La descarga está en progreso. Por favor, espere

La descarga está en progreso. Por favor, espere

Cultura, territorio y desarrollo. Cultura y Empleo Zaragoza 10 de Noviembre de 2007.

Presentaciones similares


Presentación del tema: "Cultura, territorio y desarrollo. Cultura y Empleo Zaragoza 10 de Noviembre de 2007."— Transcripción de la presentación:

1 Cultura, territorio y desarrollo. Cultura y Empleo Zaragoza 10 de Noviembre de 2007

2 I. Algunas precisiones de entrada Cultura, territorio y desarrollo. Cultura y Empleo El buonismo en la Cultura - ¿Qué es?. ¿Para qué es buena la cultura? Limita el debate social Oculta el elevado grado de ineficacia, ineficiencia e injusticia que impregnan la mayoría de las políticas culturales Otorga un inmerecido prestigio social a los agentes culturales

3 II. Las relaciones entre cultura y desarrollo Cultura, territorio y desarrollo. Cultura y Empleo Cultura sin prejuicios. Para todo territorio y lugar, la cultura no es la única vía del desarrollo, ni siquiera en algunos casos la más conveniente. En un proceso racional de intervención del territorio, las estrategias de desarrollo alrededor de la cultura han de compararse con otras posibles estrategias. Las supuestas ventajas no sólo hay que enunciarlas sino que hay que demostrarlas. La cultura como estrategia de desarrollo es una de las más especulativas de todas las estrategias de desarrollo territoriales. ¡Cuidado con los aprendices de brujo¡.

4 II. Las relaciones entre cultura y desarrollo Cultura, territorio y desarrollo. Cultura y Empleo Algunas posibles ventajas de la cultura como estrategia de desarrollo. La tesis del capitalismo cultural. La competitividad de los territorios va a depender cada vez más de la robustez y consistencia de los contenidos simbólicos que posea HAMBURGO vs LA HABANA

5 II. Las relaciones entre cultura y desarrollo Cultura, territorio y desarrollo. Cultura y Empleo Algunas posibles ventajas de la cultura como estrategia de desarrollo. En términos generales, la intervenciones en cultura no son depredadoras del medio ambiente. Se trata de una estrategia que actúa como vacuna de amplio espectro (recuperación de zonas industriales, en declive, zonas rurales deprimidas, regeneración urbana, complemento de turismo tradicional, etc…) Para el caso español, resulta interesante que sea intensiva en trabajo, y un mecanismo que está permitiendo una integración digna de colectivos de inmigrantes.

6 II. Las relaciones entre cultura y desarrollo Cultura, territorio y desarrollo. Cultura y Empleo Pero también existen muchas desventajas. Se trata de manipular, procesar y empaquetar, material simbólico, lo que resulta una ejercicio de resultados muy inciertos. La química de los deseos, valores, sentimientos es una química muy inestable. Las Ciencias en general y las Sociales en particular saben muy poco sobre las relaciones entre individuo y las acciones sobre la cultura se fundamentan a partir de una serie de tópicos no demostrados. Sabemos muy poco y lo poco que sabemos, preferimos ignorarlo. Pasamos del mundo de lo real donde las ventajas competitivas se sustentan en elementos físicos, a un mundo de lo intangible donde la ventaja reside en lo intangible. Y el humo es fácilmente disipable. En ese mundo de la creatividad y la cultura, donde cada vez juegan más territorios, las barreras de entrada son cada vez más bajas. Contamos con muy pocas técnicas y recursos para evaluar la eficiencia, la eficacia y la equidad de las estrategias.

