La descarga está en progreso. Por favor, espere

La descarga está en progreso. Por favor, espere

1 AUTODIAGNÓSTICO ¿Qué es para usted el estrés? ¿Se ha sentido estresado? ¿Cuándo? ¿Qué sentía? Describa una situación de su vida personal y una de su.

Presentaciones similares


Presentación del tema: "1 AUTODIAGNÓSTICO ¿Qué es para usted el estrés? ¿Se ha sentido estresado? ¿Cuándo? ¿Qué sentía? Describa una situación de su vida personal y una de su."— Transcripción de la presentación:

1 1 AUTODIAGNÓSTICO ¿Qué es para usted el estrés? ¿Se ha sentido estresado? ¿Cuándo? ¿Qué sentía? Describa una situación de su vida personal y una de su vida laboral, en la que se sintió estresado: VIDA LABORAL VIDA PERSONAL

2 2 Retroceda imaginariamente hacia los pasados seis meses y piense en su trabajo, en las relaciones interpersonales con sus jefes y compañeros... Ahora conteste a la siguiente lista de preguntas: ¿Qué situaciones de su trabajo lo estresan con más facilidad? ¿Se siente cansado con facilidad, más fatigado que enérgico? ¿Le dicen los demás "no te ves bien últimamente"? ¿Cada día trabaja más y más y no logra mayor rendimiento? ¿Las cosas le dan lata y lo aburren? ¿Siente usted una tristeza que no puede explicar? ¿Se ha vuelto cada vez más irritable? ¿Se siente desorientado cuando las actividades del día o la semana se detienen? Si su respuesta es afirmativa a tres de estas preguntas, usted está viviendo algún nivel de "stress". Pero antes de definir cuán estresados estamos, es necesario conocer más acerca de este tema y los diferentes grados y fases en que se manifiesta, sólo así estaremos en mejores condiciones de prevenirlo o manejarlo.

3 3 ¿QUÉ ES EL "STRESS"? ESTRES, es la respuesta de los seres humanos frente a exigencias o imprevistos, sean estos gratos o dolorosos. El estrés, es una parte inevitable e importantísima de nuestra vida, porque constituye una "señal de alarma" frente a los peligros o a situaciones nuevas. Es la clave de nuestra adaptación al medio, ya que permite ponernos en alerta y evaluar cada situación para poder responder apropiadamente a ella. Por lo tanto, cierto nivel de estrés es necesario para tener un adecuado funcionamiento ¿Cómo se produce el estrés? El estrés se puede producir por eventos "agradables" o "desagradables". Lo común a todas las situaciones estresantes es que la persona siente que carece de respuestas adecuadas para manejarlas o controlarlas y empieza a sentir desagrado por no poder hacer nada al respecto. Ejemplos de situaciones que producen estrés. Una actividad muy monótona, una muy riesgosa, o una actividad con bajas exigencias pueden ser igualmente estresantes, por ejemplo: pilotear un avión que aterriza con dificultades, hacer una tarea rutinaria durante mucho tiempo, o estar sin trabajar. Ejemplos de sucesos "agradables" que pueden provocar estrés son: los triunfos, el nacimiento de un hijo, el matrimonio, el término de un proyecto importante, una reunión con alguien muy entretenido, etc. Entre las situaciones "desagradables", están aquellas que se asocian con miedo, pérdidas importantes (muerte, desempleo), con humillaciones, con lesiones físicas, conflictos con otras personas, la frustración de una necesidad o deseo fuerte (hambre, sueño), hábitos como fumar o beber en exceso, factores ambientales como el smog, la contaminación acústica, etc.

4 4 ¿POR QUÉ OCURRE EL STRESS? Las causas o factores que provocan estrés pueden clasificarse en cuatro grupos principales: 1.Cambios 2.Estrés "invisible" de cada día 3.Estrés autoimpuesto 4.Factores ambientales 1. CAMBIOS Cambios positivos y deseados. Un ascenso en la empresa, un cambio de casa, la llegada de un hijo, etc. A pesar de que esperamos estos cambios con entusiasmo y excitación, nos producen inquietud y la necesidad de adaptarnos a ellos. Hay algunos cambios positivos inesperados como ganarse la lotería, estos también generan estrés. Cambios negativos o inesperados Algunos ejemplos, son: un accidente, la pérdida de un ser querido, un despido. Estos cambios suelen ser dolorosos y, en general, el estrés asociado a ellos es menor cuando la persona cuenta con apoyo de otros y cuando se puede hablar de ellos.

