La descarga está en progreso. Por favor, espere

La descarga está en progreso. Por favor, espere

FUNDACIÓN CENTRO CULTURAL UNIVERSITARIO CURSO: REALISMO CLÁSICO Y FILOSOFÍA DEL DERECHO 16/4/2013: ANTROPOLOGÍA Y GNOSEOLOGÍA (Conocimiento teórico y práctico)

Presentaciones similares


Presentación del tema: "FUNDACIÓN CENTRO CULTURAL UNIVERSITARIO CURSO: REALISMO CLÁSICO Y FILOSOFÍA DEL DERECHO 16/4/2013: ANTROPOLOGÍA Y GNOSEOLOGÍA (Conocimiento teórico y práctico)"— Transcripción de la presentación:

1 FUNDACIÓN CENTRO CULTURAL UNIVERSITARIO CURSO: REALISMO CLÁSICO Y FILOSOFÍA DEL DERECHO 16/4/2013: ANTROPOLOGÍA Y GNOSEOLOGÍA (Conocimiento teórico y práctico) DR. DANIEL ALEJANDRO HERRERA

2 ANTROPOLOGÍA EN VEZ DE METAFÍSICA Comienzo con la pregunta sobre si las diferentes disciplinas filosóficas tienen alguna base en común o por lo menos alguna interconexión. En otros tiempos se pensaba que la metafísica era esa disciplina de base. Hoy, y desde hace ya bastante tiempo, se habla del fin de la metafísica. Sin embargo, no es tan obvio que es lo que se entiende bajo este apelativo: ¿se trata de la pregunta por el ser, de ontología, o de los entes suprasensibles y en particular de Dios, de teología? (...) El mismo Aristóteles no pretendía que así fuera. Distinguía entre filosofía teórica y práctica, una distinción que se encuentra también en Kant, si bien de otra manera, y que es usual aún hoy: la distinción entre la pregunta por lo que es y la pregunta por lo que debe ser (Ernst Tugendhat, Antropología en vez de metafísica, Barcelona 2008, Gedisa, pág. 18). Comienzo con la pregunta sobre si las diferentes disciplinas filosóficas tienen alguna base en común o por lo menos alguna interconexión. En otros tiempos se pensaba que la metafísica era esa disciplina de base. Hoy, y desde hace ya bastante tiempo, se habla del fin de la metafísica. Sin embargo, no es tan obvio que es lo que se entiende bajo este apelativo: ¿se trata de la pregunta por el ser, de ontología, o de los entes suprasensibles y en particular de Dios, de teología? (...) El mismo Aristóteles no pretendía que así fuera. Distinguía entre filosofía teórica y práctica, una distinción que se encuentra también en Kant, si bien de otra manera, y que es usual aún hoy: la distinción entre la pregunta por lo que es y la pregunta por lo que debe ser (Ernst Tugendhat, Antropología en vez de metafísica, Barcelona 2008, Gedisa, pág. 18).

3 ANTROPOLOGÍA EN VEZ DE METAFÍSICA Hay un famoso pasaje en la Lógica de Kant donde mantiene que las tres preguntas que él sostenía que son las fundamentales de la filosofía: ¿que puedo conocer (epistemología); ¿qué debo hacer? (ética) y ¿qué puedo esperar? (religión), remiten todas a la pregunta ¿qué es el hombre? En este pasaje, Kant concibió por primera vez la idea de la antropología como filosofía primera (...) Si la antropología es la base de toda filosofía, la cuestión de una pregunta básica de la antropología tendría que estar estrechamente ligada a lo que se habría de considerar como la pregunta básica de la filosofía. De lo que acabo de decir se podría inferir que la pregunta básica de la antropología tendría que consistir en preguntarse en que consiste la estructura de nuestro entendimiento (Ernst Tugendhat, Antropología en vez de metafísica, Barcelona 2008, Gedisa, pág. 19 y 22). Hay un famoso pasaje en la Lógica de Kant donde mantiene que las tres preguntas que él sostenía que son las fundamentales de la filosofía: ¿que puedo conocer (epistemología); ¿qué debo hacer? (ética) y ¿qué puedo esperar? (religión), remiten todas a la pregunta ¿qué es el hombre? En este pasaje, Kant concibió por primera vez la idea de la antropología como filosofía primera (...) Si la antropología es la base de toda filosofía, la cuestión de una pregunta básica de la antropología tendría que estar estrechamente ligada a lo que se habría de considerar como la pregunta básica de la filosofía. De lo que acabo de decir se podría inferir que la pregunta básica de la antropología tendría que consistir en preguntarse en que consiste la estructura de nuestro entendimiento (Ernst Tugendhat, Antropología en vez de metafísica, Barcelona 2008, Gedisa, pág. 19 y 22).