7 II. Las relaciones entre cultura y desarrollo Cultura, territorio y desarrollo. Cultura y Empleo Crecimiento económico Calidad de vidaCohesión social cultura T E R R I T O R I O Elemento de localización productiva Capital Social Autoestima, sentido de pertenencia, participación Cultura y Territorio: Una relación para el desarrollo

8 II. Las relaciones entre cultura y desarrollo: COHESIÓN SOCIAL Cultura, territorio y desarrollo. Cultura y Empleo Efectivamente, la cultura, como conjunto de valores simbòlicos compartidos afecta a la cohesión social y esto ya es desarrollo ( El capital social se refiere a las instituciones, relaciones y normas que conforman la calidad y cantidad de las interacciones sociales de una sociedad. Numerosos estudios demuestran que la cohesión social es un factor crítico para que las sociedades prosperen económicamente y para que el desarrollo sea sostenible.. ) Afecta a la facilidad de gestión de los asuntos colectivos, ya que ordena y concreta el espacio de los anhelos de la comunidad. Tiene una correlación muy elevada con el nivel de utilidad de los individuos (pertenencia, identidad, autoestima)

9 Cultura, territorio y desarrollo. Cultura y Empleo Los riesgos de esta relación son: Las manifestaciones culturales, en los procesos de construcción de consensos sociales se presentan así como una delicada arma de doble filo y como señala Ramón Zallo, ciertamente el ámbito de la cultura es un ámbito de creación, goce, identidad e integración, pero es, también, un ámbito de conflicto. La cohesión social, por tanto no es un resultado obligatorio en estrategias que intensifiquen las vivencias y manifestaciones culturales de una comunidad Otro riesgo plausible de la cohesión social como resultado de un universo simbólico compartido y excesivamente estable es que se puede derivar hacia un contexto refractario a la innovación, el riesgo y la experimentación. Es por ello que toda articulación deliberada de la realidad simbólica ha de traducirse necesariamente en un equilibrio dialéctico entre tradición y crítica social, entre prácticas consensuadas y contrastadas y apuestas audaces de resultados inciertos. Sólo en entornos de tensos y de dinámicos equilibrios entre pasado y futuro, entre la gestión del legado colectivo y el ejercicio proyectivo aventurado pueden plantearse escenarios de sostenibilidad simbólica de un territorio. II. Las relaciones entre cultura y desarrollo: COHESIÓN SOCIAL

10 Cultura, territorio y desarrollo. Cultura y Empleo Las ventajas de la especialización productiva en cultura desde la dimensión económica. La cultura es un sector de demanda creciente... Y los factores que explican este hecho van a persistir en el tiempo II. Las relaciones entre cultura y desarrollo: CRECIMIENTO ECONÓMICO

11 II. Las relaciones entre cultura y desarrollo Cultura, territorio y desarrollo. Cultura y Empleo

12 Las ventajas de la especialización productiva en cultura desde la dimensión económica. Además la especialización productiva en cultura, no está sujeta como otras actividades económicas a los procesos de deslocalización. La especialización en cultura aumenta la atractividad del territorio y en consecuencia es capaz de atraer a inversiones productivas de los sectores no culturales. La atención por la cultura implica que las comunidades sean más sensibles a la innovación y la creatividad, y esto puede aportar recursos en procesos de rápido cambio social y económico II. Las relaciones entre cultura y desarrollo: CRECIMIENTO ECONÓMICO

13 Cultura, territorio y desarrollo. Cultura y Empleo ….. Pero…, algunas prevenciones. La correlación entre cultura y crecimiento económico no es automática. [el daño del efecto Guggenheim] Hasta ahora se ha exagerado notablemente el impacto económico de la cultura. Si el impacto buscado es el impacto económico, es necesario comparar con estrategias alternativas. Con los sistemas actuales de contabilidad regional, nacional, etc. Resulta bastante aventurado aislar y detectar los efectos económicos de las estrategias sobre cultura. II. Las relaciones entre cultura y desarrollo: CRECIMIENTO ECONÓMICO

