La descarga está en progreso. Por favor, espere

La descarga está en progreso. Por favor, espere

CIUDADANÍA SOCIAL EN AMÉRICA LATINA: VASO MEDIO LLENO, VASO MEDIO VACÍO Martín Hopenhayn Director de la División de Desarrollo Social de la CEPAL ESCUELA.

Presentaciones similares


Presentación del tema: "CIUDADANÍA SOCIAL EN AMÉRICA LATINA: VASO MEDIO LLENO, VASO MEDIO VACÍO Martín Hopenhayn Director de la División de Desarrollo Social de la CEPAL ESCUELA."— Transcripción de la presentación:

1 CIUDADANÍA SOCIAL EN AMÉRICA LATINA: VASO MEDIO LLENO, VASO MEDIO VACÍO Martín Hopenhayn Director de la División de Desarrollo Social de la CEPAL ESCUELA DE VERANO EN PLENO INVIERNO, SANTIAGO, CEPAL, 2013

2 I. CIUDADANÍA SOCIAL EN EL CONTEXTO DE DINÁMICAS GLOBALES

3 DIMENSIONES DE LA CIUDADANÍA
Dimensión ética: dignidad, el sujeto siempre como fin en si mismo Dimensión política: participación, deliberación, voz. Dimensión social: acceso a activos, servicios y prestaciones Dimensión productiva y reproductiva: trabajo, empleo, cuidado Dimensión cultural: identidad, diferencia, pertenencia a una comunidad simbólica. Dimensión de agencia y de reconocimiento

4 CIUDADANÍA SOCIAL ¿Se restringe a derechos sociales o connota pertenencia y agencia en sentido más amplio? Me inclino por lo segundo. Específicamente en derechos sociales: ¿se mide por umbrales absolutos o participaciones relativas? Me inclino por ambos: foto y película, umbral y brecha. ¿ Su referente es institucional o de percepciones? No son tan fácilmente separables.

5 DINÁMICA GLOBAL Y CIUDADANÍA SOCIAL (1)
Cambios valóricos y culturales: mayor diversificación de identidades pero difuminación de patrones de referencia simbólica. Flexibilización organizacional en los más distintos niveles: mayor autonomía, mayor precariedad. Sociedad de la información y redes a distancia : nuevas formas de visibilidad, interlocución, movilización, pertenencia, inclusión. Un imaginario democrático que se difunde por el mundo y la instalación de derechos humanos universales como metavalores compartidos. La politización de las desigualdades desde la perspectiva de la diferencia (género, sexualidad, etnia).

6 DINÁMICA GLOBAL Y CIUDADANÍA SOCIAL (2)
Volatilidad económica y discontinuidad en goce de derechos y participación en el progreso. Rostros desdibujados y destinos erráticos en la relación capital-trabajo. El trabajo pierde centralidad como espacio principal de estructuración de la identidad social y de la vida cotidiana. La diversificación del consumo (mercados abiertos, economías de bajo coste) y del consumo simbólico como espacio que compite con el trabajo como eje de integración social y sentido para la vida propia. Consumos privados y bienes públicos.

7 DINÁMICA GLOBAL Y CIUDADANÍA SOCIAL (3)
Disociación consumo simbólico y consumo material. Disociación enre aspiraciones de autonomía y restricciones para ejercerla. Entre anhelos de inclusión y pertenencia, y anhelos de individuación y distinción. Entre más acceso a la información pero menos control sobre las circunstancias. Entre la apertura a la diferencia y la amenaza de la diferencia, sobre todo en el ámbito cultural. Entre las demandas de mayor protección social y los problemas crecientes por el lado del financiamiento, de las migraciones y del cambio demográfico.

