La descarga está en progreso. Por favor, espere

La descarga está en progreso. Por favor, espere

Menciona a Jesucristo sólo 3 veces. Sin embargo plantea los temas centrales del cristianismo: la fe y las obras la regeneración por la palabra la ley.

Presentaciones similares


Presentación del tema: "Menciona a Jesucristo sólo 3 veces. Sin embargo plantea los temas centrales del cristianismo: la fe y las obras la regeneración por la palabra la ley."— Transcripción de la presentación:

1

2 Menciona a Jesucristo sólo 3 veces. Sin embargo plantea los temas centrales del cristianismo: la fe y las obras la regeneración por la palabra la ley de la libertad los ricos y los pobres el uso de la lengua Podríamos formular las siguientes preguntas: ¿Teológicamente y eclesiológicamente, el sermón de Santiago, es conservador? ¿En ética social, Santiago el hermano del Señor, es progresista? ¿Por qué Lutero lo retiró del canon? Exhortación de Santiago - PARRESÍA - Prof. Pablo L. González2

3 I. ASPECTOS LITERARIOS II. CONTEXTO HISTÓRICO III. MENSAJE TEOLÓGICO Exhortación de Santiago - PARRESÍA - Prof. Pablo L. González3

4 1. FORMA LITERARIA: a) La abundancia de formas exhortativas o imperativas b) El contenido 2. ELEMENTOS RETÓRICOS a) Las formas apelativas b) Los ejemplos Exhortación de Santiago - PARRESÍA - Prof. Pablo L. González4

5 El texto comienza como carta: nombre del autor, destinatarios, saludo inicial. Pero el ropaje epistolar que el autor quiere dar a su obra es ficticio. Si no se trata propiamente de una carta, ¿cuál es la forma literaria adecuada para designarlo? Exhortación de Santiago - PARRESÍA - Prof. Pablo L. González5

6 1. Abundancia de formas exhortativas imperativas VosotrosSt. 1, 5.9; 4, Abundancia de formas exhortativas o imperativas, expresadas con frecuencia en la segunda persona plural: «Vosotros» St. 1, 5.9; 4, El contenido de la exhortación 2. El contenido de la exhortación: multiplicidad de temas La multiplicidad de temas y su tratamiento breve son característicos del discurso exhortativo. Exhortación de Santiago - PARRESÍA - Prof. Pablo L. González6

7 literatura sapiencial Del AT los textos más cercanos están en la literatura sapiencial, modelo literario presente en Santiago (pensamiento y lenguaje). Eclo. 11,28s Eclo. 18,19 Exhortación de Santiago - PARRESÍA - Prof. Pablo L. González7

8 El discurso exhortativo se formula siempre desde la perspectiva de quien tiene la autoridad (maestro, padre, anciano). Su autoridad no necesita ser fundamentada, ni demostradas la necesidad y la verdad de la exhortación. reconocerautoridad del maestro, necesidadsu mensaje ponerlo en práctica Quien recibe la exhortación está llamado a reconocer la autoridad del maestro, la necesidad de su mensaje y a ponerlo en práctica. escuchahace St. 1,22 De otro modo corre peligro de convenirse en alguien que escucha la palabra, pero que no la hace realidad (St. 1,22). Exhortación de Santiago - PARRESÍA - Prof. Pablo L. González8

9 adecuación a la verdad La verdad de la exhortación es su adecuación a la verdad de la praxis cristiana de la praxis cristiana. Exhortación de Santiago - PARRESÍA - Prof. Pablo L. González9

10 a. Las formas apelativas Cercano fraternidad se pone al mismo nivel Cercano : El autor se dirige a sus destinatarios con expresiones de demostrativa fraternidad, y de esta forma él se pone al mismo nivel que los otros miembros de las comunidades cristianas, que se llaman también hermanos y hermanas (1,9; 2,15; 4,11). hermanos míos queridos (1,16.19; 2,5) hermanos míos (1,2; 2,1.14; 3, ; 5,12.19) hermanos (4,11; 5,7.9.10). Exhortación de Santiago - PARRESÍA - Prof. Pablo L. González10

11 Diferente Diferente: Sin embargo, la forma de expresión no mengua su autoridad. Se presenta como Santiago, siervo de Dios y de Jesucristo (1,1). Exhorta a todos: «Vosotros» (1,16.22; 2,1.4; 3,1; 4,7; 5,7 etc.), «Ellos» (1,7.9; 3,13 etc.), «Tú» (2,18.20). Pero nunca se incluye en un «Nosotros» que pudiera achicar su rol. La función retórica de este lenguaje apunta al reconocimiento de la autoridad que el autor del texto se atribuye. No hay ningún intento de fundamentarla o legitimarla porque se la supone como un hecho dado. Exhortación de Santiago - PARRESÍA - Prof. Pablo L. González11