5 5 2. STRESS INVISIBLE DE CADA DIA Este tipo de estrés no obedece a eventos importantes, como los cambios, se trata más bien, de una serie de cosas pequeñas que se van acumulando día a día hasta llegar a "la gota que derramó el vaso". En general, no nos damos cuenta de cómo estos pequeños factores estresantes se van juntando y nos sustraen energía, hasta que un día reparamos en síntomas de tensión e insatisfacción. Algunos de estos factores diarios son: la congestión vehicular, salir atrasado a una reunión, tener deudas financieras, ser víctima de acoso o discriminación sexual, una relación de pareja insatisfactoria, sentir que nuestro trabajo no nos motiva y muchos otros. 3.ESTRES AUTOIMPUESTO Gran parte del estrés que llegamos a tener, se inicia en nuestro interior, los factores externos son sólo detonadores del estrés. Hay una variedad de hábitos y actitudes personales que llevan a generar estrés. Entre ellos contamos: - Preocuparse por todo, sin jerarquizar ni controlar sus ideas. - Ser controlador. A diferencia de controlar las ideas, la actitud de ser controlador implica rigidez y sensación de pérdida de control. - Ser adicto al trabajo, y aún así no rinde como espera, y se siente culpable por descuidar su familia, etc. - Posponerlo todo, el hábito de aplazar las cosas y andar "contra el tiempo". - Pensar en forma negativa. - El perfeccionismo. - Expectativas irreales, que causan frustración permanente. Lo importante aquí, es que como este estrés proviene de nuestras propias actitudes y hábitos, lo podemos controlar o disminuir a través del reconocimiento y cambio de los mismos.

6 6 4.FACTORES AMBIENTALES El entorno físico en que nos movemos suele tener elementos estresantes, a los que muchas veces no prestamos mayor atención, porque estamos acostumbrados o no le damos importancia. Dentro de los factores ambientales más comunes que llevan al estrés, encontramos: - los ruidos - mala iluminación - muebles incómodos - humo de cigarrillo - exceso de calor o frío ESTRES POSITIVO Y ESTRES NEGATIVO Es importante recordar que el estrés es una respuesta de nuestro cuerpo ante exigencias y situaciones imprevistas. Es una señal de alarma, que nos permite ponernos alerta a lo que nos ocurre. El estrés positivo es aquel que mantiene la suficiente tensión como para estar motivado y enfrentar los requerimientos con entusiasmo y emoción, y a la vez nos da la posibilidad de actuar, nos moviliza. El estrés negativo, en cambio, se produce cuando la situación nos agobia, se desarrollan síntomas que conducen al agotamiento, nos desgastamos, o bien, nos paralizamos sin poder actuar. Cierta cuota de estrés, entonces, es necesaria para vivir, adaptarnos a los cambios y reaccionar ante amenazas e imprevistos. No todo el estrés es negativo, ¿quién no ha sentido alguna vez que bajo cierto nivel de presión trabaja mejor?

7 7 GRADOS DE STRESS GRADO I El estrés es leve y se caracteriza por síntomas del tipo de: 1) Lubricación ocular. 2) Moderado aumento de presión arterial. 3) Moderado nivel de hiperventilación. 4) Incremento de actividad cerebral o muscular. Habitualmente se halla asociado a comportamientos del tipo de: 1) Gran impulso para actuar. 2) Percepción excepcionalmente aguda. 3) Capacidad de realizar más trabajo que el habitual. Esta etapa es agradable y mucha gente se aficiona a ella y desea conservarla. Desgraciadamente, debe ser considerada como una de las primeras señales de advertencia de que se están consumiendo las reservas de energía. GRADO II Aparecen aquí algunos de los efectos desagradables del estrés. Las reservas de energía ya no alcanzan para todo el día. Es común que se presenten los siguientes síntomas: 1) Cansancio progresivo después del almuerzo o en las primeras horas de la tarde. 2) Trastornos ocasionales de las funciones estomacales e intestinales (acidez, gastrítis, etc) 3) Episodios aislados de arritmia. 3) Tensión muscular en la espalda y alrededor del cráneo. 4) Sensación de no poder relajarse.

