La descarga está en progreso. Por favor, espere

La descarga está en progreso. Por favor, espere

7/ EL CANON BIBLICO EN ALGUNAS CONFESIONES CRISTIANAS La teología protestante ofrece aspectos teológicos de gran interés en este problema del canon bíblico.

Presentaciones similares


Presentación del tema: "7/ EL CANON BIBLICO EN ALGUNAS CONFESIONES CRISTIANAS La teología protestante ofrece aspectos teológicos de gran interés en este problema del canon bíblico."— Transcripción de la presentación:

1 7/ EL CANON BIBLICO EN ALGUNAS CONFESIONES CRISTIANAS La teología protestante ofrece aspectos teológicos de gran interés en este problema del canon bíblico. Un problema es determinar el criterio de canonicidad. Otro problema reciente es el tema del canon en el canon. Veremos también el canon en las demás confesiones cristianas. Presentación del P. Siverio Velasco

2 1. El criterio de canonicidad en la teología protestante En la teología católica el criterio de canonicidad es la Tradición apostólica. Pero, como la teología protestante renuncia al principio de Tradición, da diferentes soluciones al no haber respuesta satisfactoria en la sola Scriptura. No es fácil encontrar una solución racional sin que se acepte alguna intervención de la tradición guiada por el Espíritu Santo. Están divididos, pero todos admiten la importancia del tema, como ya hace un siglo lo escribió A. Harnack. Se discute qué define el canon bíblico

3 a. Breve cuadro histórico de los criterios de canonicidad. El problema viene desde el siglo XVI cuando los Refor- madores sustituyeron los criterios externos, como son la Tradición y la autoridad, por los criterios internos, que se basan fundamentalmente en el principio de sola Scriptura Lutero: asumió como criterio el hecho de que la Escritura nos conduzca a Cristo. La autoridad de los libros sagrados dependerá del grado en que nos conduzcan a Cristo, más o menos o nada.

4 Calvino consideró como criterio de canonicidad el testimonio interno del Espíritu en cada fiel. Este testimonio habría engendrado un consenso público sobre los libros sagrados en la iglesia primitiva. Calvino rechazó los libros deuterocanónicos como apócrifos, pero aceptó todo el canon del N.T. Así fue en las sucesivas confesiones de la fe reformada, acentuando aún más el papel del Espíritu Santo, que sería, en el corazón de los creyentes, el garante del carácter divino de las Escrituras.

5 El racionalismo bíblico. Para éstos, al eliminar el concepto de inspiración sobrenatural, el canon era una colección fortuita de libros reunidos por motivos naturales o por causas históricas. Desde fines del s.XIX, con el reflorecer de la teología luterana, se da más importancia al tema del canon bíblico y al problema de su formación. Desde entonces se otorga más peso a los criterios objetivos.

6 Entre los autores del racionalismo crítico: Th. Zahn consideró con atención el influjo constitutivo de los escritos apostólicos en las comunidades cristianas. A. Harnack dio un significado muy positivo a la acción de la iglesia primitiva en la formación del canon. Para ello examinó los carismas eclesiásticos que permitieron tener por inspirados determinados libros en tiempos apostólicos. Otros, como Kümmel y Käsemann siguen a Lutero en ser canónico lo que mueve más hacia Cristo.

7 Autores contemporáneos: K. Barth no acepta que la Iglesia tenga una autoridad divina y la asistencia infalible del Espíritu Santo. Para él, la acción de Dios está vinculada sólo a la sagrada Escritura. Y a través de ella llega a la comunidad creyente. No es la Iglesia la que ha constituido un canon, sino que la Biblia es canon porque lo es; porque se ha impuesta a la Iglesia como tal. Por tanto el canon se considera abierto; puede enriquecerse con nuevos descubrimientos.

8 O. Cullmann concede mayor contenido teológico al acto por el que la Iglesia determinó el canon de la Biblia. Piensa que a mitad del s.II la Iglesia recibió una gracia especial para tomar esta gran decisión. Cuando ya los escritos del N. Test. se habían impuesto a la Iglesia, ella establece el canon bíblico con un acto normativo comparable a una definición dogmática. Esto fue por la autoridad apostólica intrínseca en los libros sagrados y para salvar la pureza del evangelio.

