La descarga está en progreso. Por favor, espere

La descarga está en progreso. Por favor, espere

Bienvenida. Crianza Algunas de las habilidades que los niños necesitan desarrollar para poder cumplir con las demandas impuestas sobre ellos en la escuela,

Presentaciones similares


Presentación del tema: "Bienvenida. Crianza Algunas de las habilidades que los niños necesitan desarrollar para poder cumplir con las demandas impuestas sobre ellos en la escuela,"— Transcripción de la presentación:

1 Bienvenida

2 Crianza Algunas de las habilidades que los niños necesitan desarrollar para poder cumplir con las demandas impuestas sobre ellos en la escuela, en grupos juveniles y más tarde en el trabajo y en sus demás relaciones personales incluyen el control propio, el respeto por la autoridad y la fortaleza personal. Administrar disciplina a menudo resulta frustrante y desagradable, tanto para el padre como para los niños. Pero en la vida de una persona joven, no hay sustituto por el establecimiento de fronteras y responsabilidades enseñados por un padre y una madre en amor. Es vital que el padre o la madre demuestre autoridad aún en las etapas más tempranas del desarrollo al mismo tiempo que se les demuestra amor y respeto mutuo. BOSQUEJO 1. Mi hijo tiene un problema con las mentiras. ¿Qué puedo hacer?Mi hijo tiene un problema con las mentiras. ¿Qué puedo hacer? 2. Pasos para formar el carácter de un niñoPasos para formar el carácter de un niño 3. Cómo responder a problemas de conducta a diferentes edadesCómo responder a problemas de conducta a diferentes edades 4. Criando al hijo desobedienteCriando al hijo desobediente ¿Desea Ud. cooperar con este proyecto sobre la Familia? Unace al grupo!!!.

3 Tema 1: Mentiras A Desde el momento mismo de nuestro nacimiento crecemos con la tendencia "natural" de pecar. Sin lugar a dudas, la mentira es una de las formas en que esta tendencia pecaminosa se manifiesta más evidentemente. La mentira es un problema con el que todos los padres tenemos que enfrentarnos. Los niños distorsionan la verdad con frecuencia asombrosa, aún cuando los adultos, los padres, le demos buenos ejemplos. De hecho, existen algunos niños que se convierten en expertos mentirosos. Reaccionar de manera adecuada es una tarea que exige comprensión del desarrollo de los niños y de las características de cada uno en particular. Le voy a dar algunos consejos generales que habrá que modificar para que se ajusten a los casos concretos. Lo primero que usted necesita entender es que un niño de 6 ó 7 años tal vez comprenda por completo la diferencia entre la verdad y la mentira, o tal vez no comprenda. Hay una línea muy delgada entre la fantasía y la realidad en la mente de un niño en edad preescolar. Por tanto, antes de reaccionar con fuerza, asegúrese de saber lo que el niño comprende y cuál es su intención. En cuanto a los niños en los que está claro que mienten para evitar consecuencias desagradables o para adquirir ventajas de algún tipo, los padres necesitan utilizar esa circunstancia como un momento para dar una lección. En lo que se debe insistir más es en que se debe decir la verdad siempre. Es una virtud que hay que enseñar; no sólo cuando han dicho una mentira, sino también en otros momentos. En sus devociones personales con sus hijos, busque Proverbios 6:16-19 y lean juntos este profundo pasaje. Dice: Seis cosas aborrece Jehová, y aun siete abomina su alma: los ojos altivos, la lengua mentirosa, las manos derramadoras de sangre inocente, el corazón que maquina pensamientos inicuos, los pies presurosos para correr al mal, el testigo falso que habla mentiras, y el que siembra discordia entre hermanos.

