La descarga está en progreso. Por favor, espere

La descarga está en progreso. Por favor, espere

LA ESPIRITUALIDAD QUE NOS ANIMA EN LA ACCIÓN CARITATIVA Y SOCIAL.

Presentaciones similares


Presentación del tema: "LA ESPIRITUALIDAD QUE NOS ANIMA EN LA ACCIÓN CARITATIVA Y SOCIAL."— Transcripción de la presentación:

1 LA ESPIRITUALIDAD QUE NOS ANIMA EN LA ACCIÓN CARITATIVA Y SOCIAL

2 Espiritualidad viene de espíritu: ánimo, aliento, apoyo, valor, energía, fuerza Cristianamente hablando la espiritualidad viene del Espíritu: Él es nuestro ánimo y aliento, nuestro valor y nuestra fuerza… La razón última de nuestra acción caritativa y social está en el Espíritu: Dice relación a los pobres y al Espíritu que nos ha ungido para dar la Buena Noticia a los pobres INTRODUCIÓN

3 1ª.- ¿Qué aporta la espiritualidad cristiana a la acción caritativa y social? 2ª.- ¿Cómo hacer de la acción social una experiencia del Espíritu? Respondemos con doce notas distintivas A ello añadimos pistas para la interiorización: -Guías para la reflexión personal y/o grupal -Y algunas oraciones. Dos cuestiones de fondo:

4 El Espíritu es la fuerza que transforma el corazón de la comunidad eclesial para que sea en el mundo testigo del amor del Padre, que quiere hacer de la humanidad, en su Hijo, una sola familia (DCE 19) La fuente de nuestra caridad está en la Trinidad: en el amor del Padre que se nos ha comunicado en Cristo, por la efusión del Espíritu. Ves la Trinidad si ves el amor La caridad implica una profunda experiencia del amor de Dios y descubrir que lo prioritario en el ejercicio de la caridad es el amor La Trinidad nos hace recuperar el concepto de fraternidad y el sentido del nosotros, de la comunidad 1.- Espiritualidad trinitaria que hunde sus raíces en la entraña amorosa de nuestro Dios

5 El clamor de los israelitas ha llegado hasta mi y he visto la opresión con que los egipcios los oprimen (Ex 3,9-10) Mirada atenta a la realidad: El amor nos abre los ojos y el corazón a la creación entera, de manera especial al ser humano y a los pobres. La caridad comienza por fijar la mirada en el otro y estar atentos los unos a los otros. Y la caridad nos lleva a cargar los unos con los otros. Necesitamos educar la mirada y educarnos en la escucha de los otros 2.- Espiritualidad histórica de ojos y oídos abiertos a la realidad de los pobres

6 El primer capital que se ha de salvaguardar y valorar es el hombre, la persona en su integridad: ¨Pues el hombre es el autor, el centro y el fin de toda actividad económico-social (GS 63)´(CIV 25) Toda persona tiene una dignidad que no podemos ignorar, porque se la ha dado Dios La encarnación nos da: Un talante contemplativo que nos lleva a descubrir el rostro Dios en todo ser humano y un talante de inmersión-encarnación en la situación del pobre, pues Dios salva desde dentro, no desde fuera, desde abajo, no desde arriba 3.- Espiritualidad encarnada que hace de la persona el centro de la acción caritativa y social

7 El Espíritu del Señor está sobre mí, porque él me ha ungido. Me ha enviado a anunciar la Buena Noticia a los pobres (Lc 4,18) La Buena Noticia es que los ciegos ven, los cojos andan… Que Dios derriba del trono a los poderosos y enaltece a los humildes… Nuestra opción es: por los pobres y contra la pobreza por los pobres y contra las causas de la pobreza por una caridad transformadora que asume las implicaciones políticas que nacen del dinamismo propio de la caridad 4.- Espiritualidad transformadora que nos sitúa al lado de los pobres y contra las causas de la pobreza

8 Lo necio del mundo lo ha escogido Dios para confundir a los sabios y lo débil del mundo lo ha escogido Dios para humillar lo poderoso(1Cor,1,27) En una cultura del triunfo y del éxito, de los fuertes y los triunfadores, optamos desde el Espíritu por los débiles, los frágiles, los perdedores Esto nos capacita: para la no rentabilidad inmediata y la inversión en lo inútil para reconocer nuestros propios límites para no caer en la hiper-responsabiidad para no olvidar que lo más fuerte es el amor 5.- Espiritualidad de la ternura que nos hace apreciar lo débil y pequeño

