La descarga está en progreso. Por favor, espere

La descarga está en progreso. Por favor, espere

Autor Obra Personajes Domine Cabra Similitudes y diferencias con el Lazarillo de Tormes.

Presentaciones similares


Presentación del tema: "Autor Obra Personajes Domine Cabra Similitudes y diferencias con el Lazarillo de Tormes."— Transcripción de la presentación:

1

2 Autor Obra Personajes Domine Cabra Similitudes y diferencias con el Lazarillo de Tormes

3 Quevedo nació en Madrid. En su infancia estuvo rodeado de nobles, ya que sus padres desempeñaban altos cargos en Palacio. Huérfano a los seis años, pasó a estudiar con los Jesuitas en Ocaña. Estudió Teología en Alcalá, sin llegar a ordenarse, y lenguas antiguas y modernas.

4 En la Corte en Valladolid parece ser que circularon los primeros poemas de Quevedo, que imitaban o parodiaban los de Luis de Góngora bajo seudónimo (Miguel de Musa), y el poeta cordobés detectó con rapidez al joven que minaba su reputación y ganaba fama a su costa, de forma que decidió atacarlo con una serie de poemas. Quevedo le contestó y ese fue el comienzo de una enemistad que no terminó hasta la muerte del cordobés. Se casó una vez pero su matrimonio no le proporcionó ninguna felicidad y la abandonó al poco tiempo.

5 El Buscón es un relato autobiográfico en el que el protagonista, Pablos, (hijo de una bruja prostituta y de un barbero ladrón) narra su vida. Su primer amo será un amigo de la infancia, don Diego, con el que pasará hambre al estar un tiempo en un internado para menores en manos del licenciado Domine Cabra. Seguidamente, marcharán de ahí enfermos por el hambre y,tras unos meses de reposo, irán a estudiar a Alcalá de Henares donde Pablos sufrirá muchas burlas por ser detenida, tendrá que volver a Madrid. novato. También se dedicará a robar en el pueblo y a hacer trastadas y bromas. Al recibir una carta de su tío, verdugo de Segovia, donde le explica que su padre está muerto y su madre

6 Por el camino se topará con diferentes personas, hasta que al final, logrará llegar a su lugar de origen donde va a cobrar la herencia. Entonces decide ir a la Corte para ser caballero y encuentra un grupo de caballeros pobres con los que irá a la cárcel por robar. Ellos se quedarán, pero Pablos pagará y saldrá. Una vez fuera cambia de nombre y se encontrará a un catalán, un gallego, un licenciado y dos amigos de éste, gente de la corte y entre ellos don Diego Coronel que acaba por reconocerle. De este modo Pablos ve frustrado su intento de ser noble. Decide mendigar y saca bastante dinero. Más tarde, se va a Toledo donde hará de poeta y actor, se enamorará de una monja que no le hace caso... Luego se traslada a Sevilla para ir a Indias para ver si tiene más suerte, pero, no lo conseguirá.

7 Pablos : más conocido como el Buscón. Al igual que su padre, es segoviano y lleva parte de su nombre de pila. Su infancia está marcada por conflictos familiares, lo que le llevan a ser un pícaro durante el resto de su vida. Personaje tipo que representa al pícaro del siglo XVII. No muy bien vestido y con unos hábitos, lenguaje (castellano con las expresiones propias de su clase y condición social a la que pertenece) y comportamientos pícaros. En ocasiones adopta otros nombres de personas conocidas como: Álvaro de Córdoba, Ramiro de Guzmán y Felipe Tristán.

8 Diego Coronel : Amigo inseparable de Pablos en su infancia con el que pasa una importante etapa de su vida. Más tarde, pasará a ser su amo. El licenciado Dómine Cabra : Dueño de una casa de estudiantes cuya característica más destacada es la tacañería. En él, Quevedo intenta reflejar las personas miserables que viven a costa de aprovecharse de los demás.

