La descarga está en progreso. Por favor, espere

La descarga está en progreso. Por favor, espere

TEMA 13: UN BALANCE DE DOS SIGLOS. FRENOS Y ESTÍMULOS AL CRECIMIENTO José J. García Gómez Historia Económica de España y Mundial. Siglos XIX y XX Licenciatura.

Presentaciones similares


Presentación del tema: "TEMA 13: UN BALANCE DE DOS SIGLOS. FRENOS Y ESTÍMULOS AL CRECIMIENTO José J. García Gómez Historia Económica de España y Mundial. Siglos XIX y XX Licenciatura."— Transcripción de la presentación:

1 TEMA 13: UN BALANCE DE DOS SIGLOS. FRENOS Y ESTÍMULOS AL CRECIMIENTO José J. García Gómez Historia Económica de España y Mundial. Siglos XIX y XX Licenciatura en Economía

2 ÍNDICE 1. INTRODUCCIÓN 2. CRECIMIENTO 3. LA CONTRIBUCIÓN DE LOS FACTORES PRODUCTIVOS 4. LAS MEJORAS DE EFICIENCIA 5. EL CAMBIO ESTRUCTURAL 6. LA INTERNACIONALIZACIÓN ECONÓMICA 7. EL PAPEL DEL ESTADO 8. ¿CONVERGE ESPAÑA?

3 INTRODUCCIÓN En este tema vamos a volver sobre toda la historia con una perspectiva de largo plazo Debemos: a) Valorar los cambios producidos b) Situarlos en un contexto europeo c) Reconsiderar la cronología d) Insistir en los factores críticos para el crecimiento de la economía española, bien como estímulos, bien como frenos al crecimiento

4 CRECIMIENTO España ha atravesado etapas de crecimiento, de estancamiento y de depresión Las primeras han sido más numerosas, duraderas e intensas y se han acabado imponiendo El crecimiento de la renta per cápita fue sostenido, aunque débil, a lo largo del siglo liberal, entre la primera guerra carlista y la guerra civil (dos guerras carlistas y dos guerras civiles)

5 CRECIMIENTO El crecimiento más fuerte se ha producido entre 1950 y 1973 En términos de convergencia predomina el escepticismo: España apenas ha convergido Se ha limitado (que no es poco) a correr igual que sus vecinos Lo ha hecho con pautas temporales distintas, pero no podemos afirmar que haya convergido

6 CRECIMIENTO En términos relativos, todavía hoy estamos por debajo de la situación de 1800 Es de esperar que la presencia de España en la UE permita concluir el trayecto que debería situarnos en el promedio de renta per cápita de la Unión Nos hemos centrado en la comparación con la UE-15

7 CRECIMIENTO Esto tiene sentido: España forma parte de la UE y le ha cedido toda su soberanía monetaria y una parte sustancial de su soberanía en política económica La UE es, por nivel de vida y por modelo político, económico y social, nuestro horizonte Pero también es necesario reflexionar sobre nuestra posición relativa respecto a los países más avanzados y respecto al mundo

8

9 CRECIMIENTO La primera columna relaciona el PIB pc español con el del conjunto del mundo En 1820, cuando la crisis del Antiguo Régimen estaba avanzada y España ya había sufrido la invasión francesa, el nivel de España se situaba por encima del mundial España no dejaba de ser un Imperio, en declive, pero un Imperio De 1820 a 1950 la tendencia será de fuerte convergencia hacia la media mundial

10 CRECIMIENTO Esto subraya la decepcionante trayectoria española a lo largo del siglo XIX y la primera mitad del siglo XX La segunda mitad será un éxito completo El nivel español, cercano a la media mundial pasa a doblarla en 1973 y a multiplicarla por 2,5 en 1998

11 CRECIMIENTO En la segunda columna se recuerda cual era el país con PIB pc más alto (el líder mundial) Suiza encabezaba la clasificación de bienestar material en 1973 y Holanda lo hacía en 1820 Esta comparación del nivel español revela que el éxito respecto al promedio mundial no se ha repetido respecto al líder mundial

12 CRECIMIENTO El PIB per cápita español sigue más lejos del estadounidense de lo que estaba el de 1820 respecto del holandés Algo análogo ocurre respecto al conjunto de la UE occidental Nuestra cronología insiste en la existencia de una fuerte regresión económica en los años que van desde el estallido de la guerra civil a la liquidación de la autarquía

13 CRECIMIENTO Antes hay crecimiento lento, con tendencia a la divergencia Después hay crecimiento rápido y tendencia a la convergencia Nos queda un área de incertidumbre: la primera mitad del siglo XIX

14 LA CONTRIBUCIÓN DE LOS FACTORES PRODUCTIVOS ¿Cuáles son los determinantes del crecimiento? Haría falta conocer cual ha sido la contribución de cada factor productivo al crecimiento y la contribución de la productividad total de los factores (PTF, el residuo no explicado) Los factores que se suelen considerar son dos: trabajo y capital

15 LA CONTRIBUCIÓN DE LOS FACTORES PRODUCTIVOS En realidad debería ampliarse a tres, incluyendo la tierra, si estamos ante economías de base agraria Recientemente la teoría del crecimiento ha preferido recombinar la clasificación tradicional y distinguir sólo dos factores: capital humano y capital físico El primero consiste en el trabajo en todas sus categorías (del no cualificado al muy cualificado) y el factor empresarial

16 LA CONTRIBUCIÓN DE LOS FACTORES PRODUCTIVOS El segundo incorpora la tierra y las diversas formas del capital en su acepción tradicional (desde infraestructuras de transporte a maquinaria) La estimación de la contribución de cada factor debe ir seguida de la estimación del residuo o productividad total de los factores (PTF) La PTF constituye la mejora de la eficiencia: en qué medida una economía consigue crecer más gracias a combinar mejor los factores disponibles

