La descarga está en progreso. Por favor, espere

La descarga está en progreso. Por favor, espere

LLAMAMIENTO Y PRETEXTOS por Raúl Ruiz Ávila. En nuestras últimas reflexiones sobre el libro de Jueces hemos visto que cuando la situación se pone difícil.

Presentaciones similares


Presentación del tema: "LLAMAMIENTO Y PRETEXTOS por Raúl Ruiz Ávila. En nuestras últimas reflexiones sobre el libro de Jueces hemos visto que cuando la situación se pone difícil."— Transcripción de la presentación:

1 LLAMAMIENTO Y PRETEXTOS por Raúl Ruiz Ávila

2 En nuestras últimas reflexiones sobre el libro de Jueces hemos visto que cuando la situación se pone difícil para el ser humano…….

3 … clamamos a Dios y El, en su infinita bondad, nos escucha…

4 …. y llama a hombres y mujeres para servirle llevando el mensaje de libertad y solución de la situación

5 Gedeón fue llamado porque Dios vió cualidades en el. 6:12 Además de llamarlo, le prometió estar con él…

6 Y mirándole Jehová, le dijo: Ve con esta tu fuerza, y salvarás a Israel de la mano de los madianitas. ¿No te envío yo? 6:14

7 El problema fue que Gedeón vió sus propias limitaciones. 6:15 Entonces le respondió: Ah, señor mío, ¿con qué salvaré yo a Israel? He aquí que mi familia es pobre en Manasés, y yo el menor en la casa de mi padre.

8 Dios vuelve a afirmar su promesa de estar con él para que cumpla con el llamado que El le hace. 6:16: Jehová le dijo: Ciertamente yo estaré contigo, y derrotarás a los madianitas como a un solo hombre.

9 Cada día enfrentamos desafíos, unos grandes, otros pequeños.

10 Desafíos de salud, económicos, familiares, laborales, etc. ¿Te has preguntado cómo los ve Dios? y ¿Cómo los ves tu?

11 Además, pregúntate: ¿Cómo me ve Dios y cómo me veo yo mismo?

12 Dios ve en nosotros el potencial que El mismo nos dió. Éxodo 35:31-35; Isaías 40:29-31

13 ¿Has descubierto y estás desarrollando todo el potencial que Dios ha puesto en ti?

14 O, como Gedeón, ¿pones de pretexto tus limitaciones y pobreza?

15 Dios quiere usarnos a tí y a mí para rescatar al mundo del pecado y de la muerte. Romanos 8:18-28

16 Así que, hermanos, deudores somos, no a la carne, para que vivamos conforme a la carne; porque si vivís conforme a la carne, moriréis; mas si por el Espíritu hacéis morir las obras de la carne, viviréis. Porque todos los que son guiados por el Espíritu de Dios, éstos son hijos de Dios.

17 Pues no habéis recibido el espíritu de esclavitud para estar otra vez en temor, sino que habéis recibido el espíritu de adopción, por el cual clamamos: ¡Abba, Padre! El Espíritu mismo da testimonio a nuestro espíritu, de que somos hijos de Dios. Y si hijos, también herederos; herederos de Dios y coherederos con Cristo, si es que padecemos juntamente con él, para que juntamente con él seamos glorificados.

18 Pues tengo por cierto que las aflicciones del tiempo presente no son comparables con la gloria venidera que en nosotros ha de manifestarse. Porque el anhelo ardiente de la creación es el aguardar la manifestación de los hijos de Dios.

19 Porque la creación fue sujetada a vanidad, no por su propia voluntad, sino por causa del que la sujetó en esperanza; porque también la creación misma será libertada de la esclavitud de corrupción, a la libertad gloriosa de los hijos de Dios.

20 Porque sabemos que toda la creación gime a una, y a una está con dolores de parto hasta ahora; y no sólo ella, sino que también nosotros mismos, que tenemos las primicias del Espíritu, nosotros también gemimos dentro de nosotros mismos, esperando la adopción, la redención de nuestro cuerpo.

21 Porque en esperanza fuimos salvos; pero la esperanza que se ve, no es esperanza; porque lo que alguno ve, ¿a qué esperarlo? Pero si esperamos lo que no vemos, con paciencia lo aguardamos.

22 Y de igual manera el Espíritu nos ayuda en nuestra debilidad; pues qué hemos de pedir como conviene, no lo sabemos, pero el Espíritu mismo intercede por nosotros con gemidos indecibles. Mas el que escudriña los corazones sabe cuál es la intención del Espíritu, porque conforme a la voluntad de Dios intercede por los santos.

23 Y sabemos que a los que aman a Dios, todas las cosas les ayudan a bien, esto es, a los que conforme a su propósito son llamados. Romanos 8:12-28

24 Con esto en mente, ¿qué pretextos pondrías para no alcanzar el llamado que Dios te propone?


Descargar ppt "LLAMAMIENTO Y PRETEXTOS por Raúl Ruiz Ávila. En nuestras últimas reflexiones sobre el libro de Jueces hemos visto que cuando la situación se pone difícil."

Presentaciones similares


Anuncios Google