La descarga está en progreso. Por favor, espere

La descarga está en progreso. Por favor, espere

Constitución Gaudium et Spes Constitución Pastoral promulgada por S.S. Pablo VI el 7 de diciembre de 1975 Sobre la Iglesia en el mundo actual.

Presentaciones similares


Presentación del tema: "Constitución Gaudium et Spes Constitución Pastoral promulgada por S.S. Pablo VI el 7 de diciembre de 1975 Sobre la Iglesia en el mundo actual."— Transcripción de la presentación:

1 Constitución Gaudium et Spes Constitución Pastoral promulgada por S.S. Pablo VI el 7 de diciembre de 1975 Sobre la Iglesia en el mundo actual.

2 Concilio Ecuménico Concilio proviene del latín concilium, que significa asamblea.Conciliolatín asamblea Ecuménico, proviene del latín oikoumene, y éste a su vez del griego ο κουμένη, que significa mundo habitado.Ecuménico latíngriego Asamblea a la que son convocados todos los Obispos de toda la Iglesia, para reconocer la verdad en materia de doctrina o de práctica y proclamarla.Asamblea ObisposIglesia Sección del Concilio de Trento

3 Concilio Vaticano II Concilio ecuménico de la Iglesia Católica siendo uno de los eventos históricos que marcaron el siglo XX. Fue convocado por el Papa Juan XXIII, quien lo anunció desde enero de El Concilio constó de cuatro sesiones, siendo la primera de ellas presidida por el mismo Papa en el otoño de Él no pudo concluir este Concilio ya que falleció un año después, (el 3 de junio de 1963). Las otras tres etapas fueron convocadas y presididas por su sucesor, el Papa Pablo VI, hasta su clausura en Ha sido el Concilio más representativo de todos, con una media de asistencia de unos dos mil padres conciliares procedentes de todas las partes del mundo y de una gran diversidad de lenguas y razas. Asistieron además miembros de otras confesiones religiosas cristianas.oncilio ecuménicoIglesia Católicasiglo XXPapaJuan XXIII de junio1963 Pablo VI1965

4 Contexto Histórico Cuatro lustros habían corrido después de la Segunda Guerra Mundial y un gigantesco cambio se estaba gestando en el lapso de ese tiempo. La nueva tecnología (con la energía nuclear, las comunicaciones, los aparatos electrónicos y las computadoras eran arrolladoras) A tal grado eran estos cambios que las mismas estructuras sociales de la civilización anterior parecían crujir. Para hacer frente a los retos del momento de progreso, muchas estructuras sociales se miraban ya obsoletas, La justicia y la equidad ya no regían las acciones de los seres humanos. Por eso la miseria convivía al lado de la abundancia. Eran tiempos en que cobraba mayor fuerza la preocupación por la explosión demográfica, por las grandes concentraciones urbanas, por la dignificación igualitaria de la mujer, por voz a los obreros en las empresas, con la de pérdida de los valores tradicionales de la familia. Juan XXIII veía que era necesario poner al día a la Iglesia sin perder su identidad, por eso convocó al Concilio Vaticano II.

5 Contenido – Ideas centrales Señala el deber que tiene el pueblo de Dios de observar los signos de los tiempos a la luz del Evangelio, para darse cuenta de la perdida de valores, de los cambios que caracterizan al mundo actual. Las ideas centrales sobre las cuales gira este documento son: la misión de la iglesia acerca de la persona humana; de la familia y su actividad en el mundo, procurando atender lo más urgente, familia, economía, política, cultura y solidaridad internacional.

6 Contenido Económico-Social Revisa y actualiza la anterior enseñanza económica y social: trabajo, participación en la empresa, destino universal de los bienes, las políticas monetarias, la propiedad privada, la vida pública, la paz y la guerra. Varios aspectos como es de suponer, son los asuntos morales aparecidos en estos tiempos modernos. Reconoce que, a pesar de los medios modernos, se agravan las grandes desigualdades y falla el diálogo genuino y fraternal entre países y personas.

7 Contenido – Cristo mismo El mensaje de la Gaudium et Spes, ha dicho el Pontífice, es Cristo mismo. Él es el Señor de la historia, su centro y su fin. Él es la luz del mundo que ilumina el misterio del hombre. Su gracia, por la acción del Espíritu Santo, trabaja activamente en el corazón de todo hombre de buena voluntad. Los cambios tecnológicos y sociales ofrecen por igual preciosas oportunidades y grandes dificultades para la difusión y vivencia de la Buena Nueva. Es deber de la Iglesia en el mundo pugnar porque se den las condiciones necesarias para la promoción de la dignidad humana y del bien común.

8 Actualidad de la Constitución ¿Qué tiene que decir hoy día la Iglesia sobre la persona?, ¿Qué piensa sobre un nuevo ordenamiento social?, ¿Qué tiene que decir a los pobres sobre sus carencias y remedios?, ¿Qué sugiere para que la empresa como célula viva de la economía se ajuste a los criterios de justicia y caridad?, siguen siendo preguntas de actualidad, por esta razón Gaudium et Spes nos hace recapacitar sobre nuestro deber como empresarios en toda esta problemática. Nos ofrece también apuntes y directrices de acción respecto a la vida familiar, económica, sociocultural, política y al orden internacional. Es este documento un análisis de los grandes temas de la enseñanza social de la Iglesia aplicado a los problemas de hoy día.

