La descarga está en progreso. Por favor, espere

La descarga está en progreso. Por favor, espere

- La cuestión social. - La doctrina social de la Iglesia. - Deberes para con la patria. - Iglesia y Estado; cuestiones mixtas. Vigésimo primer programa.

Presentaciones similares


Presentación del tema: "- La cuestión social. - La doctrina social de la Iglesia. - Deberes para con la patria. - Iglesia y Estado; cuestiones mixtas. Vigésimo primer programa."— Transcripción de la presentación:

1 - La cuestión social. - La doctrina social de la Iglesia. - Deberes para con la patria. - Iglesia y Estado; cuestiones mixtas. Vigésimo primer programa El Cuarto Mandamiento (III):

2 La Cuestión Social La Iglesia nunca ha renunciado según la expresión del Papa León XIII a decir la «palabra que le corresponde» acerca de las cuestiones de la vida social. 1.

3 El objetivo principal de la es interpretar la realidad social, examinando su conformidad o diferencia con lo que el Evangelio enseña acerca del hombre y su vocación terrena y, a la vez, trascendente, para orientar la conducta cristiana. 2.

4 Un desafío para la Iglesia es transformar la realidad social con la fuerza del Evangelio, testimoniada por mujeres y hombres fieles a Jesucristo Escribió el Card. Renato Raffaele Martino en la PRESENTACIÓN del COMPENDIO DE LA DSI 3.

5 Enseña el Catecismo: «La igual dignidad de las personas humanas exige el esfuerzo para reducir las excesivas desigualdades sociales y económicas, e impulsa a la desaparición de las desigualdades inicuas»(n.1947). 4.

6 La lucha de clases propuesta por el marxismo no fue la solución. Juan Pablo II en Brasil: La liberación cristiana usa medios evangélicos y no recurre a ninguna forma de violencia, ni a la dialéctica de la lucha de clases o a la praxis o análisis marxista. 5.

7 El cristiano sabe que puede encontrar en la DSI los principios de reflexión, los criterios de juicio y las directrices de acción como base para promover un humanismo integral y solidario. Enseña el Compendio de la DSI 6.

8 La DSI no ha sido pensada desde el principio como un sistema orgánico. Se ha formado en el curso del tiempo, a través de las numerosas intervenciones del Magisterio sobre temas sociales. La DSI NO ofrecerá soluciones técnicas concretas 7.

9 *DOCUMENTOS SOCIALES del MAGISTERIO* Encíclica RERUM NOVARUM, León XIII (15-may-1891) Encíclica QUADRAGESIMO ANNO, Pío XI (15-may-1961) Encíclica MATER ET MAGISTRA, Juan XXIII (15-may-1961) Encíclica PACEM IN TERRIS, Juan XXIII (11-abr-1963) Constitución Pastoral GAUDIUM ET SPES, Pablo VI (7-dic-1965) Encíclica POPULORUM PROGRESSIO, Pablo VI (26-mar-1967) Carta Ap. OCTOGESIMA ADVENIENS, Pablo VI (14-may-1971) Encíclica LABOREM EXERCENS, Juan Pablo II (14-sep-1981) Encíclica SOLLICITUDO REI SOCIALIS, J. Pablo II (30-dic-1987) Encíclica CENTESIMUS ANNUS, Juan Pablo II (1-may-1991) COMPENDIO DE LA DSI (2-abr-2004) 8.

10 Pregunta el Compendio del Catecismo: ¿Cómo puede asegurarse la justicia social? La sociedad asegura la justicia social cuando respeta la dignidad y los derechos de la persona... Cuando procura alcanzar la justicia social, vinculada al bien común y al ejercicio de la autoridad. Cuando garantiza las condiciones que permiten a las asociaciones y a los individuos conseguir aquello que les corresponde por derecho. 9.

11 ¿Qué se opone a la DSI? Los sistemas económicos y sociales que sacrifican los derechos fundamentales de las personas, o que hacen del lucro su regla exclusiva y fin último. Como las ideologías asociadas al «comunismo» u otras formas ateas y totalitarias de «socialismo». También rechaza el «capitalismo», cuando es individualista y da primacía absoluta a las leyes del mercado sobre el trabajo humano. 10.

12 Algunos de los TEMAS de interés de la DSI: Antropología cristiana Derechos humanos El bien común Solidaridad y subsidiaridad Destino universal de los bienes Propiedad privada Propiedad pública Trabajo y salarios Huelgas Sindicatos La política y los políticos Compromiso sociopolítico de los cristianos La comunidad internacional Violencia social La fe cristiana y la cultura Medios de comunicación social Ecología 11.

13 La dimensión social del hombre es parte esencial de su naturaleza y de su vocación. Todo hombre debe participar en la realización del bien común, respetando las leyes justas y haciéndose cargo de los sectores en los que tiene responsabilidad personal, como son el cuidado de la propia familia y el compromiso en el propio trabajo. 12.

14 Los ciudadanos deben tomar parte activa en la vida pública, en la medida en que les sea posible. Los fieles cristianos laicos intervienen directamente en la vida política y social, animando con espíritu cristiano las realidades temporales, y colaborando con todos como auténticos testigos del Evangelio y constructores de la paz y de la justicia. 13.