4 ANTROPOLOGÍA EN VEZ DE METAFÍSICA ¿Qué es el hombre? Esta pregunta del Salmo VIII la sitúa Kant en sus lecciones sobre lógica en cuarto lugar tras las preguntas de la Metafísica (¿qué puedo saber?, de la Moral (¿qué debo hacer?) y de la Religión (¿Qué puedo esperar?) E inmediatamente añade: (Robert Speamann, Lo natural y lo racional, Santiago, 2011, Instituto de estudios de la sociedad, pág. 17). ¿Qué es el hombre? Esta pregunta del Salmo VIII la sitúa Kant en sus lecciones sobre lógica en cuarto lugar tras las preguntas de la Metafísica (¿qué puedo saber?, de la Moral (¿qué debo hacer?) y de la Religión (¿Qué puedo esperar?) E inmediatamente añade: (Robert Speamann, Lo natural y lo racional, Santiago, 2011, Instituto de estudios de la sociedad, pág. 17).

5 ANTROPOLOGÍA KANTIANA (Königsberg, Prusia, 22 de abril de 1724 – Königsberg, 12 de febrero de 1804)

6 ANTROPOLOGÍA KANTIANA ANTROPOLOGÍA KANTIANA El hombre como cognocente: Sujeto trascendental El hombre como cognocente: Sujeto trascendental Racionalismo Crítico: posición intermedia entre el racionalismo (Descartes, Leibniz) y el empirismo (Hume) Racionalismo Crítico: posición intermedia entre el racionalismo (Descartes, Leibniz) y el empirismo (Hume) División de la razón: División de la razón: Estética trascendental Estética trascendental *Pura { Analítica trascendental Dialéctica trascendental Dialéctica trascendental *Práctica { Ética *Práctica { Ética derecho derecho

7 ANTROPOLOGÍA KANTIANA Crítica a la razón Pura: Crítica a la razón Pura: - Juicios: - Juicios: Analíticos a priori Sintéticos a posteriori Sintéticos a priori - Conocimiento: - Conocimiento: - Realidad = Caos de sensaciones - Realidad = Caos de sensaciones - Categorías a priori de la sensibilidad: espacio y tiempo - Categorías a priori de la sensibilidad: espacio y tiempo - Categorías a priori del entendimiento: - Categorías a priori del entendimiento: - Por la cantidad: unidad, pluralidad, totalidad - Por la cantidad: unidad, pluralidad, totalidad - Por la cualidad: realidad, negación, limitación - Por la cualidad: realidad, negación, limitación - Por la relación: sustancia, causalidad, comunidad - Por la relación: sustancia, causalidad, comunidad - Por la modalidad: posibilidad, existencia, necesidad - Por la modalidad: posibilidad, existencia, necesidad - Categorías a priori de la razón: ideas (alma, mundo, Dios) - Ciencias: - Ciencias: - Estética trascendental sensibilidad (matemática) - Estética trascendental sensibilidad (matemática) - Analítica Trascendental entendimiento (física) - Analítica Trascendental entendimiento (física) - Dialéctica Trascendental razón (metafísica): no es posible - Dialéctica Trascendental razón (metafísica): no es posible

8 ANTROPOLOGÍA KANTIANA Crítica a la razón Práctica: Crítica a la razón Práctica: - Categoría a priori: el deber - Imperativo categórico: Obra de tal manera que la máxima de tu voluntad pueda valer siempre al mismo tiempo como principio de una legislación universal. Libertad Libertad - Postulados { Inmortalidad del alma Dios Dios - Principio de la ética: Autonomía de la voluntad (legislación interna) - Principio del derecho: Heteronomía de la voluntad (legislación externa) - Derecho: Conjunto de condiciones bajo las cuales el arbitrio de cada uno puede conciliarse con el arbitrio de los demás según una ley universal de libertad - Autonomía de la voluntad: es el fundamento de la dignidad de la persona humana, por el cual el hombre como sujeto autónomo (persona) es un fin en sí mismo y nunca puede ser tratado como medio.

