La descarga está en progreso. Por favor, espere

La descarga está en progreso. Por favor, espere

La Propuesta transformadora De la Educación Metodista: Enseñar – Aprender a vivir En amor y servicio a la comunidad.

Presentaciones similares


Presentación del tema: "La Propuesta transformadora De la Educación Metodista: Enseñar – Aprender a vivir En amor y servicio a la comunidad."— Transcripción de la presentación:

1 La Propuesta transformadora De la Educación Metodista: Enseñar – Aprender a vivir En amor y servicio a la comunidad

2 PARA REFLEXIONAR PARA REFLEXIONAR

3 Los miembros del Club Santo entregaban medicamentos, Biblias y alimentos a los necesitados. Ellos celebraban la comunión en la prisión, aseguraban asistencia legal a los acusados y también alfabetizaban a los prisioneros. (Elesha Coffman)

4 El metodismo de Wesley estaba centralizado en la enseñanza, en la responsabilidad, en acciones de servicio, en el cuidado de los pobres, los huérfanos, los prisioneros y otras personas en necesidad (Tom Oden)

5 La historia de los hermanos Wesley no terminó con sus muertes. Su influencia continuó...(hoy los metodistas totalizan alrededor de 70 millones de miembros alrededor del mundo), pero también en incontables vidas transformadas por los hospitales, las escuelas, los orfelinatos, la obra carcelaria y otras expresiones tangibles de la santidad metodista (Tom Oden)

6 Hoy nos proponemos: Dirigir nuestra mirada hacia la tradición metodista, en el área educativa Valorar las nuevas demandas y posibilidades de la educación actual Vislumbrar las señales y marcas que nos identifican y dan sentido a nuestro trabajo como instituciones educativas metodistas

7 Todo tiene su tiempo... Un tiempo para preguntarnos y cuestionarnos Un tiempo para escuchar y ser escuchados Un tiempo para hablar Un tiempo para proponer Un tiempo para confrontarnos con hechos y situaciones complejas Un tiempo para reflexionar y aprender Un tiempo para aceptar ideas diferentes y a otras personas que no piensan como nosotros Un tiempo para promover el diálogo entre pares y un diálogo interior, con nosotros mismos

8 Tiempo de preguntas y cuestionamientos La educación metodista está hoy cuestionada, como una consecuencia de la crítica generalizada de la educación. Algunos de los problemas que esperan soluciones: ausentismo, deserción, repetición, falta de calidad y pertinencia, ineficiente capacitación para el trabajo, falta de sentido, pobreza, exclusión, violencia y desempleo. La educación no responde a las demandas de los nuevos tiempos

9 Por eso, los gobiernos se afanan tanto en implementar reformas y elaborar nuevas políticas educativas

10 La educación o la utopía necesaria Frente a los numerosos desafíos del porvenir, la educación constituye un instrumento indispensable para que la humanidad pueda progresar hacia los ideales de paz, libertad y justicia social... La Comisión afirma su convicción respecto a la función esencial de la educación en el desarrollo continuo de la persona y las sociedades no como un remedio milagroso... sino como una vía, ciertamente entre otras pero más que otras, al servicio de un desarrollo humano más armonioso, más genuino, para hacer retroceder la pobreza, la exclusión, las incomprensiones, las opresiones, las guerras (Informe Delors)

11 Es tiempo de preguntarnos ¿ para qué sirve la escuela? Pocos temas despiertan actualmente mayor interés y consenso que la crítica a las instituciones educativas. Desde múltiples sectores..., se elevan voces que señalan indicadores concretos de la importancia de la educación frente a las demandas actuales de la sociedad. En las condiciones actuales, nuestra escuela no puede responder a los desafíos de este tiempo histórico que vivimos. (Daniel Filmus)

12 La interrogante de hoy es ¿para qué sirve la escuela? ¿Para qué sirven las instituciones educativas metodistas?, más aún, puede resumirse en la pregunta: ¿Para qué deberían servir las instituciones educativas para que sirvan?

