La descarga está en progreso. Por favor, espere

La descarga está en progreso. Por favor, espere

JESUCRISTO: BUENA NOTICIA PARA LOS JÓVENES Documento nº 8 del Concilio Plenario de de Venezuela.

Presentaciones similares


Presentación del tema: "JESUCRISTO: BUENA NOTICIA PARA LOS JÓVENES Documento nº 8 del Concilio Plenario de de Venezuela."— Transcripción de la presentación:

1 JESUCRISTO: BUENA NOTICIA PARA LOS JÓVENES Documento nº 8 del Concilio Plenario de de Venezuela

2 INDICE INTRODUCCIÓN 1. VER: ANÁLISIS PASTORAL DE LA REALIDAD Situación de los jóvenes: juventud y valores. Nuestra acción pastoral entre los jóvenes. Causas. El entorno que influye en los jóvenes y las limitaciones de nuestra acción pastoral. 2. JUZGAR: ILUMINACIÓN TEOLÓGICO-PASTORAL El horizonte que la Iglesia propone a los jóvenes. Una pastoral juvenil renovada. 3. ACTUAR: DESAFÍOS, ORIENTACIONES PASTORALES Y NORMAS CONCILIARES Desafíos. Orientaciones Pastorales. Normas Conciliares. CONCLUSIÓN

3 Introducción Sigue resonando el mensaje que el Santo Padre lanzara a los jóvenes de Venezuela: Jóvenes, abran las puertas del corazón a Cristo. Él nunca defrauda. Ante el miedo al futuro, al compromiso, al fracaso Él es la roca firme. Frente a doctrinas falaces y destructivas del ser humano, Él es la luz que viene de lo alto. Ante la tentación de los ídolos del poder, del dinero y del placer, Él nos hace libres. Nuestra Iglesia se siente solidaria con la juventud y quiere ofrecer su aporte para que se colmen sus esperanzas y el Mensaje de Salvación de Jesucristo llegue e a todos. Tiene presente la inmensa y profunda problemática juvenil que exige respuestas adecuadas. Y se pregunta: ¿Qué mundo de valores vive, hoy, la juventud? ¿Cuál es el horizonte de desarrollo humano que las culturas emergentes le presentan como deseable? ¿Qué apertura tienen al mensaje cristiano?. ¿Sobre qué cimientos, sobre qué certezas deberíamos construir¿Sobre qué cimientos, sobre qué certezas deberíamos construir nuestras vidas y la vida de la comunidad a la que pertenecemos?. Estas son preguntas a las que quiere dar respuesta el Concilio, en la línea de Puebla: Presentar a los jóvenes el Cristo vivo, como único Salvador, para que, evangelizados, evangelicen y contribuyan, con una respuesta de amor a Cristo, a la liberación integral del hombre y de la sociedad, llevando una vida de comunión y participación

4 1. VER: ANÁLISIS PASTORAL DE LA REALIDAD Venezuela es mayoritariamente joven. –E–E–E–Este dato nos llama a verificar nuestras opciones pastorales. Características de los jóvenes: –L–L–L–Los jóvenes venezolanos, más allá del sector social a que pertenezca cada uno, son alegres, comunicativos, amigables; exigen libertad; son entusiastas, aunque no siempre constantes; son sinceros, cariñosos; con sentido de fiesta y afán de celebrar; solidarios; en general no dados a una reflexión profunda, sino más bien movidos por sentimientos; un poco superficiales en la asunción de los problemas; capaces de arriesgarse por algo importante, pero también de dejar todo de lado, con facilidad, cuando hay contratiempos. Situación actual: –D–D–D–Diferencias Sociales –M–M–M–Mundo Globalizado: consumismo, hedonismo, individualismo, etc –H–H–H–Historia nacional sin rumbos e ideologización Relación de los jóvenes con la Iglesia: –U–U–U–Una minoría con conciencia de pertenencia cristiana –U–U–U–Un sector más amplio que vive una relación esporádica –U–U–U–Una gran mayoría que vive sin ningún vínculo con la Iglesia

5 Situación de los jóvenes: Juventud y valores LUCES Nos encontramos con jóvenes que: –Llaman la atención por los valores que viven, por su entusiasmo por los grandes ideales, porque tienen un proyecto de vida que les orienta. –Dan importancia al amor y a la amistad; que maduran en un ejercicio responsable y generoso de la libertad. –Aspiran a un mejor nivel de vida, que quieren superarse. –Están dispuestos a colaborar, que son generosos y solidarios. –Esperan y quieren vivir en una sociedad justa. Que han madurado en su conciencia social y política. –Se han encontrado con Cristo, están abiertos al mensaje del Evangelio, valoran el camino que han recorrido y piden el fortalecimiento de espacios de formación. –Están dispuestos a evangelizar a los demás jóvenes, que sienten la necesidad de acompañamiento por parte de la Iglesia y quieren que se les ofrezca oportunidades para proyectarse con un compromiso evangelizador. (Ejemplo: los voluntariados)