9 AUTORES NEOKANTIANOS Hans Kelsen Hans Kelsen John Rawls John Rawls Jürgen Habermas Jürgen Habermas Karl Otto Apel Karl Otto Apel Robert Alexy Robert Alexy

10 RAZÓN REDUCTIVA En el trasfondo de todo esto subyace la autolimitación moderna de la razón, clásicamente expresada en las «críticas» de Kant, aunque radicalizada ulteriormente entre tanto por el pensamiento de las ciencias naturales. (...) Esto implica dos orientaciones fundamentales decisivas para nuestra cuestión. Sólo el tipo de certeza que deriva de la sinergia entre matemática y método empírico puede considerarse científica. Todo lo que pretenda ser ciencia ha de atenerse a este criterio. También las ciencias humanas, como la historia, la psicología, la sociología y la filosofía, han tratado de aproximarse a este canon de valor científico. Además, es importante para nuestras reflexiones constatar que este método en cuanto tal excluye el problema de Dios, presentándolo como un problema a-científico o pre- científico. Pero de este modo nos encontramos ante una reducción del ámbito de la ciencia y de la razón que es preciso poner en discusión (...) Pero hemos de añadir más: si la ciencia en su conjunto es sólo esto, entonces el hombre mismo sufriría una reducción, pues los interrogantes propiamente humanos, es decir, de dónde viene y a dónde va, los interrogantes de la religión y de la ética, no pueden encontrar lugar en el espacio de la razón común descrita por la «ciencia» entendida de este modo y tienen que desplazarse al ámbito de lo subjetivo. El sujeto, basándose en su experiencia, decide lo que considera admisible en el ámbito religioso y la «conciencia» subjetiva se convierte, en definitiva, en la única instancia ética. Pero, de este modo, el ethos y la religión pierden su poder de crear una comunidad y se convierten en un asunto totalmente personal, Ratisbona, Alemania, 12 de septiembre de Se puede consultar en el trasfondo de todo esto subyace la autolimitación moderna de la razón, clásicamente expresada en las «críticas» de Kant, aunque radicalizada ulteriormente entre tanto por el pensamiento de las ciencias naturales. (...) Esto implica dos orientaciones fundamentales decisivas para nuestra cuestión. Sólo el tipo de certeza que deriva de la sinergia entre matemática y método empírico puede considerarse científica. Todo lo que pretenda ser ciencia ha de atenerse a este criterio. También las ciencias humanas, como la historia, la psicología, la sociología y la filosofía, han tratado de aproximarse a este canon de valor científico. Además, es importante para nuestras reflexiones constatar que este método en cuanto tal excluye el problema de Dios, presentándolo como un problema a-científico o pre- científico. Pero de este modo nos encontramos ante una reducción del ámbito de la ciencia y de la razón que es preciso poner en discusión (...) Pero hemos de añadir más: si la ciencia en su conjunto es sólo esto, entonces el hombre mismo sufriría una reducción, pues los interrogantes propiamente humanos, es decir, de dónde viene y a dónde va, los interrogantes de la religión y de la ética, no pueden encontrar lugar en el espacio de la razón común descrita por la «ciencia» entendida de este modo y tienen que desplazarse al ámbito de lo subjetivo. El sujeto, basándose en su experiencia, decide lo que considera admisible en el ámbito religioso y la «conciencia» subjetiva se convierte, en definitiva, en la única instancia ética. Pero, de este modo, el ethos y la religión pierden su poder de crear una comunidad y se convierten en un asunto totalmente personal, Ratisbona, Alemania, 12 de septiembre de Se puede consultar en

