joan Robinson, Libertad y necesidad. Introducción al estudio de la sociedad, Siglo XXI, México 1970, p. 149.

26 15/11/2013introducción a la sociología26 Complejidad extrema del objeto de estudio Cuando preguntaban a Albert Einstein por qué había sido posible descubrir los átomos, pero no la forma de controlarlos, el gran físico respondía: Muy sencillo, amigo mío: porque la política es más difícil que la física. Peter Galison, La ecuación del sextante E=mc2, en Graham Farmelo (ed.), Fórmulas elegantes. Grandes ecuaciones de la ciencia moderna, Tusquets, Barcelona 2004, p. 79. El estudio de los sistemas sociales es más difícil que el de los sistemas naturales.

27 15/11/2013introducción a la sociología27 Ya lo decía Montesquieu: La mayor parte de los efectos llegan por vías tan singulares, y dependen de razones tan imperceptibles o lejanas, que no podemos preverlos. Traité des devoirs, 1725

28 15/11/2013introducción a la sociología28 La dimensión subjetiva-reflexiva de la sociología En sociología, el observador se observa a sí mismo (como ya notó Herbert Spencer). Aquí hay un problema epistemológico: reflexividad. La ciencia de la sociedad entraña autoobservación y estudio de las colectividades de las cuales el espectador es parte, cosa que no ocurre en ninguna otra disciplina, salvo naturalmente en la filosofía. Salvador Giner, Sociología, Península, Barcelona 1988, p. 20.

29 15/11/2013introducción a la sociología29 Reflexividad Lo característico del proceder sociológico, según Pierre Bourdieu, consiste en que todas las proposiciones que esta ciencia enuncia pueden y deben aplicarse al sujeto que hace la ciencia. Esta condición autorreflexiva de la sociología determina su utilidad: A través del sociólogo, agente histórico históricamente situado, sujeto social socialmente determinado, la historia, es decir la sociedad en que la historia sobrevive a sí misma, se vuelve un momento sobre sí, medita sobre sí misma. De ahí la resistencia a la sociología por parte de aquellos que necesitan las tinieblas del desconocimiento para ejercer su comercio simbólico. Pierre Bourdieu, Lección sobre la lección, Anagrama, Barcelona 2002.

30 15/11/2013introducción a la sociología30 La comprensión sociológica Como puso de manifiesto Max Weber, esta faceta subjetiva de la acción social permite que podamos comprender a sus protagonistas, poniéndonos en su lugar (si poseemos suficientes elementos de juicio para hacerlo). Por otra parte, los hechos sociales poseen una serie de rasgos que los equiparan a los demás fenómenos naturales: son objetivos, colectivos, generales y positivos (empíricos).

31 15/11/2013introducción a la sociología31 Norbert Elias: entre el compromiso y el distanciamiento Para Norbert Elias, las cc. sociales se distinguen de las naturales en dos grandes propiedades específicas (relacionadas entre sí): 1. Sus objetos son al mismo tiempo sujetos que tienen representaciones de su vida en la sociedad (a diferencia, por ejemplo, de los átomos en la física). 2. Los investigadores también forman parte del objeto de estudio. Esto le conduce a definir la postura del investigador social como una dialéctica entre el compromiso y el distanciamiento. Cf. Philippe Corcuff, Las nuevas sociologías, Alianza, Madrid 2005, p. 24.

32 15/11/2013introducción a la sociología32 Importancia de lo irracional para la sociología Vilfredo Pareto: la economía se ocupa de las acciones lógicas, y la sociología de las acciones no lógicas (o --aparentemente-- irracionales). Ejemplo: el elector francés de principios del siglo XX que, sin saber a qué partido votar, se acoge a la autoridad de Anatole France. Vilfredo Pareto, Traité de sociologie générale [primera edición 1917], Droz, Ginebra 1968, art El prestigio literario de este escritor no implica que su juicio político tenga que ser clarividente...

33 15/11/2013introducción a la sociología33 Racional no puede definirse en general Pero esa noción de lo irracional es ambigua, encierra muchos comportamientos diferentes: Efectos indeseados, a largo plazo, de una acción racional Efectos indeseados, por agregación, de muchas conductas individualmente racionales Comportamiento ritual Comportamiento tradicional Conducta emocional... Racionalidad no puede definirse en general, sino sólo por referencia a sistemas de valor concretos o contextos de acción/interacción particulares.

34 15/11/2013introducción a la sociología34 Racionalidad instrumental/ valorativa El análisis sociológico puede esclarecer conductas, o situaciones sociales, a primera vista opacas o irracionales. El sociólogo elabora una teoría de la acción más compleja que la del economista. Si habla de racionalidad, será una racionalidad compleja. El Homo sociologicus es más complejo que el Homo economicus. Recordemos la clásica distinción de Max Weber entre Zweckrationalität (racionalidad instrumental) y Wertrationalität (racionalidad axiológica): la segunda permite explicar acciones que aparentemente están desprovistas de finalidad.

