La descarga está en progreso. Por favor, espere

La descarga está en progreso. Por favor, espere

LA PALABRA DE DIOS ARCHIVO #12 I LIBRO DE SAMUEL.

Presentaciones similares


Presentación del tema: "LA PALABRA DE DIOS ARCHIVO #12 I LIBRO DE SAMUEL."— Transcripción de la presentación:

1

2 LA PALABRA DE DIOS ARCHIVO #12 I LIBRO DE SAMUEL

3 LA PALABRA DE DIOS I LIBRO DE SAMUEL Los libros de SAMUEL formaban originariamente una sola obra, que luego fue dividida en dos partes, debido a la considerable extensión de la misma. El Primer Libro de Samuel relata el período de la historia de Israel que transcurre entre el fin de la época de los Jueces y la muerte de Saúl, el primer rey de Israel. Consta de 31 capítulos.

4 Samuel fue el guía espiritual de la nación en los días oscuros de la opresión filistea. Firmemente arraigado en las tradiciones religiosas de Israel, luchó más que ningún otro por mantener viva la fe en el Señor, estimulando al mismo tiempo el fervor patriótico de los israelitas y la voluntad de resistir a la dominación extranjera.

5 Una vez instaurada la realeza, le prestó su apoyo, pero nunca dejó de afirmar que por encima de la autoridad del rey está la Palabra del Señor, manifestada por medio de sus Profetas.

6 Israel vive en este tiempo una difícil etapa de transición, que determina el paso del régimen tribal a la instauración de un estado monárquico. Los hechos que aquí se relatan están centrados en torno a tres figuras protagónicas: Samuel, el profeta austero;

7 Saúl, el primer rey de Israel,

8 y David, el elegido del Señor. Aunque de muy diversa manera, los tres tuvieron una parte muy activa en la agitada vida de su Pueblo y ejercieron sobre ella una influencia decisiva.

9 CAPS. 1-3 INFANCIA Y VOCACIÓN DE SAMUEL La historia de Samuel, comienza con el relato de su nacimiento, su infancia y su vocación profética. Estas narraciones, figuran entre las más conmovedoras de toda la Biblia. Elcaná, su marido, le dijo: "Ana, ¿por qué lloras y no quieres comer? ¿Por qué estás triste? ¿No valgo yo para ti más que diez hijos?". Después que comieron y bebieron en Silo, Ana se levantó. Mientras tanto, el sacerdote Elí estaba sentado en su silla a la puerta del Templo del Señor. Entonces Ana, con el alma llena de amargura, oró al Señor y lloró desconsoladamente. Luego hizo este voto: "Señor de los ejércitos, si miras la miseria de tu servidora y te acuerdas de mí, si no te olvidas de tu servidora y le das un hijo varón, yo lo entregaré al Señor para toda su vida, y la navaja no pasará por su cabeza". 1, 8-12

10 Ella dijo: "Perdón, señor mío; ¡por tu vida, señor!, yo soy aquella mujer que estuvo aquí junto a ti, para orar al Señor. Era este niño lo que yo suplicaba al Señor, y él me concedió lo que le pedía. Ahora yo, a mi vez, se lo cedo a él: para toda su vida queda cedido al Señor". Después se postraron delante del Señor. 2, Elcaná se unió a su esposa Ana, y el Señor se acordó de ella. Ana concibió, y a su debido tiempo dio a luz un hijo, al que puso el nombre de Samuel, diciendo: "Se lo he pedido al Señor". 1,1,19-20 Cuando el niño dejó de mamar, lo subió con ella, llevando además un novillo de tres años, una medida de harina y un odre de vino, y lo condujo a la Casa del Señor en Silo. El niño era aún muy pequeño. Y después de inmolar el novillo, se lo llevaron a Elí.

11 Samuel servía en la presencia del Señor; era un niño, y llevaba ceñido el efod de lino. Su madre le hacía un pequeño manto, y se lo traía cada año, cuando subía con su marido a ofrecer el sacrificio anual. Entonces Elí bendecía a Elcaná y a su mujer, diciendo: "Que el Señor te conceda una descendencia de esta mujer, a cambio de aquel que fue cedido al Señor". Luego se volvían a su casa. El Señor intervino en favor de Ana, y ella concibió y dio a luz tres hijos y dos hijas. Mientras tanto, el joven Samuel crecía junto al Señor. ANUNCIO PROFÉTICO CONTRA LOS HIJOS DE ELÍ.