14 II. Las relaciones entre cultura y desarrollo. CULTURA Y CALIDAD DE VIDA Cultura, territorio y desarrollo. Cultura y Empleo Los derechos culturales son parte inalienable de la condición humana y ya como se reconoce tanto en la declaración de los Derechos del Hombre[1] de la UNESCO como en la Agenda 21 de la Cultura. Pero además, la relación entre cultural y calidad de vida, al margen de la que se deriva de las dos relaciones anteriores (cohesión social y crecimiento económico) debe entenderse a partir del hecho de que el contacto continuado con las manifestaciones culturales ya sea a través del consumo o la práctica, responde a una necesidad esencialmente humana, que se deriva de la condición de individuos que demandan persistentemente comunicar, expresar y sentir.[1] [1] El derecho a la cultura, incluido en la Declaración Universal de los Derechos del Hombre de 1948 ha sido uno de los elementos claves en la aparición de las políticas culturales: Todos los individuos tiene derecho a participar libremente en la vida cultural de la comunidad. Este derecho a la cultura aparece recogido en la mayoría de los textos constitucionales de los países occidentales (Art 149 de la Constitución.Española declara que es un deber y atribución esencial del Estado) [1]

15 II. Las relaciones entre cultura y desarrollo. CULTURA Y CALIDAD DE VIDA Cultura, territorio y desarrollo. Cultura y Empleo El consumo o la práctica cultural no es solo una mera ocupación del tiempo de ocio sino que implica una sacudida de los sentidos que tiene impacto, algunas veces de manera irreversible, sobre los procesos cognitivos y sensoriales[1]. Así, vivir en un entorno con espacios públicos bellos y con significado, poder sentarse en un claustro gótico o colonial, tener la opción de asistir a conciertos de música, exposiciones y teatro, acceder a clases de canto, guitarra, participar …, son elementos relevantes para que nuestra vida se mueva en marcos de mayor o menor calidad.[1] [1] De manera más anecdótica, se puede señalar que incluso algunos investigadores del ámbito médico señalan que algunas prácticas culturales están correlacionadas con una esperanza de vida mayor

16 II. Las relaciones entre cultura y desarrollo. CULTURA Y CALIDAD DE VIDA Cultura, territorio y desarrollo. Cultura y Empleo Crecimiento económico Calidad de vidaCohesión social cultura T E R R I T O R I O Elemento de localización productiva Capital Social Autoestima, sentido de pertenencia, participación Cultura y Territorio: Una relación para el desarrollo

17 III. Los escenarios para la fijación de los efectos de la cultura sobre el desarrollo a través del cultural planning Cultura, territorio y desarrollo. Cultura y Empleo

18 III. Los escenarios para la fijación de los efectos de la cultura sobre el desarrollo a través del cultural planning Cultura, territorio y desarrollo. Cultura y Empleo Una primera posibilidad, aún con efectos limitados sobre el territorio, podría ser que a través de la política cultural, se incrementara la provisión de bienes y servicios culturales de una comunidad, de manera que así ya estamos afectando en el desarrollo, en el sentido que incrementamos la calidad de vida al mejorar la oferta de servicios culturales y además a través de su consumo ritualizado y social, provocamos mayor cohesión o incrementamos el stock de capital social. Estas intervenciones, que suelen ser las más comunes en el desarrollo de las políticas culturales locales responden a demandas más o menos implícitas a partir de estándares comparados con otras realidades locales.

19 III. Los escenarios para la fijación de los efectos de la cultura sobre el desarrollo a través del cultural planning Cultura, territorio y desarrollo. Cultura y Empleo Un segundo paso podría consistir en articular estrategias de provisión de bienes y servicios culturales a partir de las especificidades diferenciadas del territorio de manera que, tanto desde el punto de vista del impacto económico, como de la cohesión social resultan más provechosas al enfatizar la importancia de esas peculiaridades diferenciadoras. Podemos ofrecer una exposición de cerámica que precisamente coincide con una peculiaridad local de cierta especialización histórica en la producción cerámica, y que visualiza la importancia de dicha actividad en el proceso de construcción de la identidad local y que además suponga una demanda extra a los productores locales.

