La descarga está en progreso. Por favor, espere

La descarga está en progreso. Por favor, espere

N. 62.- Los Mandamientos de la Ley de Dios son diez Para Salvarte Jorge Loring Colaboración de Guillermo Dioverti.

Presentaciones similares


Presentación del tema: "N. 62.- Los Mandamientos de la Ley de Dios son diez Para Salvarte Jorge Loring Colaboración de Guillermo Dioverti."— Transcripción de la presentación:

1 n Los Mandamientos de la Ley de Dios son diez Para Salvarte Jorge Loring Colaboración de Guillermo Dioverti

2 Los mandamientos son normas de conducta dictadas por Dios a la humanidad. Los mandamientos son normas de conducta dictadas por Dios a la humanidad. Estas normas son el camino que ha de conducir al hombre a la felicidad eterna: «Si quieres entrar en la vida, guarda los mandamientos». Estas normas son el camino que ha de conducir al hombre a la felicidad eterna: «Si quieres entrar en la vida, guarda los mandamientos». Los mandamientos son preceptos de la ley natural impresos por Dios en el alma de cada hombre. Los mandamientos son preceptos de la ley natural impresos por Dios en el alma de cada hombre. «La ley del Señor es perfecta y es descanso del alma», dice la Sagrada Escritura. «La ley del Señor es perfecta y es descanso del alma», dice la Sagrada Escritura. La moral católica no sólo obliga a los católicos, obliga a todos los hombres; pues se basa en la ley natural. La moral católica no sólo obliga a los católicos, obliga a todos los hombres; pues se basa en la ley natural.

3 Los mandamientos se basan en que Dios es nuestro Dueño y nuestro Señor, y nos puede mandar. Los mandamientos se basan en que Dios es nuestro Dueño y nuestro Señor, y nos puede mandar. Pero es tan bueno, que lo que nos manda es para bien nuestro. Pero es tan bueno, que lo que nos manda es para bien nuestro. Los mandamientos no son prohibiciones caprichosas para poner trabas a la libertad del hombre. Los mandamientos no son prohibiciones caprichosas para poner trabas a la libertad del hombre. Es la ley justa y sabia con que Dios quiere gobernarnos para nuestro propio bien. Es la ley justa y sabia con que Dios quiere gobernarnos para nuestro propio bien. Todos los mandamientos son para todos: nadie puede dejar de cumplirlos, y es necesario cumplirlos todos para salvarse. Todos los mandamientos son para todos: nadie puede dejar de cumplirlos, y es necesario cumplirlos todos para salvarse.

4 No basta decir: yo no robo ni mato. No basta decir: yo no robo ni mato. Para salvarse hay que guardarlos todos. Para salvarse hay que guardarlos todos. La moral católica no es represiva, como algunos dicen. La moral católica no es represiva, como algunos dicen. No quita la libertad al hombre. No quita la libertad al hombre. La orienta para que se realice como persona humana. La orienta para que se realice como persona humana. Libertad es la capacidad para poder elegir entre dos valores auténticos. Libertad es la capacidad para poder elegir entre dos valores auténticos. «Lo que nos hace libres no es el no querer aceptar lo que sea superior a nosotros, sino el acatar de buena gana lo que está por encima de nosotros»(Goethe). «Lo que nos hace libres no es el no querer aceptar lo que sea superior a nosotros, sino el acatar de buena gana lo que está por encima de nosotros»(Goethe).

5 «Yo soy libre cuando elijo lo que me perfecciona como ser humano. Si actúo sólo en virtud de mis apetencias momentáneas soy esclavo de mi tendencia a tomar lo agradable como valor supremo. Lo agradable es un valor, pero se halla en la parte más baja de la escala de valores». «Yo soy libre cuando elijo lo que me perfecciona como ser humano. Si actúo sólo en virtud de mis apetencias momentáneas soy esclavo de mi tendencia a tomar lo agradable como valor supremo. Lo agradable es un valor, pero se halla en la parte más baja de la escala de valores».


Descargar ppt "N. 62.- Los Mandamientos de la Ley de Dios son diez Para Salvarte Jorge Loring Colaboración de Guillermo Dioverti."

Presentaciones similares


Anuncios Google