35 15/11/2013introducción a la sociología35 Pluralismo metodológico La realidad social tiene, para el hombre, una doble vertiente, subjetiva y objetiva. Tal cosa no siempre crea dificultades infranqueables, pues lo cierto es que la sociología ha hecho uso beneficioso de ambos aspectos, sobre todo cuando los ha combinado. Salvador Giner, Sociología, Península, Barcelona 1988, p. 21. Esta doble vertiente subjetivo-objetiva, así como la extrema complejidad del objeto de estudio, imponen el pluralismo metodológico.

36 15/11/2013introducción a la sociología36 Perspectiva evolucionista y sistémica Perspectiva evolucionista y sistémica para la sociología, y para las ciencias en general. ¿Qué quiere decir esto? La idea de perspectiva sistémica la dejaremos para una lección posterior: nos centraremos ahora en la orientación evolutiva. Darwin resumió su teoría de la evolución biológica en la frase herencia con modificación.

37 15/11/2013introducción a la sociología37 Herencia con modificación: dos condiciones El gran científico británico fue el primero en captar plenamente que para que el proceso de herencia con modificación tenga lugar han de satisfacerse dos y sólo dos condiciones independientes. Una: autorreplicación o autocopiado con mutaciones. Esto es, que los elementos básicos sean capaces de copiarse o reproducirse a sí mismos, pero con la posibilidad de pequeños errores o modificaciones que solemos llamar mutaciones.

38 15/11/2013introducción a la sociología38 La segunda condición Dos: las mutaciones afectan diferencialmente a la aptitud reproductiva. Esto es, las mutaciones deben ser capaces de influir en sus oportunidades de reproducirse (además de estar abiertas a la posibilidad de ulteriores mutaciones).

39 15/11/2013introducción a la sociología39 Evolución biológica y evolución cultural La selección natural llevó el organismo humano (con su gran cerebro, su posición erguida, sus hábiles manos...) y la conducta de nuestros antepasados hasta lo que podemos llamar el despegue cultural (hace años aproximadamente). Cf. Marvin Harris, Nuestra especie, Alianza, Madrid 1991, p A partir de ahí, comienza a evolucionar la cultura de acuerdo con sus propias pautas selectivas. No se detiene por completo la evolución biológica (p. ej.: difusión del gen que permite a los adultos producir lactasa, y con ello digerir leche sin fermentar, Harris, Nuestra especie, p ), pero pierde casi todo su peso frente a la evolución cultural.

40 15/11/2013introducción a la sociología40 Tres clases de comportamiento Suscitado (de origen biológico). En el nivel biológico, los objetos de selección son genes. Adquirido (de origen cultural). En este nivel, los objetos de selección son unidades de información, o memes. Impuesto (de origen social). Aquí lo que se selecciona son prácticas (unidades de acción recíproca). Por ejemplo: un partido de fútbol, o de béisbol. W.G. Runciman, El animal social, Taurus, Madrid 1999, p. 17. Simplificando: sobre los seres humanos y sus grupos operan tanto la selección natural como la selección cultural.

41 15/11/2013introducción a la sociología41 ¿Cómo procede la selección cultural? Nuestros organismos poseen, como resultado de la selección natural, cierto número de deseos, necesidades, instintos, límites de tolerancia, vulnerabilidades y pautas de crecimiento y debilitamiento concretos, que en resumidas cuentas definen más o menos lo que se entiende por naturaleza humana. Marvin Harris, Nuestra especie, Alianza, Madrid 1991, p Tendremos que volver sobre la importante cuestión de la naturaleza humana y sobre las necesidades básicas de los seres humanos.

42 15/11/2013introducción a la sociología42 Las culturas humanas son sistemas organizados de conducta y pensamiento aprendidos socialmente, que satisfacen o atienden las exigencias y potencialidades de la naturaleza humana. La selección cultural es la servidora de la naturaleza humana. Funciona conservando o propagando la conducta y los pensamientos que con mayor eficacia satisfagan las exigencias y potencialidades biológicas de los individuos de un grupo o subgrupo determinados. Marvin Harris, Nuestra especie, Alianza, Madrid 1991, p El subrayado es mío (J.R.). Piensen un poco: ¿no está exagerando Harris?

43 15/11/2013introducción a la sociología43 Una vez que se ha iniciado el despegue cultural y que la selección cultural funciona a pleno rendimiento, las diferencias en cuanto a éxito reproductor dejan de constituir el medio a través del cual se seleccionan o propagan las variaciones de conducta y pensamiento. (...) Algunas grandes invenciones culturales que aumentan el bienestar y satisfacen a la naturaleza humana son seleccionadas precisamente porque reducen las tasas de éxito reproductor (por ejemplo, los anticonceptivos). Marvin Harris, Nuestra especie, Alianza, Madrid 1991, p. 129.

