La descarga está en progreso. Por favor, espere

La descarga está en progreso. Por favor, espere

Y los bendijo dios : Clase 19 Una carrera para ejercer todos los día Tema: ¿Cómo ser papá y mamá?

Presentaciones similares


Presentación del tema: "Y los bendijo dios : Clase 19 Una carrera para ejercer todos los día Tema: ¿Cómo ser papá y mamá?"— Transcripción de la presentación:

1 Y los bendijo dios : Clase 19 Una carrera para ejercer todos los día Tema: ¿Cómo ser papá y mamá?

2 Un trabajo de tiempo completo Recuerda, para ser buenos padres tu tienes que escuchar la voz de Dios: ¿ Por qué ustedes Me llaman: ' Señor, Señor,' y no hacen lo que Yo digo? Dijo Jesús en (Luc.6:46). Hay que aplicar el sentido común de este texto. Para lograrlo hay que colocar la Palabra de Dios como norma de conducta todos los días en tu hogar. Muchas personas quizá pueden considerar obvias las líneas de conducta que se proponen a continuación, que en conjunto resultarán útiles como guías generales para quienes tienen hijos pequeños y adolescentes.

3 Para la mayoría de personas, el hecho de convertirse en padres significa una transformación radical de la existencia. Primero, por el impacto emocional asociado al verse, de alguna manera, perpetuando en un nuevo ser; segundo, porque la cotidianeidad se modifica y los tiempos se convierten en los del bebé. Además, la prioridades se alteran y ponen, de un día para otro, al nuevo integrante de la familia en el más importante. Cuando la gente se casa suele decirse: hasta que la muerte nos separe, pero esta frase es mucho más con los hijos, pues sólo se deja de ser padre o madre cuando se deja de vivir. Tener un hijo es un compromiso para toda la vida.

4 Ser papá y mamá es un privilegio que Dios nos ha otorgado

5 ¿Cómo ser papá y mamá? Durante muchísimo tiempo se asumió que ser padre o madre era algo que se llevaba en la sangre, en los genes, que era instintivo. Pero el siglo XX creó el consumismo a ultranza y promocionó la idea de que todo este asunto debía ser resuelto por «especialistas». Así se impuso en las mentes de occidente una idea que hace 70 años, y de ahí hacia atrás hasta donde llegan los recuerdos de la historia humana, habría sido considerada totalmente ridícula: para ser papá y mamá hay que consultar a toda hora libros y artículos que dicen cómo resolver cualquier problema. Semejante ocurrencia llenó de temor a los progenitores y los hiso agregar a la canasta familiar la revista semanal o mensual sobre cómo criar a los hijos, una industria formidablemente rentable y llena de mentiras y de lugares comunes.

6 Debido a lo anterior se ha generado una sensación de inseguridad que ha provocado, sin duda, transformaciones negativas en las relaciones entre padres e hijos. Por ejemplo, los primeros nunca saben qué hacer frente a ninguna situación (antes de actuar hay que consultar, es la frase que rezumba en sus cabezas), temen equivocarse y provocar supuestos traumas y se quedan paralizados; los segundos perciben esta inseguridad y proceden, sin bacilar, a hacer lo que les provoca. Esta situación puede irse agravando, por lo menos con sus padres, a medida que crecen, porque en otros contextos se darán cuenta de que las cosas son a otro precio.

7 Para ser buenos padres basta con aplicar Det.6:6,7, que dice: «Y estas palabras que yo te mando hoy, estarán sobre tu corazón; 7 y las repetirás a tus hijos, y hablarás de ellas estando en tu casa, y andando por el camino, y al acostarte, y cuando te levantes». El principio básico nos dice que (todo acto sea bueno o malo, tendrá consecuencias) los cual esta tomado de Gál.6:7, que dice: «No os engañéis; Dios no puede ser burlado: pues todo lo que el hombre sembrare, eso también segará». Y aunque esto fue escrito por el apóstol pablo hace muchos siglos, no ha cambiado ni debe hacerlo, pues es regla de oro de todo proceso formativo.

8 El decálogo de los buenos padres y madres 1.Generan pautas educativas con cruentes que crean un ambiente estable, predecible y seguro para los hijos durante su desarrollo: No hay que inventarla. Existen y son conocidas desde hace siglos. Lo que ha cambiado son algunas modalidades en su aplicación. Por ejemplo, el niño debe aprender que todo lo que haga tendrá consecuencias positivas o negativas. Hasta hace pocos desceñíos toda ley natural era reforzada por castigos físicos, pero en la actualidad estos se consideran inadecuados. Sin embargo, el principio básico (todo acto tendrá consecuencias) no ha cambiado ni debe hacerlo, pues es la regla de oro de todo proceso formativo de los seres humanos.

9 2. Implementan un conjunto de normas claras de interacción entre los miembros de la familia y con el exterior: Se trata de definir los valores básicos, aquellos que permiten saber qué está bien y qué no lo está, qué se puede hacer y qué no, y por qué.

