La descarga está en progreso. Por favor, espere

La descarga está en progreso. Por favor, espere

Jesús resucitado se revela en el prójimo.. Ha hecho del amor al prójimo el signo de la identidad cristiana y la prueba decisiva de su seguimiento Lc 10,27;

Presentaciones similares


Presentación del tema: "Jesús resucitado se revela en el prójimo.. Ha hecho del amor al prójimo el signo de la identidad cristiana y la prueba decisiva de su seguimiento Lc 10,27;"— Transcripción de la presentación:

1 Jesús resucitado se revela en el prójimo.

2 Ha hecho del amor al prójimo el signo de la identidad cristiana y la prueba decisiva de su seguimiento Lc 10,27; Jn 15,12

3 Jesús iba más allá del concepto veterotestamentario, en que el prójimo (el hermano) era el amigo, el que participaba de la religión y la nacionalidad judía. Jesús iba más allá del concepto veterotestamentario, en que el prójimo (el hermano) era el amigo, el que participaba de la religión y la nacionalidad judía.

4 Mi prójimo es aquel que tiene derecho a esperar algo de mí. Mi prójimo es aquel que tiene derecho a esperar algo de mí.

5 P rójimo, real e históricamente es el que yo encuentro en mi vida pues sólo en este caso hay derecho al acto del amor fraterno. P rójimo, real e históricamente es el que yo encuentro en mi vida pues sólo en este caso hay derecho al acto del amor fraterno.

6 En la parábola del samaritano el necesitado es un judío expoliado y herido. En la parábola del juicio final (Mt 25,31ss) es el hambriento, el sediento, el enfermo, el exiliado, el encarcelado. En forma muy especial, el prójimo es el pobre, en el cual Jesús se revela como necesitado. «Lo que hicieron con algunos de estos mis hermanos más pequeños, lo hicieron conmigo» (Mt 25,40). En la parábola del samaritano el necesitado es un judío expoliado y herido. En la parábola del juicio final (Mt 25,31ss) es el hambriento, el sediento, el enfermo, el exiliado, el encarcelado. En forma muy especial, el prójimo es el pobre, en el cual Jesús se revela como necesitado. «Lo que hicieron con algunos de estos mis hermanos más pequeños, lo hicieron conmigo» (Mt 25,40).

7 El pecado del sacerdote y del levita no fue el no tener sentimientos de compasión. El pecado del sacerdote y del levita no fue el no tener sentimientos de compasión. Habitualmente, todo hombre los tiene. Fue el haber evitado el encuentro con el necesitado, poniéndose en situación de no tener que comprometerse («... al verlo pasó por el otro lado de la carretera y siguió de largo...», Lc 10,31 ). Esta actitud les impidió hacerse hermanos (prójimos) del judío herido. Habitualmente, todo hombre los tiene. Fue el haber evitado el encuentro con el necesitado, poniéndose en situación de no tener que comprometerse («... al verlo pasó por el otro lado de la carretera y siguió de largo...», Lc 10,31 ). Esta actitud les impidió hacerse hermanos (prójimos) del judío herido.

8 Quiere decir que los tres no fueron hermanos del herido. Podrían haberlo sido, pero de hecho lo fue «el que se mostró compasivo con él» (Lc 10,37). El sacerdote no es hermano del judío herido, y tampoco el levita. El samaritano, sí. Para Jesús, el ser hermano de los demás no es algo «automático», como un derecho adquirido. No somos hermanos de los otros mientras no actuemos como tales.

9 Mi prójimo no es el que comparte mi religión, mi patria, mi familia o mis ideas. Mi prójimo es aquel con el cual yo me comprometo. Nos hacemos hermanos cuando nos comprometemos con los que tienen necesidad de nosotros, y tanto más cuanto más total es el compromiso. El samaritano no se contentó con «salir del paso» a medias. Lo curó, lo vendó, lo cargó, lo llevó a una posada y pagó todo lo necesario ( Lc 10,3-35 ).

10 La opción por el pobre que nos ordena el Evangelio es servir a ese prójimo no sólo como personas, sino como situaciones sociales.

11 murió el pobre (Lázaro) y fue llevado por los ángeles… murió también el rico (Epulón) y … en el infierno entre tormentos… Lc 16, 22-23

12 qué difícil es que los que tienen riquezas entren en el Reino de Dios Mc 10,23

13 Lc 4, 14-21: El Espíritu del Señor está sobre mí porque él me ha ungido para que dé la buena noticia a los pobres. Me ha enviado para anunciar la libertad a los cautivos y la vista a los ciegos, para poner en libertad a los oprimidos, para proclamar el año de gracia del Señor (Is. 61, 1-2).

14 Sermón de la montaña Bienaventurados los pobres (Mt 5, 3)

15 Llegó también una viuda pobre y echó dos moneditas. Entonces, llamando a sus discípulos, les dijo: Os digo de verdad que esta viuda pobre ha echado más que todos los que echan en el arca del Tesoro... (Mc 12, 43)

16 Quienes necesitan una liberación concreta y evidente son los pobres, oprimidos secularmente, y atendidos por sistemas de solidaridad ineficiente.

17 El compromiso en el amor es la medida de la fraternidad. No somos hermanos si no sabemos ser eficazmente compasivos hasta el fin.

18 ¿Sabes cómo ven ellos el mundo?


Descargar ppt "Jesús resucitado se revela en el prójimo.. Ha hecho del amor al prójimo el signo de la identidad cristiana y la prueba decisiva de su seguimiento Lc 10,27;"

Presentaciones similares


Anuncios Google