12 El Señor llamó a Samuel por tercera vez. Él se levantó, fue adonde estaba Elí y le dijo: "Aquí estoy, porque me has llamado". Entonces Elí comprendió que era el Señor el que llamaba al joven, y dijo a Samuel: "Ve a acostarte, y si alguien te llama, tú dirás: Habla, Señor, porque tu servidor escucha". Y Samuel fue a acostarse en su sitio. Entonces vino el Señor, se detuvo, y llamó como las otras veces:"¡Samuel, Samuel!". Él respondió: "Habla, porque tu servidor escucha". Ver el mensaje #104 ¡HABLA SEÑOR! de EVANGELIUM:

13 Samuel creció; el Señor estaba con él, y no dejó que cayera por tierra ninguna de sus palabras. Todo Israel, desde Dan hasta Berseba, supo que Samuel estaba acreditado como profeta del Señor. El Señor continuó apareciéndose en Silo, porque era allí donde él se revelaba a Samuel. 3, 19-21

14 La tradición bíblica nos da de Samuel una imagen polifacética, ya que lo presenta ejerciendo las funciones de juez, de sacerdote, de vidente y de profeta.

15 Cap. 4 EL ARCA DE LA ALIANZA EN PODER DE LOS FILISTEOS Hacia el año 1050 a. C. las tropas israelitas sufren una doble derrota frente a los filisteos, y el Arca de la Alianza, llevada al campo de batalla como garantía de victoria, cae en poder del enemigo. Esta catástrofe sin precedentes, que aseguró a los filisteos el dominio sobre las montañas centrales de Palestina, determinó un cambio profundo en la organización política de Israel. LA MUERTE DE ELÍ.

16 Cap. 5 LOS ESTRAGOS CAUSADOS POR EL ARCA. Luego invitaron a reunirse a todos los príncipes de los filisteos, y estos decían: "Devuelvan el Arca del Dios de Israel; que regrese al lugar donde estaba, y no me haga morir a mí y a mi pueblo". Porque reinaba un pánico mortal en toda la ciudad, tal era el peso con que se hacía sentir la mano del Señor. 5, 11

17 Cap. 6 LA DEVOLUCIÓN DEL ARCA. La gente de Bet Semes estaba cosechando el trigo en el valle. Al levantar los ojos, divisaron el Arca y se alegraron de verla. El carro llegó al campo de Josué de Bet Semes y se detuvo. Allí había una gran piedra. Entonces hicieron astillas la madera del carro y ofrecieron las vacas en holocausto al Señor. Mientras tanto, los levitas habían bajado el Arca del Señor y el cofre que estaba con ella, donde se encontraban los objetos de oro, y los depositaron sobre la piedra grande. La gente de Bet Semes ofreció aquel día holocaustos y sacrificios al Señor. 6, 13-15

18 Cap. 7 LA INTERCESIÓN DE SAMUEL Y LA VICTORIA SOBRE LOS FILISTEOS Entonces Samuel tomó un corderito y lo ofreció entero en holocausto al Señor. Luego clamó al Señor en favor de Israel, y el Señor lo escuchó. 7, 9 Así fueron abatidos los filisteos, y ya no volvieron a incursionar en territorio de Israel. Mientras vivió Samuel, la mano del Señor se hizo sentir sobre los filisteos. 7, 13

19 Cap. 8 EL PUEBLO PIDE UN REY Entonces se reunieron todos los ancianos de Israel y acudieron a Samuel en Ramá. "Tú ya eres viejo, le dijeron, y tus hijos no siguen tus pasos. Ahora danos un rey para que nos gobierne, como lo tienen todas las naciones". A Samuel le disgustó que le dijeran: "Danos un rey para que nos gobierne", y oró al Señor. El Señor dijo a Samuel: "Escucha al pueblo en todo lo que ellos digan, porque no es a ti a quien rechazan: me rechazan a mí, para que no reine más sobre ellos. Como se comportaron conmigo desde el día en que los hice subir de Egipto hasta el día de hoy, abandonándome a mí para servir a otros dioses, así se comportan también contigo. Por eso, escucha su reclamo. Pero les harás una solemne advertencia y les explicarás cuál es el derecho del rey que reinará sobre ellos". 8, 4-9