17

18 LA CONTRIBUCIÓN DE LOS FACTORES PRODUCTIVOS Tenemos indicaciones de la evolución de la productividad de la tierra desde mediados del siglo XVIII a la Primera Guerra Mundial La productividad del trabajo agrícola fue constante a lo largo del siglo XIX pero hubo aumentos de la productividad de la tierra (se dobló entre 1820 y 1905) Los trabajadores no aumentaron su productividad pero la tierra sí

19 LA CONTRIBUCIÓN DE LOS FACTORES PRODUCTIVOS El aumento de ésta no se debió a más insumos (abonos, regadío, etc.) sino a un uso más eficiente de la tierra ¿De dónde pudo venir éste? Vino de pequeños adelantos técnicos, pero principalmente de la especialización agrícola regional derivada del aprovechamiento de la integración de los mercados, nacional e internacional

20 LA CONTRIBUCIÓN DE LOS FACTORES PRODUCTIVOS Simpson es más pesimista sobre el crecimiento de la productividad de la tierra y sugiere un largo estancamiento (la larga siesta) Después de la Gran Guerra las tendencias son distintas La productividad del trabajo y la de la tierra aumentan y los salarios agrícolas suben

21 LA CONTRIBUCIÓN DE LOS FACTORES PRODUCTIVOS Los especialistas coinciden en el dinamismo agrario en el periodo de entreguerras Esto se interrumpirá con la guerra civil Hay una gran regresión, con la productividad de la tierra y del trabajo hundiéndose Después de 1950 la productividad de la tierra volverá a aumentar y le seguirá la del trabajo

22 LA CONTRIBUCIÓN DE LOS FACTORES PRODUCTIVOS La visión extremadamente negativa del campo español está condicionada por la experiencia vital de los que han visto con sus propios ojos el atraso de la agricultura española en los 40 y principios de los 50 Pero la situación que se creó tras la guerra no es extrapolable hacia atrás La cesura del régimen franquista es muy profunda y afectó a la remuneración de los factores

23 LA CONTRIBUCIÓN DE LOS FACTORES PRODUCTIVOS Los salarios agrícolas se hundieron Indicios de este cambio pueden apreciarse en la abundancia del servicio doméstico, que había ido reduciéndose en el primer tercio del siglo XIX

24 LA CONTRIBUCIÓN DE LOS FACTORES PRODUCTIVOS La cantidad de trabajo depende de la evolución demográfica, combinada con la tasa de actividad, la tasa de ocupación y el nº de horas trabajadas por persona y año Sólo tenemos datos precisos del primero: de la población total En los dos últimos siglos se ha multiplicado por 4, y de 1850 a 2000 por 3

25 LA CONTRIBUCIÓN DE LOS FACTORES PRODUCTIVOS En las últimas tres o cuatro décadas, el efecto conjunto de todos estos cambios ha tendido a reducir la disponibilidad de trabajo, pero en periodos anteriores pudo haber sucedido que la oferta de trabajo fuera mucho más flexible

26 LA CONTRIBUCIÓN DE LOS FACTORES PRODUCTIVOS En cuanto a la cualificación del trabajo, hemos estudiado cómo afectó, en el siglo XIX, la ausencia de gasto público educativo a la escolarización de los niños Las tasas de analfabetización eran muy altas en 1850 Francia tenía un 42% de analfabetismo e Inglaterra un 38% Italia estaba en el mismo nivel que España

27 LA CONTRIBUCIÓN DE LOS FACTORES PRODUCTIVOS El analfabetismo se irá reduciendo a una velocidad muy moderada entre 1860 y 1875 (6 puntos) y 1875 y 1890 (5 puntos) A partir de 1890 se irá acelerando En 1910 la tasa era del 48%, cuando Inglaterra ya lo había erradicado, Francia lo había reducido al 13% e Italia al 38% Hay un cambio entre 1910 y 1920 (la tasa cae 9 puntos) y entre 1920 y 1930 (8 puntos)

28 LA CONTRIBUCIÓN DE LOS FACTORES PRODUCTIVOS Los especialistas han explicado que lo importante es el grado de alfabetización del sexo menos alfabetizado (las capacidades de cambio dependen de él) En España la alfabetización femenina ha seguido con mucho retraso los avances de la masculina

29 LA CONTRIBUCIÓN DE LOS FACTORES PRODUCTIVOS El problema del diferencial de sexo era más acusado en las regiones meridionales y pudo representar un freno a las posibilidades de emigración que existían en la primera globalización y en los años 20

30 LA CONTRIBUCIÓN DE LOS FACTORES PRODUCTIVOS El déficit de escolarización comenzó a corregirse con el nuevo siglo No sólo consistió en alfabetizar, sino en aumentar los años de escolarización Esto contribuyó a los progresos de la economía española en el decenio de 1920 y comienzos de los 30 La represión que se abatió sobre los maestros tras la guerra civil diezmó el magisterio

31 LA CONTRIBUCIÓN DE LOS FACTORES PRODUCTIVOS La escolarización progresó lentamente hasta 1960 A partir de ese momento la educación vuelve a atraer recursos públicos y a convertirse en una palanca de crecimiento En sentido contrario, los grandes periodos de divergencia en el PIB per cápita español están asociados a épocas de retroceso en los niveles de escolarización: entre 1880 y el estallido de la Gran Guerra y el primer franquismo

32

33 LA CONTRIBUCIÓN DE LOS FACTORES PRODUCTIVOS ¿Qué ocurrió con el empresariado? Sólo disponemos de evaluaciones cualitativas, que tienden a ser muy negativas sobre la iniciativa empresarial española en el siglo XIX Podemos compara el capital de las sociedades constituidas con el PIB

34

35 LA CONTRIBUCIÓN DE LOS FACTORES PRODUCTIVOS El resultado sería: 1. La tendencia es decreciente - A lo largo del tiempo los nuevos capitales de las sociedades constituidas en España tienden a representar una fracción cada vez menor del PIB - Si la comparación fuera con la FBCF la proporción sería aún más decreciente porque la FBCF crece más deprisa que el PIB