8 8 Algunos comportamientos y actitudes que se asocian son: - Actividad desmedida, está siempre ocupado. - Se lo pasa haciendo listas de cosas por hacer - Sacrifica su presencia en las cosas. Está en todo, pero ausente mental o emocionalmente, tiene la cabeza en otro lado. A menos que disminuyan las exigencias y se permita al cuerpo recuperar su provisión de energía, surgirán problemas más graves en las etapas siguientes. GRADO III En esta etapa se acentúa la fatiga y se presentan éstos otros síntomas: 1) Mayores perturbaciones de las funciones intestinales. 2) Problemas estomacales. 3) Músculos tiesos. 4) Sensación de tensión en aumento. 5) Trastornos en el sueño. 6) Sensaciones de desmayos (sin que se produzca) Los síntomas que hemos descrito, suelen acompañarse por éstas conductas: - Posterga aquellas actividades con las cuales disfruta. - Tiene muchas cosas pendientes, por hacer. - Sustituye las actividades de su tiempo libre, por actividades de trabajo, con la idea de que es temporalmente, sólo hasta que pase la presión. Pero en realidad, no es así. Esta conducta se convierte en un hábito, en una actitud.

9 9 GRADO IV Se observa: 1) Gran dificultad para trabajar en la tarde. 2) Actividades que antes eran agradables resultan ahora penosas. 3) Pérdida de la capacidad para reaccionar ante las situaciones y los asuntos sociales, las conversaciones con los amigos y otras actividades se vuelven molestas. 4) Mayores trastornos en el sueño; sueños desagradables hacen que se despierte a las 3 ó 4 A.M. 5) Sentimientos negativos. 6) Imposibilidad de concentrarse. 7) Temores sin causa aparente. Generalmente coinciden con los síntomas las siguientes actitudes y comportamientos. - Vive pendiente de obligaciones y deberes. - Sus expectativas personales son cada vez mayores. Desmedido nivel de autoexigencias. - Ha perdido su capacidad para distinguir lo que es realmente importante, prioritario y lo que no lo es. Todas las cosas quedan en un mismo nivel hay que hacerlo todo. - Con todo lo anterior, se ha ido desconectando de sus propias necesidades. Le cuesta saber lo que quiere, está más pendiente de complacer a los demás

10 10 GRADO V Los síntomas son más intensos: 1) Fatiga extrema. 2) Dificultad en efectuar tareas sencillas. 3) Trastornos intensos de las funciones estomacales e intestinales. 4) Sensación de temor agudo. Estos comportamientos se acentúan apareciendo de la siguiente manera: - Todo le parece urgente, se siente rodeado de crisis y exigencias. - Es como si todo estuviera en llamas y sólo usted pudiera apagar los incendios. - Por supuesto, no toma vacaciones. - Pierde flexibilidad para enfrentar las cosas. No encuentra un número de teléfono y esto se convierte en catástrofe. - Y más encima.... se siente sin energías y desmotivado. GRADO VI En esta etapa los síntomas son aún más intenso, a saber: 1) Latidos violentos del corazón y sensaciones de pánico debido a las reacciones causadas por la adrenalina. 2) Respiración anhelante. 3) Temblores, escalofríos, transpiración. 4) Manos y pies entumecidos y con sensación de hormigueo. 5) Energía apenas suficiente para efectuar las tareas cotidianas. Y la gama de comportamientos se ve restringuida a los que permiten dichos síntomas

11 11 Es posible que se sienta identificado con algunos o varios de los comportamientos descritos. Pero, ¡no se desespere!. Recuerde que parte importante del estrés, tiene que ver con el cómo estamos haciendo las cosas o con situaciones que tienen otras alternativas. El primer paso es detenernos, tomar contacto con lo que nos está pasando y mirar alrededor. Una vez ahí, podemos empezar a descubrir algunos recursos y técnicas para prevenir y manejar nuestro estrés. Durante este taller, nos vamos a centrar en reconocer y desarrollar recursos personales en relación a los siguientes aspectos: 1.- Cómo controlar o cambiar una situación estresante. 2.- Cómo manejar adecuadamente el tiempo. 3.- Relaciones asertivas con los demás. 4.- Hábitos de vida, alimentación y ejercicios.

12 12 I. CONTROLANDO LA SITUACIÓN Ejercicio personal: 7 preguntas Piense en una situación de su trabajo que le esté provocando estrés. Cuando tenga la situación, escríbala con claridad y sintéticamente en el siguiente espacio:

13 13 Responda las siguientes preguntas con respecto a la situación que escribió en la página anterior: 1) ¿Pueden hacerlo otros? ¿Quiénes podrían ayudarle, en quién podría delegar tareas? 2) ¿Puede aplazarse algo? 3) ¿Puede sustituir alguna tarea o acción por otra que le resulte menos desgastadora o le ahorre tiempo? 4) Aquello que le está estresando ¿es algo fundamental?