15 Recomendamos la lectura meditada de la NOTA DOCTRINAL sobre algunas cuestiones relativas al compromiso y la conducta de los católicos en la vida política. de la CONGREGACIÓN PARA LA DOCTRINA DE LA FE del 24 de noviembre de 2002 dirigida a los Obispos de la Iglesia Católica y, de especial modo, a los políticos católicos y a todos los fieles laicos llamados a la participación en la vida pública y política en las sociedades democráticas. JOSEPH CARD. RATZINGER Prefecto TARCISIO BERTONE, S.D.B. Arzobispo emérito de Vercelli Secretario 14.

16 ¿Cuáles son los deberes de los ciudadanos respecto a las autoridades civiles? Deben considerarlas como representantes de Dios, ofreciéndoles una colaboración leal para el buen funcionamiento de la vida pública y social. Esto exige el amor y servicio de la patria, el derecho y el deber del voto, el pago de los impuestos, la defensa del país y el derecho a una crítica constructiva. 15.

17 ¿Cuándo el ciudadano NO debe obedecer a las autoridades civiles? El ciudadano no debe en conciencia obedecer cuando las prescripciones de la autoridad civil se opongan a las exigencias del orden moral: «Hay que obedecer a Dios antes que a los hombres» (Heb 5, 29). 16.

18 La autoridad civil se ejerce de manera legítima cuando procura el bien común, y para conseguirlo utiliza medios moralmente lícitos. Por tanto, los regímenes políticos deben estar determinados por la libertad de decisión de los ciudadanos y respetar el principio del «Estado de derecho». 17.

19 Según tal principio, la soberanía es prerrogativa de la ley, no de la voluntad arbitraria de los hombres. Las leyes injustas y las medidas contrarias al orden moral no obligan en conciencia. 18

20 Relaciones entre Iglesia y Estado La comunidad política y la Iglesia son independientes y autónomas: Dad al César lo que es del César... La Iglesia y el E. se diferencian por su naturaleza y por sus fines: -I: orden sobrenatural. Salvación de las almas. -E: orden natural. Bien común general. 19.

21 -I: Medios espirituales: oración, predicación, Sacramentos... -E: Desarrollo integral de los ciudadanos. Bien común. No debe haber oposición sino en armonía. Hay materias en las que ambos intervienen: educación, matrimonio, comunicación social, asistencia a los necesitados. 20.

22 Libertad religiosa La Declaración de los Derechos Humanos de las Naciones Unidas en su art. 2,1 establece que toda persona tiene todos los derechos y libertades proclamados en esta Declaración sin distinción alguna de (...) religión. El artículo 18, además, indica que toda persona tiene derecho a la libertad de pensamiento, de conciencia y de religión; este derecho incluye la libertad de cambiar de religión o de creencia, así como la libertad de manifestar su religión o creencia, individual y colectivamente, tanto en público como en privado, por la enseñanza, la práctica, el culto y la observancia. 21.

23 Libertad religiosa La Iglesia Católica reconoce el derecho a la libertad religiosa en la Declaración Dignitatis Humanae, del Concilio Vaticano II, en su n. 2: Este Concilio Vaticano declara que la persona humana tiene derecho a la libertad religiosa. Esta libertad consiste en que todos los hombres han de estar inmunes de coacción, sea por parte de personas particulares como de grupos sociales y de cualquier potestad humana; y esto, de tal manera que, en materia religiosa, ni se obligue a nadie a obrar contra su conciencia, ni se le impida que actúe conforme a ella en privado y en público, solo o asociado con otros, dentro de los límites debidos. 22.

24 Para finalizar los temas referidos al IV Mandamiento: Pecan gravemente... Los hijos que desobedecen a sus padres en cosa grave, y que ellos pueden mandarles; los que les dan disgustos graves; los que les tratan con aspereza, les injurian o desprecian gravemente; los que les insultan, golpean o les levantan la mano con deliberación y amenaza; los que les desean en serio un mal grave; los que no les socorren en sus necesidades graves, tanto corporales como espirituales: por ejemplo, si no les procuran a tiempo los sacramentos a la hora de la muerte. 23.

25 Pecan también gravemente los padres que dan mal ejemplo a sus hijos (blasfemias, etc.), los maldicen, les desean en serio algún mal, o abandonan su instrucción humana y religiosa. Los patronos pecan gravemente si, pudiendo, no dan a sus obreros el salario justo. Pero además tienen obligación de no imponer a sus obreros trabajos superiores a sus fuerzas; protegerles, en cuanto sea posible, de los peligros del trabajo, y de respetar en ellos la dignidad de hombre y de cristiano, tratándoles con amabilidad y evitándoles los peligros de pecar. 24.

26 Los obreros pecan gravemente si hacen daño grave a su patrono, ya sea malgastando materiales o energía, ya sea estropeando a propósito instrumentos de trabajo. Si voluntariamente rinden menos de lo debido pueden también llegar a pecado grave. Ante última

27 Presentación del P. Juan María Gallardo para


Descargar ppt "- La cuestión social. - La doctrina social de la Iglesia. - Deberes para con la patria. - Iglesia y Estado; cuestiones mixtas. Vigésimo primer programa."

Presentaciones similares


Anuncios Google