44 15/11/2013introducción a la sociología44 La evolución no está dirigida Pero ojo: la evolución –ya de trate de la biológica o la social– no está dirigida, y no progresa hacia objetivos que quepa conocer de antemano. El papel del azar es muy importante. Un buen ejemplo –procedente de la paleontología– nos lo proporciona el destino de los dinosaurios.

45 15/11/2013introducción a la sociología45 Arcosaurios crurotarsales y dinosaurios Un equipo de científicos del Museo Americano de Historia Natural de la Universidad de Columbia (Nueva York) y del departamento de Ciencias de la Tierra de la Universidad de Bristol (Reino Unido) estudiaron una serie de fósiles con el objetivo de determinar la relación entre la evolución de los dinosaurios y la de sus principales competidores, los arcosaurios crurotarsales ('Crurotarsi'), durante el Triásico tardío, hace unos 200 millones de años. Los análisis revelan que, al contrario de lo que se creía, los dinosaurios no reemplazaron a los arcosaurios crurotarsales como grupo dominante a través de la competición y la superioridad, sino que compartieron nichos y recursos durante los primeros 30 millones de años de la existencia de los primeros.

46 15/11/2013introducción a la sociología46 Los arcosaurios - del griego 'Archosauria', que quiere decir 'reptiles dominantes'-, son un grupo de reptiles que evolucionaron de los 'Archosauriformes' durante el Triásico temprano. Se dividen en dos grupos: el conjunto de los crurotarsales ('Crurotarsi'), del que derivan los actuales cocodrilos, los únicos supervivientes del grupo, y los 'Ornithodira', que comprenden los dinosaurios y pterosaurios. Las conclusiones del estudio, publicado en Science, apuntan que los arcosaurios crurotarsales murieron por casualidad y no como resultado de una sustitución por competencia. Además, indican que los dinosaurios, por su parte, no estaban predestinados al éxito, sino que más bien se beneficiaron de la extinción del primer grupo.

47 15/11/2013introducción a la sociología47 Aunque ambos grupos lograron sobrevivir el cuarto periodo de extinción masiva que se conoce, hace 228 millones de años, sólo unos cuantos crurotarsales lograron superar los duros procesos de calentamiento global de finales del Triásico. Los dinosaurios por el contrario sobrevivieron a estos fenómenos sin mayores problemas. De haber vivido más tiempo, no nos cabe duda de que los crurotarsales hubieran sido el grupo dominante, afirma Stephen Brusatte, del Museo Americano de Historia Natural. El poderío de los dinosaurios frente a otros grupos no es más que una racha de buena suerte, añade. Para poner a prueba estas teorías, los científicos midieron la evolución en ambos grupos. Basados en los datos recogidos de 437 esqueletos de 64 especies de dinosaurios y crurotarsales y en nuevos árboles filogenéticos, desarrollaron dos cálculos para analizar sus patrones evolutivos.

48 15/11/2013introducción a la sociología48 El primero de los cálculos les sirvió para medir las tasas evolutivas. Los investigadores no encontraron diferencias en la rapidez con la que ambos grupos se desarrollaron. El segundo cálculo fue el de la disparidad morfológica, una medida que sirve para conocer las variaciones físicas y las formas de vida que tiene un grupo. Sorprendentemente se encontró que los crurotarsales tenían un rango de formas corporales, dietas y estilos de vida mucho más amplio que el de los dinosaurios. A estos resultados los científicos añaden dos hallazgos de estudios anteriores: los crurotarsales eran mucho más abundantes que los dinosaurios en la mayoría de ecosistemas triásicos y en algunos casos era incluso más diversos, es decir, con un número mucho más amplio de especies. Todas estas conclusiones permiten a los investigadores cuestionar la superioridad de los dinosaurios.

49 15/11/2013introducción a la sociología49 Para muchos es difícil aceptar que los dinosaurios encontraron su posición dominante en el mundo por casualidad al extinguirse otro grupo, al igual que pasó con los mamíferos cundo estos reptiles se extinguieron hace 65 millones de años explica Michael Benton, un paleontólogo de la Universidad de Bristol. Lo cierto es que no sabemos con exactitud por qué se extinguieron los crurotarsales y no los dinosaurios, pero las contundentes conclusiones a las que hemos llegado ratifican que fue por pura y mera suerte, puntualiza Benton. Raaida Mannaa, La suerte de los dinosaurios, El Mundo, 12 de septiembre de 2008

50 15/11/2013introducción a la sociología50 No hay estado social final especificable de antemano La historia del comportamiento social humano es ineludiblemente evolutiva en el sentido de que todas sus formas nuevas se han desarrollado a partir de formas previas, pero no --de ninguna manera-- en el sentido de que el cambio de unas a otras se produzca en dirección de un estado final de cosas que sea posible especificar de antemano: ése es precisamente el error que, justificadamente, desacreditó a los ojos del siglo XX las ideas decimonónicas sobre evolución social. W.G. Runciman, El animal social, Taurus, Madrid 1999, p. 16.