6 SOMBRAS Nos encontramos con jóvenes que: Nos encontramos con jóvenes que: –Viven una profunda crisis de valores e identidad. –Que rehuyen a las responsabilidades y compromisos duraderos. –Que viven en los anti-valores: hedonismo, consumismo, materialismo y alienación. –Que se dejan llevar por los instintos y apetencias sin límite. Ejemplo: el creciente número de jóvenes con Sida, en la Droga o prostitución. –Están desorientados, porque han perdido los puntos de referencia originales: crisis y desintegración familiar. –Son escépticos frente a la situación del país. –No han tenido acceso al mensaje del Evangelio y al encuentro liberador con Jesucristo. Perciben a la Iglesia como algo lejano, ajeno a su mundo. Algunos conservan una sensibilidad religiosa, a menudo mezclada con creencias extrañas y supersticiones y en un clima de inseguridad ante lo desconocido. Situación de los jóvenes: Juventud y valores

7 Nuestra acción pastoral entre los jóvenes LUCES En las últimas décadas la Iglesia en Venezuela ha adquirido una creciente sensibilidad por el mundo juvenil y ha introducido en su pastoral cambios significativos, basados en las orientaciones de la Iglesia Latinoamericana y en diferentes acontecimientos eclesiales. Se constata mayor interés por promoverla, y se ha incrementado su desarrollo y organización, tanto a nivel nacional como en algunas diócesis, en las parroquias, en movimientos eclesiales y en centros de educación católica. En las últimas décadas la Iglesia en Venezuela ha adquirido una creciente sensibilidad por el mundo juvenil y ha introducido en su pastoral cambios significativos, basados en las orientaciones de la Iglesia Latinoamericana y en diferentes acontecimientos eclesiales. Se constata mayor interés por promoverla, y se ha incrementado su desarrollo y organización, tanto a nivel nacional como en algunas diócesis, en las parroquias, en movimientos eclesiales y en centros de educación católica. A lo largo de estos años, se han ofrecido a la juventud mayores oportunidades de orientación y ha crecido el número y el empuje de grupos, organizaciones y movimientos juveniles. SOMBRAS La Iglesia en Venezuela no desarrolla suficientes proyectos que le permitan llegar a la gran masa juvenil. Hay poca capacidad de generar procesos grupales auténticos, y de promocionar una explícita espiritualidad juvenil, que sea integral. Falta una pastoral de conjunto. Escasez de personas que se dedican al trabajo con jóvenes y el frecuente desconocimiento del mundo juvenil en la Iglesia. Hay que resaltar las exigencias económicas y las dificultades de autofinanciamiento de la Pastoral Juvenil.

8 2. JUZGAR: ILUMINACIÓN TEOLÓGICA PASTORAL La Pastoral Juvenil es la acción organizada de la Iglesia para acompañar a los jóvenes a descubrir, seguir y comprometerse con Jesucristo y su mensaje para que, transformados en hombres nuevos, e integrando su fe y su vida, se conviertan en protagonistas de la construcción de la Civilización del amor El horizonte que la Iglesia propone a los jóvenes – En la perspectiva de su crecimiento personal humano. –2.1.2 En la plenitud cristiana como discípulos de Cristo – En la vivencia eclesial – En el orden social 2.2. Una pastoral juvenil renovada – Integral y diferenciada –2.2.2 Basada en una pedagogía del amor, experiencial, comunitaria y sistematizada –2.2.3 Promotora de una auténtica espiritualidad juvenil –2.2.4 Orgánica y dedicada a la formación de animadores juveniles

9 3. ACTUAR: DESAFÍOS, ORIENTACIONES Y NORMAS PASTORALES Estamos llamados como Iglesia a … Desafío 1: Anunciar el kerigma adecuado a los jóvenes. Desafío 2: Generar elementos de cercanía que le permitan hacerse presente en el mundo de esos jóvenes. Desafío 3: Asumir las inquietudes de los jóvenes, facilitar canales de comunicación y ofrecerles oportunidades de crecimiento en una espiritualidad auténtica. Desafío 4: Adecuarse a la realidad juvenil (ambientes o situaciones de crisis) asumir sus aspiraciones e inquietudes, convertir los programas y estructuras para que sean instrumentos de evangelización y crear equipos especializados en las diferentes organizaciones de pastoral juvenil. Desafío 5: Fomentar la formación y capacitación de animadores para la pastoral juvenil, que tengan verdadero interés y pasión, y promover los recursos necesarios. Desafío 6: Desarrollar una pastoral orgánica que valore la multiplicidad de carismas y espiritualidades, que promueva la relación y unidad entre todas las pastorales, en particular la vocacional y misionera.

