La descarga está en progreso. Por favor, espere

La descarga está en progreso. Por favor, espere

¿Soy yo el guarda de mi hermano? Génesis 4:1-11. Introducción Como los hermanos deberían ayudarse uno al otro Una mirada a unos ejemplos en vez de preceptos.

Presentaciones similares


Presentación del tema: "¿Soy yo el guarda de mi hermano? Génesis 4:1-11. Introducción Como los hermanos deberían ayudarse uno al otro Una mirada a unos ejemplos en vez de preceptos."— Transcripción de la presentación:

1 ¿Soy yo el guarda de mi hermano? Génesis 4:1-11

2 Introducción Como los hermanos deberían ayudarse uno al otro Una mirada a unos ejemplos en vez de preceptos Hay mucho más de que no es bueno matarse uno al otro

3 Caín y Abel Génesis 4:5-11 – Gen 4:5-11 pero no miró con agrado a Caín y a la ofrenda suya. Y se ensañó Caín en gran manera, y decayó su semblante. (6) Entonces Jehová dijo a Caín: ¿Por qué te has ensañado, y por qué ha decaído tu semblante? (7) Si bien hicieres, ¿no serás enaltecido? y si no hicieres bien, el pecado está a la puerta; con todo esto, a ti será su deseo, y tú te enseñorearás de él. (8) Y dijo Caín a su hermano Abel: Salgamos al campo. Y aconteció que estando ellos en el campo, Caín se levantó contra su hermano Abel, y lo mató. (9) Y Jehová dijo a Caín: ¿Dónde está Abel tu hermano? Y él respondió: No sé. ¿Soy yo acaso guarda de mi hermano? (10) Y él le dijo: ¿Qué has hecho? La voz de la sangre de tu hermano clama a mí desde la tierra. (11) Ahora, pues, maldito seas tú de la tierra, que abrió su boca para recibir de tu mano la sangre de tu hermano. La vida no es más que una competencia

4 Jesús y sus Hermanos Marcos 3:31-35 – Vienen después sus hermanos y su madre, y quedándose afuera, enviaron a llamarle. (32) Y la gente que estaba sentada alrededor de él le dijo: Tu madre y tus hermanos están afuera, y te buscan. (33) El les respondió diciendo: ¿Quién es mi madre y mis hermanos? (34) Y mirando a los que estaban sentados alrededor de él, dijo: He aquí mi madre y mis hermanos. (35) Porque todo aquel que hace la voluntad de Dios, ése es mi hermano, y mi hermana, y mi madre. Marcos 3:20-21 – Y se agolpó de nuevo la gente, de modo que ellos ni aun podían comer pan. (21) Cuando lo oyeron los suyos, vinieron para prenderle; porque decían: Está fuera de sí. Detener uno al otro de hacer locuras

5 Andrés y Pedro Juan 1:40-42 – Andrés, hermano de Simón Pedro, era uno de los dos que habían oído a Juan, y habían seguido a Jesús. (41) Este halló primero a su hermano Simón, y le dijo: Hemos hallado al Mesías (que traducido es, el Cristo). (42) Y le trajo a Jesús. Y mirándole Jesús, dijo: Tú eres Simón, hijo de Jonás; tú serás llamado Cefas (que quiere decir, Pedro). Sobre todas las cosas, traer uno al otro a Jesús

6 Hermano Prodigo y el Hermano Mayor Lucas 15:28-32 – Entonces se enojó, y no quería entrar. Salió por tanto su padre, y le rogaba que entrase. (29) Mas él, respondiendo, dijo al padre: He aquí, tantos años te sirvo, no habiéndote desobedecido jamás, y nunca me has dado ni un cabrito para gozarme con mis amigos. (30) Pero cuando vino este tu hijo, que ha consumido tus bienes con rameras, has hecho matar para él el becerro gordo. (31) El entonces le dijo: Hijo, tú siempre estás conmigo, y todas mis cosas son tuyas. (32) Mas era necesario hacer fiesta y regocijarnos, porque este tu hermano era muerto, y ha revivido; se había perdido, y es hallado. Dejar el pasado y celebrar el presente

7 Maria y Marta Lucas 10:38-42 – Aconteció que yendo de camino, entró en una aldea; y una mujer llamada Marta le recibió en su casa. (39) Esta tenía una hermana que se llamaba María, la cual, sentándose a los pies de Jesús, oía su palabra. (40) Pero Marta se preocupaba con muchos quehaceres, y acercándose, dijo: Señor, ¿no te da cuidado que mi hermana me deje servir sola? Dile, pues, que me ayude. (41) Respondiendo Jesús, le dijo: Marta, Marta, afanada y turbada estás con muchas cosas. (42) Pero sólo una cosa es necesaria; y María ha escogido la buena parte, la cual no le será quitada. Dejar que la palabra de Dios interrumpa cualquier cosa

8 El Hombre Rico y los 5 Hermanos Lucas 16:27-28 – Entonces le dijo: Te ruego, pues, padre, que le envíes a la casa de mi padre, (28) porque tengo cinco hermanos, para que les testifique, a fin de que no vengan ellos también a este lugar de tormento. Ayudarles a hacer el bien mientras que hay tiempo

9 Conclusión Puede ser típico el fastidio e ignorar uno al otro O puedes ser de ayuda a solo esos cerca y tomar cuidado de ellos Puedes ser como Caín quien destruyó a su hermano O como Andrés quien trajo a su hermano al Señor


Descargar ppt "¿Soy yo el guarda de mi hermano? Génesis 4:1-11. Introducción Como los hermanos deberían ayudarse uno al otro Una mirada a unos ejemplos en vez de preceptos."

Presentaciones similares


Anuncios Google