12 b. Los ejemplos El recurso a ejemplos ilustrativos como medio de persuasión es un lugar común de la retórica clásica. El autor utiliza como ejemplos a personajes del AT (supone conocimiento por parte de sus lectores) : - Abraham (2,21-23) y Rahab (2,25-26). - Los profetas (5,10) y Job (5,11). - Elías (5,17-18). Exhortación de Santiago - PARRESÍA - Prof. Pablo L. González12

13 Exhortación de Santiago - PARRESÍA - Prof. Pablo L. González13 Encabezamiento de la carta 1,1 Pacienciapetición A 1,2-8 Paciencia : petición de sabiduría Exaltación humillación rico B 1,9-11 Exaltación del hermano humilde, humillación del rico C 1,12 Probado en la tentación Origen D 1,13-15 Origen de la tentación don de lo alto E 1,16-18 El don de lo alto Hacedores F 1,19-25 Hacedores de la Palabra lengua G 1,26 Refrenar la lengua Religión puravisitar huérfanos viudas H 1,27 Religión pura : visitar a los huérfanos y a las viudas X 2,1-13 Contra la discriminación de los pobres Fe y obras de amor solidario H 2,14-26 Fe y obras de amor solidario lengua G 3,1-12 El poder de la lengua conducta F 3,13-16 Buena conducta sabiduría de lo alto E La sabiduría de lo alto Origen D Origen del mal C 4,4-12 Entre el mundo y Dios Humillación ricos B 4,13–5,6 Humillación de los ricos Pacienciapetición A 5,7-20 Paciencia : petición por la salud, responsabilidad por el extraviado.

14 A) EL AUTOR 1. SITUACIÓN HISTÓRICA: 2. EL NOMBRE DEL AUTOR: a) La figura de Santiago, el hermano del Señor b) ¿Pudo haber sido Santiago, el hermano del Señor, el autor del escrito? La polémica contra los ricos La polémica contra una fe sin obras c) Hipótesis sobre el autor B) TIEMPO Y LUGAR DE ORIGEN Exhortación de Santiago - PARRESÍA - Prof. Pablo L. González14

15 Exhortación de Santiago - PARRESÍA - Prof. Pablo L. González15

16 doce diáspora Autopresentación del autor (1,1). El texto está dirigido a las doce tribus que están en la diáspora. doce tribus Destinatarios: las doce tribus. Jesucristo El autor se presenta como siervo de Jesucristo judío-cristianos Lectores de la obra: judío-cristianos que acentúan la continuidad de la fe cristiana con el Israel de Dios (ahora ellos son el verdadero Israel. Exhortación de Santiago - PARRESÍA - Prof. Pablo L. González16

17 El nombre «Santiago» no aporta luz sobre su persona. Nombre muy común en el judaísmo. En el NT varios se llaman así. hijos de Zebedeohermano de Juan citado muerte Herodes Agripaaño 43 (Hch 12,2) Uno de los hijos de Zebedeo, hermano de Juan se llama Santiago. Además de ser citado con frecuencia en los evangelios sinópticos (Cf. Mc. 1,19.29; 3,17, etc.), se menciona su muerte por orden de Herodes Agripa, alrededor del año 43 (Hch 12,2). Exhortación de Santiago - PARRESÍA - Prof. Pablo L. González17

18 Otros Santiagos: hijo de Alfeo hijo de María Mt 27,56el menorMc 15,40 padre del apóstol JudasLc 6,16 y Hch 1,13 el hijo de Alfeo (Mc 3,18); Santiago, el hijo de María (Mt 27,56) o el menor (Mc 15,40); Santiago, el padre del apóstol Judas (mencionado sólo en Lc 6,16 y Hch 1,13). el hermano del Señor 1 Cor 15,7; Gál. 1,1 2,9.12, Hch 12,17; 15,13; 21,18; Cf. Mc 6,3único posible autor El Santiago más conocido y de mayor peso en la historia del cristianismo primitivo es Santiago el hermano del Señor (1 Cor 15,7; Gál. 1,1 2,9.12, Hch 12,17; 15,13; 21,18; Cf. Mc 6,3). Este Santiago es el único que puede ser considerad como posible autor del texto. Exhortación de Santiago - PARRESÍA - Prof. Pablo L. González18

19 Santiagoel hermano del Señor Gál. 1,19 Líder. Pablo, en su visita a Pedro, alrededor del año 35, afirma que no vio a ningún otro de los apóstoles a excepción de Santiago, el hermano del Señor (Gál. 1,19). Aparece junto con Pedro. Exhortación de Santiago - PARRESÍA - Prof. Pablo L. González19