11 ANTROPOLOGÍA FUNDADA EN LA METAFÍSICA Santo Tomás de Aquino ( ), pintura mural de Fra Angelico La escuela de Atenas. En la imagen, detalle de La Escuela de Atenas ( ), uno de los más famosos frescos que Rafael pintó para decorar las estancias del Vaticano. Presiden el inmenso fresco Platón y Aristóteles, dialogando y sosteniendo cada uno de ellos una de sus obras (El Timeo y la Ética); en el conjunto del fresco están representados otros filósofos y eruditos griegos. El gesto de Platón, señalando hacia el cielo (el idealismo platónico) parece ser contradicho por el de Aristóteles. Es, naturalmente, una recreación fantasiosa de lo que pudo haber sido la Academia de Platón.

12 ANTROPOLOGÍA FUNDADA EN LA METAFÍSICA Platón afirmaba todavía del alma humana (libro V Sobre la naturaleza del hombre) no solamente que ella es subsistente por sí, sino también que posee una naturaleza específica completa. En efecto, decía que toda la naturaleza específica está en el alma, de suerte que el hombre no es un compuesto de alma y cuerpo, sino un alma que se junta a un cuerpo; y así la relación del alma y el cuerpo sería compatible a la del piloto en el navío, o a la del que está vestido con su vestidura. Pero tal opinión no se puede sostener. En efecto, es manifiesto que aquello por lo que vive el cuerpo es el alma. Ahora bien, vivir, para los vivientes, es ser. Así es que el alma es aquello por lo que el cuerpo humano tiene el ser en acto; pero tal cosa es forma: el alma humana es, pues, la forma del cuerpo. De igual manera, si el alma estuviera en el cuerpo como el piloto en el navío, no especificaría al cuerpo, como tampoco a sus partes; mientras que lo contrario es lo manifiesto por el hecho de que al retirarse el alma, cada una de sus partes no conserva su antiguo nombre sino por equívoco. En efecto, por equívoco se denomina ojo al ojo de un muerto, como el que está pintado, o en piedra, y lo mismo debe decirse de las otras partes. Además, si el alma estuviese en el cuerpo como el piloto en el navío, se seguiría que la unión del alma y el cuerpo sería accidental. Así que la muerte, que provoca su separación, no sería una corrupción sustancial, lo cual es evidentemente falso. Queda, pues, que el alma es una realidad concreta en el sentido de que puede subsistir por sí, no como si poseyera en sí una especie completa, sino como la forma del cuerpo que perfecciona la naturaleza específica del hombre. Por lo cual es a la vez forma y una realidad concreta (Santo Tomás de Aquino, Cuestiones disputadas sobre el alma, Pamplona11999, Eunsa, art. 1, pág. 10).Platón afirmaba todavía del alma humana (libro V Sobre la naturaleza del hombre) no solamente que ella es subsistente por sí, sino también que posee una naturaleza específica completa. En efecto, decía que toda la naturaleza específica está en el alma, de suerte que el hombre no es un compuesto de alma y cuerpo, sino un alma que se junta a un cuerpo; y así la relación del alma y el cuerpo sería compatible a la del piloto en el navío, o a la del que está vestido con su vestidura. Pero tal opinión no se puede sostener. En efecto, es manifiesto que aquello por lo que vive el cuerpo es el alma. Ahora bien, vivir, para los vivientes, es ser. Así es que el alma es aquello por lo que el cuerpo humano tiene el ser en acto; pero tal cosa es forma: el alma humana es, pues, la forma del cuerpo. De igual manera, si el alma estuviera en el cuerpo como el piloto en el navío, no especificaría al cuerpo, como tampoco a sus partes; mientras que lo contrario es lo manifiesto por el hecho de que al retirarse el alma, cada una de sus partes no conserva su antiguo nombre sino por equívoco. En efecto, por equívoco se denomina ojo al ojo de un muerto, como el que está pintado, o en piedra, y lo mismo debe decirse de las otras partes. Además, si el alma estuviese en el cuerpo como el piloto en el navío, se seguiría que la unión del alma y el cuerpo sería accidental. Así que la muerte, que provoca su separación, no sería una corrupción sustancial, lo cual es evidentemente falso. Queda, pues, que el alma es una realidad concreta en el sentido de que puede subsistir por sí, no como si poseyera en sí una especie completa, sino como la forma del cuerpo que perfecciona la naturaleza específica del hombre. Por lo cual es a la vez forma y una realidad concreta (Santo Tomás de Aquino, Cuestiones disputadas sobre el alma, Pamplona11999, Eunsa, art. 1, pág. 10).