8 Claroscuros de la ciudadanía social en la agenda política latinoamericana
Dos décadas (80-90) con tendencia a concentración de la riqueza, inflexión positiva pero solo incipiente a partir del 2003. La región más desigual en distribución del ingreso, pero con emergencia de mayor “protagonismo de lo social” en las agendas reflejado en aumento del gasto social, la expansión de la protección social solidaria, mayor presencia de los derechos sociales en la agenda política, reformas tributarias. Avances notables en reducción de pobreza e indigencia como principal indicador de expansión de acceso a ingresos directos e indirectos. Cambio en el mapa político latinoamericano amplía el imaginario del desarrollo, consagra la irrupción de lo popular y los esfuerzos (y problemas) por compatibilizarlo con la institucionalidad democrática. Mayor visibilización de grupos subalternos en la pugna distributiva, por el reconocimiento y por las políticas.La crisis consagra un punto de inflexión en cuanto al rol activo del Estado, y la década pasada un punto de inflexión en cuanto al rol activo de la política.

9 II. LADO OSCURO DE LA CIUDADANÍA SOCIAL EN AMÉRICA LATINA: LAS BRECHAS

10 El gran problema de la ciudadanía social: desigualdades multifacéticas que se refuerzan entre sí
El desafío de la igualdad implica enfrentar deudas históricas y vigentes: Heterogeneidad productiva como fábrica de desigualdad estructural Desigualdad en desarrollo de capacidades y conocimientos Desigualdad en el mundo del trabajo y de la protección social Discriminación étnica, territorial, de género y generación Una fiscalidad con muy escaso efecto redistributivo de la riqueza Todo lo cual redunda en la peor distribución del ingreso entre regiones del mundo

11 América Latina tiene la distribución del ingreso más concentrada del mundo y esto es mala noticia al considerar la ciudadanía social en términos relacionales América Latina (18 países) y otras regiones del mundo: coeficiente de concentración de Gini, CIRCA 2006/a. Fuentes: CEPAL, en base a tabulaciones especiales de las encuestas de hogares de los respectivos países y World Income Inequality Database (WIID). [http://www.wider.unu.edu/research/Database/en_GB/database/]. Notas: /a. Los datos regionales son promedios simples. En el cálculo se considero la última observación disponible en cada país para el período

12 Una fábrica de desigualdad: brechas de productividad y empleo (heterogeneidad estructural) se refleja en enormes déficits de ciudadanía social El estrato alto genera dos tercios del PIB del la región, el medio el 22.5% y el bajo apenas el 10.6%. Pero esta distribución se invierte en términos de generación de empleo AMÉRICA LATINA (18 países): Indicadores de heterogeneidad estructural Fuente: Infante, R. “América Latina en el “Umbral del Desarrollo”. Un ejercicio de convergencia productiva”. Proyecto “Desarrollo Inclusivo”. Documento de Trabajo Nro 14. Junio Santiago de Chile: CEPAL

13 Desarrollo de capacidades, la contracara en la fábrica de desigualdades y gran obstáculo a la dimensión de agencia en la ciudadanía AMÉRICA LATINA (18 PAÍSES): CONCLUSIÓN DEL NIVEL SECUNDARIO SUPERIOR ENTRE JÓVENES DE 20 A 24 AÑOS SEGÚN CONDICIÓN DE NIVEL DE INGRESO PERCÁPITA Y SEXO, ALREDEDOR DE 2008 a (En porcentajes) Mientras en el primer quintil solo el 23% de hombres y el 26% de mujeres de 20 a 24 años han completado secundaria, en el quinto quintil dicho nivel ha sido alcanzado por el 81% de los hombres y el 86% de las mujeres en dicha edad (promedio 18 países). Esto, en circunstancias en que completar alta secundaria es el umbral necesario para luego tener trayectorias laborales con claras posibilidades de salir de la pobreza o no caer en ella. Mientras en promedio total el 49% de los hombres y el 55% de las mujeres de años han completado alta secundaria, en zonas rurales tal logro solo alcanza al 26% de los hombres y al 31% de las mujeres, y entre jóvenes indígenas de ese grupo etario, solo alcanza al 22% de los hombres y el 20% de las mujeres (único grupo en que las mujeres todavía ostentan logros menores que los hombres). Todo lo anterior ilustra con dramática elocuencia la reproducción intergeneracional de la exclusión y la desigualdad. Fuente: Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL), sobre la base de tabulaciones especiales de las encuestas de hogares de los países. a Las cifras respecto a jóvenes indígenas y no indígenas refieren a 8 países, y corresponden a 2007. 13

