La descarga está en progreso. Por favor, espere

La descarga está en progreso. Por favor, espere

Hera o Juno Diosa del matrimonio y la protectora de las mujeres casadas. Realizado por Ingrid Martínez Diéguez y Beatriz Rodríguez Cruz 1º B.

Presentaciones similares


Presentación del tema: "Hera o Juno Diosa del matrimonio y la protectora de las mujeres casadas. Realizado por Ingrid Martínez Diéguez y Beatriz Rodríguez Cruz 1º B."— Transcripción de la presentación:

1 Hera o Juno Diosa del matrimonio y la protectora de las mujeres casadas. Realizado por Ingrid Martínez Diéguez y Beatriz Rodríguez Cruz 1º B

2 Índice: Vida de Hera o Juno DIAPOSITIVA 3–17 Atributos de Hera DIAPOSITIVA19 Representación en la escultura DIAPOSITIVA Templo de Hera DIAPOSITIVA 23 Bibliografía y fuentes DIAPOSITIVA 24

3 Era la hija mayor de Crono y Rea, también hermana de Zeus. Fue criada en la Arcadia donde fue a buscarla Zeus en forma de un pajarillo cuclillo. En un día de invierno éste se refugió en los brazos de la diosa. Después Zeus volvió a su forma normal y se llevó a Hera al Olimpo para casarse con ella. Allí se convirtió en la diosa protectora de la mujer y de los partos y en la reina del Olimpo. Matrimonio sagrado de Zeus y Hera Templo de Selinunte BC

4 Zeus y Hera pasaban el tiempo peleándose y reconciliándose ya que Hera era muy celosa, y eso convertía la relación en un infierno, pero su cólera no afectaba a Zeus, y éste volvía a enamorarse incansablemente. Las peleas con su esposo hicieron que Hera fuera más mala: se convirtió en una diosa vengativa y severa contra las amantes de su marido. Carracci, Annibale Júpiter y Juno Fresco de la bóveda de la galería de los Carracci. Palacio Farnesio. Roma.

5 Hera, nunca se tragó el horrible sapo de las múltiples veleidades de su muy poderoso y amado esposo, pero las aceptaba como algo inevitable; a través del tiempo había resistido estoicamente a las infidelidades de Zeus. En un momento realizó un rápido recuento de los hijos que había tenido Zeus fuera del matrimonio: con Metis había procreado a la inteligente Atenea, con Temis había tenido a las ordenadas y diligentes Horas y a los traviesos Hados; con Eurínome había tenido a las protectoras chicas de pelo gris, las Gracias; con Deméter había tenido a Perséfone, la terrible reina del mundo subterráneo; con Mnemosine había tenido a las Musas, las inspiradoras de las artes; con Leto había tenido a los gemelos Apolo y Artemisa (el dios de la luz y la diosa de la luna) ; con Dione a la bella Afrodita; con la náyade Maya había tenido al fiel y creativo Hermes; con Alcmena había procreado al forzudo de Hércules; con Dánae había tenido al valiente Perseo. Pero esta vez, Hera estaba segura de que era distinta la situación, era necesario terminar radicalmente con esa patraña de la absurda promesa a esa insípida rubia y mortal, llamada Sémele. Copia romana del S. I a.C. de un original griego del S. IV, a.C. Museo de las Termas. Roma HERA LUDOVISI

6 Como Hera podía transformarse a voluntad, tomó la apariencia de Beroe la nodriza de Sémele y le dijo que debía guiarla a una nueva y romántica cita con su amado en el palacio real. La princesa actuó impulsivamente y acudió a la cita desprotegida y presurosa. Minutos después, Sémele estaba desnuda, cubierta de flores, perfume de jazmín y adornada sólo con una diadema de esmeraldas como le gustaba a Zeus. Esperaba expectante a su amado, recostada en un diván, cuando apareció Hera con su verdadera apariencia y concentró toda su ira en una mirada fulminante que lanzó como un rayo hacia su rival, y una inmensa lengua de fuego cubrió de llamas llamas a la bella tebana. En ese mismo instante, cuando Zeus estaba presidiendo un consejo divino, le sobrevino un intenso dolor en el pecho, en el mismo centro del corazón; era como un amargo presagio - sabía de siempre que algo malo podía suceder -, se levantó violentamente y corrió hacia donde su intuición le señalaba. Lo acompañaba su hijo y amigo Vulcano para asistirlo si fuera necesario, ¡quién mejor que el dios del fuego! Pero llegaron tarde, se encontraron ante una dolorosa escena, sólo quedaban cenizas doradas de la que fue la más hermosa entre las hermosas, Sémele de Tebas. Moreau, Gustave Júpiter y Sémele Museo del Louvre. París

