La descarga está en progreso. Por favor, espere

La descarga está en progreso. Por favor, espere

JUVENTUD MARIANA VICENTINA Jesús me ama y me perdona Sor Iris Montes, HC.

Presentaciones similares


Presentación del tema: "JUVENTUD MARIANA VICENTINA Jesús me ama y me perdona Sor Iris Montes, HC."— Transcripción de la presentación:

1

2 JUVENTUD MARIANA VICENTINA

3 Jesús me ama y me perdona Sor Iris Montes, HC

4 Les voy a contar una historia de arrepentimiento, amor y perdón…

5 Una Parábola sobre la misericordia de Dios

6 Para que una persona o Dios tenga misericordia de ti (para que su amor llegue a ti) es casi imprescindible que tú reconozcas tu error y pidas perdón. Es lo que no hace el hermano mayor de esta parábola. Parábola del hijo pródigo Qué es la misericordia?...

7 El hijo pródigo

8 Un hombre tenía dos hijos; el menor de ellos dijo a su padre: Padre, dame la parte de la herencia que me toca. Y el padre les repartió la herencia. Un hombre tenía dos hijos; el menor de ellos dijo a su padre: Padre, dame la parte de la herencia que me toca. Y el padre les repartió la herencia. El hijo pródigo

9 Y no muchos días después, juntándolo todo el hijo menor, partió lejos a una provincia apartada; y allí desperdició su herencia viviendo desordenadamente. Y no muchos días después, juntándolo todo el hijo menor, partió lejos a una provincia apartada; y allí desperdició su herencia viviendo desordenadamente. El hijo pródigo

10 Y cuando todo lo hubo malgastado, vino una gran hambre en aquella provincia, y le comenzó a faltar dinero. Entonces fue a buscar trabajo y se puso al servicio de un habitante de ese lugar que lo envió a sus campos a cuidar cerdos. Y deseaba llenar su estómago de las algarrobas que comían los cerdos; mas nadie se las daba. Y cuando todo lo hubo malgastado, vino una gran hambre en aquella provincia, y le comenzó a faltar dinero. Entonces fue a buscar trabajo y se puso al servicio de un habitante de ese lugar que lo envió a sus campos a cuidar cerdos. Y deseaba llenar su estómago de las algarrobas que comían los cerdos; mas nadie se las daba. El hijo pródigo

11 Y volviendo en sí, dijo: ¡Cuántos jornaleros en casa de mi padre tienen abundancia de pan, y yo aquí muero de hambre! Me levantaré, e iré a mi padre, y le diré: Padre, he pecado contra el cielo y contra ti; Ya no soy digno de llamarme hijo tuyo; trátame como a uno de tus jornaleros. Y volviendo en sí, dijo: ¡Cuántos jornaleros en casa de mi padre tienen abundancia de pan, y yo aquí muero de hambre! Me levantaré, e iré a mi padre, y le diré: Padre, he pecado contra el cielo y contra ti; Ya no soy digno de llamarme hijo tuyo; trátame como a uno de tus jornaleros. El hijo pródigo

12 Partió, pues, de vuelta donde su Padre. Y cuando aun estaba lejos, su padre lo vio, y se conmovió, corrió, y se echó sobre su cuello, y lo besó. Entonces el hijo le dijo: Padre, he pecado contra el cielo, y contra ti, ya no soy digno de llamarme hijo tuyo. Partió, pues, de vuelta donde su Padre. Y cuando aun estaba lejos, su padre lo vio, y se conmovió, corrió, y se echó sobre su cuello, y lo besó. Entonces el hijo le dijo: Padre, he pecado contra el cielo, y contra ti, ya no soy digno de llamarme hijo tuyo. El hijo pródigo

13 Pero el padre dijo a sus criados: Saquen el mejor vestido, y póngansela; colóquenle un anillo en su mano, y zapatos en sus pies. Traigan el becerro cebado, y mátenlo, y comamos, y hagamos fiesta: Porque este mi hijo estaba muerto, y ha revivido; se había perdido, y lo hemos encontrado. Y comenzaron la fiesta. Pero el padre dijo a sus criados: Saquen el mejor vestido, y póngansela; colóquenle un anillo en su mano, y zapatos en sus pies. Traigan el becerro cebado, y mátenlo, y comamos, y hagamos fiesta: Porque este mi hijo estaba muerto, y ha revivido; se había perdido, y lo hemos encontrado. Y comenzaron la fiesta. El hijo pródigo

14 El hijo mayor estaba trabajando en el campo. Cuando regresó, se acercó a la casa, oyó la música y el baile. Llamó a uno de los sirvientes y le preguntó: "¿Qué pasa?". El sirviente le dijo: "Es que tu hermano ha vuelto sano y salvo, y tu padre mandó matar el ternero más gordo para hacer una fiesta". El hijo mayor estaba trabajando en el campo. Cuando regresó, se acercó a la casa, oyó la música y el baile. Llamó a uno de los sirvientes y le preguntó: "¿Qué pasa?". El sirviente le dijo: "Es que tu hermano ha vuelto sano y salvo, y tu padre mandó matar el ternero más gordo para hacer una fiesta". El hijo pródigo

