La descarga está en progreso. Por favor, espere

La descarga está en progreso. Por favor, espere

MUJER Y II REPÚBLICA PRIMERAS SUFRAGISTAS ESPAÑOLAS Ana Hernández Hernández.

Presentaciones similares


Presentación del tema: "MUJER Y II REPÚBLICA PRIMERAS SUFRAGISTAS ESPAÑOLAS Ana Hernández Hernández."— Transcripción de la presentación:

1 MUJER Y II REPÚBLICA PRIMERAS SUFRAGISTAS ESPAÑOLAS Ana Hernández Hernández

2 Así ha sido España PERFECTA MUJER NACIONAL-CATÓLICA COMPLACIENTE Es un imperdonable error la negación al esposo del débito conyugal. La mujer no debe, bajo ningún pretexto, negar a su marido lo que le pertenece. Muchas mujeres que se lamentan de las infidelidades de sus esposos no quieren darse cuenta de que fueron ellas las culpables de la traición por no haber conocido a tiempo la enorme trascendencia del consejo que antecede. (Dr. Nuñez "Antes de que te cases" 1946)

3 Así ha sido España COCINERA Que las comidas estén dispuestas a tiempo, a la hora que el señor las ha pedido. Puede tener una cita de negocios, una reunión. Si no hay nada preparado a la vuelta, ya se comprende su descontento, su impaciencia. De ahí a las escenas no hay más que un paso que pronto se franquea. Trata de cocinar bien. Los buenos maridos tienen fama de buen apetito. En todo caso, si todas las noches hay charcutería, y cada dos o tres días el mismo menú estereotipado, su humor se resentirá. (Ángel del Hogar, "La intimidad conyugal", 1949)

4 Así ha sido España FEMENINA El hombre busca en la mujer precisamente las cualidades que él por su naturaleza no posee. Busca feminidad, dulzura, delicadeza. Mujer-hombre, no la quiere. Para hombre se basta con él. Cuando pedimos café, queremos que se nos sirva café puro, sin mistificaciones, es decir, café-café. Esas chicas que con sus modales recuerdan casi a un hombre, llamarán tal vez la atención, arrancarán algún piropo a los tontos y a los frescos, pero al chico recto y bien formado eso no le gusta. (Jorge Loring, jesuita, "Para salvarse (ellas)", 1963)

5 Así ha sido España MATERNAL El organismo de las mujeres está dispuesto al servicio de una matriz; el organismo del hombre se dispone para el servicio de un cerebro. (Federico Arvesu, médico y jesuita, "La virilidad y sus fundamentos sexuales", 1962)

6 Así ha sido España GIMNÁSTICA Una mujer que tenga que atender a las faenas domésticas con toda regularidad tiene ocasión de hacer tanta gimnasia como no hará nunca, verdaderamente, si trabajase fuera de su casa. Solamente la limpieza y abrillantado de los pavimentos constituye un ejemplo eficacísimo, y si se piensa en los movimientos que son necesarios para quitar el polvo de los sitios altos, limpiar los cristales, sacudir los trajes, se darán cuenta que se realizan tantos movimientos de cultura física que, aún cuando no tienen como la finalidad la estética del cuerpo, son igualmente eficacísimos precisamente para este fin. (Teresa, "Revista de la Sección Femenina", 1958)

7 Así ha sido España BAILARINA En cierta edad, ya no muy pequeñas, adivinan que su ansia de maternidad (porque toda mujer ha nacido para ser madre) no puede realizarse sino con la cooperación del varón. Por esos sienten la necesidad de relacionarse con el otro sexo. ¿Y dónde mejor que en el baile? El joven la solicita y ella (la dama) se siente complacida entregándose a él. (Vicente Hernández García, "El baile", 1952)

8 Así ha sido España DIVERTIDA Los primeros juguetes de las niñas han de ser las muñecas o cosas parecidas, de conformidad con sus fines ulteriores. Por donde se lleve el agua, por allí corre; y el agua es la conciencia de las niñas en sus primeros años; que corra por sus cauces propios y femeninos. (Antonio García Figar, dominico, "Por una mujer mejor", 1952)

9 Así ha sido España SUMISA La mujer es la que tiene que llevar la iniciativa en esta táctica del ceder. Constitucionalmente presenta menos dificultad física y psicológicamente de ordinario, Dios la ha dotado de una inmensa capacidad de aguante. Después, el hombre, conseguida esa victoria o pseudo victoria inicial, más fácilmente cede y aún se da por derrotada. La discreta dulzura femenina puede completar brillantemente la victoria, pero sin la humillación del hombre. (Padre David Mesengues y Murcia, "Matrimonio", 1954)