13 ANTROPOLOGÍA FUNDADA EN LA METAFÍSICA Se llaman animados aquellos cuerpos en los que son llevados a cabo de modo perceptible las operaciones (inmanentes) de la vida en cualquiera de sus grados (vegetativo, sensitivo, intelectivo). Los cuerpos se llaman, por tanto, animados y vivos a causa del alma, y no por ser cuerpos; de lo contrario, todo cuerpo sería vivo, y en cambio no lo es. El alma es, por consiguiente, lo que da al viviente la naturaleza de ser tal y de obrar en consecuencia: es el primer principio que especifica al cuerpo y lo mueve a realizar las operaciones vitales (...) El alma es sustancia, no en el sentido platónico de subsistencia suficiente y semoviente en sí, sino en el nuevo sentido introducido por la concepción aristotélica de las esencias naturales como síntesis, sínolo de materia y forma. La sustancia es el sínolo mismo, el viviente entero; puesto que el sínolo comporta la unión de los principios constitutivos, estos no podrían otorgarle la dignidad y la consistencia de sustancia si no perteneciesen al orden sustancial. Son sustancias, por tanto, de alguna manera, es decir, incompletas en cualidad de principios, el cuerpo y el alma, y el alma más que el cuerpo en la medida en que el acto supera su potencia (Fabro, Cornelio, Introducción al problema del hombre (la realidad del alma), Madrid, 1982, Rialp, pág. 151/153).Se llaman animados aquellos cuerpos en los que son llevados a cabo de modo perceptible las operaciones (inmanentes) de la vida en cualquiera de sus grados (vegetativo, sensitivo, intelectivo). Los cuerpos se llaman, por tanto, animados y vivos a causa del alma, y no por ser cuerpos; de lo contrario, todo cuerpo sería vivo, y en cambio no lo es. El alma es, por consiguiente, lo que da al viviente la naturaleza de ser tal y de obrar en consecuencia: es el primer principio que especifica al cuerpo y lo mueve a realizar las operaciones vitales (...) El alma es sustancia, no en el sentido platónico de subsistencia suficiente y semoviente en sí, sino en el nuevo sentido introducido por la concepción aristotélica de las esencias naturales como síntesis, sínolo de materia y forma. La sustancia es el sínolo mismo, el viviente entero; puesto que el sínolo comporta la unión de los principios constitutivos, estos no podrían otorgarle la dignidad y la consistencia de sustancia si no perteneciesen al orden sustancial. Son sustancias, por tanto, de alguna manera, es decir, incompletas en cualidad de principios, el cuerpo y el alma, y el alma más que el cuerpo en la medida en que el acto supera su potencia (Fabro, Cornelio, Introducción al problema del hombre (la realidad del alma), Madrid, 1982, Rialp, pág. 151/153).

14 ANTROPOLOGÍA FUNDADA EN LA METAFÍSICA Por tanto, se ha de decir que en el hombre no hay ninguna otra forma sustancial fuera del alma intelectiva, la cual, así como contiene virtualmente todas las formas inferiores y hace por sí sola cuanto las formas más imperfectas hacen en los demás seres. Y lo mismo se debe decir del alma sensitiva en los irracionales, de la vegetativa en las plantas y, en general, de todas las formas más perfectas con respecto a las menos perfectas (Santo Tomás de Aquino, S. Th. 1q. 76,4).Por tanto, se ha de decir que en el hombre no hay ninguna otra forma sustancial fuera del alma intelectiva, la cual, así como contiene virtualmente todas las formas inferiores y hace por sí sola cuanto las formas más imperfectas hacen en los demás seres. Y lo mismo se debe decir del alma sensitiva en los irracionales, de la vegetativa en las plantas y, en general, de todas las formas más perfectas con respecto a las menos perfectas (Santo Tomás de Aquino, S. Th. 1q. 76,4).