20 En el segundo viaje de Pablo a Jerusalén, cerca del año 49, Pablo y Bernabé (comunidad de Antioquía) quieren obtener el permiso de que los creyentes de origen pagano no sean obligados a circuncidarse. Con este fin, toman consigo a Tito, un cristiano que no está circuncidado (Gál. 2,3). Exhortación de Santiago - PARRESÍA - Prof. Pablo L. González20

21 notables orden SantiagoGál. 2,9 En Jerusalén no discuten el problema con toda la comunidad, sino con un grupo reducido de notables que la representa. Pablo los menciona en el siguiente orden: Santiago, Cefas y Juan (Gál. 2,9). Estos son los que significan el acuerdo al darles la mano en señal de consenso. CefasPedro autoridad Pero Santiago aparece en primer lugarno el de CefasCefas es el nombre arameo de Pedro. Pablo parece aludir así a la autoridad conferida una vez por el nuevo nombre que Jesús otorgó a Simón, el hijo de Juan. Pero aun con el reconocimiento de esta autoridad, es el nombre de Santiago el que aparece en primer lugar, no el de Cefas. Exhortación de Santiago - PARRESÍA - Prof. Pablo L. González21

22 Santiago siguen fielmente la observancia de la ley no aceptan que los judío-cristianos se adapten paganismo Santiago representa la línea de los judío-cristianos que siguen fielmente la observancia de la ley. No niegan el derecho a la existencia de un cristianismo de origen pagano, que no está obligado a circuncidarse y a cumplir todos los detalles de la ley. Pero no aceptan que los judío-cristianos se adapten al modelo de existencia cristiana vivido por los creyentes provenientes del paganismo. Exhortación de Santiago - PARRESÍA - Prof. Pablo L. González22

23 Gál. 2,11-14 Incidente de Antioquía (Cf. Gál. 2,11-14), Pedro se adapta a las costumbres de la comunidad y participa de las comidas junto con los cristianos de origen pagano. Conflicto: cuando llegan a la comunidad cristianos de Jerusalén (grupo de Santiago). Pedro deja de comer junto con los cristianos antioquenos venidos del paganismo, se separa y se esconde. También los otros judío-cristianos imitan su ejemplo. Exhortación de Santiago - PARRESÍA - Prof. Pablo L. González23

24 Exhortación de Santiago - PARRESÍA - Prof. Pablo L. González24

25 prohibido el comer junto con un paganocomida signo de comunión ley comer con él significaba participar de lo impuro Para un judío estaba prohibido el comer junto con un pagano. La comida se entendía como un signo de comunión profunda. ¿Qué podía haber en común con una persona que no conocía la ley ni vivía de acuerdo a ella? A esto se sumaba el problema de las prescripciones concernientes a la comidas. Un pagano no las conocía, de modo que comer con él significaba participar de lo impuro. Exhortación de Santiago - PARRESÍA - Prof. Pablo L. González25

26 La comunión en la misma fe justifica plenamente la comida en común Cuando Pedro llega a Antioquía, se encuentra con una comunidad que ya ha resuelto el problema: Para ellos el ser cristiano es más importante que las diferencias entre judíos y paganos. La comunión en la misma fe justifica plenamente la comida en común. Exhortación de Santiago - PARRESÍA - Prof. Pablo L. González26

27 judío-cristianos, no deben comer juntos con los paganos Para el grupo de Santiago es inadmisible. Los judíos, también los judío-cristianos, no deben comer juntos con los paganos, aunque estos sean paganos que se han convertido al cristianismo. Exhortación de Santiago - PARRESÍA - Prof. Pablo L. González27

28 lugar teológico Santiago autoridad judío-cristianosHasta Cefas y Bernabé se someten a su autoridad Pablo no pudo hacer prevalecer su visión Nos hemos detenido en este episodio, porque él revela con toda claridad el lugar teológico representado por Santiago y la autoridad que gozaba en medios judío-cristianos. Hasta Cefas y Bernabé se someten a su autoridad. La pregunta acusadora de Pablo (Gál. 2,14) no llega a ocultar el hecho de que en esa ocasión no pudo hacer prevalecer su visión. Santiago queda al frente de la comunidad de Jerusalén Santiago queda al frente de la comunidad de Jerusalén, hasta la guerra de los judíos en contra del poder romano (Cf. Mc 13,14). Exhortación de Santiago - PARRESÍA - Prof. Pablo L. González28