4 Tema 1: Mentiras B Si analizamos bien estas lecturas bíblicas podemos, basándonos en ellos, estructurar momentos devocionales con los niños. Explique quién era Salomón, por qué sus enseñanzas son tan importantes para nosotros, y por qué la Biblia es nuestra amiga. Es como una linterna en una noche oscura, que guía nuestros pasos y nos mantiene en el camino correcto. Hasta nos protege mientras dormimos, si la queremos atar a nuestro corazón por siempre. Aprendan juntos de memoria este pasaje de Proverbios para poderlo citar en otros contextos. Úselo como punto de partida para el estudio de las virtudes y el tipo de conducta que agradan a Dios. Todos los versículos se pueden aplicar a las situaciones cotidianas, de manera que el niño se comience a sentir responsable por lo que hace y diceSeñálele al niño que en una lista de las siete cosas que Dios más aborrece, dos de ellas tienen que ver con la falta de sinceridad. Decir la verdad es algo importante para Dios, y por tanto, lo debe ser para nosotros también. Esto explicará por qué usted va a insistir en que su hijo o hija aprenda a decir la verdad, aunque duela hacerlo. Su meta es poner unos cimientos que le ayuden a usted a insistir en que se comprometan a ser sinceros en el futuro.

5 Tema 1: Mentiras C La próxima vez que su hijo le diga una flagrante mentira, usted podrá volver a esta conversación y al texto de la Biblia en el cual estuvo basada. En algún momento, cuando le parezca que el nivel de madurez del jovencito lo permite, debe comenzar a insistir en que se diga la verdad y a imponer castigos suaves si no lo hace. Gradualmente, a lo largo de un período de años, les habrá podido enseñar la virtud de la veracidad a sus hijos e hijas. Por supuesto, usted puede echar a perder todo cuanto está tratando de establecer, si usted también actúa con falta de sinceridad delante de sus hijos. Créame: ellos lo notarán y se comportarán de la misma forma. Si papá puede torcer la verdad, va a tener poca autoridad para evitar que ellos hagan lo mismo.

6 Tema 1: Mentiras D Cada padre y madre apreciaría un poco de ayuda después de haber comenzado el arduo trabajo de responder por la familia que Dios ha puesto bajo su cargo. ¡Los bebés no vienen con un manual de instrucciones para guiar a los padres a solucionar los retos que su nacimiento trae consigo! Padre, Madre y la Crianza de los hijos

7 Tema 2: Carácter A 1.Defina los límites antes de exigir su cumplimiento. El paso más importante de cualquier procedimiento disciplinario es establecer expectativas y límites razonables por adelantado. Los niños deben saber cuál es y cuál no es el comportamiento aceptable antes de que se haga responsables de esas reglas. Esta condición previa eliminará el sentido abrumador de la injusticia que los jóvenes sienten cuando los castigan por sus accidentes, errores y equivocaciones. ¡Si usted no lo ha definido, no lo haga cumplir!! 2. Cuando su autoridad sea desafiada, responda con una decisión firme. Una vez que el niño entienda qué usted espera de el, él debe conocer su responsabilidad y la forma de comportarse por consiguiente. La mayoría de los niños probará la autoridad de sus padres. En el momento de la rebelión, los niños pequeños considerarán los deseos de sus padres y elegirán desafiantemente desobedecer. Como un general antes de una batalla, calcularán el riesgo potencial, formarán sus fuerzas y atacarán al enemigo con todas las armas disponibles.

8 Tema 2: Carácter B 2. Cuando su autoridad sea desafiada, responda con una decisión firme. Cuando esas confrontaciones cara a cara ocurren entre las generaciones, es extremadamente importante que el adulto gane de manera decisiva y con confianza. ¡Claramente el niño anda en busca de una batalla, y sus padres sabiamente no deben decepcionarlos! Nada es más destructivo para la autoridad de los padres que el hecho de que una madre o un padre se desintegre durante una de estas luchas. Cuando los padres pierden constantemente esas batallas, recurriendo a las lágrimas y a los gritos en señal de frustración, cambios dramáticos ocurren en la manera que son vistos por el niño. En vez de ser líderes seguros y confiables, los padres se convierten en títeres indignos de respecto o de lealtad.