51 Un estudio empírico sobre las predicciones de los expertos En un famoso estudio, Phillip Tetlock invitó a cerca de trescientos investigadores a realizar predicciones acerca de asuntos económicos y políticos, muchos de su especialidad. Al final disponía de asignaciones de probabilidad sobre hipotéticos acontecimientos futuros. El resultado, cumplidos los plazos, era que las predicciones de los expertos no mejoraban al simple azar. Vamos, los mismos que un mono borracho apretando botones, comenta Félix Ovejero. La ignorancia de los indignados, El País, 13 de junio de /11/2013introducción a la sociología51

52 15/11/2013introducción a la sociología52 La sociología no es predictiva Repitámoslo: la evolución --sea biológica, cultural o social-- no avanza hacia ningún estadio final predeterminado. Pero entonces los sociólogos nunca tendrán más posibilidades de predecir el futuro de instituciones y sociedades que los antropólogos de predecir el futuro de las culturas o los biólogos de predecir el futuro de las especies. W.G. Runciman, El animal social, Taurus, Madrid 1999, p. 20.

53 15/11/2013introducción a la sociología53 ¿Por qué no es predictiva? Tres razones al menos: Imposibilidad de calcular las consecuencias de la interacción de una enorme diversidad de sucesos independientes. No podemos prever nuestro conocimiento futuro, porque si fuéramos capaces de ello, ya dispondríamos de este conocimiento en el presente (argumento de Karl Popper). La variante del trompetista Humphrey Lyttelton: Si supiera hacia dónde va el jazz yo ya estaría allí. Al hacer previsiones y pronósticos, afectamos los futuros estados de cosas: profecías que se autocumplen o se autorrefutan.

54 15/11/2013introducción a la sociología54 Falacia de la concreción injustificada Alfred North Whitehead previno contra la fallacy of misplaced concreteness. ¿En qué consiste esta falacia de la concreción injustificada? Esencialmente, en abstraer --la ciencia progresa mediante abstracciones, entre otros procedimientos--, a menudo con un alto nivel de formalización, y luego aplicar las conclusiones al mundo real sin reconocer el grado de abstracción involucrado. Herman E. Daly y John B. Cobb, Para el bien común, FCE, México DF 1993, p. 31. Todo el capítulo 1 versa sobre La falacia de la concreción injustificada en la economía y otras disciplinas.

55 15/11/2013introducción a la sociología55 En ocasiones se incurre en tal falacia al tomar las abstracciones que los seres humanos forjamos - -sobre todo cuando son ampliamente acetadas-- por la realidad. Es posible que el ejemplo clásico de la falacia de la concreción injustificada en la economía sea la del fetichismo monetario. Consiste en tomar las características del símbolo abstracto y la medida del valor de cambio, el dinero, y aplicarlas al valor de uso concreto, al bien mismo. (...) Si los saldos monetarios pueden crecer eternamente a una tasa de interés compuesto, lo mismo puede ocurrir con el PNB real, al igual que los cerdos, los automóviles y los cortes de pelo. Herman E. Daly y John B. Cobb, Para el bien común, FCE, México DF 1993, p. 42.

56 15/11/2013introducción a la sociología56 Vinculado con lo anterior, la advertencia de Aristóteles: Nos contentaremos con dilucidar esto en la medida en que lo permite su materia; porque no se ha de buscar el rigor por igual en todos los razonamientos, como tampoco en todos los trabajos manuales (...). No [hay que] buscar el rigor del mismo modo en todas las cuestiones, sino en cada una según la materia propuesta y en la medida propia de aquella investigación. En efecto, el carpintero y el geómetra buscan de distinta manera el ángulo recto... Ética a Nicómaco, 1094b y 1098a.

57 15/11/2013introducción a la sociología57 El comportamiento social es sin embargo predecible... Que las ciencias sociales no sean predictivas no quiere decir que el comportamiento humano no sea predecible en absoluto. ¿Cómo, si no, se harían ricos los publicitarios? En cuanto animales sociales, nuestras pautas de comportamiento son predecibles la mayor parte del tiempo. Pero cuando se agregan todas estas interacciones...

58 15/11/2013introducción a la sociología58 No olvidemos la contingencia y el azar cf. mi ppt correspondiente Harald Welzer: La idea moderna de que los desarrollos sociales se rigen por leyes y presentan estructuras regulares ha hecho perder completamente de vista que las comunidades de supervivencia humanas siempre se enfrentan a la contingencia, la casualidad y la violencia. Terremotos, erupciones volcánicas, vaivenes climáticos, etc., muchas veces han modificado o aniquilado radical e inesperadamente las condiciones de supervivencia de los seres humanos; catástrofes sociales desencadenadas a partir de conflictos por el poder o los recursos, de constelaciones accidentales de poder o incluso de personas aisladas se intensificaron sin seguir en su escalada ningún sendero trazado de antemano que obedeciera a ley alguna.