29 pseudonimidad La pseudonimidad es el artificio literario por el que se atribuye una obra a un autor que no es el que la escribió. reconocimiento de una línea de pensamiento que se asume y se desea continuar Muchas veces se utiliza el nombre de quien se reconoce como maestro y guía del propio mensaje. No hay duda de que el nombre utilizado también legitima y da autoridad al mensaje, pero la relación con el personaje en cuestión es más profunda que lo meramente legitimante. En el fondo se trata del reconocimiento de una línea de pensamiento que se asume y se desea continuar. Exhortación de Santiago - PARRESÍA - Prof. Pablo L. González29

30 Suponeuna realidad social que difícilmente pudo darse en los primeros años de las comunidades cristianas cristianos ricosque oprimen a los pobres (5,4-6). Lucas hacia fines del siglo I Supone una realidad social que difícilmente pudo darse en los primeros años de las comunidades cristianas. Los que reciben el mensaje de amenaza son cristianos ricos, que no observan la justicia social y oprimen a los pobres (5,4-6). Como se advierte en la obra de Lucas, el problema se plantea hacia fines del siglo I. Exhortación de Santiago - PARRESÍA - Prof. Pablo L. González30

31 El paulinismo deforme que es combatido aquí supone la difusión y recepción de las Cartas de Pablo Gálatas y Romanos justificación por la fe y la libertad de la ley últimas décadas del siglo I70 2,18-23 El paulinismo deforme que es combatido aquí supone la difusión y recepción de las Cartas de Pablo, especialmente de las Cartas a los Gálatas y a los Romanos, en donde el Apóstol desarrolla el tema de la justificación por la fe y la libertad de la ley. El fenómeno se explica mejor si es que tuvo lugar en las últimas décadas del siglo I, y no antes del año 70. Exhortación de Santiago - PARRESÍA - Prof. Pablo L. González31

32 judío-cristiano de origen helenista, profundamente arraigado en el mensaje bíblico y en la tradición cristiana maestro 3,1 El autor es un judío-cristiano de origen helenista, profundamente arraigado en el mensaje bíblico y en la tradición cristiana. Su función dentro de la comunidad a la que pertenece es la de un maestro. Como tal conoce las dificultades de su oficio, y puede advertir sobre los riesgos que implica: Que no sean muchos los maestros (3,1). ficción literaria judío-cristianos dispersos quiere subrayar la importancia de la presencia específica de los judío-cristianos en medio de una realidad eclesial: un cristianismo marginal La ficción literaria de escribir en nombre de Santiago a todos los judío-cristianos dispersos en el ámbito de la cultura greco- romana quiere subrayar la importancia de la presencia específica de los judío-cristianos en medio de una realidad eclesial: un cristianismo marginal. Exhortación de Santiago - PARRESÍA - Prof. Pablo L. González32

33 lugar en la Iglesia y la tarea de testimoniar la fe por medio de una praxis cristiana coherente La figura de Santiago y el mensaje enviado en su nombre recordaba a todos estos judío- cristianos su lugar en la Iglesia y la tarea de testimoniar la fe por medio de una praxis cristiana coherente. mensaje bíblico tradición cristiana La caracterización del autor exige considerar otros elementos. Hemos aludido al arraigo en el mensaje bíblico y en la tradición cristiana. Son temas importantes que requieren una mirada atenta. Exhortación de Santiago - PARRESÍA - Prof. Pablo L. González33

34 La determinación del tiempo y del lugar de origen depende básicamente de la decisión en la cuestión del autor del escrito. Habiéndonos decidido por el carácter pseudónimo del texto, la persona de Santiago deja de ser un punto de referencia al respecto. Exhortación de Santiago - PARRESÍA - Prof. Pablo L. González34

35 guerra contra Roma destrucción del templo año 70 judío-cristianos dispersos comunidad cristiana abandona Jerusaléncristianos pierden patria común La guerra contra Roma y la conclusión desastrosa con la destrucción del templo en el año 70 fueron acontecimientos que no permanecieron ajenos a los judío-cristianos dispersos fuera de Palestina. Cuando la comunidad cristiana abandona Jerusalén, estos cristianos pierden su punto de orientación, su patria común, más allá de la distancia. reacción de los judío-cristianos frente a esta experiencia subrayar la continuidad con la teología del hermano del Señor. nombre Santiago representa el lugar de los orígenes El texto que tratamos, según nuestra hipótesis sería una reacción de los judío-cristianos frente a esta experiencia. El autor se reviste con el nombre y la autoridad de Santiago para anunciar su mensaje, y así subrayar la continuidad con la teología del hermano del Señor. Ya no existe una comunidad cristiana en Jerusalén, pero el nombre de Santiago representa el lugar de los orígenes. Exhortación de Santiago - PARRESÍA - Prof. Pablo L. González35