13 No deberían servir para... No deberían servir para...

14

15

16

17

18

19 Optar por una de las instituciones educativas de la Iglesia Metodista en América Latina es optar por un proyecto de vida. Los niños y jóvenes que se acercan a ella encontrarán un espacio donde sus sueños serán respetados y donde con seguridad encontrarán nuevos compañeros de ruta que les acompañarán en la construcción de una sociedad más justa y más fraterna (Folleto de UNIMEP)

20 Es tiempo de buscar en nuestra tradición Metodista Es tiempo de buscar en nuestra tradición Metodista

21 Juan Wesley

22 La educación para Juan Wesley es un acto de amor: La santidad consiste en actuar basados en el amor, y en colocar el amor en acción, especialmente en pro de aquellos que no tienen quien los defienda o proteja (Justo González)

23 La Iglesia Metodista se originó históricamente en Inglaterra, en el Siglo XVIII. Nació de la experiencia personal y el trabajo de un joven clérigo de la Iglesia Anglicana, llamado Juan Wesley. Su mayor preocupación fueron las almas y los cuerpos de los menos favorecidos

24 Contexto: Auge de la revolución industrial Instalación de grandes fábricas Invención de la máquina a vapor y el ferrocarril Transformación de los medios de comunicación

25 Sin embargo el nivel de vida de las clases trabajadoras inglesas, no mejoró

26 Vi criaturas infelices... paradas en la calle con apariencia pálida, mirada vacía y miembros escuálidos, subiendo o bajando por las calles, silenciosamente, como sombras ambulantes. (Juan Wesley)

27 Cada persona renacida descubría el amor al mundo transformado en amor a Dios, el orgullo en humildad, la pasión en mansedumbre, el rencor, la envidia, la malicia en amor sincero, tierno y desinteresado y reconocía que Dios hizo cada hijo del hombre, de cualquier lugar o nación.

28 Para Wesley la educación fue uno de los derechos básicos del pueblo y él pensó que a través de ella se podía garantizar un futuro digno para todos. La tolerancia, la piedad, el estudio y la justicia fueron los pilares de su propuesta educativa.

29 Concebía a la educación como medio de rescate humano. El aprendizaje de la lectura y la escritura, la lectura de la Biblia, la obra de la Escuela Dominical, se ubicaban en el camino de la redención humana... Enseñar a los niños más pobres a leer, escribir, y hacer cuentas, pero especialmente a conocer a Dios y a Jesucristo.

30 Para Wesley la educación tuvo dos dimensiones: La atención y el cuidado de aquellos más desprotegidos y desgraciados de la sociedad de aquel entonces, mediante el trabajo de la Escuela Dominical La instalación de instituciones educativas formales, siendo la primera de ellas Kingswood en 1748, una escuela para varones comprendidos entre los 6 y 12 años de edad.

31 La educación, para Wesley, es un acto de amor. Por lo tanto en la visión wesleyana, educación y evangelización son tareas que poseen un vínculo muy estrecho. La educación puede ser vista como una dimensión de la Gracia, por la cual la perfección original de la creación (una criatura de sabiduría y santidad), una vez perdida, puede ser restaurada.

32 Para los metodistas no es una novedad pensar en la educación, porque Juan Wesley, Trabajó durante toda su vida para que la educación llegara a todos. Creó escuelas parroquiales Editó libros y folletos Creó la primera biblioteca pública de Inglaterra Instrumentó un fondo de préstamos para pobres Realizó investigaciones científicas con la finalidad de aliviar el sufrimiento humano Creó la primera farmacia de la Inglaterra moderna Concilió su amor por el Prójimo con el Servicio