59 15/11/2013introducción a la sociología59 Así como la casualidad y la contingencia no pueden separarse de los procesos sociales, la violencia tampoco es un accidente de trabajo de las relaciones sociales (...). La violencia es, de hecho, parte de la gran economía de la historia universal, una opción de actuación humana que está siempre presente (Heinrich Popitz). Harald Welzer: Guerras climáticas. Por qué mataremos (y nos matarán) en el siglo XXI, Katz, Buenos Aires/ Madrid 2011, p. 141.

60 15/11/2013introducción a la sociología60...y además los científicos sociales lo podrían hacer mejor Sobre esto ha insistido el politólogo italiano Giovanni Sartori. La modernidad, explica, sigue presa de una mentalidad ingenieril (a pesar de los fiascos del siglo XX): sigue viva la idea de que tenemos que fabricar no sólo la ciudad buena, sino también nuestro futuro. (...) Lo malo es que la nuestra es una ingeniería sin ingenieros. Si nos ponemos a examinar las reformas político-sociales puestas en práctica de un siglo a esta parte, descubrimos que un ochenta por ciento –por poner una cifra– fracasan; y que si reconstruimos los errores que han conducido al fracaso, nos damos cuenta de que los fiascos eran fácilmente previsibles. Sartori, La democracia en treinta lecciones, Taurus, Madrid 2009, p. 137.

61 15/11/2013introducción a la sociología61 Una teoría sin práctica Las ciencias sociales han tomado un camino equivocado. El camino de concentrarse no en el problema de la aplicabilidad de una teoría sino, por el contrario, en la relación entre teoría e investigación. (...) Hasta hoy, las ciencias sociales siguen siendo obstinadamente una teoría sin práctica. Nuestras teorías de la política y de la democracia cada día nos proponen reformas y remedios sin asegurarse nunca de si podrán funcionar y sin determinar con qué instrumentos pueden ponerse en práctica. Giovanni Sartori, La democracia en treinta lecciones, Taurus, Madrid 2009, p. 137 y 139.

62 15/11/2013introducción a la sociología62 Remedio: un cálculo de los medios Para Sartori, ha de generalizarse un análisis en clave medios-fines basado en cuatro reglas que denomina un cálculo de los medios. Ha de determinarse 1. si los medios son suficientes. 2. Si los medios son idóneos (adecuados para el fin perseguido). Si con ello se perturban otros fines (efectos colaterales). 4. Si los medios sobrepasan los fines y se vuelven contraproducentes. Giovanni Sartori, La democracia en treinta lecciones, Taurus, Madrid 2009, p. 140.

63 15/11/2013introducción a la sociología63 Sociología, ciencia de lo singular La investigación sociológica parte a menudo de un hecho singular: ¿Por qué no hay socialismo en EE.UU.? (Sombart) ¿Por qué los obreros estadounidenses, en los años que siguieron a la primera guerra mundial, eran racistas hacia los negros? (Merton) ¿Por qué el gobierno británico, en vísperas de la primera guerra mundial, adoptó decisiones que Alemania interpretó como pruebas de debilidad? (Snyder)... Las preguntas del sociólogo --insiste Raymond Boudon-- son, a menudo, las mismas que las del historiador. Es verdad que el primero busca estructuras generales para explicar los hechos singulares, el segundo no siempre...

64 15/11/2013introducción a la sociología64 Un ejemplo: la inexistencia de socialismo en EE.UU. Boudon, p

65 15/11/2013introducción a la sociología65 Sociología como pensamiento de los límites Para Pierre Bourdieu, la sociología es un pensamiento de los límites, que traza el mapa del espacio --condicionado histórica y socialmente-- donde se afincan las posiciones que en cada momento compiten por la hegemonía del capital simbólico. Capital simbólico: la trama cultural e ideológica donde se sustenta la realidad social.

66 15/11/2013introducción a la sociología66 Desvelar los autoengaños (individuales y colectivos) La sociología pone al descubierto la self- deception, el autoengaño colectivamente mantenido y alentado que, en cualquier sociedad, sustenta los valores más sagrados y, con ello, toda la existencia social Se trata de una ciencia de los poderes simbólicos capaz de devolver a los sujetos sociales el dominio de las falsas trascendencias que el desconocimiento crea y recrea sin cesar. Pierre Bourdieu, Lección sobre la lección, Anagrama, Barcelona 2002.

67 15/11/2013introducción a la sociología67 El sociólogo (y la socióloga) como detective ¿Por qué es tan frecuente que la gente diga una cosa y haga otra distinta? ¿O que crean estar haciendo una cosa, y en realidad hagan otra distinta? El sociólogo tiene que preguntarse y preocuparse por lo que no se ve. Aclaremos: el sociólogo no tiene poderes ocultos, pero sí ejerce en muchas ocasiones como un detective de la sociedad. (...) La sociología no refleja fielmente la vida real. Toma unos aspectos de ella, los relaciona, ensaya una interpretación y trata de explicar lo que permanece oculto al primer vistazo. Antonio Izquierdo Escribano, Fundamentos de sociología, Playor, Madrid 1985, p. 10 y 17.

