La descarga está en progreso. Por favor, espere

La descarga está en progreso. Por favor, espere

Décimo cuarto programa El más allá. Vive siempre como quien ha de morir, pues ciertamente, antes o después, todos moriremos. Vive siempre como quien ha.

Presentaciones similares


Presentación del tema: "Décimo cuarto programa El más allá. Vive siempre como quien ha de morir, pues ciertamente, antes o después, todos moriremos. Vive siempre como quien ha."— Transcripción de la presentación:

1 Décimo cuarto programa El más allá

2 Vive siempre como quien ha de morir, pues ciertamente, antes o después, todos moriremos. Vive siempre como quien ha de morir, pues ciertamente, antes o después, todos moriremos. La vida terrenal no es la definitiva y tampoco es eterna. La vida terrenal no es la definitiva y tampoco es eterna. Debemos vivir esta vida orientada hacia la otra, la definitiva. Debemos vivir esta vida orientada hacia la otra, la definitiva. 2.

3 La muerte es la separación del alma La muerte es la separación del alma del cuerpo. El cuerpo va a la sepultura y allí se convierte en polvo. El cuerpo va a la sepultura y allí se convierte en polvo. El alma, en cambio, constitutivo esencial de la persona, sigue viviendo. El alma, en cambio, constitutivo esencial de la persona, sigue viviendo. Esto es dogma de fe. Esto es dogma de fe. El materialista tendrá una verdadera sorpresa. El materialista tendrá una verdadera sorpresa. 3.

4 es el conjunto de todos los males sin mezcla de bien alguno. El infierno es el conjunto de todos los males sin mezcla de bien alguno. La existencia del infierno es dogma de fe. La existencia del infierno es dogma de fe. Está definida en el Concilio IV de Letrán. Está definida en el Concilio IV de Letrán. La C. para la Doctrina de la Fe: Aunque la palabra fuego sea sólo una imagen, debe ser tratada con todo respeto. (17-V-1979) La C. para la Doctrina de la Fe: Aunque la palabra fuego sea sólo una imagen, debe ser tratada con todo respeto. (17-V-1979) 4.

5 El que peca mortalmente y muere sin arrepentirse de sus pecados mortales se va al infierno. El que peca mortalmente y muere sin arrepentirse de sus pecados mortales se va al infierno. El infierno es la negación de amor y el fracaso de nuestra libertad. El infierno es la negación de amor y el fracaso de nuestra libertad. El infierno es la condenación eterna. El infierno es la condenación eterna. En el infierno no es posible el arrepentimiento, lo mismo que en el cielo no es posible pecar. En el infierno no es posible el arrepentimiento, lo mismo que en el cielo no es posible pecar. 5.

6 El mal es un misterio que supera el entendimiento humano. El mal es un misterio que supera el entendimiento humano. El mal es la carencia de un bien debido. El mal es la carencia de un bien debido. Dice Santo Tomás que el mal no es cualquier carencia de bien, sino la carencia de un bien propio de una determinada criatura. Dice Santo Tomás que el mal no es cualquier carencia de bien, sino la carencia de un bien propio de una determinada criatura. Si Dios impidiera al hombre hacer el mal, violentaría su libertad. Si Dios impidiera al hombre hacer el mal, violentaría su libertad. 6.

7 El cielo es la felicidad con que Dios premia eternamente a los que mueren en su gracia. El cielo es la felicidad con que Dios premia eternamente a los que mueren en su gracia. El cielo es el conjunto de todos los bienes sin mezcla de mal alguno. El cielo es el conjunto de todos los bienes sin mezcla de mal alguno. El cielo es un estado. El cielo es un estado. Es un modo de existir. Es un modo de existir. 7.

8 La única felicidad completa, verdadera y definitiva está en el cielo. La única felicidad completa, verdadera y definitiva está en el cielo. La salvación eterna es el problema más importante que el hombre debe resolver en esta vida. La salvación eterna es el problema más importante que el hombre debe resolver en esta vida. San Pablo: Ni ojo vio, ni oído oyó, ni ha concebido jamás corazón humano la felicidad que Dios tiene preparada para los que le aman. 8.

9 Concilio Vaticano II: Los que inculpablemente desconocen el Evangelio de Cristo y su Iglesia, Los que inculpablemente desconocen el Evangelio de Cristo y su Iglesia, pero se esfuerzan por cumplir con su conciencia pueden conseguir la salvación eterna. Tenemos en nuestras manos los medios necesarios para alcanzar nuestra salvación. Tenemos en nuestras manos los medios necesarios para alcanzar nuestra salvación. 9.