9 La hipótesis de Cullmann dista de la Iglesia católica en algunas cuestiones fundamentales. a) Considera que la Iglesia, después del canon, quedó sin la asistencia del Espíritu Santo para otras enseñanzas normativas. b) Confunde verdad revelada y definición dogmática, como si ésta fuese un añadir algo a la Revelación. c) No se comprende porqué hacia el año 150 cesa la acción del Espíritu Santo sobre la Iglesia.

10 E. Brunner: - Acepta la existencia de criterios objetivos de canonicidad, como serían la autenticidad apostólica y el necesario acuerdo de cada escrito bíblico en el contenido general de la predicación neotest. - Admite que la canonicidad de los libros del N.T. se realizó bajo la acción del Espíritu Santo, de modo que los sínodos y concilios confirmaron lo que la Iglesia primitiva había acogido. Pero no se pronuncia sobre la infabilidad de este reconocimiento.

11 H.F. von Campenhausen: Se opone a la formación espontánea del canon y se opone a que el peso central sea la tradición oral o escrita. Cree que la historia del canon se debe al esfuerzo emprendido por grandes personalidades, como Pablo y Lucas, y después por el estímulo de la Iglesia contra los herejes Marción y Montano. La idea del canon cree que se debe a Marción; pero al restringirlo mucho, la Iglesia lo abrió. Sin embargo contra Montano, que lo alargó demasiado, la Iglesia lo cerró.

12 b. Resumen de los criterios de canonicidad. La teología protestante, al no tener el criterio de Tradición, se ha servido de otros criterios que podemos resumir: - Criterios basados en el contenido de los libros bíblicos: sublimidad y santidad de doctrina, milagros y profecías, coherencia con el resto de la predicación apostólica. O en la forma: belleza literaria. Para Lutero: los que enseñen la justificación por la fe, sin obras. Así lo han seguido Kümmel y Käsemann.

13 -Criterios basados en los efectos salvíficos del libro o capacidad de imponerse a los fieles. Este fue el principio que siguió Calvino, y recientemente algunos autores, como K. Barth. Calvino decía: igual que los objetos negros o blancos tienen en ellos algo que muestra el color, y los alimentos dulces o amargos lo que produce el sabor, del mismo modo, la Escritura contiene en sí misma el poder de hacerse conocer

14 - Criterio del apostolado: Michaëlis (1791) propuso que se debe considerar inspirado cualquier escrito compuesto por un apóstol siempre que contenga una enseñanza religiosa. Lo siguieron Cülmann y Brunner. Algunos autores añadieron una cierta tradición surgida ya en tiempos apostólicos.

15 - Criterio basado en la iluminación del Espíritu Santo: Este es el criterio adoptado por Calvino cuando comprendió la insuficiencia del basado en los efectos salvíficos del libro. El Espíritu Santo ilumina directamente la mente de los creyentes para reconocer qué libros son inspirados La iluminación personal quedaría garantizada por la conformidad de pareceres en la comunidad cristiana. Este criterio subyace en los diversos autores protestantes.

16 Estos criterios han demostrado ser incapaces de demostrar la existencia de un canon bíblico y su extensión. Sobre todo, resultan fuertemente subjetivos. Por eso se dan fuertes divergencias entre los autores protestantes respecto al criterio válido de canonicidad como a la canonicidad de El hecho de que una doctrina sea sublime o útil depende de la disposición o capacidad de la persona que lo lee o escucha Hay libros no inspirados que para alguno sea más sublime. ¿Y quién puede certificar estar iluminado por el Espíritu S.? algunos libros.

17 Hay dos principios inderogables en la teología católica: 2. La cuestión del canon en el canon 1-Todos los libros de la Escritura son igualmente inspirados y canónicos: Tienen al mismo Dios como autor principal y han sido aceptados por la Iglesia. 2-Existe una unidad intrínseca en todo el contenido: las diversas tra- diciones expresan la doctrina de los apóstoles, aunque cada libro tenga sus propias peculiaridades. Pero la teología protestante distingue libros más o menos inspirados y aun no inspirados.

18 Para Harnack desde el siglo II se dio una degeneración católica al realizarse la unión entre cristianismo y helenismo. Eso puso fin al período apostólico e hizo nacer el Protocatolicismo o catolicismo primitivo. Esto iba contra otros protestantes que admitían la mayor consistencia del cristianismo en el Medioevo. Con la palabra protocatolicismo designaba Harnack las notas características del cristianismo: jerarquía, sucesión apostólica, sacramentos, ministerio sacerdotal, dogma, etc.

