La descarga está en progreso. Por favor, espere

La descarga está en progreso. Por favor, espere

II.IDENTIDAD Y MISION DE LA FAMILIA. FAMILIA, SÉ LO QUE ERES (FC 17) 2ª. Parte.

Presentaciones similares


Presentación del tema: "II.IDENTIDAD Y MISION DE LA FAMILIA. FAMILIA, SÉ LO QUE ERES (FC 17) 2ª. Parte."— Transcripción de la presentación:

1 II.IDENTIDAD Y MISION DE LA FAMILIA. FAMILIA, SÉ LO QUE ERES (FC 17) 2ª. Parte

2 6. La misión de la familia en la Iglesia

3 La Iglesia existe para evangelizar. (La misión de la Familia, insertada en la Iglesia) # 111

4 Participación de la familia en el ser y la misión de la Iglesia Misión de la Iglesia, misión de la familia Misión profética de la familia El matrimonio y su misión profética El Evangelio de la familia Misión sacerdotal de la familia Los sacramentos en la misión sacerdotal de la familia. La oración en la misión sacerdotal de la familia. Misión sacerdotal, misión santificadora de la familia El reto de la santidad. El amor conyugal y familiar, camino de santidad. La vivencia de la comunión en la familia es camino de santidad. Misión al servicio del amor, de la vida y de la solidaridad.

5 Participación de la familia en el ser y la misión de la Iglesia Nacida de la misión de Jesús, la Iglesia es, a su vez, enviada por Él. Desde su fundación, evangelizar significa para la Iglesia llevar la Buena Nueva a todos los ambientes de la humanidad y, con su influjo, renovar desde dentro la misma humanidad. # 112

6 Participación de la familia en el ser y la misión de la Iglesia La Iglesia comenzó su misión, de manera específica en la familia. Una casa, el hogar, era el lugar de encuentro, de oración, de escucha de la palabra y de la Fracción del Pan (cf. Hch 1, 12-14). La familia, en razón de su identidad como Iglesia doméstica o pequeña Iglesia, tiene la misma misión que la gran Iglesia. #

7 Participación de la familia en el ser y la misión de la Iglesia La acción de la gracia le ayudará siempre a asumir la responsabilidad de su misión, que es la misma que Jesucristo confió a su Iglesia. # 116 Las familias han de vivir según las características de las primeras comunidades cristianas, como nos dicen los Hechos de los Apóstoles # 118

8 Participación de la familia en el ser y la misión de la Iglesia La familia cristiana debe referirse constantemente a la Iglesia como modelo. Como la Iglesia es el fundamento de la familia, así también la familia es el fundamento sobre el cual se edifica la Iglesia. # 120

9 Misión de la Iglesia, Misión de la familia La familia, al igual que la Iglesia, debe ser un espacio donde el Evangelio es transmitido y desde donde éste se irradia. La Iglesia tiene en la familia como una prolongación y un agente primordial para liberar o promover integralmente al hombre, llevándolo al encuentro personal con Cristo Salvador. La fe de la familia se realiza en el servicio profético, litúrgico y de una caridad viva. # 124 # 122 # 123

10 Misión Profética de la Familia Cada uno de los miembros de la familia, como bautizados, participan de la misión profética, sacerdotal y real o de servicio del mismo Jesucristo; # 125 pero también en su expresión como Iglesia doméstica, participan de estas notas, en forma singular.

11 Misión Profética de la Familia evangelio del matrimonio y de la familia. Por eso, la familia está llamada a cumplir su misión profética con la proclamación, la gozosa celebración y el testimonio vivo de la Buena Nueva, del evangelio del matrimonio y de la familia. Es decir, ha de reconocer y asumir lo que el Evangelio dice sobre la identidad y el valor del matrimonio y la familia y vivirlo en el amor. Su vida misma se hará entonces un anuncio de este evangelio. # 126

12 El Matrimonio y su misión profética El matrimonio, fundamento de la familia, ha de proclamarse y vivirse como un Evangelio, mostrando la unidad y el amor divinos, la relación creadora y dadora de vida no sólo al engendrar los hijos, sino en la misma atención y cuidado, apoyo y ayuda con que han de vivir su condición de matrimonio, de casados en el Señor. # 128

13 El Matrimonio y su misión profética Los esposos conozcan y proclamen el Evangelio de Cristo en su relación. Cristo, la Palabra hecha Carne, se une a la Iglesia con relaciones de tipo esponsal. En virtud de esto y por constituirse sacramento del amor de Cristo y de la Iglesia, los esposos han de anunciar este evangelio. #

