La descarga está en progreso. Por favor, espere

La descarga está en progreso. Por favor, espere

LA ESCUELA, ¿INCLUYE O EXCLUYE?, ES UNA INSTITUCIÓN QUE ¿EMANCIPA O NORMALIZA? UNA PEDAGOGÍA EN Y PARA LOS DERECHOS HUMANOS Prof. Juan Francisco Xavier.

Presentaciones similares


Presentación del tema: "LA ESCUELA, ¿INCLUYE O EXCLUYE?, ES UNA INSTITUCIÓN QUE ¿EMANCIPA O NORMALIZA? UNA PEDAGOGÍA EN Y PARA LOS DERECHOS HUMANOS Prof. Juan Francisco Xavier."— Transcripción de la presentación:

1 LA ESCUELA, ¿INCLUYE O EXCLUYE?, ES UNA INSTITUCIÓN QUE ¿EMANCIPA O NORMALIZA? UNA PEDAGOGÍA EN Y PARA LOS DERECHOS HUMANOS Prof. Juan Francisco Xavier

2 ¿Única realidad o múltiples realidades? Sociedad posmoderna El orden, la ciencia y la previsibilidad son sustituidos por la emoción, la creatividad y la imaginación Es un tiempo de cambio y de crisis cultural que alteran los imaginarios, la idea del retorno de los valores perdidos Es un tiempo acelerado, espasmódico, el futuro no tiene horizontes Las relaciones sociales son efímeras, líquidas Las reglas morales sonsituacionales y contextuales Los universales kantianos son sustituidos por una exacerbada exposición del YO La injusticia social ya no es cuestionada, sino aceptada

3 EXCLUSIÓN SOCIAL: Debilitamiento o ruptura progresiva de los vínculos que unen al individuo con la sociedad, los que le hacen pertenecer al sistema social y mantener una identidad con éste. Estos vínculos operan en 3 niveles: Nivel funcional Nivel cultural (acceso al mercado labora estable) ( integración de las personas al grupo ) afiliado Identidad : pautas compartidas EXCLUSION SOCIAL Escuela Nivel social : Familia (son las redes sociales que Barrio vinculan con el mundo socializador)

4 ¿Qué es ser socialmente incluido? Ser titular efectivo de ciudadanía política, civil y social la participación en deliberaciones contar con redes de relación implica Acceso a activos Doble perspectiva Desde la óptica del desarrollo humano El desarrollo de capacidades para el ejercicio de libertades (Sen) Capital humano capacidad productiva y de agencia Capacidad humana posibilidades reales de elección

5 Vivimos en sociedades de control, generan mecanismos de victimización (se selecciona a quién o quiénes cargarán con la culpa), represión, control social y acentuación de las contradicciones. Vivimos en sociedades de control, generan mecanismos de victimización (se selecciona a quién o quiénes cargarán con la culpa), represión, control social y acentuación de las contradicciones. El sistema educativo no es ajeno a esta práctica, el mismo está articulado por el poder, el que pasa a ser un efecto de un sistema de relaciones asimétricas entre actores que tienen y manifiestan intereses distintos y divergentes. El sistema educativo no es ajeno a esta práctica, el mismo está articulado por el poder, el que pasa a ser un efecto de un sistema de relaciones asimétricas entre actores que tienen y manifiestan intereses distintos y divergentes.

6 LA EDUCACIÓN COMO CUESTIÓN POLÍTICA: Cumple una función específica en la sociedad, la de trasmitir saberes con el agregado de distribuir posiciones sociales legitimadas que tienen como nexo, consolidar un sistema articulado de dominación. Es un mecanismo normalizador del sistema de creencias, pues, tiene como esencia trasmitir a la sociedad las actitudes, los saberes, las prácticas, las competenciassocialmente aceptadas.

7 Algunas ideas fundamentales en torno al concepto de educación en y para los derechos humanos Concepto de Derechos Humanos: Es un conjunto de prerrogativas construidas histórica y culturalmente desde la visión occidental, que tiene toda persona frente a los Estados y en com-unión con los demás. No existe mejor pedagogía en DD.HH. que el testimonio: educar en y para los DD. HH. solo es creíble si se practica en la cotidianeidad. Concepción de la educación en y para los derechos humanos: es un proceso educativo continuo y permanente, asentado en el concepto amplio y procesual de derechos humanos, ligado al desarrollo humano, la paz, la democracia, la dignidad humana, la libertad, la igualdad, la solidaridad, el acceso equitativo a la justicia y en la perspectiva positiva del conflicto