15 Su padre tuvo que salir a rogarle que entrara. Pero él, muy enojado, le dijo: "He trabajado para ti desde hace muchos años, y nunca te he desobedecido. Pero a mí jamás me has dado siquiera un cabrito para que haga una fiesta con mis amigos. ¡Y ahora que vuelve ese hijo tuyo, después de malgastar todo tu dinero con prostitutas, matas para él el ternero más gordo!". Su padre tuvo que salir a rogarle que entrara. Pero él, muy enojado, le dijo: "He trabajado para ti desde hace muchos años, y nunca te he desobedecido. Pero a mí jamás me has dado siquiera un cabrito para que haga una fiesta con mis amigos. ¡Y ahora que vuelve ese hijo tuyo, después de malgastar todo tu dinero con prostitutas, matas para él el ternero más gordo!".

16 El padre le contestó: "¡Pero hijo! Tú siempre estás conmigo, y todo lo que tengo es tuyo. ¡Cómo no íbamos a hacer una fiesta y alegrarnos por el regreso de tu hermano! Es como si hubiera muerto y vuelto a vivir; como si se hubiera perdido y lo hubiéramos encontrado. El padre le contestó: "¡Pero hijo! Tú siempre estás conmigo, y todo lo que tengo es tuyo. ¡Cómo no íbamos a hacer una fiesta y alegrarnos por el regreso de tu hermano! Es como si hubiera muerto y vuelto a vivir; como si se hubiera perdido y lo hubiéramos encontrado. El hijo pródigo

17

18 ¿Con qué personaje te identificas? Con el hijo menor; aquel hijo que deseaba su libertad, vivir la vida sin límites ni miedos a los riesgos pero a costa de los bienes del Padre. Pero que al final se arrepiente y busca el perdón del Padre por sintió la necesidad de su Amor.

19 O con el hijo mayor…. aquel que siempre hasta al lado de los Padres, aquel que se demuestra atento, responsable, maduro; pero egoísta, quien cree tener autoridad para reclamar, exigir; con una envidia oculta. Quien cree que se le merece todo porque por Amor siempre estuvo al lado de los Padres esperando al final algo Más a cambio

20 El hijo pródigo

21 Los cuatro símbolos que usa el Padre El anillo: Signo de filiación, ahora reencontrada. Las sandalias: Signo de la libertad recuperada. En la cultura hebrea y antigua, los esclavos iban descalzos; los hombres libres, iban calzados con sandalias. El traje nuevo: Signo del cambio y de la reconciliación. Imprescindible para una vida nueva y para la fiesta que después llegará. Es importante resaltar

22 El sacrificio del mejor novillo Preanuncio del sacrificio del Cordero de Dios y signo de la fiesta, a la que acompañarán la música y los amigos. Es expresión de la fiesta de la reconciliación.

23 El cuadro expresa el gozo inefable de la vuelta a casa, del regreso al hogar. Todos y cada uno podemos ser mutuamente el Padre que acoge, perdona y ama.

24 La Parábola Nos llama y nos urge a ser el Padre de la parábola, en la acogida, en el perdón, en el amor, en la reconciliación plena y gozosa, sin pedir explicaciones, no exigir nada, sólo dando. Pero a su vez nos dice que nuestro Padre Dios siempre nos espera y nos perdona; por más que nos alejemos de Él, por más que nos perdemos en las cosas del mundo Él tiene la esperanza que volvamos a Él. Y encontremos la verdadera libertad tan ansiada.

25 ¿A qué nos cuestiona? Nos interpela acerca de nuestra propia vida cristiana en clave de: hijo menor -¡tantas idas y venidas!, ¡tanto buscarnos sólo a nosotros mismos!, ¡tantas mediocridades y faltas! hijo mayor -el que todo lo sabe, el perfecto, el bien ataviado, el responsable, el cumplidor, el irreprensible, el juez que también se busca sólo a sí mismo y está lleno de soberbia.

26 Como miembro de JMV: 1. ¿Cómo vivo mi Fe, mi vida de oración y de acercamiento a los sacramentos? 2. La armonía: - Con Dios. - Conmigo mismo. - Con los demás, comenzando con los más cercanos mis Padres, mis Hermanos y familiares. - Con la Creación.

27 3. ¿Es Dios es el centro de mi vida? Ó busco llenarme y envolverme con las cosas del mundo…

28 4. ¿Busco en los Sacramentos el acercamiento a Dios Padre? 5.¿Qué prioridad le doy al Sacramento de la Reconciliación y de la Eucaristía? 6. ¿Con qué frecuencia me acerco a ellos?


Descargar ppt "JUVENTUD MARIANA VICENTINA Jesús me ama y me perdona Sor Iris Montes, HC."

Presentaciones similares


Anuncios Google