36 dispersión geográfica debilitamiento progresivo de su identidad judío-cristiana. praxis cristiana como criterio de la verdad de la fe La dispersión geográfica en la que se encuentran estos judío-cristianos a quienes se dirige el mensaje pudo tener como consecuencia el debilitamiento progresivo de su identidad judío-cristiana. El autor concentra su atención en un aspecto: la importancia decisiva de la praxis cristiana como criterio de la verdad de la fe. Es por esto que combate una actitud que podría recurrir a expresiones paulinas para relativizar el valor de las obras concretas que testimonien la fe. años 80 y 90 La situación que describimos bien puede corresponder a un tiempo entre los años 80 y 90. Exhortación de Santiago - PARRESÍA - Prof. Pablo L. González36

37 Antioquía lugar de origen probable Con respecto al lugar de origen no hay datos capaces de fundar una hipótesis convincente. Antioquía sería un lugar de origen probable, y explicaría los contactos con el evangelio de Mateo. Exhortación de Santiago - PARRESÍA - Prof. Pablo L. González37

38 Exhortación de Santiago - PARRESÍA - Prof. Pablo L. González38

39 Exhortación de Santiago - PARRESÍA - Prof. Pablo L. González39 A. LA IMAGEN DE DIOS B. EL CRISTIANISMO DE LA CARTA DE SANTIAGO 1. EL LUGAR TEOLÓGICO a) Las obras b) La ley c) La misericordia 2. EL LUGAR ECLESIAL 3. FE Y RESPONSABILIDAD SOCIAL

40 Tiene los rasgos propios de la fe judío-cristiana. Dios es el único Dios (2,19), el que da la sabiduría (1,5), el que no pone a prueban al hombre (1,13), el que no aprueba la ira del hombre (1,20), el que elige a los pobres en el mi (2,5), el amigo de Abraham (2,23), el que ha creado a los hombres a su semejanza (3,9), el que te a los soberbios (4,6). Exhortación de Santiago - PARRESÍA - Prof. Pablo L. González40

41 Este mismo Dios es llamado también padre de las luces (1,17), que nos ha engendrado por medio de la palabra de la verdad para que seamos primicias de sus obras (1,18). La imagen rica en significado. Así como en los comienzos. Dios creó la luz (Gn. 1,3), ahora se repite el acto creador por medio de la palabra de la verdad. La nueva creatura no es la luz, sino el creyente. Exhortación de Santiago - PARRESÍA - Prof. Pablo L. González41

42 Dios es Padre porque protege a débil religión pura consiste justamente en el cuidado de los huérfanos y viudas Dios es Padre no sólo porque engendra por medio de la palabra, sino también porque protege a débil. La religión pura e irreprensible frente a este Dios que es también Padre (1,27) consiste justamente en el cuidado de los huérfanos y viudas en su situación de estrechez. Cuando el creyente concretiza de este modo la paternidad de Dios, se mantiene puro de las manchas del mundo. Exhortación de Santiago - PARRESÍA - Prof. Pablo L. González42

43 4,12 legislador y juez Quien promulga la ley tiene el poder de exigir su observancia juezcidir sobre la respuesta del hombre frente al don de la ley La afirmación transmitida en 4,12 guarda el tono enfático de la confesión de fe: Uno solo es el legislador y juez. Quien promulga la ley es el que tiene el poder de exigir su observancia y actuar como juez, al decidir sobre la respuesta del hombre frente al don de la ley. ley es perfecta ley de la libertad1,25; 2,12ley muestra el camino La ley es perfecta y se llama ley de la libertad (1,25; 2,12) porque es la ley promulgada por Dios. La ley muestra el camino que debe recorrer el hombre para alcanzar el fin de su existencia. Exhortación de Santiago - PARRESÍA - Prof. Pablo L. González43

44 En la conducta frente al hermano se decide la observancia de la ley. La insistencia en la necesidad de observar toda la ley (2,10) no quiere llevar a imponer un legalismo esclavizante. La ley se resume en el mandato del amor al prójimo según la expresión de Lev 19,18 (2,8). La falta contra el hermano al hablar mal de él o juzgarlo equivale a hablar mal de la ley y juzgar la ley (4,12). En la conducta frente al hermano se decide la observancia de la ley. Exhortación de Santiago - PARRESÍA - Prof. Pablo L. González44