20 III. Los escenarios para la fijación de los efectos de la cultura sobre el desarrollo a través del cultural planning Cultura, territorio y desarrollo. Cultura y Empleo El siguiente escalón lo encontramos en estrategias que consistan en la organización de eventos con capacidad de movilización interna (sería el caso de las fiestas locales) y que además, deliberadamente o no, tengan capacidad de atraer la atención exterior y general flujos de visitas, aún en períodos temporales muy concretos (para el caso de festivales, ferias, ciclos u otros eventos culturales).

21 III. Los escenarios para la fijación de los efectos de la cultura sobre el desarrollo a través del cultural planning Cultura, territorio y desarrollo. Cultura y Empleo La relación más obvia entre cultura y desarrollo, transita, evidentemente, por la vía del turismo. La lógica de este modelo es que a través de la valoración de los recursos culturales del territorio se consiga convertir a estos en productos turísticos que atraigan flujos de visitantes, en el mercado emergente del turismo cultural, para que con sus gastos directos e indirectos generen impacto económico a través de los multiplicadores. Numerosos documentos y trabajos explicitan la buena relación simbiótica que se puede dar entre el turismo y el entramado cultural de un territorio. Así que el vínculo entre cultura y turismo no sólo es uno de los más obvios sino también uno de los más desarrollados y uno de los que más impacto sobre el territorio generan A veces convertir una expresión cultural en un producto turísticos exige minorar los efectos que tiene sobre la articulación social y emotiva de los miembros de la comunidad y finalmente puede darse el resultado que esas propias expresiones culturales que se venden a los turistas lleguen a considerarse extrañas para los residentes – y en definitiva autores de dicha expresión cultural-. La banalización, la pérdida de autenticidad, la alienación, la reproducción extemporánea, la erosión de la singularidad, la pérdida de valor al tratar de que sea comprensible por los mercados, son verdaderos riesgos que a medio y largo plazo no sólo pueden amortizar su valor como producto turístico, sino que dejan de tener sentido simbólico para la propia comunidad[1],. [1] Véase, el número 68, de la revista Archipiélago, que cuenta con un monográfico titulado Clase Turista, y donde numerosos autores profundizan en esas relaciones de riesgo entre el territorio y el turismo[1]

22 III. Los escenarios para la fijación de los efectos de la cultura sobre el desarrollo a través del cultural planning Cultura, territorio y desarrollo. Cultura y Empleo El ecomuseo en su sentido más amplio significa una pacto de una comunidad para el cuidado de un territorio. Este pacto no es un conjunto de normas que obligan o prohíben cualquiera cosa sino un acuerdo básico arraigado y consensuado entre los agentes que pueblan el territorio. El sujeto de la iniciativa ha ser la sociedad local articulada. Y cuidar un territorio significa no solo conservar, sino también utilizar, disfrutar y gozar, ahora y en el futuro el propio patrimonio cultural y visualizar y desarrollar las formas para generar nuevos valores (históricos, económicos y sociales) sobre el territorio.

23 III. Los escenarios para la fijación de los efectos de la cultura sobre el desarrollo a través del cultural planning Cultura, territorio y desarrollo. Cultura y Empleo El distrito cultural, como concepto marca una nueva traza en las posibilidades de intervención sobre el territorio alrededor de la cultura. Lo que plantea, trasladado desde el análisis de la realidad industrial, es que es una opción posible orientar los recursos públicos y privados, hacia la especialización del territorio en alguno de los ámbitos de la producción artística y cultural. Y es precisamente en el ámbito de la producción cultural donde son mucho más visibles las ventajas ofrecidas por las economías de aglomeración. La concentración espacial de los agentes culturales (individuos, empresas, servicios auxiliares) genera sin duda unas sinergias y unos continuos procesos de retroalimentación mayores que en otros ámbitos de especialización territorial. Se trata en definitiva de generar un creative millieu que sirva de caldo de cultivo para iniciativas, proyectos, innovaciones y empresas, tanto desde la perspectiva empresarial como la artística y cultural.