33 Nuestra herencia: ¿Sirvieron nuestras instituciones educativas metodistas en América Latina?

34 La educación metodista en América Latina Está ligada al metodismo fundacional y a la obra misionera de la Iglesia Metodista Fue un espacio evangelizador Priorizó influir en los sectores dominantes, para la construcción de una sociedad moderna e ilustrada: un hombre libre e ilustrado Promovió el desarrollo de la conciencia personal y el libre pensamiento

35 Por esa razón hasta ahora se valora en nuestras aulas El diálogo La reflexión La discusión de ideas El desarrollo del espíritu crítico

36 A través de la educación metodista, se alentaba la difusión de los valores evangélicos de vida, la formación de profesionales y de buenos políticos; de esta manera se pensaba superar los grandes males que amenazaban el proceso de modernización y el progreso económico de nuestros países: La ignorancia El analfabetismo La violencia Favorecía el establecimiento de una nueva sociedad, en la que la pobreza, la explotación, la discriminación y la exclusión no tendrían cabida.

37 El espíritu innovador de la educación metodista en la perspectiva histórica: Educación mixta Preocupación por la mujer La enseñanza de la Economía doméstica El diálogo como método pedagógico La educación científica, frente al dogmatismo católico hegemónico de la época. La inclusión en el currículo de idiomas modernos (inglés y francés) La educación física como parte integral del programa

38 Los Colegios metodistas en América Latina fueron los primeros en construir laboratorios, para el uso y experimentación directa de los alumnos.

39 Es tiempo de mirar al mundo en que vivimos Es tiempo de mirar al mundo en que vivimos

40 La educación y la escuela se encuentran frente a grandes desafíos. La globalización, la convivencia multicultural y los rápidos desarrollos económicos y técnicos colocan a los alumnos y profesores de todo el mundo delante de nuevas exigencias Gero Lenhardt ( 1998)

41

42 Asistimos y vivimos cambios profundos. La incertidumbre es el escenario de nuestra vida cotidiana. El temor, la angustia, la confusión, la desesperanza, la inseguridad, la duda y el cansancio, son algunos de los sentimientos que nos embargan en el cumplimiento de nuestras tareas personales, familiares, laborales y sociales.

43 ¿Para qué futuro educamos? ¿Para qué tipo de sociedad? ¿Sirve lo que estamos haciendo? ¿Cómo enseñar y acompañar el crecimiento de nuestros niños y adolescentes, si nosotros mismos no tenemos claro el sendero a recorrer?

44 La III Asamblea de ALAIME advirtió que vivimos en el presente cambios y transformaciones culturales que presentan grandes desafíos para la educación: El colosal desarrollo científico y tecnológico La informatización de los procesos de comunicación El proceso de globalización La economía en la perspectiva neoliberal La amenaza al equilibrio biológico La gran velocidad con la cual los conocimientos van naciendo/muriendo/renaciendo El surgimiento de la conciencia de complejidad La necesidad de diálogo y de articulación entre las diferentes culturas La necesidad de desarrollar una conciencia planetaria.

45 La economía mundial ha experimentado grandes cambios, en particular en el área de las tecnologías de la información. Estos cambios requieren que los Gobiernos presten especial atención al desarrollo de la educación y de los recursos humanos. (UNESCO)

46 Las TICs abren sin duda un nuevo panorama en el progreso y desarrollo de los pueblos, fomentando un diálogo más creativo e intensamente multicultural. Sin embargo, la creciente brecha en el acceso a las tecnologías digitales ha conducido a una mayor desigualdad en el proceso de desarrollo

47 Vivimos en la era de la sociedad del conocimiento y el hecho nos lleva a pensar en una educación para los nuevos tiempos, de acuerdo con paradigmas diferenciados: conocimiento del mundo real, centrado en el lugar del trabajo, lo que incluye la información y el desarrollo del pensamiento crítico y de las habilidades emocionales…

48 Los estudiantes no son recipientes vacíos, a ser llenados por profesores que den conferencias…

49

50 ¿Cómo nos sentimos frente a esos cambios?

