La descarga está en progreso. Por favor, espere

La descarga está en progreso. Por favor, espere

Ciclo C El domingo anterior hablaba el evangelio del administrador infiel que fue astuto. Jesús nos decía que debemos ser astutos para conseguir los.

Presentaciones similares


Presentación del tema: "Ciclo C El domingo anterior hablaba el evangelio del administrador infiel que fue astuto. Jesús nos decía que debemos ser astutos para conseguir los."— Transcripción de la presentación:

1

2 Ciclo C

3 El domingo anterior hablaba el evangelio del administrador infiel que fue astuto. Jesús nos decía que debemos ser astutos para conseguir los bienes eternos.

4 Hoy lo expresa por medio de una parábo- la: Epulón significa: el que banquetea

5 Epulón era un rico experto en mil banquetes, que vivía rodeado de inmenso bienestar; Automático

6

7

8

9 y Lázaro a la puerta consumía su vida

10

11

12 Después en la otra vida sus suertes se cambiaron

13 Hacer clic

14 Lázaro quería saciarse de las migajas de pan que caían de la mesa del rico. Solía haber la costumbre de limpiarse las manos con migas de pan, que dejaban caer al suelo. Por allí solían haber perros que las comían. No sabemos si aquel pobre era religioso; pero aparece como manso y humilde.

15 La primera gran enseñanza es que, después de la muerte, no todos iremos al mismo destino. Como un profesor no pone, al final de curso, las mismas notas a sus alumnos. Hoy se habla de dos destinos muy diversos: el cielo y el infierno.

16 Por eso debemos vivir con la mirada puesta en el fin verdadero. El cielo y el infierno no será igual para todos, ya que no somos iguales en esta vida.

17 El rico se condena, no porque golpease al pobre, sino porque no le ayudaba. La caridad no consiste sólo en no hacer un mal al prójimo, sino en ayudar al necesitado. Hay que hacer positivamente el bien.

18 Cuando se habla de ricos, no sólo se trata del dinero. También el poder, la ciencia o la autoridad lleva al egoísmo y desprecio de quien carece de esos bienes.

19 Se suele decir con mucho acierto que se endurece más aprisa el corazón con el dinero que el huevo en el agua hirviendo.

20 Si todos los millones que se emplean para gastos militares se empleasen para producir y repartir alimentos, o para que todos tuvieran una vida digna, sobraría para todo el mundo.

21 Los hermanos de aquel rico eran tan epulones como él.

22 Jesús nos dice, por boca de Abraham, que aquí tenemos medios suficientes:

23 Porque, si no creen a los que hay aquí, tampoco creerán, aunque resucite un muerto.

24 Esta parábola es como un comentario a la primera malaventuranza, según san Lucas: ¡Ay de voso- tros los ricos, porque ya tenéis vuestro consuelo! Hoy Jesús nos pide una conversión para que miremos más por la gente necesitada: pobres, enfermos, marginados…

25 Jesús ama a todos, pero habla con dureza a los ricos porque les ve en un peligro como quien está ante un abismo. El peligro es dejarse aprisionar por las riquezas, y Jesús quiere evitarles la perdición.

26 No sabemos cómo será. Lo único cierto y más terrible es que será una separación de Dios, cuando ya no habrá otra fuente de gozo. Debemos pedir a Dios, como decía san Ignacio de Loyola: Para que, si del amor del Señor me olvidare, que al menos el temor de perderle me ayude a no caer en pecado. Lo más importante es el amor; pero Jesús pone como recurso el castigo eterno, para que nos ayude a no caer en pecado.

27

28 AMÉN


Descargar ppt "Ciclo C El domingo anterior hablaba el evangelio del administrador infiel que fue astuto. Jesús nos decía que debemos ser astutos para conseguir los."

Presentaciones similares


Anuncios Google