14 14 5) ¿Le resultaría útil contar con algún tipo de ayuda de trabajo? ¿Qué tipo de apoyo le facilitaría esta situación? 6) Localice cuál es el estímulo estresante. ¿hay alguna forma de evitarlo? 7) Si no puede evitarlo, entonces ¿Puede hacer frente al factor estresante? ¿De qué manera?

15 15 Las preguntas que usted aplicó anteriormente a una situación laboral estresante, tienen por objeto cuestionar la situación y posibilitar un cambio en ella. Hágase estas preguntas frente a distintas situaciones (familiares, sociales, personales u otras) que lo estresen y luego anote qué descubrió. Muchas veces, sin quererlo, nos entrampamos en situaciones o problemas, ya sean laborales o personales y sentimos que las cosas no pueden ser de otra manera. Esto nos sucede a todos. Sin embargo, la mayoría de las veces, al menos en un punto, las cosas sí pueden ser de otra manera.

16 16 II. MANEJANDO EL TIEMPO Ejercicio personal: Mañana libre Usted ha pedido una mañana libre en su trabajo porque tiene varias cosas que debe hacer y no puede postergar más.Tiene entre las 9:00 y las 13:00 horas para realizar todas estas cosas. No puede dejar de hacer ninguna y a las 13:00 hrs. en punto debe estar en el terminal de buses, pues va a una reunión en Rancagua y su bus sale a esa hora. Cosas por hacer: - pedir hora al médico (la secretaria atiende entre10:30 y 12:30 hrs.) - Ir a buscar una persona al aeropuerto a las 11:30 hrs. y dejarla en su hotel. - Reunión, en el colegio, con la profesora de su hijo entre las 9:00 y 10:00 hrs. (La reunión es importante, no le demorará menos de 45 minutos). - Se ha olvidado de cancelar la cuenta de la luz y el teléfono, debe cancelarlas durante la mañana antes que le corten el suministro de esos servicios. - Le vence un depósito a plazo intransferible, usted desea renovarlo hoy. - Confirmar reunión de trabajo, mañana en su oficina. - Preparar la presentación del informe que lleva a la reunión en Rancagua (usted a estimado que requiere una hora para prepararla) - Pasar a dejar abrigo de su esposa/o a la tintorería, hace varios días se lo encargó y a usted se le olvida. No puede esperar más. Su casa se encuentra a veinte minutos del colegio de su hijo/a, a cincuenta del aeropuerto, éste se halla a 30 minutos del hotel. El banco se ubica (junto con la telefónica y la compañía de electricidad) a media hora de su casa y veinte minutos del hotel. El terminal se encuentra a veinte y cinco minutos del hotel, cerca del centro de la ciudad.

17 17

18 18 Un buen manejo del tiempo contribuye a prevenir el estrés. Existen varias herramientas útiles para administrar su tiempo, entre ellas le recomendamos: Llevar un Registro de Tiempos Esto es un cuadro dividido en intervalos de tiempo, donde usted puede anotar sus actividades diarias, semanales o mensuales. Utilizar un Registro de Proyectos Un ordenamiento de sus proyectos, incluyendo plazos, objetivos y tareas. Establezca objetivos inteligentes Específicos, evaluables, alcanzables, realistas y con un plazo estimado para cumplirlos. Organícese : Cosas como mantener ordenado su escritorio, manejar al alcance de la mano información de uso frecuente, llevar una agenda diaria y una lista de cosas por hacer, resultan de gran utilidad para optimizar el uso de su tiempo.

19 19 III. RELACIONANDONOS ASERTIVAMENTE Ejercicio personal 1) Describa brevemente una situación en la que pudo haber pedido ayuda o delegado una tarea y no lo hizo. 2) Describa una situación en la que quiso decir no y terminó diciendo sí. 3) Describa una situación de conflicto con un jefe o compañero de trabajo.

20 20 PIDIENDO AYUDA...o delegando 1) Olvídese de que es Súperman. 2) Seleccione la persona que mejor puede ayudarle. 3) Pida ayuda. Explique lo que hay que hacer y especifique el tiempo que tomará. 4) Logre un compromiso de la persona. 5) Exprese su agradecimiento.

21 21 APRENDIENDO A DECIR NO....amablemente 1) Preste atención a su señal interna. 2) Haga preguntas. Sepa qué es lo que le piden. 3) Diga no, si esa es su decisión. 4) Explique breve y claramente, no se excuse 5) Técnica del "disco rayado".