14 Ni hablar de brechas en educación universitaria, AMÉRICA LATINA (17 PAÍSES): % CONCLUSIÓN DE AL MENOS 5 AÑOS DE EDUCACIÓN UNIVERSITARIA ENTRE JÓVENES DE 25 A 29 AÑOS, SEGÚN QUINTILES DE INGRESO PER CÁPITA Y SEXO, ALREDEDOR DE 2008 Fuente: CEPAL, sobre la base de tabulaciones especiales de las encuestas de hogares de los países.

15 El eslabonamiento educación-empleo reproduce y, eventualmente, amplía las inequidades sociales, consagrando brechas de agencia en ciclo de vida AMÉRICA LATINA (18 PAÍSES): INGRESOS LABORALES MENSUALES DE LA POBLACIÓN OCUPADA DE 15 A 29 AÑOS, DE 30 A 64 AÑOS Y DE 15 AÑOS Y MÁS, SEGÚN EL NIVEL EDUCATIVO ALCANZADO a (En porcentajes y dólares de 2000 ppa) Como es de esperar por la inserción progresiva en el mercado laboral a lo largo de la vida adulta, los retornos por nivel educativo logrado en términos de ingresos laborales (medido en dólares PPA 2000), son siempre mayores en adultos (30 y más años) que en jóvenes (15 a 29 años). Sin embargo, es posible que esto se viva como discriminación entre jóvenes. Por otro lado, en cada nivel o logro educativo, el retorno en ingresos laborales siempre es menor en mujeres que en hombres. Esta brecha de discriminación se ha mantenido con rigidez, si bien hay mayor convergencia entre quienes han completado educación universitaria. Como se puede observar en el gráfico, el mayor salto en retornos laborales a logros educativos se da cuando se pasa de terciaria incompleta a terciaria completa (cinco o más años de educación superior), con un incremento esperable en ingresos laborales cercano al 80%. Lo dramático es que por cada 27 jóvenes de 25 a 29 años del quinto quintil que logra este nivel, solo 1 en el primer quintil lo hace. De allí que un gran desafío para romper la reproducción intergeneracional de la desigualdad es asumir un rol activo, desde el Estado, en proveer una educación pública universitaria de calidad, que incorpore progresivamente a egresados del ciclo secundario provenientes de sectores sociales más bajos, que hasta ahora han tenido acceso muy restringido a la educación terciaria. Fuente: Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL), sobre la base de tabulaciones especiales de las encuestas de hogares de los respectivos países, circa 2008. 15

16 Completando el ciclo: la protección social vía empleo segmentada
AMÉRICA LATINA (16 PAÍSES): OCUPADOS a AFILIADOS A LA SEGURIDAD SOCIAL, ALREDEDOR DE 2006 Aunque la tendencia a la desprotección ha tendido a disminuir su ritmo, se prevé que continúe, afectando en mayor medida a los trabajadores informales, los de menores ingresos, los rurales, los jóvenes y las mujeres. Es necesario por lo tanto llevar adelante políticas que generen empleos formales para los trabajadores que tienen que soportar la carga de dependientes sin acceso a los sistemas de protección social. Fuente: CEPAL (2008). Panorama Social de América Latina 2008. a Trabajadores ocupados de 15 años y más que declararon ingresos laborales. En el caso de Argentina y República Bolivariana de Venezuela, asalariados. Promedio simple.

17  La indigencia es mucho mayor en minorías indígenas y afrodescendientes, por lo que la discriminación histórica se perpetúa en exclusión presente América Latina (9 países): Incidencia de la extrema pobreza de indígenas y afro descendientes como múltiplo de la incidencia en el resto de la población Fuente: CEPAL, sobre la base de tabulaciones especiales de las encuestas de hogares de los respectivos países.

