La descarga está en progreso. Por favor, espere

La descarga está en progreso. Por favor, espere

Carácter Propio de las Hermanas Mercedarias de la Caridad.

Presentaciones similares


Presentación del tema: "Carácter Propio de las Hermanas Mercedarias de la Caridad."— Transcripción de la presentación:

1 Carácter Propio de las Hermanas Mercedarias de la Caridad.

2 Carácter Propio El Carácter propio del Centro define: a) La naturaleza, características y finalidades fundamentales del Centro, la razón de su fundación. b) La visión del hombre y mujer que orienta la acción educativa. c) Los valores, actitudes y comportamientos que se potencian en el Centro. d) Los criterios pedagógicos básicos del Centro. e) Los elementos básicos de la configuración organizativa del Centro y su articulación en torno a la Comunidad Educativa. Dentro del Proyecto Educativo debe incluirse el Carácter Propio del Centro, en conformidad con el artículo 68.5 de la LOCE (BOE del ). La Entidad Titular (Hermanas Mercedarias de la Caridad) dota al Centro de su Carácter Propio y lo modifica.

3 a) Naturaleza, características y finalidades. (Nuestra razón de ser) PRETENDEMOS HACER PRESENTE A LA IGLESIA EN EL CAMPO ESCOLAR, por ello perseguimos los fines culturales y la formación humano/cristiana de la niñez y juventud. QUEREMOS ILUMINAR DESDE LA FE el conocimiento que los/as alumnos/as van adquiriendo del mundo, de la vida y del hombre/mujer. OFRECEMOS, CON NUESTRA TAREA EDUCATIVA, UN SERVICIO a la sociedad y a la evangelización de la Iglesia, conscientes, al igual que el P.Zegrí, que la enseñanza cristiana es la que puede labrar el positivo bienestar, la verdadera dicha de la sociedad y de los individuos. DESEAMOS FORMAR HOMBRES Y MUJERES NUEVOS, capaces de coger en sus propias manos la marcha de la historia, del mundo y de la Iglesia, de modo que sean constructores/as y realizadores/as de la civilización del amor. PRETENDEMOS FAVORECER EL DESARROLLO INTEGRAL Y ARMÓNICO de la personalidad del alumno/a para que, consciente de su papel en la sociedad, sea capaz de acoger la fe y dar una respuesta libre, personal y comprometida.

4 COMO CONTINUADORAS/ES DE LA OBRA EDUCATIVA DEL P. ZEGRÍ, OPTAMOS POR: ofrecer a la sociedad una clara inspiración cristiana y un modelo de educación liberadora/humanizadora. ser alternativa de una cultura de vida en una cultura de muerte. la apertura a la comunicación interreligiosa. convertir nuestro Centro en ámbito de diálogo, en el que se recojan las inquietudes y planteamientos de los hombres y mujeres de nuestro tiempo. un proyecto coherente y global donde se fundan armónicamente fe, cultura y vida. una educación intercultural, que supone comprensión y estima de las realidades en que vivimos. un mundo más justo, humano y fraterno, por ello queremos contribuir a la instauración de la justicia, haciendo operativas las exigencias de la misma, de un modo especial, en la vida escolar de cada día. una educación integral, que abarca la formación intelectual, moral y religiosa. una educación que fomenta el amor a nuestra Madre de la Merced, como modelo para los creyentes de mujer libre y liberadora, comprometida con las necesidades de su tiempo; transmitiendo la sencillez y alegría de María; viviendo como Ella al servicio de la Palabra.

5 los más pobres, los pequeños, los poco capacitados, los desmotivados, los conflictivos, los carentes de recursos de cualquier tipo, para que encuentren en nosotros/as la ayuda necesaria que les permita crecer como personas. la cooperación con la Iglesia Local. Estamos abiertos/as a todos/as aquellos/as que quieran orientar su vida según el Evangelio.