10 La Divina Providencia indica la soberanía, la supervisión o el conjunto de acciones de Dios que ayudan a los hombres a buscar su fin último. Dios quiere que todos los hombres se salven. Dios quiere que todos los hombres se salven. La respuesta es libre y personal. La respuesta es libre y personal. 10.

11 - Dios quiere que todos los hombres se salven. - A todos da la gracia necesaria. - Nadie se condena sin culpa suya. - La oración bien hecha y la devoción a María son prenda de salvación eterna.

12 El purgatorio es el sufrimiento de las almas que tienen que limpiarse para entrar al cielo. El purgatorio es el sufrimiento de las almas que tienen que limpiarse para entrar al cielo. Su existencia es dogma de fe. Su existencia es dogma de fe. San Pablo indica que hay que purificarse más allá de la muerte. San Pablo indica que hay que purificarse más allá de la muerte. 12.

13 La Comunión de los Santos nos permite interceder por las benditas ánimas. La Comunión de los Santos nos permite interceder por las benditas ánimas. Por ellas podemos ofrecer sufragios: la Santa Misa, indulgencias, obras de piedad y caridad. Por ellas podemos ofrecer sufragios: la Santa Misa, indulgencias, obras de piedad y caridad. Las indulgencias: Las indulgencias:

14 Son la remisión de la pena temporal debida por los pecados ya perdonados en cuanto a la culpa. Todo pecado grave genera una culpa y una pena. Todo pecado grave genera una culpa y una pena. La culpa es la ofensa a Dios. La pena es el castigo. La culpa es la ofensa a Dios. La pena es el castigo. Pueden ganarse para uno o para los difuntos. No para una persona viva... Pueden ganarse para uno o para los difuntos. No para una persona viva...

15 Pueden ser parciales o plenarias. Pueden ser parciales o plenarias. Las plenarias sólo se puede ganar una vez al día, salvo en caso de peligro de muerte. Las plenarias sólo se puede ganar una vez al día, salvo en caso de peligro de muerte. Para adquirir la indulgencia plenaria, además de realizar la acción indulgenciada, y de que no exista por parte del fiel ningún afecto o adhesión al pecado incluso venial, hay que cumplir Para adquirir la indulgencia plenaria, además de realizar la acción indulgenciada, y de que no exista por parte del fiel ningún afecto o adhesión al pecado incluso venial, hay que cumplir tres condiciones:

16 confesión sacramental, comunión eucarística y rezo de una oración por las intenciones del Papa confesión sacramental, comunión eucarística y rezo de una oración por las intenciones del Papa Tienen indulgencia plenaria a) El Vía-Crucis. a) El Vía-Crucis. b) El Rosario en familia. b) El Rosario en familia. c) Media hora de adoración al Santísimo Sacramento. c) Media hora de adoración al Santísimo Sacramento. d) Media hora de lectura de la Biblia. d) Media hora de lectura de la Biblia.

17 El cielo y el infierno no se acabarán porque son eternos. El cielo y el infierno no se acabarán porque son eternos. Ni en el cielo es posible pecar, ni en el infierno es posible el arrepentimiento. Ni en el cielo es posible pecar, ni en el infierno es posible el arrepentimiento. 17.

18 Jesucristo habló del fin del mundo repetidas veces en su vida. Jesucristo habló del fin del mundo repetidas veces en su vida. Lo que no sabemos es cuando será ese día. Lo que no sabemos es cuando será ese día. Entonces vendrá la resurrección de los muertos y el juicio final de todos los hombres. Entonces vendrá la resurrección de los muertos y el juicio final de todos los hombres. 20.

19 La resurrección de los muertos es dogma de fe. Está definido en el Concilio IV de Letrán. La resurrección de los muertos es dogma de fe. Está definido en el Concilio IV de Letrán. La resurrección no tiene nada que ver con la reencarnación del hinduismo y del budismo. La resurrección no tiene nada que ver con la reencarnación del hinduismo y del budismo. La reencarnación no es cristiana Es cristiana la resurrección al final de los tiempos 19.

20 Presentación del P. Juan María Gallardo para


Descargar ppt "Décimo cuarto programa El más allá. Vive siempre como quien ha de morir, pues ciertamente, antes o después, todos moriremos. Vive siempre como quien ha."

Presentaciones similares


Anuncios Google