La descarga está en progreso. Por favor, espere

La descarga está en progreso. Por favor, espere

FLATULENCIAS, DISTENSION ABDOMINAL Y TRANSTORNOS DE LA DEFECACION SANDRA ROJAS RODRIGUEZ.

Presentaciones similares


Presentación del tema: "FLATULENCIAS, DISTENSION ABDOMINAL Y TRANSTORNOS DE LA DEFECACION SANDRA ROJAS RODRIGUEZ."— Transcripción de la presentación:

1 FLATULENCIAS, DISTENSION ABDOMINAL Y TRANSTORNOS DE LA DEFECACION SANDRA ROJAS RODRIGUEZ

2 FLATULENCIAS La flatulencia o meteorismo es un exceso de gases en el intestino que causa espasmos intestinales y distensión abdominal (se hincha el abdomen). El gas del intestino procede del que se ingiere al tragar o deglutir y del que producen naturalmente las bacterias de la flora intestinal. Todos padecemos gases en un grado u otro, aunque unas personas son más susceptibles que otras. Con frecuencia, el exceso de gas va unido a comer deprisa o con prisa, tragar demasiado aire mientras se come (a veces en relación con situaciones de estrés y ansiedad en las comidas), una indigestión, un cambio brusco en la alimentación en cuanto al contenido de fibra, al exceso en el consumo de alimentos ricos en hidratos de carbono (arroz, pastas alimenticias, patata, pan, cereales, galletas, etc.), empleo de antibióticos que desequilibran la flora intestinal y a la ingesta de alimentos flatulentos (alimentos productores de gas y formadores de olor)... Sin embargo, en otras ocasiones es un síntoma más de ciertas alteraciones o enfermedades, entre las que destacan el estreñimiento ocasional o crónico, la intolerancia a la lactosa (si se toma leche, surgen molestias digestivas), la gastritis, la úlcera gástrica y la enfermedad de Crohn (una enfermedad en la que se produce inflamación del intestino y que puede afectar a otras zonas del aparato digestivo).

3 Los gases intestinales también se pueden denominar Aerofagia, Flatulencias o Meteorismo y no son en si mismos una enfermedad, sólo son un signo de que algo no anda bien y suelen estar relacionados con la alimentación y el estilo de vida. Los gases intestinales se suelen producir por fermentaciones intestinales debidas al estreñimiento, dietas caóticas, comer demasiado rápido, nerviosismo, dietas con exceso de fibra, leche y sus derivados en personas que no toleran la lactosa, problemas pancreáticos, algunas medicaciones, colon irritable, diverticulitis, intestino irritable, enfermedad de Crohn, falta de flora intestinal o de enzimas digestivos. Hay personas que sólo manifiestan con eructos y otras con hinchazón intestinal. La acumulación excesiva de los gases intestinales puede producir dolores abdominales (cólicos) Es como una pelota que empuja adonde puede y así veremos a personas con problemas de lumbares, dolores en la zona genital, cefaleas, sensación de ahogo o angustia ocasionados por los gases.

4 sEas "burbujas" de aire resultan muchas veces molestas y, cuando menos, desagradables. Existen consejos muy prácticos capaces de evitar y combatir las tan temidas flatulencias. El aparato digestivo produce gases con la desintegración del alimento al mezclarse con los jugos y movimientos del estómago e intestino, así como por efecto de las bacterias que residen en este último órgano y colaboran en la digestión. Estos gases, en su mayoría, son absorbidos por la pared del intestino (unos 6´4 litros, compuestos por dióxido de carbono, hidrógeno y metano, un hidrocarburo de la familia del butano), mientras que el resto (0´6 litros) se expulsa con las heces. En general la presencia de gases es más intensa en las personas mayores, si bien es cierto que existen varios factores que facilitan su aparición a cualquier edad, entre los cuales destacan tres: tipo de comida, forma de comer y la existencia de ciertas enfermedades. Causas más comunes En cuanto al primero de los factores indicados, el tipo de comida, los eructos se ven favorecidos por comidas abundantes, en las que lo que se come no se degrada bien; por los alimentos que fermentan en el estómago e intestino, como es el caso de las legumbres, abuso de nutrientes con mucha fibra (judías, coles, coliflor, cebolla, alcachofas) y vegetales en general; también aumentan los gases las bebidas carbonadas o con levaduras (cerveza), así como beber en abundancia durante las comidas, ya que esto no permite una buena salivación y masticación del alimento.