22 22 ENFRENTANDO CONFLICTOS...manteniendo una buena relación 1) Describir la situación que le incomoda. 2) Exprese sus sentimientos. 3) Pida aquello que necesita. 4) Agradezca a su interlocutor.

23 23 STRESS Y VIDA MODERNA Para el hombre primitivo, sus reacciones de estrés tenían un fin útil. Cuando algo le atemorizaba él reaccionaba tirando piedras, agrediendo físicamente o huyendo. El hombre de hoy se ve enfrentado a situaciones más complejas que su antepasado y, generalmente, no puede atacar o escapar espontáneamente porque la sociedad no permite la demostración de emociones intensas como rabia, pena o miedo, y reprime las expresiones físicas de éstas. El reprimir las emociones puede tener consecuencias dañinas, tanto físicas como psicológicas y da lugar a los efectos del estrés. Hay algunas situaciones que son indirectamente estresantes, es decir, aquellas situaciones en que un acontecimiento, después que ocurrió, se nos repite una y otra vez en la mente. Lo recordamos, analizamos lo que hicimos, lo que deberíamos haber hecho, sus consecuencias, etc. Todo esto va acompañado con emociones que pueden ser muy intensas, que nos oscurecen la percepción y la capacidad de analizar la situación, lo que la convierte en una situación más estresante aún. Este recordar los contenidos, generalmente, no lo controlamos y vuelve repetidamente junto con la emoción desagradable. El organismo tiende a tener cada vez la reacción de estrés y a no volver al estado de reposo, ésto nos alimenta emociones negativas de rabia, rencor, pena, angustia e impotencia. Esta reacción indirecta puede ser causada, por ejemplo, por una pelea, por una decepción amorosa, una ofensa, un engaño, etc. Como consecuencia de éste "no olvidar", de "no aceptar" o de "no perdonar", se manifiestan signos de estrés.

24 24 Según se ha observado en investigaciones, cuando enfrentamos directamente una situación estresante, primero tendemos a evaluar la situación y a evaluar nuestros recursos. Después nos preparamos usando los recursos de que disponemos para evitar el peligro que hemos evaluado. Si tenemos éxito y la situación amenazante es superada, el estrés disminuirá a niveles agradables, pero sin no es así, las sensaciones de angustia, ansiedad, miedo, etc. se transformarán en agresividad. Entonces nos empieza a parecer lógico y necesario pelear o agredir en esas circunstancias. Esta agresividad ayuda a aliviar las tensiones internas. pero si no es eficaz para resolver el problema, ensayamos el tercer mecanismo: escapar de la situación. Es así como, de algún modo, seguimos reaccionando como el hombre primitivo: evaluamos, usamos nuestros recursos, agredimos y, por último, escapamos, pero al mismo tiempo usamos "trucos" para reducir los efectos del estrés como tomar tranquilizantes, tomar alcohol en exceso, fumar en exceso, junto con algunos mecanismos psicológicos como "desplazar" la agresividad, (el típico chiste del empleado que es retado injustamente por su jefe, como no puede agredir al jefe, llega a la casa retando a su señora). Otro mecanismo es "negar" la real importancia que tiene la situación para uno, disminuyéndola, por ejemplo, cuando pensamos que no nos importa perder una competencia, después que la hemos perdido. Es bueno aprender a reconocer las reacciones de nuestro cuerpo, pues ayuda a que enfrentemos más eficazmente y directamente el estrés. Una de las más frecuentes fuentes de estrés es el miedo y no siempre somos plenamente conscientes de él. El miedo es la sensación de que algo malo puede pasar o está pasando y la necesidad de hacer algo para evitarlo. Esto se traduce en apremio, intranquilidad, apuro, impaciencia e irritabilidad.