10 Orientaciones Pastorales. Desafío 1: Anunciar el kerigma adecuado a los jóvenes. Monitorear permanentemente la realidad juvenil para conocerla y poder fundamentar planes pastorales adecuados a sus necesidades. Ofrecer a los jóvenes numerosas oportunidades de reflexión (convivencias, retiros, encuentros...) Proclamar la propuesta de vida cristiana, con todas las exigencias que implica para un joven el seguimiento y discipulado de Jesús y presentar con valentía, frente a una cultura permisiva, modelos de realización juvenil. Promover actividades que les permitan proyectarse hacia los demás, con ánimo de solidaridad e intercambio, y reflexionar sobre las vivencias que se generan y el significado que adquieren para cada uno. Participar activamente, a través de organizaciones de Iglesia o de inspiración cristiana, en las instancias en que se deciden las políticas públicas. Desarrollar programas que formen a los jóvenes en la percepción crítica de los Medios de Comunicación Social y les ayuden a no encerrarse en un mundo virtual y a crecer en libertad y realismo. Organizar un amplio movimiento de comunidades, especialmente laicos, que tengan interés por la pastoral de la juventud y se comprometan en la realización de programas juveniles orientadores para los diferentes medios de comunicación social.

11 Desafío 2: Generar elementos de cercanía que le permitan hacerse presente en el mundo de los jóvenes. Hacer una proclamación vigorosa de Jesucristo, que se ofrece a cada uno como amigo y compañero en la vida, y proponer el mensaje del evangelio como camino de realización personal. Hacerse presente en la promoción y organización de actividades que sintonicen con las nuevas culturas y con el mundo de intereses de los jóvenes. Promover con creatividad programas de educación en valores. Organizar actividades formativas y religiosas que convocan a los jóvenes y les permiten tener experiencias significativas. Elaborar cursos sistemáticos de formación, en los que se dé un realce especial al conocimiento de la Doctrina Social de la Iglesia y a la Educación para el Amor y la Sexualidad. Fortalecer la conciencia y la mística de los educadores católicos que trabajan en escuelas y en otras instituciones públicas, para que lleven a cabo en ellas una acción evangelizadora entre los adolescentes y jóvenes. Favorecer una buena relación en la familia y reafirmar cuanto la refuerza como primera educadora de los jóvenes.

12 Desafío 3: Asumir las inquietudes de los jóvenes, facilitar canales de comunicación y ofrecerles oportunidades de crecimiento en una espiritualidad auténtica. Ofrecer aportes que alimenten el desarrollo de una espiritualidad juvenil desde la cotidianidad. Favorecer experiencias de oración que alimenten su relación con Dios y su encuentro con Jesucristo. Favorecer el desarrollo y promover experiencias de vivencia grupal que faciliten procesos de formación y organización, estables y sistemáticos, en los diferentes ambientes en los que la Iglesia se hace presente. Dar una importancia particular al Sacramento de la Confirmación, ofreciendo una preparación sistematizada y procesal Alentarles en su misión de colaborar y ser levadura en la construcción de una nueva sociedad, desde la fe, y ofrecer oportunidades para que estudien, profundicen y pongan en práctica la Doctrina Social de la Iglesia. Promover el voluntariado juvenil como actitud de vida y expresión de su compromiso cristiano. Ayudarles a descubrir su vocación, favoreciendo momentos de formación y promoviendo experiencias que les permitan vivenciar su misión (compromisos en la comunidad, campamentos misioneros, voluntariado). Facilitar campos de trabajo y proyectos diversos en los que los jóvenes desarrollen su acción evangelizadora entre otros jóvenes y en diferentes ambientes

13 Desafío 4: Adecuarse a la realidad juvenil, asumir sus aspiraciones e inquietudes, convertir los programas y estructuras para que sean instrumentos de evangelización y crear equipos especializados en las diferentes organizaciones de pastoral juvenil. Impulsar la profundización y organización de la Pastoral Juvenil Específica. Organizar en cada diócesis respuestas educativas y de evangelización para los adolescentes y jóvenes que se encuentran en situaciones especiales. Realizar con creatividad, según las características culturales específicas de los ambientes juveniles, actividades que conduzcan a una profundización de la fe y que faciliten experiencias de amistad con Cristo y de proyección hacia los demás.