9 Alonso Ramplón : Tío de Pablos, vividor y juerguista que se lo pasa bien con sus amigos y se acuerda de su sobrino cuando se queda huérfano para darle su parte de la herencia. Ramplón significa persona mísera y tosca. La dama guapa de la Casa de Campo : Se enamora tan locamente de ella y de su riqueza que da con los huesos en la cárcel. Una monja : religiosa de la que se enamora Pablo sin ser correspondido en su amor.

10 Él era un clérigo de cerbatana, largo solo en el talle, una cabeza pequeña, pelo bermejo (no hay más que decir para quien sabe el refrán), los ojos avecindados en el cogote, que parecía que miraba por cuevanos, tan hundidos y escuros, que era buen sitio el suyo para tiendas de mercaderes; la nariz, entre Roma y Francia, porque se le había comido de unas búas de resfriado, que aun no fueron de vicio porque cuestan dinero; las barbas descoloridas de miedo de la boca vecina, que, de pura hambre, parecía que amenazaba a comérselas; los dientes, le faltaban no sé cuántos, y pienso que por holgazanes y vagamundos se los habían desterrado; el gaznate largo como de avestruz, con una nuez tan salida, que parecía se iba a buscar de comer forzada de la necesidad; los brazos secos, las manos como un manojo de sarmientos cada una. Mirado de medio abajo, parecía tenedor o compás, con dos piernas largas y flacas. Su andar muy espacioso; si se descomponía algo, le sonaban los güesos como tablillas de San Lázaro.

11 La habla ética; la barba grande, que nunca se la cortaba por no gastar, y él decía que era tanto el asco que le daba ver la mano del barbero por su cara, que antes se dejaría matar que tal permitiese; cortábale los cabellos un muchacho de nosotros. Traía un bonete los días de sol, ratonado con mil gateras y guarniciones de grasa; era de cosa que fue paño, con los fondos en caspa. La sotana, según decían algunos, era milagrosa, porque no se sabia de que color era. Unos, viéndola tan sin pelo, la tenían por de cuero de rana; otros decían que era ilusión; desde cerca parecía negra, y desde lejos entre azul. Llevábala sin ceñidor; no traía cuello ni puños. Parecía, con los cabellos largos y la sotana mísera y corta, lacayuelo de la muerte. Cada zapato podía ser tumba de un filisteo. Pues su aposento, aun arañas no había en él. Conjuraba los ratones de miedo que no le royesen algunos mendrugos que guardaba. La cama tenía en el suelo, y dormía siempre de un lado por no gastar las sábanas. Al fin, él era archipobre y protomiseria.

12 SIMILITUDES El Buscón también es una novela autobiográfica que va dirigida a Vuestra Merced. Pablos es el protagonista y Quevedo lo utiliza para satirizar y ridiculizar, sin respetar su punto de vista. Coinciden en que ambas están escritas en primera persona. En ambas obras, el padre del pícaro es un ladrón que acaba muriendo, y la madre es una mujer de mala reputación. Los dos pícaros tienen un momento de malestar: Pablos cuando se encuentra en la escuela del Licenciado Domine Cabra, donde pasa hambre; y Lázaro cuando vive con el hidalgo, que además de no tener qué comer, casi es detenido. Ambos protagonistas recorren un largo camino, pasando por diferentes ciudades españolas; Pablos acompañado de personajes a los que va conociendo en sus viajes, y Lázaro acompañado del amo que tiene en cada etapa.

13 En El Buscón, el pícaro, no consigue salir de su estado pero el lazarillo llega a ser pregonero y a casarse, y esto le supone un ascenso en la sociedad. La obra anónima tiene dos cometidos: criticar la sociedad, centrándose en la Iglesia y instruir al lector, que puede hallarse en algunos fragmentos de cuando Lázaro acompaña al ciego; sin embargo, Quevedo, critica la sociedad en general e intenta entretener al lector. DIFERENCIAS

14 Wikipedia El Buscón, Francisco de Quevedo, Ed. Biblioteca de Aula

15 CAROLINA BARRENA LÓPEZ JAVIER GUILLÉN HIERRO PILAR VENTURA TAZUECO


Descargar ppt "Autor Obra Personajes Domine Cabra Similitudes y diferencias con el Lazarillo de Tormes."

Presentaciones similares


Anuncios Google