La descarga está en progreso. Por favor, espere

La descarga está en progreso. Por favor, espere

LA ESPIRITUALIDAD DEL ANIMADOR VOCACIONAL Comisión de pastoral vocacional de la Arquidiócesis de México.

Presentaciones similares


Presentación del tema: "LA ESPIRITUALIDAD DEL ANIMADOR VOCACIONAL Comisión de pastoral vocacional de la Arquidiócesis de México."— Transcripción de la presentación:

1 LA ESPIRITUALIDAD DEL ANIMADOR VOCACIONAL Comisión de pastoral vocacional de la Arquidiócesis de México

2 LA ESPIRITUALIDAD DEL ANIMADOR VOCACIONAL Comisión de pastoral vocacional de la Arquidiócesis de México

3 Espiritualidad: Es un comportamiento acorde con los principios y valores espirituales. Forma en el creyente un nuevo yo, con nuevos criterios y que corresponden con los valores evangélicos. Llamado ethos, un clima moral, una serie de hábitos que se han de traducir en la práctica de un espíritu cristiano

4 LA ENSEÑANZA EN LA ORACIÓN El animador o promotor vocacional debe conducir al candidato al encuentro con Dios que lo llama. Se ha de presentar a Jesús como modelo de la vocación: un Jesús siempre abierto al diálogo y la relación con el Padre, el cual también les enseña a sus discípulos a llamarle padre. El animador es maestro de la oración. Enseña a los candidatos a orara confiados y perseverantes, con la confianza de que Dios es bueno, escucha y atiende a sus hijos. Es necesario y de suma importancia cuidar la oración comunitaria, formando verdaderas vías de relación con Dios, especialmente a través de la escucha de su Palabra. Los esfuerzos de la oración han de ser guiados por el animador hacia una oración vocacional, que es simplemente enseñara a orar al candidato de manera que ofrezca oblativamente su vida a Dios, poniendo en sus manos la realización de este llamado: Padre, en tus manos encomiendo mi espíritu.

5 EL ACOMPAÑAMIENTO EN EL DISCERNIMIENTO El animador ha de ser también maestro del discernimiento vocacional, tal discernimiento ha de estar unido estrechamente a la oración. El animador ha de enseñar al joven a estar atento a la voluntad del Padre pues la completa realización de la vocación a la que es llamado está en la realización de la voluntad del Padre, dirigiendo y enseñando a caminar con una humilde y sencilla actitud, obedeciendo y escuchando la voluntad de Aquel que lo ha llamado.

6 Un verdadero discernimiento vocacional y la realización de ella, es una concreación del amor fraterno referido al ministerio concreto que se va a desarrollar. En el discernimiento vocacional ha de tener mayor atención en el cómo se ejercen los ministerios, es decir, lo que verdaderamente importa no es el camino vocacional que se elige, si no la manera en cómo se ha de realizar a imagen de Cristo. El animador vocacional ha de señalar continuamente que este camino al cual se perfila es un camino que lo llevara a la santidad de él mismo y de quienes se vean involucrados en el realización de ella.

7 LA ESCUCHA Es una de las características más importantes en las relaciones humanas y por ello de suma importancia en el animador vocacional. Escuchar es uno de los caminos confiables para la orientación vocacional, sin embargo, para la escucha en esta orientación es necesario la paciencia, la perseverancia, el silencio interior y la capacidad de empatía, sensibilidad humana. LA ESCUCHA DESARROLLA NUESTRA CAPACIDAD DE CONTEMPLAR LA VIDA DE LOS DEMÁS COMO UN MISTERIO. Escuchar es salir de sí mismo y atender a lo que el otro dice, esto edifica primeramente a quien practica la escucha. El que escucha a los demás es como Jesús, sencillo y humilde de corazón. No tienen siempre argumentos y respuestas para todo, sino que con toda sencillez acoge lo que el otro es y propone e intenta iluminarlo con la luz del Espíritu. El animador vocacional a imagen de Jesús ha de escuchar lo que dicen, pero también lo que no dicen, lo que no se alcanza a expresar.

8 PRESENCIA GRATUITA Es la actitud más notoria del animador vocacional y que tiene que estar ligada a la imagen dada por Jesús: está en camino, haciéndose accesible para todos. Al hacerse accesible, el animador toma la iniciativa, de ir en pos de los jóvenes. Busca lo medios más adecuados para acercarse, conocer su lenguaje, cultura, gustos, etc. Es necesaria la formación de lazos más allá de la utilidad. Ser amigo, acercándose al otro sin otro fin que el de hacerle el bien. El esfuerzo del animador vocacional encontrará la alegría del logro obtenido sólo en la medida en que se realice la vocación libremente. Libre hasta de la misma influencia interesada del promotor o animador vocacional. La presencia es gratuita cuando se mantiene sin que se consigan los resultados que se esperan: permanezco a tu lado porque considero tu valor incondicional, más allá de si tus decisiones cubran mis expectativas o del mayor o menor progreso que hayas conseguido. Lo contrario a la presencia gratuita es la presencia interesada, es decir, la que persigue un cierto fin; por ejemplo cuando lo hacemos por la angustia que nos da la falta de vocaciones o el mantenimiento de nuestras obras o el afán de quedar bien como animador trayendo muchas vocaciones.

9 PATERNIDAD Y MATERNIDAD ESPIRITUAL El animador adquiere autoridad de padre y de madre cuando llega a ser relevante o significativo en la vida de los jóvenes. No puede ser alcanzada tal relevancia con el poder, el control o el autoritarismo. La relevancia más importante para el animador vocacional es la que es otorgada por el muchacho, quien da la credibilidad a una persona consagrada porque la considera un ejemplo de vida. La presencia del animador vocacional ha de impulsar el gusto hacia la vida santa del joven, y delante de tal presencia pueda él reconocer el valor de la vocación a la que es llamado.

10 TESTIMONIO VOCACIONAL El animador vocacional es ante todo testigo de los valores propios de su vocación y que la definen. Aun a pesar de las debilidades que se puedan presentar en la autenticidad de vida se ha de buscar siempre la autenticidad de vida. Y hay autenticidad de vida y por ende un testimonio vocacional valido cuando se dan pasos significativos para alcanzarla. La meta es la contemplación de la santidad en la forma de vida que se ha optado. El testimonio de los valores se concreta en modos muy prácticos de vivirlos a los cuales las personas dan distinto valor según su sensibilidad y su cultura: el modo de vestir, actuar, relacionarse, que se concretan en prácticas concretas que apuntan hacia la presencia de Dios y una interpretación cristiana de la vida. El testimonio que se ha de dar es una manifestación sin afectación ni rigidez, sino de modo original y personal, de la densidad de las propias convicciones.

11 LA ATENCIÓN A LA SOLIDEZ DE LA FORMACIÓN Por último, se he de ver la pastoral vocacional como una pastoral liberadora, puesto que se ha de procurar que los jóvenes con los que se trabaja ejerciten su libertad, se hagan más libres y más dueños de sí, más conscientes de su propia personalidad. El animador vocacional permanece atento al desarrollo integral de los jóvenes; su gozo es que lleguen a ser ellos mismos, libres de complejos y de ataduras que impidan su libertad. El trabajo del animador vocacional es velar por el bien de los jóvenes y poner los medios para que se llegue a un feliz cumplimiento y realización del llamado que se le fue dado.

12


Descargar ppt "LA ESPIRITUALIDAD DEL ANIMADOR VOCACIONAL Comisión de pastoral vocacional de la Arquidiócesis de México."

Presentaciones similares


Anuncios Google