La descarga está en progreso. Por favor, espere

La descarga está en progreso. Por favor, espere

Décimo octavo programa Los Mandamientos de la Ley de Dios.

Presentaciones similares


Presentación del tema: "Décimo octavo programa Los Mandamientos de la Ley de Dios."— Transcripción de la presentación:

1 Décimo octavo programa Los Mandamientos de la Ley de Dios

2 Los mandamientos son normas de conducta dictadas por Dios a la humanidad. Los mandamientos son normas de conducta dictadas por Dios a la humanidad. Estas normas son el camino que ha de conducir al hombre a la felicidad eterna: Estas normas son el camino que ha de conducir al hombre a la felicidad eterna: «Si quieres entrar en la vida, guarda los mandamientos».

3 Fueron dados por Dios a Moisés. Fueron dados por Dios a Moisés. Los mandamientos son preceptos de la ley natural... Los mandamientos son preceptos de la ley natural... Por este motivo, la moral cristiana no obliga sólo a los cristianos... Por este motivo, la moral cristiana no obliga sólo a los cristianos...

4 Dios es nuestro Dueño y nuestro Señor, y nos puede mandar. Dios es nuestro Dueño y nuestro Señor, y nos puede mandar. Lo que nos manda es para bien nuestro. Lo que nos manda es para bien nuestro. Todos los mandamientos son para todos. Todos los mandamientos son para todos. Es necesario cumplirlos todos para salvarse. Es necesario cumplirlos todos para salvarse.

5 Los mandamientos no quitan la libertad al hombre. Los mandamientos no quitan la libertad al hombre. La orienta para que pueda realizarse como persona. La orienta para que pueda realizarse como persona. Libertad es la capacidad para poder elegir entre dos valores auténticos. Libertad es la capacidad para poder elegir entre dos valores auténticos.

6 «Yo soy libre cuando elijo lo que me perfecciona como ser humano. Si actúo sólo en virtud de mis apetencias momentáneas soy esclavo de mi tendencia a tomar lo agradable como valor supremo. Lo agradable es un valor, pero se halla en la parte más baja de la escala de valores».

7 El Primer Mandamiento de la Ley de Dios: Amar a Dios sobre todas las cosas «AMARÁS AL SEÑOR TU DIOS CON TODO TU CORAZÓN, CON TODA TU ALMA Y CON TODAS TUS FUERZAS»

8 Amar a Dios sobre todas las cosas es tenerle aprecio supremo, es decir, estar convencido de que Dios vale más que nadie, y por eso preferirle a todas las cosas. Amar a Dios sobre todas las cosas es tenerle aprecio supremo, es decir, estar convencido de que Dios vale más que nadie, y por eso preferirle a todas las cosas. Obras son amores y no buenas acciones. Debemos estar dispuestos a perderlo todo antes que ofenderle. Debemos estar dispuestos a perderlo todo antes que ofenderle.

9 Nos manda vivir Nos manda vivir las virtudes teologales: FE – ESPERANZA – CARIDAD La fe cree en Dios y rechaza todo lo que le es contrario, como: - la duda voluntaria, - la incredulidad, - la herejía, - la apostasía y - el cisma.

10 La esperanza aguarda confiadamente - la ayuda de Dios - y el cielo, evitando: -la desesperación - y la presunción. La caridad ama a Dios sobre todas las cosas y rechaza: -la indiferencia, - la ingratitud, - la tibieza, - la pereza o - indolencia espiritual y - el odio a Dios, que nace del orgullo.

11 Nos prohíbe: Nos prohíbe:, que diviniza a una criatura, el poder, el dinero, incluso al demonio; el politeísmo y la idolatría, que diviniza a una criatura, el poder, el dinero, incluso al demonio; la superstición, que es una desviación del culto debido al Dios verdadero, y que se expresa también bajo las formas de adivinación, magia, brujería y espiritismo; la superstición, que es una desviación del culto debido al Dios verdadero, y que se expresa también bajo las formas de adivinación, magia, brujería y espiritismo;

12 la irreligión, que se manifiesta en: la irreligión, que se manifiesta en: tentar a Dios con palabras o hechos; en el sacrilegio, que profana a las personas y las cosas sagradas, sobre todo la Eucaristía; en la simonía, que intenta comprar o vender realidades espirituales.

13 el ateísmo, que rechaza la existencia de Dios, apoyándose frecuentemente en una falsa concepción de la autonomía humana; el ateísmo, que rechaza la existencia de Dios, apoyándose frecuentemente en una falsa concepción de la autonomía humana; el agnosticismo, según el cual, nada se puede saber sobre Dios, y que abarca: el agnosticismo, según el cual, nada se puede saber sobre Dios, y que abarca: el indiferentismo y el ateísmo práctico.