18 Los niños y las mujeres siguen siendo más vulnerables a la pobreza
Los niños y las mujeres siguen siendo más vulnerables a la pobreza. De hecho su peso en la pobreza se incrementa entre 2002 y 2008 AMÉRICA LATINA (18 PAÍSES): COCIENTE ENTRE LAS TASAS DE POBREZA DE NIÑOS Y MUJERES Y LAS DEL RESTO DE LA POBLACIÓN, ALREDEDOR DE 2002 Y 2008 a/ Niños entre 0 y 14 años / Personas de 14 años y más Mujeres / Hombres (con edades entre 20 y 59 años) LA VULNERABILIDAD DE LA ESTRUCTURA SOCIAL DE LA REGIÓN SE VE SOLO EN LOS PERFILES DE INGRESOS, SINO EN LA COMPOSICIÓN DE LA POBLACIÓN VULNERABLE Y POBRE Y SUS RASGOS PRINCIPALES. HAY UNA VERDAD QUE HOY DEBE CONCENTRAR NUESTROS DESVELOS Y ESFUERZOS: LA POBREZA Y LA VULNERABILIDAD EN LA REGIÓN TIENEN CARA DE NIÑAS, NIÑOS Y MUJERES. Y ESTA PAUTA SE AGRAVA –ESTO ES SE VUELVE MAS MARCADA- CON EL TIEMPO. LA EXPLICACIÓN DE ESTE PERFIL DE LA VULNERABILIDAD SE ENCUENTRA EN LOS CAMBIOS EN LAS FAMILIAS Y EN LA PERISTENCIA DE PAUTAS PATRAIRCALES EN EL MERCADO, EN LOS DISPOSITIVOS D PROTECCIÓN SOCIAL DEL ESTADO Y EN LA PROPIAS FAMILIAS EN LO QUE RESPECTA A LA DIVISIÓN SEXUAL DEL TRABAJO Y AL STATUS DE LA MUJER. ESTO AFECTA LA POSIBILIDAD DE INSERCIÓN EN EL MERCADO DE TRABAJO PRECISAMENTE ENTRE LAS MUJERES CON MENORES INGRESOS Y CON MÁS NIÑOS. Fuente: Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL), sobre la base de tabulaciones especiales de las encuestas de hogares de los respectivos países. a/ Países ordenados según la variación anual de la tasa de pobreza. El período 2002 corresponde a la encuesta más reciente disponible entre 2000 y 2002, y el período 2008, a la más reciente disponible entre 2004 y 2008. b/ Área metropolitana. c/ Área urbana. 18

19 (En porcentajes de variación del coeficiente de Gini)
Ciudadanía social y rol redistributivo del Estado: efecto sobre igualdad de impuestos y transferencias es mucho mayor en Europa que en la región AMÉRICA LATINA Y EUROPA (PAÍSES SELECCIONADOS): DESIGUALDAD DEL INGRESO ANTES Y DESPUÉS DEL PAGO DE IMPUESTOS Y TRANSFERENCIAS, 2008 (En porcentajes de variación del coeficiente de Gini) Mientras en promedio para 6 países de ALC el Gini baja 3.8% luego de impuestos y transferencias, para el promedio de 15 países de Europa baja 32.6%. Fuente: Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL), sobre la base de Goñi, López y Servén (2008). 19 19

20 IMPUESTO A LA RENTA Y COEFICIENTE DE GINI a
Progresividad del impuesto a la renta: contrastes entre América Latina y la OCDE IMPUESTO A LA RENTA Y COEFICIENTE DE GINI a En América Latina y el Caribe la fiscalidad no tiene el impacto progresivo sobre la igualdad que tiene en los países de la OCDE, y esto explica en parte la aguda inequidad de la región en distribución de ingresos y calidad de los bienes públicos. Tanto por el lado de los ingresos como del lado del gasto público la función redistributiva del Estado es una tarea pendiente. Aunque la tendencia a la desprotección ha tendido a disminuir su ritmo, se prevé que continúe, afectando en mayor medida a los trabajadores informales, los de menores ingresos, los rurales, los jóvenes y las mujeres. Es necesario por lo tanto llevar adelante políticas que generen empleos formales para los trabajadores que tienen que soportar la carga de dependientes sin acceso a los sistemas de protección social. Fuente: Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL), sobre la base de encuestas de hogares de los respectivos países. a Trabajadores ocupados de 15 años y más que declararon ingresos laborales. En el caso de la Argentina y la República Bolivariana de Venezuela son asalariados. Promedio simple. 20 20 20 20