36 LA CONTRIBUCIÓN DE LOS FACTORES PRODUCTIVOS - Podemos explicar la tendencia declinante por el mayor peso que tienen las sociedades ya constituidas a la hora de plantear nuevos proyectos de inversión - Pero es un indicio de que la iniciativa empresarial ha tendido a reducirse - Hoy en día, las barreras a la entrada en el mercado empresarial son más altas que en 1900

37 LA CONTRIBUCIÓN DE LOS FACTORES PRODUCTIVOS 2. Importancia de algunas coyunturas especialmente fértiles en la iniciativa empresarial - El auge intersecular destaca sobre todos los demás (momento decisivo para el desarrollo del tejido empresarial español) - Los años finales de la Gran Guerra y los sucesivos son muy dinámicos y reflejan la gran acumulación de capitales para la inversión

38 LA CONTRIBUCIÓN DE LOS FACTORES PRODUCTIVOS - Las iniciativas empresariales se multiplicaron ante la coincidencia de liquidez y nuevas oportunidades de negocio - Los años posteriores a la guerra civil son otro momento de iniciativa empresarial, pues la guerra fue favorable a los sectores empresariales y el nuevo régimen ofreció altas expectativas a los que tenían proyectos empresariales

39 LA CONTRIBUCIÓN DE LOS FACTORES PRODUCTIVOS - En la década de los 40 se configura un nuevo conjunto de empresas fruto de la iniciativa empresarial pública - Destacan también los años de bonanza anteriores a la crisis del petróleo y los años sucesivos al ingreso de España en la CEE

40 LA CONTRIBUCIÓN DE LOS FACTORES PRODUCTIVOS Algunos datos: - Las sociedades constituidas en Madrid en 1846 representaron, por sí solas, el 7,9% del PIB de Las constituidas en Barcelona en 1881 (febre d´or) representaron el 7,7% del PIB de ese año - Son valores equivalentes a los del auge de 1901

41 LA CONTRIBUCIÓN DE LOS FACTORES PRODUCTIVOS - Esto sugeriría que la iniciativa empresarial en la segunda mitad del siglo XIX no fue un bien tan escaso - Fue más abundante que en el siglo XX - En la segunda mitad del siglo XX, cuanto mayor ha sido el crecimiento menor ha sido la iniciativa empresarial

42 LA CONTRIBUCIÓN DE LOS FACTORES PRODUCTIVOS Alternativamente podemos comparar el número de sociedades constituidas con el PIB en términos reales Esto daría lugar a un índice con base 100 en 1901, el punto álgido en el gráfico anterior El resultado muestra una gran estabilidad en el número de sociedades creadas por unidad de PIB a precios constantes

43

44 LA CONTRIBUCIÓN DE LOS FACTORES PRODUCTIVOS Se aprecian episodios de dinamismo en torno a la primera guerra mundial y los años siguientes, y en los años de la inmediata posguerra civil Poco más cabe destacar hasta que la serie despega hacia 1980 Esto sugiere el impacto de cambios en la legislación, pero también el final de un sistema de creación de sociedades de gran tamaño (lo que implica elevadas barreras de entrada para los nuevos empresarios) y el inicio de una nueva etapa en la que las empresas que se crean son más pequeñas pero también más abundantes

45 LA CONTRIBUCIÓN DE LOS FACTORES PRODUCTIVOS En este caso habría motivos para la esperanza respecto al dinamismo de la iniciativa empresarial Y habría fundamento para señalar que en el siglo precedente a 1980 la iniciativa empresarial fue un factor muy estable

46 LA CONTRIBUCIÓN DE LOS FACTORES PRODUCTIVOS ¿Qué ocurrió con el capital físico? Las series de stock de capital se calculan por el método del inventario perpetuo (se suma el montante de las inversiones realizadas en el pasado y se van retirando conforme a un esquema de amortización) la FBCF ha tendido a crecer con fuertes fluctuaciones en distintos periodos, siempre más fuertes que el PIB

47

48 LA CONTRIBUCIÓN DE LOS FACTORES PRODUCTIVOS Distinguimos: - El ciclo de intensa construcción ferroviaria ( ) - Los años de la segunda oleada ferroviaria - El boom intersecular - El auge anterior a la Gran Guerra - El largo ciclo expansivo de la década de La tímida reconstrucción posbélica - El pequeño auge de la primera liberalización ( )

49 LA CONTRIBUCIÓN DE LOS FACTORES PRODUCTIVOS - La década de los 50 - El largo periodo de expansión de 1960 a La euforia de los años sucesivos al ingreso en la CEE

50 LA CONTRIBUCIÓN DE LOS FACTORES PRODUCTIVOS La inversión ha crecido mucho más deprisa que el PIB, y la tasa de inversión lo confirma Hacia 1850 la tasa de inversión de la economía española era pequeña, propia de una economía preindustrial Según Rostow, el esfuerzo inversor que consiente iniciar un proceso de industrialización debe estar sobre el 5% del PIB No parece que España estuviera cerca de este nivel

51 LA CONTRIBUCIÓN DE LOS FACTORES PRODUCTIVOS El ciclo de inversión ferroviaria llevará la FBCF hasta casi un 10% del PIB (punto de llegada de la primera etapa de industrialización) España realizó un esfuerzo muy concentrado en el tiempo para dotarse del capital que deseaba Sin embargo no pudo sostener tasas tan altas durante muchos años En la segunda mitad de la década de 1860 la FBCF cayó en picado, pero sin volver a los niveles de partida

52

53 LA CONTRIBUCIÓN DE LOS FACTORES PRODUCTIVOS Después de 1872 el nivel del 5% del PIB se superará siempre, pero el 10% no Se volverá a alcanzar en ocasiones puntuales (1883) pero sólo se superará regularmente a partir del auge intersecular Doblar la tasa de inversión hasta el 20%, propio de una economía plenamente industrializada, tomará más de medio siglo El objetivo se alcanzó en 1929