19 Llevando el problema al ámbito del N.T., desde Bultmann en adelante se habla de unidad relativa del N.T. Bultmann se basa en la crítica histórica y ve que el catolicismo comienza desde la predicación primitiva. Ve que estos elementos están presentes en el N.T., pues en las cartas pastorales está atestiguado el paso del oficio carismático al oficio institucional. De ahí que existan diversas tradiciones, diversas concepciones de la fe cristiana y sus contenidos, hasta oponerse radicalmente. Algunos autores lo han llevado a consecuencias extremas.

20 Todo lo anterior ha creado un dilema en el protestantismo: o aceptan todo el N.T. acogiendo los elementos típicos del catolicismo, o permanecen fieles a la Reforma protestante optando por un canon en el canon, libre de elementos extraños o espurios. En el primer caso el canon del N.T. dejaría de ser fundamento de unidad de las diferentes iglesias. En el segundo: Si en el actual caso hay elementos no puros (venidos del protocatolicismo), hay que encontrar la pureza del evangelio. ¿Cuál sería el criterio para encontrar el centro del N.T.?

21 Las respuestas han sido muy diversas: Para lutero era inspirado y canónico sólo lo que mueve a Cristo y le manifiesta. Para Marxsen canon es el kerigma primitivo, los escritos más antiguos del N.T. Para Käsemann y Conzelmann lo que determina el canon es la justificación por la fe en Cristo. Pero otros teólogos y exegetas protestantes les recriminan el haber llevado hasta el extremo las diversidades que hay en el N.T.

22 Cullmann intenta salvar la unidad del canon. Dice que esta unidad sólo puede provenir de la historia de la salvación. Al canon pertenecerían los libros testimoniados por testigos oculares, profetas y apóstoles, sobre el acontecimiento central de la salvación: muerte, vida y resurrección de Cristo. Con ello explica el hecho de que el canon sea cerrado. Cullmann, por su carácter funcional, insiste más en el actuar que en el ser de Dios.Le interesa la historia; pero deja sin valorar muchos textos de la Escritura.

23 3. El canon en otras confesiones cristianas no católicas. En general siguen el canon completo para el N.T.; Para el Ant. o faltan los deuterocanónicos o se han añadido algunos apócrifos. - La iglesia ortodoxa griega ha admitido siempre los 27 libros del N.T., especialmente desde la aprobación del Concilio Trulano (año 692). Sólo ha habido dudas con el Apocalipsis, que Focio omitía, según antiguos cánones. Para el Ant.T., el admitir o negar los deuterocanónicos discuten los teólogos.

24 La iglesia rusa admite todo el Nuevo Testamento. Pero desde la primera mitad del siglo XVIII rechaza los deuterocanónicos del Ant.Test., debido a que el emperador Pedro el Grande creó la iglesia rusa autónoma, separada de la griega. Sufrió la influencia del obispo Teófanes Prokopowitcz, que rechazaba la canonicidad de los deuterocanónicos. La iglesia siria acepta todo el canon del A.T.; pero del Nuevo los monofisitas le aceptan todo, mas los nestorianos rechazan casi todos los deuterocanónicos.

25 La iglesia copta al canon de la iglesia católica añade: en el A.T. algunos libros de algunas versiones de los XII: sal 151, y 3 Mac. En el nuevo, algunas cartas de Clemente romano y Constituciones Apostólicas, atribuidas a san Clemente. La iglesia etiópica al A.T. añade varios apócrifos: Henoc, 4 Esdras, 3 Mac, jubileos, Ascen- sión de Moisés y otros; en el N.T. a veces añade los de los coptos. La iglesia armena añade en el A.T.: 3 Esdras, 3 Mac. y otros. Y en el N.T. añade una carta de san Pablo a los Corintios no canónica y otra de los corintios a san Pablo.

26 Presentación del P. Silverio Velasco EXTRACTADO de la Introducción General a la Biblia del P. Miguel Angel Tábet


Descargar ppt "7/ EL CANON BIBLICO EN ALGUNAS CONFESIONES CRISTIANAS La teología protestante ofrece aspectos teológicos de gran interés en este problema del canon bíblico."

Presentaciones similares


Anuncios Google