La descarga está en progreso. Por favor, espere

La descarga está en progreso. Por favor, espere

Hacer Reino de Dios es colaborar con lo que Dios quiere: la felicidad de las personas, que no le falte pan ni sonrisa a nadie, ser personas samaritanas.

Presentaciones similares


Presentación del tema: "Hacer Reino de Dios es colaborar con lo que Dios quiere: la felicidad de las personas, que no le falte pan ni sonrisa a nadie, ser personas samaritanas."— Transcripción de la presentación:

1

2 Hacer Reino de Dios es colaborar con lo que Dios quiere: la felicidad de las personas, que no le falte pan ni sonrisa a nadie, ser personas samaritanas para quien esté en la cuneta. Mateo 13,44-52 XVII domingo Tiempo Ordinario –A- 27 de julio de 2008

3 44 Sucede con el reino de los cielos lo que con un tesoro escondido en el campo: el que lo encuentra lo deja oculto y, lleno de alegría, va, vende todo lo que tiene y compra aquel campo. El hallazgo del tesoro invita a tomar una decisión, sitúa ante una nueva escala de valores. El encuentro con el proyecto de Dios exige revisar y relativizar todo lo demás. La Buena Noticia del Reino proporciona descubrimiento, hallazgo, sorpresa, una inmensa alegría que dirige y da sentido a toda la vida.

4 45 También sucede con el reino de los cielos lo que con un mercader que busca ricas perlas, y que, 46 al encontrar una de gran valor, se va a vender todo lo que tiene y la compra. La perla es la fe. Por la fe encontramos a Dios. Ser creyente es una suerte, la mayor ganancia. Pero es duro cuando la fe es un deber. Cuando no es un valor y una liberación Es duro cuando la fe es una cosa más entre otras: la fama, la seguridad, la salud... El Reino de Dios es nuestro propio horizonte sentido, previsto, trabajado y esperado. Es el futuro que ya ahora nos hace trabajar, con Dios, por forjarlo como el artista fuerza los materiales para obtener, por fin, su obra. ¿Es para mí un tesoro la fe, la Buena Noticia, el Reino? ¿Me siento entusiasmado por el proyecto de Dios?

5 47 También sucede con el reino de los cielos lo que con una red que echan al mar y recoge toda clase de peces; 48 una vez llena, los pescadores la sacan a la playa, se sientan, seleccionan los buenos en cestos, y tiran los malos. Es la descripción de una escena diaria en el lago de Galilea. La pesca es la oferta del Reino, que se hace a todos. Son muchos los que entran en él, la clave está en cómo se vive después.

6 49 Así será el fin del mundo. Saldrán los ángeles a separar a los malos de los buenos, 50 y los echarán al horno de fuego; allí llorarán y les rechinarán los dientes. 51 Jesús preguntó a sus discípulos: -¿Habéis entendido todo esto? Ellos le contestaron: -Sí Mateo nos anima a vivir poniendo en práctica las enseñanzas de Jesús. A aprender a convivir hasta el final de la historia, sabiendo que todos tenemos algo bueno y algo menos bueno. La verdadera comunidad de los hijos e hijas de Dios se descubrirá al final, cuando estemos libres de toda clases de esclavitudes, mentiras, injusticias, pecado y muerte.

7 Todo maestro de la ley que se ha hecho discípulo del reino de los cielos, es como un padre de familia que saca de su tesoro cosas nuevas y viejas. 52 Y Jesús les dijo: -Todo maestro de la ley que se ha hecho discípulo del reino de los cielos, es como un padre de familia que saca de su tesoro cosas nuevas y viejas. El Reino es una completa y radical novedad. No es que yo busque a Dios, que le haga benigno por mis súplica o renuncias, que rece para que me conteste, que consiga el perdón por mis penitencias, que haga sacrificios para agradarle. Al revés: es Dios el que me busca porque me quiere, el que es bueno antes de que yo le conozca; no hay necesidad alguna de aplacarle porque no está enfadado, mi oración es responder a su Palabra que ya está dada.

8 Navarra. Alto del Perdón Dichoso el que tropieza contigo. Dichoso el que te encuentra y te descubre. En cualquier recodo, en cualquier encrucijada, en los lugares más insospechados, te haces el encontradizo con él y le das la gran sorpresa. Tú le seduces, y él lo vende todo para poseerte. ¡Dichoso ese hombre!. ¡Dichosa esa mujer! Dichoso el que no se acomoda, y te sigue encontrando más veces. Todos los días, a cualquier hora... Te ve y te reconoce, siente un sobresalto como la primera vez. Dichoso el que tropieza contigo y te descubre. La mayor ganancia eres Tú. La perla más preciosa eres Tú. El tesoro más deseado eres Tú. Todo lo que buscamos lo llevas Tú: verdad, justicia, amor, paz, alegría, fiesta, revolución, fraternidad, solidaridad, vida nueva, nueva sociedad, nueva humanidad. Tú no te pierdes ni te gastas, no te apolillas ni pasas de moda. Vale la pena venderlo todo para tenerte y gozarte. ¡Ojalá me busques y me seduzcas! ¡Ojalá te encuentre! Pensándolo me alegro y proclamo en todos los sitios: ¡Tú eres el tesoro de mi vida! Patxi Loidi Patxi Loidi


Descargar ppt "Hacer Reino de Dios es colaborar con lo que Dios quiere: la felicidad de las personas, que no le falte pan ni sonrisa a nadie, ser personas samaritanas."

Presentaciones similares


Anuncios Google