9 Ver – Planteamiento del problema * Los cambios tecnológicos han ocasionado cambios sociales. Han afectado a todo el mundo, individuos, familias, comunidades y naciones. * Los conflictos se han recrudecido: riqueza acumulada en pocos y miseria en muchos; además de libertad y esclavitud psicológica. * Resultados buenos y malos. Crece la convicción de que la humanidad es capaz de status en orden político conforme a la dignidad humana. Hasta ahora los cambios tecnológicos han propiciado la interdependencia, pero no han alentado las relaciones personales. * Surge un nuevo humanismo en el que la empresa se define por sus responsabilidades ante el mundo. Hay peligro de que el cristiano dependa de los descubrimientos modernos y de buscar las realidades superiores.

10 Juzgar I. La Iglesia: en el mundo experimenta la misma situación terrena; signo de los tiempos. * La naturaleza humana se refleja en la historia, la ciencia y la cultura. La Iglesia puede recibir ayuda del mundo moderno para preparar el terreno al Evangelio. * La Iglesia no está ligada a ningún sistema político, económico o social. * La iglesia necesita purificarse constantemente. * Su misión (salvadora y escatológica) empieza en este mundo. Por ello se preocupa y juzga las realidades terrenas.

11 Principios de reflexión * Sobre la dignidad humana. a. El ser humano es creado a imagen de Dios (libre e inteligente); es sociable; experimenta en si mismo la división por el bien y el mal; su dignidad está en su libertad, para seguir su recta conciencia. b. Ante el ateísmo, obstaculiza la liberación de la persona, pero el conocimiento de Dios no es contra la dignidad humana. * Sobre la sociabilidad humana: a. El perfeccionamiento del individuo y de la sociedad depende del esfuerzo de cada uno. El bien común se logra con la cooperación de todos. La Escritura prescribe el amor al prójimo. El amor es activo. Jesús nos llamó hijos de Dios para que nos amaramos como hermanos. b. El mundo, en su realidad terrena, ha de ser envuelto en el espíritu cristiano que se muestra a través del ejemplo.

12 Principios de reflexión * Sobre el matrimonio y la familia: a. Las familias son la base de la sociedad. De la estabilidad de las familias depende la salud de los individuos y de la sociedad. b. El matrimonio tiene como destino: al procreación y la educación de los hijos; la ayuda y la comunidad de vida. Destruyen el matrimonio: el divorcio, el amor libre, el egoísmo, la poligamia, la idolatría del placer, ciertas condiciones socioeconómicas, políticas y la sobrepoblación. c. La vida humana debe cuidarse desde el momento de la concepción, como algo sagrado.

13 Principios de reflexión Desarrollo cultural a. La cultura ha de desarrollarse propiciando el crecimiento integral de la persona. b. Dios habla para las diversas culturas. c. La Iglesia ha de difundir el Evangelio mediante las diversas culturas. d. La cultura necesita libertad para desarrollarse. e. Todo ser humano tiene derecho a la cultura, al pensamiento y a su expresión. Las mujeres han de participar en la vida cultural.

14 Principios de Reflexión * Sobre la actividad socioeconómica: a. La persona humana es el origen, centro, y fin de toda la vida socioeconómica. b. La justicia va contra las injusticias económicas actuales. c. El trabajo humano es superior los otros factores y recursos de la vida económica. Por eso la actividad económica en detrimento del trabajador es errónea e inhumana. d. Los trabajadores tienen derecho a participar de alguna manera en el funcionamiento y administración de la empresa. e. Dios establece el destino universal de los bienes y la propiedad privada es un medio para que ese destino se realice. Por ello todos tienen derecho a los bienes que satisfagan sus necesidades personales y familiares. f. El empleo es un camino para la recta distribución de los bienes. g. Las autoridades públicas han de velar que no exista un mal uso de la propiedad privada y su función social.

15 Principios de reflexión Sobre la paz a. La paz se basa en el amor, la armonía, la confianza y la justicia. b. Las armas modernas ponen a la humanidad en situación crítica. III. JUICIO: Hay que eliminar las causas de las injustas condiciones que afectan la dignidad de los hombres, de sus familias, de su desarrollo cultural y de una humana actividad socioeconómica.

16 Actuar – Directrices de acción I. La Iglesia exhorte a todos a mejorar el mundo (templo de Dios) alentando a la conversión del corazón. Los cristianos como individuos deben comprometerse a actuar por la evangelización del mundo, para que sea más humano. II. Foméntese la paternidad responsable. III. Que el pensamiento cristiano se exprese en términos asequibles a la cultura de los pueblos. IV. Promover el desarrollo integral de la persona humana. V. El progreso tecnológico debe adaptarse a la persona integral. VI. Exigir una auténtica participación de los bienes. VII. Apoyarse en la no violencia y respetar la objeción de conciencia. VIII. Aunque se permita la defensa en sí, deben evitarse las guerras de conquista. Cese la carrera armamentista. IX. Crear las condiciones para una cooperación ecuménica en mira a la Justicia. X. La Iglesia esté atenta contra la injusticia.


Descargar ppt "Constitución Gaudium et Spes Constitución Pastoral promulgada por S.S. Pablo VI el 7 de diciembre de 1975 Sobre la Iglesia en el mundo actual."

Presentaciones similares


Anuncios Google