La descarga está en progreso. Por favor, espere

La descarga está en progreso. Por favor, espere

El llamado de Cristo. Esto es lo esencial del llamamiento de Cristo. ¿Quisieras consagrarme tu vida? ¡No es problema de pecado! ¡Es problema de consagración!

Presentaciones similares


Presentación del tema: "El llamado de Cristo. Esto es lo esencial del llamamiento de Cristo. ¿Quisieras consagrarme tu vida? ¡No es problema de pecado! ¡Es problema de consagración!"— Transcripción de la presentación:

1 El llamado de Cristo

2 Esto es lo esencial del llamamiento de Cristo. ¿Quisieras consagrarme tu vida? ¡No es problema de pecado! ¡Es problema de consagración! ¿A qué? A la santidad personal y al apostolado. Santidad personal que ha de ir calcada por la santidad de Cristo.

3 Si Él te llamara, ¿qué harías?... Quisiera que lo pensaras a fondo, porque esto es lo esencial de los encuentros espirituales. Los encuentros son un llamado a fondo a la generosidad. No se mueven por temor, ¡no se trata de asustar! Recuerdan los mandamientos, porque no pueden menos que recordarlos. Los mandamientos son la base, el cimiento para toda construcción, porque son la voluntad de Dios obligatoria… Pero no son más que los cimientos, y no se vive en los cimientos, no hay hermosura en los cimientos… Los encuentros son para almas que quieran subir, y mientras más arriba mejor; son para quienes han entendido qué significa Amar, y que el cristianismo es amor, que el mandamiento grande por excelencia es el del amor.

4 1.- ESPIRITUALIDAD DEL DON DE DIOS Oración Señor, hazme un instrumento de tu paz. Que allí donde haya odio ponga yo tu amor, Que allí donde haya ofensa ponga yo perdón. Que allí donde haya discordia ponga yo armonía.

5 Que allí donde haya error ponga yo verdad. Que allí donde haya duda ponga yo la fe. Que allí donde haya desesperación ponga yo esperanza. Que allí donde haya tinieblas ponga yo la luz.

6 Que allí donde haya tristeza ponga yo alegría. Oh Maestro, que no me empeñe tanto en ser consolado como en consolar, en ser comprendido como en comprender, en ser amado como en amar.

7 Pues dando se recibe, olvidando se encuentra, perdonando se es perdonado y muriendo se resucita a la vida eterna. Amén.

8 E L E S P Í R I T U N O S G U I A Bautismo (un don) Reconciliación Y Eucaristía (dones) Comunión Perfecta (un don) Decisión firme don dones don (vida) don (resurrección del cuerpo) don (vida) don

9 A. TODO ES DON DE DIOS, CREADOR, DUEÑO Y SEÑOR DE TODO. B. DURANTE ESTA VIDA SE NOS PIDE APRENDER A MANEJAR LOS DONES (TODO) CONFORME A LA INTENCIÓN DEL DONANTE (DIOS). B. DURANTE ESTA VIDA SE NOS PIDE APRENDER A MANEJAR LOS DONES (TODO) CONFORME A LA INTENCIÓN DEL DONANTE (DIOS). Usándolos para lo que Él quiere que los usemos y para lo que los creó y nos los dio: para amar Usándolos para lo que Él quiere que los usemos y para lo que los creó y nos los dio: para amar Usándolos como Él los usaría: responsable y generosamente, buscando lo que más conviene al bien del otro Usándolos como Él los usaría: responsable y generosamente, buscando lo que más conviene al bien del otro

10 C. ACOGIDA DEL DON: HUMILDAD Y CONFIANZA Lo primero es reconocer los dones que Dios nos ha dado y que tenemos en este momento (también los que hemos tenido en un momento dado y los que se nos prometen)

11 Todos hemos recibido y tenemos dones y somos un don. Todos hemos recibido y tenemos dones y somos un don. Dios nos da dones no porque los merezcamos (nada se merece, todo es gracia), no porque espera nada a cambio (no necesita nada), sino porque nos ama. Dios nos da dones no porque los merezcamos (nada se merece, todo es gracia), no porque espera nada a cambio (no necesita nada), sino porque nos ama. La humildad nos permite reconocer esto. La humildad nos permite reconocer esto.