8 Un sistema educativo que se fundamenta en relaciones interpersonales autoritarias y no participativas. Una escuela que produce el" Embrutecimiento": el acto de explicar a otro es un acto de desigualdad, o mejor dicho, un acto de embrutecimiento, la educación así concebida no hace otra cosa que confirmar la incapacidad en la misma medida en que intenta superarla (...) hay embrutecimiento cuando una inteligencia está subordinada a otra inteligencia. (Jacotot)

9 VIOLACIÓN AL DERECHO A LA EDUCACIÓN: Llega se sienta y nos entrega unas hojas para que leamos pero ella no da la clase, creemos que le pagan para que imparta clases, si no sabe que deje el grupo; Si manifestamos algo nos matan en el examen y no aprobamos más Nunca nos consultan, siempre las decisiones las toman ellos, no hay participación, imposible construir un espacio democrático con prácticas autoritarias. Luego que el Profesor pone la calificación, no tenemos derecho a apelar a nadie para corregirla o aclararla, hay mucha arbitrariedad y abuso del poder por parte del profesor Llega junio y octubre y llueven los trabajos que tenemos que presentar, tanto para escritos, parciales, vivimos para la institución, pensamos y actuamos en función de las tareas que debemos desarrollar, somos objeto, no sujeto del aprendizaje.

10 La pedagogía en DD.HH. afirma el principio de la sensibilidad El cogito cartesiano debe dar paso al sentio ergo sum (siento, luego existo). La capacidad de ser afectado y afectar: la afectividad. Engels: no se piensa (siente) lo mismo desde una choza que desde un palacio: el locus educativo.

11 Una pedagogía que parta de la realidad de las/los ciudadanos: Para educar en derechos humanos es fundamental partir de la realidad, de las características, intereses, necesidades y problemas de las personas con las que trabajamos, así como de su experiencia de vida, sus posibilidades y sus limitaciones. Creer que todas las personas son iguales, y que los procesos educativos se pueden desarrollar indistintamente con cualquier grupo y en cualquier tiempo y lugar, es desconocer su individualidad y su diversidad, negándoles su condición de personas. Esto significa que debemos asumir que no hay una sola "verdad" sobre la realidad, porque es sentida y vivida de manera personal y distinta.

12 La pedagogía de y para los derechos humanos recupera la igualdad en el encuentro pedagógico: El maestro inteligente debe ser un ignorante. El facilitador puede y debe aprender del principiante, pues la explicación no tiene sentido, esta lógica tiene como postulado la igualdad. Explicarle una cosa a alguien es, antes que nada, demostrarle que no puede comprenderla por sí solo (Jacotot), demostrarle que es un ignorante. El maestro ¿es el único que sabe? La educación debe estimular la cultura de la palabra, no la del silencio P. Freire.

13 La pedagogía de y para los derechos humanos recupera la centralidad de la persona La concepción central de la educación en derechos humanos será necesariamente una concepción humanizadora, porque lo que busca es recuperar y afirmar a la persona y el respeto a su dignidad. Los facilitadores en derechos humanos necesitan promover aprendizajes significativos sobre el yo, el tú, el otro y el nosotros; sobre la vida y el mundo, sobre el futuro y la esperanza.

14 El diálogo como método privilegiado Un aspecto fundamental para educar en derechos humanos es el desarrollo de una comunicación horizontal entre los sujetos involucrados en el proceso educativo. El diálogo es un medio privilegiado para lograrlo, dialogar es reconocer y afirmar la igualdad de los seres humanos. Dialogar es más que " conversar", más que " informar" y más que " yo pregunto y ustedes responden" o " ustedes pregunten y yo contesto".. Es importante crear una situación ideal de habla Si se aprende a dialogar se estará mejor preparado para una convivencia democrática.

15 Una pedagogía que promueva la expresión y el desarrollo de afectos y sentimientos Los facilitadores en derechos humanos debemos estar atentos a las reacciones y sentimientos de los participantes frente a las palabras, gestos y actitudes. Los sentimientos se expresan en todo momento: en los juegos y dinámicas grupales, intervenciones, etc. Es importante la vigilancia epistemológica. Ella nos permitirá identificar aquellos aspectos en los que debemos intervenir para tratar de mejorarlos.

16 Una pedagogía que promueva la participación Promover la participación es motivar a los y las participantes a tomar parte activa en todas las actividades planificadas en el proceso educativo, para que dejen de ser espectadores, para ser protagonistas. Cuando las personas participan, se comprometen con las iniciativas que toman, asumen sus responsabilidades y descubren su capacidad para tomar decisiones. Esto demanda del facilitador/a una actitud de apertura, dominio del tema y, una sólida autoestima, que le permita entender y sentir que la discrepancia no pone en riesgo su prestigio, sus conocimientos o su autoridad; sino que, por el contrario, son conscientes que los/las protagonistas valoran y respetan al educador- facilitador que se atreve a reconocer sus limitaciones y sus errores.