10 Así ha sido España CORRECTA La actitud íntima de la especie humana es la posición horizontal,es decir, aquélla en la que el hombre se sitúa delicadamente sobre la mujer la posición vertical, o sea, de pie, no puede ser más peligrosa, pues expone al hombre a graves accidentes, por ejemplo, a la parálisis de las piernas cuando la mujer ocupa el sitio de su marido, el acto conyugal no se cumple como debiera. (M. Iglesias, "Problemas Conyugales", 1954)

11 Así ha sido España DISCRETA Si por casualidad vuestro marido sale alguna vez y, por casualidad, está a punto de cerrar la puerta sin deciros adónde se va, no os creáis autorizadas a exigirle que os diga lo que va ha hacer. (Doctor Carnot, "El libro del Joven", 1965)

12 Así ha sido España LISTA No haga la mujer gala de sus conocimientos si es que posee una formación intelectual mejor que la del esposo. Al hombre le gusta sentirse siempre superior a la mujer que ha elegido como compañera. (Matilde Ruiz García, "La Mujer y su Hogar", 1957.)

13 Así ha sido España Durante el siglo XIX y principios del XX, el feminismo español tuvo como movimiento social una menor envergadura que en la mayoría de los países desarrollados europeos. Siempre estuvo más centrado en reivindicaciones de tipo social, como el derecho a la educación o al trabajo, que en demandas de igualdad política. Nunca adoptó la acción directa violenta como estrategia de combate ni alcanzó un grado destacado de militancia. En consecuencia, la resonancia social de las feministas españolas fue bastante reducida. El modelo de género establecido en la sociedad liberal española garantizaba la subordinación de la mujer al varón y establecía unas pautas muy estrictas para su actuación social.

14 Así ha sido España Una legislación basada en la discriminación de la mujer: los Códigos Civil (1889), Penal (1870) y de Comercio (1885). Una legislación basada en la discriminación de la mujer: los Códigos Civil (1889), Penal (1870) y de Comercio (1885). La mujer casada no disponía de autonomía personal o laboral, tampoco tenía independencia económica y ni tan siquiera era dueña de los ingresos que generaba su propio trabajo. Debía obedecer al marido, necesitaba su autorización para desempeñar actividades económicas y comerciales, para establecer contratos e, incluso, para realizar compras que no fueran las del consumo doméstico. La ley tampoco reconocía a las trabajadoras casadas la capacidad necesaria para controlar su propio salario y establecía que éste debía ser administrado por el marido.

15 Así ha sido España Asimismo, la doble moral sexual permitía al hombre mantener relaciones sexuales extra-matrimoniales pero se prohibía de forma tan tajante a la mujer; las diferencias quedaron explícitamente manifiestas en la legislación relativa al adulterio y a los crímenes pasionales. El Código Penal establecía que si el marido asesinaba o agredía a la esposa adúltera o al amante de ésta, al ser sorprendidos, sólo sería castigado con el destierro durante un corto espacio de tiempo. En la misma situación, las penas impuestas a la mujer eran mucho más severas: al ser considerado parricidio el asesinato del marido, la sentencia era siempre prisión perpetua.

16

17 EL SUFRAGIO FEMENINO EN ESPAÑA: LA CONQUISTA DEL VOTO

18 SUFRAGISTAS Y FEMINISTAS Pese al retraso del movimiento feminista español, diversas mujeres iniciaron la defensa de la idea de la igualdad femenina. Dolors Monserdà ( ) defendió los derechos de la mujer desde una perspectiva nacionalista catalana y profundamente católica. Teresa Claramunt ( ), obrera textil y militante anarcosindicalista, reivindicó el papel de la mujer como madre que trasmite valores ideológicos a sus hijos. María de Echarri ( ), concejala del Ayuntamiento de Madrid promovió algunas medidas de mejora laboral para las obreras. Destaca la llamadaLey de la Silla de 1912, por la cual los empresarios debían proporcionar una silla a todas las mujeres que trabajaran en la industria o el comercio.

19 EL SUFRAGIO FEMENINO EN ESPAÑA: LA CONQUISTA DEL VOTO A partir de los años 20, el feminismo español comenzó a añadir demandas políticas a las reivindicaciones sociales. En 1918, en Madrid, se crea la Asociación Nacional de Mujeres Españolas (ANME), formada por mujeres de clase media, maestras, escritoras, universitarias y esposas de profesionales, sus dirigentes Maria Espinosa, Benita Asas Manterola, Clara Campoamor o Victoria Kent planteaban ya claramente la demanda del sufragio femenino.