6 b) Visión del hombre/mujer que orienta nuestra acción educativa. El/la hombre/mujer nuevo que deseamos formar: es más consciente de la dignidad de la persona. muy sensible ante las desigualdades sociales. los asuntos de justicia y paz son centrales en su vida. sabe que la justicia nace en su propio corazón. ensalza el valor de la libertad y exige libertad responsable. su perfección está en el mandamiento del amor. sabe que no puede separar amor a Dios y amor al prójimo. reconoce la diversidad como riqueza y es flexible en sus formas de respuesta. Asumir que nada humano nos es ajeno. Parábola del Buen Samaritano

7 es capaz de permanecer libre frente a la sociedad y sus valores. está predispuesto/a a un sentido de solidaridad humana. son suyos los gozos-esperanzas, tristezas-angustias de los hombres y las mujeres, sobre todo de los pobres. está llamado/a a existir con los demás y para los demás, a convertirse en don. vale más por lo que es que por lo que hace y tiene.

8 c) Los valores, actitudes y comportamientos que potenciamos en nuestro centro. Desde el convencimiento de que el crecimiento de la persona (educación) se fundamenta en una auténtica educación en valores, nos proponemos educar en y para los siguientes valores: ValorActitudes Amor/Caridad Acogida, respeto, comprensión y tolerancia incondicional a toda persona. Capacidad de perdón. Servicio y disponibilidad. Respeto mutuo. Buscar fórmulas de incorporación de los/las alumnos/as difíciles en las actividades programadas. Dominio de sí y ecuanimidad en el trato. Quererse realmente y demostrarlo.

9 Justicia Rechazo de todo tipo de discriminación. Valoración, respeto y tolerancia ante las ideas, opiniones y creencias de todos/as. Disposición a dar a cada uno lo que le corresponde. Ayuda a las personas más débiles para que sean capaces de superarse y sentirse iguales a los demás. Libertad Promover la independencia, el desenvolverse solos/as y la opinión propia. Fomentar el autocontrol y la aceptación de las normas y límites que impone la convivencia. Fomentar la toma de decisiones y asumir responsabilidades. Libertad respetuosa para con los demás. Capacidad crítica, coherencia y sensatez.

10 Solidaridad Sensibilidad ante los problemas de los demás. Colaboración, ayuda y generosidad ante los problemas y necesidades de las personas. Sentimiento social y comunitario. Tomar conciencia de la existencia del otro. Desechar todo tipo de comparaciones. Participación efectiva en la realidad del otro. Despertar a la riqueza del pluralismo humano. Compromiso para la transformación de nuestra sociedad. Alegría Contemplación gozosa de todo lo creado. Aceptación serena y gozosa de las contrariedades de la vida sin dejarse abatir por ellas. Predisposición al gozo y afabilidad con los que nos rodean. Ofrecer y transmitir nuestra alegría a los demás. Ver la vida con optimismo, captar lo positivo.

11 Sencillez Reconocimiento y aceptación de los valores y limitaciones propias y también de los valores y limitaciones de los demás. Ofrecimiento de las cualidades personales a los demás. Acogida respetuosa a toda persona. Disponibilidad/ Servicio Valorar el sentido del servicio y amor gratuito como signo de contradicción en un mundo competitivo e interesado. Predisposición a aceptar y ofrecer cualquier servicio, prestándolo sin esperar nada a cambio. Aceptación y ofrecimiento al otro con espíritu de colaboración. Predisposición a dejarse servir. Gratuidad en el dar y en el recibir.

12 Paz De perdón y reconciliación. Aceptación de uno mismo y de los/as demás. Rechazo de toda forma de violencia: física, psicológica o moral. Respeto a las normas de convivencia. Resolver los conflictos desde el consenso y la mediación.

13 d) Nuestros criterios pedagógicos básicos. Partimos de la consideración de que el centro del proceso de enseñanza-aprendizaje es la persona del alumno/a que aprende y no la del profesor/a que enseña, es decir, el/la alumno/a como artífice de su propia educación (protagonista de su propia historia). CULTIVAR DE FORMA ARMÓNICA, GRADUAL Y ADAPTADA A LA EDAD, todas las dimensiones de la persona. PROMOVER UNA EDUCACIÓN PERSONALIZADA que respete las capacidades, ritmos, motivaciones e intereses del alumno/a. APLICAR UNA METODOLOGÍA ACTIVA, constructiva, abierta y flexible, que fomente la iniciativa, la creatividad, la búsqueda personal y el aprendizaje significativo. DESARROLLAR LA CAPACIDAD DE EVALUAR las actitudes humanas, de crecimiento personal y sus propios procesos de aprendizaje.

