La descarga está en progreso. Por favor, espere

La descarga está en progreso. Por favor, espere

La pesca milagrosa Domingo 3C de Pascua. ¡Qué alegría cuando me dijeron: Vamos a la casa del Señor! Ya están pisando nuestros pies tus umbrales, Jerusalén.

Presentaciones similares


Presentación del tema: "La pesca milagrosa Domingo 3C de Pascua. ¡Qué alegría cuando me dijeron: Vamos a la casa del Señor! Ya están pisando nuestros pies tus umbrales, Jerusalén."— Transcripción de la presentación:

1 La pesca milagrosa Domingo 3C de Pascua

2 ¡Qué alegría cuando me dijeron: Vamos a la casa del Señor! Ya están pisando nuestros pies tus umbrales, Jerusalén.

3 Gloria a Dios en el cielo, Y en la tierra paz a los hombres, que ama el Señor. Por tu inmensa gloria te alabamos, te bendecimos, te adoramos, te glorificamos, te damos gracias, Señor Dios, Rey celestial, Dios Padre todopoderoso.

4 Tú que estás sentado a la derecha del Padre, ten piedad de nosotros. Porque sólo Tú eres santo, sólo Tú, Señor, sólo Tú Altísimo, Jesucristo, con el Espíritu Santo en la gloria de Dios Padre. Amén.

5

6 Procesión de la Biblia Tu Palabra me da vida, Confío en Ti, Señor. Tu Palabra es eterna, En ella esperaré.

7 Dichoso el que con vida intachable camina en la ley del Señor. Dichoso el que guardando sus preceptos lo busca de todo corazón.

8 Tu Palabra me da vida, Confío en Ti, Señor. Tu Palabra es eterna, En ella esperaré.

9

10 Jn 21, 1-19 En aquel tiempo, Jesús se apareció otra vez a los discípulos junto al lago de Tiberíades. Y se apareció de esta manera: Estaban juntos Simón Pedro, Tomás apodado el Mellizo, Natanael el de Caná de Galilea, los Zebedeos y otros dos discípulos suyos. Simón Pedro les dice: "Me voy a pescar." Ellos contestan: "Vamos también nosotros contigo." Salieron y se embarcaron; y aquella noche no consiguieron nada.

11 Estaba ya amaneciendo, cuando Jesús se presentó en la orilla; pero los discípulos no sabían que era Jesús. Jesús les dice: "Muchachos, ¿tienen pescado? Ellos contestaron: "No." Él les dice: "Echen la red a la derecha de la barca y encontrarán." La echaron, y no tenían fuerzas para sacarla, por la multitud de peces.

12

13 ¡Es el Señor!, diceJuan

14 Y Pedro se ató la túnica y se echó al agua nadando hacia Jesús

15 Lanzarse hacia el Bien, es propio de los que aman Abandonando seguridades caducas, la vida Pascual es una sorpresa

16 ¿Nosotros seremos capaces de decir con Juan: ¡Es el Señor!? - Y ¿estaremos prontos para ir a Jesús, como Pedro? com

17 Los demás discípulos se acercaron en la barca, porque no distaban de tierra más que unos cien metros, remolcando la red con los peces.

18 ¿Vives para dar VIDA? Con Jesús los resultados son gratificantes

19 Al saltar a tierra, ven unas brasas con un pescado puesto encima y pan. Jesús les dice: "Traigan de los peces que acaban de pescar." Simón Pedro subió a la barca y arrastró hasta la orilla la red repleta de peces grandes: 153. Y aunque eran tantos, no se rompió la red. Jesús les dice: "Vengan, almuerzen. Ninguno de los discípulos se atrevía a preguntarle quién era, porque sabían bien que era el Señor.

20 Jesús se acerca, toma el pan y se lo da, y lo mismo el pescado.

21 Jesús se entrega como pan sobrenatural.

22 Y los confirma en la fe.

23 ¿Qué lecciones nos da aquí Jesús? - Jesús es nuestro amigo. - Sin mí no pueden hacer nada - Le gusta que aportemos lo nuestro.

24 Después de comer, dice Jesús a Simón Pedro: "Simón, hijo de Juan, ¿me amas más que éstos?" Él le contestó: "Sí, Señor, tú sabes que te quiero." Jesús le dice: "Apacienta mis corderos."

25 Lago al amanecer Estoy aquí, ¿me amas?

26 Por segunda vez le pregunta: "Simón, hijo de Juan, ¿me amas?" Él le contesta: "Sí, Señor; tú sabes que te quiero." Él le dice: "Pastorea mis ovejas." Por tercera vez le pregunta: "Simón, hijo de Juan, ¿me quieres?" Se entristeció Pedro de que le preguntara por tercera vez si lo quería y le contestó: "Señor, tú conoces todo, tú sabes que te quiero."

27 Cristo es la Roca donde apoyar nuestros compromisos Roca del Primado dentro de la iglesia del lugar El AMOR es el Espacio Sagrado, donde Jesús convoca a la Iglesia

28 Jesús le dice: "Apacienta mis ovejas. Te lo aseguro: cuando eras joven, tú mismo te ceñías e ibas adonde querías; pero, cuando seas viejo, extenderás las manos, otro te ceñirá y te llevará adonde no quieras." Esto dijo aludiendo a la muerte con que iba a dar gloria a Dios. Dicho esto, añadió: "Sígueme."

29 También hoy Jesús dice a la Iglesia: Sígueme Ciñámonos para un futuro comprometido

30 Señor, queremos continuar la obra que empezaste cerca del lago. Haz que nunca nadie la pueda detener

31 Creo en Dios PADRE todopoderoso, creador del cielo y de la tierra. Creo en Jesucristo, su único Hijo, nuestro Señor, que fue concebido por obra y gracia del Espíritu Santo, nació de Santa María Virgen, Padeció bajo el poder de Poncio Pilato, fue crucificado,

32 muerto y sepultado, descendió a los infiernos, al tercer día resucitó de entre los muertos, subió a los cielos y está sentado a la derecha de Dios Padre Todopoderoso. Desde allí ha de venir a juzgar a vivos y muertos.

33 Creo en el Espíritu Santo, la Santa Iglesia católica, la comunión de los santos, el perdón de los pecados, la resurrección de la carne y la vida eterna. Amén.

34 Créditos: José Martínez de Toda, S.J. Román Mendoza En todo amar y servir


Descargar ppt "La pesca milagrosa Domingo 3C de Pascua. ¡Qué alegría cuando me dijeron: Vamos a la casa del Señor! Ya están pisando nuestros pies tus umbrales, Jerusalén."

Presentaciones similares


Anuncios Google