68 15/11/2013introducción a la sociología68 Atentos a las señales de lo nuevo Atentos a las señales de lo nuevo antes de que se rutinice, antes de que, a fuerza de habitual, se nos vuelva invisible.

69 15/11/2013introducción a la sociología69 Las cosas no son lo que parecen Esto nos llevaría a proponer, como primer principio de la sociología, lo siguiente: las cosas no son lo que parecen. Antonio Izquierdo Escribano, Fundamentos de sociología, Playor, Madrid 1985, p. 18. Sucede no sólo que la tela atada al palo es una bandera (dimensión simbólica del quehacer humano, tan absolutamente esencial), sino que ésta puede servir para justificar un buen negocio, o para convertir en hazaña heroica lo que desde otro punto de vista no sería más que una matanza.

70 15/11/2013introducción a la sociología70 Efectos de agregación y consecuencias inesperadas Retengamos esta idea: la sociología busca las consecuencias involuntarias e inesperadas que tienen las acciones humanas en la sociedad. Antonio Izquierdo Escribano, Fundamentos de sociología, Playor, Madrid 1985, p. 19 ¿Qué ocurre? Los fenómenos sociales son efectos de agregación, y estos efectos pueden no ser buscados por los actores. Raymond Boudon, La logique du social, Hachette, París 1979, p. 14. Ejemplos sencillos: el ahorrador que retira su dinero de un banco; el festejador que grita fuego en una discoteca abarrotada...

71 15/11/2013introducción a la sociología71 Resultados no intencionales Dicho de otra manera: muchos fenómenos sociales pueden ser, a través de la agregación, resultados no intencionales de acciones intencionales. Esto lo han visto muchos sociólogos, incluyendo los clásicos como Max Weber (quien lo llamó la paradoja de las consecuencias) o Karl Marx (los seres humanos hacen la historia, pero no saben que la hacen). Raymond Boudon habló de los efectos perversos de la acción social.

72 15/11/2013introducción a la sociología72 Las determinaciones del pasado Los seres humanos hacen su propia historia, pero no la hacen a su libre arbitrio, bajo circunstancias elegidas por ellos mismos, sino bajo aquellas circunstancias con que se encuentran directamente, que existen y les han sido legadas por el pasado. La tradición de todas las generaciones muertas oprime como una pesadilla el cerebro de los vivos. Karl Marx, El 18 Brumario de Luis Bonaparte, Espasa Calpe (col. Austral), Madrid 1985, p. 241.

73 15/11/2013introducción a la sociología73 Otra formulación célebre es la de Adam Ferguson: La historia es el resultado de la acción humana y no de la intención humana. En inglés:...the result of human action but not of human design. Adam Ferguson, Essay on the History of Civil Society, Edinburgh University Press 1966, p Y un breve poema de Mathias Schreiber titulado DEMOCRACIA: Yo quiero/ tú quieres/ él quiere/ lo que nosotros queremos/ sucede/ pero lo que sucede/ no lo quiere ninguno de nosotros Véase el cap. 10 de Tuercas y tornillos de Jon Elster (Gedisa, Barcelona 1990).

74 15/11/2013introducción a la sociología74 La causalidad no es una categoría de la acción social (o al menos, no una importante) Aquellos desarrollos que a posteriori parecen causales, consecuentes o incluso inevitables, en el tiempo en el que transcurrió la acción social surgieron de un modo causal, sinuoso o autopotenciador, y siempre se podrían haber dado de otro modo. De ahí que sea necesario desprenderse por completo de la idea de que la causalidad es una categoría de la acción social. Harald Welzer: Guerras climáticas. Por qué mataremos (y nos matarán) en el siglo XXI, Katz, Buenos Aires/ Madrid 2011, p. 143.

75 15/11/2013introducción a la sociología75 Acción social: no causal, sino recursiva En los procesos sociales, B no se desprende de A. Cuando las personas actúan de manera conjunta o enfrentada, lo que resulta más determinante es la capacidad de interpretar, anticipar y adelantarse a las intenciones del otro. Por eso un hipotético B siempre está contenido en A, y uno de los actores es parte de la percepción del otro actor.

76 15/11/2013introducción a la sociología76 Por eso la acción social no se desarrolla como una cadena de acciones a-b-c-d-e, etc., ni tampoco como una secuencia de acción y reacción, sino como un desarrollo de relaciones. Sin embargo, no es en absoluto necesario que a estas relaciones subyazgan imágenbes racionales o realistas del otro; más aún, es probable que muy rara vez ése sea el caso.

77 15/11/2013introducción a la sociología77 Pero de un modo absolutamente independiente de ello, esas percepciones, interpretaciones y acciones recíprocas van modificando las relaciones entre los actores, y en el próximo movimiento el juego continúa., Es decir que la acción social no es causal, sino recursiva, y precisamente por eso suele terminar en algo que se desvía de los planes originales. Harald Welzer: Guerras climáticas. Por qué mataremos (y nos matarán) en el siglo XXI, Katz, Buenos Aires/ Madrid 2011, p. 144.