7 Según otra versión, cuando Sémele queda embarazada, le ruega a Zeus verlo en su verdadera forma como el dios del cielo y la tormenta, a lo cual Zeus se oponía porque era muy peligroso que un mortal viese a un dios debido a su radiación sobrenatural. Por un tiempo Sémele queda convencida, hasta que Hera la esposa de Zeus celosa con la joven amante de su marido, trama su plan con harta perfidia : se disfraza como la nodriza de Sémele y le sugiere a la joven, que insista, hasta que convence a Zeus de que le dé prueba de su divinidad. Sémele estaba embarazada, con quien sería Baco/ Dionisios. Ocurre que cuando Zeus se muestra, un rayo lacerante quema a Sémele y la reduce a cenizas. Zeus alcanza a sacar el niño Baco/ Dionisios, y se lo pone en el muslo de su pierna, donde queda hasta que nace. Esta particularidad hace que en la Antigüedad decían que Baco / Dionisios, había nacido dos veces. Zeus entrega el niño a las nodrizas de Monte Nysa para que lo críen. Rubens, Peter Paul Jupiter and Semele Museo de Bellas Artes. Bruselas

8 Entre las amantes de Zeus que Hera persiguió cabe destacar las siguientes: Io,sacerdotisa argiva de gran belleza, amante de Zeus, fue transformada en una hermosa vaca, para evitar las sospechas de Hera. La diosa, sin embargo, no se dejó engañar y pidió a su marido que le regalase la vaca, a lo que tuvo que acceder él. Hera se la confió a su fiel servidor Argo Panoptes ("el que todo lo ve"), para su vigilancia, aunque no pudo evitar que se la robase Hermes, enviado por Zeus para rescatarla, quien se valió de una flauta para cerrar por el sueño los numerosos ojos de Argo y matarlo. Caravaggio, Antonio Allegri Jupiter e Io, Museo de Historia del Arte. Viena. Austria.

9 Lastman, Peter Juno descubriendo a Júpiter con Io, 1618 National Gallery Londres

10 Velázquez, Diego Rodríguez da Silva Mercurio y Argos, 1659 Museo del Prado. Madrid.

11 Rubens, Peter Paul. Mercurio y Argos, 1636 – 38. Museo del Prado. Madrid.

12 Hera, irritada por la muerte de Argo, después de trasladar los cien ojos de éste a la cola de un pavo real, para recordar a su fiel guardián, envió un tábano para que picase continuamente a Io, que, enloquecida por las constantes picaduras del insecto pegado a su costado, erró por las costas de Grecia y llegó al mar, que se llamó Jónico en su honor ; más tarde cruzó el estrecho que separa las costas de Europa y Asia, que se denominó el Bósforo (paso de la vaca) ; en Asia anduvo a la deriva durante algún tiempo y por fin pasó a Egipto, donde dio a luz al hijo de Zeus que llevaba en su vientre, al que llamó Epafo. Con tristes súplicas le pidió al padre de los dioses que la restituyera a su forma humana. Zeus accedió a los ruegos de la infortunada, que mucho más tarde, después de su muerte, fue transformada en constelación.

13 Rubens, Peter Paul Juno traslada los ojos de Argo a la cola del pavo real, 1611 Walfraf – Richartz Museum Colonia

14 Hércules, el último hijo adulterino de Zeus con Alcmena, es perseguido encarnizadamente durante toda su vida por Hera. Ya al nacer con la ayuda de Ilitía retrasa su nacimiento para impedir que ocupe el trono de rey de Micenas, en favor de Euristeo y manda dos serpientes para que lo asesinen. Reinolds, sir Joshua El niño Hércules estrangulando a las serpientes, s.XVIII Museo del Hermitage. San Petersburgo

15 En una ocasión, Júpiter, aprovechando que su esposa, Juno, dormía, para amamantar al niño que había tenido con Alcmena, lo puso en sus senos, y ésta, al despertarse, retiró bruscamente al niño, produciéndose el derramamiento de la leche divina en la bóveda celeste, de la que se originó la Vía Láctea.