20 EL SUFRAGIO FEMENINO EN ESPAÑA: LA CONQUISTA DEL VOTO El tema de la concesión del voto femenino en España fue una cuestión polémica mucho antes de su discusión en el Parlamento. Desde finales del s. XIX aparecen escritos sobre el sufragio femenino, pero es hacia 1920, con la aparición del movimiento feminista organizado, cuando el tema se convierte en relevante. Durante el primer tercio del s. XX el tema del sufragio femenino se trató tres veces a nivel de Gobierno: en 1908, por la repercusión de la lucha sufragista en Inglaterra; durante la Dictadura de Primo de Rivera, otorgándose el voto a las mujeres solteras, viudas o separadas; y en 1931, con motivo de la elaboración de la Constitución de la II República.

21 EL SUFRAGIO FEMENINO EN ESPAÑA: LA CONQUISTA DEL VOTO La conquista del voto femenino en España tiene un nombre propio, CLARA CAMPOAMOR (Madrid Lausanne 1973) costurera, empleada de telégrafos, abogada (siempre interesada por las cuestiones legales relacionadas con la situación jurídica de las mujeres), periodista, conferenciante…política. Clara Campoamor, de ideas claramente republicanas, fue elegida Diputada en las Cortes Constituyentes (en las cuales las mujeres podían ser elegidas, pero no podían votar) de la República por la candidatura de la Coalición Republicano-Socialista (1931). Fue miembro de la comisión encargada de redactar el proyecto de la Constitución, presidida por el socialista Luis Jiménez de Asúa, y de otras comisiones; no faltó a ningún debate en el que se hiciera referencia a la mujer: ley de divorcio, inscripción como legítimos de los hijos e hijas habidos fuera del matrimonio, reforma del Código Penal, investigación de la paternidad, admisión de las mujeres en carreras derivadas del título de abogado ….

22 EL SUFRAGIO FEMENINO EN ESPAÑA: LA CONQUISTA DEL VOTO Pero la labor más destacada de su vida fue la defensa ardiente y en solitario del sufragio femenino y su inclusión en la Constitución de Los conservadores no eran partidarios del voto de las mujeres y los partidos progresistas, de izquierdas, estaban recelosos ante el mismo.

23

24 EL SUFRAGIO FEMENINO EN ESPAÑA: LA CONSTITUCIÓN DE 1931 Con la proclamación de la República, en abril de 1931, la igualdad de los sexos pasó por fin a ser una posibilidad real con la aprobación de la nueva constitución. Se encomendó la labor a una comisión parlamentaria presidida por el abogado socialista Luis Jiménez de Asúa. Su proyecto fue presentado en Cortes el 27 de agosto de 1931 y aprobado, con algunas modificaciones, el 9 de diciembre.

25 EL SUFRAGIO FEMENINO EN ESPAÑA: LA CONSTITUCIÓN DE 1931 La Constitución de la II República de Dic 31, en sus Art 25 (igualdad de sexos), Art 43 (matrimonio y divorcio), Art 40 y 46 (derecho al trabajo) y Art 36 y 53 (sufragio universal), junto con toda la legislación que la desarrolló, sentó las bases jurídicas de primer orden para romper con el papel secular de la mujer, poniendo en cuestión toda la ideología de las clase dominantes y de la Iglesia hasta ese momento presentes. En toda su legislación, la II República supuso un avance cualitativo sobre el papel y los derechos de la mujer en sus distintos niveles:

26 EL SUFRAGIO FEMENINO EN ESPAÑA: LA CONSTITUCIÓN DE 1931 Civil - Derogación (parcial) del Código Civil y Penal: La mujer casada podía mantener su nacionalidad propia. - Igualdad de derechos de ambos sexos: con plena personalidad y capacidad jurídica sin que el marido tuviera autoridad de representación sino solo por delegación. - Igualdad de sexos para la vida pública: acceso al cuerpo de notarios y registradores. - Sufragio universal: derecho al voto. - Abolición de la prostitución: antes estaba regulada. - En Cataluña: Dispensación de anticonceptivos y derecho al aborto.

27 EL SUFRAGIO FEMENINO EN ESPAÑA: LA CONSTITUCIÓN DE 1931 Familia - Reconocimiento del matrimonio civil. - Supresión del delito de adulterio aplicado solo a la mujer. - Divorcio por mutuo acuerdo. - Derecho de la mujer a tener la patria potestad con los mismos derechos y autoridad que el padre ante los hijos. - Investigación de la paternidad y reconocimiento de los hijos naturales.

28 EL SUFRAGIO FEMENINO EN ESPAÑA: LA CONSTITUCIÓN DE 1931 Educación - Coeducación (escuelas mixtas). - Abolición de asignaturas domésticas y religiosas. - Escuelas nocturnas para trabajadoras.