78 15/11/2013introducción a la sociología78 Algunas de las mejores cosas de la vida entran en esta categoría de resultados no intencionales También los Cantos [de Ezra Pound] me habían dejado frío. El error principal era un viejo error: la búsqueda de la belleza. Alguien como él, después de haber vivido tantos años en Italia, tenía que haberse dado cuenta de que la belleza no puede ser programada, siendo siempre el efecto secundario de otras búsquedas, muchas veces muy normales. Joseph Brodsky [cf. la noción de serendipidad] Los hombres sobreviven y se reproducen mediante acciones intencionales. Alcanzamos la felicidad y nos sentimos realizados yendo en pos de nuestros objetivos y alcanzándolos. En términos evolutivos, podríamos decir que la felicidad funciona como una recompensa interna por nuestros logros. (...) Nuestra propia felicidad es un subproducto del intento de alcanzar algo más, y no algo que se obtenga poniéndonos como meta la felicidad solamente. Peter Singer, Ética práctica, Ariel, Barcelona 1991, p. 269.

79 15/11/2013introducción a la sociología79 Leer la realidad social La interpretación sociológica, el análisis sociológico, empiezan donde acaba la simple acumulación descriptiva de hechos. Hacemos hipótesis y –como en cualquier otra ciencia– tratamos de contrastarlas, mediante procedimientos que sean imitables y por ello públicamente contrastables... Los números y datos sólo adquieren carácter sociológico cuando son interpretados con inteligencia. Si no se tiene un punto de vista, un enfoque de la realidad social, de los números no se desprende ninguna conclusión sociológica. Las tablas de porcentajes tienen que leerse como la página de una novela llena de ideas e imágenes. Antonio Izquierdo Escribano, Fundamentos de sociología, Playor, Madrid 1985, p. 22

80 15/11/2013introducción a la sociología80 Sociología conservadora, sociología crítica Los valores del investigador orientarán las preguntas que éste se hace. Por ejemplo: nos interrogaremos sobre el equilibrio social... (y puede así surgir una sociología estructural-funcionalista de tendencia conservadora: Parsons)...o nos preguntaremos sobre la desigualdad social (y puede así surgir una sociología crítica: Wright Mills).

81 15/11/2013introducción a la sociología81 La sociología puede dedicarse a estudiar críticamente la desigualdad y la dominación, y dar herramientas a los de abajo para luchar contra lo que percibimos como mal social......o puede dedicarse a estudiar apologéticamente el orden social dominante, y dar herramientas a los de arriba para conservarlo.

82 15/11/2013introducción a la sociología82 Von Stein... y Marx A partir de un conjunto de datos igual o muy similar, lecturas muy diversas de la realidad. En 1850 el economista y sociólogo Lorenz von Stein ( ) publico su Historia de los movimientos sociales franceses desde 1789 hasta el presente, un trabajo pionero en lo que después hamos llamado sociología de los movs. sociales.

83 15/11/2013introducción a la sociología83 Von Stein analizo la estructura del estado y delineó una interpretación económica de la historia que incluye conceptos tales como proletariado y lucha de clases, pero rechazo la revolución como solución. En su vision, el estado o la sociedad ha sido dividida debido a la aparición de clases sociales, las que buscan controlar el estado en función de sus propios intereses, Esto lleva fácilmente a un estado dictatorial (el que representa los intereses de una clase o sector sobre los de otros) impuesto a través de una revolución. La solución, en su opinión, no es otra revolución, que solo implicaría la imposición de los intereses de otra clase por sobre los de la sociedad en su conjunto, sino un estado que esté por encima de los intereses de todas las clases o sectores sociales. Ese estado (concretado en una Monarquía Social) actuaría en el interés común, introduciendo las reformas necesarias para evitar desorden y confrontación social. Las ideas de von Stein dieron origen a la propuesta de Estado Social, que puede ser definido -en sus términos- como un estado que inicie una reforma a fin de mejorar la calidad de la vida de las clases bajas, evitando así, en sus palabras, el proceso de las clases que buscan ascender socialmente. Wikipedia, artículo Lorenz von Stein

84 15/11/2013introducción a la sociología84 La idea de una teoría crítica Uno, las cosas no son necesariamente lo que parecen ser; dos, el mundo puede ser diferente de lo que es. Zygmunt Bauman y Keith Tester, La ambivalencia de la modernidad y otras conversaciones, Paidos, Barcelona 2002, p. 52. Necesitamos preguntarnos por las relaciones de poder, la desigualdad social, la competencia por los recursos escasos, la estructuración clasista de la sociedad...El punto de vista sociológico es el de las relaciones de poder, desigualdad y conflicto en el funcionamiento de la sociedad. Antonio Izquierdo Escribano, Fundamentos de sociología, Playor, Madrid 1985, p. 18.