24 Cultura, territorio y desarrollo. Cultura y Empleo ¿Qué son estos servicios? Son actividades intensivas en conocimiento, que incluyen los servicios de información y las industrias culturales, los servicios profesionales, científicos y técnicos, los servicios de educación, sanidad, servicios sociales, y las artes, el entretenimiento y el ocio. Son sectores que producen información, un bien de características económicas muy particulares, cuya elaboración e intercambio se realiza con difusas fronteras entre la esfera privada y la pública. Son productos capaces de generar grandes rendimientos en los mercados y de requerir elevadas cantidades de recursos públicos o de patrocinio para su desarrollo (sucede en el audiovisual, los servicios médicos, la I+ D...). III. Los escenarios para la fijación de los efectos de la cultura sobre el desarrollo a través del cultural planning

25 Cultura, territorio y desarrollo. Cultura y Empleo III. Los escenarios para la fijación de los efectos de la cultura sobre el desarrollo a través del cultural planning Algunas cuestiones para el debate La correlación fuerte entre cultura e impacto sobre el territorio está fuertemente basada en la vinculación del proceso de las fases de formación, creación y producción y menos con las de distribución y consumo El turismo es una relación obvia entre cultura y desarrollo, pero no la única y contiene también muchos riesgos. Habitualmente las propuestas son muy poco imaginativas. Los procesos de cultural planning son procesos complejos, para los que contamos con muy poca información

26 Cultura, territorio y desarrollo. Cultura y Empleo Algunas cuestiones para el debate En muchas de las dimensiones del cultural planning, el tamaño importa pero la cuestión no es tan lineal como podríamos intuir. III. Los escenarios para la fijación de los efectos de la cultura sobre el desarrollo a través del cultural planning

27 Cultura, territorio y desarrollo. Cultura y Empleo IV. Cultura y Empleo Uno de los requisitos relevantes para que un ecosistema cultural arraigue y muestre capacidad de transformación de un territorio es que contenga una red lo más densa posible de empresas culturales. El sistema cultural local que sólo se sustente en la acción de lo público es, en el mejor de los casos, un sistema débil y en el peor, un espacio proclive al dirigismo cultural, al paternalismo estético y poco proclive a la innovación e incluso la transgresión, tan necesaria en los procesos culturales dinámicos. […] en consecuencis, el fomento del emprendimiento deviene también en una estrategia necesaria de las políticas culturales. Uno de los requisitos relevantes para que un ecosistema cultural arraigue y muestre capacidad de transformación de un territorio es que contenga una red lo más densa posible de empresas culturales. El sistema cultural local que sólo se sustente en la acción de lo público es, en el mejor de los casos, un sistema débil y en el peor, un espacio proclive al dirigismo cultural, al paternalismo estético y poco proclive a la innovación e incluso la transgresión, tan necesaria en los procesos culturales dinámicos. […] en consecuencis, el fomento del emprendimiento deviene también en una estrategia necesaria de las políticas culturales.

28 Cultura, territorio y desarrollo. Cultura y Empleo IV. Cultura y Empleo EmpleoValores Absolutos (En Miles) En porcentaje total de empleo TOTAL ESPAÑA397,6433,5440,4456,3499,5514,22,62,7 2,62,82,7 Andalucía36,836,443,349,856,249,81,61,51,71,92,11,7 Aragón7,78,99,18,110,210,11,61,81,91,61,91,8 Asturias (Principado de)6,76,66,24,6910,61,91,81,71,22,32,7 Balears (Illes)9,85,48,713,811,512,32,51,32,13,22,5 Canarias14,7 16,916,620,219,62,22,12,32,12,52,4 Castilla y León19,813,713,315,61717,62,21,51,41,71,81,7 Castilla-La Mancha7,5119,41112,713,91,21,81,41,61,8 Cataluña110127,3115,6107, ,344,543,63,9 Comunidad Valenciana32,531,931,43935,545,721,91,82,11,82,3 Galicia16,920,118,117,721,325,11,721,81,722,3 Madrid (Comunidad de)92,8116,4124,1126,4139,2127,14,3554,95,24,4 Murcia (Región de)7,16,66,87,37,571,61,4 1,2 Navarra (Comunidad Foral de)5,9 4,95,9 5,62,52,422,3 2,1 País Vasco19,81920,621,321,927,52,32,22,3 2,42,9 Cantabria, Extremadura, Rioja, Ceuta y Melilla9,69,71211,910,4141,4 1,71,61,41,7 Fuente: INE. Encuesta de Población Activa. Segundo trimestre de cada año.