29 EL SUFRAGIO FEMENINO EN ESPAÑA: LA CONSTITUCIÓN DE 1931 Trabajo - Incorporación a puestos de trabajo según mérito y capacidad, sin distinción de sexo. - Regulación del trabajo de las mujeres y protección a la maternidad. - Prohibición de cláusulas de despido por contraer matrimonio o por maternidad. - Establecimiento del Seguro Obligatorio de Maternidad. - Equiparación salarial para ambos sexos (Ley de Jurados Mixtos).

30 EL SUFRAGIO FEMENINO EN ESPAÑA: LA CONSTITUCIÓN DE 1931 Como se puede observar, la II República abrió un proceso de liberación de la mujer frente al papel oscuro mantenido tradicionalmente por la monarquía y la Iglesia de discriminación histórica considerándola sólo como esposa dependiente y madre reproductora, pero no como persona ni como sujeto social activo.

31 EL SUFRAGIO FEMENINO EN ESPAÑA: LA CONSTITUCIÓN DE 1931 La II República despertó los sentimientos de dignidad, toma de conciencia y llamada a la participación de la mujer pese a que éstos resultaron incompletos y forzadamente inconclusos. Con la pérdida de la República y la guerra civil se anularían todos los avances conseguidos, volviéndose a imponer sobre la mujer aquellas leyes y conceptos tradicionales, agravados aún más por la ideología fascista vencedora de la contienda y cuya influencia estuvo presente durante todala dictadura franquista. Habría que esperar al cierre de ese largo paréntesis de 40 años para que las mujeres recuperaran el punto de partida que significó la conquista del voto en 1931.

32

33 EL SUFRAGIO FEMENINO EN ESPAÑA: LA CONSTITUCIÓN DE 1978 La etapa de la transición política se consolida definitivamente con la elaboración y aprobación de la nueva Constitución en El nuevo texto sentaba las bases legales para eliminar las desigualdades jurídicas aún existentes en la legislación española. El artículo 14 consagraba el principio de igualdad, prohibiendo cualquier tipo de discriminación por razón de nacimiento, raza, sexo, religión u opinión. Establecía igualmente la igualdad del hombre y la mujer en el matrimonio y la regulación de la disolución del mismo, lo cual sería posteriormente desarrollado mediante la ley del divorcio. La propia Constitución reiteraba que no podía existir ninguna discriminación en el terreno laboral, tanto en la promoción como en el salario.

34 EL SUFRAGIO FEMENINO EN ESPAÑA: LA CONSTITUCIÓN DE 1978 En el derecho Penal, mediante Ley 22/1978 del 26 de mayo, se derogaban los artículos 449 y 452 del Código Penal relativos al adulterio y amancebamiento; de esta forma se daba fin a una situación en la que la norma legal tutelaba concepciones estrictamente morales y discriminatorias para la mujer. La Ley 45/1978, del 7 de octubre, modificaba los artículos 43 bis y 416 del mismo Código Penal con lo que se conseguía la despenalización de la divulgación y propaganda de métodos anticonceptivos. En el contexto del Derecho Privado, la Ley del 13 de mayo de 1981 equiparaba jurídicamente al marido y la mujer en el matrimonio, tanto en el régimen económico como en la titularidad de la patria potestad de los hijos. En cuanto al divorcio, la Ley del 7 de julio de 1981 que regulaba el matrimonio, nulidad, separación y divorcio, partía del principio de que el marido y la mujer son iguales en el matrimonio en derechos y en deberes.

35 EL SUFRAGIO FEMENINO EN ESPAÑA Sin embargo, a pesar de todos estos logros, aún estamos muy lejos de poder afirmar que exista una igualdad real entre hombres y mujeres. La mayoría de los puestos de poder siguen estado ocupados por hombres, aunque la estadística dice que las universidades están copadas de mujeres que estudian más y tienen mejores expedientes.

36 EL SUFRAGIO FEMENINO EN ESPAÑA La violencia machista acabó en 2007 con la vida de más de70 mujeres. Y aún son las mujeres las que tienen que abandonar su carrera profesional para dedicarse al cuidado de la casa y de los hijos, puesto que no hay leyes realmente efectivas que permitan conciliar la vida familiar y profesional.

37 EL SUFRAGIO FEMENINO EN ESPAÑA Por eso os invito a continuar luchando por una sociedad realmente igualitaria en la que hombres y mujeres sean considerados iguales, tengan los mismos derechos y deberes y la misma consideración social.

38


Descargar ppt "MUJER Y II REPÚBLICA PRIMERAS SUFRAGISTAS ESPAÑOLAS Ana Hernández Hernández."

Presentaciones similares


Anuncios Google