10 3. Promueven un dialogo y comunicación permanente, que fluye de manera ininterrumpida Siempre es posible hablar, así a veces haya que escoger el momento apropiado. No debe haber dobles mensajes, ni el uso de expresiones hirientes o despectivas. Recuerde que esta recomendación es válida en la relación de pareja (que será el modelo que los hijos tenderán a imitar), entre los padres y los hijos y entre los hijos mismos.

11 4. Dar buen ejemplo. No se puede predicar algo que no se está dispuesto a hacer. El buen ejemplo consiste en no hacer cosas que incluso los hijos saben que están mal como embriagarse, no respetar las señales de transito, comprar película o libros piratas o comprar en el día sábado señalado por Dios como día santo (lea Gén.2:1-3; Exo.20:8- 11).

12 5. Ser justos. No todos los seres humanos son iguales y por eso no deben ni pueden proponerse comportamientos rígidos. Algunos padres y madres son muy serios, otros son severos o habladores. Pero todos deben ser justos: escuchar y preguntar antes de acusar, cumplir sus compromisos, evaluar las situaciones antes de decidir y evitar castigar cuando estén emocionalmente alterados.

13 6. Estimulan la autonomía de una manera responsable y acorde con la edad. No se trata de enviar a un niño de cinco años a que atraviese solo una gran ciudad en bus, como tampoco hay que impedírselo a un joven de 17 años. 7. Nunca desautorizan delante de los hijos y resuelven sus diferencias a puerta cerrada. Esta puede parecer una verdad de Perogrullo (significa 'tan sabido y conocido que resulta tonto decirlo), pero la realidad es que en una considerable proporción de familias ocurre todo lo contrario.

14 8. Tienen actividades y tiempos compartidos. Actualmente hay una deplorable tendencia a considerar «normal» que cada miembro de la familia se encierre en sus propias actividades y la comunicación se reduzca al saludo y a la despedida. La disponibilidad de equipos electrónicos ha llevado a que cada quien vea televisión en su habitación, incluso durante las comidas, y se invierte un tiempo significativo en leer y responder correos electrónicos a través de los teléfonos celulares en situaciones en la que se supondría que esto no debe hacerse. Los buenos padres tienen que poner normas precisas y, como siempre, comenzar dando ejemplo.

15 9. Promueven la espiritualidad, la búsqueda incesante de Dios, para ser mejores personas. Esta puede estar relacionada con el culto familiar, la asistencia sistemática a la iglesia, y la visita a los necesitados, lo cual es el reflejo de una estrecha relación con Cristo.

16 10. Estimulan un sentido de pertenencia familiar. La toma de distancia progresiva de los hijos con respecto a sus padres a medida que crecen, no significa una ruptura. Si los padres siempre serán padres, los hijos siempre serán hijos, miembros de un núcleo de personas unidas por unos lasos, en principio, indestructibles. La tendencia natural es a que esto ocurra, sin necesidad de un gran esfuerzo, pero los padres y los hijos pueden, desafortunadamente, actuar de tal forma que estos vínculos se lesionen, lo cual constituye una pérdida para todos.

17 11. Promueven la participación creciente en la toma de decisiones. Un cuando, como hemos dicho en otros temas, la familia no funciona como una democracia (no se elige quién va a ser este año el padre, ni se vota por el idioma materno), a medida que los hijos crecen pueden ir tomando un papel más activo en las decisiones que afectan al grupo familiar. El logro de unos niveles de comunicación adecuados y el clima amable y de convivencia hará que este proceso se dé de manera espontánea, sin necesidad de debates eternos ni de consultas a «expertos».

18 Cuatro Consejos para los papás y mamás 1.Siempre debe existir una proporcionalidad entre lo que ocurre (comportamientos) y las recompensas y los castigos. No hacerlo provoca decepción y un sentimiento de injusticia. 2. A pesar de que no siempre es posible, hay que procurar premiar y sancionar conductas previamente consideradas como deseables (recompensas) o indeseables (castigos o sanciones), Esto no debe impedir las iniciativas positivas.

19 3. La sobreprotección genera hijos inseguros, pues el mensaje que se está enviando es «yo sé que no eres capaz, por eso te hago todo». Así no se verbalice, los hijos perciben ese significado con claridad. 4. Si va a hacer juicios, juzgue el comportamiento y no a la persona. Recuerde que decirles «lo que hiciste está mal» es totalmente diferente a «tu eres malo».

20 Recuerde: Los buenos padres tienen que poner normas precisas y como siempre, comenzar dando ejemplo. Es importante hacer respetar el tiempo en familia y que se eviten comportamientos, cada vez más usuales, como leer correos del celular o chatear durante las comidas. Hasta aquí hemos estudiado juntos 19 temas dedicados a « Y los bendijo Dios », y tanto yo como ustedes hemos aprendido muchas cosas. Oro al Señor para que les sean de provecho. Amen. Los invito para que me acompañen en el estudio del último tema titulado: «Juntos para disfrutar»


Descargar ppt "Y los bendijo dios : Clase 19 Una carrera para ejercer todos los día Tema: ¿Cómo ser papá y mamá?"

Presentaciones similares


Anuncios Google