54 LA CONTRIBUCIÓN DE LOS FACTORES PRODUCTIVOS Después, la sucesión de episodios depresivos hundió la cuenta inversora hasta el 11% Se recuperará a partir de 1946, para superar el 20% una década más tarde Los máximos se alcanzarán entre (30%) Bajará diez puntos hasta 1984 para recuperarse después hasta la actualidad

55 LA CONTRIBUCIÓN DE LOS FACTORES PRODUCTIVOS Por otro lado, podemos agregar las series de FBCF de la UE-15 y calcular la parte de España La FBCF española pasa del 4% de la de la UE al 11% Este incremento no se distribuye uniformemente a lo largo del tiempo De 1850 a 1960 se mantiene en un nivel en torno al 4%

56 LA CONTRIBUCIÓN DE LOS FACTORES PRODUCTIVOS Después de 1960 crece bastante regularmente En realidad, el despegue de la serie ya se había producido, con visos de permanencia, desde 1910 y hasta 1935 La convergencia inversora con Europa parecía haberse puesto en marcha hacia 1910 Este crecimiento no logra consolidarse, y los veinte años posteriores a 1935 constituyen un paso atrás

57 LA CONTRIBUCIÓN DE LOS FACTORES PRODUCTIVOS Sobresale el ciclo de inversión ferroviaria, sobretodo entre También sobresalen otros periodos: En estos años la economía española genera mucha más inversión que la europea, no siempre por incrementos españoles sino por depresiones europeas

58

59 LAS MEJORAS DE EFICIENCIA El crecimiento económico consiste en aplicar más capital físico y humano a las mismas unidades de trabajo Si comparamos la España de 1850 con la de 2000, probablemente la cantidad de trabajo (sin considerar su cualificación) sólo se haya multiplicado por dos o tres En cambio, el producto se ha multiplicado por 40

60 LAS MEJORAS DE EFICIENCIA La diferencia procede del crecimiento del stock de capital físico y humano Los aumentos de la productividad del trabajo sostienen incrementos en la remuneración del trabajo y mejoras en el ingreso real No es lo mismo aplicar más tierra que aplicar más maquinaria o que aplicar más conocimientos

61 LAS MEJORAS DE EFICIENCIA Lo primero no permite más que un crecimiento extensivo, que puede colapsarse si las cantidades de trabajo crecen más deprisa que las de tierra El crecimiento intensivo, por aplicación de más capital, es de más calidad porque es sostenible Aun así, hay ocasiones en que se encuentran límites a la aplicación de más capital físico por unidad de trabajo

62 LAS MEJORAS DE EFICIENCIA Una sociedad sobrecapitalizada puede ser muy ineficiente (las economías socialistas reales son un ejemplo) La combinación de los factores debe ser eficiente Las mejoras de eficiencia son fundamentales, y suelen proceder de mejoras en la eficiencia asignativa y de mejoras en las tecnologías disponibles

63 LAS MEJORAS DE EFICIENCIA Para el siglo XIX español las mejoras tecnológicas fueron significativas, pero fue la eficiencia asignativa la que más progresó Consistió en más comercio, con sus consecuencias en términos de especialización Las reformas de la revolución liberal fueron en esta dirección, y los desarrollos de la segunda mitad del siglo las profundizaron

64 LAS MEJORAS DE EFICIENCIA Los frenos fueron de menor entidad y prueba de ello es: a) La creciente integración del mercado español b) La creciente integración en la economía internacional c) La multiplicación de los mercados d) El avance de la urbanización e) Los beneficios de la libertad económica que redundarán en más especialización productiva

65 LAS MEJORAS DE EFICIENCIA España aprovechó las mejoras en la eficiencia y también las sufrió Algunos avances en la eficiencia asignativa a escala mundial se produjeron a su costa Las pérdidas del Imperio americano a principios y a finales del siglo XIX constituyeron mejoras en la eficiencia asignativa para las ex colonias, para las nuevas metrópolis de referencia y para todo el mundo excepto para España

66 LAS MEJORAS DE EFICIENCIA Además de los costes directos de las guerras y de su liquidación, existen los costes indirectos de pasar a un sistema de pleno mercado y de economía abierta Como ha podido comprobarse con las transiciones de las economías de socialismo real a la economía de mercado, estos costes son muy importantes

67 LAS MEJORAS DE EFICIENCIA España tuvo que adaptarse a una nueva situación en la que su producto nacional bruto era menor El empobrecimiento y la pérdida de mercados son mecanismos de reducción de la eficiencia asignativa y tienen efectos dinámicos que pueden ser importantes: - Liquidación de actividades económicas de alta productividad - Regresión en la especialización productiva - Desurbanización

68 LAS MEJORAS DE EFICIENCIA Entre la Gran Guerra y el Plan de Estabilización, el progreso económico de España dependió casi íntegramente de mejoras tecnológicas Éstas se produjeron en casi todos los ámbitos La electrificación, la motorización, la medicación moderna, etc. incrementó la productividad

69 LAS MEJORAS DE EFICIENCIA En cambio, la eficiencia asignativa no se dejó de sufrir: - La economía española se alejó de la economía internacional - Las pautas de especialización regional se alteraron - El grado de industrialización se redujo y el de agrarización aumentó - Muchos mercados se fragmentaron

70 LAS MEJORAS DE EFICIENCIA Todo ello contribuyó a limitar el crecimiento Además, el Estado intervino de manera creciente imponiendo sus preferencias aunque tuvieran costes de oportunidad altísimos Para los años del milagro económico ( ), Cebrián sugiere que 1/3 del crecimiento del producto procedió de la contribución del factor capital y 2/3 de la PTF

71 LAS MEJORAS DE EFICIENCIA Ésta crece a una tasa anual del 3,8% Sólo un 3% del crecimiento del PIB deriva de la contribución del factor trabajo La experiencia española es muy parecida a la de otros países de Europa occidental, con la diferencia de que España disfruta de tasas de contribución de la PTF más altas Europa contaba con un enorme potencial de cambio estructural (transfiriendo activos del sector agrario al sector industrial y de servicios)