25 25 Un ejemplo muy gráfico es el padre que se pasea de un lado a otro en la sala de espera mientras su señora da a luz a su primer hijo. En el plano corporal se puede dar síntomas como dolor de cabeza, tics faciales, lagrimeos, intolerancia a la luz o a los ruidos, sensación de debilidad, temblores, apretar la mandíbula (bruxismo), palpitaciones, dificultad para respira, sensación de nudo en la garganta, dolores precordiales, dolores abdominales, diarreas, mayor dificultad al orinar, insomnios, dificultades en el área sexual, etc. Esta reacción puede ser momentánea o mantenida en el tiempo (enfermedad psicosomática). También es importante considerar que la capacidad de enfrentar situaciones estresantes varía en cada persona según sus experiencias previas (éxitos o fracasos en este tipo de situaciones), según el medio en que se da la situación estresante, según sus capacidades de adaptación y manejo de la situación y, por último, según sus características de personalidad. Para todos estos factores hay distintas formas de reaccionar ante el estrés. Algunas personas, tienden a comportarse irritados, impulsivos, otros se angustiarán e inhibirán su actividad, otros tendrán conductas exageradametne activas o explosivas, otros tenderán a aislarse y encerrarse en sí mismos, otros se volverán más rígidos apegándose a las normas y horarios, etc. Las situaciones difíciles o estresantes de nuestra vida pueden ser experimentadas como un sufrimiento y pueden producir enfermedades, o bien ser saludables si son consideradas como un desafío que requiere de nuestra flexibilidad y capacidad de adaptación al medio. Nos superamos nosotros mismos cuando superamos cada situación si aprovechamos de éxitos y fracasos para crecer y estar cada vez mejor preparados para el próximo desafío. Cada etapa de la vida tiene sus peculiares fuentes de estrés: la infancia, la pubertad, la adolescencia, la vida adulta y la vejez. Hay que estar preparado para la etapa de vida presente y par la que viene y también para enfrentar todo tipo de situaciones nuevas. Cada cambio en nuestra vida implica el esfuerzo de aprender nuevas respuestas, de adaptarse y esto crea estrés.

26 26 A MODO DE COROLARIO ¿Cómo Prevenir y Manejar Nuestro Estrés? 1. Evaluar nuestro nivel de estrés, según lo explicado en las páginas anteriores. 2. Adquirir o cambiar hábitos por otros más saludables. A continuación ponemos una breve pauta general elaborada por algunos médicos y psicólogos: - desayuno abundante y dos comidas diarias. - ejercicio regular controlado. - dormir por lo menos 6 a 7 horas diarias. - abstenerse de beber alcohol en exceso. - no exceder el 10% del peso corporal por edad. - practicar ejercicios de relajación (física y mentalmente). 3. Prepararse para enfrentar situaciones estresantes, entrenándose en adquirir mayor variedad de respuestas, de éste modo, si falla una se puede ensayar otra. Se trata de evitar al máximo las situaciones incontrolables o impredescibles. Para manejar el miedo es bueno aprender a distinguir cuando hay peligro y cuando hay seguridad para no estar asustado en forma continua. Es importante saber qué esperar, cuándo esperarlo y después saber qué podemos hacer si ocurre lo que esperamos o algo similar. 4. Tener un buen sistema de autorrefuerzo, es decir, fijarnos metas realistas y cercanas, reconocernos a nosotros mismos cuando lo hemos hecho bien y las hemos cumplido.

27 27 5. Mantener una actitud positiva y adaptativa. Algunas sugerencias son: - esfuerzos de conocerse a sí mismo y de comprenderse. - deseos de progresar, superarse. - aceptación de sus debilidades, defectos y de su propio ritmo. - relajar tensiones (risas, llantos, ataques) - ajustar actividades laborales al ritmo personal - buscar ayuda médica, personal, psicológica u otras. - planificar y organizar las actividades diarias. - mantener una actividad religiosa. - imaginería guiada o autodirigida. - realizar actividades artísticas, hobbies o deportes recreativos. - ejercicios de relajación. - uso del biofeedback. 6. Tener oportunidad para compartir preocupaciones. El apoyo de otras personas nos ayuda mucho a hacer frente a los desafíos y problemas de todo tipo. Se dice que una persona tiene apoyo social si cuenta con una o más personas con las cuales tiene un contacto frecuente, sentimientos positivos (simpatía, cariño, amor, etc.) y existe la posibilidad de recibir y dar ayuda en caso de necesitarlo. También es óptima la participación en grupos (laborales o extralaborales). El compartir nuestros sentimientos de rabia, miedo, tensión y tristeza nos reafirma y, muchas veces, nos alivia saber que a otros les ocurre lo mismo que a nosotros. Esto ayuda a comprendernos más y reduce el temor a lo desconocido. Cada persona para su salud psicológica debe mantener y desarrollar activamete sus relaciones interpersonales, pues éstas le ofrecen protección, consuelo, confianza, aprecio, preocupación y a su vez puede dar lo mismo.

28 28

29 29

30 30


Descargar ppt "1 AUTODIAGNÓSTICO ¿Qué es para usted el estrés? ¿Se ha sentido estresado? ¿Cuándo? ¿Qué sentía? Describa una situación de su vida personal y una de su."

Presentaciones similares


Anuncios Google