29 Cultura, territorio y desarrollo. Cultura y Empleo IV. Cultura y Empleo

30 Cultura, territorio y desarrollo. Cultura y Empleo IV. Cultura y Empleo

31 Cultura, territorio y desarrollo. Cultura y Empleo IV. Cultura y Empleo

32 Cultura, territorio y desarrollo. Cultura y Empleo IV. Cultura y Empleo

33 Cultura, territorio y desarrollo. Cultura y Empleo IV. Cultura y Empleo

34 Cultura, territorio y desarrollo. Cultura y Empleo IV. Cultura y Empleo

35 Cultura, territorio y desarrollo. Cultura y Empleo IV. Cultura y Empleo Ventajas para los emprendedores: 1.Con matices, pero presenta bajas barreras de entrada 2.Teóricamente, sólo depende, y con las TIC, cada vez más, de la distribución de la creatividad. 3.Genera mayores niveles de satisfacción laboral que el resto de los sectores y están socialmente mas prestigiados 4.Es un sector de demanda creciente y las razones que explican esa demanda creciente van a persistir en el tiempo

36 Cultura, territorio y desarrollo. Cultura y Empleo IV. Cultura y Empleo Altos costes de producción + Economías de escala en la distribución Monopolios /oligopolios Bajos costes de producción + distribución prototipo Confusión entre actividad amateur y profesional Bajas barreras de entrada……. Altas barreras

37 Cultura, territorio y desarrollo. Cultura y Empleo IV. Cultura y Empleo Tipos de emprendedores culturales: 1.Creadores empresarios. Cada creador más o menos profesional puede ser una empresa en sí misma. Las características de este segmento de empresas culturales, es que en principio las barreras de entrada en términos de inversión son bastante reducidas, para la propia actividad creativa no se exige prácticamente ningún requerimiento en términos de localización (y menos aún con las TIC y la posibilidad de digitalizar la creación artística) y los empresarios están dispuestos a aceptar tasas medias de rentabilidad inferiores a la media del conjunto de actividades productivas ya que está demostrado que muestran niveles de satisfacción laboral muy superiores a la media del conjunto, lo que supone una compensación psicológica que justifica esos bajos niveles de rentabilidad en la mayoría de los casos. Se trata en términos globales de un mercado muy dual en el que conviven una gran mayoría de creadores con bajos niveles de ingresos y unos pocos, muy reconocidos por el mercado, con ingresos muy elevados. Numerosa literatura, que analiza la situación y los comportamientos de los mercados y de la situación laboral de los artistas, ha aparecido en los últimos años (Benhamou, 2003, Abbing, 2002, Towse 2006 a, b) y en general se puede constatar que muestran una mayor propensión a actuar por compensaciones no monetarias que por las monetarias, en comparación con el resto de los agentes económicos.