72 LAS MEJORAS DE EFICIENCIA Además, disfrutaba de destinos para las migraciones laborales, dentro de cada país y en el ámbito europeo, y gozaba de una creciente integración comercial El decenio de crisis ( ) es más complejo Todas las interpretaciones coinciden en la contribución negativa del trabajo al crecimiento del producto y la positiva del capital físico, pero no hay acuerdo sobre la PTF

73 LAS MEJORAS DE EFICIENCIA Para algunos, el crecimiento de la PTF explica todo el crecimiento del PIB Para otros la PTF explica el diferencial de crecimiento negativo con los países del área de la OCDE La PTF contribuyó mucho al crecimiento realmente existente, pero fue incapaz de evitar la divergencia de la economía española

74 LAS MEJORAS DE EFICIENCIA Las tendencias depresivas de los factores trabajo y capital eran demasiado fuertes Desde la integración a la CEE la contribución de los factores se ha equilibrado En el ciclo la parte del trabajo ha subido hasta el 40%, la del capital al 30% y la PTF lo mismo

75 LAS MEJORAS DE EFICIENCIA A medida que se ha liberalizado el mercado de trabajo y que ha aumentado la tasa de ocupación y la tasa de actividad, el crecimiento económico se ha vuelto más intensivo en trabajo y menos en capital y PTF Entre 1965 y 1990 la contribución de la PTF es muy dominante Se debe a que los periodos cuando más se crece suelen asociarse a fuertes contribuciones de las mejoras en la eficiencia asignativa

76 LAS MEJORAS DE EFICIENCIA Este diagnóstico implica otorgar una gran centralidad a los procesos que las generan: el cambio estructural, la internacionalización de la economía y las políticas públicas

77

78 EL CAMBIO ESTRUCTURAL Se utiliza el grado de urbanización como indicador del cambio estructural La urbanización es la única variable sintética disponible del cambio estructural y del crecimiento Captura el desarrollo de la población industrial y de servicios Los datos nos proporcionan una visión muy dinámica de buena parte del siglo XIX

79 EL CAMBIO ESTRUCTURAL Mientras que la distribución de la población activa subraya la estabilidad del sector primario, la urbanización proporciona evidencia del cambio No el primer tercio del siglo (de 1787 a 1860 no hay grandes cambios), pero sí se aprecia un dinamismo entre 1836 y 1857 Ello limitaría el periodo de regresión a

80 EL CAMBIO ESTRUCTURAL Esta cronología recorta a la perfección el período de crisis del Antiguo Régimen A partir de 1857/1860 la evidencia es contundente: la urbanización no cesa de progresar Hay indicios de saturación a partir de 1891 También hay indicios de aceleración del proceso en la década de 1960, para desacelerarse a continuación

81

82 EL CAMBIO ESTRUCTURAL El cambio estructural más simple y poderoso es el que desplaza la actividad económica desde el sector primario al secundario Es el proceso de industrialización Si nos fijamos en el crecimiento relativo y en el desplazamiento de la población activa, el sector primario mantuvo su cuota muy alta hasta 1910 Se redujo entre 1910 y 1930, en beneficio de los sectores secundario y terciario

83 EL CAMBIO ESTRUCTURAL Esto se invirtió en 1940, dando lugar a un periodo de ruralización que duró hasta 1950 De 1950 hasta la actualidad se ha vuelto a la senda del desplazamiento de mano de obra del campo a la ciudad La industria fue la beneficiada de este proceso entre 1950 y 1970, mientras que los servicios lo han sido después de 1970

84 EL CAMBIO ESTRUCTURAL Las cifras absolutas dan información suplementaria Hay una gran estabilidad en la población dedicada al sector agrario Entre 1877 y 1960 el campo español dispondrá de más de 4 millones de activos masculinos

85 EL CAMBIO ESTRUCTURAL Hay tendencias: - Las cifras aumentan de 1877 a Se reducen de 1910 a 1930 (caen por debajo de los 4 millones) - Suben en 1940 y 1950 (un millón más que en 1930) - En 1950 se registran 5 millones

86 EL CAMBIO ESTRUCTURAL Es este el punto a partir del cual comienza el vaciado del campo español Pero en 1960 aún hay más hombres en edad activa que en 1930 La emigración más intensa se producirá entre 1960 y 1980, cuando el campo pierde 2,7 millones de activos masculinos

87 EL CAMBIO ESTRUCTURAL La población activa masculina en la industria y la construcción crecía lentamente de 1877 a 1910, pero más que doblará en el veintenio sucesivo Este espectacular aumento es muy importante No se volverá a repetir con tanta intensidad en el siglo XX Constituye el período de formación de una población de trabajadores industriales (la clase obrera)

88 EL CAMBIO ESTRUCTURAL La guerra civil reducirá la dimensión de los activos masculinos de la industria Partiendo de este mínimo, cada una de las tres décadas sucesivas asistirá a incrementos muy importantes de esta población El máximo se alcanzará a mediados de los 70

89 EL CAMBIO ESTRUCTURAL Los servicios seguirán una trayectoria muy parecida, ya que hasta fechas recientes no constituían más que un apoyo indispensable de la actividad industrial (comercio, finanzas, transportes, etc.) Sólo en el último cuarto de siglo el crecimiento de los servicios se ha desvinculado del de la industria

90 EL CAMBIO ESTRUCTURAL La extensión del Estado del Bienestar ha implicado la contratación de trabajadores para servicios asistenciales, educativos, sanitarios y administrativos no relacionados con la actividad industrial

91

92 EL CAMBIO ESTRUCTURAL La descomposición del PIB por sectores nos permite matizar la explicación En la segunda mitad del siglo XIX, y hasta 1920, el crecimiento del producto industrial es más rápido que el del sector agrario La década de 1860 a 1870 fue favorable al sector agrario, mientras que la de 1890 a 1900 lo fue para el industrial