21 II. LADO CLARO EN LA HISTORIA RECIENTE: PROGRESOS SOCIALES Y GIRO EN LA IGUALDAD

22 La inflexión positivase insinúa, ojalá que dure y se extienda….
Con relativa independencia respecto de la economía: Expansión de logros educativos , de acceso a servicios básicos, de salud preventiva y atenciones básicas, de baja en la desnutrición infantil y el analfabetismo. Tenemos democracia formal, empieza a tomarse en serio la consideración sobre democracia sustancial (inclusión, participación). La política recobra brío como espacio de cohesión y lo social recobra primacía. Una fase positiva en crecimiento económico, con generación de empleo, aumento del esfuerzo público en lo social y reducción de la desigualdad y de la pobreza ( ) La carga tributaria ha aumentado significativamente en varios países y el gasto social de manera aún más enérgica.

23 Luego de la década perdida de los 80, unos díficiles noventa y logros del nuevo siglo
La década pérdida Los díficiles noventa Logros sustantivos 23

24 (En porcentajes y millones de personas)
La pobreza y la indigencia siguen bajando: ¿mejora la ciudadanía social? AMÉRICA LATINA: EVOLUCIÓN DE LA POBREZA Y DE LA INDIGENCIA, a (En porcentajes y millones de personas) La pobreza redujo a 29.4% su incidencia en el 2011 y la indigencia a 11.5%, mientras la proyectada a 2012 es de 28.8 y 11.4% respectivamente.De esta manera, los niveles actuales de pobreza al nivel regional son los más bajos de las últimas tres décadas. También en números absolutos la pobreza sigue cayendo, como se observa en el gráfico de la derecha. Esta tendencia nos permite un cauto optimismo. Cauto, porque si bien baja la pobreza, el número total de pobres todavía sigue siendo superior al de comienzos de la década de 1980. Cabe aclarar que estas cifras son distintas a las publicadas en el Panorama social 2010, por dos razones: 1) Se dispuso de nuevas encuestas de hogares para 2010 o años previos, que permitieron revisar el agregado para América Latina. Así, la cifra de pobreza al año 2010 antes era 31,4 y ahora 31,0. 2) El año pasado se había proyectado que en 2011 la pobreza disminuiría pero la indigencia crecería. No obstante, los datos disponibles al 2011 mostraron que hubo mejoras distributivas mayores a las esperadas en algunos países, lo que permitió que tanto la pobreza como la indigencia se redujeran. Fuente: Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL), sobre la base de tabulaciones especiales de las encuestas de hogares de los respectivos países. a Estimación correspondiente a 18 países de la región más Haití. Las cifras colocadas sobre las secciones superiores de las barras representan el porcentaje de personas pobres (indigentes más pobres no indigentes). Las cifras para 2012 corresponden a una proyección.

25 EN LOS HOGARES POBRES a/, 2010-2011 b/
Cómo se descompone el incremento de los ingresos de los grupos pobres: mejoras en el mundo del trabajo AMÉRICA LATINA (7 PAÍSES): VARIACIÓN ANUAL DEL INGRESO TOTAL POR PERSONA Y DE CADA FUENTE EN LOS HOGARES POBRES a/, b/ (En porcentajes) Incluye sólo países en los cuales se redujo la pobreza significativamente entre 2010 y 2011. Argentina es fuerte el aumento de los ingresos de los pobres tanto en sueldos y salarios como en ingresos por transferencias. En Colombia y Ecuador destacan el aumento de remuneración de los independientes, mientras en Paraguay es donde el aumento en sueldos y salarios ostenta la mayor proporción en el total de aumento de ingresos de los pobres. Fuente: Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL), sobre la base de tabulaciones especiales de las encuestas de hogares de los respectivos países. a El porcentaje de población analizado es el mismo en ambos períodos y corresponde a la tasa de pobreza de 2008 o el año anterior más cercano. b Corresponde al período en Brasil y Chile. c Áreas urbanas.

