La descarga está en progreso. Por favor, espere

La descarga está en progreso. Por favor, espere

Parábolas sobre las virtudes Juntos, os vamos a presentar... Clic para avanzar Iglesia en Daimiel.

Presentaciones similares


Presentación del tema: "Parábolas sobre las virtudes Juntos, os vamos a presentar... Clic para avanzar Iglesia en Daimiel."— Transcripción de la presentación:

1

2 Parábolas sobre las virtudes Juntos, os vamos a presentar... Clic para avanzar Iglesia en Daimiel

3 Parábolas sobre las virtudes Lo que realmente necesitamos saber, se aprende en el parvulario. Clic para avanzar Iglesia en Daimiel Pero pronto lo olvidamos. Gracias, por recordarlo con nosotros.

4 Parábolas sobre las virtudes Son muchas las parábolas que tenemos. Clic para avanzar Iglesia en Daimiel Vemos la del rico epulón y el pobre Lázaro. Nuestro modo de vivir nos abre o cierra las puertas del cielo.

5 Parábolas sobre las virtudes A ver si entre todos procuramos... Clic para avanzar Iglesia en Daimiel... que estas cosas las vuelvan a aprender los mayores y no las olvidemos los niños.

6 Es una forma del AMOR. Parábolas sobre las virtudes Compartir los bienes es una virtud. Clic para avanzar Iglesia en Daimiel Nos hace vivir la fraternidad. ¡Todos somos hermanos!

7 El rico epulón y Lázaro Clic para avanzar Iglesia en Daimiel

8 El rico epulón y Lázaro Clic para avanzar Iglesia en Daimiel Había un hombre rico, que se vestía de púrpura y de lino fino, y cada día banqueteaba espléndidamente. Había un hombre rico, que se vestía de púrpura y de lino fino, y cada día banqueteaba espléndidamente.

9 El rico epulón y Lázaro Clic para avanzar Iglesia en Daimiel Había también un mendigo llamado Lázaro, que estaba echado a su puerta, lleno de llagas, y deseando hartarse de las migajas que caían de la mesa del rico; los perros venían y le lamían las llagas. Había también un mendigo llamado Lázaro, que estaba echado a su puerta, lleno de llagas, y deseando hartarse de las migajas que caían de la mesa del rico; los perros venían y le lamían las llagas.

10 El rico epulón y Lázaro Clic para avanzar Iglesia en Daimiel

11 El rico epulón y Lázaro Clic para avanzar Iglesia en Daimiel

12 El rico epulón y Lázaro Clic para avanzar Iglesia en Daimiel Y sucedió que murió el mendigo, y fue llevado por los ángeles al seno de Abraham. Y sucedió que murió el mendigo, y fue llevado por los ángeles al seno de Abraham.

13 El rico epulón y Lázaro Clic para avanzar Iglesia en Daimiel Y murió también el rico, y fue sepultado. Y en el infierno alzó sus ojos, estando en los tormentos, y vio a Abraham de lejos, y a Lázaro en su seno. Y murió también el rico, y fue sepultado. Y en el infierno alzó sus ojos, estando en los tormentos, y vio a Abraham de lejos, y a Lázaro en su seno.

14 El rico epulón y Lázaro Clic para avanzar Iglesia en Daimiel Entonces él, dando voces, dijo: Entonces él, dando voces, dijo: Padre Abraham, ten misericordia de mí, y envía a Lázaro que moje la punta de su dedo en agua, y refresque mi lengua; porque estoy atormentado aquí. Padre Abraham, ten misericordia de mí, y envía a Lázaro que moje la punta de su dedo en agua, y refresque mi lengua; porque estoy atormentado aquí.

15 El rico epulón y Lázaro Clic para avanzar Iglesia en Daimiel Y le dijo Abraham: Y le dijo Abraham: Hijo, acuérdate que recibiste tus bienes en vida, y Lázaro a su vez males; pero ahora éste es consolado aquí, y tú atormentado. Hijo, acuérdate que recibiste tus bienes en vida, y Lázaro a su vez males; pero ahora éste es consolado aquí, y tú atormentado. Y además de todo esto, hay un gran abismo entre nosotros y vosotros, para que los que quieran pasar de aquí a vosotros, no puedan, ni de allá pasar aquí. Y además de todo esto, hay un gran abismo entre nosotros y vosotros, para que los que quieran pasar de aquí a vosotros, no puedan, ni de allá pasar aquí.

16 Clic para avanzar Iglesia en Daimiel El rico epulón y Lázaro

17 Clic para avanzar Iglesia en Daimiel Y dijo: Y dijo: Te ruego pues, padre, que le envíes a la casa de mi padre; porque tengo cinco hermanos para que les explique esto, para que no vengan ellos también a este lugar de tormento. Te ruego pues, padre, que le envíes a la casa de mi padre; porque tengo cinco hermanos para que les explique esto, para que no vengan ellos también a este lugar de tormento.

18 El rico epulón y Lázaro Clic para avanzar Iglesia en Daimiel Y Abraham le dice: Y Abraham le dice: Tienen a Moisés y a los profetas: ¡qué los escuchen!. Tienen a Moisés y a los profetas: ¡qué los escuchen!.

19 El rico epulón y Lázaro Clic para avanzar Iglesia en Daimiel Él entonces dijo: Él entonces dijo: No, padre Abraham: pero si alguno de los muertos va, lo escucharán. No, padre Abraham: pero si alguno de los muertos va, lo escucharán.

20 El rico epulón y Lázaro Clic para avanzar Iglesia en Daimiel Pero Abraham le dijo: Pero Abraham le dijo: Si no oyen a Moisés y a los profetas, tampoco cambiarán, aunque vaya uno de entre los muertos. Si no oyen a Moisés y a los profetas, tampoco cambiarán, aunque vaya uno de entre los muertos.

21 El rico epulón y Lázaro Clic para avanzar Iglesia en Daimiel

22 El rico epulón y Lázaro Clic para avanzar Iglesia en Daimiel Esta parábola es una buena invitación a compartir. ¡Nada de egoísmo! Esta parábola es una buena invitación a compartir. ¡Nada de egoísmo!

23 El rico epulón y Lázaro Clic para avanzar Iglesia en Daimiel

24 El rico epulón y Lázaro Clic para avanzar Iglesia en Daimiel ¡Comparte lo que tienes! Sabes que tienes más presentaciones... Sabes que tienes más presentaciones... ¡Hasta la próxima!


Descargar ppt "Parábolas sobre las virtudes Juntos, os vamos a presentar... Clic para avanzar Iglesia en Daimiel."

Presentaciones similares


Anuncios Google