9 Tema 2: Carácter C 3. Distinga entre el desafío voluntario y la irresponsabilidad infantil. Los niños no deben ser castigados por un comportamiento que no fue resultado de un desafío a la autoridad de los padres. Cuando los niños se olvidan de alimentar el perro, arreglar sus camas o de sacar la basura -- cuando dejan sus pelotas afuera en la lluvia o pierden sus bicicletas -- recuerde que estos comportamientos son típicos de la niñez. Lo más probable es que esa sea la forma en la que sus mentes inmaduras son protegidas contra las ansiedades y las presiones típicas del adulto. Pacientemente enséñeles a hacer mejor las cosas. Si el niño no puede apropiadamente a las instrucciones, entonces es un momento apropiado para administrar algunas consecuencias bien definidas (como tener que trabajar para pagar el artículo que rompieron o que se les prohiba usarlo, etc.). Sin embargo, la irresponsabilidad infantil es muy diferente al desafío voluntarioso y uno debe tratarla con paciencia.

10 Tema 2: Carácter D 4. Tranquilícese y enseñe después de que la confrontación termine. Después de un conflicto, durante el cual el padre ha demostrado su autoridad, los jóvenes entre 2 y 7 años (o mayores) pueden desear ser amados y tranquilizados. ¡Es hora de abrazarlos! Sosténgalos y dígales cuánto los quiere. Explique suavemente y déjeles saber, otra vez, la razón por la que fueron castigados y cómo pueden evitar una próxima vez. Este momento de comunicación construye una relación más amorosa, de mayor fidelidad y contribuye a la unificación de la familia

11 Tema 2: Carácter E 5. Evite las demandas imposibles. Cerciórese de que sus niños sean capaces de cumplir lo que usted, como castigo, les imponga. Nunca le castigue por mojar la cama de forma involuntaria, o por tener una bajo rendimiento en la escuela cuando son incapaces de mayor éxito académico. Estas demandas imposibles colocan a sus niños en un conflicto que no pueden resolver: No hay salida. Esa condición trae daño inevitable al aparato emocional humano. 6. ¡Deje que el amor sea su guía! Una relación que es caracterizada por amor genuino y afecto, tiene alta probabilidad de ser sana, aunque siempre existirán algunos errores paternales. Estos son inevitables.

12 Tema 3: Carácter A Como padres, a veces nos vemos obligados a tener que corregir a nuestros hijos. La Biblia dice que "El que no aplica el castigo aborrece a su hijo; el que lo ama, lo corrige a tiempo". Otra versión nos dice: "Quien no corrige a su hijo, no lo quiere; el que lo ama, lo corrige." Prov. 13:24 Entonces, ¿Tenemos la libertad de usar como alternativa las nalgadas? Pues sí, pero antes de proceder a castigar físicamente a su hijo o a su hija, permítame hacer algunas observaciones

13 Tema 3: Carácter B Cuando un niño se muestra cada vez más desafiante logrando confundirle debido a algún comportamiento que obviamente reta su autoridad, es hora de recordar que a veces los niños pueden ver en una respueta inapropiada un mecanismo de manipulación. Es por eso que es esencial que respondamos de manera balanceada ante comportamietnos diferentes. Es obvio que los niños están conscientes de los conflictos sobre autoridad existentes entre diferentes generaciones, y esa es precisamente la razón por la que es tan importante que los padres proporcionen la respuesta apropiada cuando su autoridad es desafiada por sus hijos. Cuando el niño se comporta de tal manera que es irrespetuoso o dañino para sí mismo u otros, es con el disimulado propósito de verificar la estabilidad de los limites que los padres han impuesto.