93 EL CAMBIO ESTRUCTURAL Los años 20 fueron de desplazamiento del producto de la agricultura a la industria, y la década sucesiva fue de fuerte desindustrialización en provecho de la agricultura y los servicios En los 50 hay desplazamiento de la agricultura a la industria Después de 1960 el vaciado del sector primario se ha realizado en provecho casi exclusivo del sector servicios

94 EL CAMBIO ESTRUCTURAL La resistencia del sector agrario a reducir su peso ha dado lugar a los debates más vivos en la historiografía La posición industrialista (Nadal) argumenta que el retraso de la industrialización se debió al freno que representaba el atraso del sector agrario Un mundo rural pobre no podía constituir un mercado para la industria

95 EL CAMBIO ESTRUCTURAL Sin ese mercado doméstico no había posibilidad de ganar la dimensión, la escala que consintiera una competitividad adecuada para penetrar en los mercados internacionales Para Prados, los problemas de la industria derivaban de su propia ineficacia, amparada por el proteccionismo arancelario No propone que la agricultura hubiera sido dinámica, sino que descarta que la industria hubiera sido hubiera sido frenada por el sector agrario

96 EL CAMBIO ESTRUCTURAL Los agraristas han ido más allá y reivindican que la agricultura en el período liberal fue económicamente progresiva y que se adaptó a los retos de la economía capitalista, de mercado e integrada internacionalmente Hasta la primera guerra mundial la ausencia de grandes flujos migratorios entre el campo y la ciudad se debía a la escasa diferencia entre la remuneración del trabajo en los dos ámbitos

97 EL CAMBIO ESTRUCTURAL La alta proporción de activos agrarios reflejaba tanto el carácter intensivo en trabajo de la agricultura exportadora española como la escasa productividad de la industria El modelo sólo se alteraría con la primera guerra mundial

98

99 EL CAMBIO ESTRUCTURAL La percepción del siglo XIX largo (hasta 1913) está muy sesgada por los desarrollos que se producen después de 1914 Sin el estallido de la Gran Guerra deberíamos admitir que, al menos durante algunas décadas España habría seguido creciendo partiendo de sus ventajas comparativas definidas en el siglo XIX: agricultura y minería de exportación

100 EL CAMBIO ESTRUCTURAL El declive de la minería habría sido mucho más lento y el auge de la agricultura exportadora, muy competitiva, habría continuado a tasas similares a las que ya experimentaba No se habría producido el fortísimo desarrollo industrial de los años de la guerra y no se habrían producido las grandes migraciones hacia Cataluña o Francia

101 EL CAMBIO ESTRUCTURAL La agricultura andaluza habría podido absorber mejor sus excedentes de mano de obra y no se habrían acentuado tanto ni los desequilibrios territoriales ni los desequilibrios sociales La guerra cortó en dos la historia del mundo Para los españoles el corte más importante es el de la guerra civil, pero a escala europea y a escala mundial el corte es 1914 La guerra trastocó el futuro de la economía

102 EL CAMBIO ESTRUCTURAL Si no hay culpables del fracaso; si la industria debe pechar con sus ineficiencias y la agricultura con las suyas, ¿cómo es que hasta la Gran Guerra España fue divergiendo de las economías avanzadas?

103 LA INTERNACIONALIZACIÓN ECONÓMICA El comercio exterior ha sido una palanca del crecimiento económico español contemporáneo La serie de apertura (valor del comercio exterior dividido por el PIB) señala que las mejores épocas de la economía española están siempre vinculadas a incrementos del grado de apertura Hay excepciones limitadas: la primera guerra mundial fue un periodo de cierre pero una coyuntura excepcional, parecido a la segunda guerra mundial

104 LA INTERNACIONALIZACIÓN ECONÓMICA La etapa de liberalización comercial de 1850 a 1880 fue, en términos europeos, normal: toda Europa tendió a abrirse y España lo hizo en la misma proporción De 1880 a 1900 España tendió a abrirse más que sus socios europeos Esto puede explicarse por el retraso español en aplicar políticas proteccionistas y por la permanencia del dinamismo exportador

105 LA INTERNACIONALIZACIÓN ECONÓMICA Durante el primer tercio del siglo hubo altibajos, pero la caracterización de la economía española es cada vez más cerrada El verdadero cambio fue la autarquía Se colapsó el grado de apertura respecto al del conjunto de los demás países La autarquía, con sus más ( ) y sus menos ( ) duró hasta la liberalización de 1959

106 LA INTERNACIONALIZACIÓN ECONÓMICA El Plan de Estabilización y el nuevo arancel resituaron a España en los niveles de antes de la guerra civil Ya en la democracia desplegó esfuerzos para abrirse comercialmente La integración en la UE ha facilitado el camino y ha acabado generando un grado de apertura en la media de la UE

107

108 LA INTERNACIONALIZACIÓN ECONÓMICA En la relación económica con el resto del mundo no sólo cuenta la política comercial, sino también la política cambiaria El grado de apertura refleja los cambios de ambas políticas Disponemos de series de tipos de cambio, datos sobre el comercio exterior por países y series de precios Con todo ello se puede calcular el Tipo de Cambio Efectivo Real (TCER) de la peseta

109 LA INTERNACIONALIZACIÓN ECONÓMICA Es efectivo por tener en cuenta el peso de los distintos socios comerciales y real por descontar la inflación diferencial El TCER es una aproximación al tipo de cambio de paridad de poder adquisitivo Desde la creación de la peseta en 1868 hasta su desaparición la tendencia del TCER ha sido estable Sin embargo, destaca los años que van desde la guerra civil a mediados de los 50

110

111 LA INTERNACIONALIZACIÓN ECONÓMICA Desde el estallido de la guerra la política del nuevo régimen es de reforzamiento permanente de la cotización de la peseta, y ello provoca una apreciación de facto El ápice del movimiento de apreciación se produce entre 1947 y 1949, cuando la peseta vale unas dos veces y media más de lo que debería A partir de ese momento comenzará a actuar el reformismo silencioso del franquismo

