La descarga está en progreso. Por favor, espere

La descarga está en progreso. Por favor, espere

EL DON DE CIENCIA El Espíritu Santo el Gran Desconocido 4ª Sesión P. Agustín De la Vega, LC.

Presentaciones similares


Presentación del tema: "EL DON DE CIENCIA El Espíritu Santo el Gran Desconocido 4ª Sesión P. Agustín De la Vega, LC."— Transcripción de la presentación:

1 EL DON DE CIENCIA El Espíritu Santo el Gran Desconocido 4ª Sesión P. Agustín De la Vega, LC

2 Catalogación de los dones En la razón: Entendimiento Para penetrar la verdad: Entendimiento Para juzgar rectamente: Sabiduría De las cosas divinas: Sabiduría Ciencia De las cosas creadas: Ciencia Consejo De la conducta práctica: Consejo En la virtud apetitiva: Piedad En orden a los demás (Dios, padres, patria): Piedad En orden a sí mismo: Fortaleza Contra el temor de los peligros: Fortaleza Temor Contra la concupiscencia desordenada: Temor

3 Esquema que seguiremos 1. Descripción y ámbito del Don2. Bienaventuranza con que se relaciona y frutos que de él se derivan3. Su acción en la VIDA de ORACIÓN4. Su acción en la VIDA ORDINARIA5. Su acción en la VIDA APOSTÓLICA6. Medios para fomentar este Don

4 Descripción y Ámbito El don de Ciencia es un hábito sobrenatural infundido con la gracia Santificante, por el cual la inteligencia del hombre, bajo la acción iluminadora del Espíritu Santo, juzgar rectamente de las cosas creadas en orden al fin sobrenatural. Hace a la inteligencia humana, juzgar rectamente. Diferencia con el don de Entendimiento Y en esto se distingue también del don de Sabiduría, cuya función es juzgar de las cosas divinas, no de las creadas. Este recto juzgar de las criaturas es la ciencia de los santos; Definición: Este don nos ayuda a penetrar en el sentido de las realidades creadas y establece una connaturalidad entre la fe y el mundo que nos rodea. Gracias a este don entramos en relación directa con la creación. Sabemos descubrir la huella de Dios en el mundo creado. Necesidad.

5 Bienaventuranza relacionada Al don de Ciencia corresponde la tercera bienaventuranza: bienaventurados los que lloran, porque ellos serán consolados. En cuanto los frutos del Espíritu Santo, corresponden al don de Ciencia La red de estimación de las criaturas, impulsar el hombre justo a llorar sus pasados errores e ilusiones en el uso de las criaturas. En cuanto al premio de la bienaventuranza: porque a la luz del don de Ciencia, se estiman rectamente las criaturas y se ordenarán el bien divino, del cual se sigue la espiritual consolación esa especial certeza de las verdades sobrenaturales que se llama fides, y en la voluntad cierto gusto, deleite y fruición que es el guadium o gozo espiritual.

6 Vicios contrarios al don de ciencia La ignorancia La indiferencia: el desamor por las cosas creadas

7 En la Vida Espiritual Nos enseña juzgar rectamente de las cosas creadas en orden a Dios. Permite por tanto en la oración valorar las cosas creadas en orden a la eternidad Hace de nuestra oración un himno de alabanza a Dios. Nos hace ver con prontitud y certeza el estado de nuestra alma. Nos llena de contrición y arrepentimiento. A la luz resplandeciente del don de Ciencia descubre el alma la nada de las criaturas: El alma al recordar otras épocas estalla al interior en actos intensísimos de contrición y desprecio de sí mismo. De la contemplación de las cosas humanas podemos remontarnos directamente a Dios. Descubrimos en su justo valor las cosas creadas. Nos lanza a la meditación y contemplación del universo. **Caso Von Brahun

8 En la Vida Ordinaria Nos guía certeramente acerca de lo que tenemos que creer o no creer Las almas, en las que el don de Ciencia actúa intensamente, tienen críticamente el sentido de la fe. Nos desprende de las cosas de la tierra El don de Ciencia nos da la visión profunda sobre la necesidad del desprendimiento absoluto. El alma pasa por las criaturas, para no detenerse sino en Cristo Nos enseña a usar santamente de las criaturas. Uso y cuidado de las cosas.

9 En el Apostolado Nos hace saber cuándo hay que consolar o cuando hay que mortificar. A un responsable de equipo o de un apostolado le permite conocer de qué manera debe liderar a sus colaboradores. Nos inspira el modo más aceptado de conducirnos con el prójimo en orden a la vida eterna. Ven de una simple vista si las acciones son inspiradas por Dios y conformes a sus designios; tan pronto como se desvían un poco de los caminos de Dios, lo perciben en el a punto. Señalan imperfecciones allí donde los otros no las pueden reconocer y no están sujetos a engañarse en sus sentimientos ni a dejarse sorprender por las ilusiones de las que el mundo está lleno. Descubren los grados de perfección que son desconocidos por otros

10 Medios para fomentar este don Considerar la vanidad de todas las cosas creadas Acostumbrarse a relacionar con Dios todas las cosas creadas Oponerse enérgicamente al espíritu del mundo Ver la mano de la providencia en el gobierno del mundo y en todos los acontecimientos prósperos o adversos de nuestra vida. Preocuparse mucho de la pureza de corazón

11 ¿Dónde encontrarnos? Twitter:


Descargar ppt "EL DON DE CIENCIA El Espíritu Santo el Gran Desconocido 4ª Sesión P. Agustín De la Vega, LC."

Presentaciones similares


Anuncios Google