14 Tema 3: Carácter C Esta prueba es muy similar a un policía que gira las empuñaduras de cada una de las puertas de un establecimiento comercial en la noche. Lo hace para cerciorarse de que las puertas estén bien cerradas. Así mismo, un niño que arremete o pone en tela de juicio la autoridad de sus padres, siente gran alivio cuando el liderazgo de sus padres se mantiene firme y sin titubear. El niño encuentra gran seguridad en un ambiente bien estructurado donde los derechos de los demás y los suyos propios son protegidos por limites claramente definidos. Nuestro objetivo, entonces, es dar forma a la voluntad del niño durante los primeros años de la infancia. Pero ¿cómo se puede lograr esto? Para empezar, un padre sabio debe comprender las características físicas y emocionales de cada estado de la infancia y luego adecuar la disciplina para el niño o la niña conforme a sus necesidades individuales. Aquí tienen algunas sugerencias específicas y recomendaciones de acuerdo con cada etapa de la infancia. Por favor entienda que estos planteamientos de ninguna manera son exhaustivos. Simplemente sugiero la naturaleza general de métodos disciplinarios en períodos específicos de la infancia. Del nacimiento hasta los 7 mesesDel nacimiento hasta los 7 meses De los 8 a los 14 mesesDe los 8 a los 14 meses De los 15 meses a los 2 añosDe los 15 meses a los 2 años De los 2 a los 3 años De los 4 a los 8 años De los 9 a los 12 añosDe los 2 a los 3 añosDe los 4 a los 8 añosDe los 9 a los 12 años

15 Tema 4: Desobediencia A Su meta número uno es la de comenzar a desarrollar un ministerio en su hijo o hija, uno por medio del cual Jesús pueda transformar la vida de él o ella. Esto no puede ilustrarse de manera más vívida que con el encuentro de Jesús con la mujer en el pozo (Juan 4:1-26). Como usted recordará, Jesús estaba sentado junto a un pozo cuando una mujer de Samaria se aproximó. Él le pidió de beber. En aquellos días, los judíos y los samaritanos no se asociaban para nada. Además, estaban prohibidas las conversaciones públicas entre hombres y mujeres que eran extraños entre sí. Pero Jesús rompió todas las reglas hechas por el hombre. Él sabía que la mujer había tenido cinco esposos. Él sabía que ella necesitaba del agua de la vida eterna, la cual sólo Él podía dar. Así que en vez de hacer lo que era políticamente correcto, en vez de no hacerle caso como a una ramera, Él le ministró de acuerdo a la necesidad de ella. Él conocía su necesidad y la trató de tal modo que ella pudo recibir de Él y ser bendecida. La preocupación número uno de Jesús era la salvación de la mujer y su liberación del dolor. Su hijo o su hija desobediente está sufriendo, y tiene una intensa necesidad de Dios en su vida. Sí, cuando él o ella se está portando mal, su comportamiento es errado y se debe tratar, pero dentro de ese cuerpo hay un niño o una niña herido que sufre. No es necesario que usted lo mime o le facilite las cosas, pero ese hijo necesita su ayuda. ¿Está usted preparado para proveerla?

16 Tema 4: Desobediencia B Puede ser difícil para los padres cambiar la manera en que enfrentan al hijo desobediente. Para muchos, la relación se ha convertido en una batalla. La mayor parte de la comunicación ha tomado la forma de discusiones o de intentos por disciplinar. Para ayudarle a usted a transformar su actitud hacia el tratamiento de ese cáncer, de una actitud basada en la ley a una basada en la gracia, trate de comprender las acciones de su hijo o hija. ¿Cuáles son las razones detrás de la locura en su vida? La disciplina todavía sigue siendo necesaria en la crianza de los hijos. Pero por ahora es importante orar acerca de cómo Dios quiere que usted discipline a su hijo o hija. Recuerde que existe un componente espiritual en el comportamiento de él o de ella. ¿Qué lecciones espirituales pueden enseñarse a través de la manera en que usted disciplina? Otra manera de pensar en ello es que la forma en que usted reacciona al comportamiento de su hijo puede impactar en la forma en que