14 Desafío 5: Fomentar la formación y capacitación de animadores para la pastoral juvenil, que tengan verdadero interés y pasión, y promover los recursos necesarios. Seleccionar sacerdotes, personas de la vida consagrada y laicos comprometidos que tengan vocación para trabajar con los jóvenes, que se distingan por su creatividad, cercanía y disponibilidad, asegurarles estabilidad, dedicación del tiempo necesario y recursos requeridos para esta labor. Promover la creación o el fortalecimiento de los Secretariados Diocesanos, con sus respectivos equipos de trabajo, en vinculación con el Departamento Nacional de Pastoral Juvenil. Crear en cada instancia eclesial (parroquias, vicarías) un equipo responsable de Pastoral Juvenil. Favorecer la incorporación de jóvenes a la animación de la pastoral juvenil. Promover espacios de formación para los asesores de pastoral juvenil. Promover en la comunidad cristiana la toma de conciencia de la necesidad de dedicar recursos económicos a la pastoral juvenil, comprometiendo a aquélla para su obtención.

15 Desafío 6: Desarrollar una pastoral orgánica que valore la multiplicidad de carismas y espiritualidades, que promueva la relación y unidad entre todas las pastorales, en particular la vocacional y misionera. Crear espacios para la participación de las instituciones y grupos eclesiales de Pastoral Juvenil en la planificación, ejecución y evaluación de los programas y actividades en cada Iglesia local. Estimular a las diferentes pastorales de Iglesia para que multipliquen iniciativas a favor de la juventud, en conexión con las organizaciones de Pastoral Juvenil. Motivar a los diferentes movimientos y grupos para que se inserten y actúen, desde sus carismas y servicios, en los proyectos y programas nacionales, diocesanos y parroquiales, y crear vínculos con otras modalidades asociativas juveniles. Fortalecer al Departamento de Pastoral Juvenil del SPEV como instancia que agrupe los esfuerzos y facilite la multiplicación de grupos apostólicos. Crear y fortalecer un movimiento eclesial que anime y facilite la multiplicación de grupos apostólicos, basándose en esquemas renovados, que partan de las experiencias existentes y de la nueva sensibilidad de los jóvenes.

16 Normas Pastorales La Comisión Episcopal de Pastoral Juvenil elaborará un plan nacional de formación de jóvenes, con el aporte de las diferentes organizaciones juveniles de Iglesia, con vistas a generar una propuesta de itinerarios formativos. La Conferencia Episcopal Venezolana abrirá en el Instituto Nacional de Pastoral una sección de Pastoral Juvenil para promover la formación de asesores y animadores de pastoral juvenil, dar mayor consistencia a todo el trabajo e este campo y favorecer una continua investigación sobre la realidad que atañe a los jóvenes. Los seminarios diocesanos y los centros y casas de formación de la vida consagrada prestarán una atención especial en preparar a los seminaristas y formandos para la pastoral juvenil. El obispo establecerá en su Iglesia particular el secretariado de pastoral juvenil, el cual promoverá equipos para este trabajo en todos los niveles de Iglesia. Este Concilio fija el domingo posterior al 12 de febrero para la celebración de la Jornada de la Juventud en Venezuela y dispone que en ese día se haga una colecta nacional con la finalidad de obtener recursos para el desarrollo de la Pastoral Juvenil. La Conferencia Episcopal Venezolana reglamentará la aplicación de esta norma conciliar.

17 CONCLUSIÓN Considerando que la Iglesia en América Latina hizo una opción preferencial por los jóvenes en Puebla y ratificada en Iglesia en América, que el Concilio Plenario Venezolano ha dado unas orientaciones concretas en este Documento y que en nuestro país la población más numerosa son jóvenes, como Iglesia particular de Maracay … –¿En dónde estamos como Iglesia particular? –¿Cuál es la realidad juvenil de nuestra diócesis? –¿Qué hemos hecho? –Realmente identificamos los desafíos juveniles propios de nuestra diócesis? –Cuáles son nuestras prioridades y opciones a nivel juvenil? –Cómo Sacerdotes.. ¿Cómo estamos contribuyendo al trabajo pastoral con los jóvenes?


Descargar ppt "JESUCRISTO: BUENA NOTICIA PARA LOS JÓVENES Documento nº 8 del Concilio Plenario de de Venezuela."

Presentaciones similares


Anuncios Google