17 El Educador-facilitador en Derechos Humanos es un sujeto contextualizado. Ubicarse en la realidad de la vida cotidiana. Contextualizarse significa, poder captar la realidad con el propósito de profundizar en sus contradicciones, conflictos, vicisitudes, aciertos, frustraciones, logros y fracasos, para desde ahí, elaborar utopías El facilitador, por definición es alguien que elabora utopías ¿Cuál sería su rol, sino fuera capaz de imaginar conjuntamente con otros, los "actores-sociales- educandos-protagonistas", un mundo mejor?

18 El educador intenciona deliberadamente el aprendizaje de los Derechos Humanos y de la Ciudadanía social Intencionar nuestro quehacer cotidiano profesional es proponer convertir nuestra práctica social en una situación que promueva deliberadamente la formación de un sujeto consciente de sus derechos. Debemos abandonar la "máscara de la neutralidad", para decir abiertamente y sin reparos qué nos proponemos.

19 El Educador en Derechos humanos desarrollador de conciencia. "La conciencia es siempre intencional En nuestro caso es la toma de conciencia de los Derechos Humanos. La educación: ¿realidad única o pluralidad de realidades? Fragmentación moral: Emerge la fragmentación argumental, desde distintas racionalidades, imponiéndose una discrepancia moral Facilitar a través de un proceso educativo la toma de conciencia de los Derechos Humanos, significa desarrollar en el educando una instancia crítica y problematizadora y un lenguaje capaz de discriminar cuándo se han respetado o violado sus derechos y los de los demás.

20 Utopía: a. Una concepción universal de los derechos humanos, no una occidentalización de los mismos. b. Una sociedad y una educación inclusivas y tolerantes, que prioricen la democracia sustantiva, pautada por la construcción de una "situación ideal de habla". c. Una escuela que sea el reflejo de una cultura de los derechos humanos, con relaciones interpersonales sustentadas en el nosotros, orientada por la intersubjetividad d. Una comunidad democrática que se fundamente en un "pluralismo agonístico". e.. Apuesta a la construcción de comunidades de aprendizaje: El diálogo igualitario traslada el poder a la argumentación y a la claridad de las intenciones de cada participante f. Una escuela que promueva la emancipación intelectual

21 De lugares de desencuentro y prisionización a espacios de encuentro dialogal. Afrontar el reto de explorar caminos para que los excluidos participen en procesos de empoderamiento y emancipación. Los encuentros pedagógicos deben apostar al diálogo. El y la estudiante deben cambiar de status, deben dejar de ser seres anónimos dentro de un grupo subordinado, conocido por su número y no por su nombre, donde solamente es amonestado, y donde pronto aprende que los docentes son los poderosos.

22 La educación analizada como proceso social Se pasa de un paradigma racional por el que se resuelven problemas a un paradigma social, se construyen problemas Implica pasar de los expertos iluminados a un aprendizaje colectivo Desde la subjetividad plural y polémica de los sujetos Requiere del acuerdo intersubjetivo Con un formato proactivo que reduzca desigualdades y promueva dinamismo Desde la perspectiva de la agencia: capacidad para actuar y ser protagonistas individuales y colectivos del propio futuro Se deja de lado el actuar estratégico para instalar una situación ideal de habla Pasar de la construcción de políticas cesaristas y mesianistas, con formato monologante, de la absolutización del saber, sobre los saberes profanos Nuevos formatos de hacer la política: el historicismo: se imponen políticas deliberativas y constructoras de la agenda de las políticas públicas por la sociedad civil Emerge la fragmentación argumental, desde distintas racionalidades, imponiéndose una discrepancia moral Se imponen políticas dialogantes La política socio educativa debe adecuar la oferta pedagógica e institucional a las condiciones socioculturales de los aprendices. Pasar de un paradigma de encierro a un enfoque donde prevalezca espacios de participación democrática


Descargar ppt "LA ESCUELA, ¿INCLUYE O EXCLUYE?, ES UNA INSTITUCIÓN QUE ¿EMANCIPA O NORMALIZA? UNA PEDAGOGÍA EN Y PARA LOS DERECHOS HUMANOS Prof. Juan Francisco Xavier."

Presentaciones similares


Anuncios Google