14 REALIZAR UNA EVALUACIÓN LIBERADORA DEL ALUMNO/A, en la que se valoren, además del dominio cognoscitivo, su nivel de maduración, capacidad de reflexión y acción, y las actitudes que va consiguiendo. PROCURAR ENSEÑAR AQUELLO QUE EL/LA ALUMNO/A pueda aprender de acuerdo con sus capacidades y ritmos. PROPORCIONAR Y POTENCIAR LA AYUDA PEDAGÓGICA necesaria para integrar a los/as alumnos/as que presenten necesidades educativas especiales o de superdotación.

15 e) Elementos básicos de la configuración organizativa de nuestro Centro y su articulación en torno a la Comunidad Educativa. La fuerza integradora de nuestro Centro radica en la Comunidad Educativa. La educación es obra de toda la Comunidad Educativa. Todos los miembros que la forman ( entidad titular, profesores/as, padres y madres, alumnos/as, personal de administración y servicios y colaboradores) son miembros activos de la tarea educativa. Educamos desde una Comunidad Educativa que forma a las personas para lo COMUNITARIO. Sólo desde una Comunidad Educativa se puede educar para lo comunitario, de modo que se supere el aislamiento y el individualismo, egoísta y estéril, para el bien común, para la convivencia y la liberación/promoción de las personas. Procuramos que la Comunidad Educativa se desarrolle, en la medida de nuestras fuerzas y posibilidades, con la participación de todos y todas. Por ello fomentamos y promovemos: una buena información, la corresponsabilidad, el trabajo cooperativo, la comunicación explícita, la formación permanente y la reflexión sobre nuestra identidad mercedaria. Los/as profesores/as deben confirmar con su vida aquellos valores y actitudes que transmiten con la palabra, al tiempo que participan en la vida del Centro de forma consciente, creativa y con sentido de pertenencia. Son mediadores/as cualificados en el proceso de maduración y crecimiento personal del alumno/a.

16 Los padres y las madres, como primeros responsables de la educación de sus hijos/as, animan, sostienen y colaboran en la tarea formativa mediante un contacto y diálogo permanente con los/as profesores/as; al tiempo que participan en todas aquellas actividades y sesiones informativas que redunden en una mejor formación de sus hijos/as. Los/as alumnos/as deben disfrutar y vivir, en el seno de la Comunidad Educativa, las actitudes y los valores básicos, valores humanos, que más tarde han de vivir en la sociedad, con su testimonio y participación activa. El personal de administración y servicios son también educadores/as, por ello potenciamos su formación humana y la participación en la vida del Centro. La gestión del Centro se basa en los siguientes principios: La autoridad necesaria para construir y mantener la unión de ideales y corazones en la caridad y para guiar y coordinar la acción educativa.

17 La Entidad Titular fomenta la comunión de los miembros de la Comunidad Educativa. La coordinación como espacio de comunión, participación y acción. Espacio de comunión: unidos, en la pluralidad, por un nuevo modo de ser y actuar en línea de liberación evangélica. Espacio de participación: donde todos/as somos sujetos activos de nuestra historia personal y colectiva. Donde todos/as somos protagonistas, liberados/as y liberadores/as. Espacio de acción: lugar donde podamos proseguir la acción de Jesús que ofrece al mundo las señales de su Reino y de la paz que está llegando. Lugar donde podamos, como el P.Zegrí: curar todas las llagas, remediar todos los males, calmar todos los pesares, desterrar todas las necesidades, enjugar todas las lágrimas, no dejar, si posible fuera en todo el mundo, un solo ser abandonado, afligido, desamparado, sin educación religiosa y sin recursos


Descargar ppt "Carácter Propio de las Hermanas Mercedarias de la Caridad."

Presentaciones similares


Anuncios Google