15 ANTROPOLOGÍA FUNDADA EN LA METAFÍSICA Platónica Unidad accidental de cuerpo y alma (sustancia) Platónica Unidad accidental de cuerpo y alma (sustancia) Aristotélica Unidad substancial de cuerpo (materia) y alma (forma) Aristotélica Unidad substancial de cuerpo (materia) y alma (forma) Tomista Unidad metafísica de esencia (corporeo-anímica) y acto de ser (actus essendi) Tomista Unidad metafísica de esencia (corporeo-anímica) y acto de ser (actus essendi) Se funda la dignidad de la persona humana (ser subsistente en la naturaleza racional) en el ser del hombre, en su naturaleza (esencia) humana. Así podemos fundar la dignidad en el ser antes que en el obrar (operari sequitur esse). Se funda la dignidad de la persona humana (ser subsistente en la naturaleza racional) en el ser del hombre, en su naturaleza (esencia) humana. Así podemos fundar la dignidad en el ser antes que en el obrar (operari sequitur esse).

16 GNOSEOLOGÍA FUNDADA EN LA ANTROPOLOGÍA Y EN LA METAFÍSICA Principio: Inmaterialidad (conocimiento del sujeto y cognocibilidad del objeto) Principio: Inmaterialidad (conocimiento del sujeto y cognocibilidad del objeto) Proporcionalidad: entre los grados del ser y del conocer Proporcionalidad: entre los grados del ser y del conocer El objeto propio o directo de la Inteligencia humana: la esencia universal de las cosas materiales El objeto propio o directo de la Inteligencia humana: la esencia universal de las cosas materiales El objeto impropio o indirecto de la inteligencia humana: ella misma y las cosas singulares por reflexión y las cosas inmateriales por analogía. El objeto impropio o indirecto de la inteligencia humana: ella misma y las cosas singulares por reflexión y las cosas inmateriales por analogía.

17 GNOSEOLOGIA FUNDADA EN LA ANTROPOLOGÍA Y EN LA METAFÍSICA Proceso de Conocimiento: Proceso de Conocimiento: Conocimiento Sensible: Conocimiento Sensible: *Sentidos externos: (vista, gusto, olfato)…………………………………………..Sensación *Sentidos internos: (sentido común, imaginación, cognitiva y memoria)……Imagen Conocimiento Intelectual: Conocimiento Intelectual: *Intelecto agente: desmaterializa la imagen……………………..Species impresa *Intelecto posible: inteligibilidad del objeto……………………...Species expresa

18 GNOSEOLOGÍA FUNDADA EN LA ANTROPOLOGÍA Y EN LA METAFÍSICA División del conocimiento: División del conocimiento: * Especulativo: * Especulativo: Objeto: especulable Objeto: especulable Fin: conocer por conocer Fin: conocer por conocer Modo: especulativo Modo: especulativo Verdad: conformidad del intelecto con la cosa Verdad: conformidad del intelecto con la cosa * Práctico: Objeto: operable Objeto: operable Fin: conocer para dirigir la acción Fin: conocer para dirigir la acción Modo: especulativo – práctico Modo: especulativo – práctico Práctico - práctico Práctico - práctico Verdad: conformidad del intelecto con el apetito recto Verdad: conformidad del intelecto con el apetito recto

19 GNOSEOLOGÍA FUNDADA EN LA ANTROPOLOGÍA Y EN LA METAFÍSICA Estructura del acto voluntario Estructura del acto voluntario Actos de la razónActos de la voluntad *En orden a la intención Acerca del finAcerca del fin Contemplación del bien Simple volición Contemplación del bien Simple volición Juicio de posibilidadIntención Juicio de posibilidadIntención Acerca de los mediosAcerca de los medios DeliberaciónConsentimiento DeliberaciónConsentimiento Juicio electivoElección Juicio electivoElección *En orden a la ejecución Imperiouso activo Imperiouso activo Ejecución (uso pasivo)goce o reposo Ejecución (uso pasivo)goce o reposo