26 (En porcentajes del PIB y del gasto público total)
Constante expansión relativa y absoluta del gasto público social: ¿es un indicador válido de mayor ciudadanía social instituida? AMÉRICA LATINA Y EL CARIBE (21 PAÍSES): EVOLUCIÓN DEL GASTO PÚBLICO TOTAL a/ Y DEL GASTO PÚBLICO SOCIAL, Y PARTICIPACIÓN DE ÉSTE EN EL GASTO TOTAL, A (En porcentajes del PIB y del gasto público total) Hasta mediados del 2000 gasto altamente procíclico Con la crisis se toman medidas contracíclicas; en principalmente a través de gasto público no social Se mantuvo tendencia contracíclica, o bien acíclica, en 2010 pero con mayor expansión del gasto público social En 2011 habría una tendencia a la contracción relativa del gasto social (reducción de prioridad económica; % a PIB: -0.8 puntos porcentuales respecto de 2010 como promedio simple de 8 países), pero que no habría significado una reducción absoluta de los recursos destinados a los sectores sociales Fuente: Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL), base de datos sobre gasto social. a/ Las cifras de gasto público total correspondebn a cifras oficiales provenientes por lo general de la clasificación funcional del gasto público y pueden no coincidir con las originadas en el uso de la clasificación económica del mismo.

27 EL INCREMENTO MAYOR ES EN GASTO EN SEGURIDAD Y ASISTENCIA SOCIAL, SEGUIDO POR EDUCACIÓN: ¿NOS DICE ALGO ESTA DISTRIBUCIÓN FUNCIONAL DEL GASTO SOCIAL RESPECTO DE AVANCES EN CIUDADANÍA? AMÉRICA LATINA Y EL CARIBE (21 PAISES): EVOLUCIÓN DEL GASTO PÚBLICO SOCIAL SEGÚN SECTORES A (En porcentaje del PIB a/) El gasto que más aumentó fue en seguridad y asistencia social, seguido por Educación. Esto es auspicioso en la medida que educación y asistencia social son los sectores que más se orientan al ciclo infanto-juvenil. Seguridad social, claramente, financia “la otra punta del tiempo”. El área de Salud, en tanto, perdió participación en el presupuesto social. Pero es esperable que, a futuro, esta partida cobre mayor importancia debido al envejecimiento poblacional y los altos gastos de salud en la población de adultos mayores. Fuente: Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL), base de datos sobre gasto social. a/ Entre paréntesis se muestra el aumento del gasto en puntos porcentuales entre y b/ No es posible separar, a nivel regional, el gasto en seguridad social del orientado a la asistencia social. De acuerdo con la información disponible, del conjunto de ambas partidas, la seguridad social representa alrededor de 75% (si se registra el componente no contributivo de ésta dentro de la asistencia social). 27

28 Las transferencias asistenciales públicas son particularmente relevantes para elevar los niveles de bienestar de los estratos más pobres, seguidas de las pensiones (no así las jubilaciones) AMÉRICA LATINA (18 PAÍSES): PESO DE LAS DIFERENTES TRANSFERENCIAS DENTRO DEL INGRESO PERCÁPITA DEL HOGAR, ALREDEDOR DE 2008 (En porcentajes) Las transferencias asistenciales en general, y las públicas en particular, son particularmente relevantes para elevar los niveles de bienestar de los estratos más pobres. En promedio, el total de transferencias representa casi el 15% del ingreso per cápita de los hogares más pobres y solo el 10% de los más ricos, aunque el peso de las diferentes transferencias varía notablemente por decil. Para los sectores más pobres las transferencias asistenciales públicas y luego las pensiones son las mas importantes. Las pensiones a diferencia de las jubilaciones tienen un mayor componente solidario y no contributivo Fuente: Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL), sobre la base de tabulaciones especiales de las encuestas de hogares de los respectivos países. 28