14 El Matrimonio y su misión profética El amor de los esposos, estrecho, mutuo e íntimo, se manifiesta constantemente como el de Cristo, en la entrega, la donación plena, la comunicación, el cuidado, el darse vida, calor y apoyarse el uno al otro. El matrimonio se hace así una expresión sensible, a escala humana, de un misterio tan grande como es el amor divino de Cristo esposo hacia su Iglesia esposa. # 132

15 El Evangelio de la Familia La familia, por naturaleza, está llamada a hacerse Evangelio, Buena Noticia y a proclamar y manifestar esta verdad. # 134

16 El Evangelio de la familia La Pastoral Familiar debe orientar a una auténtica evangelización de las familias de manera que éstas transmitan e irradien el Evangelio hasta el punto que las mismas familias lleguen a ser integralmente evangelizadoras. # 135

17 El Evangelio de la familia Los padres han de ser ante sus hijos los primeros testigos y mensajeros del Evangelio. El campo primero y el ambiente propio de la realización evangelizadora y misionera de los esposos es la propia familia. Después, unidos, tienen la responsabilidad de las demás familias, de la parroquia, de la Iglesia particular y de su acción pastoral. Cuidar este aspecto, ha de ser una tarea específica de la Pastoral Familiar #

18 El Evangelio de la Familia Para conseguir esto, la tarea de la Pastoral Familiar es cultivar por todos los medios posibles el ambiente de testimonio y las relaciones de amor y unidad entre los miembros en la familia, buscando su educación y vivencia de la fe; ha de cuidar especialmente en ofrecer una catequesis familiar sólida que inicie y favorezca la reflexión cristiana en la fe y su encarnación en cada uno de los miembros de la familia. Hoy es urgente e indispensable la catequesis familiar. # 138

19 Misión Sacerdotal de la familia La misión sacerdotal de la familia está fundada, igual que la misión profética, en el bautismo de sus miembros. Ellos participan de la misión sacerdotal de Jesucristo. A la familia, en su función sacerdotal, le corresponde ofrecerse como una hostia viva santa y grata a Dios. #

20 Los Sacramentos en la misión sacerdotal de la familia Los Sacramentos son la celebración, la actualización y la proyección del sacerdocio de Cristo y por consiguiente de la Iglesia, de la familia, de los que están unidos a Él como su cuerpo. El hombre es un ser sacramental que a nivel religioso expresa sus relaciones con Dios en un conjunto de signos y símbolos; Dios, igualmente, los utiliza cuando se comunica con los hombres. #

21 Los Sacramentos en la misión sacerdotal de la familia Los siete Sacramentos concretan y realizan esta realidad sacramental en las distintas situaciones de la vida. La familia como pequeña Iglesia tiene su manera peculiar de preparar, celebrar y vivir la vida sacramental de la Iglesia. # 144

22 Los Sacramentos en la misión sacerdotal de la familia La formación pre-sacramental da a las familias la oportunidad de crear o favorecer la conciencia y el compromiso inherente al sacramento y responsabilidad de quien recibe los Sacramentos. Las familias asumirán en la fe las gracias de la reconciliación sacramental, de la enfermedad, del don del sacerdocio, de la Eucaristía y desde luego, del matrimonio, en los diferentes momentos de su vida. # 147 #

23 La Oración en la misión sacerdotal de la familia La familia debe ser la cuna donde el hombre aprenda a vivir su relación personal con Dios para que su fe manifieste el amor que se cultiva en la comunión íntima con el Creador. A través de la oración, la familia comparte la fe y pone a Dios en el centro de su vida, de sus tareas, de sus trabajos, inquietudes, aspiraciones. # 153 En esta forma la familia se constituye en puente entre Dios y los hombres

24 Misión sacerdotal, Misión santificadora de la familia El reto de la santidad La familia, por ser creyente, tiene esta misma vocación Todos los creyentes están llamados a la santidad, es decir, a la unión íntima en Dios, en la vivencia de su amor divino. La santidad es la vida de la Trinidad, participada al hombre por la gracia y vivida por éste en la perfección de la caridad. # 158

25 Misión sacerdotal, Misión santificadora de la familia El mundo es para el laico y para la familia en su dimensión temporal el lugar teológico de su encuentro y de su experiencia de Dios, por consiguiente el lugar de su santificación. La familia ha de vivir su espiritualidad laical en el testimonio vivo del amor, de la verdad, de la fraternidad, la solidaridad y la justicia, en la animación cristiana de la vida del hogar y del quehacer temporal. #

26 Misión sacerdotal, Misión santificadora de la familia El amor conyugal y familiar, camino de santidad No podemos descuidar en nuestra realidad familiar el cultivo del aprecio al sacramento del Matrimonio como signo eficaz de salvación y, por consiguiente, como una expresión de la vida en el Espíritu y de la caridad como fruto y don del mismo Espíritu. # 163

