La descarga está en progreso. Por favor, espere

La descarga está en progreso. Por favor, espere

1 32 Centro de Espiritualidad Apostólica San Pablo Traducción y Adaptación de Vers le Dimanche editado por Christ Source.

Presentaciones similares


Presentación del tema: "1 32 Centro de Espiritualidad Apostólica San Pablo Traducción y Adaptación de Vers le Dimanche editado por Christ Source."— Transcripción de la presentación:

1 1 32 Centro de Espiritualidad Apostólica San Pablo Traducción y Adaptación de Vers le Dimanche editado por Christ Source de Vie, Toulouse HACIA EL DOMINGO Para Orar Cada Día el Evangelio del Domingo Próximo Del Lunes 26 de agosto al Domingo 1o de septiembre de 2013 Hacia el Domingo 22 del Tiempo Ordinario Oremos en el Corazón del Mundo: Para que los ministros del Evangelio anuncien a Cristo Una manera de orar con el planeta tierra (1/5) Orar en la Casa: Nuestros lugares. H ACIA EL D OMINGO 22 O RDINARIO "Amigo, acércate más", y así quedarás bien delante de todos los invitados. Porque todo el que se ensalza será humillado, y el que se humilla será ensalzado». Después dijo al que lo había invitado: «Cuando des un almuerzo o una cena, no invites a tus amigos, ni a tus hermanos, ni a tus parientes, ni a los vecinos ricos, no sea que ellos te inviten a su vez, y así tengas tu recompensa. Al contrario, cuando des un banquete, invita a los pobres, a los lisiados, a los paralíticos, a los ciegos. ¡Feliz de ti, porque ellos no tienen cómo retribuirte, y así tendrás tu recompensa en la resurrección de los justos!». Un sábado, Jesús entró a comer en casa de uno de los principales fariseos. Ellos lo observaban atentamente. Y al notar cómo los invitados buscaban los primeros puestos, les dijo esta parábola: «Si te invitan a un banquete de bodas, no te coloques en el primer lugar, porque puede suceder que haya sido invitada otra persona más importante que tú, y cuando llegue el que los invitó a los dos, tenga que decirte: "Déjale el sitio", y así, lleno de vergüenza, tengas que ponerte en el último lugar. Al contrario, cuando te inviten, ve a colocarte en el último sitio, de manera que cuando llegue el que te invitó, te diga: Evangelio de Jesucristo según san Lucas Capítulo 14, versículos 1a luego 7 a 14

2 M AR 27 M IÉ 28 L UN 26 J UE 29 El día de hoy, voy a contemplar a Jesús y el lugar que ha elegido tomar entre los hombres, desde su nacimiento en un establo hasta su muerte en una cruz. Charles de Foucauld decía que él había tomado de tal manera el último lugar que nadie podía arrebatárselo. Me coloco ante la Cruz y, tal como san Ignacio nos invita a hacerlo en los Ejercicios Espirituales, hablo con Jesús y le pregunto cómo llegó a tomar de tal manera este último lugar. Como Juan Bautista A partir de esta escena, Jesús tiene algo más profundo que revelarnos haciendo alusión a una boda. Esta expresión bíblica está cargada de sentido: se trata de la historia de la Alianza, y él mismo da del Reino la imagen de un festín de boda al que todos estamos invitados. En este Reino, todo se conmociona y los lugares se invierten: Los primeros serán los últimos, dice Jesús en Mt 19, 30. ¿Estoy listo a participar en esta boda del Reino a la que Jesús me invita? Puedo expresarle mi alegría o, por el contrario, expresarle mi dificultad, mi incomprensión o mis reticencias. Para la boda Con Jesús Hoy festejamos al mártir San Juan Bautista, el amigo del Esposo, tal como se nombraba a sí mismo. En la línea de lo que este evangelio nos invita a vivir, puedo recordar las palabras del Bautista respecto a Jesús: Es necesario que él crezca y que yo disminuya (Jn 3, 30). ¿De qué manera puedo actuar el día de hoy para que Cristo crezca en mí y para que yo disminuya? Elegir un lugar Jesús es observador: con frecuencia habla de lo cotidiano para hacernos entender las cosas. Observamos la escena con él: estamos en casa de un fariseo, los invitados pueden elegir su lugar y toman espontáneamente los primeros. El día de hoy puedo estar atento al lugar que elijo, en familia pero también en el trabajo, durante una reunión, en la pausa con colegas, en los transportes… Me interrogo para saber lo que motiva mi elección: amistad, necesidad de reconocimiento o de autoridad, o algo más.