20 Cap. 9 SAÚL Y LAS ASNAS DE SU PADRE. EL ENCUENTRO DE SAÚL CON SAMUEL. Un día antes de la llegada de Saúl, el Señor había hecho a Samuel esta revelación: "Mañana, a la misma hora, te enviaré a un hombre del país de Benjamín; tú lo ungirás como jefe de mi pueblo Israel, y él salvará a mi pueblo del poder de los filisteos. Porque yo he visto la aflicción de mi pueblo, y su clamor ha llegado hasta mí". Cuando Samuel divisó a Saúl, el Señor le advirtió: "Este es el hombre de quien te dije que regirá a mi pueblo". 9, 15-17

21 Cap. 10 LA UNCIÓN DE SAÚL COMO REY. SAÚL DESIGNADO Y ACLAMADO REY. Samuel dijo a todo el pueblo: "¿Vieron al que ha elegido el Señor? No hay nadie como él en todo el pueblo". Y todo el pueblo lanzó una ovación, gritando: "¡Viva el rey!". 10, 24

22 A esta elección divina se añade, por primera vez, el reconocimiento de todo el pueblo: después de su victoria, Saúl es aclamado rey (11. 15), y así el líder carismático queda investido de una autoridad estable. Durante todo el reinado de Saúl, la institución monárquica tiene un carácter bastante rudimentario, reducido casi exclusivamente al ámbito militar. La monarquía propiamente dicha sólo comienza con David. Cap. 11

23 Saúl fue, ante todo, un rey guerrero. El relato bíblico nos hace entrever, al mismo tiempo, la importancia histórica de Saúl y la tragedia de su reinado. Hacia el año 1030 a. C., él comienza la guerra de liberación y los filisteos tienen que replegarse a sus fronteras. LOS COMIENZOS DE LA MONARQUÍA: EL REINADO DE SAÚL

24 Saúl aparece como el continuador de las acciones guerreras de los Jueces. Lo mismo que ellos, es invadido por el "espíritu" del Señor y emprende una guerra de liberación contra los amonitas ( ) El espíritu de Dios irrumpió sobre Saúl cuando este oyó esas palabras, y una violenta ira se apoderó de él. Tomó una yunta de bueyes, los despedazó y envió los pedazos por todo el territorio de Israel, con este mensaje: "Así serán tratados los bueyes del que no salga a combatir detrás de Saúl". El terror del Señor invadió al pueblo, y todos se pusieron en marcha como un solo hombre. 11, 6-7

25 Cap. 12 DISCURSO DE DESPEDIDA DE SAMUEL Samuel dijo a todo Israel: "Yo les hice caso en todo lo que me dijeron y les he dado un rey. Ahora, ahí tienen al rey que marcha al frente de ustedes. En cuanto a mí, ya estoy viejo y lleno de canas, y ahí están mis hijos, como unos más entre ustedes. Yo estuve al frente de ustedes desde mi juventud hasta el día de hoy. 12, 1-2

26 Cap. 13 Pero la violación de las leyes le atrae a Saúl la reprobación de Samuel. Con inflexible severidad, el profeta proclama la caída del rey, y este comienza a perder prestigio.

27 Pero Samuel no llegaba a Guilgal y el pueblo se le comenzó a desbandar. Entonces Saúl dijo: "Tráiganme el holocausto y los sacrificios de comunión", y él mismo ofreció el holocausto. Apenas terminó de ofrecer el holocausto, llegó Samuel, y Saúl salió a su encuentro para saludarlo. Pero Samuel le dijo: "¿Qué has hecho?". Samuel replicó a Saúl: "¡Has obrado neciamente! Si hubieras observado el mandamiento que te dio el Señor, tu Dios, él habría afianzado para siempre tu reinado sobre Israel. Pero ahora tu reino no subsistirá. El Señor se ha buscado un hombre según su corazón y lo ha constituido jefe de su pueblo, porque tú no has observado lo que el Señor te mandó". 13,

28 Cap. 14 LA HAZAÑA DE JONATÁN. EL JURAMENTO DE SAÚL Y LA REACCIÓN DE JONATÁN. LA DERROTA DE LOS FILISTEOS. LA TRASGRESIÓN DE UN PRECEPTO RITUAL. JONATÁN SALVADO POR EL PUEBLO.