45 parusía Sant 5,7-8 parusía del Señor El juez está ya a la puerta5,9 En el lenguaje cristiano, el término parusía tiene un significado preciso: es la presencia del Señor en el momento de su retomo (1 Tes 2,19; 3,13; 4,15; 5,23; Mt 24,3, etc.). En los textos citados el sentido de la parusía es cristológico: es el retomo en gloria del Crucificado y Resucitado. También en Sant 5,7-8 se habla de la parusía del Señor que está cercana. Es un hecho que se anuncia como inminente: El juez está ya a la puerta (5,9). En el aspecto central, el lenguaje es curiosamente indeterminado. ¿A quién se refiere la parusía? el Señor es Jesucristo 1,1 y 2,1 4,12 y 5,9 Supresencia es veladapero reconocible En este caso, el Señor es Jesucristo como en 1,1 y 2,1, que, en cuanto tal, comparte el ser Señor propio de Dios, como también lo hace con respecto al ser Juez (cf 4,12 y 5,9). La cristología no está desarrollada, pero tampoco está ausente. Su presencia es velada, pero reconocible a quienes entienden el lenguaje el autor. Exhortación de Santiago - PARRESÍA - Prof. Pablo L. González45

46 ¿En qué consiste el cristianismo de este escrito tan peculiar? Hemos constatado la presencia de una rica tradición cristiana, pero es una tradición que no posee un carácter específicamente cristiano. Los textos que hemos enumerado muestran semejanzas con textos del Nuevo Testamento pero todos ellos pudieron haber sido expresados por boca de un creyente judío. Fuera de la mención de Jesucristo en 1,1 y 2,1, no hay indicios que caractericen al texto como cristiano. Exhortación de Santiago - PARRESÍA - Prof. Pablo L. González46

47 Intentamos determinar el cristianismo de la Carta de Santiago abordándolo desde una triple perspectiva. Exhortación de Santiago - PARRESÍA - Prof. Pablo L. González47

48 Al hablar del lugar teológico del texto aludimos al lugar que ocupa en el espacio marcado por la literatura cristiana del siglo I. Como en toda determinación espacial, se trata de buscar las coordenadas que hagan posible la ubicación del objeto en cuestión. Exhortación de Santiago - PARRESÍA - Prof. Pablo L. González48

49 El cristianismo está entendido consecuentemente ante todo como ortopraxis, es decir, como un obrar de acuerdo a las exigencias de la fe, tal como el autor las encuentra expresadas en la ley. Hay una verdad de la fe que es contenido del saber. Esta ortodoxia no se niega ni se pone en cuestión, pero ella no define la auténtica verdad de la fe, que consiste siempre en el hacer cristiano. Como lo dice el autor: Si crees que existe un solo Dios, haces bien. También los demonios lo creen, y tiemblan de miedo (2,19). No basta con el saber de la fe. A la fe hay que traducirla en obras. Esta manera de entender la fe corresponde a las palabras transmitidas en Mateo 7,24-27, acerca del hombre que escucha el mensaje y lo pone en práctica, en oposición al fin desastroso del que también escucha el mensaje, pero no lo convierte en obras. No es suficiente reconocer a Jesús como el Señor, si luego no se hace lo que él dice (Mt 7,21). Exhortación de Santiago - PARRESÍA - Prof. Pablo L. González49

50 A esto puede sumarse la afirmación de corte sapiencial de que al árbol se lo conoce por los frutos (Mt 7,16-19), y la historia de los dos hijos enviados por su padre a trabajar a la viña (Mt 21,28-31). Sólo el que hace lo mandado, aunque al principio se negara, es el que cumple la voluntad del Padre. El evangelio de Mateo es el escrito neotestamentario que recibe y transmite con más vigor esta idea. No tiene valor la enseñanza si es que no se cumplen los mandamientos (Mt 5,19). El mandato final del Resucitado a sus discípulos es que enseñen a todos los pueblos a observar lo que él les ha mandado (Mt 28,20). La enseñanza de Jesús se transmite no para que se convierta en un objeto de conocimiento, sino para que sea practicada. La Carta de Santiago se ordena en la misma línea que la que representa el evangelio de Mateo. Exhortación de Santiago - PARRESÍA - Prof. Pablo L. González50

51 Al precisar la imagen de Dios que surge de la consideración de todo el escrito, hemos visto la importancia y el significado que tiene la ley. El tema guarda una estrecha relación con el de las obras. La dimensión teológica de la ley, en cuanto se entiende como ley de Dios, determina la relación del hombre con Dios como una relación de obediencia. Si Dios ha revelado en la ley su voluntad salvífica, el hombre, como creatura suya (3,9), encuentra en la ley el camino de la vida. En la obediencia a la ley de Dios el hombre realiza su libertad, al liberarse de todas las trampas que le tendería un proyecto de vida pensado a partir de los propios deseos. La libertad tiene carácter obediencial. En ese sentido el autor habla de la ley de la libertad (1,25; 2,12). Exhortación de Santiago - PARRESÍA - Prof. Pablo L. González51