17 Tema 4: Desobediencia C Entendiendo a los adolescentes Cuando yo era joven, mi padre fielmente llevaba a la familia de viaje a las montañas. A menudo, mi tío se nos unía y nos llevaba a cazar, a pescar y a acampar. Empacábamos todo en el automóvil a las cinco de la mañana y viajábamos a las montañas sin importar cómo estuviera el tiempo, con nieve, con lluvia o con sol. Un día, las dos familias juntas planearon un viaje para ir a esquiar. Con dos automóviles y diez niños, comenzamos tarde y viajamos durante dos horas antes de detenernos para la cena y registrarnos en un hotel de la localidad. A la mañana siguiente, una tormenta de nieve muy fuerte azotó la zona. Era extremadamente difícil ver hacia dónde íbamos, pero estábamos determinados a encontrar el centro vacacional de esquí y esquiar. Condujimos cuesta arriba y a través de valles y varios pueblos buscando la ladera de esquí a través de la nieve. Literalmente pasamos el día en el automóvil. Finalmente, mi papá decidió darse por vencido y regresar al hotel. Al aproximarnos, vimos algo muy interesante, había una ladera de esquí cruzando la carretera. Todo el tiempo nos habíamos esforzado al máximo para encontrar nuestro destino, pero la nieve, la confusión de diez niños y el hecho de nunca antes haber estado en la zona hizo muy difícil que encontráramos el camino. Esta experiencia es muy similar a lo que los adolescentes experimentan.

18 Tema 4: Desobediencia D Su hijo o su hija está tratando con todas sus fuerzas de encontrar su camino para abrirse paso en la adolescencia. Está tratando de entender quién es, pero una tormenta de nieve está cayendo por todos lados a su alrededor, nublándole el camino. Por supuesto, cada niño es diferente, pero la mayoría de los adolescentes cambian muchas veces de dirección. Usted lo verá en su comportamiento, o notará cómo cambian de parecer con frecuencia. Parecen hacer cosas opuestas casi a diario. Un momento se vestirán de cierta manera, escucharán a un tipo de música en particular, o andarán con un cierto grupo de amigos. Al siguiente momento, todo eso habrá cambiado. Un adolescente está tratando de separarse de su yo infantil, para llegar a ser adulto. Algunas veces esto significa separarse de usted, el padre o la madre. Probablemente su adolescente está tratando de entender qué versión de sí mismo "encaja" en el mundo. ¿Qué clase de vida quiere desarrollar y continuar llevando? Tal vez usted note que no le gusta estar con usted en público, y quiere mostrarle cada vez menos afecto. Más que nada, esto es sólo una señal de que está creciendo y llegando a la vida adulta.

19 Tema 4: Desobediencia E Su trabajo y su responsabilidad son ayudar a su hijo o hija a pasar por la adolescencia. Pero la pregunta del millón de dólares es:"¿Cómo?" Muchos padres no tienen ni idea acerca de lo que sus hijos necesitan a fin de llegar a convertirse en jóvenes adultos. Sí, existen ciertas cosas que no queremos que nuestros hijos hagan y otras que desearíamos que estuvieran haciendo. Pero algunos padres reaccionan de manera exagerada ante las malas elecciones de sus hijos adolescentes. Pierden de vista todo el panorama. Un ejemplo de mala conducta relativamente poco importante tiene menor efecto a largo plazo en el adolescente, que su aprendizaje para llegar a ser un adulto independiente y maduro. He escuchado innumerables quejas acerca de los hijos y de su comportamiento. Algunas veces me sorprendo de manera increíble, no a lo que el adolescente hace, sino a lo que los padres piensan que es malo. Una vez me llamaron a una reunión con una mamá que estaba desesperada por hablar con alguien acerca de su hijo. Ella estaba en estado de pánico y extremadamente preocupada por su Jimmy. Yo tenía la impresión de que el muchacho estaba a un paso de ser arrestado y llevado al centro de detención juvenil. Una vez que nos sentamos y nos pusimos a conversar, supe que ella estaba disgustada porque su hijo no asistía a la iglesia. Sí, la iglesia es importante. Pero en este caso, no era una señal de rebeldía consumada.