112 LA INTERNACIONALIZACIÓN ECONÓMICA Éste consistió en corregir las intervenciones más extremas Un ejemplo es el sistema de tipos de cambio múltiples, que esconderá una devaluación de la peseta Sin embargo serán necesarias varias intervenciones para lograr que la peseta aterrice sobre su verdadero valor de mercado: 1949, 1951, 1957 y 1959

113 LA INTERNACIONALIZACIÓN ECONÓMICA En 1959 se produce la completa aceptación de la convertibilidad El momento excepcional de la relación de la economía española con la del resto del mundo se sitúa en el primer franquismo Desde 1880 existía una tendencia a la apreciación Suele asociarse ese momento con la decisión, de facto, de abandonar el patrón oro

114 LA INTERNACIONALIZACIÓN ECONÓMICA Puede considerarse que las autoridades monetarias españolas tendieron a fijar una política monetaria más bien contractiva hasta 1936, que tendió a dificultar la posición competitiva de la economía española

115 EL PAPEL DEL ESTADO Analicemos el papel del Estado en la asignación de los recursos ¿Ha sido positiva o negativa su contribución al crecimiento? Gasto del Estado en relación al PIB Durante más de un siglo, de 1850 a 1970 el gasto público ha sido muy estable y no supera el 10% del PIB Hay excepciones vinculadas a la movilización durante la segunda guerra mundial

116 EL PAPEL DEL ESTADO En el primer tercio del siglo XX se aprecia una tendencia al incremento que no se sostendrá una vez acabada la desmovilización en 1945 Habrá que esperar hasta 1976 para detectar un poderoso cambio de tendencia alcista El cambio de tendencia es anterior, de los sesenta (relacionado con las primeras etapas de la SS y con el despliegue del Estado del Bienestar)

117 EL PAPEL DEL ESTADO El Estado español y todas las administraciones públicas después han pesado discretamente sobre la economía española hasta el último tercio del siglo XIX El Estado puede contribuir al crecimiento mediante la reducción de su carga o mediante el empleo de recursos para la provisión de bienes públicos

118

119 EL PAPEL DEL ESTADO Si éstos contribuyen al crecimiento y los agentes privados no están en condiciones de proveerlos, será necesario que el Estado gaste más Hay un desinterés del Estado por la educación hasta 1901 Con el cambio de siglo y el regeneracionismo la Administración comienza a gastar en educación primaria

120 EL PAPEL DEL ESTADO La tendencia se mantendrá durante tres décadas Con la II República el gasto público en educación recibirá un espaldarazo El nuevo régimen se despreocupará inicialmente por el gasto educativo, pero en 1950 volverá a comprometerse en proporciones similares a las de la República A mediados de los 60 se producirá un cambio importante

121 EL PAPEL DEL ESTADO Las orientaciones tecnocráticas priorizarán la educación En la última década del franquismo se produce un salto importantísimo en gasto educativo

122 EL PAPEL DEL ESTADO La sanidad es otro bien público La salud pública sólo puede tratarse desde las AAPP, y es una externalidad positiva de máxima importancia En España hubo una falta absoluta de implicación por parte del Estado hasta 1970 Hay unos primeros esfuerzos en el franquismo, pero el gasto sanitario no explotará hasta 1973

123

124 EL PAPEL DEL ESTADO En cuanto a la provisión pública de infraestructuras ha habido oleadas de gasto, relacionadas con las nuevas tecnologías disponibles y con el grado de implicación de los gobiernos La promoción de los ferrocarriles constituyó una prioridad de los gobiernos decimonónicos, al igual que las carreteras y los embalses para muchos gobiernos del siglo XX

125 EL PAPEL DEL ESTADO En la segunda mitad del siglo XX el Estado ha oscilado entre políticas clásicas de fomento y políticas de regulación económica, que han llegado a ser muy costosas Con los mismos recursos públicos se pueden desarrollar intervenciones muy positivas para el crecimiento o de eficiencia dudosa

126 EL PAPEL DEL ESTADO Dentro del gasto del Estado no podemos olvidar que uno de los gastos menos eficientes (el servicio de la Deuda) se ha ido reduciendo a lo largo del siglo XX

127

128 EL PAPEL DEL ESTADO La Hacienda liberal sufrió de insuficiencia de recursos Si comparamos el déficit con los recursos financieros del Estado vemos que ha habido cuatro grandes momentos de generación de déficit: 1. Década de 1860 y primeros años de la siguiente - Se combinan los elevados gastos militares de Isabel II con la abolición de los impuestos de consumos a raíz de la Gloriosa (1868)

129 EL PAPEL DEL ESTADO - La Restauración será un período de orden presupuestario - Hay que exceptuar la guerra de Cuba, que no cargó inicialmente sobre el Presupuesto peninsular 2. Se romperá el control del Déficit con la siguiente guerra colonial, la de Marruecos - Coincide con la guerra europea, y ello ayudará a mantener alta la movilización militar - Durante la Dictadura de Primo de Rivera se recupera el equilibrio

130 EL PAPEL DEL ESTADO 3. Tras la guerra civil, los déficits vuelven con la movilización militar durante la segunda guerra mundial - Coincide con el pánico del régimen a una posible invasión extranjera y la amenaza de las guerrillas (maquis) - Liquidados estos peligros sobreviene un periodo de estabilidad presupuestaria - Se romperá con la democracia y el Estado del Bienestar

131 EL PAPEL DEL ESTADO 4. Décadas de 1970 y 1980 y rebrote en los 90 - Los saldos negativos de los años 90 han sido más leves en términos de los recursos no financieros del Estado - En cambio, en términos de PIB han alcanzado cotas muy altas

132 EL PAPEL DEL ESTADO Comparemos los déficits públicos con la carga que genera la Deuda En el gráfico puede verse el episodio de Déficit del sexenio revolucionario con la acumulación de Deuda El crédito del Estado estaba tan por los suelos que llegó a ser necesario aceptar deudas por importes 10 veces superiores a los importes líquidos obtenidos

