La descarga está en progreso. Por favor, espere

La descarga está en progreso. Por favor, espere

Parábolas sobre la misericordia de Dios Os voy a presentar...

Presentaciones similares


Presentación del tema: "Parábolas sobre la misericordia de Dios Os voy a presentar..."— Transcripción de la presentación:

1

2 Parábolas sobre la misericordia de Dios Os voy a presentar...

3 Para que una persona o Dios tenga misericordia de ti (para que su amor llegue a ti) es casi imprescindible que tú reconozcas tu error y pidas perdón. Es lo que no hace el hermano mayor de esta parábola. Parábola del hijo pródigo Antes os hablo un poco de la misericordia... ¿Sabes qué significa PRÓDIGO?

4 Estas son las parábolas de la misericordia La oveja perdida, La moneda perdida, El hijo pródigo, El fariseo y el publicano y el Buen Pastor. Parábola del hijo pródigo

5 Os voy a presentar a un padre con dos hijos, que entiende muy bien esta parábola y os la va a contar. Parábola del hijo pródigo Siendo padre, entiendo muy bien estas cosas. Siendo padre, entiendo muy bien estas cosas.

6 El hijo pródigo

7 Un hombre tenía dos hijos; Y el menor de ellos dijo a su padre: Padre, dame la parte de la herencia que me toca: y les repartió la herencia. Un hombre tenía dos hijos; Y el menor de ellos dijo a su padre: Padre, dame la parte de la herencia que me toca: y les repartió la herencia. El hijo pródigo

8 Y no muchos días después, juntándolo todo el hijo menor, partió lejos a una provincia apartada; y allí desperdició su herencia viviendo perdidamente. Y no muchos días después, juntándolo todo el hijo menor, partió lejos a una provincia apartada; y allí desperdició su herencia viviendo perdidamente. El hijo pródigo

9 Y cuando todo lo hubo malgastado, vino una gran hambre en aquella provincia, y le comenzó a faltar dinero. Y fue y se llegó a uno de los ciudadanos de aquella tierra, el cual le envió a su hacienda para que apacentase los cerdos. Y deseaba llenar su estómago de las algarrobas que comían los cerdos; mas nadie se las daba. Y cuando todo lo hubo malgastado, vino una gran hambre en aquella provincia, y le comenzó a faltar dinero. Y fue y se llegó a uno de los ciudadanos de aquella tierra, el cual le envió a su hacienda para que apacentase los cerdos. Y deseaba llenar su estómago de las algarrobas que comían los cerdos; mas nadie se las daba. El hijo pródigo

10 Y volviendo en sí, dijo: ¡Cuántos jornaleros en casa de mi padre tienen abundancia de pan, y yo aquí muero de hambre! Me levantaré, e iré a mi padre, y le diré: Padre, he pecado contra el cielo y contra ti; Ya no soy digno de llamarme hijo tuyo; trátame como a uno de tus jornaleros. Y volviendo en sí, dijo: ¡Cuántos jornaleros en casa de mi padre tienen abundancia de pan, y yo aquí muero de hambre! Me levantaré, e iré a mi padre, y le diré: Padre, he pecado contra el cielo y contra ti; Ya no soy digno de llamarme hijo tuyo; trátame como a uno de tus jornaleros. El hijo pródigo

11 Y levantándose, vino a su padre. Y cuando aun estaba lejos, su padre lo vio, y se conmovió, y corrió, y se echó sobre su cuello, y lo besó. Y el hijo le dijo: Padre, he pecado contra el cielo, y contra ti, y ya no soy digno de llamarme hijo tuyo. Y levantándose, vino a su padre. Y cuando aun estaba lejos, su padre lo vio, y se conmovió, y corrió, y se echó sobre su cuello, y lo besó. Y el hijo le dijo: Padre, he pecado contra el cielo, y contra ti, y ya no soy digno de llamarme hijo tuyo. El hijo pródigo

12 Pero el padre dijo a sus criados: Sacad el mejor vestido, y vestidle; y poned un anillo en su mano, y zapatos en sus pies. Y traed el becerro cebado, y matadlo, y comamos, y hagamos fiesta: Porque este mi hijo estaba muerto, y ha revivido; se había perdido, y lo hemos encontrado. Y comenzaron la fiesta. Pero el padre dijo a sus criados: Sacad el mejor vestido, y vestidle; y poned un anillo en su mano, y zapatos en sus pies. Y traed el becerro cebado, y matadlo, y comamos, y hagamos fiesta: Porque este mi hijo estaba muerto, y ha revivido; se había perdido, y lo hemos encontrado. Y comenzaron la fiesta. El hijo pródigo

13 El hijo mayor estaba trabajando en el campo. Cuando regresó, se acercó a la casa y oyó la música y el baile. Llamó a uno de los sirvientes y le preguntó: "¿Qué pasa?". El sirviente le dijo: "Es que tu hermano ha vuelto sano y salvo, y tu padre mandó matar el ternero más gordo para hacer una fiesta". El hijo mayor estaba trabajando en el campo. Cuando regresó, se acercó a la casa y oyó la música y el baile. Llamó a uno de los sirvientes y le preguntó: "¿Qué pasa?". El sirviente le dijo: "Es que tu hermano ha vuelto sano y salvo, y tu padre mandó matar el ternero más gordo para hacer una fiesta". El hijo pródigo

14 Su padre tuvo que salir a rogarle que entrara. Pero él, muy enojado, le dijo: "He trabajado para ti desde hace muchos años, y nunca te he desobedecido. Pero a mí jamás me has dado siquiera un cabrito para que haga una fiesta con mis amigos. ¡Y ahora que vuelve ese hijo tuyo, después de malgastar todo tu dinero con prostitutas, matas para él el ternero más gordo!". Su padre tuvo que salir a rogarle que entrara. Pero él, muy enojado, le dijo: "He trabajado para ti desde hace muchos años, y nunca te he desobedecido. Pero a mí jamás me has dado siquiera un cabrito para que haga una fiesta con mis amigos. ¡Y ahora que vuelve ese hijo tuyo, después de malgastar todo tu dinero con prostitutas, matas para él el ternero más gordo!".

15 El padre le contestó: "¡Pero hijo! Tú siempre estás conmigo, y todo lo que tengo es tuyo. ¡Cómo no íbamos a hacer una fiesta y alegrarnos por el regreso de tu hermano! Es como si hubiera muerto y vuelto a vivir; como si se hubiera perdido y lo hubiéramos encontrado. El padre le contestó: "¡Pero hijo! Tú siempre estás conmigo, y todo lo que tengo es tuyo. ¡Cómo no íbamos a hacer una fiesta y alegrarnos por el regreso de tu hermano! Es como si hubiera muerto y vuelto a vivir; como si se hubiera perdido y lo hubiéramos encontrado. El hijo pródigo

16

17 Parábola del hijo pródigo Una historia preciosa, para los hijos y los padres. ¿Con qué personaje te identificas? ¿Sabes que tú debes llegar a ser como el padre? Una historia preciosa, para los hijos y los padres. ¿Con qué personaje te identificas? ¿Sabes que tú debes llegar a ser como el padre?

18 El hijo pródigo


Descargar ppt "Parábolas sobre la misericordia de Dios Os voy a presentar..."

Presentaciones similares


Anuncios Google