29 Los cambios acumulados desde 2002 en distribución del ingreso dan cuenta de una evidente reducción de la desigualdad, que continúa su tendencia en el 2011 AMÉRICA LATINA (18 PAÍSES): EVOLUCIÓN DEL ÍNDICE DE GINI, Y En 2011 la distribución del ingreso mostró solo cambios leves respecto a 2010, considerando los países con información disponible para 2011. Al evaluar los cambios acumulados desde 2002, sí se hace evidente una reducción de la desigualdad. Importa destacar que, mientras en el 2002 solo un país de la región ostentaba un Gini por debajo de 0.50, hoy día al menos cinco países se encuentran en esa condición, y dos de ellos tienen Ginis cercanos al 0.40. Pese a ello, la desigualdad del ingreso sigue siendo elevada cuando se compara el Gini de la región con el de otras regiones del mundo. Por otra parte, dado que el ciclo de reducción de desigualdad es reciente, importa ver si está asociada fuertemente a dicho ciclo y, por tanto, expuesta a cambios de ciclo en la misma proporción; o si los países se están compromiendo con políticas redistributivas y de cambio estructural donde la igualdad es parte de una dinámica sostenida en el tiempo. Fuente: Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL), sobre la base de tabulaciones especiales de las encuestas de hogares de los respectivos países. a Datos referidos a áreas urbanas en la Argentina, el Ecuador y el Uruguay. Los datos relativos a 2002 corresponden a ese año excepto en el Brasil, El Salvador, Nicaragua, el Paraguay y el Perú (2001), la Argentina (2004) y Chile (2000). Los datos referidos a 2011 corresponden a dicho año excepto en Bolivia (Estado Plurinacional de), Costa Rica y Nicaragua (2009), El Salvador, Honduras y México (2010) y Guatemala (2006). b Datos relativos a áreas urbanas en la Argentina. Los datos de 2010 hacen referencia a valores de 2009 en el Brasil y Chile.

30 Factores que inciden en este giro en positivo de reducción de pobreza y la desigualdad: ¿cuánta luz sobre la ciudadanía social? Crecimiento económico sostenido durante 6 años con mayor generación de empleo que en la década precedente (desciende desempleo de 11.1 a 7.4% entre 2002 y 2008 y se mantiene hoy en niveles en torno a 7%). Aumento significativo de los ingresos laborales. Impacto positivo de programas sociales, sobre todo de transferencias y protección social no contributiva, en reducción de la pobreza. Políticas contra-cíclicas en tiempos de crisis consagran amortiguadores frente a la vulnerabilidad. Aumento de tasa de participación femenina, en algunos países más que en otros, también en hogares de menores ingresos. Efecto de tendencia demográfica de menor número de hijos por mujer, lo que reduce tasas de dependencia también en hogares pobres. Tendencias históricas de mejoramiento respecto de pobreza por carencias básicas: educación, nutrición, acceso a servicios básicos.de protección social no contributiva con impacto fuerte en reducción de pobreza y vulnerabilidad.

31 A no dormirse en los laureles…
Seguimos siendo todavía la región con la peor distribución del ingreso en el mundo Si bien aumentaron los ingresos salariales, las brechas de productividad se mantienen incólumes, con baja inversión sectores de baja productividad Difícil atacar la reproducción intergeneracional de la desigualdad si no se aborda con mucha energía la desigualdad en logros y aprendizajes en la educación formal La revolución digital es una oportunidad, pero no una garantía de reducir brechas en acceso a información, conocimiento, redes sociales, visibilidad pública La protección social sigue segmentada en acceso y calidad, si bien hay reformas importantes, pero falta avanzar hacia un universalismo en umbrales mínimos y con progresividad.