38 Cultura, territorio y desarrollo. Cultura y Empleo IV. Cultura y Empleo Desde el punto de vista de la promoción de la emprendimiento en este ámbito cabe destacar la dificultad desde la políticas públicas de promover o crear talento, que es la principal fuente de generación de valor añadido en este tipo de empresas. L La extensión de la formación artística es una estrategia extensiva para promover la creación, aunque no constituye un proceso que necesariamente de cómo resultado la aparición de creadores en sentido estricto. Así que las estrategias, también han de centrarse en la atracción del talento configurando espacios, barrios o territorios que resulten atractivos como lugares vitales y de trabajo para la comunidad de artistas. En esta estrategias cabe la disposición de espacios para el trabajo de lo artistas (p.e estudios a bajo precio, mercados/ mercadillos para la venta de trabajos artesanos, etc…). Dado que una vez se tiene el capital del talento, las barreras de entrada a la empresa del artista son relativamente bajas, el formato de los microcréditos puede ser una herramienta que podías ser útil en la promoción de las empresas de artistas, junto con otras intervenciones más tradicionales de premios o becas. Uno de las grandes dificultades para la sostenibilidad empresarial de empresas creadas por artistas, con elevadas tasas de mortalidad, es su profunda debilidad en término gerenciales y las escasas capacidades de gestión que muestran este tipo de empresarios. La solución a esta debilidad pasa por fomentar la formación en término de gestión o diseñar estrategias que permitan la externalización del modelo de gestión a través de estructuras mancomunadas para varias de estas iniciativas empresariales.

39 Cultura, territorio y desarrollo. Cultura y Empleo IV. Cultura y Empleo 2.Mediadores entre la creación y la producción o entre la producción y la distribución. Son aquellas actividades que desarrollan como misión la conexión del creador o conjunto de artistas y las estructuras de creación/producción/distribución. Aquí la empresa no se nuclea a partir del creador sino que los que hace es detectar y poner en valor las cualidades creativas del artista. En sus expresiones más habituales estamos hablando del agente literario, el galerista, del representante artístico, del gerente de una compañía teatral. El valor añadido de esta función se produce en la puesta en comunicación de los valores artísticos con las demandas de los mercados o los individuos, y un desempeño exitoso requiere conocer tanto el lenguaje del arte y la creación como el de los negocios. La existencia de mayor número de mediadores entre la creación y la producción depende de la densidad del mercado cultural y refleja la madurez del mercado. En términos de eficiencia social, la existencia de este tipo de mediadores implica reducir notablemente el coste de oportunidad del uso del talento creativo, de manera que este se dedica intensivamente a la creación y no se despista en tareas de gestión administrativa, de relaciones públicas, etc…

40 Cultura, territorio y desarrollo. Cultura y Empleo IV. Cultura y Empleo 3.Mediadores entre la distribución y el consumo En este caso estamos refiriéndonos a aquellas actividades económicas, cuyos agentes no tienen contacto directo con el creador, sino con el producto y lo ofrecen al consumidor final. Básicamente, aunque no únicamente, se trata de actividades comerciales como las librerías, las tiendas de disco o de artesanía, pero también los críticos cinematográficos, los especialistas en marketing cultural o los guías de un espacio monumental, ya sea en su manifestación más tradicional o en la expresión virtual a través de las nuevas tecnologías de la información y la comunicación. Estos agentes generan valor añadido al proceso a través de dos mecanismos; como inductores y prescriptores de la demanda o como reductores del riesgo que todo consumo de un bien de experiencia implica. Es decir por una parte, muchas veces como activistas culturales empujan a la demanda y por otra parte, a partir de la gestión de la información, aseguran al consumidor que lo que van a consumir –y a pagar por ello- vale la pena.