29 Cap. 15 LA DESOBEDIENCIA DE SAÚL. SAÚL RECHAZADO DEFINITIVAMENTE POR EL SEÑOR. Samuel respondió. "¿Quiere el Señor holocaustos y sacrificios o quiere que se obedezca su voz? La obediencia vale más que el sacrificio; la docilidad, más que la grasa de carneros. 15, 22 Los sacrificios no te satisfacen; si ofrezco un holocausto, no lo aceptas: mi sacrificio es un espíritu contrito, tú no desprecias el corazón contrito y humillado. Sal. 51(50) 18-19

30 Cap. 16 La unción de David El Señor dijo a Samuel: "¿Hasta cuándo vas a estar lamentándote por Saúl, si yo lo he rechazado para que no reine más sobre Israel? ¡Llena tu frasco de aceite y parte! Yo te envío a Jesé, el de Belén, porque he visto entre sus hijos al que quiero como rey". 16, 1

31 PREEMINENCIA DE DAVID Y DECADENCIA DE SAÚL El resto del primer libro de Samuel se ocupa casi exclusivamente de las relaciones de Saúl con David. Saúl constituye el fondo oscuro del cuadro, sobre el que se destaca cada vez más la excepcional personalidad de David. DAVID AL SERVICIO DE SAÚL David se presentó a Saúl y se puso a su servicio. Saúl le tomó un gran afecto y lo hizo su escudero. Luego mandó decir a Jesé: "Que David se quede a mi servicio porque me ha caído bien". Así, cuando el mal espíritu entraba en Saúl, David se ponía a tocar el arpa, y Saúl se calmaba y se sentía aliviado, y el mal espíritu se alejaba de él. 16, 21-23

32 Cap. 17 DAVID Y GOLIAT David replicó al filisteo: "Tú avanzas contra mí armado de espada, lanza y jabalina, pero yo voy hacia ti en el nombre del Señor de los ejércitos, el Dios de las huestes de Israel, a quien tú has desafiado. 17, 45

33 Cap. 18 Saúl se vuelve receloso y colérico. La primera víctima de sus celos es David, contra quien desata una encarnizada persecución. Así se desgastan las fuerzas de la monarquía naciente, precisamente cuando el peligro filisteo se hacía cada vez más amenazador. LA AMISTAD DE JONATÁN CON DAVID. LOS PLANES DE SAÚL PARA DESHACERSE DE DAVID. EL MATRIMONIO DE DAVID CON LA HIJA DE SAÚL. Saúl, al ver esto, comprendió que el Señor estaba con David y que su hija Mical lo amaba. Por eso creció el miedo que le tenía a David y fue su enemigo toda la vida. Los jefes de los filisteos solían hacer incursiones, y cada vez que salían, David tenía más éxito que todos los servidores de Saúl. Así su nombre se hizo célebre. 18, 28-30

34 Cap. 19 LA INTERVENCIÓN DE JONATÁN EN FAVOR DE DAVID. NUEVO ATENTADO DE SAÚL CONTRA DAVID. DAVID SALVADO POR SU ESPOSA MICAL. SAÚL Y DAVID CON EL PROFETA SAMUEL. Cap. 20 EL ENCUENTRO DE DAVID CON JONATÁN. EL PACTO DE DAVID CON JONATÁN. LA INTERVENCIÓN DE JONATÁN EN FAVOR DE DAVID. LA DESPEDIDA DE DAVID Y JONATÁN. Entonces Jonatán dijo a David: "Vete en paz, ya que los dos nos hemos hecho un juramento en nombre del Señor, diciendo: Que el Señor esté entre tú y yo, entre mi descendencia y la tuya para siempre". 20, 42

35 Cap. 21 DAVID EN EL SANTUARIO DE NOB. El sacerdote respondió: "La espada de Goliat, el filisteo que tú derrotaste en el valle del Terebinto, está allí, envuelta en un paño, detrás del efod. Tómala, si quieres, porque aquí no hay otra". "No hay otra espada igual a esa, respondió David: ¡dámela!". 21, 10 DAVID ENTRE LOS FILISTEOS DE GAT.