14 Debemos cuidar nuestra fe y hacerla crecer. Debemos cuidar nuestra fe y hacerla crecer. También son pecados contra este mandamiento También son pecados contra este mandamiento escribir, leer, tener, prestar o vender libros y escritos contra la religión, escribir, leer, tener, prestar o vender libros y escritos contra la religión, pertenecer a sociedades irreligiosas: masonería, espiritismo, o partidos políticos de ideología marxista, pues el marxismo es esencialmente ateo. pertenecer a sociedades irreligiosas: masonería, espiritismo, o partidos políticos de ideología marxista, pues el marxismo es esencialmente ateo.

15 Peca también contra este mandamiento el que se anima a pecar precisamente porque Dios es misericordioso. Esto es un pecado gravísimo contra el Espíritu Santo, porque supone un grave desprecio de la gracia de Dios.

16 El Segundo Mandamiento de la Ley de Dios: No tomarás el nombre de Dios en vano Se respeta la santidad del Nombre de Dios invocándolo, bendiciéndole, alabándole y glorificándole

17 El segundo mandamiento prohíbe todo uso inconveniente del nombre de Dios. El segundo mandamiento prohíbe todo uso inconveniente del nombre de Dios. Toma el nombre de Dios el que jura. Toma el nombre de Dios el que jura. Jurar es poner a Dios por testigo de la verdad de lo que se dice. Jurar es poner a Dios por testigo de la verdad de lo que se dice.

18 Para que el juramento sea lícito debe reunir tres condiciones: Para que el juramento sea lícito debe reunir tres condiciones: que sea con verdad, que sea con justicia, y que haya verdadera necesidad.

19 Peca, además, contra este mandamiento el que dice cosas contra la Religión, y el que dice blasfemias. Peca, además, contra este mandamiento el que dice cosas contra la Religión, y el que dice blasfemias. Blasfemia es toda expresión insultante contra Dios, la Virgen, los Santos o cosas sagradas: ya sea con palabras, gestos, signos, dibujos, etc. Blasfemia es toda expresión insultante contra Dios, la Virgen, los Santos o cosas sagradas: ya sea con palabras, gestos, signos, dibujos, etc.

20 También peca contra este mandamiento: También peca contra este mandamiento: quien no cumple sus votos o promesas hechas a Dios.

21 Resumimos Son pecados graves contra este mandamiento: - la blasfemia, - el no cumplir -pudiendo- -pudiendo- los votos graves, y - el jurar en falso.

22 El Tercer Mandamiento de la Ley de Dios: Santificar las fiestas El domingo es un día festivo

23 El domingo: El día más grande del año es de la Resurrección del Señor. El domingo: El día más grande del año es de la Resurrección del Señor. Los cristianos santifican Los cristianos santifican el domingo y las demás fiestas de precepto: - participando en la Eucaristía del Señor y - absteniéndose de las actividades que les impidan rendir culto a Dios, o perturben la alegría propia del día del Señor o el descanso necesario del alma y del cuerpo.

24 Están obligados a oír Misa entera los días de precepto todos los bautizados que han cumplido los siete años y tienen uso de razón. Quedan excusados de ir a Misa los que tienen algún impedimento

25 Descansar en Dios y con Dios: Hay que evitar toda diversión que suponga una ofensa de Dios. Hay que evitar toda diversión que suponga una ofensa de Dios. Tiempo para la oración... Tiempo para la oración... Para la familia Para la familia Para leer buenos libros y formar la conciencia... Para leer buenos libros y formar la conciencia... Para realizar obras de misericordia y las obras de apostolado. Para realizar obras de misericordia y las obras de apostolado.

26 Enseña el n. 454 del Compendio Es importante que el domingo sea reconocido civilmente como día festivo, a fin de que todos tengan la posibilidad real de disfrutar del suficiente descanso y del tiempo libre que les permitan cuidar la vida religiosa, familiar, cultural y social; de disponer de tiempo propicio para la meditación, la reflexión, el silencio y el estudio, y de dedicarse a hacer el bien, en particular en favor de los enfermos y de los ancianos. Es importante que el domingo sea reconocido civilmente como día festivo, a fin de que todos tengan la posibilidad real de disfrutar del suficiente descanso y del tiempo libre que les permitan cuidar la vida religiosa, familiar, cultural y social; de disponer de tiempo propicio para la meditación, la reflexión, el silencio y el estudio, y de dedicarse a hacer el bien, en particular en favor de los enfermos y de los ancianos.

27 Presentación del P. Juan María Gallardo para


Descargar ppt "Décimo octavo programa Los Mandamientos de la Ley de Dios."

Presentaciones similares


Anuncios Google