133 EL PAPEL DEL ESTADO La carga de la Deuda se reducirá a comienzos de la década de 1870 porque el Estado suspenderá los pagos A principios de la década de 1880 hay una reducción de la carga (conversión de Camacho) Tras unos años de bonanza la Hacienda volverá a endeudarse tras la guerra de Cuba

134

135 EL PAPEL DEL ESTADO No hay déficits, pero cuando la guerra acaba España debe reconocer y liquidar la Deuda de la Administración colonial (los costes de la guerra) Los años de superávit siguientes permitirán una reducción de las cargas de la Deuda Después tenemos la paradoja de que los altos déficits acumulados durante la guerra de Marruecos no tienen efecto sobre el servicio de la Deuda

136 EL PAPEL DEL ESTADO La Hacienda recurrió a la emisión de Deuda pignorable Son los años de la Gran Guerra y la fuerte inflación de aquellos años preocupaba poco en un contexto de inflaciones mucho más altas La inflación acabó funcionando como un impuesto sobre la Deuda Lo mismo ocurrió durante la II Guerra Mundial, con un déficit originado por el gasto militar

137 EL PAPEL DEL ESTADO Los déficits de la democracia aparecen poco peligrosos Ratio Deuda/PIB La Deuda durante el Sexenio es un máximo histórico (150% del PIB) Durante la guerra de Cuba tenemos un 105% del PIB Acabada la guerra, el 60% Al final del franquismo, 8-9%

138 EL PAPEL DEL ESTADO Las inflaciones del siglo XX han acabado laminando la carga del endeudamiento público Los titulares de la Deuda han tenido que contribuir de ese modo a las arcas públicas La inflación de y la que se desencadena en 1936 para durar hasta nuestros días son impuestos sobre los tenedores de la Deuda

139

140 EL PAPEL DEL ESTADO Por otro lado, España no ha sufrido ninguna hiperinflación España es mucho menos inflacionaria que sus vecinos europeos durante y después de la Gran Guerra y durante y después de la II Guerra Mundial Sólo después de acabada esta última y el periodo de la reconstrucción se podrá hablar de una tendencia a la inflación diferencial respecto a la UE positiva

141 ¿CONVERGE ESPAÑA? A finales del siglo XX España pasa a incorporarse a la zona euro Vamos a analizar el potencial de la economía española para converger con los países de nuestro entorno No nos referimos a la convergencia que se produce, inevitablemente, en 2004 (ingreso de 10 nuevos socios más pobres que la media, que la rebajarán y elevarán la posición española)

142 ¿CONVERGE ESPAÑA? España ha estado convergiendo en los últimos años a un ritmo del 1% anual (en PIB per cápita) Pero la convergencia española equivale al saldo positivo de las relaciones financieras de España con la UE En los años de completa integración comunitaria la convergencia ha sido positiva, pero no espectacular

143 ¿CONVERGE ESPAÑA? Toda mejora del PIB español requiere mejoras en la eficiencia asignativa: reformas en el mercado de trabajo, en el mercado energético, en el mercado de la vivienda, en el mercado de los servicios, etc. El PIB per cápita únicamente mide el bienestar material Hay otros componentes que configuran el bienestar y que son más difíciles de medir

144

145 ¿CONVERGE ESPAÑA? Por ejemplo, el régimen político, el respeto a las libertades individuales, la seguridad pública, el grado de igualdad en el ingreso, la igualdad de sexos, la esperanza de vida, la cualificación educativa, el clima, la dieta, etc. El índice de desarrollo humano (IDH) trata de medir algunos, pero necesitamos un indicador fiable del bienestar

146 ¿CONVERGE ESPAÑA? El hecho de que España ya está mucho más cerca de la cabeza de las clasificaciones mundiales que de la cola es indiscutible España se ha convertido en un país de inmigración, por primera vez en toda la época contemporánea Tiene una enorme capacidad de atracción de turistas y de ciudadanos comunitarios Se ha convertido en un exportador neto de capitales, cuando fue importador neto en los dos últimos siglos

147 ¿CONVERGE ESPAÑA? España ha convergido a efectos prácticos, pero queda un buen trecho de convergencia en el PIB per cápita El camino será lento Habría que lograr que las AAPP se volcaran en la provisión de bienes públicos que aún hoy escasean en España cuando se la compara con la UE

148 ¿CONVERGE ESPAÑA? Todos los relacionados con el área más estratégica: la I+D, las TIC, la educación científica, la reducción de las barreras a la iniciativa empresarial Hace falta más gasto en este sentido La insistencia en la minimización del déficit público cuando los desafíos de gasto público son tan importantes sugiere un paralelismo a la España de principios del siglo XX

149 ¿CONVERGE ESPAÑA? En aquella época el temor al déficit paralizó toda iniciativa de inversión en bienes públicos En 1999 España disponía de 119 PC´s por cada 1000 habitantes, por debajo de Italia, y por encima de Grecia y Portugal Irlanda se situaba en niveles escandinavos Eslovenia, con 251 PC´s duplicaba a España Estonia, con 135 la superaba y Eslovaquia y Chequia, con 110 y 107 le pisaban los talones

150 ¿CONVERGE ESPAÑA? La nueva Europa del Este está corriendo a gran velocidad, impulsada por la integración en la UE La nueva Europa está armada de sistemas educativos potentes y de políticas de promoción de las TIC eficaces Irlanda y Finlandia han movilizado energías públicas para el desarrollo del tejido productivo y mejoran rápidamente el capital humano


Descargar ppt "TEMA 13: UN BALANCE DE DOS SIGLOS. FRENOS Y ESTÍMULOS AL CRECIMIENTO José J. García Gómez Historia Económica de España y Mundial. Siglos XIX y XX Licenciatura."

Presentaciones similares


Anuncios Google