52 El Jesús del evangelio de Mateo asegura en forma solemne que él no ha venido a abolir ni a la ley ni a los profetas (5,17): Antes perecerán el cielo y la tierra antes que se altere el menor detalle de ley (5,18). El evangelio de Mateo entiende la ley como la interpretación cristiana de la ley veterotestamentaria anunciada ahora como Torá mesiánica en labios de Jesús. En la Carta de Santiago este fondo cristológico está implícito, pero la comprensión de la función e importancia de la Ley corresponde a la del primer evangelio. Exhortación de Santiago - PARRESÍA - Prof. Pablo L. González52

53 Pues el juicio será sin misericordia para el que no ha obrado con misericordia. La misericordia triunfa sobre el juicio (2,13). Éste es el único pasaje en todo el texto que habla de la misericordia. Un simple juego de palabras -entre anéleos, sin misericordia, y éleos, misericordia- expresa un contenido muy importante. El obrar guiado por la misericordia es decisivo en la hora del juicio de Dios. La cosa es simple: Quien no ha obrado con misericordia, no puede esperar que Dios obre con misericordia; pero el que ha obrado con misericordia triunfa a la hora del juicio. El autor entiende el obrar misericordioso en forma muy concreta (2,15-16). Si al hermano o hermana que no tienen con qué vestirse y están hambrientos, uno les dice: Vayan en paz, abríguense y coman en abundancia, ¿qué valor tiene esto? El ejemplo muestra el caso en el que se constata la necesidad, pero no se hace nada para ayudar al necesitado: ese es el obrar sin misericordia. Exhortación de Santiago - PARRESÍA - Prof. Pablo L. González53

54 La misericordia no es un sentimiento, sino la actitud que descubre la indigencia en los hermanos y hace algo para subsanarla. Una fe que no llevara al obrar con misericordia sería una fe vana (2,17). Aún más: esa fe no podría salvar en el momento del juicio. El ejemplo utilizado orienta fácilmente en la búsqueda del contexto teológico correspondiente. La larga descripción del juicio frente al Hijo del Hombre (Mateo 25,31-46) contiene el mismo mensaje. Lo que se hace ahora en beneficio de los pobres y necesitados decide la sentencia al fin de los tiempos. Sin recurrir al motivo cristológico del evangelio de Mateo -el Hijo del Hombre estaba presente en cada uno de esos indigentes-, el texto expresa a su modo la misma afirmación básica: la misericordia triunfa sobre el juicio. Exhortación de Santiago - PARRESÍA - Prof. Pablo L. González54

55 Hay un aspecto que permite en este caso una determinación más precisa: la polémica en contra de una fe sin obras (2,14-26). Hay dos indicios para suponer un trasfondo polémico: La insistencia en afirmar que la fe está muerta sin las obras (2, ); la cita de Gn 15,6 para demostrar que el hombre no se justifica solamente por la fe, sino también por las obras. Gn 15,6 (Abraham creyó a Dios, y esto le fue tenido en cuenta por justicia) es el texto que cita Pablo en Gál. 3,6 para probar con la fuerza de la Escritura que el hombre no se justifica por las obras de la ley sino por la fe (Gál. 2,16). Obras de la ley y fe aparecen en la argumentación de Pablo como instancias que se excluyen. El Apóstol lee la Escritura siguiendo las normas de la exégesis rabínica. En la cita de Gn 15,6 se menciona sólo a la fe. Además, la ley fue promulgada recién 430 años después de la historia de Abraham (Gál. 3,17). La conclusión es lógica: Abraham es el padre de todos los creyentes que son declarados justos por Dios por medio de la fe. Su acto de fe es paradigmático para todo creyente. Exhortación de Santiago - PARRESÍA - Prof. Pablo L. González55

56 En la Carta de Santiago, nuestro autor interpreta Gn 15,6 de otra manera. Antes de citar al texto alude al sacrificio de Isaac (Gn 22,2.9) como prueba de que la demuestra por las obras. Desde esta perspectiva la fe llega a la perfección por las obras (2,21-22). La cita del mismo texto bíblico para llegar a conclusiones antagónicas que se repiten con insistencia, no puede considerarse un hecho fortuito. Históricamente es más probable suponer que la posición paulina es objeto de una polémica tal, aunque no se nombre al Apóstol. ¿Cómo entender esto? Según Hch 21,21, Santiago y los ancianos de Jerusalén le transmiten a Pablo lo que se dice de él en algunos ambientes: enseñaría a abandonar las tradiciones mosaicas dejando de lado la circuncisión y las costumbres judías. Exhortación de Santiago - PARRESÍA - Prof. Pablo L. González56