36 Cap. 22 DAVID AL FRENTE DE UNA BANDA. LA MASACRE DE LOS SACERDOTES DE NOB. LA HUIDA DE ABIATAR AL CAMPAMENTO DE DAVID. Cap. 23 DAVID EN QUEILÁ. EL ENCUENTRO DE DAVID Y JONATÁN. DAVID TRAICIONADO POR LA GENTE DE ZIF.

37 Cap. 24 SAÚL PERDONADO POR DAVID. y dijo a sus hombres: "¡Dios me libre de hacer semejante cosa a mi señor, el ungido del Señor! ¡No extenderé mi mano contra él, porque es el ungido del Señor!". Con estas palabras, David retuvo a sus hombres y no dejó que se abalanzaran sobre Saúl. Así Saúl abandonó la cueva y siguió su camino. 24, 7-8

38 LA RECRIMINACIÓN DE DAVID A SAÚL. Hoy has visto con tus propios ojos que el Señor te puso en mis manos dentro de la cueva. Aquí se habló de matarte, pero yo tuve compasión de ti y dije: No extenderé mi mano contra mi señor, porque es el ungido del Señor. ¡Mira, padre mío, sí, mira en mi mano el borde de tu manto! Si yo corté el borde de tu manto y no te maté, tienes que comprender que no hay en mí ni perfidia ni rebeldía, y que no he pecado contra ti. ¡Eres tú el que me acechas para quitarme la vida! 24, 11-12

39 Cap. 25 LA MUERTE DE SAMUEL. EL PEDIDO DE DAVID A NABAL. LA ACTITUD DE ABIGAIL HACIA DAVID. MUERTE DE NABAL. MATRIMONIO DE DAVID CON ABIGAIL.

40 Cap. 26 NUEVA PERSECUSIÓN DE SAUL CONTRA DAVID. SAÚL PERDONADO DE NUEVO POR DAVID. EL REPROCHE DE DAVID A SAÚL. ¡Fíjate ahora dónde está la lanza del rey y el jarro de agua que él tenía a su cabecera!". 26, 16

41 Cap. 27 LA HUIDA DE DAVID AL PAÍS DE LOS FILISTEOS. LAS INCURSIONES DE DAVID. Cap. 28 DAVID EN EL EJÉRCITO FILISTEO. SAÚL Y LA NIGROMANTE DE ENDOR. Cap. 29 DAVID EXCLUIDO DEL EJÉRCITO FILISTEO.

42 Cap. 30 LA INCURSIÓN DE LOS AMALECITAS CONTRA SIQUELAG. LA CAMPAÑA DE DAVID CONTRA LOS AMALECITAS. EL REPARTO DEL BOTÍN. DAVID Y LOS ANCIANOS DE JUDÁ.

43 Cap. 31 EL DESASTRE DE GELBOÉ Y LA MUERTE DE SAÚL. Hacia el 1010 a. C., el desastre de Gelboé marca el trágico fin de Saúl, este héroe contradictorio y desdichado.

44 La trayectoria de David comienza con su incorporación a la corte del rey Saúl y culmina con su elevación al trono de Judá y de Israel. Impulsado por su espíritu sagaz, por su amplitud de miras y su ardiente fe en el Señor, él librará definitivamente a su pueblo del yugo filisteo y hará de Israel una nación soberana.

45 El recuerdo de esta historia fue perfilando en Israel la figura ideal de un descendiente de David, de un "nuevo" David, el Ungido del Señor, el Mesías. Y cuando se cumplió el tiempo establecido (Gál. 4. 4), "de la descendencia de David, como lo había prometido, Dios hizo surgir para Israel un Salvador, que es Jesús" (Hech ).

46 Puedes solicitar el envío de esta serie de archivos, o bien ser removido de la lista de envíos, a: ESTE ES EL MENSAJE # 7


Descargar ppt "LA PALABRA DE DIOS ARCHIVO #12 I LIBRO DE SAMUEL."

Presentaciones similares


Anuncios Google