41 Cultura, territorio y desarrollo. Cultura y Empleo IV. Cultura y Empleo 4.Empresas de las industrias culturales Con las empresas de las industrias culturales, nos referimos a aquellas actividades económicas que se encargan de producir, reproducir y distribuir con una estructura más o menos industrial bienes y servicios culturales, ya sean DVDs, películas, libros, musicales teatrales o grandes exposiciones estrella. En este ámbito de actividades económicas nos encontramos de nuevo ante una realidad muy dual. Por una lado tenemos a las grandes corporaciones multimedia de carácter multinacional, que ya sea a través de los altos costos de producción del prototipo (industria cinematográfica) o través del aprovechamiento de las economías de escala en la distribución (industria editorial) se mueven en un entorno de oligopolio y controlan la mayor parte del mercado, y por otra parte tenemos a la miríada de pequeñas empresas que tratan, que desde una perspectiva muy vocacional, tratan de repartirse los espacios marginales del mercado global, ya sea por su conexión con el territorio o por su especialización en nichos muy específicos del mercado. El primer tipo de empresas se mueven por lógicas similares a otros tipos de sectores globalizados.

42 Cultura, territorio y desarrollo. Cultura y Empleo IV. Cultura y Empleo 5.Los formadores. Las actividades empresariales relacionadas con la formación (artística o técnica de profesiones relacionadas con la cultura) resultan muy interesantes porque por una parte constituyen un mercado laboral de reserva para los creadores, que pueden completar sus ingresos a través del ejercicio de la formación y por tanto permiten (financian) la consolidación y persistencia de sus trayectorias artísticas. En segundo lugar dado que su oferta se dirige tanto a los ámbitos profesionales como a los amateurs, una red densa de oferta formativa alrededor de la cultura posibilita que un conjunto amplio de ciudadanos tengan acceso a la formación artística, lo que contribuyendo sólo a mejora la satisfacción y el bienestar de estos individuos, sino también consolidar prácticas culturales, fomentar la creación de públicos, otorgan densidad a los mercados culturales, y finalmente los formados se convierten en términos de emprendimiento en un conjunto de individuos con propensión a la generación de nuevos proyectos empresariales En el caso de la formación, tampoco las barreras de entrada ni en términos financieros ni en término de capital humano son demasiado elevadas. La promoción de empresas ligadas a la formación pasa, o por subvencionar a las demandas (p.e pagando una proporción de las matrículas) o articular incentivos fiscales al establecimiento de este tipo de empresas

43 Cultura, territorio y desarrollo. Cultura y Empleo IV. Cultura y Empleo Los actividades alrededor de los sectores culturales compensan las bajas rentabilidades de la mayoría a cambio de mayores satisfacción laboral. Lo que reduce la rentabilidad media de la actividad. (artistas falleros; rentabilidad próxima a cero), pero aún así la rentabilidad media es superior a muchas otras actividades económicas –especialemente en el sector servicios-

44 Cultura, territorio y desarrollo. Cultura y Empleo IV. Cultura y Empleo Desde el punto de vista de la composición empresarial estamos hablando de micro-empresas (más del 50% de las empresas culturales en España de unas son de una sola persona). Aunque la temporalidad de los trabajadores por cuenta ajena –en España no es muy elevada, ni tampoco la presencia del trabajo a tiempo parcial o la compaginación con otros trabajos

45 Cultura, territorio y desarrollo. Cultura y Empleo IV. Cultura y Empleo Las tasas de rentabilidad no varían excesivamente por sectores

46 Cultura, territorio y desarrollo. Cultura y Empleo IV. Cultura y Empleo Nichos específicos que pueden mostrar mayores éxitos en términos comparativos. Especialización en capacidades singulares (mercados locales/nacionales muy pequeños, pero relevantes a nivel mundial) especialmente aquellas que se pueden ofrecer de manera deslocalizada (cuyo servicio sea digitalizable). Especialización en servicios conectados a fenómenos ligados a circunstancias locales pero con potencial de proyección más amplia. Todo aquello relacionado con la racionalización de los procesos vinculados a la producción, distribución y consumo cultural (consulting cultural, software o técnicas de gestión, evaluación de proyectos, estudios de viabilidad, etc…) Creación y distribución soportada en TIC


Descargar ppt "Cultura, territorio y desarrollo. Cultura y Empleo Zaragoza 10 de Noviembre de 2007."

Presentaciones similares


Anuncios Google