51 Se requiere una educación participativa desarrollando El sentido crítico, la libertad, la independencia y la autonomía Las habilidades cognitivas y afectivas La habilidad para el trabajo en grupo y de comunicación Capacidad de liderato y de compañerismo Flexibilidad para obtener éxito en condiciones de cambios constantes

52

53 En este entramado Es tiempo de preguntarnos por nuestra identidad metodista: el siempre crucial tema de la confesionalidad

54 ALAIME instituye que nuestros colegios metodistas son confesantes, lo que significa asumir el compromiso de declarar a Jesucristo como Salvador, Señor y Liberador. Esta confesión permea la totalidad de la vida institucional y como el Evangelio se encarna en la realidad social, que es cambiante y desafiante, se hace necesario propender a:

55 La actualización en el área científica-tecnológica en la formación de las nuevas generaciones, a partir de nuevos paradigmas La sensibilidad y libertad, para una integración creativa y crítica, en los nuevos modelos sociales emergentes Una postura ética que permita sostener los valores de lo humano y sus derechos, por encima de todo otro valor.

56 La confesionalidad se relaciona con el proyecto misionero, originario de la fe, que consiste en la señalización del Reino de Dios en la totalidad de la vida humana, tal como lo expresó la práctica pedagógica de Jesús. La confesionalidad se refiere al horizonte que orienta las acciones educativas…

57 Ese horizonte de la fe, designado como Reino de Dios, no es una abstracción que se proyecta sobre la realidad, sin modificarla

58 Las señales del Reino de Dios se refieren a situaciones humanas concretas, viables en la materialización de la existencia. Una sociedad justa y fraterna Solidaridad en el uso y distribución de los bienes comunes Paz social efectiva Preservación del medio ambiente

59 Algunas reflexiones como aportes preliminares, porque es tiempo de ir concluyendo Algunas reflexiones como aportes preliminares, porque es tiempo de ir concluyendo

60 ¿Por qué educación metodista? ¿Será que nosotros los metodistas somos diferentes de los otros, que no lo son? Esta interrogante es un desafío que queda pendiente para nuestra reflexión.

61 La respuesta inquieta. Los paradigmas trabajados nos dieron una visión mejor de la educación a la que se integró los preceptos y los valores de la tradición wesleyana, de manera de que nuestra propuesta educativa sea capaz de preparar al niño, al adolescente, al joven y al adulto para vivir en un mundo diverso e inclusivo.

62 ¿Inevitablemente? Competitivo, un mundo de cambios y de nuevos conocimientos que se ponen viejos y quedan fuera de época en meses, semanas, quizás horas…

63 La educación metodista es un desafío para aprender a amar y servir. Este desafío, se relaciona especialmente con el llamado de la Iglesia Metodista al compromiso social. Por eso sus instituciones educativas se han caracterizado por la institucionalización de prácticas democráticas, el fomento y el desarrollo del pensamiento crítico.

64 Esta característica va acompañada por la propuesta de una educación cristiana ecuménica, en la medida en que el ecumenismo es vivido y entendido como la difícil tarea de construir un lugar inclusivo desde las divergencias históricas, teológicas, doctrinales, de hábitos y estilos… (Vergalito)

65 Una escuela metodista: Debe reconocer su compromiso con la realidad en la que actúa. Debe respetar la pluralidad de pensamiento y la autonomía del pensamiento científico. Debe atender las necesidades de la población con la cual trabaja Debe actuar en la búsqueda del sentido de la vida, y en el derecho de todos a una vida digna. Tiene el derecho de confesar su compromiso con la construcción del Reino de Dios, caracterizado por la existencia de la paz y justicia para todos (Elías Boaventura)