12 Todo don nos llega del Padre por medio de Cristo y hemos de devolverlo al Padre por medio de Cristo, por quien y para quien todo fue hecho. En un segundo nivel, todos los dones nos llegan de Dios por Cristo y se los devolvemos a Dios por Cristo por medio de otros. Todo don nos llega del Padre por medio de Cristo y hemos de devolverlo al Padre por medio de Cristo, por quien y para quien todo fue hecho. En un segundo nivel, todos los dones nos llegan de Dios por Cristo y se los devolvemos a Dios por Cristo por medio de otros.

13 Los dones que nos llegan por medio de la Iglesia. Los dones que nos llegan por medio de la Iglesia. A veces nosotros no los hemos pedido (muchas veces no sabemos pedir), otras no los queremos cuando nos los dan. A veces nosotros no los hemos pedido (muchas veces no sabemos pedir), otras no los queremos cuando nos los dan. A quienes los damos muchas veces no los han pedido, incluso ni los quieren; debemos compartirlos sin esperar nada a cambio, por amor. A quienes los damos muchas veces no los han pedido, incluso ni los quieren; debemos compartirlos sin esperar nada a cambio, por amor.

14 Es requisito entender y vivir el hecho de que al recibir los dones de Dios, éstos siguen siendo de Dios, aunque estén encomendados provisionalmente a nuestra libertad. Es requisito entender y vivir el hecho de que al recibir los dones de Dios, éstos siguen siendo de Dios, aunque estén encomendados provisionalmente a nuestra libertad. Poseer los dones sin apropiarse de ellos es poseerlos verdaderamente. Poseer los dones sin apropiarse de ellos es poseerlos verdaderamente. En la medida que nos apropiamos de los dones, ellos nos poseen. En la medida que nos apropiamos de los dones, ellos nos poseen.

15 Dios confía en nosotros al poner en nuestras manos los dones (todo); confiemos en Dios para que nos ayude a manejarlos según su deseo, no en los dones. Dios confía en nosotros al poner en nuestras manos los dones (todo); confiemos en Dios para que nos ayude a manejarlos según su deseo, no en los dones.

16 D.RESPUESTA AL DON: ACCIÓN DE GRACIAS El discípulo maduro toma la decisión firme y consciente de seguir a Jesucristo sin importar el costo (el costo se refiere a los dones que debo aceptar, los que debo compartir y a los que debo renunciar o devolver a Dios) (no apropiación: pobreza) El discípulo maduro toma la decisión firme y consciente de seguir a Jesucristo sin importar el costo (el costo se refiere a los dones que debo aceptar, los que debo compartir y a los que debo renunciar o devolver a Dios) (no apropiación: pobreza) Llevar a la acción esta decisión, guiados por el Espíritu Santo (obediencia) Llevar a la acción esta decisión, guiados por el Espíritu Santo (obediencia) Gratitud creciente por lo recibido, lo compartido y lo devuelto Gratitud creciente por lo recibido, lo compartido y lo devuelto Avanzar en este proceso es lo que llamamos conversión Avanzar en este proceso es lo que llamamos conversión

17 E. ACCIÓN DE GRACIAS DE APARECIDA (1.1, NÚMEROS 23-27) F. SIN LA DINÁMICA DEL DON (LA «LÓGICA DEL DAR») NO HABRÍA COMUNIÓN

18 G. EL SILENCIO COMO DON RECIBIDO Y, A SU VEZ, COMPARTIDO uno de los caminos que emplea Dios para comunicarse con el hombre otro camino que emplea Dios es el sufrimiento silencio interior y exterior la vida cotidiana nos agita y hace río revuelto; para ver a través del agua es necesario dejar que se asiente; así pasa con nuestra vida y nuestro trato con Dios: para ver claramente es necesario reposarse física y emocionalmente, hacer silencio, dejando atrás ocupaciones y preocupaciones. uno de los caminos que emplea Dios para comunicarse con el hombre otro camino que emplea Dios es el sufrimiento silencio interior y exterior la vida cotidiana nos agita y hace río revuelto; para ver a través del agua es necesario dejar que se asiente; así pasa con nuestra vida y nuestro trato con Dios: para ver claramente es necesario reposarse física y emocionalmente, hacer silencio, dejando atrás ocupaciones y preocupaciones.


Descargar ppt "El llamado de Cristo. Esto es lo esencial del llamamiento de Cristo. ¿Quisieras consagrarme tu vida? ¡No es problema de pecado! ¡Es problema de consagración!"

Presentaciones similares


Anuncios Google