5 Flatulencia La flatulencia o meteorismo es un exceso de gases en el intestino que causa espasmos intestinales y distensión abdominal (se hincha el abdomen). El gas del intestino procede del que se ingiere al tragar o deglutir y del que producen naturalmente las bacterias de la flora intestinal. Todos padecemos gases en un grado u otro, aunque unas personas son más susceptibles que otras. Con frecuencia, el exceso de gas va unido a comer deprisa o con prisa, tragar demasiado aire mientras se come (a veces en relación con situaciones de estrés y ansiedad en las comidas), una indigestión, un cambio brusco en la alimentación en cuanto al contenido de fibra, al exceso en el consumo de alimentos ricos en hidratos de carbono (arroz, pastas alimenticias, patata, pan, cereales, galletas, etc.), empleo de antibióticos que desequilibran la flora intestinal y a la ingesta de alimentos flatulentos (alimentos productores de gas y formadores de olor)… Sin embargo, en otras ocasiones es un síntoma más de ciertas alteraciones o enfermedades, entre las que destacan el estreñimiento ocasional o crónico, la intolerancia a la lactosa (si se toma leche, surgen molestias digestivas), la gastritis, la úlcera gástrica y la enfermedad de Crohn (una enfermedad en la que se produce inflamación del intestino y que puede afectar a otras zonas del aparato digestivo). Prevenciones La flatulencia se puede prevenir o mejorar mediante una alimentación adecuada, evitando comidas copiosas, muy condimentadas o fuertes, así como reduciendo la toma de bebidas gaseadas y mejorando la digestibilidad de los alimentos que se consideran flatulentos (ciertas verduras y todas las legumbres) mediante la técnica culinaria y la condimentación más apropiadas.

6 La flatulencia es la expulsión a través del recto de una mezcla de gases que son subproductos del proceso de digestión de mamíferos y otros animales. La mezcla de gases se conoce como hablar de gases en medicina, informalmente como un pedo, o simplemente (en inglés americano) de gas y es expulsado del recto en un proceso denominado coloquialmente como "gas de paso", "rompiendo el viento" o "pedos". Flatus es llevado hasta el recto, por el mismo proceso peristáltico que hace que las heces descender desde el intestino. Los sonidos comúnmente asociados con la flatulencia son causados por la vibración del esfínter anal y ocasionalmente por las nalgas cerradas. Nitrógeno, el principal componente del aire, es el principal gas liberado durante la flatulencia, junto con el dióxido de carbono, que está presente en cantidades mayores en quienes beben bebidas gaseosas regularmente. El menor componente gases metano y hidrógeno son inflamables, y así pueden inflamarse gases que contienen cantidades adecuadas de estos. Sin embargo, no todos los seres humanos producen gases que contiene metano. Por ejemplo, en un estudio de las heces de nueve adultos, sólo cinco de las muestras contenía archaea capaz de producir metano. Resultados similares se encuentran en muestras de gas obtenido dentro del recto. El gas liberado durante un evento de flatus frecuentemente tiene un olor desagradable. Durante muchos años, esto se pensaba que debido al escatol y indol, que son subproductos de la digestión de la carne. Sin embargo, cromatografía pruebas en 1984 reveló que los compuestos que contienen azufre, tales como metanotiol, sulfuro de hidrógeno (olor a huevo podrido) y el sulfuro de dimetilo, también eran responsables del olor. La incidencia de compuestos odoríferas en las emisiones de flatulencia aumenta de herbívoros, tales como ganado, a través de omnívoros a especies carnívoras, como los gatos. Tal olor también puede deberse a la presencia de grandes cantidades de bacterias de la microflora y la presencia de heces en el recto.

7 os principales componentes de los gases, que son inodoros, en porcentaje son: Nitrógeno: 20–90 % Hidrógeno: 0–50 % Dióxido de carbono: 30% Oxígeno: completamente % Metano: completamente % Como una función corporal normal, la acción de flatulencia es una señal importante de la actividad del intestino y, por tanto, a menudo está documentada por enfermería personal después del tratamiento quirúrgico o de otro pacientes. Sin embargo, los síntomas de la flatulencia excesiva '' pueden '' indican la presencia de síndrome del intestino irritable o alguna otra enfermedad orgánica. En particular, la aparición repentina de flatulencia excesiva junto con la aparición de nuevos síntomas que razón para seguir buscando el examen médico. Flatulencia no es venenosa; es un componente natural de diversos contenidos intestinales. Sin embargo, incomodidad puede desarrollarse desde la acumulación de presión del gas si se intenta abstenerse de liberarlas. En teoría, distensión patológica del intestino, llevando a la constipación, podría ocasionar si una persona tiene en la flatulencia. No todos flatus es lanzado desde el cuerpo a través del ano. Cuando la presión parcial de cualquier componente del gas de la luz intestinal es superior a su presión parcial en la sangre, ese componente entra en el torrente sanguíneo de la pared intestinal por el proceso de difusión. Cuando la sangre pasa a través de los pulmones, este gas puede difundirse por la sangre y se exhala. Si una persona posee en flatus durante el día, será a menudo lanzado durante el sueño involuntariamente cuando el cuerpo está relajado. Algunos gases pueden quedar atrapadas dentro de las heces durante su compactación y cerrará el cuerpo, aún dentro de la materia fecal durante el proceso de defecación.


Descargar ppt "FLATULENCIAS, DISTENSION ABDOMINAL Y TRANSTORNOS DE LA DEFECACION SANDRA ROJAS RODRIGUEZ."

Presentaciones similares


Anuncios Google