16 Rubens, P.P. Nacimiento de la vía láctea, 1636 – 37 Museo del Prado. Madrid.

17 A Calisto, una ninfa del séquito de Diana, después de dar a luz a Arcas, fruto de su relación con Zeus, Hera la transformó en osa. Años después, Arcas encontró un oso al que, por miedo, intentó matar. Zeus, sabiendo que se trataba de madre e hijo, convirtió también a Arcas en oso, tomó a los dos y los colocó entre las estrellas como dos resplandecientes y vecinas constelaciones, la Osa Mayor y la Osa Menor. Hera, enfadada por esto, se sumergió en el océano en busca de Tetis y Oceanos, a los que contó la historia y les pidió un favor: que la osa (constelación de la Osda Mayor) nunca tocara el agua. Por eso, según la mitología, el Gran Oso nunca toca el horizonte. Carracci, A. Diana transformada en osa Fresco de la Galería de los Carracci. Palacio Farnesio. Roma.

18 También destacó en la guerra de Troya, siendo, de entre los dioses, la defensora más firme del bando griego, porque Paris, en el famoso juicio, no la eligió como la más bella. Fue muy cruel con las Prétides, quienes dijeron ser más bellas que ella, y recibieron como castigo una manía que las hacía creerse vacas, mugiendo en todos los lugares en los que se encontraban. Fueron curadas por el experto médico Melampo, quien a cambio obtuvo la mano de la más hermosa de ellas.También tuvo varios hijos Ares,Hefesto,Hebe e Illitía. Se sabe que la diosa participó en la lucha con los Gigantes y que fue perseguida y atacada por Porfirión que se había enamorado de ella. Éste intentó hacerla suya por la fuerza, pero mientras le arrancaba los vestidos, Zeus llegó en auxilio de la diosa y le envió un rayo al atacante que fue asesinado completamente por un flechazo de Heracles. De igual forma, Ixión también la atacó con un deseo incontrolable y violento, pero Zeus una vez más la protegió con una nube que modeló para engañar al pérfido.

19 Sus atributos comunes eran el pavo real, cuyo plumaje pasaba por ser los ojos de Argos, el guardián que Hera le asignó a Io, y sus plantas eran el Helicriso, la Granada y el Lirio. En la mitología latina o romana fue conocida como Juno

20 En la escultura clásica se representa a Hera o Juno : Se representa a Hera majestuosa y solemne, a menudo en el trono y llevando el polos, la alta corona cilíndrica usada por varias de las Grandes Diosas, y un velo. En su mano puede tener la granada, un antiguo emblema de la Gran Diosa, que permaneció como símbolo de Hera, es símbolo de la fértil sangre y la muerte y sustituto de la cápsula narcótica de la amapola. En las imágenes helenísticas, la carreta de Hera era tirada por pavos reales, pájaros desconocidos para los griegos antes de las conquistas de Alejandro Magno. El motivo del pavo real resurgió en la iconografía renacentista que unificó a Hera y Juno. El pájaro asociado con Hera en un nivel arcaico era el cuco, que aparece en fragmentos mitológicos acerca del primer cortejo de una virginal por parte de Zeus.

21 Hera Campana Copia del original helenístico Museo del Louvre. París Hera Museo Pio-Clementino, Museo Vaticano, Ciudad del Vaticano. Roma

22 Hera Palazzo Altemps ( Roma ) Hera Ludovisi Copia romana del s.I a..C. De un original griego del s. IV a.C. Museo de las Termas. Roma

23

24 Bibliografía,fuentes y recursos 1) Grimal, Pièrre Diccionario de mitología griega y romana. Ediciones Paidós Barcelona, ) Noorman, Eric M y Witterhoeve, W De Ateón a Zeus Ediciones Akal, S.A Madrid, ) Aghion I, Barbillon,G y Lissarrague, F. Héroes y dioses de la Antigüedad Alianza Editorial Madrid, )


Descargar ppt "Hera o Juno Diosa del matrimonio y la protectora de las mujeres casadas. Realizado por Ingrid Martínez Diéguez y Beatriz Rodríguez Cruz 1º B."

Presentaciones similares


Anuncios Google