66 Otra de nuestras Universidades señala, que su acción procura que las personas y los grupos: Desarrollen una conciencia crítica de la realidad Ejerciten el sentido y la práctica de la justicia y la solidaridad Alcancen la realización como fruto del esfuerzo común Tomen conciencia de que todos tienen derecho a participar de un modo justo de los frutos del trabajo Reconozcan que, dentro de una perspectiva cristiana, útil es aquello que tiene valor social. (UMESP)

67 La educación metodista hace suya la propuesta de la educación dialógica- reflexiva La educación metodista hace suya la propuesta de la educación dialógica- reflexiva

68

69

70

71 Es tiempo de propuestas y conclusiones. Es tiempo de propuestas y conclusiones.

72 Definiciones, propuestas y proyectos como posibles desafíos, para el presente y futuro, tratando de ser fieles a nuestra tradición y nuestra misión educativa y evangélica.

73 Para que verdaderamente la educación metodista sea un desafío para enseñar-aprender a amar y servir.

74 1. Clarificación de nuestros horizontes, porque vivimos una confusión de horizontes. Significa coherencia entre teoría y práctica acerca de qué valores queremos priorizar, y una adecuada articulación de estructuras institucionales que permitan la expresión y vivencia de esos valores.

75 2. Uso correcto de una tecnología de avanzada, llave maestra para comprender y vivenciar el mundo de hoy, a la vez establecer un marco ético claro, que promueva un uso responsable de la tecnología y el avance científico al servicio del hombre y la mujer de hoy, y no en desmedro de su dignidad y su calidad de vida.

76 3. Concebir y plasmar la institución educativa, como modelo de convivencia democrática, donde lo individual y lo colectivo están al servicio de una convivencia respetuosa y solidaria.

77 4. Privilegiar el proceso de formación, que jerarquiza la relación docente-alumno, más que el enseñar (docente-saber) y el aprender (alumno-saber).

78 5. Estimular la creación del hábito de la reflexión, para analizar, criticar, juzgar y ubicarnos en el mundo, como ciudadanos de un mundo ya global, para pensar la reforma de la educación, reformando el pensamiento…

79 6. Promover la inter y la transdisciplinariedad como criterios para el trabajo, la organización del currículo y el desarrollo del proceso de formación.

80 7. La educación permanente formará parte de nuestro horizonte, o sea una educación brindada a lo largo de toda la vida. Una educación que tienda a la formación profesional de nuestros jóvenes, pero de acuerdo a los valores que detentamos como institución metodista, una institución confesante.

81 Conclusión Es pertinente pensar - crear un espacio educativo metodista -, en el panorama general de nuestras sociedades complejas, resignificando y promoviendo los valores de vida propios del Evangelio.

82 Los Colegios metodistas deben buscar puntos de anclaje que permitan jerarquizar lo trascendente ante lo efímero, lo permanente de lo mutable, porque tenemos que educar para la incertidumbre desde algunas certezas.

83 Afirmamos que como metodistas somos Cristianos evangelizadores Ecuménicos Comprometidos con la defensa de la vida Respetuosos de la diversidad Trabajadores por la inclusión social Practicantes de la solidaridad. ESAS SON NUESTRAS CERTEZAS

84 Para finalizar Nosotros seguimos creyendo en los asombrosos poderes del abrazo humano. En definitiva, nosotros seguimos creyendo en los asombrosos poderes del amor humano, el que sí tiene alma porque nos anima a compartir la vida, construyendo sueños y esperanzas. (Eduardo Galeano)

85 Las instituciones metodistas de educación de América Latina están en ese camino, enseñando y aprendiendo a amar y servir, para afirmar nuestra identidad y misión educativas, porque estamos tejiendo juntos sueños y esperanzas, a favor de la vida.

86 Pero un día los pupitres florecerán

87 Muchas gracias Mgter. Marcos Rocchietti


Descargar ppt "La Propuesta transformadora De la Educación Metodista: Enseñar – Aprender a vivir En amor y servicio a la comunidad."

Presentaciones similares


Anuncios Google