20 GNOSEOLOGÍA FUNDADA EN LA ANTROPOLOGÍA Y EN LA METAFÍSICA La verdad de la razón en el plano del conocimiento del fin determina la rectitud del apetito en materia de intención de este fin y la rectitud del apetito que tiende hacia un fin objetivamente bueno que le ha sido indicado precedentemente por la razón condiciona a su vez la verdad de la razón al pronunciarse sobre los medios más adecuados en vista de este fin. En verdad no hay círculo vicioso en la determinación recíproca de la razón por el apetito y del apetito de la razón (Kalinowski, Georges, El problema d ela verdad en la moral y el derecho, Bs. As. 1979, Eudeba, pág. 83)

21 AUTORES ARISTOTELICOS TOMISTAS Joseph Pieper Joseph Pieper Etiene Gilson Etiene Gilson Jacques Maritain Jacques Maritain Cornelio Fabro Cornelio Fabro Robert Speamann Robert Speamann

22 RAZÓN AMPLIADA Llego así a la conclusión, Este intento de crítica de la razón moderna desde su interior, expuesto sólo a grandes rasgos, no comporta de manera alguna la opinión de que hay que regresar al período anterior a la Ilustración, rechazando de plano las convicciones de la época moderna. Se debe reconocer sin reservas lo que tiene de positivo el desarrollo moderno del espíritu: todos nos sentimos agradecidos por las maravillosas posibilidades que ha abierto al hombre y por los progresos que se han logrado en la humanidad. Por lo demás, la ética de la investigación científica como ha aludido usted, Señor Rector Magnífico, debe implicar una voluntad de obediencia a la verdad y, por tanto, expresar una actitud que forma parte de los rasgos esenciales del espíritu cristiano. La intención no es retroceder o hacer una crítica negativa, sino ampliar nuestro concepto de razón y de su uso. Porque, a la vez que nos alegramos por las nuevas posibilidades abiertas a la humanidad, vemos también los peligros que surgen de estas posibilidades y debemos preguntarnos cómo podemos evitarlos. Sólo lo lograremos si la razón y la fe se reencuentran de un modo nuevo, si superamos la limitación que la razón se impone a sí misma de reducirse a lo que se puede verificar con la experimentación, y le volvemos a abrir sus horizonte en toda su amplitud (Benedicto XVI, Fe, Razón y Universidad, recuerdos y reflexiones, Ratisbona, Alemania, 12 de septiembre de Se puede consultar en así a la conclusión, Este intento de crítica de la razón moderna desde su interior, expuesto sólo a grandes rasgos, no comporta de manera alguna la opinión de que hay que regresar al período anterior a la Ilustración, rechazando de plano las convicciones de la época moderna. Se debe reconocer sin reservas lo que tiene de positivo el desarrollo moderno del espíritu: todos nos sentimos agradecidos por las maravillosas posibilidades que ha abierto al hombre y por los progresos que se han logrado en la humanidad. Por lo demás, la ética de la investigación científica como ha aludido usted, Señor Rector Magnífico, debe implicar una voluntad de obediencia a la verdad y, por tanto, expresar una actitud que forma parte de los rasgos esenciales del espíritu cristiano. La intención no es retroceder o hacer una crítica negativa, sino ampliar nuestro concepto de razón y de su uso. Porque, a la vez que nos alegramos por las nuevas posibilidades abiertas a la humanidad, vemos también los peligros que surgen de estas posibilidades y debemos preguntarnos cómo podemos evitarlos. Sólo lo lograremos si la razón y la fe se reencuentran de un modo nuevo, si superamos la limitación que la razón se impone a sí misma de reducirse a lo que se puede verificar con la experimentación, y le volvemos a abrir sus horizonte en toda su amplitud (Benedicto XVI, Fe, Razón y Universidad, recuerdos y reflexiones, Ratisbona, Alemania, 12 de septiembre de Se puede consultar en

23 MUCHAS GRACIAS


Descargar ppt "FUNDACIÓN CENTRO CULTURAL UNIVERSITARIO CURSO: REALISMO CLÁSICO Y FILOSOFÍA DEL DERECHO 16/4/2013: ANTROPOLOGÍA Y GNOSEOLOGÍA (Conocimiento teórico y práctico)"

Presentaciones similares


Anuncios Google