20 Tema 4: Desobediencia F Al mismo tiempo, lo que hace que la crianza de los hijos sea una labor tan difícil es que es un error pensar que el comportamiento de un hijo desobediente no es grave. Cada cierto tiempo, escucho a alguien decir: "Mi hijo está pasando por una etapa. Ya la superará". No existe el comportamiento rebelde inofensivo. Una vez más, no toda señal de rebeldía es el fin del mundo, pero debe tratarse de inmediato. No se la puede pasar por alto por seis meses, ni siquiera por seis semanas o seis días. Cuanto más pronto reconozca los problemas y comience al menos a orar por soluciones y remedios, tanto mejor. Esto no sólo le evitará a usted permitir que las cosas se le escapen de las manos, sino que también le ayudará a desarrollar un hábito de ser proactivo cuando se trata de sus hijos. Ellos pronto entenderán que mamá y papá están desarrollando su labor de padres, y usted no perderá nada.

21 Tema 4: Desobediencia G Es importante orar por discernimiento acerca de la causa de la rebeldía de su hijo o hija. ¿Ha causado la rebeldía alguna situación familiar? ¿Puede él o ella estar actuando de acuerdo a los problemas particulares que existen en su familia? Se requiere valor para reconocer la posibilidad de que su familia tenga problemas serios. Para ayudar a identificar un patrón de que su familia podría estar funcionando mal, retroceda en sus pensamientos y recuerde cómo eran las cosas en su familia cuando usted estaba creciendo. Si había algún tipo de disfunción en su propia niñez, existe una buena probabilidad de que ahora, hasta algún punto, también exista en su familia. Si es así, sería sabio buscar ayuda externa. Cualquiera que sea la razón para el comportamiento del hijo desobediente, usted debe preguntarse: "¿Se trata de una expresión externa o es una batalla interna?"

22 Tema 4: Desobediencia H ¿Qué es ser desobediente? Cada niño y cada familia es diferente, así que depende de usted decidir qué constituye rebelión para su hijo o hija. Tal vez sea necesario evaluar la situación y decidir qué batallas va usted a librar primero. Si su hijo o hija se fuga, toma drogas, y está teniendo relaciones sexuales, usted tiene razón. Él o ella es rebelde. Lo primero que se ha de hacer es una lista de las cosas que usted cree que están haciendo de su hijo un muchacho desobediente. Una vez más, esto variará de familia a familia. ¿Es respondón? ¿Es sexualmente activo? ¿Es grosero con usted y/o con su cónyuge? ¿Se fuga? ¿Está viviendo con otra persona y no se comunica con usted? ¿Está involucrado en alguna secta? ¿Tiene tendencias suicidas? ¿Es adicto a las drogas? ¿Al alcohol? ¿A otra cosa? ¿Está en alguna pandilla? ¿Está en la cárcel? ¿Tiene amigos criminales? Elabore su propia lista, y sin importar si ésta es corta o larga, comience a colocar los problemas de acuerdo a su prioridad. ¿Hay uno o dos entre éstos que son más crítico que los demás? ¿Es alguno de ellos la causa de otros problemas? Es importante que usted los identifique con claridad y anote los problemas. Esta lista será invalorable a medida que aprende cómo Dios puede ayudar a su hijo desobediente y a su familia. Asimismo, Satanás es el maestro del engaño y de hacer ver las cosas como no son, y usted podría descubrir que él ha hecho aparecer las cosas peor de lo que en realidad son.

23 Conclusión Las nalgadas pueden ser una herramienta de disciplina muy valiosa, siempre y cuando se haga adecuadamente. Es esencial siempre balancear la firmeza con el amor, de hecho, las nalgadas no son apropiadas para cada niño o a cualquier edad, y son innecesarias en muchas situaciones; Por ejemplo, la desobediencia intencional o desafío a la autoridad podrían justificar el castigo físico, pero no así si sólo se trata de una irresponsabilidad infantil. Cuando las nalgadas se manejan adecuadamente, no hay razón para temer que ellas produzcan daño emocional o efectos sicológicos en los niños. "Quien no corrige a su hijo, no lo quiere; el que lo ama, lo corrige." Prov. 13:24


Descargar ppt "Bienvenida. Crianza Algunas de las habilidades que los niños necesitan desarrollar para poder cumplir con las demandas impuestas sobre ellos en la escuela,"

Presentaciones similares


Anuncios Google