27 Misión sacerdotal, Misión santificadora de la familia En el desarrollo de los quehaceres cotidianos, en sus tareas de carácter legítimamente secular, en el campo de la sexualidad y la genitalidad, el matrimonio ha de vivir su entrega mutua, actualizando constantemente aquel pacto sagrado que hicieron en su boda y que actualiza la alianza de amor y donación de Cristo y la Iglesia. #

28 Misión sacerdotal, Misión santificadora de la familia La vivencia de la comunión en la familia es camino de santidad La familia es la comunidad natural, la pequeña Iglesia, el ámbito más propicio para la comunión de amor entre Dios y los hombres. La espiritualidad de la familia en este camino, ha de situarse en la fuerza dinámica de la caridad, ha de tener su centro en el amor, la comunión. # 169

29 Misión Sacerdotal, misión santificadora de la Familia Esta comunión nace fundamentalmente de la vivencia del Sacramento del Matrimonio La familia no sólo está llamada a santificarse ella, sino a santificar a la comunidad eclesial y al mundo, porque Dios la ha hecho su signo de salvación. Santificarse, para la familia y en la familia, es hacerse comunión de amor y de vida, de bienes, de generosidad y de donación mutua y de entrega a los demás hermanos. # 172

30 Misión Sacerdotal, misión santificadora de la Familia La familia está prioritariamente incluida en la vocación universal a la santidad (LG 14). La santidad se ha de entender en su sentido fundamental: pertenecer a Aquél que por excelencia es el Santo (cf. Is 6,3). # 173

31 Misión al servicio del amor, de la vida y de la solidaridad formación, su testimonio y su influencia en la vida de la Iglesia Un aspecto particularmente incisivo, en la atención pastoral a las familias es el de su formación, su testimonio y su influencia en la vida de la Iglesia, mediante el servicio del amor, de la vida y la solidaridad; porque de la Iglesia doméstica dependerá indudablemente la realización de esta dimensión evangelizadora. # 176

32 Misión al servicio del amor, de la vida y de la solidaridad al crearlo a su imagen y semejanza. Dios, que es amor (1 Jn. 4,8), ha decidido libremente participar de su propio ser, de su vida de amor al hombre, al crearlo a su imagen y semejanza. Hombre y mujer los creó (Gen 1,27). # 177

33 Misión al servicio del amor, de la vida y de la solidaridad Nuestra experiencia nos dice que estamos lastimados por el pecado y, por tanto, somos incapaces de amar. #

34 Misión al servicio del amor, de la vida y de la solidaridad La familia que centra su vida y su visión en Cristo, descubre que de Él viene la capacidad de amar. Como el Padre me amó, así yo también los he amado a ustedes; permanezcan en mi amor (Jn 15,9). # 181

35 Misión al servicio del amor, de la vida y de la solidaridad Las familias cristianas han de garantizar que, en la formación misma de las personas y de su identidad cristiana, sus miembros asuman como forma de vida, el compromiso de la fraternidad y la solidaridad, fundadas en el amor en Cristo. # 184 Las familias serán el mejor centro evangelizador de comunión y participación, de compromiso y solidaridad, porque en ellas se fragua el futuro de la humanidad.

36 Misión al servicio del amor, de la vida y de la solidaridad Corresponde evangelizar nuestras familias como Iglesias domésticas, construyendo los valores auténticamente humanos y cristianos, educando en el amor, la libertad, la verdad, la fraternidad y la solidaridad, promoviendo, así, el desarrollo integral de sus miembros. # 187 La educación para vivir esta relación hasta la comunión, es necesaria en nuestra realidad tan saturada de individualismos. # 189

37 Misión al servicio del amor, de la vida y de la solidaridad Pastoral Familiar Para conseguir todo lo anterior, es necesario prever la vitalidad de la Pastoral Familiar, implicando a matrimonios y familias, creando grupos de formación y comunidades de vida, capacitando agentes, atendiendo problemas concretos, ofreciendo recursos catequéticos y pedagógicos, con contenidos sólidos, para apoyarlos en el marco integral de la evangelización. # 191

38 La Misión de la Familia en la Iglesia Por ahora hay que decir: (Pero el tema no ha terminado…) ¡Trabajar en grupos con mucho entusiasmo y creatividad¡ ¡Trabajar en grupos con mucho entusiasmo y creatividad¡ Ahora toca:

39 La Misión de la Familia en la Iglesia ¡ GRACIAS POR SU ATENCIÓN ! (Y por no dormirse…)


Descargar ppt "II.IDENTIDAD Y MISION DE LA FAMILIA. FAMILIA, SÉ LO QUE ERES (FC 17) 2ª. Parte."

Presentaciones similares


Anuncios Google