57 Más allá de detalles históricos, no hay duda que la misión de Pablo era mirada con desconfianza en los círculos próximos a Santiago. Este debió ser el trasfondo social de una reacción frente a la teología paulina que rechaza la oposición entre la fe y las obras presente en ella. Hemos hablado antes de un paulinismo deforme. Es paulinismo porque lo que está en juego es la teología de Pablo. Es deforme porque no la interpreta adecuadamente -aunque hay que admitir que el lenguaje de Pablo daba pie a malentendidos. Pablo no anuncia una pasividad salvífica, como si bastara solamente la fe para ser salvado. La salvación es iniciativa de Dios, que es el único capaz de salvar, pero exige una respuesta del hombre desde su fe. Las numerosas exhortaciones presentes en todas las cartas no tendrían ningún sentido si es que esta respuesta no fuera necesaria. Pero se trata de la respuesta a un don previo, no de la iniciativa del hombre. La polémica presente en Sant 2,14-26 rechaza una concepción de la fe que tampoco Pablo hubiera aceptado, aunque el Apóstol hubiera hablado de un modo muy diferente sobre el problema. Exhortación de Santiago - PARRESÍA - Prof. Pablo L. González57

58 Pocos textos del Nuevo Testamento acentúan tanto la responsabilidad social de la fe como nuestro escrito. Esta responsabilidad está referida en forma precisa a las desigualdades e injusticias sociales en el ámbito de las comunidades cristianas. El juicio que el autor emite sobre los ricos es muy negativo. Los ricos son los que desprecian y explotan a los pobres y los llevan a rastras ante las autoridades (2,6); son los que no pagan el jornal a los que trabajan en sus campos (5,4), mientras que ellos viven en el lujo y la abundancia (5,5); son los que condenan y matan a los inocentes, sin que estos se resistan (5,6). Exhortación de Santiago - PARRESÍA - Prof. Pablo L. González58

59 Todas estas acciones representan el polo opuesto al obrar de la misericordia (2,13). La blasfemia contra el nombre de Dios no quiere decir necesariamente que estos ricos hayan usado en forma insultante al nombre de Dios. Es más probable que el autor interprete como blasfemia la actitud de estos ricos frente a sus hermanos pobres. Todos ellos son cristianos. Sobre todos ellos, es decir, sobre la comunidad, está invocado el nombre de Dios (2,7). Con sus actos, los ricos desprecian a Dios. Dios ha elegido a los pobres en este mundo para que sean ricos en su fe y herederos del reino (2,5). A partir de esta elección -el tema es una variación sobre la bienaventuranza a los pobre (Lc 6,20; Mt 5,3) - Dios ha tomado en forma irreversible partido en favor de los pobres, convirtiéndose en su defensor. Lo que se haga en contra de ellos, va en contra de Dios mismo. Exhortación de Santiago - PARRESÍA - Prof. Pablo L. González59

60 En el obrar de Dios se revela la verdad hombre. El rico que hace planes para el futuro piensa en negocios y en ganar dinero (4,13), se construye un mundo carente de consistencia. Cree contar con un poder que, en realidad, no dispone. En los pobres en cambio, está expresada la verdad del hombre frente a Dios. Exhortación de Santiago - PARRESÍA - Prof. Pablo L. González60

61 Exhortación de Santiago - PARRESÍA - Prof. Pablo L. González61

62 Exhortación de Santiago - PARRESÍA - Prof. Pablo L. González62

63 Exhortación de Santiago - PARRESÍA - Prof. Pablo L. González63

64 1. FORMA LITERARIA: a) La abundancia de formas exhortativas o imperativas b) El contenido 2. ELEMENTOS RETÓRICOS a) Las formas apelativas b) Los ejemplos Exhortación de Santiago - PARRESÍA - Prof. Pablo L. González64

65 A) EL AUTOR 1. SITUACIÓN HISTÓRICA: 2. EL NOMBRE DEL AUTOR: a) La figura de Santiago, el hermano del Señor b) ¿Pudo haber sido Santiago, el hermano del Señor, el autor del escrito? La polémica contra los ricos La polémica contra una fe sin obras c) Hipótesis sobre el autor B) TIEMPO Y LUGAR DE ORIGEN Exhortación de Santiago - PARRESÍA - Prof. Pablo L. González65

66 A. LA IMAGEN DE DIOS B. EL CRISTIANISMO DE LA CARTA DE SANTIAGO 1. EL LUGAR TEOLÓGICO a) Las obras b) La ley c) La misericordia 2. EL LUGAR ECLESIAL 3. FE Y RESPONSABILIDAD SOCIAL Exhortación de Santiago - PARRESÍA - Prof. Pablo L. González66

67 Exhortación de Santiago - PARRESÍA - Prof. Pablo L. González67

68


Descargar ppt "Menciona a Jesucristo sólo 3 veces. Sin embargo plantea los temas centrales del cristianismo: la fe y las obras la regeneración por la palabra la ley."

Presentaciones similares


Anuncios Google