32 III. AVANZANDO EN CIUDADANÍA SOCIAL

33 DEL LADO DE LA POLÍTICA SOCIAL: UN MODELO EMERGENTE POR POTENCIAR
Modelo de los 90 Modelo emergente Minimalismo en lo social Papel central del mercado en la asignación de bienes y servicios. Políticas orientadas a la reducción de la extrema pobreza. Programas de emergencia. Ampliación del gasto social. Rol regulador del Estado y mayor presencia en políticas contracíclicas y de transferencias Nuevas políticas de carácter transversal e integral orientadas hacia la pobreza. Expandir activos y capacidades.

34 CAMBIO DE LAS POLÍTICAS SOCIALES (cont.)
Modelo de los 90 Modelo emergente Protección social centrada en el empleo formal o en el mercado Mecanismos informales: clientelismo y prebendalismo. Actores productivos Protección social en un mundo laboral restringido: del plano contributivo al solidario Hacia un contrato basado en derechos sociales Actores productivos, territoriales, género, etnia

35 Agenda Social: Pilares
Redistribución directa de ingresos desde sistemas no contributivos para construir un sistema básico de ingresos parciales garantizados (niños, familias, adultos mayores y desempleados del sector formal e informal en edad activa) Acceso a aseguramiento solidario en salud, considerando brechas y transición epidemiológica Igualación hacia arriba del acceso y el logro educativo, y de aprendizajes pertinentes. Creación de una red y una oferta pública de calidad de cuidados dirigidos a la primera infancia y el adulto mayor, con efectos múltiples. El mundo del trabajo: políticas pasivas y activas, fortalecimiento de actores, mayor equidad en la apropiación de los excedentes de productividad, mayor convergencia en productividad.

36 DESAFÍOS SOCIOPOLÍTICOS PARA LAS POLÍTICAS SOCIALES
La cuestión de la gestión: mejorar racionalidad (diseño, monitoreo, evaluación) participación (co-gestión, retroalimentación, visibilidad de demandas) y democracia (deliberación, rendición de cuentas). El cuádruple criterio: sectorialidad, territorialidad, productividad, ciclo de vida. La dimensión comunicacional para vincular los cambios institucionales con lo que la gente quiere. Lo social emergente y su lugar: redes, dialéctica igualdad-diferencia, expansión de la democracia más allá de las fronteras del liberalismo.

37 El pacto fiscal: donde la ciudadanía social se encuentra con la política
Se requiere de un pacto fiscal para dotar al Estado de mayor capacidad para redistribuir recursos y desempeñar un papel más activo en la promoción de la igualdad, la universalización del bienestar y la convergencia productiva en el mundo del trabajo: Tanto del lado del gasto social Como del lado de la recaudación de recursos para dicho gasto (carga y estructura tributaria) Existen márgenes significativos para avanzar y fortalecer, con ello, la función redistributiva del Estado 37

38 El pacto fiscal requiere de acuerdos entre distintos agentes públicos y privados
Una plataforma compartida que correlacione los cambios en la carga y la estructura tributaria con el destino que el espacio fiscal generado tendrá en las políticas públicas Una agenda pública clara, acordada para mejorar la transparencia del gasto público, su eficiencia y eficacia y la institucionalidad pública a su cargo Una ruta de reprogramación gradual del gasto social donde la recomposición intra e intersectorial muestre, a la luz de la evidencia disponible, un impacto redistributivo más extenso, mayor cohesión social y externalidades más generalizadas en materia de equidad y productividad Esto implica quitar a unos para dar a otros, para que todos ganen inter-temporalmente. 38 38

39 CIUDADANÍA SOCIAL EN AMÉRICA LATINA: VASO MEDIO LLENO, VASO MEDIO VACÍO Martín Hopenhayn Director de la División de Desarrollo Social de la CEPAL ESCUELA DE VERANO EN PLENO INVIERNO, SANTIAGO, CEPAL, 2013


Descargar ppt "CIUDADANÍA SOCIAL EN AMÉRICA LATINA: VASO MEDIO LLENO, VASO MEDIO VACÍO Martín Hopenhayn Director de la División de Desarrollo Social de la CEPAL ESCUELA."

Presentaciones similares


Anuncios Google