3 S ÁB 31V IE 30 Orar en el Corazón del Mundo con el Papa Francisco Jesús va más lejos todavía para hablarnos de los valores del Reino: invitar a los pobres, a los lisiados, a los ciegos… Dicho de otra manera, actuar gratuitamente en nuestras relaciones, sin esperar nada a cambio. Es difícil, pues la mayoría del tiempo hay la expectativa de un beneficio a cambio de nuestras acciones. Puedo decidir, en el transcurso de este día, realizar un acto totalmente gratuito en favor de una persona de mi entorno, o quizá del Señor mismo, sin esperar nada a cambio. Gratuitamente Todo el que se ensalza será humillado, y el que se humilla será ensalzado. ¿Cómo comprender esta frase enigmática de Jesús? ¿Nos invita a aplastarnos y a negar todo lo que somos? Por supuesto que no, pero nos remite a las exigencias del Reino: cuando me elevo a mí mismo, tomo el lugar. Cuando acepto humillarme, dejo el lugar para que el amor crezca en mi corazón. Señor, pon en mí el deseo de humillarme para ser elevado en el amor. Las lecturas que escucharemos este domingo son una invitación a elegir vivir en humildad. Es el caso en particular de la primera lectura que nos dice: Hijo mío, realiza tus obras con modestia y serás amado por los que agradan a Dios (Eclesiástico 3,17). Vivir en la humildad es respetar al otro y dejarlo que tome su lugar para que pueda ser realmente él mismo. La eucaristía dominical, a la que somos invitados, nos da la oportunidad de situarnos en igualdad con cada uno de los participantes, como hijos del mismo Padre y entonces como hermanos. Juntos, en igualdad, podremos escuchar la palabra de nuestro Dios, y con una misma voz, alabarlo, a él quehace salir con felicidad a los cautivos… por su bondad para con el pobre (Salmo 68 D OM 1 Vivir humildemente como hermanos 8 Humillarse Oremos para que los obispos, los sacerdotes y todos los ministros del Evangelio den un testimonio valiente de fidelidad al Señor crucificado y resucitado.

4 ORAR EN LA CASA 12 O RAR EN LA CASA ¿O por el contrario, lugares de honor que se buscan? En breve, lo importante es aprovechar la semana para hacer de tal manera que todos puedan encontrar un lugar, para invitarlos a cambiar de silla, para que la mesa sea cada vez más signo del Reino. Una manera de orar con el planeta tierra (1/5) Revisemos los planos de mesa que hacemos consciente o inconscientemente en la casa. Comencemos por tomar conciencia del lugar que me gusta ocupar en la mesa: al lado de quién, o frente a quién… luego veamos a los demás tomar su lugar. ¿Siempre es el mismo lugar? ¿Hay alguna persona al lado de la que nadie quiera sentarse? ¿Hay lugares donde nadie quisiera estar? Feliz de ti, porque ellos no tienen cómo retribuirte San Lucas 14, 14 Tierra: tomar un poco de tierra en las manos. Arena, arcilla, lodo, grava, polvo… No importa. Lo esencial es no tener miedo de ensuciarse las manos para volver a encontrar nuestro color de origen. Adán, el primer hombre, ¿acaso no fue hecho de tierra? Luego, dejo las manos abiertas para agradecer al Creador de todo lo vivo.

5 ________________________________ ________________________________ _______________________________________________ _______________________________________________ _______________________________________________ La experiencia de felicidad a la que invita Jesús a todos los hombres y mujeres es verdaderamente sorprendente pues va al encuentro del buen sentido y de lo que normalmente se admite en nuestro mundo. En primer lugar, la felicidad no es una experiencia que se vive solo o que repliega sobre uno mismo. Nada que ver con la felicidad que procura la degustación de un pastel o la lectura de una buena novela. Se trata de felicidades esenciales con un equilibrio de vida, pero la dinámica del Reino de Dios está en otra parte. Luego, la experiencia fundamental es la del don a otro. Dar. Despojarse de algo en beneficio de alguien más. Ofrecer un poco de lo que se tiene para que otros puedan a su vez aprovecharlo. Para Jesús, hay más alegría en dar que en recibir. No es tan frecuente como eso… Finalmente, y sobre todo, la experiencia propuesta por Jesús consiste en dar sin esperar nada a cambio. Así, lo ideal es dar a los pobres, es decir, a quienes sin duda ya no tienen la fuerza de pedir pues tienen vergüenza, y no podrán nunca jamás retribuirnos. ¡Ah, Dios mío, qué dicha!


Descargar ppt "1 32 Centro de Espiritualidad Apostólica San Pablo Traducción y Adaptación de Vers le Dimanche editado por Christ Source."

Presentaciones similares


Anuncios Google