La descarga está en progreso. Por favor, espere

La descarga está en progreso. Por favor, espere

45 Catequesis sobre la fe Mons. Esteban Escudero Obispo de Palencia.

Presentaciones similares


Presentación del tema: "45 Catequesis sobre la fe Mons. Esteban Escudero Obispo de Palencia."— Transcripción de la presentación:

1 45 Catequesis sobre la fe Mons. Esteban Escudero Obispo de Palencia

2 Amarás al Señor, tu Dios Jesús resumió el principal deber del hombre para con Dios en estas palabras, tomadas del Antiguo Testamento Amarás al Señor tu Dios con todo tu corazón, con toda tu alma y con todas tus fuerzas (Mt 22, 37; Dt 6, 4) Puesto que Dios nos ha amado primero (1 Jn 4, 10), ahora el amor a Dios ya no es sólo un mandamiento Sino la respuesta al amor que Dios tiene por cada uno de nosotros.

3 Regalos de Dios Dios nos ha creadoDios nos ha hablado por los profetasDios ha enviado a su Hijo al mundoDios nos ha prometido su reinoDios se nos ha revelado como PadreDios nos ha perdonado por la cruz de su Hijo Dios nos ha regalado el don del Espíritu Santo, que nos hace hijos suyos En consecuencia, espera de cada uno de nosotros que le respondamos con nuestro amor. Podemos decir sin equivocarnos que Dios tiene sed de nuestro amor. Dios nos da la promesa de la vida eterna.

4 Al Señor, tu Dios adorarás En las tentaciones de Jesús, a la propuesta de Satanás: todo esto te daré, si te postras y me adoras, Jesús respondió con palabras del Antiguo Testamento: Al Señor, tu Dios, adorarás y a él solo darás culto (Mt 4, 10; Dt 6, 13) Adorar a Dios es reconocerle como Dios, como Creador y Salvador, Señor y Dueño de todo lo que existe, como Amor infinito y Misericordioso.

5 Con respeto y sumisión Adorar a Dios es también reconocer, con respeto y sumisión, que nosotros, como criaturas, sólo existimos por Dios, que todo lo que somos se lo debemos a él. La adoración de Dios se debe convertir en alabanza y bendición, como hizo la Virgen María en el canto del Magnificat, confesando con gratitud que él ha hecho cosas grandes y que su nombre es santo.

6 El Señor nos enseñó que es necesario orar siempre, sin desfallecer (Lc 18,1). Jesús mismo es el maestro y modelo perfecto de oración. Él pasaba noches enteras en diálogo íntimo con su Padre y enseñó a sus discípulos a dirigirse a Dios como Abbá, como Padre cariñoso. Es necesario orar siempre

7 Cómo hay que orar San Lucas nos ha transmitido tres parábolas de Jesús sobre cómo hay que orar La del amigo inoportuno (Lc 11, 5-13) La de la viuda (Lc 18, 1-8) La del fariseo y el publicano (Lc 18, 9-14).

8 La oración puede ser de alabanza De acción de gracias De súplica de perdón De petición por alguna necesidad De intercesión en favor de otro, etc Pero en todas sus formas es hablar con Dios confiando que él atiende nuestra súplica.

9 No tomar el nombre de Dios en vano El nombre de Dios es santo ya que se refiere al misterio de Dios mismo y a su realidad sagrada. Por eso debe ser siempre tratado con deferencia y respeto. Si se pronuncia el nombre de Dios debe de ser siempre Para bendecirlo, Alabarlo Y glorificarlo.

10 Segundo mandamiento El segundo mandamiento de la Ley de Dios prohíbe profanar el nombre de Dios, es decir, todo uso irrespetuoso de su santo nombre y, por derivación, del nombre de la Virgen María y de todos los santos. La blasfemia es una grave injuria al nombre de Dios. Es de suyo un pecado muy grave. Pero también es blasfemo recurrir al nombre de Dios para justificar prácticas criminales, cometer actos de terrorismo o dar muerte en su nombre. Las palabras malsonantes que emplean el nombre de Dios, aunque no tengan intención de blasfemar, son una falta de respeto hacia su santo nombre y son, por lo tanto, pecado contra el segundo mandamiento

11 Santificarás las fiestas El tercer mandamiento de la Ley de Dios nos manda: Seis día trabajarás y harás todos tus trabajos, pero el día séptimo es día de descanso para el Señor, tu Dios. No harás ningún trabajo (Ex 20, 9-10). Para los cristianos, el día séptimo es el domingo, el día de la resurrección del Señor. La celebración litúrgica del domingo cumple con la obligación de dar culto a Dios.

12 Testimonio y fidelidad a Cristo La Eucaristía dominical y la de las principales fiestas cristianas tiene un papel principalísimo en la vida de la Iglesia y en la vida de todo cristiano. La participación en la celebración de la Misa es un testimonio de pertenencia y fidelidad a Cristo y a su Iglesia. Los que deliberadamente y sin causa grave faltan a esta obligación cometen un pecado grave.

13 Escuchar la palabra de Dios El lugar habitual para la celebración del domingo es la parroquia, donde se reúne la comunidad para escuchar la palabra de Dios, ofrecer al Padre el sacrificio de Cristo y recibir el cuerpo y la sangre del Señor. Cuando falta el sacerdote, se recomienda vivamente que los fieles participen en una celebración de la palabra y permanezcan un tiempo en oración.

14 ORACIÓN Omnipotente, altísimo, bondadoso Señor, tuyas son la alabanza, la gloria y el honor; tan sólo tú eres digno de toda bendición, y nunca es digno el hombre de hacer de tí mención... Loado seas por toda criatura, mi Señor. Las criaturas todas, load a mi Señor. Amén.

15 ¿Dónde encontrarnos? Nuestra WEB Diócesis Palencia:


Descargar ppt "45 Catequesis sobre la fe Mons. Esteban Escudero Obispo de Palencia."

Presentaciones similares


Anuncios Google