9 Quien es capaz de ayudar reconoce que… el poder ayudar no es mérito suyo ni motivo de orgullo. Esto es gracia (DCE 35) La llamada al compromiso caritativo y social antes que un deber es una gracia, un don. Don que comienza en la vocación La conciencia del don nos lleva: Al agradecimiento A no pasar facturas, ni efectivas ni afectivas A superar la lógica del mercado y promover la lógica del don y la gratuidad 6.- Espiritualidad de la gracia que nos hace vivir el compromiso como vocación y como don

10 7.- Espiritualidad de comunión para acoger al otro como un regalo y promover su participación Comunión que: Mana del misterio de la Trinidad Hace sentir al hermano como alguien que me pertenece Lleva a valorar y acoger al otro como un don para mí Lleva a entender la acción social como diálogo entre sujetos Se expresa en la comunicación cristiana de bienes El verdadero sujeto de las diversas organizaciones católicas que desempeñan un servicio de caridad es la Iglesia misma (DCE 32) La experiencia del Espíritu se vive en comunión y desde la comunión

11 Sin el saber el hacer es ciego, y el saber es estéril sin el amor… No existe la inteligencia y después el amor: existe el amor rico en inteligencia y la inteligencia llena de amor (CIV 30) La caridad requiere discernimiento para saber qué nos está pidiendo el Señor aquí y ahora. Lo que implica: Discernir en el ámbito de los análisis las soluciones y alternativas posibles Discernir en el ámbito de las alternativas entre necesidades y posibilidades, apoyos económicos y libertad, cantidad y calidad… Discernir en el ámbito de la limpieza y rectitud de intención Discernir en el ámbito de la colaboración con otras instituciones y administraciones 8.- Espiritualidad de discernimiento para optar a la luz del Evangelio

12 9.- Espiritualidad pascual que nos aporta fortaleza y esperanza Quien gobierna el mundo es Dios, no nosotros. Nosotros le ofrecemos nuestro servicio sólo en lo que podemos y hasta que Él nos dé fuerzas(DCE 35) La historia no está abandonada a su suerte: La Pascua es un anticipo del futuro de plenitud que esperamos La Pascua nos habla de la fecundidad del grano que muere La Pascua nos hace testigos y signos de esperanza La Pascua nos hace fuertes y pacientes ante la dificultad y la adversidad La Pascua nos hace descubrir los signos de resurrección y de vida

13 «La mística del Sacramento tiene una carácter social (...). La unión con Cristo es al mismo tiempo unión con todos los demás a los que él se entrega» (DCE 14) La Eucaristía es el sacramento de la entrega: de la entrega de Jesús y de la nuestra La Eucaristía es el sacramento de la vida entregada hasta el extremo No se pueden separar Eucaristía y caridad: Una Eucaristía sin caridad es fragmentaria y escandalosa La experiencia de la vida entregada nos remite a alimentar y celebrar nuestra entrega en la Eucaristía 10.- Espiritualidad eucarística alimentada y celebrada en el sacramento de la Eucaristía

14 «La pobreza evangélica es una vocación universal para todos los bautizados, y no solamente para los que asumen con un voto especial la pobreza de la vida consagrada» (IP 124). El Espíritu nos llama a vivir la pobreza evangélica en nuestro servicio a los pobres: Ella nos hace libres frente a la codicia, el egoísmo, el individualismo Ella nos conduce a la radicalidad necesaria para servir a los pobres Ella es la fuerza transformadora que nos hace pasar de la lógica del mercado a la lógica del don Es la llamada a la sencillez que nos hace Cáritas: Vive sencillamente para que otros, sencillamente, puedan vivir 11. Espiritualidad de la pobreza evangélica que nos hace sencillos y pobres para servir a los pobres

15 «El testimonio de la caridad de Cristo mediante obras de justicia, paz y desarrollo forma parte de la evangelización»(CIV 15) La misión de la Iglesia es evangelizar Todos en la Iglesia estamos llamados a evangelizar Evangelizar no es hacer proselitismo ni imponer la fe La acción caritativa y social es elemento constitutivo de la evangelización Evangelizar es ser transparencia del amor misericordioso de Dios La caridad nos evangeliza y nos hace evangelizadores 12. Espiritualidad evangelizadora que hace presente en el mundo la buena noticia del amor de Dios

16 Animados por el Espíritu seamos para los pobres transparencia del amor misericordioso de nuestro Dios Texto: Vicente Altaba Composición: Antonio García y Angelines Ruiz


Descargar ppt "LA ESPIRITUALIDAD QUE NOS ANIMA EN LA ACCIÓN CARITATIVA Y SOCIAL."

Presentaciones similares


Anuncios Google