85 15/11/2013introducción a la sociología85 Sociología y servidumbre Habrán oído ustedes alguna vez esa definición cínica de la política como el arte de mantener a la gente alejada de los asuntos que de verdad les conciernen. (Podríamos definir la política democrática invirtiendo esa humorada.) Pues bien: hay mucha sociología sierva de los poderes establecidos, que se presta a la tarea de ayudar a mantener a la gente alejada de los asuntos que de verdad les conciernen. Seamos conscientes de ello.

86 15/11/2013introducción a la sociología86 Pensamiento TINA y pensamiento OMP Pensamiento TINA (Margaret Thatcher y su entorno): No hay alternativa y No hay nada parecido a una sociedad [sólo individuos aislados] Pensamiento OMP (Foro Social Mundial de Porto Alegre): Otro(s) mundo(s) es (son) posible(s)

87 15/11/2013introducción a la sociología87 Sociología para desarrollar la libertad Peter Berger: Los conocimientos sociológicos resultan valiosos para cualquier persona interesada en una actividad dentro de la sociedad. La sociología será útil a todos los hombres y mujeres que quieran desarrollar su libertad. Volveremos a esta cuestión en la lección final del curso. El proyecto de autonomía (Castoriadis)

88 15/11/2013introducción a la sociología88 Una sociología porosa Los resultados obtenidos por cada una de las ciencias sociales son complementarios y se necesitan unos a otros. (...) La sociología no es una ciencia autónoma. Salvador Giner, Sociología, Península, Barcelona 1988, p. 10. Independientemente de lo que digan los portavoces de la sociología acerca de la naturaleza de su trabajo, la sociología es un diálogo continuado con la experiencia humana y ésta, a diferencia de los edificios de la universidad, no se divide en departamentos, y mucho menos en departamentos estancos. (...) Lo sociológico, lo político, lo económico, lo filosófico, lo psicológico, lo histórico, lo poético y todo lo demás se mezclan [en la experiencia humana] hasta el punto de que ningún ingrediente puede mantener su esencia distinta en caso de que se intente aislarlo. (...) La formación discursiva que lleva el nombre de sociología es porosa en todos sus puntos, resultando notorio su enorme, su insaciable poder de absorción. Personalmente, creo que esto constituye la fuerza de la sociología, no su debilidad. Bauman en Zygmunt Bauman y Keith Tester, La ambivalencia de la modernidad y otras conversaciones, Paidos, Barcelona 2002, p. 61.

89 15/11/2013introducción a la sociología89 Una sociología humilde Más peligrosa aún que la superstición cientista es la proliferación de las ciencias sociales. No me refiero a su valor real (…), sino a la forma abusiva en que se han servido de ellas ideólogos enmascarados de profesores e investigadores científicos. El daño ha sido doble: político y estético. Aparte de ser ejemplos de perfección formal y espiritual, nuestros clásicos fueron, durante dos milenios, maestros de sabiduría política. Hoy esa función la cumplen los profesores de sociología y politología. La mayoría ignora o menosprecia la herencia clásica. (…) Intolerantes y ergotistas, son herederos indignos de la ilustración.

90 15/11/2013introducción a la sociología90 (…) La ceguera de los profesores proviene de su fe en las ideologías, dominio de ilusorias certidumbres, y su desdén por la historia, sujeta al accidente y reino de lo imprevisible. La literatura clásica está impregnada del carácter aleatorio del suceder histórico. Maquiavelo y Montesquieu, Tocqueville y Marx leyeron con provecho a los poetas y a los historiadores de la Antigüedad: ¿qué leen hoy los politólogos universitarios? Octavio Paz, La otra voz, Seix Barral, Barcelona 1990, p

91 15/11/2013introducción a la sociología91 La belleza y los humillados Está la belleza y están los humillados. Sean cuales sean las dificultades que la empresa pueda presentar, jamás debería desear ser infiel ni a los segundos ni a la primera. Albert Camus citado por Zygmunt Bauman en Zygmunt Bauman y Keith Tester, La ambivalencia de la modernidad y otras conversaciones, Paidos, Barcelona 2002, p. 63.

92 15/11/2013introducción a la sociología92 Luego Bauman comenta: No creo que un estudioso de la realidad humana pueda ser éticamente neutral. La sola elección que tenemos que hacer es entre la lealtad a los humillados y la belleza, por un lado, o la indiferencia ante ambos, por otro. Es como cualquier otra elección planteada a un ser moral: entre hacerse responsable o no de las responsabilidades propias. (p. 71)

93 15/11/2013introducción a la sociología93 Para seguir trabajando: Jon Elster, La explicación del comportamiento social. Más tuercas y tornillos para las ciencias sociales, Gedisa, Barcelona 2010.


Descargar ppt "Introducción a la sociología Jorge Riechmann. 15/11/2013introducción a la sociología2 ¿Todos somos sociólogos? Puesto que somos animales radicalmente."

Presentaciones similares


Anuncios Google